Chapter 2:

Parashá Vaerá 2022

[Estudio adaptado del video «Parashá Vaerá«, de la serie Parashiot 2022-2023].

Éxodo 6:2-9:35; Isaías 66:1-24; Mateo 12 (completo)

En la «Parashá Shemot«, vimos que, en los días en que la nación de Israel estaba en Egipto, las autoridades estaban tramando matar a todos los hijos varones israelitas y hacer trabajar al resto del pueblo hasta la muerte.

Cuando Yahweh envió a Moshé (Moisés) para liberar al pueblo, Faraón castigó al pueblo por pedir permiso para ir a servir a Yahweh su Elohim.

Shemot (Éxodo) 5:8
8 Y pondrás sobre ellos la cuota de ladrillos que hacían antes. No lo reducirás. Porque son ociosos; por eso claman diciendo: ‘Vamos y ofrezcamos sacrificios a nuestro Elohim’.

Al final de la «Parashá Shemot« el pueblo clamó y entonces Moshé oró a Yahweh, y Él dijo que comenzaría a tratar con Faraón, de tal manera que el mismo Faraón expulsaría a los hijos de Israel de su tierra con mano fuerte.

Shemot (Éxodo) 6:1
1 Entonces Yahweh dijo a Moshé: «Ahora verás lo que haré con Faraón. Porque con mano fuerte los dejará ir, y con mano fuerte los expulsará de su tierra».

Esta semana, en Shemot (Éxodo), Elohim habló con Moshé y le explicó que sólo se había revelado a los padres de Moshé, Abraham, Itzjak y Yaakov, como El Shaddai (Elohim Todopoderoso), pero que Su nombre es Yahweh.

Shemot (Éxodo) 6:2-3
2 Y Elohim habló a Moshé y le dijo «Yo soy Yahweh.
3 Me aparecí a Abraham, a Itzjak y a Yaakov como El Shaddai, pero por Mi nombre, Yahweh, no me conocieron».

En la «Parashá Shemot«, hablamos de la importancia de conocer el nombre de alguien. En el pensamiento hebreo, un nombre es mucho más que un sonido específico.

En hebreo la palabra nombre es H8034 shem y es una palabra primitiva para un apelativo/nombre; refiriéndose al honor, autoridad o carácter de una persona.

H8034 shem; Una palabra primitiva (quizás más bien de H7760 a través de la idea de posición definida y conspicua; compárese con H8064); un apelativo, como marca o recuerdo de individualidad; por implicación honor, autoridad, carácter: – celebre, conocido, fama, famoso, ilustre, nombrar, renombre

Como vimos, cuando los hijos de Israel estaban en Egipto, ni siquiera conocían el nombre de Yahweh. Entonces, ¿cómo podían conocer el carácter de Yahweh?

Hermanos y hermanas, me permito preguntar, ¿conocemos todos nosotros el carácter de Yahweh? Esta no es una cuestión trivial, porque si vamos a ser la novia de Su Hijo y vamos a volver a Su casa, tenemos que saber cómo comportarnos para agradarle.

Yojanán Alef (1 Juan) 2:3
3 Ahora bien, con esto sabemos que Lo conocemos, si guardamos Sus mandamientos.

Al comienzo del éxodo, Yahweh le dice por fin a Israel Su nombre.

Shemot (Éxodo) 3:15
15 Además, Elohim dijo a Moshé: «Así dirás a los hijos de Israel: ‘Yahweh, Elohim de vuestros padres, el Elohim de Abraham, el Elohim de Itzjak y el Elohim de Yaakov, me ha enviado a vosotros. Este es Mi nombre para siempre, y este es Mi memorial para todas las generaciones'».

Esto es importante porque, (como mostramos en nuestros estudios sobre el modelo de Matrimonio Hebreo Antiguo) Yahweh se está preparando para tomar a Israel como una novia para Su Hijo Yeshúa.

Israel; la Novia de Yeshúa

En la antigüedad tenían un modelo de boda hebreo. En ese modelo, dos familias se ponían de acuerdo para emparejar a un novio y una novia. En hebreo, la pareja se llama shiduk y el proceso se denomina shidukim. Cuando el shiduk (el emparejamiento) se realiza, las dos familias lo celebran con una comida de celebración. Más adelante en este libro aprenderemos cómo, entre Elohim e Israel, la comida de celebración es la fiesta conocida como Pésaj (Pascua).

Siendo la novia de Yeshúa, si te vas a casar, y vas a dejar el Egipto espiritual para vivir en la casa de tu Esposo/Padre, entonces podrías conocer el nombre del Padre de tu Novio, ¿verdad? Ahora, considera si el Padre del Novio resulta ser el Rey del universo y Él establece las reglas. Deberíamos conocer Su nombre y desarrollar los hábitos de hacer las cosas que a Él le gustan. De lo contrario, ¿por qué querría el Hijo llevarnos como Su novia, de vuelta a la casa de Su Padre (la nueva Jerusalem)?

Debemos darnos cuenta de que Yahweh no da regalos gratuitamente; los da con un propósito y por una razón. Conocerlo personalmente es un regalo asombroso, y ¡qué emocionante es llegar a conocer Su carácter como nadie!

Esta es una señal alentadora, ya que Él no revela Su nombre a nadie sin más, a menos que quiera que tengan una relación íntima con Él.

Vamos a necesitar esta información para ser elegidos como Su novia, porque convertirse en parte del reino de Yeshúa no es nada fácil ni automático. No se puede mantener la Torá por accidente. Es realmente un esfuerzo constante que debemos hacer a cada momento, o de lo contrario, podemos desconectarnos de Él.

