Chapter 4:

Parashá Beshalaj 2022

Ver: Parasha Beshalaj

Éxodo 13:17-17:16; Jueces 4:4-5:31; Mateo 5 (completo)

Si eres un creyente en el Mesías judío, Yeshúa de Nazaret, entonces acompáñame y retrocedamos en el tiempo y en las páginas de las Escrituras.

Volvamos a los días de nuestros antepasados, cuando Moshé (o Moisés) conducía a nuestros antepasados fuera de Egipto y hacia el desierto por primera vez.

Al retroceder en las páginas de las Escrituras, veamos si podemos detectar algún patrón y veamos si esos patrones en los antiguos escritos hebreos tienen algo que decirnos sobre las noticias de hoy y cómo podemos sobrevivir a estos tiempos finales.

He estado en este camino desde 1999 y siempre estoy preguntando a Yahweh sobre cómo comunicar lo que Él quiere que Su pueblo sepa, y parece que uno de los temas que se repite, que sigue apareciendo, es que el pueblo de Yahweh no parece entender realmente: Por qué preguntan por las cosas que hay que hacer cuando la Escritura dice claramente lo que hay que hacer.

Y quizás esa sea parte de la razón por la que no lo hacen.

Devarim (Deuteronomio) 12:32
32 «Todo lo que os mande, tened cuidado de cumplirlo; no le añadiréis ni le quitaréis nada.

Porque yo mismo sé que cuando no entiendo la necesidad de hacer algo no quiero realmente hacerlo y aunque lo haga no necesariamente lo hago bien, porque no sé lo que estoy tratando de lograr.

Entonces, ¿cómo puedo hacerlo bien?

Y estoy seguro de que hay algunos simples holgazanes en Efraim que no prestan realmente atención a lo que Yahweh quiere por Su parte en todo este asunto.

Sin embargo, es un poco difícil complacer a Yahweh si ni siquiera sabemos lo que Él quiere. ¿Sabes a qué me refiero? Por lo tanto, si queremos agradar a Yahweh tenemos que saber qué es lo que Él quiere, y tenemos que ayudarle a conseguirlo.

Así que, sólo soy un estudiante; estoy aprendiendo. Fui llamado en 1999 y Yahweh me dio una visión y estoy tratando de caminar esa visión para Él. Y a lo largo del camino, estoy aprendiendo muchas cosas nuevas cada día, pero sólo quiero compartir con ustedes las cosas que he aprendido porque cuando estaba orando y preguntando a Yahweh, qué es lo que Él quiere que comunique a Su pueblo, lo que escuché es que se supone que sólo debo hablar y tratar de ayudar al pueblo de Yahweh a entender lo que realmente sucede en esta Parashá.

Bueno, de nuevo, hablamos de cambios de paradigma, así que si eres un mesiánico, o un efraimita, o una persona de las dos casas, puede tomarte algún tiempo entender el cambio al paradigma de Israel Nazareno.

Pero lo que encontramos es que hay muchas personas que tienen mucho conocimiento, pero no parecen tener mucha sabiduría en caminar ese conocimiento de una manera integral que se mantiene con toda la Escritura.

Así que, lo que vamos a tratar de hacer en esta Parashá es que vamos a tratar de tejer un montón de diversos hilos juntos para hacer una especie de tapiz (por así decirlo), si sabes a lo que me refiero.

Pero, sólo vamos a hablar de la Parashá y tratar de entender lo que Yahweh quiere, y cómo espera Yahweh que enfoquemos las cosas en comparación con la forma en que nuestros antepasados están abordando las cosas. Entonces, esto va a ayudar a algunas personas a conectar los puntos porque van a ver la diferencia entre cómo Yahweh quiere que hagamos las cosas y cómo nuestros antepasados hicieron las cosas.

Pero así es como lo hacían nuestros antepasados. ¿Existe la posibilidad de que nosotros también estemos cometiendo exactamente los mismos errores porque no estamos aprendiendo de sus errores de la historia?

Acompáñame en un viaje y recordemos todo el camino hacia atrás en el tiempo. Pongámonos en las sandalias de nuestros antepasados (por así decirlo), sólo por un momento.

Ahora bien, nuestros antepasados bajaron a Egipto en los días de José y la vida era buena cuando vivían en Gosén, que era lo mejor de toda la tierra de Egipto. Y José, que era el número dos de la tierra y les proveyó.

Pero ahora han pasado 430 años y los nuevos Paros (o los nuevos Faraones) no se acuerdan de José. Y uno de ellos intentó matar a todos nuestros hijos varones.

Y si bien Paro no intenta matarnos, nos hace trabajar hasta la muerte (básicamente). Bajamos a Egipto como la familia de José; como su familia y huéspedes de honor, pero ahora 430 años después somos los esclavos de Paro.

Y esa es una situación drástica de la que realmente, necesitamos salvarnos, porque como esclavo no somos dueños de nada.

En otras palabras, en Egipto se supone que no debemos poseer nada y ser felices en nuestro trabajo para el siervo de Satanás Paro. ¿Te suena algo familiar?

¿Quizás algún tipo de patrón que se repita?

Y lo que pasa con ser un esclavo es que ni siquiera eres dueño de tu propio cuerpo. Ni siquiera eres dueño de tus propios derechos reproductivos.

Tus derechos reproductivos pertenecen a tu amo (o a tu gobernador o al Estado, por así decirlo). ¿Le suena a alguien esto familiar?

Bueno, a veces se oye decir que Yahweh trabaja en patrones o en ciclos. Así es también como podemos conocer el final desde el principio, es que los patrones en las Escrituras tienden a repetirse de manera cíclica una y otra vez.

Yeshayahu (Isaías) 46:9-10
9 Acuérdate de las cosas antiguas, porque Yo soy Elohim, y no hay otro; Yo soy Elohim, y no hay otro como Yo,
10 Declarando el fin desde el principio, y desde la antigüedad las cosas que aún no se han hecho, diciendo: ‘Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que Me plazca’.

Uh, entonces, si estudiamos los patrones en los primeros cinco libros de Moshé (o lo que se llama la Torá), podemos ver importantes patrones y tendencias y ciclos en cómo progresan las noticias.

Y quizás no veamos los patrones semana a semana, pero ciertamente año a año y década a década. Y, un patrón es que los hijos de Israel pasaron de la libertad a la esclavitud en Egipto. Estuvieron allí durante 430 años, ¿verdad?

Así que, cuando fueron allí, eran libres y después fueron esclavos, durante 430 años.

Shemot (Éxodo) 1:11
11 Por lo tanto, pusieron sobre ellos a los capataces para que los afligieran con sus cargas. Y construyeron para Paro ciudades de abastecimiento, Pitom y Ramsés.

Así que, si queremos hablar de cualquier posible paralelismo, al menos para los que viven en los Estados Unidos de América, especialmente los que son de ascendencia europea cristiana, los Estados Unidos fueron presentados originalmente a los peregrinos europeos cristianos como esta maravillosa tierra donde podrían establecer una nueva vida en el «nuevo mundo» y practicar las Escrituras a su manera sin la intromisión e interferencia del gobierno.

Y, luego, unos 430 años después de que la gente comenzara a asentarse en lo que más tarde se convertiría en los Estados Unidos. ¿Qué era ese patrón? ¿Cómo va eso? ¿Hay algún patrón, algún ciclo?

Una cosa que debemos tener en cuenta es: ¿qué tipo de gobierno le gusta a Yahweh? Mucha gente tiene una opinión muy positiva de la democracia (irónicamente, sobre todo en los círculos cristianos).

Pero al hablar de la democracia en el estudio Israel Nazareno, en el capítulo sobre la secuencia del Fin de los Tiempos, vemos que una de las muchas ironías es que tantos cristianos, mesiánicos y efraimitas parecen pensar en la democracia como algo bueno.

Pero las Escrituras nunca abogan por la democracia en ninguna parte. De hecho (como mostramos en el estudio de Apocalipsis), las Escrituras están en contra de la democracia.

Yahweh, (digámoslo así) siempre pone el poder en un solo hombre o en un pequeño grupo de hombres que tienen orden entre ellos para poder actuar como un solo hombre.

Así es como se hace en la Escritura. Ahora bien, los colonos europeos sí necesitaron romper con el sistema babilónico de realeza europea porque era babilónico.

Pero la democracia no era la solución. La democracia es básicamente el gobierno de la mafia. La democracia es básicamente la gente que vota por lo que le parece bueno y correcto a sus ojos.

Y en las Escrituras se nos dice que no hagamos eso. Se nos dice que no busquemos lo que nos parece bueno y correcto a nuestros ojos, sino que (en todo momento) busquemos diligentemente lo que dice la Escritura.

Bueno, la democracia funciona según el principio de que la sabiduría de la mayoría siempre es correcta, pero el problema es que en las Escrituras la sabiduría de la mayoría suele ser errónea.

Así que, para que la Escritura funcione, (básicamente) Yahweh le da (lo que podríamos llamar) un papel de dictador benévolo, ya sea a un solo hombre o a un pequeño grupo de hombres ordenados, responsables y receptivos a Elohim; como un Moshé o como un Josué (o quizás como un tipo de Rey David).

Tehillim (Salmos) 89:20
20 He encontrado a Mi siervo David; con Mi óleo apartado lo he ungido,

Ahora, ese tipo de liderazgo es del que habla la Escritura y realmente no funciona de otra manera en la Escritura. La Escritura está orientada a un dictador benévolo.

Como mostramos en Apocalipsis y el Fin de los Tiempos y también en Apocalipsis Simplificado (la versión de YouTube) y en otros lugares, la democracia misma es un concepto babilónico.

Así que, cuando investigamos, lo que encontramos es que la democracia se utilizó por primera vez en las reuniones de los consejos babilónicos y luego la idea fue aprovechada y ampliada primero por los griegos y luego por los romanos. Y, lo que sabemos es que todos estos tres reinos están en la visión de Daniel o la visión del rey Nabucodonosor en Daniel sobre la bestia del fin de los tiempos.

Así que esas son las tres naciones babilónicas que han utilizado ese concepto.

Daniel 2:39-40
39 Pero después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; luego otro, un tercer reino de bronce, que dominará toda la tierra.
40 Y el cuarto reino será tan fuerte como el hierro, ya que el hierro se rompe en pedazos y lo destroza todo; y como el hierro que aplasta, ese reino se romperá en pedazos y aplastará a todos los demás.

Ahora, el hebreo es un idioma increíble. Puede analizar las palabras porque es tanto alfabético como pictográfico.

Ahora, en hebreo, el nombre «Babilonia » es «Babel». Se deletrea, «beit», «beit» y luego «lamed». El «beit» representa una casa y el segundo «beit» representa una segunda casa y «lamed» simboliza un bastón (o un aguijón) que simboliza la autoridad. Así, la democracia es básicamente cuando se tiene el poder o la autoridad dividida entre más de una casa; «beit» y «beit» compartiendo un «lamed».

Bueno, (ya sabes), por ejemplo, Estados Unidos y muchos otros países tienen una separación de poderes similar. El poder de los Estados Unidos se divide en tres partes: El ejecutivo, el legislativo y el judicial.

Ahora, el problema es que Yeshúa nos dice muy claramente en Mattityahu (o Mateo) capítulo 12 y verso 25 que cualquier casa que está dividida contra sí misma eventualmente caerá.

Mattiyahu (Mateo) 12:25
25 Pero Yeshúa conocía sus pensamientos y les dijo «Todo reino dividido contra sí mismo es llevado a la desolación, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no permanecerá.

Porque en lugar de buscar unirse detrás de su rey (en lugar de buscar unirse detrás de su dictador/líder benevolente), el pueblo buscará su propio bien personal como si ellos mismos fueran soberanos.

Y para aquellos que viven en los Estados Unidos, hay un fuerte movimiento de soberanía que dice estar basado en las Escrituras, pero las Escrituras hablan de nosotros como esclavos. La Escritura habla de nosotros como siervos voluntarios. No como, bueno somos una nación de reyes y sacerdotes también, pero no en ese sentido.

Debemos someternos a Yahweh, en Su Espíritu. Así que, para aquellos que forman parte del movimiento prodemocrático, ¿cómo les va ahora, 430 años después en los Estados Unidos pro-democrático?

¿Cómo va la cosa en el país donde la democracia se introdujo por primera vez en el mundo en la época moderna?

Por lo tanto, es cierto que los peregrinos cristianos de Europa necesitaron apartarse de los reinos cristianos de Europa, porque los reinos cristianos eran babilónicos y romanos (básicamente mezclados con el paganismo).

Sin embargo, es un gran error sustituir la realeza cristiana babilónica por la democracia, porque la Biblia nunca aboga por la democracia en ninguna parte. La Biblia es antitética al principio democrático. Esas dos cosas no funcionan juntas. Esas dos cosas no son computables y una república democrática tampoco.

Por lo tanto, es una de esas cosas difíciles para que los hombres se humillen y se den cuenta de que la Biblia (la Escritura) aboga por una dictadura benévola. Ahora, si estamos hablando a través de un Juez ungido (como Moshé), o un Rey hereditario, (como David), o un Príncipe constitucional (como el Nasi venidero de los capítulos 40-46 de Ezequiel). De eso hablan las Escrituras; de un dictador benévolo que es directamente responsable ante Elohim.

