Chapter 7:

Parashá Kedoshim 2022: ¿Nos Estamos Santificando?

Mira: ¡Parasha Kedoshim Aquí!

Levítico 19-20; Amós 9; 1 Corintios 6, Gálatas 5

Esta es la Parashá Kedoshim para el 2022, donde nos hacemos la pregunta: ¿Nos estamos apartando como Yahweh dice que quiere que nos apartemos?

Y la razón por la que preguntamos es que en Vayiqra (o Levítico) capítulo 19 en el versículo 2, Yahweh dijo a nuestros antepasados que se apartaran (o fueran santos o kadosh), como Él es Apartado (o Santo). Pero, ¿qué significa eso realmente y cómo se supone que debe ser en los tiempos actuales?

Vayiqra (Levítico) 19:2
2 «Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles ‘Ustedes serán apartados, porque Yo, Yahweh, su Elohim, soy Apartado.

El cristiano promedio, o mesiánico, o efraimita, dice que todos tenemos el Espíritu Apartado, y lo veremos más adelante cuando lleguemos a la Parashá Koraj, pero si todos tuviéramos Su Espíritu, entonces ¿no nos disciplinaríamos para guardar la Torá de Yeshúa de la manera que Yeshúa dice que la guardemos?

Entonces, ¿qué pasa cuando el pueblo de Yeshúa piensa que tiene Su Espíritu, pero no quiere hacer todas las cosas que Yeshúa dijo que hicieran y todo lo que eso implica? Únete a nosotros para descubrirlo.

Kedoshim 2022

Deberíamos cubrir algunos anuncios administrativos importantes.

Así que, ahora, este año en el Calendario de la Torá (o de la cebada aviv), estamos hablando de utilizar las verdaderas primicias de la cebada. Estos tienen que ser los primeros, los PRIMEROS frutos, no una gavilla al azar que los caraítas o los mesiánicos toman de la mitad de la cosecha; utilizando las verdaderas primicias de la cebada que se nos ordenó utilizar. Tenemos todo tipo de estudios al respecto en el sitio web.

La Parashá Kedoshim para el 2022 cae durante Jag ha Sucot (o la Fiesta de Peregrinación de los Tabernáculos) así que, vamos a combinar las dos enseñanzas en este video porque realmente hay mucho en común; los mensajes son muy similares.

En el estudio de El Calendario de la Torá explicamos que este año desde la cebada del 2022 hasta las primicias de la cebada del 2023, por razones que explicamos en ese estudio, este es probablemente el año Shemitá (o el Año del Descanso de la Tierra) que ocurre cada siete años.

Y puedes leer sobre eso en nuestro estudio sobre el Shemitá y los Jubileos en el estudio El Calendario de la Torá, así que, feliz estudio.

Pero según el capítulo 31 de Devarim (o Deuteronomio) que comienza en el versículo 9, durante la Shemitá (o el Año del Descanso de la Tierra), cuando vivimos en la tierra, Yahweh quiere que nos reunamos y leamos esta Torá en voz alta para que todos puedan oírla, y aprenderla, y obedecerla.

Devarim (Deuteronomio) 31:9-11
9 Entonces Moisés escribió esta Torá y la entregó a los sacerdotes, hijos de Leví, que llevaban el arca del pacto de Yahweh, y a todos los ancianos de Israel.
10 Y Moisés les ordenó, diciendo: «Al final de cada siete años, en el tiempo señalado en el año de la liberación, en la Fiesta de los Tabernáculos,
11 cuando todo Israel venga a comparecer ante Yahweh tu Elohim en el lugar que Él elija, leerás esta Torá ante todo Israel en su audiencia.

Vayiqra (Levítico) 25:2
2 «Habla a los hijos de Israel y diles ‘Cuando entren en la tierra que Yo les doy, la tierra guardará un día de reposo para Yahweh.

Bueno, sé que cuando escuchamos la Torá por partes, poco a poco, es diferente, pero es realmente algo distinto cuando se escucha todo junto; da una visión mucho mejor.

Pero obviamente no estamos en la tierra ahora mismo, por lo que el mandamiento no se aplica a nosotros como mandamiento, pero el principio (o el precepto) sigue siendo válido, sigue valiendo la pena escuchar toda la Torá (o al menos todo el libro de Deuteronomio), leído de manera completa.

Y Yahweh se está preparando para llevarnos de vuelta a casa. Y tuvimos que salir de casa porque no estábamos cumpliendo Sus mandamientos. Así que, ahora que Él se está preparando para llevarnos a casa, es una muy buena idea leer la Torá durante Sucot, toda la Torá, y luego lo haremos de nuevo en siete años.

Sin embargo, se necesitan entre 14 y 15 horas para leer la Torá directamente (o para escuchar la Torá en audio directamente) y eso sin discusiones, sin caminos de rabinos, sin estudios profundos, sin desvíos, nada de eso.

Pero hay una antigua disputa sobre este pasaje. Por lo tanto, muchos creen que, lo que Yahweh realmente está diciendo, aquí en Deuteronomio, es que Él quiere que leamos Devarim (o Deuteronomio) cada siete años. Y eso lleva unas cuantas horas, pero es definitivamente muy factible. Dependiendo, por supuesto, de la cantidad de paradas laterales y desvíos y senderos de Rabbi que tomes. Pero, en general, es factible para quien quiera hacerlo.

Así que, si puedes, te aconsejamos que leas o escuches toda la Torá durante Sucot este año. Pero si no puedes, si honestamente no puedes, entonces hay un mínimo absoluto, por lo que por favor asegúrate de leer o escuchar Devarim (o Deuteronomio).

Ahora, vamos a sumergirnos en la Parashá Kedoshim para el 2022.

Por lo tanto, normalmente una Parashá obtiene su nombre de las dos primeras frases de la Parashá que describe el tema principal de la Parashá. Y así, en este caso, ‘Parashá Kedoshim’ significa, ‘Parashá los apartados’, porque la palabra ‘Kedoshim’ se refiere al pueblo fiel de Yahweh que se separa (o se aparta) del mundo; dejan Egipto y siguen a Yahweh para poder permanecer sin mancha, para poder caminar apartados de Él y no según los caminos del mundo. Y, por supuesto, hay mucho que hacer; estamos hablando de eso semana a semana.

Vayiqra (Levítico) 19:2
2 «Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles ‘Ustedes serán apartados, porque Yo, Yahweh, su Elohim, soy Apartado.

Y supongo, sólo para mencionar, que a algunas personas no les gusta acampar, pero realmente todos tenemos que acostumbrarnos a ello porque en Hoshea 12 y el versículo 9, Yahweh nos dice que volveremos a habitar en tiendas como cuando salimos de Egipto. Y en el estudio de Apocalipsis y el Fin de los Tiempos, explicamos lo que ocurrirá después de la séptima trompeta, que se acerca por cortesía de la secta Frankista Sabateana.