Como podemos deducir de Su tercer mandamiento, debemos saber que Yahweh se toma Su nombre muy en serio.

Shemot (Éxodo) 20:7
7 «No tomarás el nombre de Yahweh tu Elohim en vano [o dejarlo en desuso], porque Yahweh no dará por inocente a quien tome Su nombre en vano [o lo deje en desuso].

¿Quién es nuestro Padre y cómo le agradamos?

Hay muchas veces que Yahweh es llamadoYahweh de los Ejércitos (Yahweh de las huestes), como en el versículo 10. ¿Qué podemos entender de Su carácter al tomar el nombre de Yahweh de los Ejércitos?

Tehillim (Salmos) 24:10
10 ¿Quién es este Rey de la gloria? Yahweh de los Ejércitos, Él es el Rey de la gloria.
Selah

Podemos ver en este libro que Yahweh se refiere a los hijos de Israel como ejércitos (lo que insinúa algún tipo de orden, en este momento, por sus jefes de familia o herencia patriarcal).

Shemot (Éxodo) 6:26
26 Estos son los mismos Aharón y Moshé a quienes Yahweh dijo: «Saca a los hijos de Israel de la tierra de Egipto según sus ejércitos.»

Como la mayoría (si no todos) vivimos en democracia, la mayoría de nosotros imaginamos que el líder de la nación es un presidente o un primer ministro que también puede ser conocido como el comandante en jefe de las fuerzas armadas. A veces el líder de tu país es un militar, pero en una democracia el comandante en jefe es normalmente un empresario, un abogado o alguien de las élites controladoras (ya que eso es lo que se necesita para movilizar el apoyo para ganar unas elecciones). La realidad actual es que un presidente o un primer ministro es un exitoso recaudador de fondos. En las Escrituras, el rey es siempre un militar, como lo fue el rey David o como lo fue Yejoshúa (Josué).

Shemuel Bet (2 Samuel) 8:13
13 Y David se hizo un nombre cuando volvió de matar a dieciocho mil sirios en el Valle de la Sal.

En las Escrituras, el rey debe ser un líder militar, ya que su ocupación consiste principalmente en consolidar y mantener el poder; organizar las acciones militares y acumular recursos.

Como mostramos en el estudio El Gobierno de la Torá, Yahweh es el Rey Todopoderoso. Teniendo esto en cuenta, veamos el libro de Yeshayahu (Isaías) donde nos dice que Yahweh envió a Su hijo Yeshúa a nosotros como el Príncipe de Paz.

Yeshayahu (Isaías) 9:6
6 Porque nos ha nacido un niño, se nos ha dado un hijo, y el gobierno estará sobre Su hombro. Y Su nombre se llamará Maravilloso, Consejero, Elohim Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Si buscamos Príncipe en la Concordancia Hebrea de Strong, es H8269 sar, que significa un general del ejército.

H8269 śar – sar; de H8323; una persona principal (de cualquier rango o clase). KJV Usage: capitán (que tenía dominio), jefe (capitán), general, gobernador, guardián, señor, maestro, príncipe gobernante, mayordomo.

Si lo pensamos, Yeshúa es el General del Ejército de la paz. Lo que esto significa es que Él va a establecer una paz duradera como resultado de una campaña militar espiritual extraordinariamente exitosa. En eso, Él también quiere que trabajemos para Él como Su cuerpo en la tierra. Esto significa que Él quiere una novia que desee establecer para Él un reino militar espiritual literal. Como mostramos en El Gobierno de la Torá la forma en que Él planea crear la paz es que Su pueblo establezca Su reino espiritual literal en la tierra a través de Su Espíritu; de acuerdo con todas las cosas que Él ordena para la Gran Comisión, según el orden ministerial quíntuple.

Efesim (Efesios) 4:11-13
11 Y el mismo dio algunos para ser apóstoles, algunos profetas, algunos evangelistas y algunos pastores y maestros,
12 a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo del Mesías,
13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Elohim, a un hombre perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud del Mesías;

Como mostramos en el estudio El Gobierno de la Torá, el Pacto Renovado es la siguiente fase de un proceso prolongado de varias generaciones para establecer un reino unificado literal para Yeshúa. Se basa en el amor y no en el control, pero no deja de ser una gran campaña militar espiritual. Ya que Yeshúa es General del Ejército de la paz, Él va a establecer Su paz ganando exitosamente la campaña.

Si alguien no cree que la novia de Yeshúa lleva botas de combate, odio tener que decírselo, pero las lleva. Ya que tu marido va a ser un gran líder militar, ¿qué clase de reina quiere? Debemos ser todo para Él en el servicio.

En 1 Corintios 15:24 el apóstol Shaul (Pablo) nos dice que cuando los tiempos finales lleguen, Yeshúa entregará el reino que nosotros, Su cuerpo ha construido para Él; poniendo fin a toda autoridad y poder terrenal (es decir egipcio o babilónico) y comenzará a gobernar. Yeshúa va a reinar hasta que haya puesto a todos los enemigos de Su Padre bajo Sus pies.

Qorintim Alef (1 Corintios) 15:24-25
24 Entonces vendrá el fin, cuando entregue el reino a Yahweh, Su Padre, cuando ponga fin a todo dominio, autoridad y poder.
25 Porque es necesario que Él reine hasta que ponga a todos los enemigos bajo sus pies.

Entonces, Yeshúa mismo también estará sujeto a Yahweh Su Padre, Rey y Comandante; para que Elohim sea todo en todo. De nuevo, si sabemos estas cosas, ¿qué clase de personas deberíamos ser? ¿Qué tipo de novia está buscando?