Y entonces algunos dirán: «Bueno, sí, pero Yeshúa vino como un siervo sufriente» y eso es cierto, pero Él volverá como el Rey conquistador. Y a los reyes les gusta el orden dentro de sus reinos. Quieren que sus súbditos (es decir, nosotros) establezcan este orden por ellos.

Entonces, alguien va a preguntar sobre el capítulo 15 de los Hechos, en el llamado «Concilio de Jerusalem«. Y es que muchos cristianos (y algunos mesiánicos) parecen pensar que el capítulo 15 de los Hechos es donde un grupo de cristianos (o mesiánicos, o quien sea) simplemente se reunió en un lugar y habló de todos los temas usando su propio sentido común.

Y mucha gente podría pensar (o le gustaría pensar) que eso se parece mucho a la democracia. Y mucha gente podría pensar que eso es lo que hicieron en el capítulo 15 de los Hechos, pero eso no es lo que hicieron en el capítulo 15 de los Hechos en absoluto.

Como mostramos en nuestros estudios, (especialmente en Gobierno de la Torá) el llamado «Concilio de Jerusalem» era en realidad una reunión del Consejo. Era una reunión de lo que el judaísmo llama el «Beit Din Gadol» (el «gran consejo» o el «gran tribunal»). Lo llamamos el «Sanedrín Nazareno» (si así lo prefieres), porque preferimos los términos hebreos.

Entonces, los nazarenos eran solo judíos y continuaron organizándose por la forma de judaísmo que entendían en su tiempo; tratando de deshacerse de cualquier influencia babilónica y solo yendo estrictamente a lo que las Escrituras dicen que hay que hacer.

Pero el modelo del Beit Din es una manifestación clásica del mandamiento dado en el capítulo 16 de Deuteronomio (o Devarim) en el versículo 18, que nos dice que debemos nombrar jueces y oficiales dentro de todas nuestras puertas (para que haya orden) que Yahweh (o Elohim) nos da, según nuestras tribus. Y, que estos Jueces y Oficiales deben juzgar (es decir, dirigir o gobernar) al pueblo con un juicio justo. Es decir, que se supone que deben darles un gobierno justo; se supone que deben ser buenos gobernantes.

Devarim (Deuteronomio) 16:18
18 «Nombrarás jueces y funcionarios en todas tus ciudades, que Yahweh tu Elohim te da, según tus tribus, y ellos juzgarán al pueblo con justo juicio.

Por lo tanto, hay un gobierno ordenado allí mismo en las Escrituras y eso es lo que estaban haciendo en Hechos 15. Pero, de alguna manera, algunas personas tienen la idea errónea de que se trataba de una reunión del ayuntamiento o de un consejo municipal (o algo así) y eso no es lo que era. No era un club de votación populista.

Más bien, el Beit Din opera realmente más como un tribunal militar que otra cosa, porque eso es lo que el orden del sacerdocio primogénito, el orden levítico, y más tarde el orden melquisedeciano (todos órdenes militares espirituales) requieren orden; y tienes que tener liderazgo (básicamente a un solo hombre o un pequeño grupo de hombres con orden entre ellos), para que haya responsabilidad en el reino.

Y es completamente apropiado, porque así nos llama Yahweh, por eso nos llama «Los ejércitos del Elohim viviente«. Así que, mucha gente tiene dificultades con esto porque tenemos imágenes de Yeshúa como un cordero suave y mimoso (y este tipo de cosas), pero realmente, Yahweh es un hombre de guerra; es un Elohim de guerra y tiene un trabajo que quiere que hagamos para Él (si entiendes lo que estoy diciendo).

Shemot (Éxodo) 15:3
3 Yahweh es un hombre de guerra; Yahweh es Su nombre.

Por lo tanto, tenemos que ocuparnos de ello. Necesitamos ocuparnos de los asuntos de nuestro Padre, así como nuestro Maestro y Rey lo hizo. Yeshúa se ocupaba de los asuntos de Su Padre. Y si tenemos Su Espíritu, vamos a querer ocuparnos de los asuntos de nuestro Padre.

Entonces, ¿cuál es el negocio de nuestro Padre? ¿Qué quiere que sepamos? ¿Qué quiere que hagamos por Él?

Porque se supone que debemos tratar a Yahweh como nuestro Rey. Y esto es lo que a veces la gente olvida porque hemos vivido en democracia durante mucho tiempo. Hemos olvidado en qué consiste realmente la realeza. No es sólo que el rey tenga la última palabra. Es que todos los ciudadanos, todos los súbditos del reino debían ser leales y unirse detrás del rey.

Y, no hacerlo se consideraba traición y el castigo era la muerte (era la pena capital) y eso sólo por no estar del lado del rey. Eso es por estar del lado de otro. Eso es un delito de pena de muerte.

Así es como debemos tratar a Yahweh nuestro Elohim y Rey. Hay un pequeño número de nosotros, que están tratando de entender la necesidad de hacer realmente algo para Elohim; para construir realmente algo para nuestro Rey.

Eso es lo que Él quiere. Él quiere que seamos una novia de Proverbios 31 que le ayude a construir Su reino. Eso es lo que Él quiere de nosotros. Pero a veces me pregunto si hemos vivido bajo la democracia durante tanto tiempo que tal vez ciertas personas han olvidado cómo es la realeza justa y por qué la necesitamos. He escuchado a más de una persona argumentar a favor de la anarquía porque tienen esa imagen de que se supone que estamos sin líder y sin cabeza. Y hay ciertos versículos que se pueden sacar de contexto (los tratamos en el Gobierno de la Torá).

Pero debemos recordar que las Escrituras no ordenan la democracia porque ésta es una de las trampas del diablo. Hay una razón por la que los Illuminati celebran la revolución americana del 4 de julio de 1776, y es porque esa es la fecha en la que el pueblo de Yahweh (Efraim) se separó de los reinos europeos y cristianos de Inglaterra.

Y hay ciertos protocolos que dicen que esa era realmente su única defensa y que sin un reinado cristiano pueden ser fácilmente manipulados y controlados porque el caballo negro puede controlar fácilmente al caballo rojo (Si no sabes lo que significa eso lo hemos cubierto en Apocalipsis y el Fin de los Tiempos o en Apocalipsis Simplificado).

El alejamiento de los reinos cristianos fue el principio del fin para los cristianos, pero aún hoy no lo saben.

El problema es que, por muy malo que sea un rey (especialmente un rey babilónico), incluso un mal rey babilónico todavía se les exige que enseñen al pueblo las Escrituras, porque es de ahí de donde saca su base de poder.

Como la gente no cree en las Escrituras, no va a apoyar a un rey cristiano. Por lo tanto, los revolucionarios americanos no apoyaron a un rey. Y echemos un vistazo. Ahora, (menos de 250 años después) ¿cómo de cristiana es la joven América? ¿Cómo de cristiana es la joven América democrática?

De hecho, Estados Unidos está intentando destruir a los cristianos. Entonces, y esto es porque (como explicamos en nuestro estudio sobre Apocalipsis y el Fin de los Tiempos) América es la tierra de Babilonia de los capítulos 50 y 51 de Jeremías. Y se nos ordena abandonar la tierra de Babilonia.

Hay muchas cosas que podemos decir aquí, pero el punto que estamos tratando de hacer es que todo el concepto de la votación no tiene sentido desde una perspectiva bíblica.

Bien, digamos que vas a tener una nación de personas. Todos buscan lo que es bueno y correcto a sus propios ojos, por lo que todos buscan su propio bien egoísta. ¿Y de alguna manera se supone que el bien egoísta colectivo conduce al bien desinteresado de la nación?

¿Cómo funciona eso? ¿Se supone que el hecho de que cada uno vote por su propio bien privado va a construir una nación fuerte, sana y unificada con un sentido de camaradería y propósito común? ¿Y eso va a proporcionar el bien común de todos?

La idea no tiene sentido. Por lo tanto, lo que se quiere en la Escritura es una nación que se una detrás de su rey, de modo que todos se unan para apoyar al rey. Especialmente en tiempos de guerra. Entonces, ¿vas a cambiar eso por una nación de personas que hacen lo que les parece bien; lo que les parece bueno y correcto a sus propios ojos?

Por lo tanto, si todavía crees que la democracia es algo bueno, entonces sigo sin entender el concepto. ¿Cómo puede la búsqueda de cada uno de su propio bien privado conducir a una nación unificada que busque el bien común de todos?

Si estableces un sistema basado en el interés egoísta, ¿cómo acabas con un sistema en el que todos son amados y cuidados como una comunidad? ¿Cómo se consigue un espíritu comunitario en ese tipo de entorno?

¿Y por qué el pueblo de Yahweh, Judá e Israel (o Efraim), adopta un estilo de gobierno que se desarrolló originalmente en Babilonia, y que luego fue aprovechado y desarrollado en Grecia y Roma?

¿Por qué el pueblo de Yahweh adopta sistemas de gobierno que provienen de los enemigos tradicionales de Israel, Babilonia, Grecia y Roma?

No tiene sentido para mí.

Así que, sé que tenemos que ver muchos temas abiertos al mismo tiempo, pero lo que realmente está sucediendo aquí en Parashá Beshalaj es que Paro nos está enviando, pero estamos dejando el gobierno de Satanás atrás, eso es genial.

Shemot (Éxodo) 12:31
31 Entonces llamó a Moshé y a Aharón de noche y les dijo: «Levántense, salgan de entre mi pueblo, ustedes y los hijos de Israel. Y vete, sirve a Yahweh como has dicho.

Así que, hemos estado sirviendo al siervo de Satanás Paro (iba a decir, «la serpiente de Satanás Paro«) ahora, durante 430 años y ha sido progresivamente peor, peor y peor. Pero ahora por fin es el momento de Yahweh; por fin es el momento de volver a casa.

Así que, una vez que dejemos el gobierno de Satanás atrás, ahora podemos empezar a establecer la forma de gobierno de Yahweh. Podemos tener la forma de gobierno de Yahweh, Su gobierno justo para nosotros y nuestras familias y toda nuestra nación. ¿No suena bien? ¿No le parece que eso es algo que queremos hacer hoy?

Bien, pero ahora, antes de salir de Egipto, Yahweh tuvo el Pésaj (o la Pascua) con nosotros, por lo que compartimos esa comida privada y (como mostramos en nuestros estudios sobre Las Fiestas y la Antigua Boda Hebrea) el Pésaj corresponde a la primera fase de la ceremonia nupcial hebrea, que se llama shidukim y se refiere al emparejamiento, el acto de emparejar se llama shiduk.

Así que, un shidukim es el escenario donde un novio toma a su novia (y en este caso Yahweh toma a Israel para Su Hijo Yeshúa). Así pues, han llegado a un acuerdo para casarse, por lo que, para celebrar la unión, sus familias se reúnen y organizan una comida de celebración y esa comida de celebración privada hace oficial el acuerdo.

Así, Yahweh vino a redimir a Su novia Israel de la esclavitud y hubo un shiduk (o emparejamiento) con Israel y celebramos el shiduk como la comida de Pésaj. Eso es lo que era el Pésaj, era una celebración de nuestro acuerdo para casarnos con Yahweh Elohim.

Así que, si lo pensamos, el Pésaj es como un aniversario de que nos pidieron que nos casáramos con Yahweh. Ese no es el aniversario de la celebración, sino que es cuando Yahweh vino y seleccionó a aquellos que serían una novia fiel para Su Hijo Yeshúa.

Vayiqra (Levítico) 23:1-2
1 Y Yahweh habló a Moshé, diciendo,
2 «Habla a los hijos de Israel y diles ‘Las fiestas de Yahweh, que proclamarás como convocatorias sagradas, son Mis fiestas.

Así que, originalmente, Él quería que todo Israel calificara, pero a medida que avanzamos en la historia, parece que la gran mayoría de la gente se descalifica por su falta de celo y entusiasmo.

Así que, si entendemos lo que es el Pésaj deberíamos querer mantener la celebración ¿sí? Porque, ¿quién ha oído hablar de una novia que no quiera mantener sus propias celebraciones de boda? No tiene sentido. Por eso, Yahweh quiere que celebremos el día en que vino y nos pidió que fuéramos Su novia. ¡Genial! ¡Maravilloso! Hagamos eso.

Y vamos a ver en la siguiente Parashá, en la Parashá Yitro, vamos a ver donde Yahweh nos llevará ahora al pie del Monte Sinaí. Y Yahweh nos va a dar Sus instrucciones nupciales (la Torá).

Ahora bien, en la antigua tradición de las bodas hebreas, el novio le da a su novia lo que se llama una Ketubá . Y la Ketubá es el pacto nupcial de la novia que detalla todos los deberes y todas las responsabilidades. Explica lo que va a hacer el novio y lo que va a hacer la novia. Dice que la familia del marido va a proporcionar una tierra que fluye leche y miel.

Shemot (Éxodo) 19:5
5 Ahora pues, si en verdad obedecéis Mi voz y guardáis Mi pacto, seréis para Mí un tesoro especial entre todos los pueblos; porque toda la tierra es Mía.

Pero ahora la novia debe estar a la altura de estos estándares reales. Estas normas elevadas, celestiales y reales. (Y las reglas para la novia son esto y esto y esto y esto y otros deberes que se asignan a medida que avanzamos en el tiempo porque el plan va a cambiar de vez en cuando).