Hoshea (Oseas) 12: 9
9 «Pero Yo soy Yahweh, tu Elohim, desde la tierra de Egipto; volveré a hacerte habitar en tiendas, como en los días de la fiesta señalada.

Ahora, vamos a morar en tiendas con Él, y según el modelo del Matrimonio Hebreo Antiguo, este tiempo de habitar en tiendas con Él es simbólico de la consumación y de la semana de bodas. Por lo tanto, esta es la consumación de la boda, así que no queremos eso; no nos gusta eso. ¿Estamos seguros de que no nos gusta acampar? ¿Estamos seguros de que no queremos una luna de miel con Yeshúa? Eso es lo que estamos diciendo si no queremos ir de campamento con Yeshúa, estamos diciendo que no queremos la luna de miel con Yeshúa. Una palabra a los sabios es suficiente.

Bueno, debemos ser personas apartadas. No debemos seguir los caminos de Egipto; no debemos buscar los placeres de la carne. No se supone que seamos nosotros, se supone que valoremos a Yeshúa por sobre nosotros. No queremos eso; eso es basura para nosotros. No queremos eso, ¡lo queremos a Él!

Luqa (Lucas) 12:31
31 Pero buscad el reino de Elohim, y todas estas cosas os serán añadidas.

Así que, para Sucot, dejamos nuestras cómodas casas y nuestras agradables y confortables camas durante ocho días, y habitamos en un flojo e inestable refugio que, en realidad, no proporciona mucho cobijo, ni mucha protección contra los elementos, ni contra los ladrones, ni contra los enemigos, ni siquiera contra los animales salvajes. A veces el tiempo puede ser muy caluroso o puede ser muy frío, dependiendo de dónde vivamos. A veces puede llover y entonces todos los niños se enferman.

No siempre son unas vacaciones realmente divertidas, pero es un momento crítico, porque aunque Sucot es técnicamente una fiesta abierta (se supone que está abierta a todos los de las naciones), nos distingue el hecho de asistir a Sucot. Porque en realidad no estamos aquí para divertirnos, no estamos aquí para compartir historias sobre el mundo y hacer amistades básicamente mundanas al amparo del Shabat y las fiestas. Para lo que estamos aquí es para servir a nuestro Esposo Yeshúa y a Su Padre, Yahweh, lo que ellos quieran. Y sabemos que son militares, sabemos que tienen un régimen muy exigente que debemos seguir si queremos convertirnos en Su novia.

Por lo tanto, también estamos aquí para prepararnos para dejar el mundo, o para dejar Egipto, físicamente. Se acerca el segundo Éxodo, y volveremos a habitar en tiendas.

Yojanán Alef (1 Juan) 2:17
17 Y el mundo está muriendo, y la lujuria de él; pero el que hace la voluntad de Elohim permanece para siempre.

Así que, ahora en Yojanán (o Juan) capítulo 17 en el versículo 16 Yeshúa nos dice que Su pueblo no sería del mundo, Su pueblo no ama a Egipto, Su pueblo no ama a la Babilonia misteriosa, ¿de acuerdo?

Yojanán (Juan) 17:16
16 No son del mundo, como tampoco Yo soy del mundo.

Él viene por una novia apartada, sin mancha, sin arruga, sin defecto. Y sabemos que Yeshúa no vino a cambiar las normas de Su Padre, no vino a cambiar los mandatos de Su Padre. Yeshúa todavía quiere que seamos un pueblo apartado, Él lo dice. Lo veremos en un momento.

Hitgalut (Apocalipsis) 22:12
12 «Y he aquí que vengo pronto, y Mi recompensa está conmigo, para dar a cada uno según su trabajo.

Yojanán (Juan) 6:38
38 Porque he bajado del cielo, no para hacer Mi voluntad, sino la del que me ha enviado.

Entonces, en Vayiqra 19, en el versículo 2, Yahweh nos dice que seamos santos (o apartados), ¿qué significa eso? ¿Qué debemos hacer?

Vayiqra (Levítico) 19:2
2 «Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles ‘Ustedes serán apartados, porque Yo, Yahweh, su Elohim, soy Apartado.

Bien, nos gusta buscar palabras hebreas con la Concordancia Hebrea de Strong, así que la buscamos y vemos su hebreo que es H6918 kadosh, y viene de H6942, y significa, apartado o separado.

קָדוֹשׁ qâdôwsh; o קָדֹשׁ qâdôsh; de H6942; sagrado (ceremonial o moralmente); (como sustantivo) Elohim (por eminencia), un ángel, un santo, un santuario:-apartado (Uno), santo.

Así como Israel debía separarse de Egipto y ser un pueblo dedicado a Él, nosotros también debemos separarnos del mundo. Somos luces en el mundo, pero no somos del mundo.

Yojanán (Juan) 17:16
16 No son del mundo, como tampoco Yo soy del mundo.

Entonces, ¿qué es estar apartado? Ser apartados significa que vamos a evitar el mundo y las cosas del mundo. Si alguien ama al mundo, el amor del padre no está en él. Significa que debemos apartarnos de la búsqueda de nuestros propios deseos para buscar el cumplimiento de Sus deseos.

Yojanán Alef (1 Juan) 2:15
15 No ames el mundo o las cosas en el mundo. Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

Romim (Romanos) 12:2
2 Y no os conforméis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Elohim, agradable y perfecta.

Si tenemos una tarde, ¿qué vamos a hacer con ella? ¿Vamos a dar placer a nuestra carne? ¿Vamos a ir a los Cayos de Florida en bicicleta? ¿O vamos a divertirnos por nosotros mismos? ¿Vamos a dedicar ese tiempo a Yeshúa ayudándole a cumplir Sus deseos?

Bueno, debemos apartarnos, así como Yeshúa se apartó a sí mismo. Después de todo, Él es nuestro ejemplo; debemos caminar como Él caminó, debemos hacer lo que Él hizo.

Yojanán (Juan) 15:10
10 Si guardáis Mis mandamientos, permaneceréis en Mi amor, como Yo he guardado los mandamientos de Mi Padre y permanezco en Su amor.

Yojanán Alef (1 Juan) 2:6
6 El que dice que permanece en Él también debe andar así como Él anduvo.

Kefa Alef (1 Pedro) 2:21
21 Pues a esto habéis sido llamados, porque también el Mesías padeció por nosotros, dejándonos un ejemplo, para que sigáis Sus pasos:

Bueno, vale, Vayiqra 20 en el versículo 7, Yahweh nos dice de nuevo que nos apartemos de las contaminaciones del mundo para que podamos ser kadosh, para que podamos ser apartados como Yahweh es Kadosh, como Yahweh es Apartado.

Vayiqra (Levítico) 20:7
7 Consagraos, pues, y apartaos, porque Yo soy Yahweh vuestro Elohim.