Mucha gente se imagina que la vida de una reina está llena de cosas bonitas, como el ocio, las fiestas y el uso de ropa y joyas costosas. Este tipo de cosas son las que practican en el reino de Babilonia, pero se necesita mucho trabajo y diligencia para ser una buena reina.

Luqa (Lucas) 13:23-24
23 Entonces uno le dijo: «Adón, ¿son pocos los que se salvan?» Y les dijo,
24 «Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos intentarán entrar y no podrán».

Debes estar al tanto de las cosas que suceden en el reino. No puedes estar ciego a los complots que se están tramando. Siempre hay algún tipo de rebelión en marcha. Si una reina ama a su marido y quiere que siga siendo rey, entonces hará todo lo posible para ayudarle. No cabe duda de que está sometido a desafíos y presiones de todas partes. Necesita que ella le ayude para poder dirigir el reino de forma correcta. Si no cuenta con su ayuda y apoyo, le será mucho más difícil hacer su trabajo.

Romim (Romanos) 12:11
11 Sin demora en la diligencia, fervientes en el Espíritu, sirviendo a Yahweh Elohim;

La Gran Liberación

En Shemot, capítulo 7, Yahweh le dice a Moshé que va a hacer tres cosas:

  1. Va a sacar a los israelitas de Egipto.
  2. Dice que lo va a hacer mediante grandes juicios que muestran Su poder y Su nombre.
  3. Lo hará de tal manera que los egipcios sabrán que Él es Yahweh Elohim. Es decir, que Él es el único Elohim.

Después de esto, Faraón y los egipcios van a saber quién es Él y qué quiere.

Shemot (Éxodo) 7:2-5
2 Hablarás de todo lo que te mande. Y Aarón tu hermano dirá a Faraón que envíe a los hijos de Israel fuera de su tierra.
3 Y endureceré el corazón de Faraón y multiplicaré Mis señales y Mis maravillas en la tierra de Egipto.
4 Pero Faraón no te hará caso, para que Yo ponga Mi mano sobre Egipto y saque a Mis ejércitos y a Mi pueblo, los hijos de Israel, de la tierra de Egipto con grandes juicios.
5 Y los egipcios sabrán que Yo soy Yahweh, cuando extienda Mi mano sobre Egipto y saque a los hijos de Israel de entre ellos.»

Podemos ver que el nombre de Yahweh es especialmente importante para Él porque así es como la gente lo juzga. Esa es Su reputación. Si nos fijamos bien, la forma en que Yahweh ejecutó el juicio sobre Egipto fue efectivamente sobre los elohim (dioses) de Egipto Si nos fijamos en las diez plagas que Yahweh utilizó, corresponden a diez de los elohim que los egipcios adoraban.

Por ejemplo: Los egipcios adoraban al río Nilo como un elohim, y por eso el río Nilo se convirtió en sangre en juicio a ese elohim. Y así sucesivamente con las otras nueve plagas.

El número de juicios es diez, ya que diez indica la finalización o una unidad completa. Del mismo modo, los Diez Mandamientos llegarían a simbolizar un conjunto perfecto de ética y principios. Los Diez juicios de Yahweh sobre Egipto también simbolizaban un conjunto perfecto de diez juicios sobre los elohim de Egipto.

En la «Parashá Yitro» vamos a ver que el primer mandamiento antes que nada es darse cuenta de que Yahweh es nuestro Elohim. Él es nuestro Poderoso. Él es nuestra fuerza, nuestro escudo y nuestra torre fuerte. Él es Yahweh, que nos sacó de la tierra de Egipto. No el Señor (Baal), sino Yahweh es a quien debemos toda lealtad.

Shemot (Éxodo) 20:2-3
2 «Yo soy Yahweh tu Elohim, que te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de la esclavitud.
3 No tendrás otro elohim delante de Mí.

No sólo tenemos que saber quién es Yahweh y lo que espera, sino que también se supone que no debemos tener ningún otro falso elohim delante de Él. Se lo toma muy en serio porque quiere toda nuestra atención, nuestra lealtad y nuestro servicio.

Devarim (Deuteronomio) 6:4-5
4 Escucha, Israel: ¡ Yahweh nuestro Elohim, Yahweh Uno es!
5 Amarás a Yahweh con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.

Como mostramos en el estudio El Calendario de la Torá, el servicio es efectivamente cualquier cosa a la que prestemos atención. Yahweh quiere que le prestemos atención y eso es todo. Él quiere que pongamos la construcción del reino de Su Hijo como nuestra máxima prioridad. Quiere que sea algo que nos apetece hacer, como nuestra afición.

Dado que debemos ayudarle en esta campaña militar espiritual, no sólo somos Su novia, sino también Su cuerpo, y Él es nuestra cabeza en los cielos dirigiendo nuestras acciones. Nosotros somos los que caminamos estas cosas en la tierra de acuerdo con Su Palabra. Para realizar este trabajo, debemos unirnos como un solo cuerpo en Espíritu con Yeshúa HaMashiaj.

Como vemos en el estudio sobre Apocalipsis y el Fin de los Tiempos la novia debe aprender a soportar las dificultades como un buen soldado del Mesías Yeshúa. Si tenemos en cuenta que estamos en los últimos tiempos, la situación va a ser mucho peor, y soportar las dificultades no es poca cosa. Aunque, comparativamente, es poca cosa dar nuestra vida a cambio del privilegio de convertirnos en la esposa del Rey del universo.