Israel no sabe, pero Yahweh ya sabe, que el sacerdocio primogénito será sucedido por un sacerdocio levítico. Y el sacerdocio levítico será sucedido por un sacerdocio rabínico corrupto. Y entonces el corrupto sacerdocio rabínico será sucedido por un sacerdocio melquisedeciano; uno restaurado. Y luego, en última instancia, se fusionará con el sacerdocio levítico refinado después de la tribulación y el Armagedón y la gran cosecha. Así que, Yahweh sabe que va a haber esta progresión de sacerdocios.

Por lo tanto, siempre se entiende que tenemos que escuchar y obedecer Su voz. Si estás a bordo de un barco (o quizás de un avión comercial o militar) sabes que no puedes limitarte a hacer tu trabajo, también debes escuchar las órdenes del capitán, debes hacer las cosas según surjan las crisis. También debes hacer otras cosas como mantener la comunicación y las buenas relaciones con el resto de la tripulación. Todo eso forma parte del trabajo; hacer tu parte a bordo del barco (o del avión). Todo eso forma parte del trabajo.

Por lo tanto, si la novia es fiel, hace su parte como ayudante, aprende lo que su Esposo y Rey ama y no ama, se casarán. Si ella hace su parte, Él la guiará con amor y la conducirá por el camino.

Shemot (Éxodo) 19:8
8 Entonces todo el pueblo respondió en conjunto y dijo: «Todo lo que Yahweh ha dicho lo haremos». Así que Moshé trajo de vuelta las palabras del pueblo a Yahweh.

Habrá mucho refinamiento para cada uno de nosotros, pero solo ¿puedes imaginar estar casado con el Hijo del Creador del universo (sólo por un momento), puedes imaginar cómo va a ser eso?

Y piensa en lo indignos que somos, porque si lo piensas no somos mucho más que sacos de tierra. Tomó la suciedad de la tierra y sopló el aliento de vida en nosotros y aquí estamos y (por alguna razón) ahora quiere limpiarnos y darnos Su Espíritu y casarnos con Su Hijo.

No somos más que sacos de tierra, ¿verdad? Pues bien, ¡me apunto! Si eso es lo que Él quiere. Y no me importa qué, no me importa lo que cueste. Esa es la cuestión y creo que esa es la diferencia. Creo que a mucha gente le importa lo que cuesta, porque si le cuesta su dinero o su tiempo se van o se quedan en la periferia. No quieren realmente ayudar a su Rey a establecer Su reino. En realidad, preferirían permanecer de nuevo en la esclavitud, de nuevo como parte del reino de Paro, de nuevo en Egipto. Prefieren quedarse en el mundo.

Vimos lo mismo cuando Judá fue al exilio en Babilonia. Sólo el diez por ciento de los judíos regresó cuando terminó el exilio de Babilonia. Así que, periódicamente, Yahweh hace este aventado y trillado; se deshace de lo que sobra. Hubo un tiempo en que Yeshúa rechazó a los discípulos adicionales. Él pensó algo así como, «Estos no están realmente dedicado a Mí, es necesario comer Mi carne y beber Mi sangre«, pero lo que realmente está diciendo es, «Te estoy poniendo a prueba». Y muchos de ellos se volvieron. Sólo eran los doce, porque ellos decían: «¿Dónde más vamos a ir? No hay otro lugar donde ir, Tú eres el que tiene palabras de vida eterna, así que espero que expliques lo que quieres decir”. Y lo hizo. Pero ¿te apuntas?

Tenemos que sentarnos y contar el coste antes de empezar, porque todos nosotros vamos a tener que humillarnos. Y a todos se nos va a exigir que nos rebajemos, y todos tenemos que permanecer en actitud de aprendizaje y conocimiento.

No se trata de que tengamos razón, se trata de que todos aprendamos lo que es correcto, porque tenemos que estar de acuerdo con Él si vamos a andar por el camino con Él.

Por lo tanto, queremos estar de acuerdo con Él y luego queremos estar de acuerdo entre nosotros, en Él. Una vez que estamos sometidos a Su Espíritu, entonces podemos someternos unos a otros en el Espíritu. Y entonces podemos conseguir que se haga algo según Su Espíritu (ese es el paso que la mayoría de las iglesias y las sinagogas se saltan).

Pero la cosa es que la mayoría de nosotros, tenemos esta idea bastante diferente del matrimonio. Y no sé si viene del matrimonio en la actualidad, o si la gente quiere convertir el matrimonio en algo que nunca debió ser y nunca podrá ser, pero hoy en día, la gente se casa por amor romántico. Así que deja que los adolescentes se enamoren (y está bien si quieren elegir dentro de la fe, sabiamente dentro de la fe, eso es genial), pero en el pasado, te casabas para la supervivencia de la familia y la reproducción (en los días que estamos leyendo aquí en la Parashá), su seguridad final es siempre en Yahweh, pero todavía debemos hacer las cosas de una manera sabia. El hecho de que creamos en Yeshúa no significa que no tengamos que ser sabios como serpientes y sencillos como palomas.

Pero, considera que, antes de que hubiera estados nacionales, tu familia era literalmente tu nación. Así que, antes de ir a Egipto, Israel era su familia, su nación. Cuando bajaron a Egipto, su familia seguía siendo su nación. Ahora que los sacan de Egipto ya no hay un solo ancestro común. Por lo tanto, ya no es realmente la familia nuclear primaria.

Así que ahora necesitan otra forma de gobierno para poder permanecer juntos como familia, como nación, pero en aquellos tiempos a quién elegías para casarte era algo muy, muy importante. Incluso una vez que se formó la nación de Israel, todavía quieres elegir a alguien que esté en la fe. No quieres estar en un yugo desigual. Esa es una buena manera de caer. Una buena manera de pasarlo mal en la vida es estar en un yugo desigual.

Así que, ya sabes, el matrimonio representaba lazos estratégicos y comerciales vitales y alianzas comerciales y estratégicas. Y en cierto sentido, la familia todavía lo hace para las familias que todavía consideran este tipo de cosas y ese tipo de relaciones de alianza estratégica eran muy importantes para su supervivencia en aquel entonces y también para su estado financiero.

Bereshit (Génesis) 28:1
1 Entonces Isaac llamó a Jacob y lo bendijo, y le encargó, y le dijo «No tomarás mujer de las hijas de Canaán.

Por lo tanto, no se dejaba la elección sobre la otra línea familiar con la que casarse a los niños, ¿sabes lo que estoy diciendo? Cuando las familias viven juntas en la época moderna, cuando los hijos viven separados quizás puede ser algo diferente, pero si vives bajo el techo de tu padre (porque las familias vivían juntas en aquella época) no te vas simplemente con quien quieres. Si tu hijo tiene una recomendación (hay alguien que él quiere) puedes hacer la presentación, puedes conocer a la familia, puedes comprobarlo, pero no dejas la decisión a los hijos.

Recuerdas lo que era ser un adolescente, ¿verdad? Entonces, ¿vas a dejar que tu hijo adolescente o tu hija adolescente con las hormonas desbocadas decida quién es la mujer que va a venir a vivir a tu casa y sea quien sea, ahora estás en alianza estratégica y comercial con esa familia? ¿Quiénes son?

No. No, no, no, no, no, no, no. No vamos a hacer eso aquí, ¿de acuerdo? Esto no es «lo que sea», esto es «olvídate de ello», ¿de acuerdo?

En el sistema patriarcal hay muchos mesiánicos que se rebelan al hecho de que es un sistema patriarcal. De eso hablan las Escrituras. Así que, tú hiciste las reglas para tu casa, pero era una casa extendida.

Así pues, el matrimonio no sólo tenía que ver con los hijos, sino también (de nuevo) con las alianzas estratégicas, y el matrimonio tenía que ver con el deber. Se trataba de la responsabilidad, de asumir la responsabilidad personal y de educar a la siguiente generación de tu familia en el camino que debe seguir, y sigue siendo así hoy en día.

Entonces, la cosa es que tanto en la antigüedad como hoy en día en el matrimonio, tanto la novia como el novio necesitan obedecer cada parte del pacto matrimonial y todo lo que implica.

Cuando hablamos de la Torá, tenemos que obedecer todo lo que implica bajo pena de muerte porque lo que realmente estamos haciendo en un matrimonio es tejer otra familia en la mezcla.

Así que, ya sabes, lo que ocurre en una casa va a repercutir en la vida de todos los demás en esa casa y la forma en que se lleva el matrimonio va a repercutir en la vida de todos los demás en toda la comunidad.

Y en la sociedad israelita, esto es algo que es imposible en el movimiento mesiánico porque no tienen ningún tipo de jefatura. El movimiento mesiánico es un desastre. Es un desorden desorganizado.

Pero en la verdadera sociedad israelita (como explicamos en Relaciones de Pacto y especialmente en nuestro estudio sobre “El Corazón de Yahweh en el Matrimonio«), en la sociedad israelita, en la sociedad hebrea, la forma en que llevas tu matrimonio es en gran medida asunto de tu vecino, porque va a ser impactado por él.

Por lo tanto, en la Torá, si uno hace algo malo, la nación sufrirá como resultado. Así que, en la sociedad israelita se conoce a todo el mundo y se habla con todo el mundo y se llega a conocer a los vecinos de una manera muy profunda y cariñosa e íntima porque estas son las personas con las que tú y tus hijos van a pasar la próxima guerra y la guerra después de eso y los buenos y los malos tiempos y las fiestas y las hambrunas.

Y para hacerlo con éxito como comunidad y como nación tienes que amar a la gente que conoces en tu nación, eso es muy importante en la sociedad israelita. Pero hoy, bajo la democracia, bueno, muchas cosas son diferentes y a veces puede parecer que el marido y la mujer son una especie de equipo en solitario.

Puede ser así, pero eso es lo ideal cuando intentamos volver al concepto de comunidad. Estamos tratando de preparar a las comunidades del Fin de los Tiempos porque sabemos que van a cortar nuestras comunicaciones durante, al menos, la segunda mitad de la tribulación. Pero en realidad hay algo más que la seguridad y es que la comunidad forma parte de la vida israelita y debemos conocernos y amarnos de manera muy real, eso es parte integral de la cultura hebrea.

Y esto puede ser difícil en la dispersión porque estamos muy dispersos, pero si tienes a otros que están realmente conectados contigo que se están ayudando mutuamente a caminar mejor día a día como el hierro afila el hierro, bueno esto puede llevar a la comunión para ti y tu familia. Si eres de los que ayuda a Israel Nazareno quizás traduciendo y reeditando la palabra en tu idioma, esto puede ayudar a difundir la verdad en tu área.

Y también puede dar lugar a la confraternidad para ti y tu familia.

Pero volviendo al acuerdo de boda. Así, cuando te casas recibes una Ketubá que sabemos que en nuestro caso es la Torá.

Ahora en la Parashá Yitro, en el siguiente capítulo, vamos a ver donde recibimos los 10 Mandamientos. Ahora, la novia no puede obedecer nueve de los mandamientos y romper el décimo, ¿de acuerdo? y la novia en el matrimonio, no llega a hacer el 90 por ciento de las cosas que su marido le dice que haga y luego se le escapa el 10 por ciento, ¿vale? No puedes cocinar, limpiar y criar a los niños y luego irte a tener una aventura.

No es así, no funciona así, ¿vale? Y lo mismo ocurre con la Torá de Yahweh. No podemos cumplir el 90 por ciento de los mandamientos y obviar el otro 10 por ciento.

Ahora bien, nuestro Esposo es un Rey muy grande, y es muy celoso de nuestras atenciones, y quiere lo que todo gran rey quiere que es un buen nombre y la mejor reina para Él.

Mishle (Proverbios) 31:11
11 El corazón de su marido confía en ella con seguridad, por lo que no le faltará ganancia.

Así que, si vamos a casarnos con Yeshúa, entonces deberíamos conocer a Yeshúa, ¿tal vez?

Entonces, ¿qué clase de reina quiere Yeshúa?

Pues no lo sé, pero me imagino que quiere una reina que le ame de verdad y que quiera ayudarle a conseguir lo que quiere. Y como lo que Él quiere es un reino, sospecho que lo que Él quiere es una novia de Proverbios 31 que esté ansiosa por ayudarle a construir Su reino para que pueda verlo feliz sentado en Su trono apartado.

Mishle (Proverbios) 31:12
12 Ella le hace el bien y no el mal todos los días de su vida.

¿Por qué no querría sentarse en Su trono? ¿Por qué no querría Él una novia de Proverbios 31? Porque la novia es descrita como una ayudante, ¿verdad?

Mishle (Proverbios) 31:13
13 Busca lana y lino, y trabaja de buena gana con sus manos.

Así, la gente piensa que la vida de la reina es muy relajada y que no tiene nada que hacer más que su pelo y sus uñas (o algo así). No, las reinas son personas muy activas, muy ocupadas. A veces las reinas gobiernan cuando sus maridos se van a la guerra. Las reinas obran un papel diferente de lo que mucha gente piensa.

Entonces, si queremos ser Su novia y Él busca a alguien que le ayude a conseguir lo que quiere, ¿le estamos ayudando a conseguir lo que quiere? ¿Es así?

¿Ayudamos a nuestro Esposo en Su trabajo de complacer a Su Padre trayendo el reino de los cielos a la tierra? Al llevar a la tierra primero a la sujeción espiritual a Yeshúa, ¿quién entonces se volverá y cederá la sujeción espiritual a Su buen Padre celestial?

Entonces, ¿le estamos ayudando con eso? ¿Ayudamos a traer el reino de los cielos a la tierra? O simplemente oramos por ello y luego no hacemos nada al respecto.