Y recordando que este Ángel (o Mensajero) de Yahweh que habló con Moshé era Yeshúa, porque Yahweh el Padre nunca ha dejado la sala del trono en el cielo.

Shemot (Éxodo) 23:20-21
20 «He aquí que envío un Ángel delante de ti para que te guarde en el camino y te lleve al lugar que he preparado.
21 Guárdate de Él y obedece Su voz; no lo provoques, porque no perdonará tus transgresiones; porque Mi nombre está en Él.

Entonces, ¿de dónde sacan los cristianos esa idea de que Yeshúa vino a derrocar o anular la Torá de Su Padre? ¿Qué? Como si Yeshúa fuera Absalón o algo así. Yahweh no lo permita, Yeshúa no vino a derrocar la Autoridad de Su Padre. No tiene ningún sentido.

Mattityahu (Mateo) 5:17
17 «No pienses que He venido a destruir la Torá o los Profetas. No vine a destruir sino a cumplir.

Ahora bien, si tenemos dudas sobre la relación entre la Torá (o Ley) por un lado y el favor (o la gracia) por otro, entonces te animo a leer el estudio Israel Nazareno, es como un manual de iniciación. Allí respondemos a todo ese tipo de preguntas. Y si tú lees y entiendes lo que dice ese estudio, sabrá literalmente más sobre tu Biblia que el 99% de todos los cristianos y judíos que existen. No es una exageración.

Pero fíjate, podemos buscar en las Escrituras desde Génesis hasta Apocalipsis y no vamos a encontrar ningún pasaje donde Yahweh nos diga, «Ya no necesitas limpiarte del pecado después de que venga el Mesías». O «Ya no necesitas ser kadosh. Ya no necesitas ser apartado. Ya no necesitas salir de Egipto».

De hecho, todo lo contrario. Como vamos a ver, incluso los discípulos de Yeshúa van a citar a Yahweh, vamos a ver que cerca del final de esta presentación, nos van a decir que seamos apartados, porque Yahweh Elohim es Apartado; es el mismo lenguaje.

Kefa Alef (1 Pedro) 1:15-16
15 sino que, como el que os ha llamado es apartado, sed también vosotros apartados en toda vuestra conducta,
16 porque está escrito: «Sed apartados, porque Yo soy Apartado».

Y Yahweh-Yeshúa también es el que nos dio los estatutos, los mandamientos, los juicios y las ordenanzas, para que aprendamos a ser kadosh para Él.

Yojanán (Juan) 14:15-16
15 «Si Me amas, guarda Mis mandamientos.
16 Y Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre.

Es una especie de, repito, lo que Yahweh quería originalmente era que escucháramos y obedeciéramos Su voz, incluyendo Sus mandamientos escritos.

Devarim (Deuteronomio) 28:1
1 «Ahora bien, si obedeces con diligencia la voz de Yahweh tu Elohim, para observar cuidadosamente todos Sus mandamientos que hoy te ordeno, Yahweh tu Elohim te pondrá en alto sobre todas las naciones de la tierra.

Lo que Yahweh hizo entonces es que nos dio un paso a paso como una senda con barandas o un camino. Si no te sales de las barandas, estarás bien. Pero mucha gente, supongo que aprende a conducir por la carretera rozando los guardarraíles mientras avanza (o algo así). Realmente, necesitamos tener en cuenta que, lo que Elohim quiere es restaurar la relación rota y perdida que se cortó en el Jardín del Edén, cuando decidimos no escuchar y obedecer Su voz. El resto es historia, como se dice. Excepto que también hay un plan para que vivamos para Él, juntos.

Mattityahu (Mateo) 18:11
11 Porque el Hijo del Hombre ha venido a salvar lo que se había perdido.

Así que, ahora, observemos, en los capítulos 19 y 20 de Vayiqra, Yahweh nos va a dar muchos, realmente, muchos mandamientos, estatutos, ordenanzas, juicios. Y estas son cosas para mostrarnos cómo quiere que vivamos, son cosas para que hagamos por Él. Y también enumera algunas otras cosas que Él considera abominaciones, y estas son cosas que nunca debemos hacer.

Vayiqra (Levítico) 19:37
37 ‘Por lo tanto, observarás todos Mis estatutos y todos Mis juicios, y los cumplirás: Yo soy Yahweh'».

Bueno, ya veremos algunas de estas prohibiciones que vuelven a aparecer en el Pacto Renovado en Hechos capítulo 15 donde se mencionan las cuatro prohibiciones. Esos son extractos, o son principios, esos son preceptos, esas son cosas que nos van a separar de la nación de Israel. Y la mayoría de los cristianos no tienen ni idea de que estas cuatro prohibiciones siguen siendo vinculantes para nosotros hoy en día.

Vayiqra (Levítico) 20:22
22 ‘guardarán, pues, todos Mis estatutos y todos Mis decretos, y los cumplirán, para que la tierra donde os traigo a vivir no os vomite.

¿Por qué? Porque todos ellos hablan de los principios o preceptos de la Torá. Por lo tanto, estas son las cosas que tenemos que hacer si queremos no estar aislados de la nación. Además, debemos recordar que esta fue una decisión del Espíritu, por lo que es vinculante para nosotros hoy.

Yojanán (Juan) 4:23
23 Pero viene la hora, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque el Padre busca a los tales para que le adoren.

Así que, ahora nota en el verso 37, Yahweh nos dice que guardemos (o shomer) todos Sus estatutos, y juicios. ¿Cuántos son todos? Recuerda que es Yeshúa quien habla, ¿vale?

Vayiqra (Levítico) 19:37
37 ‘Por lo tanto, observarás todos Mis estatutos y todos Mis juicios, y los cumplirás: Yo soy Yahweh'».

Luego, en el versículo 26, Yahweh-Yeshúa nos dice de nuevo: «Y seréis apartados para Mí, porque Yo, Yahweh, soy Apartado«. Y nota que Él dice: » Te he apartado de los pueblos para que seas Mío, y no de tu padre el diablo».

Vayiqra (Levítico) 20:26
26 Y serás apartado para Mí, porque Yo Yahweh, soy Apartado, y te he separado de los pueblos para que seas Mío.

Pero, ¿no implica esto que, para ser Suyos, no necesitamos separarnos de los demás pueblos? ¿No necesitamos no colgar los dedos de los pies en la piscina del mundo? ¿No necesitamos separarnos del mundo? ¿No necesitamos salir del mundo como nuestros antepasados tuvieron que salir de Egipto; no necesitamos salir de Egipto en nuestros corazones?

Tenemos que hacer todo lo que Él dice, estando agradecidos y satisfechos de que Él incluso nos considere para tal papel como la novia de Su Hijo, la reina esclava del Universo. Eres una esclava, pero eres una reina; muéstrame un trato mejor que ese. No he oído hablar de nada parecido.