Timotheus Bet (2 Timoteo) 2:3-4
3 Por lo tanto, debes soportar las dificultades como un buen soldado de Yeshúa el Mesías.
4 Nadie que participe en la guerra se enreda en los asuntos de esta vida, para complacer a quien lo alistó como soldado.

La Haftará Rabínica (Porción Profética)

Para la porción de Haftarah los rabinos (fariseos) eligieron asignar Yehezqel (Ezequiel) 28:25-29:21 como la porción profética de esta Parashá.

Al comienzo de esta porción, Yahweh Elohim nos dice que cuando reúna a la Casa de Israel, también conocidos como Efraimitas (es decir, nosotros), manifestará Su Apartamiento (santidad) en nosotros. Esto es algo que Él va a hacer bien a la vista de todas las naciones. Es entonces cuando vamos a llegar a casa y habitar en Su tierra de nuevo.

Yehezqel (Ezequiel) 28:25
25 ‘Así dice Yahweh Elohim: «Cuando haya reunido a la Casa de Israel de los pueblos entre los que está dispersa y me haya vaciado en ellos a la vista de los gentiles, entonces habitarán en su propia tierra que le di a Mi siervo Yaakov.

Sin embargo, entretanto le dio la tierra a Su siervo Yaakov (Jacob), en este caso refiriéndose a Judá del reino del sur. Yahweh dio la tierra de Israel a la Casa del Sur de Judá (los judíos) mientras que el trabajo de Efraim era ir a todas las naciones buscando a los israelitas perdidos y trayéndolos de vuelta al pacto por la fe y la creencia en Yeshúa HaMashiaj.

Lo que esto significa es que, como vimos la semana pasada y como vamos a ver de nuevo, todavía va a haber un remanente de Judá en la tierra (Jerusalem) después del Armagedón. Ya van a tener su propio gobierno cuando volvamos a casa, y vamos a acabar fusionándonos con ese gobierno.

Hay muchos efraimitas a los que no les gusta que vayamos a fusionar naciones con el pueblo judío en la tierra, pero no es negociable. La Palabra deYahweh va a salir exactamente como está escrita, nos guste o no. Sorprendentemente, es una de las pocas doctrinas rabínicas con las que estoy de acuerdo. El hecho de que cuando las diez tribus perdidas vuelvan a casa, significa que tendrán que convertirse al judaísmo. Muchos efraimitas se indignan por ese comentario diciendo: «¡No somos judíos, somos efraimitas!», pero en ciertos pasajes las Escrituras dicen que debemos fusionarnos con Judá.

Debemos convertirnos al judaísmo. La buena noticia es que no se dice en las Escrituras qué tipo de judaísmo. Por eso, cuando hablaba con el sanedrín ortodoxo allá por el 2017 (que fue cuando pensaron que yo iba a ser su personaje mashiaj ben Yosef, pero eso es una saga aparte), les ofrecí que estaríamos encantados de convertir a los cristianos al judaísmo nazareno (Israel Nazareno). Como ya lo estamos haciendo, queríamos crear vínculos con ellos. Luego, el Nasi (juez principal) del Sanedrín me llamó por teléfono gritando y diciendo: «¡No! Ningún cristiano puede ser judío». Entonces, debido a mi tiempo (diez años) en el movimiento mesiánico, me di cuenta de que lo que me había dicho un rabino ortodoxo era correcto. Que era que nunca habrá un momento en que los rabinos no necesitarán oponerse al mesianismo. Después de meditar mucho sobre lo que había dicho, me di cuenta de que tenía razón. Nunca habrá un momento en el que no tengan que oponerse a nosotros. Afortunadamente para nosotros, el Armagedón cambiará eso.

Nuestros hermanos fariseos (rabinos) pueden tener sus opiniones, pero no importa lo que piensen, en el versículo 26, Yahweh nos dice que los que le servimos y le tememos habitaremos con seguridad en la tierra de Israel, al igual que nuestros antepasados vivieron con seguridad en la tierra de Gosén en los días de antaño.

Yehezqel (Ezequiel) 28:26
26 «Y allí habitarán con seguridad, construirán casas y plantarán viñas; sí, habrán de habitar con seguridad, cuando Yo ejecute juicios sobre todos los que los rodean y los desprecian. Entonces sabrán que Yo soy Yahweh su Elohim».

Aunque este pasaje es muy tranquilizador y es una información útil, no nos da realmente nada que podamos utilizar para ayudar a construir el reino de Yeshúa. No nos muestra realmente Su dirección. Por eso, en cambio, hemos elegido el capítulo 66 de Yeshayahu (Isaías) para la porción profética de la Haftarah de esta semana.

Haftarah Nazareno: Yeshayahu (Isaías) Cap. 66

En este capítulo, vamos a ver bendiciones especiales para aquellos de nosotros que ya están tratando de guardar la Torá a través de la obediencia al espíritu de Yeshúa.

Hitgalut (Apocalipsis) 14:12
12 Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Elohim y la fe de Yeshúa.

Si nos fijamos bien, vamos a ver que también hay algunas cosas importantes que no sólo nos dicen lo que viene, sino que también nos pueden ayudar a saber cómo prepararnos para ese momento. Sólo por el contexto de nuestro conocimiento del libro de Apocalipsis, podemos decir que Yahweh está hablando del próximo tercer templo en este capítulo.

Lo que muchos no se dan cuenta es que el próximo tercer templo (el templo rabínico) no es el templo de Ezequiel o lo que se llama el templo milenario en el libro de Ezequiel en los capítulos 40 al 46. Más bien, Yahweh está hablando del templo antimesiánico que viene y que los rabinos Sabateanos Franquistas están preparando para construir después de esta próxima guerra (la Tercera Guerra Mundial). Pretenden hacerlo cooptando a los gobiernos del mundo mediante la posesión de su dinero, suministros y cosas de esa naturaleza.