Entonces, quiero decir, ¿estamos ayudando a nuestro Esposo a construir Su reino realizando la Gran Comisión? ¿Qué importancia tiene para nosotros?

Matityaju (Mateo) 28:19-20
19 Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolas en Mi nombre*.
20 enseñándoles a guardar todas las cosas que os he mandado; y he aquí que Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo». Amén.

[*Para saber por qué nos sumergimos solo en el nombre de Yeshúa, véase «La Inmersión Solo en el Nombre de Yeshúa«, en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Tres].

Así que, mi comprensión es que esta vida se trata de que Él nos da algo que hacer por Él. Él es el Elohim de la guerra, nos da una misión, una campaña que realizar para Él y luego se sienta a ver cuánto hacemos o cuánto nos importa lo que Él quiere. Así es como operan los reyes. Esto no es una democracia, es una realeza.

Y Él dice lo siguiente en Hitgalut o Apocalipsis 22:12.

Hitgalut (Apocalipsis) 22:12
12 «Y he aquí vengo pronto, y Mi recompensa está conmigo, para dar a cada uno según su trabajo.

Por lo tanto, ahora vamos a notar algo realmente importante aquí. Así pues, en Shemot (o Éxodo), parece que sólo hay unas pocas personas con las que Yahweh está realmente contento hasta el punto de que se podría sospechar que Yahweh podría querer tomarlas para la novia de Su Hijo o para algún otro papel importante (como quiera decirse), pero parece que en general está contento con Moshé, con Josué, con Caleb, porque parece que su nivel de compromiso es muy alto. Parece que están haciendo todo lo posible. Aunque podrían (tal vez) holgazanear y ser como uno más del pueblo, pero en realidad están haciendo todo lo posible para servir fielmente a Yahweh.

¿Pero qué pasa con la mayoría? Entonces, creo que lo que realmente necesitamos decir aquí es que si queremos que Yahweh se complazca con nosotros el patrón que estamos viendo aquí es que Yahweh nuestro Elohim quiere que lo amemos con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente con toda nuestra alma, con todas nuestras fuerzas. Él quiere que nos comprometamos verdaderamente con Él y va a poner pruebas y desafíos en el camino, y quiere que confiemos en Él.

Devarim (Deuteronomio) 6:4-5
4 «Escucha, oh Israel: Yahweh nuestro Elohim, Yahweh uno es.
5 Amarás a Yahweh tu Elohim con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.

Entonces, ¿lo estamos haciendo? Es decir, si Yeshúa estuviera aquí (para ver las cosas de una manera diferente), Yeshúa podría decir algo como: «Bueno, soy un gran Rey, o lo seré muy pronto. Y busco una reina que me demuestre cuánto me ama y respeta, y que intente ayudarme con mi obra. Mi Padre Me ha llamado para que someta a la tierra espiritualmente.”

«Así pues, poniéndolos primero en sujeción a Mí y luego Yo estaré en sujeción a Mi Padre. Así que, voy a estar en el cielo por mil años mientras ella es Mi cuerpo aquí en la tierra gobernando y reinando en Mi lugar así que si ella va a ser Mis manos y Mis pies y va a manejar Mi vara de hierro entonces ella siempre tiene que estar conectada conmigo.”

Y si ella tiene realmente Mi Espíritu, entonces tiene que estar buscando maneras de ayudarme a hacer Mi trabajo. Por lo tanto, necesito una novia con la que pueda sentirme verdaderamente en una sola carne, porque ella deja que Mi Espíritu se manifieste (se mueva a través de ella).”

Por lo tanto, voy a querer que ella sirva como Mi cuerpo mientras Yo soy la cabeza en el cielo por mil años, y sin embargo ella y Yo vamos a ser una sola carne porque ella será Mis manos y Mis pies. Ella será Mi cuerpo mientras, Yo estoy en los cielos.”

«Así que, si alguien va a empuñar Mi vara de hierro entonces tiene que tener Mi Espíritu, y debe estar plena y completamente sometido a Mi Espíritu«.

Sólo si ella permanece en Mí y Yo en ella, esa es la única manera en que puede gobernar para Mí. Y también realmente, esa es la única manera en que el tabernáculo de David va a ser realmente construido. Porque ese es un mundo, un gobierno espiritual que está centrado en Mí y centrado en Mi Espíritu.”

Por lo tanto, si ella no manifiesta Mi Espíritu entonces no es el tipo de novia que estoy buscando. Ella tiene que manifestar Mi Espíritu.”

Así que, aquí en Shemot, la situación es que ya hemos sido elegidos como la novia. Ya tuvimos el Pésaj, el acuerdo de shiduk, y estamos oficialmente comprometidos a casarnos, vamos a hacer el anuncio, subiremos, en breve, lo veremos en la próxima Parashá, pero ya hemos visto a Yahweh derribar y traer el juicio sobre diez de los dioses egipcios.

Bien, entonces, ya hemos visto milagros. Ahora, estamos dejando Mitzrayim por primera vez. Somos la futura nación prometida ¿cierto? Este es el momento en el que toda la novia, toda la nación se supone que está hablando con el mejor amigo del Novio, que en nuestro caso es el Espíritu de Yeshúa o el Espíritu de Elohim. Y aprendiendo lo que le gusta al Novio para poder complacer a nuestro Esposo cuando lleguemos a la consumación en la semana de bodas, que está simbolizada por la fiesta de Sucot (o Tabernáculos).

Um, pero… (cómo decirlo), Israel no está actuando realmente como una novia muy madura en este momento. En cambio, ella es como nuestros antepasados, está actuando realmente (básicamente) muy infantil e inmadura. Y a Yahweh no le gusta eso. Hay otras religiones a las que les gustan las novias infantiles, pero no ésta. Yahweh quiere una novia madura para Su Hijo.

Así que Qorintim Alef (o 1 Corintios), capítulo 14 y versículo 20, nos dice que no seamos niños en el entendimiento. Por lo tanto, debemos ser bebés en la malicia y la maldad (no debemos ser desarrollados en esas cosas), pero en el entendimiento debemos ser maduros.

Qorintim Alef (1 Corintios) 14:20
20 Hermanos, no sean niños en comprensión; sin embargo, en la malicia sean bebés, pero en la comprensión sean maduros.

Y realmente, cuando nuestros antepasados salieron de Mitzrayim (o Egipto) no eran maduros. En realidad, se comportaron más bien como niños espirituales.

Y es vergonzoso, pero son nuestros antepasados, y ¿podemos ver algunos paralelismos con la actualidad? porque, bueno, se puede saber la edad espiritual de alguien. Hay una correspondencia entre la familia nuclear en la que crecen y la familia espiritual a la que esperamos llevarlos.

Así que, en una familia nuclear, cuando tienes hijos, primero tienes que alimentarlos, y limpiarlos, y lavarlos, y cambiarlos y hacer todas esas cosas. Mantenerlos calientes, y frescos, y cuidar de todo de manera justa, y entonces, eventualmente crecen a una fase en la que son adultos. Y con suerte, si los destetas correctamente, entonces querrán empezar a ayudar en casa.

Cuando se les entrena correctamente, eso es algo que deben hacer. Deben comportarse como jóvenes adultos y querer ayudar en casa. Pero aún así, para los niños pequeños es natural hacer muchas preguntas: «¿Puedo tener esto?» y «¿Puedo tener aquello?»¿Podemos hacer esto?« ¿Podemos hacer esto otro?«, tienen mucho interés en este tipo de cosas.

Y eso es bueno para los niños. Están en modo de recepción, pero cuando se convierten en adultos tienen que cambiar. Con los adultos es más: «¿Cómo puedo ayudar?«, no solo a mi familia, sino a la gente que me rodea en mi comunidad y en mi nación.

Por lo tanto, es más bien una cuestión de jefatura con los niños, porque con los niños se trata de conseguir lo que queremos, mientras que como adulto se trata de ayudar en la familia y también en la comunidad y en la nación.

Y, como esposa se trata de ayudar al Esposo a servir a Yahweh (al menos en nuestro caso con Yeshúa), y a criar a la familia en el camino que debe ir. Por lo tanto, cada familia israelita debe educar a sus hijos en el camino que deben seguir. Servir a Yahweh y servir a Yeshúa de la manera que ellos quieren ser servidos, y esa es la diferencia.

Entonces, ¿es posible que al recorrer las páginas de Shemot, sea posible que Yahweh estuviera esperando que Israel, (la recién seleccionada novia de Su Hijo) se comportara un poco más como una novia madura y no como una novia niña?

Porque, en el antiguo Israel, una novia trata de ver cómo puede ayudar a su marido con sus trabajos. Es un trabajo duro, por lo que está acostumbrada a trabajar, por lo que, encaja con el resto de la familia y ayuda en el trabajo en el modelo hebreo antiguo.

Qorintim Alef (1 Corintios) 15:58
58 Por lo tanto, mis amados hermanos, estén firmes, inamovibles, abundando siempre en la obra del Adón, sabiendo que su trabajo no es en vano en el Adón.

Pero los niños, no buscan ayudar en el trabajo. Hay que entrenarles para que quieran ayudar en el trabajo. Así que, sí, quieres alimentarlos, y vestirlos, y educarlos, y hacer todas esas cosas, pero al mismo tiempo hay tareas físicas que hacer en la antigüedad.

Y aquí está Israel, aquí están nuestros antepasados, (básicamente) sólo pidiendo cosas como niños, «Necesitamos comida, necesitamos protección, necesitamos seguridad, danos agua«, como si Yahweh no tuviera ya un plan para proveer todas esas cosas. Esa es la cuestión, el aspecto de la fe no estaba allí.

Por lo tanto, no sé, pero me imagino a Yahweh como si estuviera observando todo como lo hace. Esperando que le preguntemos qué podemos hacer para servirle. ¿Sabes cuándo tus hijos te quieren de verdad porque quieren hacer algo para ayudarte?

Por lo tanto, se puede saber cuando realmente un empleado quiere ayudar porque busca que cosas hacer para servir.

Pero eso es todo, no puedes comprar ese tipo de cosas, esas cosas simplemente tienen que existir, pero ¿cómo son nuestros antepasados? Algo así como, «Hey», «Hola rey, eres genial. Gracias por darme la lista de cosas que te pedí. Aquí hay otra lista de cosas que me gustaría pedirte.”

Se comportan así, como si fueran el club «bendíceme» (ya sabes a qué me refiero), pero no están aquí para servir a su Rey.

Están aquí para ver lo que pueden conseguir para sí mismos y ese es el alcance de su cuidado. Hasta ahí llega su preocupación, porque nunca se paran a pensar qué pueden aportar de verdad.

Cuando Yeshúa curó a los diez leprosos, sólo uno volvió pero solamente para dar las gracias (mucho menos para ayudar al ministerio de alguna manera).

Luqa (Lucas) 17:15-16
15 Y uno de ellos, al ver que había sido curado, regresó y con gran voz glorificó a Elohim,
16 y cayó de bruces a sus pies, dándole gracias. Y era un samaritano.

Sólo uno volvió a dar las gracias y si estamos dispuestos a recibirlo esa es la diferencia entre los 4.000 y los 5.000 y las miríadas y las multitudes y las muchedumbres y los 12 con los que Yeshúa realmente pasó Su tiempo porque solo los 12 se dedicaron a ayudarle a construir Su reino. Entonces, ¿qué pasa con nosotros, hermanos y hermanas?

Así que, a veces es bueno poner atención a nuestro alrededor y mirar a toda la gente que hay por ahí que no se involucra realmente. Efectivamente no se molestan en ayudar a establecer el reino de Yeshúa y uno se pregunta, ¿no creen que Yahweh puede ver nuestros corazones? ¿Puede o no puede saber lo que pensamos en nuestro corazón?

Veamos lo siguiente, imaginemos a Yeshúa, sentado y reflexionando sobre la novia que quiere tomar y entonces está reflexionando sobre una novia y dice: «Hmm… veamos. Entonces, ella nunca se detiene a preguntar lo que el Novio o Su Padre quieren, ella ni siquiera paga realmente sus diezmos. Hmm…ahora, ¿qué clase de novia va a hacer? Entonces, ¿ella siempre está buscando qué hacer o solo viene cuando quiere algo?. Hmmm…»

Podrías decir: «Bueno, Yeshúa nunca sabrá la diferencia entre eso y alguien que está ansioso por ayudar a construir Su reino«. Es como: «¿Qué puedo hacer por ti; qué puedo hacer ahora; cómo puedo ayudarte?»

Y siempre oímos a los cristianos y los mesiánicos decir: «Bueno, Él conoce mi corazón, por eso no hago nada, por eso no ayudo, por eso no doy nada». Sí, Él conoce nuestros corazones porque mira los frutos.

Un árbol se juzga por sus frutos. Y por eso Yeshúa dice: «He aquí que vengo pronto y Mi recompensa está conmigo para dar a cada uno según sus obras.» Porque las obras son los buenos frutos. Esos son los buenos frutos del arrepentimiento que queremos. No queremos servir más al reino de Satanás. Queremos servir a Yeshúa. Queremos construir Su reino.

Mattityahu (Mateo) 7:12, 17-19
12 «Y he aquí que vengo pronto, y Mi recompensa está conmigo, para dar a cada uno según sus obras.
17 Aun así, todo árbol bueno da buenos frutos, pero un árbol malo da frutos malos.
18 Un árbol bueno no puede dar frutos malos, ni un árbol malo puede dar buenos frutos.
19 Todo árbol que no da buenos frutos es talado y arrojado al fuego.