Ahora, a lo largo de la Torá, lo vemos una y otra vez, y otra vez, y otra vez, Yahweh nos llama a ser kedoshim, como en la Parashá kedoshim. Él quiere que seamos apartados para Él, y de eso se tratan Sus mandamientos, estatutos y ordenanzas.

Vayiqra (Levítico) 19:2
2 «Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles ‘Ustedes serán apartados, porque Yo, Yahweh, su Elohim, soy Apartado.

Esto es parecido a cuando sigues esos pequeños pasos en el pavimento, ¿verdad? Este es el camino que quiero que sigas. Es como tener una baranda en la carretera, ¿vale? Eso es lo que debemos hacer.

Yeshúa no vino a cambiar las reglas de Su Padre, no tiene ningún sentido. Él no va a llevar a una novia desobediente de vuelta a la casa de Su Padre, para que le ponga el dedo en la nariz a Su Padre. Eso no va a funcionar, ¿vale?

Tampoco podemos decir: «Bueno, tenemos el Espíritu», y luego seguir en el pecado. Si tenemos el Espíritu Apartado, ¿estamos caminando según él?

Romim (Romanos) 6:1-2
1 ¿Qué diremos entonces? ¿Debemos continuar en el pecado para que la gracia abunde?
2 ¡Claro que no! ¿Cómo vamos a vivir en el pecado los que hemos muerto a él?

Es decir, ¿estamos haciendo las cosas que Yeshúa estaría haciendo si estuviera aquí?

Yojanán (Juan) 15:10
10 Si guardáis Mis mandamientos, permaneceréis en Mi amor, como Yo he guardado los mandamientos de Mi Padre y permanezco en Su amor.

Porque Él está aquí, en Espíritu, y nosotros debemos ser Su cuerpo; Sus manos y Sus pies, haciendo las cosas que Él dice que hagamos. Haciendo las cosas que agradan a Su Padre, Yahweh. Abandonar las cosas del mundo y de Babilonia que desagradan a Yahweh. Eso es lo que se supone que debemos hacer, ¿no?

Efesim (Efesios) 5:8
8 Porque antes erais tinieblas, pero ahora sois luz en el Maestro. Caminen como hijos de la luz

Bien, pero, ahora hermanos, hermanas, seamos honestos, ¿de acuerdo? Echemos un vistazo a las profecías. ¿Está Yahweh contento con Efraim? Hoy nos miramos a nosotros mismos como: «Oye, estamos descansando el Shabat y las fiestas, estamos leyendo la Torá, entendemos nuestra identidad israelita», pero ¿está Yahweh complacido con nosotros en Efraim hoy?

Antes del Armagedón, antes de la gran matanza que se avecina, ¿qué dice Yahweh que va a ocurrir? ¿Cómo dice Yahweh que somos, ahora mismo?

Todo esto nos lleva a nuestra porción profética de la Haftará en Amós 9. Ahora, Amós fue un profeta para el reino del norte de Efraim, fue un profeta para nuestros antepasados. Y creen que era un contemporáneo más antiguo de Hoshea y Yeshayahu (o Isaías). Eso significa que todos vivieron juntos más o menos al mismo tiempo. Y era un poco mayor que Hoshea e Isaías (o Yeshayahu).

Pero ahora Amós tiene una información crítica para nosotros hoy en Efraim que (básicamente) tenemos que tratar; tenemos que sentarnos y contar el costo. Esto no tiene nada de agradable. Por supuesto, con la mayoría de los profetas, no hay nada demasiado agradable. Pero hermanos, hermanas, si queremos sobrevivir, ¿no tenemos que ser realistas, que tenemos que pensar con sobriedad y no pensar como los borrachos de Efraim que Yahweh dice que no van a llegar a casa?

Bien, entonces el capítulo 9 de Amós, y les hablo a los discípulos sabios que aman a Yeshúa, Amós habla del juicio venidero de Yahweh y Su juicio viene sobre nosotros aquí en Efraim (que es a quien va dirigida esta epístola). Lo es para nosotros, ¿vale? A nuestros antepasados, pero también a nosotros. Y estos pasajes son para nosotros, en el versículo 7.

Si estamos dispuestos a echar un vistazo sobrio a las cosas, podemos ver lo que Yahweh piensa de nuestra actuación actual. Creemos que somos grandes. Descansamos el Shabat, descansamos en las fiestas, sabemos leer la Torá, todas estas cosas. Echemos un vistazo a lo que Yahweh piensa de la mayoría de Efraim, nosotros.

¡Alerta de Spoiler! Cree que nuestro rendimiento es pésimo. Dice que Israel (o Efraim, nosotros) es para Él como la nación de Etiopía, es decir, lo malos que somos a Sus ojos, en el momento presente, antes del refinamiento.

Amós 9:7
7 «¿No sois vosotros, hijos de Israel, como el pueblo de Etiopía para Mí?», dice Yahweh. «¿No hice subir a Israel de la tierra de Egipto, a los filisteos de Caftor y a los sirios de Kir?

Y como tal, Yahweh promete enviar a Su Hijo para que nos traiga el bus del rapto y nos va a salvar a todos de la tribulación antes de que llegue para que no tengamos que pasar por ningún refinamiento, para que no tengamos que obedecer los estatutos y juicios de Yahweh… Para eso vino Yeshúa, ¿verdad? Para clavar la Ley en Su cruz ¡Aleluya! ¿verdad?

Y luego, oh, y luego vamos a ir directamente a la sala del trono en la Nube de Yeshúa; ¡con las Ray-Bans (anteojos de sol) puestas y con un tema musical sonando! Eso va a ser lo mejor. Pon atención a esto y escucha: Vamos a volar directamente al cielo donde nos vamos a sentar a la izquierda y a la derecha de Yahweh el Padre…pero, espera un minuto ¿Qué versión es esa?

Bueno, hermanos, el versículo 8 dice que Yahweh promete destruir el reino pecador, se refiere a nosotros, se refiere a la Casa de Efraim (Casa de Israel, el Reino del Norte, la Casa del Norte, nosotros), ¿de acuerdo? Deberíamos sentarnos y reflexionar un poco acerca de eso.

Amós 9:8
8 «He aquí que los ojos de Yahweh Elohim están sobre el reino pecador,
Y la destruiré de la faz de la tierra; pero no destruiré del todo la casa de Jacob», dice Yahweh.

Yahweh dice que no va a matar a los fieles de entre nosotros, va a preservar a los fieles de entre nosotros. Podemos tener comida y ropa y eso es todo, pero cuando tengamos comida y ropa, estaremos satisfechos con esto. Pero fíjate que Él va a destruir el reino pecador. ¿Y a quién le habla? Nos está hablando.

Bien, en nuestro estudio sobre Apocalipsis y el Fin de los Tiempos (o Apocalipsis Simplificado en YouTube), explicamos que esto puede referirse a los Estados Unidos de América. Busca el capítulo final en el estudio del libro llamado, “América, Tierra de Babilonia.