Mi entendimiento es que, en este capítulo, lo que Yahweh está diciendo es: «Judá, es estupendo que me estéis construyendo un templo, pero el problema es que tenéis esta cosa legalista pero estáis equivocando el enfoque. Tus prioridades legalistas están muy atrasadas. Si no empiezas a escuchar y si no empiezas a hacer lo que te digo, vas a tener grandes problemas. Tienes que empezar a prestar atención ahora.

Está diciendo: «Ahora, en primer lugar, vamos a tener un poco de perspectiva sobre los temas aquí. ¿Quieres construirme un templo?

Shamuel Bet (2 Samuel) 7:5
5 «Ve y dile a mi siervo David: Así dice Yahweh, ¿quieres construir una casa para que Yo la habite?»

Yahweh está diciendo: «¿Quieres construirme un templo, no por Mi Espíritu, sino por tu propio poder y fuerza? Tú, Mi creación, quieres construirme este templo con el poder y la fuerza de tu propia mano. Por la maldad de vuestros corazones, buscáis establecer vuestros propios pasos. ¿De qué manera Me glorifica esto, cría de víboras? Habéis hecho todo tipo de maldades en todo el mundo para ganar el control de los suministros de dinero y ganar poder con vuestras redes de control iluministas y masónicas. Eso no Me glorifica a Mí, eso te glorifica a ti.”

Tehillim (Salmos) 127:1
127 Si Yahweh no construye la casa, en vano trabajan los que la construyen; si Yahweh no guarda la ciudad, en vano permanece despierto el vigilante.

De nuevo, Yahweh está diciendo: «Judá, si tuviera que elegir entre tener un templo corrupto sabateo-franquista lleno de dinero corrupto, o tener un pueblo pobre y de espíritu contrito que camina humildemente conmigo y que tiembla ante Mi Palabra, ¿a quién elegiría? ¿No elegiría a aquellos que intentan cumplir Mi Palabra y no sus propias reglas inventadas como el Talmud? Voy a elegir a los humildes y no a los jactanciosos.”

Tehillim (Salmos) 51:17
17 Los sacrificios de Elohim son un espíritu quebrantado, un corazón quebrantado y contrito – éstos, oh Elohim, no los despreciarás.

Además, en este capítulo Yahweh dice que siempre que alguien le sacrifica en este tipo de templo contaminado que honra el poder humano y la corrupción en lugar de la sumisión a Yeshúa HaMashiaj y Su Espíritu, es abominable.

Yeshayahu (Isaías) 66:3
3 «El que mata un toro es como si matara a un hombre; el que sacrifica un cordero, como si le rompiera el cuello a un perro; el que ofrece una ofrenda de grano, como si ofreciera sangre de cerdo; el que quema incienso, como si bendijera a un ídolo. Porque han elegido sus propios caminos, y su alma se deleita en sus abominaciones.

Nuestros hermanos de la Casa de Judá no están haciendo lo que Yahweh les dijo que hicieran; custodiar y guardar diligentemente todos Sus mandamientos sin cambiarlos.

Devarim (Deuteronomio) 4:2
2 «No añadas a la Palabra que te mando, ni le quites, para guardar los mandatos de Yahweh tu Elohim que Yo te ordeno».

Por desgracia, los judíos ortodoxos se han hecho su propia torá (llamada Talmud) en la que añaden o quitan lo que quieren. Pretenden vanamente que sus mandamientos siguen viniendo de Yahweh porque creen que Él les dio la autoridad para hacerlo (aunque la Torá de Moshé es el contrato de bodas entre Yahweh e Israel).

Marqaus (Marcos) 7:13
13 «dejando sin efecto la Palabra de Elohim por vuestra tradición que habéis transmitido. Y muchas cosas así hacéis».

Han olvidado que deben cumplir los mandamientos de Yahweh sin añadir ni quitar nada, para estar en Su favor.

Yejoshúa (Josué) 1:7
7 «Sólo esfuérzate y sé muy valiente, para que cumplas con toda la ley que te mandó Mi siervo Moisés; no te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que prosperes dondequiera que vayas.»

En Yeshayahu 66:4, Yahweh explica a Judá que ha estado tratando de llamar su atención, pero en lugar de responderle, han hecho el mal ante Sus ojos.

Yeshayahu (Isaías) 66:4
4 «Así que elegiré sus engaños y traeré sus temores sobre ellos; porque cuando llamé, nadie respondió, cuando hablé, no escucharon; sino que hicieron el mal ante Mis ojos y eligieron lo que no Me agrada.»

Lamentablemente, el hermano Judá ha seguido alejándose de Yahweh, haciendo lo que Él considera malo; aprovecharse del mundo y eligiendo cambiar la Torá de Yahweh, para seguir sus propias leyes.

Yirmeyahu (Jeremías) 25:7
7 «Sin embargo, no Me has escuchado», dice Yahweh, «para provocarme a la ira con las obras de tus manos, para tu propia destrucción.»

Luego, en el versículo 5, Yahweh se dirige ahora a los que temblamos ante Su Palabra diciendo que todos nuestros hermanos sionistas, rabínicos, la casa de Judá (que incluye a los ortodoxos, y a los rabínicos sionistas mesiánicos) que nos odian en Efraim, se avergonzarán porque están haciendo lo que no es Su voluntad.