«Oh, ¿hay que trabajar?» «Oh, ¿hay que dar el diezmo?» «Oh, bueno…» (ya sabes, ponen todo tipo de excusas).

¿Alguna vez has pensado en casarte con alguien y no te has parado a preguntarle qué quiere o cómo puedes dárselo?

Si realmente no lo amas lo suficiente como para preguntarle lo que quiere, entonces ¿por qué quieres casarte?

Yahweh me llamó al arrepentimiento el 6 de junio de 1999, y me dio una visión de lo que deberíamos hacer. Nunca puedo entender por qué la gente tiene tanta dificultad con el concepto de que Yeshúa quiere una novia dedicada de Proverbios 31 que lo ame lo suficiente como para querer ayudarlo a construir Su reino.

¿Por qué es tan difícil de entender? Es un Rey, puede tener a quien quiera, quiero decir, ¿alguno de nosotros ha orado alguna vez para que Él nos convierta en una novia de Proverbios 31 digna para Su Hijo?

Porque eso es lo que Él quiere. Esa es Su voluntad. Entonces, si queremos estar en Su voluntad, ¿no necesitamos convertirnos en las novias de Proverbios 31 que están ansiosas por reunirse y organizarse para poder ayudar a darle a Él, el reino que tanto desea y merece?

Es decir, esa es la razón por la que Él ordena la Gran Comisión. Esa es la razón de ser del ministerio quíntuple y del fundamento unificado de apóstoles y profetas…

Y si lo pensamos bien, todo es para nuestro bien de todas formas, porque ¿nos gusta vivir en el Reino de Satanás?

Así que, Yeshúa (nuestro Esposo) quiere que construyamos Su reino llevando a cabo la Gran Comisión y construyendo un solo cuerpo unificado sobre un solo fundamento de apóstoles y profetas de acuerdo con los protocolos del ministerio quíntuple.

Por lo tanto, si seguimos los protocolos construiremos Su reino, pero si no los seguimos ¿cómo saldremos del reino de Satanás?

Es como salir de Egipto y decir, «Oh, no queremos hacer las cosas que se necesitan para construir un reino.» Entonces, no tendremos reino, no tenemos gobierno, así que ahora la familia se dispersará. ¿Por qué querríamos algo así?

Terminaremos como siervos en el reino de Satanás, otra vez. Porque cualquier nación dividida contra sí misma, cualquier nación que no se unifique alrededor de su rey y alrededor de su Elohim, no va a sobrevivir.

Así que, realmente, al final del día, o podemos servir a Yahweh de la manera que Él dice y construir el reino de Su Hijo, o seguimos en Egipto.

Así que, pareciera que la gente quiere permanecer en el Egipto espiritual, y dicen: «Bueno, no queremos hacer eso… lo que usted está hablando requiere trabajo, requiere dinero, requiere tiempo, esfuerzo y energía«.

Mmmm, brrrr… No, preferimos ver Saturday Night Live. No queremos pagar los diezmos, no queremos organizarnos, no queremos realmente tener que someternos primero a Su Espíritu, y luego unos a otros en el Espíritu, para que obedezcamos cada Palabra de la Escritura.”

Oh, no, no estamos dispuestos a eso. Sabemos que fuimos comprados con un precio. Sabemos lo que le costó ese precio, pero no queremos hacerlo. No, se necesita tiempo, dinero, energía y esfuerzo. No….”

Bueno, se ve mucho de eso, y sabemos que será como en los días de Noé, «Así será la venida del hijo del hombre» y sólo ocho personas se salvaron a través del diluvio, y las profecías hablan de una gran destrucción que vendrá sobre los hijos de Efraim. De tal manera que sólo un pequeño remanente regresará a la tierra.

Tenemos que saber quién es nuestro Padre, Yahweh. Así que tenemos que saber quién es Él y qué quiere. Y tenemos que averiguar cómo organizarnos para darle lo que quiere, porque lo que quiere hacer requiere organización.

Y Él es un Hombre de guerra; Yahweh es un Hombre de guerra. Así, y como explicamos en El Gobierno de la Torá (y en otros lugares), Él envió a Su Hijo, Yeshúa, para poner la tierra en sujeción espiritual a Él. Para que su gobierno pueda entonces gobernar y reinar. Y es una gran operación de varias fases que dura lo que dura la tierra. Hay mucho que hacer.

Qorintim Alef (1 Corintios) 15:28
28 Ahora bien, cuando todas las cosas se sometan a Él, entonces el mismo Hijo se someterá también a aquel que puso todas las cosas bajo Él, para que Elohim sea todo en todos.

Mucha gente son muy ignorantes del hecho de que hay algo que hacer, ¿de acuerdo? Porque si nos hemos sentado de verdad y hemos contado el coste deberíamos saber que hay algo que hacer. Así es como Yeshúa puede darnos nuestra recompensa de acuerdo a nuestro trabajo. Hay que hacer algo por Él.

Por eso Yahweh dice que quiere que le amemos con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con todas nuestras fuerzas. Por lo tanto, Él está buscando ese tipo de dedicación que Moshé, Josué y Caleb tenían. Y ese es el tipo de dedicación que necesitamos tener si queremos sobrevivir a la tribulación, porque esa es la única manera de ser uno de los pocos con los que Él se complace.

Mattityahu (Mateo) 22:37-38
37 Yeshúa le dijo: «Amarás a Yahweh tu Elohim con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente».
38 Este es el primer y gran mandamiento.

Hay muchas maneras de recorrer un camino ancho y fácil y sólo hay muy pocas de recorrer uno estrecho y afligido.

Así pues, veámoslo de otra manera. Si eres una hermana y eres la novia o esposa de alguien y tu marido no es feliz, ¿eres tú feliz? Si es infeliz porque no tiene lo que quiere, ¿estás de acuerdo con eso?

Bien, ¿y qué pasa con Yahweh? Todos nosotros, hermanos y hermanas, si Yahweh no tiene todavía lo que quiere, ¿estamos contentos? Pero, sin embargo, queremos el reclamo de ser Su novia. ¿Nos preocupamos tanto por Él que no nos importa que no haya conseguido lo que quiere, todavía?

Entonces, ¿o es que nos parece un reto fascinante descubrirlo? O bien, Yeshúa no tiene lo que quiere todavía así que somos Sus manos y Sus pies, somos Su cuerpo, así que nuestros hijos van a ser los que gobiernen y reinen sobre esto, Su imperio espiritual global de todos modos, así que ¿por qué no queremos ayudarle?

Creo que ese es más bien el tipo de actitud que Él busca. Más bien un espíritu tipo Josué y Caleb. Eso es lo que Él está buscando para casarse. Ahora, de nuevo, han hecho el acuerdo con el Pésaj y ahora nuestros antepasados están llegando al pie del Monte Sinaí (llegaremos a él en la próxima Parashá).

Y es que, una vez que los votos matrimoniales se hagan públicos, estaremos legalmente casados con Yahweh en la siguiente Parashá, «Parashá Yitro».

Bien, vamos a echar un vistazo especial a esto. Tenemos información especial. Vamos a hablar de por qué la entrega de los Diez Mandamientos en el Monte Sinaí fue una Ketubá pública y un testimonio público del matrimonio.

Eso no son todos los mandamientos que hay de ninguna manera, y lo explicaremos en este, y en otros Parashiot, pero lo que vamos a ver ahí con la entrega de los Diez Mandamientos es a Yahweh hacer un testimonio público, escrito y visual a todo el mundo de que nos estaba tomando como Su novia.

Shemot (Éxodo) 24:12
12 Entonces Yahweh dijo a Moshé: «Sube a Mí en la montaña y quédate allí; y te daré tablas de piedra y la ley y los mandamientos que he escrito, para que los enseñes.»

Así que, ahora se le da un testimonio público y hay un testimonio escrito por lo que ahora todo el mundo sabe que Yahweh e Israel son una cosa, ¿verdad? Bueno, está bien, a veces la disciplina es un poco dura, pero consideremos las cosas desde Su perspectiva.

¿Nunca nos hemos sentado a mirar las cosas a través de los ojos de Yahweh, y hemos reflexionado sobre cómo orar algo así: «Yahweh, por favor, muéstranos qué quieres»?

De acuerdo. Él es el más grande Rey de todos los tiempos. Si ni siquiera puede conseguir que Su novia Israel cumpla con sus votos matrimoniales, ¿qué va a parecer al resto del consejo celestial? ¿Qué hace eso al nombre de Yahweh?

¿Sabes lo que digo? ¿Sabes lo importante que es para Yahweh Su nombre o Su reputación o Su fama o Su renombre? ¿Cómo le parece a Él que Su novia se aleje de Él y no cumpla realmente con toda la Ketubá de la boda?

No como los mesiánicos, que solo descansan y leen en Shabat y dicen: «¡Lo he guardado todo!» No lo has guardado todo. Te garantizo que no has guardado todo. Sólo oyes y no haces, engañándote a ti mismo.

Y el problema de nuestros antepasados y la bendición es que nuestros antepasados hicieron un solemne juramento de pacto al pie del Monte Sinaí (lo vamos a ver en la próxima Parashá). Y llegaron a un acuerdo y hubo un anuncio público (eso es la Torá, el anuncio público).

Por lo tanto, nuestros antepasados hicieron un trato, y tenemos que cumplirlo y es lo que queremos.

Pero la cosa es que si decimos que guardamos la Torá, pero no hacemos realmente las cosas que están escritas en la Torá, entonces no es seguro tenernos en la comunidad porque las palabras que salen de nuestra boca son diferentes a las que dice Yahweh.

Vayiqra (Levítico) 20:10
10 ‘El hombre que comete adulterio con la mujer de otro hombre, el que comete adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera, serán condenados a muerte.

No vamos a llevar cada pensamiento en cautiverio, ¿de acuerdo? Estamos dejando que los pensamientos de Satanás salgan de nuestra boca, no podemos hacer eso, ¿de acuerdo?

El pecado debe ser purgado del campamento. La alternativa es que tengas un poco de levadura fermentando toda la masa. Este principio se sigue aplicando en el Pacto Renovado. Eso es lo que trataban en 1 Corintios 5.

Por eso la pena por la idolatría es también la muerte, porque la idolatría es una forma de adulterio espiritual.

Devarim (Deuteronomio) 8:19
19 Entonces, si de alguna manera te olvidas de Yahweh, tu Elohim, y sigues a otros elohim, y los sirves y los adoras, Yo testifico hoy contra ti que ciertamente perecerás.

Y es por eso que la no idolatría es el primero de los cinco principios del capítulo 15 de los Hechos, porque se supone que debemos ser una novia casta que enfoca cada pensamiento en su Esposo.

Ma’asei (Hechos) 15:19-20
19 Por lo tanto, juzgo que no debemos molestar a aquellos de entre los gentiles que se están convirtiendo a Elohim,
20 pero les escribimos para que se abstengan de las cosas contaminadas por ídolos, de la inmoralidad sexual, de las cosas estranguladas y de la sangre.

Se supone que debemos esperar a nuestro Esposo y no distraernos con Satanás y los pensamientos de este mundo.

Por lo tanto, cada vez que nosotros o nuestros antepasados desobedecen el mandato, o cada vez que nosotros o nuestros antepasados sirven a cualquier tipo de falso Elohim, o hacen cualquier cosa por cualquier razón que no sea Él, eso es adulterio espiritual. Eso está prohibido.

Cada vez que servimos a nuestro propio sentido de vanidad o a nuestro propio ego o a nuestro propio orgullo diciendo que Yahweh nos dijo algo que Yahweh no dijo realmente. Sobre todo si lo sabes porque es contrario a las Escrituras, eso es autoidolatría. Eso es simplemente excesiva arrogancia y orgullo; decir que Yahweh dijo algo que es contrario a Su Palabra.

Eso es ponerse por encima de Yahweh Elohim; es puro orgullo. Así, en la psicología moderna lo llaman narcisismo.

Algunos consideran que el orgullo es el peor pecado de todos: es puro egoísmo. Es porque estamos prestando atención a lo que queremos en lugar de prestar atención a lo que Él quiere. Por lo tanto, si vamos a ser una buena novia, debemos disminuir para que Él pueda aumentar.

Entonces, ¿qué clase de siervo presta atención a lo que él quiere e ignora lo que quiere su amo? ¿Es un buen sirviente?

Bien, aquí tenemos a nuestros antepasados en el desierto y Yahweh acaba de sacarnos de Egipto; acaba de darnos nuestro propio profeta, Juez, siervo, líder, Moshé, para dirigir los ejércitos temporales de Elohim.

Bien, las 12 tribus que llevan las espadas y los escudos eran el ejércitos físicos, temporal o real, de Elohim. Por lo tanto, Moshé cumple el papel de rey en ese sentido. También tiene el don profético.

Pero ahora Yahweh también nos ha dado un sacerdocio primogénito como ejército espiritual, porque eso es efectivamente lo que es un sacerdocio: un ejército espiritual.

Así que, Israel tenía 12 ejércitos físicos, uno para cada una de las tribus, pero Israel también tenía (con el sacerdocio primogénito), un ejército espiritual para la nación.