Entonces, Yahweh-Yeshúa dice que, como fue en los días de Noé, Él dejará sólo un pequeño remanente de la Casa de Efraim (o Israel, nosotros, el Reino del Norte, la Casa de José), ¿de acuerdo?

Luqa (Lucas) 17:26-27
26 Y como fue en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del Hombre:
27 Comían, bebían, se casaban con mujeres, se daban en matrimonio, hasta el día en que Noé entró en el arca y llegó el diluvio y los destruyó a todos.

Y Yahweh dice que va a cribar o tamizar a toda la Casa de Israel entre todas las Naciones, dondequiera que hayamos ido, y que los buenos que quieren salir de Egipto y están haciendo todo lo posible para glorificar el nombre de Su Hijo mientras tanto, esos son los que Él va a traer de vuelta, ¿de acuerdo?

Amós 9:9, 14
9 «Porque ciertamente mandaré, y tamizaré la casa de Israel entre todas las naciones, como se tamiza el grano en una criba; pero ni el más pequeño de los granos caerá a tierra.
14 Haré volver a los cautivos de Mi pueblo Israel; construirán las ciudades desiertas y las habitarán; plantarán viñas y beberán vino de ellas; también harán jardines y comerán frutos de ellos.

Él está tamizando como el trigo para deshacerse de toda la paja, esos son los que Él va a traer de vuelta; los que quieren vivir apartados por Él, los que quieren ser kedoshim y están caminando de esa manera; caminando de la manera en que Yeshúa caminó en el primer siglo.

Sin embargo, en el versículo 10 dice que todos, ¿cuántos son todos? todos los pecadores del pueblo de Yahweh morirán.

Amós 9:10
10 Todos los pecadores de Mi pueblo morirán a espada,

Los que dicen: «La calamidad no nos alcanzará ni nos enfrentará».

Así que, ahora, el pecado es la transgresión de la Torá.

Yojanán Alef (1 Juan) 3:4
4 Quien comete un pecado también comete la falta de la Torá, y el pecado es la falta de la Torá.

¿No significa eso que todo el que rompa la Torá morirá? ¿Significa que todos los que no guardan toda la Torá morirán, incluso si dicen que guardan la Torá pero no lo hacen realmente? Bueno, eso incluiría a la gran mayoría de los que estamos en Efraim.

Ya’akov (Santiago) 2:10
10 Porque el que guarde toda la Torá y tropiece en un punto, es culpable de todo.

Creemos que somos buenos, ¿verdad?; todo es bueno aquí, todo es genial… Ninguna calamidad nos alcanzará ni nos enfrentará porque tenemos a Yeshúa. Sabemos que hay que descansar el Shabat y las fiestas, sabemos que hay que leer la Torá. Por lo tanto, ¿Amós es un mentiroso? ¿No es necesario que guardemos los estatutos y juicios de Yahweh? No, no, no, no, no, nosotros no.

Comprobación de la realidad, hermano, mira tu página de Facebook, hablo como a los sabios, todos los que conoces que no eligen hacer toda la Torá de Yahweh, ¿qué dice Amós que les pasa?

Bueno, hay algunas buenas noticias en el versículo 11. Yahweh nos dice que, después de haber destruido a todo el pueblo que no guarde toda la Torá, es cuando va a volver a levantar el Tabernáculo de David.

Amós 9:11
11 «Aquel día levantaré el Tabernáculo de David, que ha caído, y repararé sus daños; levantaré sus ruinas y lo reconstruiré como en los días de antaño;

Y sabemos que el Tabernáculo de David es un medio de gobierno espiritual que debemos gobernar y reinar con su vara de hierro. Lo explicamos en el estudio de Apocalipsis y en muchos otros lugares. Y eso, hermanos y hermanas, es cuando las promesas de Yahweh de traer de vuelta a los cautivos de Su pueblo, Israel, después de que los pecadores hayan sido purificados.

Estamos hablando de cómo Israel salió de Egipto de repente, y tuvieron 40 años de desgaste vagando por el desierto. Así que los pecadores no lo lograron la última vez. Y de nuevo, van a ser 40 años de desgaste y luego un éxodo repentino. Pero una vez más, los pecadores de Su pueblo no lo van a conseguir. Y la diferencia es que, esta vez los pecadores de Su pueblo, si eso incluye a tus hijos, tus hijos no irán a casa a la tierra porque Su tierra va a ser purificada, Su tierra va a ser refinada por el fuego esta vez. Hablamos de eso en el estudio de Apocalipsis.

Bueno, ¿a qué se parece todo esto? Bien, ¿qué significa para nosotros? Bueno, lo que significa para mí es que, si no estamos pagando nuestros diezmos, y si no estamos haciendo toda la Torá que podemos hacer en este momento, no vamos a llegar, no vamos a llegar a casa.

Yehezqel (Ezequiel) 20:38
38 Purificaré a los rebeldes de entre vosotros y a los que se rebelan contra Mí; los sacaré del país donde habitan, pero no entrarán en la tierra de Israel. Entonces sabrás que Yo soy Yahweh.

Y el problema es que esa es una mala apuesta, eso es lo que leemos en las Escrituras, hablo como a los sabios, la mayoría de los borrachos de Efraim están haciendo esta mala apuesta en este momento y Amós dice que no lo lograrán, ¿de acuerdo?

Así que, ahora, podemos hacer las cuentas, ¿de acuerdo? La mayoría de nosotros no lo va a conseguir, triste hecho, ¿cómo vamos a diferenciarnos del resto; de los que no quieren hacer toda la Torá, que no quieren realmente volver a casa? Servir a Yeshúa y ayudarle a construir Su reino no es realmente su prioridad en la vida, ¿cómo nos separamos de esas personas que no quieren obedecer y no quieren hacer lo que Elohim dice?

Luqa (Lucas) 9:62
62 Pero Yeshúa le dijo: «Nadie que haya puesto la mano en el arado y mire hacia atrás es apto para el reino de Elohim.»

Hmm… veamos.

Ahora bien, ¿cómo podemos diferenciarnos de la mayoría de Efraim que no guarda toda la Torá? Hmm… Bien, pues oremos por eso.

Pero los cristianos van a decir, «Oh, no, no, no necesitamos diferenciarnos. No, tenemos a Yeshúa. Tenemos a Yeshúa en nuestros corazones. Ya no tenemos que apartarnos del mundo porque lo diga Pablo, ¿verdad?». No, no lo hace. Hablamos de ello en el estudio llamado Israel Nazareno.