Yeshayahu (Isaías) 66:5
5 Escuchen la palabra de Yahweh, ustedes que tiemblan ante Su palabra: «Tus hermanos que te odiaban, que te echaban por causa de Mi nombre, decían: ‘Sea glorificado Yahweh, para que veamos tu alegría’. Pero serán avergonzados».

Luego la ira de Yahweh arde contra la Judá sionista en el versículo 6, cuando se refiere a ellos como Sus enemigos.

Yeshayahu (Isaías) 66:6
6 ¡El ruido de la ciudad! ¡Una voz desde el templo! La voz de Yahweh, que paga plenamente a Sus enemigos.

Si alguien está con la casa sionista de Judá y no ama el Espíritu, la verdad y la Palabra de Yahweh, este es un momento adecuado para cambiar de equipo porque hay un duro golpe mortal por delante.

Relacionamos este pasaje con la tribulación en Armagedón. Y sabemos que no va a ir muy bien para los que están en la tierra de Israel en ese momento.

[Puedes leer sobre esto en el estudio Apocalipsis y el Fin de los Tiempos].

En el versículo 7 hay lo que se llama un remez (pista) en el que Yahweh está hablando de cómo la nación de Judá renació en un día, el 14 de mayo de 1948, con el reconocimiento del estado de Israel.

Yeshayahu (Isaías) 66:7
7 «Antes de estar de parto, dio a luz; antes de que llegaran los dolores, dio a luz a un varón».

Aquí Yahweh nos dice que sí ama a Judá. De hecho, Él los ama tanto que está dispuesto a hacer pasar a las masas de Judá por este horrible refinamiento, de los hijos de Leví. Como no han elegido Sus caminos, Él busca salvar a un remanente de ellos que se someta genuinamente a Él.

Zajariah (Zacarías) 13:9
9 «Los refinaré como se refina la plata y los probaré como se prueba el oro. Invocarán Mi nombre, y Yo les responderé. Diré: ‘Este es Mi pueblo’; y cada uno dirá: ‘Yahweh es mi Elohim'».

Primero debe refinarlos como se refina la plata y el oro, en el fuego. El refinamiento, en cualquiera de sus formas, no es un proceso agradable (hay mucha trituración, raspado y fusión para sacar las impurezas). No es un proceso muy agradable el que se va a dar en la tierra de Israel.

Después de este proceso, Yahweh bendecirá a los que sobrevivan. Lo sabemos porque en el versículo 12 nos dice que después de la tribulación (después de que Yeshúa se haya revelado al mundo entero en el Armagedón), toda rodilla se doblará.

Yeshayahu (Isaías) 66:12
12 Porque así dice Yahweh: «He aquí que extiendo hacia ella la paz como un río, y la gloria de los gentiles como un arroyo que fluye. Entonces te alimentarás; a sus lados serás llevada y te colgarás de sus rodillas».

Esto significa que el hermano Judá se arrepentirá de sus pecados y será consolado.

Yeshayahu (Isaías) 66:13
13 «Como a quien consuela su madre, así os consolaré Yo; y seréis consolados en Jerusalem».

Todo va a cambiar en esos días porque, como hemos visto en nuestro estudio Apocalipsis y el Fin de los Tiempos, Babilonia habrá caído, y el imperio de Yeshúa se va a establecer por mil años. Todo esto que estamos discutiendo corresponde al período en que Efraim vuelve a casa y se funde con el remanente de Judá (que ya ha llegado a creer en Yeshúa) después del Armagedón. En Apocalipsis y el Fin de los Tiempos mostramos que este escenario está en el período de Armagedón porque es cuando Yeshúa aparecerá en las nubes; en el cual todo ojo lo verá, y toda rodilla se doblará.

También relacionamos esto con Zacarías 12:10, que nos dice que en algún momento del período de la tribulación/Armagedón, Yeshúa aparecerá en las nubes. Entonces el hermano Judá mirará a Yeshúa y se darán cuenta de quién es Él y de lo que hicieron.

Zajariah (Zacarías) 12:10
10 «Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalem el Espíritu de gracia y de súplica; entonces Me mirarán, a quien traspasaron. Sí, llorarán por Él como quien llora por su hijo único y se afligirán por Él como quien se aflige por un primogénito.

Toda la destrucción por la que acabarán de pasar será un justo pago por sus pecados como casa por lo que han hecho los Sabateanos Franquistas. Llorarán por Él como se llora por la pérdida de un primogénito, y será el mayor de los lamentos cuando se den cuenta de lo que han hecho.

Mattityahu (Mateo) 24:30
30 Entonces aparecerá la señal del Hijo de Adán en el cielo, y entonces todas las tribus de la tierra se lamentarán, y verán al Hijo de Adán viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria.

Aunque lo hicieran con la mejor de las intenciones, no se detendrán ni dejarán que el Espíritu de Yeshúa los guíe. Habrán tratado de construir el reino con su propio poder y fuerza en lugar de abrir sus corazones a Yeshúa y dejar que el Espíritu de Yeshúa los guíe.

Va a ser algo terrible, pero eso es lo que pasa cuando no te sometes completamente al Espíritu y dejas que que te guíe día a día.

El hermano Judá debería saber esto, porque someterse al Espíritu se origina en el Tanaj (Antiguo Testamento), del cual son responsables; incluso sin la fe en Yeshúa.