Pero la batalla pertenece a Yahweh. Así que, si quieres ganar en la guerra, primero tienes que tener éxito con Elohim. El sacerdocio es muy importante si expía a toda la nación, no sólo al hogar.

Y tienes que hacerlo porque si Elohim no está contento ¿cómo vas a ganar la guerra? No vas a ganar si Elohim no te ayuda a ganar. Así que, el sacerdocio (al menos en cierto sentido) es realmente más importante que los ejércitos físicos, porque no vas a ganar la guerra física si el sacerdocio no está haciendo su trabajo.

Y para extender ese pensamiento, si Elohim no está verdaderamente complacido con nosotros ahora mismo (porque no estamos ayudando a construir un reino para Su Hijo), entonces ¿cómo esperamos sobrevivir a la gran tribulación?

Pensemos en esto. Si eres uno de los que se queda atrás y disfrutas de las enseñanzas de Israel Nazareno y no haces nada para construir Su reino, ¿cómo vas a sobrevivir a eso?

Porque las profecías nos dicen que sólo una pequeña minoría de Efraim va a sobrevivir a la tribulación. Dice que ese será un juicio rebosante de justicia. La Escritura también nos dice que el número de Judá, que permanecerá al final del Armagedón, será tan poco numeroso que un niño podrá contarlo.

Pues bien, en el primer mes tenemos el Pésaj (que es un evento de medio día por la tarde seguido de siete días completos de pan sin levadura). Bien, en el séptimo mes tenemos la imagen del espejo. Ahora, tenemos siete días completos de Sucot (o tabernáculos), seguidos por un evento de medio día en el octavo día llamado la asamblea del octavo día, por la mañana.

Así que, nuestros antepasados en Shemot acaban de pasar por un éxodo repentino de Egipto. Y ahora van a vagar por el desierto durante 40 años mientras se produce el desgaste y sus huesos caen en el desierto porque no mostraron fe. Sin fe es imposible complacerle.

Bemidbar (Números) 32:13
13 Así que la ira de Yahweh se encendió contra Israel, y los hizo vagar por el desierto durante cuarenta años, hasta que desapareció toda la generación que había hecho el mal a los ojos de Yahweh.

Ivrim (Hebreos) 11:6
6 Pero sin fe es imposible agradarle, porque el que se acerca a Elohim debe creer que Él existe y que es galardonador de los que le buscan diligentemente.

Pues bien, aquellos que no agradan a Yahweh y aquellos de nuestros antepasados que no agradaron a Yahweh sus huesos van a caer en el desierto. Van a ser muy pocos los que realmente alcancen su objetivo. Moshé no llegó a la tierra, pero sabes que está en el favor de Yahweh.

Josué y Caleb fueron los únicos que llegaron a la tierra. ¿Por qué? Porque tenían el Espíritu de Elohim. Tenían un espíritu diferente.

Bemidbar (Números) 14:24
24 Pero a Mi siervo Caleb, porque tiene un espíritu diferente en él y Me ha seguido plenamente, lo introduciré en la tierra a la que fue, y su descendencia la heredará.

Así que, como explicamos en Apocalipsis y el Fin de los Tiempos y en El Calendario de la Torá, hay una imagen de espejo en el calendario. También hay una imagen de espejo en las profecías.

Muy bien, en el primer éxodo hubo un éxodo repentino y luego 40 años más o menos de vagar por el desierto y el desgaste. Bien, pues ahora vamos a ver lo contrario. Vamos a ver unos 40 años de desgaste y luego una súbita reunión en la tierra.

Entonces, el punto es que va a haber mucho desgaste en estos Tiempos Finales y si no nos esforzamos por complacerlo verdaderamente; por hacer lo mejor posible para ser como una novia de Proverbios 31, ¿cómo se va a deleitar en nosotros?

¿Y si no tenemos que ir por la novia, podemos elegir otra posición? Pero considera que “para siempre” es un tiempo muy largo.

Y si Él está tratando de purificar a Su pueblo, de purificar a los hijos de Leví ¿Crees que Efraim se va a librar de todo esto? No lo creo.

Entonces, ¿cómo vamos a sobrevivir al proceso de la tribulación si no hacemos las cosas que Él quiere que hagamos? Porque uno de los puntos principales de la tribulación es eliminar a los que solo son tibios.

Bueno, no tenemos que preocuparnos, Yahweh está tan completamente a cargo que ni siquiera un gorrión va a caer al suelo aparte de la voluntad, (o al menos el consentimiento) de nuestro buen Padre celestial.

Entonces, es como dice la vieja enseñanza: «El mejor lugar para nosotros es en Su voluntad«. Y eso es 100% y completamente cierto. El mejor lugar para estar es en Su voluntad. Pero, de nuevo, ¿de qué hemos estado hablando? ¿Cuál es Su voluntad?

Ya hemos hablado de Su voluntad. Ya sabemos lo que Él quiere. Él quiere una novia de Proverbios 31 que confíe en Él y muestre fe en Él y que no quiera nada más que ayudar a Su Esposo a construir Su reino de la manera que Él dice que lo haga.

Él quiere que estés lleno y movido por Su Espíritu. Él quiere que estés constantemente en conexión con Él. Constantemente en contacto con la Vid.

Bueno, entonces ahora ¿qué nos pasará a nosotros si no le ayudamos a conseguir lo que quiere (si entiendes lo que quiero decir)?

¿Va a tomar alguna novia que come su pan, y descansa en Shabat, y se siente toda refrescada, y tuvo un buen tiempo de convivencia con sus amigos, pero no contribuye a Su causa, y nunca se ofrece como voluntaria para Él?

Está descansando y leyendo. Se está relajando. Se está divirtiendo con sus amigos, pero ¿le está ayudando a Él?

¿Es ella Su ayudante?

No sé lo que piensan algunos, pero uno va a algunas de estas asambleas mesiánicas y piensa: «¡Piedad!».

En algunas de estas comunidades hogareñas es como si pensaran que Yeshúa quiere una novia que va a la casa de su amiga una vez a la semana y parten el pan y tienen un buen tiempo de compañerismo.

Pero el tema de cómo cumplir la Gran Comisión nunca sale a relucir. Nunca hablan de cómo unificar sobre un único fundamento de apóstoles y profetas. Nunca hablan de nada de lo que Yeshúa dice que hay que hacer.

Así que, no lo sé. Yo no soy Yeshúa, pero si lo fuera, si fuera Yeshúa, si tuviera que hacer una elección de novia (ya sabes). ¿Quiero una novia que ya me muestra que no le importo realmente, porque no veo los frutos de su amor? Ella quiere ser reina, pero ¿realmente le importo como su Rey? ¿¡Hola!? Toc, toc, toc ¿está el cuerpo de Efraim en casa?

Quiero decir… escucha, esta es la cosa: No aceptes el compromiso de boda con Yahweh que viene en la siguiente Parashá y luego digas que vas a guardar Su Torá, pero luego no la guardes. Porque una vez que dices que vas a guardar la Torá y no lo haces… ahora eres responsable.

¿Te gustaría ser Yahweh? Bueno, piensa en esto. Ponte de nuevo en el lugar de Yahweh (o en Su trono, por así decirlo) ¿Qué te parecería ser Yahweh y enviar a tu Hijo a redimir a alguna novia de la horrible esclavitud en Egipto donde ni siquiera pueden controlar sus propios cuerpos o ni siquiera pueden controlar sus propios derechos reproductivos?

¿Qué clase de gratitud es esa? ¿Y te trata así? ¿Para qué quieres eso? ¿Quieres eso para una novia?

No quieres eso para una novia. Ahí lo tenemos, así que de nuevo, ¿podemos imaginar a Yeshúa debatiendo consigo mismo sobre a cuál de los israelitas escoger como parte de Su novia apartada?

Y podría decir: «Bueno, podría tener esta hermana; podría tener esta novia. Ha sido fiel y ha sido celosa. Ella diezmó, ayudó a construir Mi reino desde que supo que eso era lo que Yo quería. Le revelé que tenía un reino, y una Gran Comisión, y un ministerio quíntuple, y ella está en él.”

Ha estado dando fielmente más tiempo y dinero y parece que está realmente encantada de hacerlo tal cual, como si no hubiera nada que prefiriera hacer, o algo así. Es como si ella me amara. Veo el fruto de su amor por Mí.”

Bueno, supongo que también podría tener a esta otra hermana como novia. Bueno, pues no diezma y no ayuda con su tiempo, no ofrece nada. Pero siempre lleva un plato cuando va a casa de su amiga para hablar de las Escrituras con sus amigos en Shabat.”

Y tienen un gran tiempo de compañerismo, comparten las Escrituras. Pero ninguno de ellos me ayuda realmente a construir un reino global unificado para Mi Padre. Por lo tanto, ninguno de ellos Me ayuda realmente a realizar Mi trabajo. Así que, ninguno de ellos Me está ayudando a complacer a Mi Padre.”

Siempre me están pidiendo cosas. Ahora veamos, ¿A cuál de estas dos novias quiero tomar como esposa para Mí y llevarla a la casa de Mi Padre por siempre y para siempre?

Hmm… quiero tomar a la que está haciendo lo mejor para tratar de ayudarme de acuerdo con Mis escritos y Mis reglas… ¿Quiero la que realmente no hace mucho por Mí?

«Hmm…»

Otro ejemplo que tengo para ayudar a la gente a comprender. ¿Has tenido hijos, y puedes saber cuando tus hijos hacen algo bueno por ti porque te quieren de verdad?

No se lo pediste, pero te ayudaron con los platos, o sacaron la basura, o tal vez cocinaron una comida (o algo así). O tal vez se encargaron de algún proyecto. No tenías que pedirles que lo hicieran, lo hicieron porque te quieren y quieren ayudar en la casa.

De la misma manera, ¿se puede saber cuándo han limpiado su habitación porque tú se lo pediste? ¿O puedes decir cuando no sólo limpiaron su habitación, sino que ayudaron en la cocina, y en la sala de estar, y ayudaron con todo tipo de cosas?

¿Puedes tú, como padre, distinguir cuándo sus corazones están realmente en ello y cuándo no están realmente en ello?

¿Has sido alguna vez propietario de un negocio, has tenido empleados o incluso soldados trabajando para ti? ¿Y puedes saber cuándo uno de ellos está tratando de hacer su mejor trabajo, tratando de hacer lo mejor que puede para ti? Y se nota cuando uno de ellos no se preocupa realmente. Sólo están ahí por el sueldo (más o menos).

Y si nosotros podemos distinguir la diferencia, ¿acaso Yahweh no puede distinguirla? ¿No puede saber si lo amamos realmente o no?

Por lo tanto, recuerda que cuando nuestros antepasados salieron de Egipto fue un éxodo repentino con 40 años de desgaste con los huesos de los que no lo complacieron cayendo en el desierto. Sólo unos pocos fueron encontrados fieles, sólo unos pocos fueron encontrados agradables.

Y nos acercamos al tiempo del zarandeo o purga con la gran tribulación en Armagedón. Como fue en los días de Noé, así será la venida y el Hijo del Hombre. Y en la época de Noaj sólo se salvaron ocho personas a través del diluvio. No fueron muchos.

Luqa (Lucas) 17:26-27
26 Y como fue en los días de Noaj, así será también en los días del Hijo del Hombre:
27 Comieron, bebieron, se casaron con esposas, se dieron en matrimonio, hasta el día en que Noaj entró en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos.

Y en la época de Moshé, Yahweh no estaba contento con la mayoría.

Así que, cada semana le pregunto a Yahweh cómo llamar la atención de la gente y qué decirles. Y realmente no sé qué más hacer. Sé que es una charla larga, pero ves a tanta gente desperdiciando su única oportunidad de oro en la vida para servir a nuestro Creador y Rey de la manera que Él dice que quiere ser servido.

Y veo que mucha gente no lo entiende. Veo que muy poca gente dice «Oh, hey, ¿sabes qué? Así es. Será mejor que viva todo lo que sé.”

Bueno, no sé, no sé qué decir hermanos, hermanas. Tenemos que servir a nuestro Esposo de la manera que Él quiere.

Y veo que mucha gente no lo entiende. O tal vez lo entiendan, pero no quieran hacerlo. Porque los afanes y las preocupaciones de este mundo ahogaron la buena semilla como la segunda clase de tierra o como la tercera clase de tierra.

Bueno, la cosa es que Él es un Rey. ¿Cuándo entenderemos que es un Rey? Necesita ser tratado como un Rey. Sólo hace 250 años que hemos dejado de estar bajo un reinado, pero así era antes.

Sé que esta es una presentación muy larga. Me disculparía por ello, excepto que hay tanta buena información que necesita ser cubierta acerca de esta desconocida secta original del “Paradigma Nazareno” (por así decirlo). Porque veo a muchos mesiánicos que no lo entienden, efraimitas, gente de las dos casas que no entienden el hecho de que sólo tenemos una vida y una oportunidad; una oportunidad de oro para servir a Yahweh Elohim de la manera que Él dice que quiere ser servido en Su Palabra.

Buscaba un ministerio al que unirme en aquellos días en los que pensaba que iba a ser aprendiz. Pero la idea era que iba a aprender primero, antes de empezar a enseñar y no pude encontrar un ministerio que coincidiera uno por uno con lo que dice la Escritura. Y todavía no puedo.

Estamos encontrando personas que están descubriendo Israel Nazareno y tienen un corazón para devolver algo a Yeshúa porque saben que eso es lo que Él quiere. Y uno pensaría que eso sería obvio para la gente de Raíces Hebraicas, pero aparentemente no.