Kefa Bet (2 Pedro) 3:15-17
15 y consideren que la longanimidad de nuestro Maestro es la salvación, como también nuestro amado hermano Shaúl, según la sabiduría que le fue dada, les ha escrito,
16 como también en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas, en las que son algunas cosas difíciles de entender, que las personas no educadas e inestables tuercen a su propia destrucción, como también lo hacen el resto de las Escrituras.
17 Vosotros, pues, amados, ya que lo sabéis de antemano, tened cuidado de no caer también de vuestra propia firmeza, dejándoos llevar por el error de los impíos;

Y también explicamos en el estudio Israel Nazareno que, en 2 Pedro (o Kefa Bet) capítulo 3, a partir del versículo 15, Kefa nos explica que el apóstol Shaúl puede ser muy difícil de entender, y es básicamente muy fácil de malinterpretar. Y hubo gente en el primer siglo que si torció y malinterpretó lo que el apóstol Shaúl estaba diciendo. Y en ese estudio mostramos que esas personas son los cristianos.

Así que, ahora en Qorintim Alef (o 1 Corintios) capítulo 6, comenzando en el versículo 9, el apóstol Pablo nos dice que los injustos no heredarán el reino de Elohim.

Qorintim Alef (1 Corintios) 6:9
9 ¿No sabes que los injustos no heredarán el reino de Elohim? No se dejen engañar. Ni fornicarios, ni idólatras, ni adúlteros, ni homosexuales, ni sodomitas,

Así que, cualquiera que diga que podemos romper la Torá, lo que necesita entender es que, en el pensamiento hebreo, la justicia se define como guardar los mandamientos de Yahweh. Así es como llegamos a ser justos, es guardando los mandamientos de Yahweh. Y aquí tenemos al apóstol Shaúl diciéndonos que, aquellos que son injustos, aquellos que no están guardando todos los mandamientos, no heredarán el reino de Elohim, ¿de acuerdo? Puedes sacarte de la manga cualquier otro verso que quieras, pero no ignoremos este verso.

Ahora, como la justicia en la cultura hebrea significa guardar los mandamientos de la Torá de Yahweh, y Torot, todo lo que significa es que aquellos que no guardan los mandamientos de la Torá no van a heredar el reino. Está muy claro ahí mismo en la página. ¿Qué parte no entendemos?

Nos dice que no nos dejemos engañar. Si estamos fornicando, si tenemos cualquier tipo de ídolo (y entramos en algunos detalles sobre la idolatría en el estudio de Israel Nazareno, hay muchos ídolos que la gente no se da cuenta que son ídolos), cualquiera que esté cometiendo adulterio o incluso adulterio en su corazón, cualquiera que sea homosexual o sodomita, ladrones, codiciosos, bebedores, injuriadores, ¿cuántos injuriadores vemos en esa habitación, cuántos extorsionadores?,  hablaremos de eso en otro lugar, no heredarán el reino de Elohim, ¿de acuerdo?

Qorintim Alef (1 Corintios) 6:9-10
9 ¿No sabes que los injustos no heredarán el reino de Elohim? No se deje engañar. Ni fornicarios, ni idólatras, ni adúlteros, ni homosexuales, ni sodomitas,
10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los extorsionadores heredarán el reino de Elohim.

Y el cristiano dice, bueno, ¿por qué no? Después de todo, invocan el nombre de Jesús, ¿no es así? Y profetizan en Su nombre y hacen muchas obras poderosas en Su nombre.

De acuerdo, pero el problema es que seguimos rompiendo la Torá y eso no es justicia. Podemos afirmar que hasta los demonios creen y tiemblan, pero los demonios no hacen las cosas que Yahweh dice que hagan. Así que nos gusta la forma de actuar de los demonios, ¿verdad? (irónicamente hablando) Y de alguna manera pensamos que también escaparemos al juicio, ¿verdad? Sólo porque invocamos en el nombre de Yeshúa, pero no estamos obedeciendo a Yeshúa.

Ya’akov (Santiago) 2:19
19 Tú crees que hay un solo Elohim. Bien haces. Hasta los demonios creen ¡y tiemblan!

Entonces, ¿seguimos necesitando diferenciarnos? Puedes sacar versos del apóstol Shaúl, pero qué hay de Romim (o Romanos) capítulo 12 y versículo 2 que nos dice que no nos conformemos a este mundo, que no nos conformemos a Egipto; que no nos fusionemos, que no nos mezclemos, que no nos guste el mundo. Sino que seamos transformados por la renovación de nuestras mentes para que podamos probar cuál es la buena, aceptable y perfecta voluntad de Elohim.

Romim (Romanos) 12:2
2 Y no os conforméis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Elohim, agradable y perfecta.

¿Cómo vamos a servir al gran Espíritu si no tenemos una transformación espiritual? ¿Y no dice esto que, si tenemos el Espíritu de Yeshúa en verdad que seremos transformados? Si nos rendimos al Espíritu de Yeshúa, ¿no seremos transformados? Y si todavía no hemos sido transformados por el Espíritu de Yeshúa, si todavía no nos hemos rendido a Su Espíritu, entonces ¿tenemos realmente Su Espíritu? O si lo tenemos, ¿lo estamos apagando?

Así que, hermanos y hermanas, y cualquier cristiano que esté mirando, ¿todavía tenemos que apartarnos del mundo? ¿Necesitamos realmente salir de Egipto en nuestros corazones?

Qorintim Alef (o 1 Corintios) capítulo 6 en el versículo 15, Shaúl nos pregunta, ¿no sabemos que nuestros cuerpos son miembros del Mesías? ¿Tomamos los miembros del Mesías y los unimos con los miembros de una ramera? Desde luego que no. ¡Yahweh no lo permita! ¿O acaso no sabemos que quien se une a una ramera se convierte en un solo cuerpo con ella? Porque los dos, dice, se convertirán en una sola carne. Salvo que el que está unido al Maestro es un solo Espíritu con Él.

Qorintim Alef (1 Corintios) 6:15-17
15 ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros del Mesías? ¿Debo entonces tomar los miembros del Mesías y hacerlos miembros de una ramera? ¡Ciertamente no!
16 ¿Acaso no sabéis que el que se une a una ramera es un solo cuerpo con ella? Porque «los dos», dice, «se convertirán en una sola carne».
17 Pero el que está unido al Maestro es un solo espíritu con Él.

Entonces, de nuevo, ¿somos un solo Espíritu con Él? ¿Buscamos hacer con nuestro tiempo y nuestro dinero, lo mismo que Yeshúa buscaría hacer con Su tiempo y Su dinero? ¿Estamos tomando el apellido de Yeshúa en la boda (por así decirlo); y nos estamos convirtiendo en una sola carne con nuestro Esposo?

Pero luego queremos meter a otros espíritus en la mezcla, no queremos apartarnos del mundo, no realmente. Nos siguen gustando las vacaciones, nos sigue gustando esto y lo otro. ¿No nos damos cuenta de que el Espíritu de Elohim no puede mezclarse con las cosas del mundo; no puede dejar que lo contaminemos? Es decir, sería una autodefensa de Su parte, no tomarnos como Su novia, si pensamos en eso.