Mishle (Proverbios) 8:4-6
4 «A vosotros, oh hombres, os llamo, y Mi voz es para los hijos de los hombres.
5 Oh vosotros, simples, comprended la prudencia, y vosotros, necios, sed de corazón comprensivo.
6 Escuchad, porque hablaré de cosas excelentes, y de la apertura de Mis labios saldrán sentencias justas;»

Continuando con el libro de Yeshayahu, cuando regresemos a casa, a la tierra de Israel, nos vamos a fundir con lo que queda del reino del sur de Judá. Y como mencionamos antes, esto significa que cuando volvamos a casa, Judá va a tener su propio gobierno que ya cree en Yeshúa. Su gobierno cambiará de lo que es ahora porque se acabarán de dar cuenta de quién es Yeshúa en el Armagedón, cuando aparezca en las nubes.

Yeshayahu (Isaías) 66:19
19 Pondré una señal entre ellos, y a los que escapen los enviaré a las naciones: a Tarsis, a Pul y a Lud, que tensan el arco, y a Tubal y a Javán, a las costas lejanas que no han oído Mi fama ni han visto Mi gloria. Y anunciarán Mi gloria entre los gentiles.

Lo que no sabemos es si se convertirán directamente a Israel Nazareno o si harán una parada en el judaísmo mesiánico (o lo que Yahweh quiera). La buena noticia es que buscarán respuestas. Todo lo que realmente sabemos sobre ese tiempo es que va a haber una gran reorganización en ese día.

Para que entiendas el contexto de este siguiente verso, estamos hablando de que Efraim vuelve a casa. Teniendo esto en cuenta, en el último verso Yahweh dice que Su gloria será declarada entre los gentiles. Luego, hablando en el siguiente versículo al hermano Judá, Yahweh dice que cuando tenga lugar la reunión final, ellos (refiriéndose a las naciones gentiles del actual Egipto espiritual) traerán a todos los hermanos de Judá (Efraim) como ofrenda a Yahweh, de entre todas las naciones. Efraim vendrá a casa en vasos limpios, lo que significa que mantienen la fe israelita original del primer siglo que fue entregada una vez por todas a los creyentes discípulos.

Yeshayahu (Isaías) 66:20
20 Entonces traerán a todos tus hermanos de todas las naciones como ofrenda a Yahweh, en caballos, en carros y en literas, en mulos y en camellos, a Mi santo monte de Jerusalem, dice Yahweh, de la misma manera que los hijos de Israel traen una ofrenda en un recipiente limpio a la Casa de Yahweh.

Luego, en el versículo 21, dice que también tomará a algunos de los efraimitas como sacerdotes y levitas. Es entonces cuando las órdenes melquisedeciana y levítica purificadas y refinadas se fusionarán. También es cuando se construirá el templo de Ezequiel (o lo que se llama el templo milenario) (Ezequiel 40-46). El templo renovado y limpiado será atendido por un orden levítico renovado en la que los hijos de Leví han sido purificados y refinados por el fuego; ahora creyendo en Yeshúa.

Los del orden melquisedeciano (es decir, nosotros) se unirán y fusionarán con ellos. El resultado será que aquellos con el corazón de Yeshúa estarán sirviendo en el templo de Ezequiel que Yahweh predijo. En ese día, el templo vivo (Su cuerpo) servirá dentro del renovado templo físico de Yahweh.

[Si quieres más detalles sobre esto, tenemos un capítulo entero sobre la gran cosecha en el milenio en nuestro libro Apocalipsis y el Fin de los Tiempos o en nuestra serie de YouTube Apocalipsis Simplificado]

Porción de Brit Jadashá (Pacto renovado)

La lectura tradicional judía mesiánica (si podemos llamarla así) es Luqa (Lucas) capítulo 11:14-22. Aquí es donde los fariseos acusan a Yeshúa de expulsar demonios por medio de Belcebú (Baal), el príncipe de los demonios. Los rabinos judíos mesiánicos podrían haber elegido este pasaje porque aunque Yahweh dio a Moshé y Aharón el poder legítimo de hacer milagros, Faraón no se tomó en serio esos milagros. Más bien, debido a que los magos y hechiceros de Faraón también podían conjurar los mismos tipos de plagas (aunque los magos y hechiceros no podían curar o incluso impedir que las plagas ocurrieran), su corazón se endureció. Pensó que no era necesario tomar en serio a los mensajeros de Yahweh.

De la misma manera que Faraón y sus magos no querían tomar en serio a Moshé y a Aharón, los fariseos del primer siglo también sentían que no había necesidad de tomar en serio a Yeshúa; a pesar de que Él también hacía auténticos milagros.

Porción del Brit Jadashá Israelita Nazarena: Mateo 12

El capítulo 11 de Lucas y el capítulo 12 de Mateo son similares ya que ambos forman parte de los escritos sinópticos, en el Pacto Renovado. Aunque son similares, el pasaje que hemos elegido incluye más detalles clave para nuestros fines.

En este capítulo, los fariseos acusan a Yeshúa de expulsar demonios por medio de Belcebú (Baal).

Mattityahu (Mateo) 12:24
24 Cuando los fariseos lo oyeron, dijeron: «Este no expulsa los demonios sino por Belcebú, el jefe de los demonios.»

En respuesta, Yeshúa nos dice algo que todo mesiánico anarquista que rechaza la organización debería sentarse y pensar largo y tendido.

Mattityahu (Mateo) 12:25
25 Pero Yeshúa conocía sus pensamientos y les dijo «Todo reino dividido contra sí mismo es llevado a la desolación, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no permanecerá».

Hermanos y hermanas, ¿no es este el caso del reino de Efraim hoy en día? La Casa de Efraim está dividida en este momento. Además, estamos divididos porque algunos de nosotros seguimos nuestros propios corazones; no nos unimos tras la fe que fue entregada una vez por todas a los santos.