Aparentemente, la gente de las raíces hebreas no entiende todavía que una novia está para servir a su marido. Y estamos aquí para servir a nuestro Esposo, desde que fuimos tomadas como novia… en el Pésaj.

Yahweh es nuestro Rey mucho antes de que Yeshúa sea nuestro Esposo. Y según la antigua ética oriental, se supone que debes estar dispuesto a morir por tu rey si eso ayuda a avanzar y a promover su reino. Ese es el código de honor oriental. E Israel está en Oriente Medio, no en el Medio Oeste.

Así que, aquí en Shemot vemos lo que hicieron nuestros antepasados. Y en Shemot 14:10 leemos que cuando Paro se acercó los hijos de Israel levantaron sus ojos y he aquí que vieron acercarse a los Mitzritas.

Shemot (Éxodo) 14:10
10 Cuando Paro se acercó, los hijos de Israel alzaron los ojos, y he aquí que los egipcios marchaban tras ellos. Así que tuvieron mucho miedo, y los hijos de Israel clamaron a Yahweh.

Bien, ahora mira la fe que nuestros antepasados exhibieron en las pruebas. ¿Se alegraron en las pruebas? ¿Se alegran actualmente?

En el versículo 11 gritan a Moshé y se lamentan. «¿Es porque no hay tumbas en Mitzrayim que nos has llevado a morir al desierto?» Es como si se les acusara de ser demasiado dramáticos, salvo que lo dicen en serio.

Shemot (Éxodo) 14:11
11 Entonces le dijeron a Moshé: «Porque no había tumbas en Egipto, ¿nos has llevado a morir al desierto? ¿Por qué nos has tratado así, para sacarnos de Egipto?

Entonces, su actitud es algo así como, «¿Qué has hecho sacándonos de Egipto?» Lo dicen en serio porque no tienen ninguna fe. No se han puesto toda la armadura de Elohim.

¿No es esto lo que te dijimos en Mitzrayim? ‘Dejadnos solos para que sirvamos al siervo de Satanás Paro y construyamos su reino en lugar del de Yahweh.'»

Porque hubiera sido mejor que sirviéramos al siervo de Satanás, Paro, y que construyéramos el reino de Satanás, en lugar del de Yahweh, a que muriéramos en el desierto. Estábamos tan cómodos en nuestra carne. ¡Oh! Nos sacaste de toda esa buena esclavitud sólo para que pudiéramos ir a servir a Yahweh y construir el reino de nuestro Rey.”

Shemot (Éxodo) 14:12
12 ¿No es ésta la palabra que os dijimos en Egipto, diciendo: «Dejadnos servir a los egipcios»? Porque hubiera sido mejor para nosotros servir a los egipcios que morir en el desierto».

«Y vimos a Yahweh derribar a 10 elohim mitzritas y traer juicio sobre ellos, pero todavía no tenemos ninguna fe en que Él planea salvarnos».

Tenemos que hacer todo lo que Él dice que hagamos y con todo el celo que tengamos. Pero podemos esperar inconvenientes aquí. A nuestros antepasados les gustaba repetir: «¡Tenemos inconvenientes!»

¿Qué? ¿Qué? ¿Esperabas que tuviéramos algo de fe en que nuestro esposo nos proveería? ¿Qué? ¿debemos soportar las dificultades como buenos soldados de Yahweh de los ejércitos? ¿Qué? ¿Qué estamos haciendo mal? ¡Oh!

¡Oh, misericordia!, esa es una fe interesante que tenían nuestros antepasados. ¿Pero no actuamos algunos de nosotros como lo hicieron nuestros antepasados también?

¡Oh, no! Pensamos que dejar el Egipto espiritual iba a ser fácil. ¡No! No esperábamos ningún inconveniente, ni ningún reto, ni ninguna prueba, ni nada. ¡No! Pero pensábamos que la vida de una reina iba a ser un juego de niños. Pensamos que esto iba a ser un paseo”.

No esperábamos tener que hacer nada. No esperábamos que realmente tuviéramos guerras espirituales o físicas en aquellos días para luchar por Yahweh nuestro Elohim. A pesar de que Él nos ha llamado a salir de Egipto como los ejércitos del Elohim viviente. ¡Oh! ¡No tenemos agua! ¡Oh! Acabamos de verle juzgar a diez elohim y arrojarlos al suelo.”

Entonces, en el capítulo 13 y el versículo 17 habla de que Elohim no condujo al pueblo directamente a la tierra por el camino de los filisteos, aunque eso hubiera sido mucho más fácil, más rápido, más cercano, más sencillo, porque Elohim dijo «Esta gente, va a cambiar de opinión cuando vea la guerra. Al igual que la tercera, la segunda y la primera clase de suelo, no se mantienen en las buenas y en las malas. No se quedarán por las buenas, no se quedarán por las malas”.

Shemot (Éxodo) 13:17
17 Cuando Paro dejó ir al pueblo, Elohim no lo condujo por el camino de la tierra de los filisteos, aunque estaba cerca, porque Elohim dijo: «No sea que el pueblo cambie de opinión al ver la guerra y se vuelva a Egipto.»

Yahweh dice: «Quizás la gente va a cambiar de opinión cuando vea la guerra, (si es fácil volver a Egipto) van a volver porque valoran más su comodidad que ayudarme a establecer Mi reino para Mi Hijo«.

Por eso, Elohim condujo al pueblo por el camino del desierto del Yam Suf (o el Mar Rojo). No se atrevió a llevarlos directamente porque no tenían suficiente compromiso.

Shemot (Éxodo) 13:18
18 Entonces Elohim condujo al pueblo por el camino del desierto del Mar Rojo. Y los hijos de Israel subieron ordenadamente de la tierra de Egipto.

Pero aun así, los hijos de Israel subieron en filas ordenadas (o también se lee a veces en formación de batalla) fuera de la tierra de Egipto.

Y en hebreo, la palabra para ordenadamente es H2571. Es jamush. En hebreo es «jet», «mem » y «shin». Y es el participio pasivo de H2570 y se refiere a los soldados capaces.

H2571 jamush; participio pasivo de lo mismo que H2570; soldados de coraje, es decir, firmes: soldados capaces: armar, gente armada.

Así que, eso es bonito, eso es bueno. Pero algunas personas también lo ven como el participio pasado del número cinco, que es kamesh. Y hay algunas referencias que piensan que significa que Israel subió de cinco en cinco, lo que en aquellos días se refería a una especie de formación de batalla de moverse a través de valles y lechos de ríos; ir de cinco en cinco.

Así que, claramente había un entendimiento de que Yahweh los estaba trayendo como los ejércitos del Elohim viviente. Lo dice muchas veces. Entonces, ¿por qué no había ninguna expectativa por parte de los ejércitos del Elohim viviente, de que verían la adversidad?

Ya sabes, en el ejército se sufre la adversidad. Eso es lo que haces. Y llamó a todo Israel como nación nupcial. De Israel, ¿cuántos fueron capaces de enfrentarse a la adversidad?

Nuestros antepasados pensaron que Él iba a llevar a sus ejércitos allí mismo. No sé… ¿montando en camellos o tal vez en carros y literas? Tal vez van a tener una gran caminata de cuento o algo así. Ya sabes, la vida de una reina va a ser un camino fácil, va a ser una brisa.

Oh, y no olvidemos el evangelio de la prosperidad. No, no, no necesitamos hacer ninguna batalla por Yahweh. No necesitamos sufrir ninguna adversidad por Yahweh. Oh, no, no, no. Yahweh es un genio en una botella al que podemos recurrir en cualquier momento que necesitemos ayuda. En realidad no tiene ningún tipo de programa para que lo sigamos.

Oh no, no necesitamos ninguna disciplina real para ser discípulos de Yahweh Elohim. No, no, y no tenemos que realizar la Gran Comisión. Mientras sepamos lo que es, en realidad no tenemos que construir sobre una base de apóstoles y profetas. Siempre y cuando hayamos leído ese capítulo en algún momento hace mucho tiempo (porque no nos gustó lo que decía así que no lo volvimos a leer).

Quiero decir que Elohim quiere que tengamos estilos de vida agradables, cómodos y felices, disfrutando de los beneficios del primer mundo mientras creemos en Él sin hacer ninguna batalla por Él, ¿verdad?

Porque somos especiales, ¿verdad? ¿No es así? Sí, somos especiales. Quiero decir que Él no quiere realmente que luchemos en Sus guerras o construyamos Su reino, ¿verdad? Así que, en realidad, no tenemos que hacer nada por Él, ¿cierto?

Entonces, los apóstoles hicieron todo ese trabajo, así que nosotros no tenemos que hacerlo ahora, ¿verdad? Yeshúa murió para que podamos ver Saturday Night Live, ¿verdad? Y patrocinar los ministerios de venta de libros, ¿verdad? Eso es realmente por lo que murió Yeshúa.

Por lo tanto, no necesitamos hacer las cosas como Yeshúa dijo que se hicieran en las Escrituras, ¿verdad? Espera, espera, espera… ¿perdón? De acuerdo, ¿no tenemos que hacer lo que Yeshúa dijo que hiciéramos? ¿No necesitamos hacer el 100% de lo que Yeshúa dijo que hiciéramos?

¿Te parece bien? ¿Pero no es así como la mayoría de nosotros trata a Yeshúa en realidad; tanto en el lado efraimita como en el judío?

Así que, las rebeliones del hermano Judá contra Yahweh vienen en diferentes sabores que las versiones efraimitas (por así decirlo), pero aún así Judá tiene sus rebeliones. Cuando el hermano Judá salió de la tierra de Israel para ir al exilio a Babilonia, salió con un sacerdocio levítico, pero cuando regresó lo hizo con un sacerdocio rabínico.

Ahora, si le preguntas a cualquier judío ortodoxo, ellos justificarán todo (y tienen sus reglas), pero no pueden justificarlo desde las Escrituras. Tratarán de decirte que Moshé fue el primer rabino, pero nunca vemos ese término relacionado con Moshé. De hecho, nunca vemos ese término en ninguna parte del Tanaj (o del Antiguo Testamento).

Así pues, la primera vez que aparece el término «rabino» es en el Pacto Renovado y Yeshúa nos dice (en términos inequívocos) que no usemos ese término para nosotros mismos porque ese término sólo se aplica a Él. Él es nuestro único Rabino; nuestro Único.

Mattityahu (Mateo) 23:8
8 Pero vosotros, no os llaméis «Rabí», porque uno es vuestro Maestro, el Mesías, y todos sois hermanos.

Así que, alguien tiene que dejar que los mesiánicos se enteren del secreto, porque los rabinos mesiánicos inventarán su justificación de por qué está bien que se llamen a sí mismos «rabino» y por qué está bien que hagan otras cosas que Yeshúa dijo que no hicieran. Pero tú, amado, sé sabio, no tienes que hacer lo incorrecto sólo porque otro lo está haciendo. Vamos a seguir lo que está escrito en la Palabra. Vamos a seguir lo que está escrito en las Escrituras.

Entonces, ¿podemos ver que nuestros antepasados en el desierto aceptaron la invitación de boda con Yahweh y Su Hijo sin entender realmente en qué se estaban metiendo? ¿Alguna vez has tenido esa impresión?

¿Y qué pasa con nosotros? ¿Acaso aceptamos a Yeshúa en nuestros corazones y tomamos la inmersión; pero en realidad aún no nos hemos sentado a contar el costo? ¿Puede que no sepamos realmente en qué nos metimos cuando dijimos que moriríamos a nuestra carne y a nuestros deseos en este mundo? ¿O que nos dedicaríamos a Yeshúa, que moriríamos a nosotros mismos y dejaríamos que el viejo hombre de pecado fuera lavado simbólicamente en las aguas de la inmersión, al igual que nuestros antepasados al atravesar el Mar Rojo o el Yam Suf?

Debían ser una nación renovada, dedicada a Él. Al igual que nosotros debemos ser discípulos renovados de Él; dedicados a Él. A veces hay que tener un trabajo en este mundo, pero Él tiene que ser lo primero en toda tu vida. Él no es algo que ponemos en segundo lugar, Él es algo que ponemos en primer lugar.

Entonces, si Él es alguien que ponemos en primer lugar, si lo amamos con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con todas nuestras fuerzas, entonces ¿por qué no obedecer toda la Ketubá nupcial? ¿Por qué no obedecer todas las instrucciones de la Torá?

Luqa (Lucas) 10:27
27 Entonces respondió y dijo: «‘Amarás a Yahweh tu Elohim con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente’, y ‘a tu prójimo como a ti mismo'».

Porque ahora, si saltamos a la porción del Brit Jadashá (o el Pacto Renovado) de esta semana, eso es exactamente lo que Yeshúa nos dice que hagamos al comienzo de Su primer sermón.

Así, el primer y más famoso sermón de Yeshúa se llama «el sermón del monte». Está justo ahí en las «actitudes» en Mattityahu o Mateo 5 y versículo 17. Yeshúa nos dice que no pensemos que Él vino a destruir el contrato de bodas de la novia.

Mattityahu (Mateo) 5:17
17 «No pienses que he venido a destruir la Torá o los Profetas. No vine a destruir sino a cumplir.