Ya’akov (Santiago) 4:4
4 ¡Adúlteros y adúlteras! ¿No sabes que la amistad con el mundo es enemistad con Elohim? Por lo tanto, quien quiera ser amigo del mundo se hace enemigo de Elohim.

Y luego en Qorintim Alef (o 1 Corintios) capítulo 6 en el verso 19, ahora Shaúl nos pregunta si sabemos que nuestro cuerpo es el Templo del Espíritu Apartado que está en nosotros, o debería estar en nosotros, sin apagar, a quien tenemos de Elohim como un regalo precioso.

Qorintim Alef (1 Corintios) 6:19
19 ¿O es que no sabéis que vuestro cuerpo es el templo del Espíritu Apartado que está en vosotros, que tenéis de Elohim, y que no sois vuestros?

Ya no debemos ser nosotros mismos, pues fuimos comprados por un precio. Esto significa que somos propiedad de Elohim, significa que somos esclavos de Elohim. Por lo tanto, debemos glorificar a Elohim en nuestros cuerpos, y en nuestros Espíritus, que se supone que son de Elohim. No se supone que tengamos una vida separada de la construcción del Reino de nuestro Maestro.

Qorintim Alef (1 Corintios) 6:20
20 Porque habéis sido comprados por un precio; glorificad, pues, a Elohim en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, que son de Elohim.

Qorintim Alef (1 Corintios) 7:22
22 Porque el que es llamado en el Maestro mientras es esclavo, es el liberto del Maestro. Asimismo, el que es llamado siendo libre es esclavo del Mesías.

Y luego en Galatim (o Gálatas) capítulo 5 en el verso 16, Shaul nos dice que, si caminamos en el Espíritu, entonces no cumpliremos los deseos de la carne, sino que caminaremos en el Espíritu.

Galatim (Gálatas) 5:16
16 Entonces digo: Andad en el Espíritu, y no satisfaceréis los deseos de la carne.

Debemos recordar que el Espíritu es contrario a las cosas de la carne. La carne desea contra el Espíritu y el Espíritu desea contra la carne. Y estas dos cosas, son contrarias entre sí, porque el Espíritu y la carne son polos opuestos. Por lo tanto, tenemos que rendirnos al Espíritu hasta el punto de dejar de hacer las cosas que deseamos.

Galatim (Gálatas) 5:17
17 Porque la carne codicia al Espíritu, y el Espíritu a la carne; y éstos se oponen entre sí, de modo que no hacéis lo que queréis.

Recuerdo que una vez hicimos una inmersión, y luego de realizarla, las personas comenzaron a hacer planes para salir a volar en su avión (o lo que sea). No tenían nada más planificado para hacer para Elohim en ese Shabat, querían volar en su avión para su placer; hablando sus propias, palabras haciendo sus propias cosas. Y pensaban que lo estaban haciendo genial. Hicieron una inmersión en Shabat y lo tacharon de la lista como una lista de verificación. Pensaron que ya estaban listos. Fue difícil explicárselo, como es difícil explicar las cosas a muchos en Efraim.

Pero lo que tenemos que entender es que, si somos verdaderamente de Él, como decimos, somos eso, ya no queremos hacer lo nuestro; todo lo que queremos hacer es servir a nuestro Esposo para que un día podamos estar con nuestro Esposo, para que podamos ayudarle a conseguir Su reino, que Su Padre le envió a conseguir. Por lo tanto, tenemos que hacer las cosas que Él desea, no las que nosotros deseamos.

Verso 18, sólo si somos guiados por el Espíritu, no estamos bajo la Torá, lo que significa que no somos salvados por las obras de la Torá, que nunca fue el caso.

Galatim (Gálatas) 5:18
18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la Torá.

Pero esa era la mitología que nuestros hermanos rabinos siguen practicando, hoy en día. Siguen haciendo obras de la Torá para calificarse y salvarse. No somos salvados por las obras de nuestras manos, somos salvados por Su Espíritu, por Su favor inmerecido, por Su gracia. Nosotros no hicimos nada digno de la salvación, Él nos da la salvación.

Así que, ahora que tenemos esa relación con Él, ahora que estamos permaneciendo en Él, Él en nosotros, Él en el Padre y el Padre en Él, ahora queremos hacer las cosas que le agradan porque estamos dejando que Su Espíritu nos guíe. Nuestro Espíritu tiene que salir del camino, no hay espacio para nuestro espíritu separado. O por lo menos, es como el viejo dicho: Si Yahweh es tu copiloto, cambia de asiento, pásale el volante, deja que tome el control.

Shaúl nos dice que, si nos apartamos para Yahweh y caminamos en el Espíritu, es decir, dejamos que el Espíritu nos mueva, entonces seremos testigos de los frutos del Espíritu y no de las obras de la carne. Pero debemos apartar nuestras mentes para que esto funcione, tenemos que ser renovados por la renovación de nuestras mentes. No podemos guardar la Torá en nuestra carne.

Efesim (Efesios) 4:22-23
22 que te despojes, en cuanto a tu conducta anterior, del viejo hombre que se corrompe según los deseos engañosos,
23 y seas renovado en el espíritu de tu mente,

Eso es lo que no entienden nuestros hermanos rabinos. Para hacer las cosas a satisfacción de Elohim, tiene que haber una restauración de esa relación que se perdió en el Jardín del Edén.

No hay amor de Yahweh nuestro Padre porque es esa restauración de esa relación que se perdió, eso es lo que Él quiere. Y Él quiere que vengas a través de Su Hijo, eso es lo que quiere. Pero una vez que estamos en relación con Él, y Él es nuestro Esposo, y nosotros somos Su ayudante, ¿queremos no hacer nada por Él? ¿Quién quiere hacer todo lo posible por Él como una buena novia de Proverbios 31?

El verso 19 dice, ahora las obras de la carne son evidentes: El adulterio, la fornicación, la impureza, la lascivia, tenemos reglas contra todo esto en la Torá, la idolatría, la hechicería, el odio, las contenciones, los celos, los arrebatos de ira, las ambiciones egoístas, las disensiones, ¿algo de eso en el movimiento mesiánico? Herejías, ¿algo de eso en el movimiento mesiánico? la envidia, los asesinatos, la embriaguez, hay reglas contra esto en la Torá, las juergas y cosas por el estilo, hacer lo nuestro. De lo cual os digo de antemano, como también os dije en tiempos pasados, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Elohim, porque están haciendo su propia voluntad en lugar de hacer y guardar Su voluntad.

Gálatas 5:19-21
19 Ahora bien, son evidentes las obras de la carne, que son: el adulterio, la fornicación, la impureza, la lascivia,
20 idolatría, hechicería, odio, contenciones, celos, arrebatos de ira, ambiciones egoístas, disensiones, herejías,
21 la envidia, los asesinatos, las borracheras, las juergas y cosas semejantes; de las cuales os digo de antemano, como también os dije en otro tiempo, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Elohim.