Mirando Hacia la Unidad

Lo que tenemos que comprender ahora es que cuando Israel sea llamado a salir de Egipto, en unas pocas Parashiot más adelante, vamos a ver que Yahweh comienza a organizarlos. Ya que, una vez que crezcan más allá de un único ancestro común, necesitarán una estructura gubernamental o, de lo contrario, no podrán mantener la nación unida.

Yahweh nos dice cómo quiere que hagamos eso, y también veremos que Yeshúa nos dice cómo quiere que hagamos eso cuando estemos en la dispersión bajo el orden melquisedeciano.

Además, una de las cosas que vamos a ver en los próximos capítulos es que Israel tenía que tener una fe común, porque en las Escrituras una nación se define como un grupo de discípulos o grupo de personas que adoran todos juntos de la misma manera. Por ejemplo, la secta israelita de los nazarenos es una nación (bíblicamente hablando), porque es un grupo de discípulos que buscan adorar juntos de la misma manera. Cualquier cosa menos que eso no califica como nación (bíblicamente hablando).

Ya que la exigencia no es vivir como votantes en una democracia con derechos y privilegios garantizados por la ley; elecciones que pueden ser robadas (y este tipo de cosas). Más bien, el requisito es vivir como un grupo de ciudadanos y súbditos justos en un reino justo. Un grupo de personas afines que se unen por su rey, porque lo aman; con todo su corazón, con toda su alma y con todas sus fuerzas.

Devarim (Deuteronomio) 6:4-5
4 «Escucha, oh Israel: Yahweh nuestro Elohim, Yahweh uno es.
5 Amarás a Yahweh tu Elohim con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas».

Si no nos unimos y apoyamos juntos a nuestro Rey, el reino se divide. Al final el reino cae, que es lo que ya le ha pasado a Efraim.

Debemos usar la sabiduría en esto porque los Sabateanos Frankistas saben cómo unirse bajo una sola causa. Quieren que todos nos convirtamos al judaísmo ortodoxo o nos quitemos de en medio. Y han estado trabajando en planes para ello desde al menos la ilustración (si no mucho antes). La razón por la que han llegado tan lejos es porque son disciplinados y organizados. En lo que se centran es en la misión equivocada y tienen una ejecución errónea, pero la están implementando bajo el concepto correcto (unidad). Cuando miro lo que han podido lograr, simplemente porque están organizados, me doy cuenta de que si nos organizamos como nos dice Yeshúa, podemos lograr mucho más que ellos. Si nos ordenamos según el ministerio quíntuple de Efesios 4 construido sobre un solo fundamento de apóstoles y profetas, que es la estructura del Beit Din que está en el capítulo 2 de Efesios.

Efesim (Efesios) 2:20
20 habiendo sido edificado sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Yeshúa HaMashiaj mismo la piedra angular…

Mientras nos preparamos para dejar el Egipto espiritual hoy y volver a casa, a la tierra de Israel, en cumplimiento de las profecías, démonos cuenta de que Yahweh está llamando a Su pueblo a organizarse. Él quiere que lo hagamos porque así podemos hacer muchas más cosas por el reino de su Hijo.

Yojanán (Juan) 14:15
15 «Si Me amas, guarda Mis mandamientos.

Cuando nos detenemos a considerar que el Hijo de Elohim nos lo pide en Efesios 2 y 4, ¿cómo podemos decir que no? ¿Son las cosas de este mundo más importantes para nosotros que servir a Yeshúa? ¿No es mejor invertir nuestro tiempo y dinero en servir a nuestro Rey, que nos recompensará según nuestras obras, con la vida eterna? Imagina cuánto mejor podemos servir y glorificar a Yeshúa juntos; trabajando como un equipo; como una familia.

Qorintim Alef (1 Corintios) 12:12
12 Porque así como el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, pero todos los miembros de ese único cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también es el Mashiaj.

Aunque los números del hermano Judá son pequeños, mira la vasta influencia que tienen porque están organizados; trabajando juntos como una operación militar.

Si nos organizamos según las instrucciones de Yeshúa, nuestra influencia se expandirá por todo el mundo. La Escritura dice que vamos a gobernar y reinar sobre las naciones con Su vara de hierro, pero Él quiere que primero nos organicemos según sus instrucciones.

Hitgalut (Apocalipsis) 2:27
27 ‘Los gobernará con vara de hierro; serán despedazados como los vasos del alfarero’, como Yo también he recibido de Mi Padre;

Además, Yeshúa nos dice que cuando permanecemos en Él, se establece la conexión con Elohim que perdimos en el Jardín del Edén; la conexión en la que podemos dar mucho fruto.

Yojanán (Juan) 15:3-5
3 «Ya estáis limpios por la Palabra que os he dicho.
4 «Permaneced en Mí, y Yo permaneceré en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en Mí.
5 «Yo soy la vid, vosotros los sarmientos. El que permanece en Mí, y Yo en él, da mucho fruto. Porque sin Mí no puedes hacer nada.

Si escuchamos la voz del Espíritu y le pedimos que nos muestre cómo someternos a Él, nos lo mostrará. Primero, cómo someterse al Espíritu y luego someterse unos a otros en el Espíritu. Hermanos y hermanas, ese es el templo vivo que debemos formar para Él. Ese es el Tabernáculo de David que está siendo restaurado.

Amós 9:11
11 «En ese día levantaré el Tabernáculo de David que ha caído. Y repararé sus brechas y levantaré sus ruinas. Y lo construiré como en los días de antaño».

Que Yahweh esté con vosotros.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give