El versículo 22 nos dice que el fruto del Espíritu es diferente, no es como las obras de la carne. Pero cuando dejamos que el Espíritu se mueva a través de nosotros, sentimos amor, sentimos alegría, nos sentimos en shalom. Somos uno con Yahweh, estamos en shalom; hay paz en nuestro mundo. Tenemos un largo sufrimiento con los que necesitan sufrimiento, y no con los que no lo necesitan. Pero la amabilidad, la bondad, la fidelidad, no son cosas que vengan de nosotros, son frutos de una transformación espiritual. La mansedumbre, el autocontrol, no hay ley contra ellos. La Torá nunca dice que no se puede ser gentil; que no se puede ser autocontrolado.

Gálatas 5:22-23
22 Pero el fruto del Espíritu es el amor, la alegría, la paz, la paciencia, la bondad y la fidelidad,
23 mansedumbre, autocontrol. Contra eso no hay Torá.

Implica que tenemos que ser gentiles, tenemos que ser autocontrolados. Yahweh nunca prohíbe los frutos del Espíritu, son las obras de la carne las que prohíben los mandamientos de la Torá. Y por eso los que son verdaderamente Mesías ya han crucificado la carne con sus pasiones y sus deseos. Los rechazamos; nuestra carne quiere algo, lo rechazamos, nos deshacemos de ello. Eso es lo que significa. Crucificamos la carne, morimos en la muerte de Yeshúa, para poder resucitar en una nueva vida con Él.

Gálatas 5:24
24 Y los que son del Mesías han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

Por eso crucificamos nuestra carne, la hacemos morir, hacemos morir nuestra propia voluntad con todas sus pasiones y todos sus deseos.

Qolosim (Colosenses) 3:5
5 Por tanto, haced morir vuestros miembros que están en la tierra: la fornicación, la impureza, la pasión, el mal deseo y la codicia, que es idolatría.

Y la razón por la que lo hacemos es porque ya estamos rendidos al Espíritu. Ahora buscamos hacer la voluntad del Espíritu, en lugar de nuestra propia voluntad. Conseguimos algo de tiempo libre, conseguimos algo de dinero extra, y le preguntamos al Padre: «¿Qué quieres que hagamos con tu tiempo, y tu dinero? Porque yo te pertenezco, Padre».

Pues bien, si vivimos en el Espíritu, caminemos también en el Espíritu. No te limites a nombrarlo y reclamarlo, camina en él.

Galatim (Gálatas) 5:25
25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

Verso 26, no nos envanezcamos, no nos provoquemos unos a otros, no nos envidiemos como hacen en el movimiento mesiánico. Ni siquiera saben que están haciendo algo malo. Se preguntan por qué hay tanta división allí, aparte de los programas de televisión.

Galatim (Gálatas) 5:26
26 No nos envanezcamos, provocándonos unos a otros, envidiándonos.

Pero alguien dirá: «No, no, no, todavía no has demostrado a mi satisfacción que tenemos que seguir caminando de manera apartada (en santidad) después del sacrificio de Yeshúa«.

En 1 Tesalonicenses (o Tesaloniquim Alef) Capítulo 4 en el verso 7 nos dice, Elohim no nos llamó a la impureza, Él nos llama en santidad, Él nos llama a ser kadoshim. El dice, Por lo tanto, el que rechaza el llamado al apartamiento que viene de Elohim y la necesidad de caminar y vivir apartado, no está rechazando al hombre, está rechazando a Elohim que nos está llamando a ser apartados.

Tesaloniquim Alef (1 Tesalonicenses) 4:7-8
7 Porque Elohim no nos llamó a la impureza, sino a la santidad.
8 Por lo tanto, el que rechaza esto no rechaza al hombre, sino a Elohim, que también nos ha dado Su Espíritu Apartado.

Y también es Él quien nos ha dado Su Espíritu apartado. Entonces, si decimos que tenemos el Espíritu apartado, ¿seguimos afirmando que Shaúl dice que podemos ignorar los mandamientos de la Torá? ¿Seguimos afirmando que Shaúl dice que puedes hacer lo que quieras?

Romim (Romanos) 6:1-2
1 ¿Qué diremos entonces? ¿Debemos continuar en el pecado para que la gracia abunde?
2 ¡Claro que no! ¿Cómo vamos a vivir en el pecado los que hemos muerto a él?

Bueno, el shaliaj Kefa (o el apóstol Pedro) interviene. Nos dice cómo interpretar en este asunto vital, hablamos mucho de esto en el estudio Israel Nazareno, allí entramos en más detalles sobre eso. Pero en Kefa Alef (o 1 Pedro) capítulo 1 versículo 13, Kefa nos dice, por lo tanto, que ciñamos los lomos de nuestras mentes (por así decirlo) y seamos sobrios (no seáis los borrachos de Efraim, sino sed sobrios) y que descansemos nuestra esperanza plenamente en el favor (o la gracia) que se nos ha de traer en la revelación de Yeshúa el Mesías.

Kefa Alef (1 Pedro) 1:13
13 Por tanto, ceñid los lomos de vuestra mente, sed sobrios, y descansad plenamente vuestra esperanza en la gracia que se os ha de traer en la revelación de Yeshúa el Mesías;

Estamos hablando del Armagedón. Algo grande, algo especial tendrá lugar en el Armagedón, ¿de acuerdo? Y mientras tanto, incluso entonces, necesitamos ser como niños obedientes, confiando en Yahweh como nuestro padre, confiando en Él como nuestro Padre y haciendo lo que Él dice, como cuando éramos niños. No conformarnos con nuestros antiguos deseos en el mundo, por las cosas del mundo como en nuestra anterior ignorancia.

Kefa Alef (1 Pedro) 1:14
14 como hijos obedientes, no conformándose a las antiguas concupiscencias, como en su ignorancia;

Porque no debemos buscar el mundo y las cosas del mundo. Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Pero así como Yahweh, que nos ha llamado, es Apartado, también nosotros debemos ser apartados en toda nuestra conducta. Porque está escrito, y Kefa cita a Yahweh, «Sed apartados, porque Yo soy Apartado».

Kefa Alef (1 Pedro) 1:15-16
15 sino que, como el que os ha llamado es apartado, sed también vosotros apartados en toda vuestra conducta,
16 porque está escrito: «Sed apartados, porque Yo soy Apartado».

¡Sed kedoshim! Sed los apartados de Yahweh.

Entonces, ¿no está Shaúl repitiendo aquí, el mandato de Yahweh? ¿No está Kefa también repitiendo el mandato de Yahweh?

Entonces, ¿qué pasa con nosotros, hermanos, si queremos ser parte de la novia de Yeshúa, qué debemos hacer? ¿Qué medidas debemos tomar? ¿Cómo podemos distinguirnos de los desobedientes para que encontremos gracia ante Sus ojos en ese día?

Sucot Shalom.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give