Él no vino a anular el contrato de bodas de la novia ni ninguna de las profecías sobre Su regreso. También hay profecías sobre nuestro próximo matrimonio. Él no eliminó esas profecías sobre Su regreso o sobre nuestro próximo matrimonio. De hecho, Él nos dice claramente que no vino a destruir ninguna de esas profecías, sino sólo a cumplir la primera parte de ellas. No va a eliminar ninguna de las profecías, porque hablan de Su regreso.

Hablan de que Él nos toma como Su novia. ¿Por qué iba a eliminar alguna de las profecías sobre Su regreso para recibir Su reino y tomar a Su novia para sí?

¿Y por qué eliminaría cualquiera de las profecías que tienen que ver con que Él viene a someter espiritualmente a la tierra; para, entonces, poder volverse y estar en sumisión a Su Padre para que todo sea en su totalidad?

¿Por qué iba a eliminar esas profecías?

Por lo que vemos, Yeshúa tiene dos objetivos principales: El primero de ellos es traer el reino de los cielos a la tierra, en otras palabras, someter espiritualmente la tierra para que el reino de Elohim reine. Y la segunda es encontrar una novia que esté realmente dispuesta a ayudarle a construir este reino de acuerdo con los mandamientos que Él mismo nos dio en la Gran Comisión y los protocolos del ministerio quíntuple, construyendo sobre un único fundamento de apóstoles y profetas.

Yojanán (Juan) 14:15
15 «Si Me amas, guarda Mis mandamientos.

Marqaus (Marcos) 16:15
15 Y les dijo: «Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura.

Efesim (Efesios) 4:11
11 Y el mismo dio algunos para ser apóstoles, algunos profetas, algunos evangelistas y algunos pastores y maestros,

Efesim (Efesios) 2:20
20 habiendo sido edificado sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Yeshúa HaMashiaj mismo la piedra angular,

Por lo tanto, Él está buscando una novia de Proverbios 31 que esté ansiosa, que lo ame, que quiera ayudarlo a construir el reino de Su Padre, porque lo ama.

Hermano, hermana, ¿intentamos ser esa novia? ¿Estamos realmente, con todo nuestro corazón, tratando de amarlo y ayudarlo a conseguir lo que quiere?

No se nos promete el mañana. La mayoría de la gente no está haciendo lo correcto; la mayoría de la gente está tratando el reino de Yahweh como una cosa del mundo. Ahora, la mayoría de las personas están tratando de ver cuánto pueden obtener de Yahweh y luego lo poco que tienen que devolver a Él. Porque eso es lo que se hace en el mundo, ¿no?

En este mundo es un juego limpio, en el mercado libre se trata de ver cuánto se puede conseguir por poco. Eso es parte del proceso de negociación, ¿no? Es parte de las ventas, pero hacer eso al reino de Elohim eso es al revés, hermano.

Le roba al reino de Elohim las cosas que necesita para construir realmente el reino.

Bien, si estás leyendo este estudio y has aprendido te estás beneficiando de Israel Nazareno y sabes que Yeshúa quiere que te conectes al protocolo y al marco del tabernáculo viviente o del templo viviente hecho con piedras vivas. Se trata de un esfuerzo de base. Somos la base. Se trata de un esfuerzo en base a financiamento, que se financia por la multitud, y nosotros somos la multitud.

Kefa Alef (1 Pedro) 2:5
5 vosotros también, como piedras vivas, estáis siendo edificados como una casa espiritual, un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Yeshúa HaMashiaj.

Si vamos a servir realmente a Yeshúa, hay que pagar para participar. Se supone que tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos y estar contentos de hacerlo.

Ahora bien, sé que he tenido aficiones en el pasado. Solía pertenecer a un grupo de búsqueda y rescate. Pasé todo mi tiempo y todo mi dinero pensando en ese grupo de búsqueda y rescate y en cómo hacer un mejor trabajo de búsqueda y rescate; cómo ser un mejor buscador y rescatador para otras personas. Y yo me gasté el dinero y el tiempo con mucho gusto para hacerlo.

¿Y qué pasa con Yahweh? ¿Tenemos alguna afición que no sea Yahweh o Yeshúa? Porque tenemos que ser discípulos en este asunto, hermanos. Porque las promesas y las recompensas no son para los creyentes.

Porque incluso los demonios creen y tiemblan, pero las promesas y las recompensas no son para los demonios. Las promesas y las recompensas no son simplemente para los creyentes solamente, sino que las promesas y las recompensas son para los discípulos; los que realmente estaban haciendo todo lo que Yeshúa dijo que hicieran.

Yaakov (Santiago) 2:19
19 Tú crees que hay un solo Elohim. Lo haces bien. Hasta los demonios creen y tiemblan.

¿Por qué? Porque así es como construimos Su reino juntos; cuando nos conectamos y arrimamos el hombro y damos nuestra parte justa. Eso es lo que construye Su reino, según el protocolo del ministerio quíntuple, construyendo un único edificio ministerial. Un único reino ministerial (repítelo varias veces) sobre un único fundamento de apóstoles y profetas.

Efesim (Efesios) 4:11
11 Y el mismo dio algunos para ser apóstoles, algunos profetas, algunos evangelistas y algunos pastores y maestros,

Efesim (Efesios) 2:20
20 habiendo sido edificado sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Yeshúa HaMashiaj mismo la piedra angular,

Lo que Él quiere es una novia de Proverbios 31 que supere a todas las demás novias, ¿de acuerdo?

Podemos ver en Shemot, podemos ver eso en Moshé, podemos ver a Josué, podemos ver a Caleb luchando por aquello, pero mira dónde está el resto de nuestros antepasados. Y ahora, si vamos a aprender las lecciones de la historia, ¿cómo lo estamos haciendo, realmente?

Ahora, es sólo mi opinión (esto no es la Escritura), pero por lo que he leído, lo que Yeshúa quiere es una novia de Proverbios 31 que las supere a todas. Eso es lo que Él quiere. ¿Y por qué no querría eso?¡Él es el más grande Rey! ¿Por qué no iba a querer lo mejor de lo mejor de lo mejor?

Entonces, si eso es lo que Él quiere, ¿cómo lo estamos haciendo? Bien, pues echemos un vistazo a nuestros antepasados. Veamos cómo lo hicieron.

Y ahora, en el capítulo 16 de Shemot, Yahweh empieza a entrenar a nuestros antepasados con el maná del cielo. Él es bastante claro con Sus instrucciones. Dice que en seis días debemos salir a recogerlo. Sólo recibimos lo justo para ese día (hay muchas implicaciones espirituales, de las que podemos hablar en otro momento).

Shemot (Éxodo) 16:26
26 Seis días lo recogerás, pero el séptimo día, el sábado, no habrá nada».

Y luego en el sexto día recogemos el doble. Vamos a cocinar lo que vamos a cocinar, porque en el séptimo día de la semana (en el Shabat) no va a haber, ¿vale? Por lo tanto, todo lo que se va a conseguir en el sexto día (en el día de la preparación) se tiene que guardar porque en Shabat, no habrá.

Shemot (Éxodo) 16:29
29 ¡Mira! Porque Yahweh te ha dado el Shabat; por lo tanto, te da en el sexto día pan para dos días. Que cada uno permanezca en su lugar; que nadie salga de su sitio en el séptimo día».

Y no sé, pero creo que si un esposo terrenal le dijera a su esposa terrenal «¿Hagamos esto? Recojamos lo suficiente, solo hay que conseguir comida cada día para cinco días y el sexto día vamos a conseguir el doble y cocinaremos lo que vayamos a cocinar. Y en el séptimo día (en el Shabat) vamos a tomar un descanso. No vamos a salir a ningún lado solo vamos a ir a la asamblea, pero eso es todo, no vamos a trabajar solo vamos a ir a la asamblea y a casa y eso es todo.”

Probablemente lo entendemos, ¿verdad? Pero cuando Yahweh nos dice lo que hacen nuestros antepasados pensamos ¿Por qué? Ya que, primero, nuestros antepasados obtienen más de lo que necesitan y luego se preguntan «¿Por qué se pudre el exceso?» Y luego salen a buscarlo en Shabat y entonces se preguntan «¿Por qué se molesta?»

Sólo porque Él dijo que no. Y podríamos hablar de esto y aquello, pero se podría resumir todo: Yahweh está diciendo (básicamente) «Acabamos de tener el acuerdo, acabamos de tener el Pésaj, acabamos de sacarte de Egipto. Acabo de juzgar a 10 dioses egipcios. ¿Por qué no eres una buena novia, Israel? ¿Por qué no escuchas lo que estoy diciendo y  creerme y luego ayudarme haciendo lo que te pido que hagas?»

Bien, estoy tratando de hacerlo simple. Estoy tratando de hacerlo por pasos, como la pintura por números, o conectar los puntos (o algo así), ¿de acuerdo? No es tan difícil. No es tan complicado.”

Bien, quieres convertirte en una novia de Proverbios 31 del Hijo del Rey del Universo. No puedes fallar, pero tienes que hacerlo. Eso significa que tienes que humillarte para hacerlo.” Para mí, eso es lo que Yahweh está diciendo a través de Su Espíritu.

Veo un montón de Efraim, y no pretendo señalar a nadie, y no trato de ser prepotente; estoy aprendiendo como todo el mundo. Pero por lo que estoy viendo, estoy aprendiendo a separarme de la gran mayoría que no se preocupa realmente, porque eso es lo que hizo Yeshúa. Yeshúa dejó ir a los cuatro mil, y a los cinco mil, y a las miríadas, y a las multitudes, y a las muchedumbres. ¿Por qué? Porque no se comprometieron con Él. No se comprometieron con su Rey.

No estaban dispuestos a dar su vida por Él, si eso podía ayudar a promover Su reino; no seguían la misma ética.

Entonces, ¿cómo vamos a complacer a Elohim? Ni siquiera podemos recibir pequeñas instrucciones sencillas como «descansar en el séptimo día Shabat«, ¿verdad?

Y tú dices: «Bueno, todos sabemos lo que es el Shabat ahora«. ¿Ah, sí? Bien, tenemos gente enseñando el Shabat Lunar, tenemos dos personas enseñando la teoría del equinoccio, tenemos gente enseñando la conjunción lunar, tenemos a los caraítas (o los saduceos) enseñando algún otro calendario que tienen una definición completamente fuera de la cebada aviv que quebranta este verso y ese verso, Deuteronomio 16 y el verso 9. Pero no les importa.

Y es muy popular entre los mesiánicos. A pesar de que Yeshúa dijo que no escucharan a los saduceos. Además, su calendario está completamente equivocado. De acuerdo, bien, ¿qué tan obediente es el pueblo de Yeshúa al no hacer lo que Él dijo? Y creen que todos son discípulos, ¿verdad?

Bien, los rabinos tienen su propio calendario (que es más popular todavía). Luego tienes el de Efraim que es el calendario cristiano (el calendario romano gregoriano cristiano) que es aún más popular.

Y luego hay muchas personas que se consideran nazarenos, pero no quieren hacer lo que dijo Yeshúa porque les lleva su tiempo y les lleva su dinero. Es como esos holgazanes profesionales del trabajo. No quieren hacer su mejor trabajo; sólo quieren cobrar su mejor paga de jubilación (¿entiendes lo que digo?).

Por lo tanto, una gran cantidad de Efraim, quiero decir, estamos hablando de 40 años de desgaste en primer lugar. Si no cumples los 40 años de desgaste, tus hijos no van a la tierra.

Así que, en el capítulo 17, Yahweh nos da otra prueba; otra oportunidad para sobresalir; para ver cómo lo maneja Su ejército. Así que esta vez es otro inconveniente (qué sorpresa). Así que, esta vez, no hay agua. Así que ahora, en lugar de orar a Yahweh (tener fe en Yahweh, pedir a Yahweh), ahora hay lamentos y llantos y no hay fe en que Yahweh vaya a liberar a Sus ejércitos.

Acabamos de ver a Yahweh derribar a los diez dioses egipcios y traer el juicio, acabamos de ver a Yahweh separar el Yam Suf, pero todavía no creen. Son los ejércitos del Elohim vivo. ¿Qué van a hacer cuando vean una guerra real?

Bueno, entonces hermanos, hermanas, cuando estamos en Su voluntad, cuando estamos trabajando para Yahweh o haciendo nuestras contribuciones, o sabemos que estamos trabajando para Él, sabemos que estamos haciendo Su voluntad, ¿cuántos de nosotros nos topamos con un obstáculo cuando algo sale mal (como sucedió en el desierto), cuántos de nosotros perdemos la fe en ese momento? ¿Cómo va a cumplir? ¿Cuántos de nosotros nos desesperamos en esa situación? ¿Cuántos de nosotros nos preocupamos de que Él vaya a dar la victoria a Satanás, cuando es Su batalla la que estamos librando?

Así que, mi razón para traer esto a colación es: Espero que podamos ver los paralelismos entre cuando nuestros antepasados salieron de Mitzrayim y cómo lo hace nuestro pueblo, en general, hoy en día. Y oro para que Él se complazca; Él va a ayudarnos a convertirnos en el tipo de personas que Él quiere que seamos, haciendo el tipo de cosas que Él dice en Su Palabra que quiere que hagamos para construir un ministerio global unificado para Su Hijo.

Podríamos decir mucho más, pero eso es todo el tiempo que tenemos para esta semana. Hay algunas cosas muy buenas que nos gustaría cubrir el próximo año, en las bienaventuranzas y también en la sección profética. Esperemos que podamos abarcarlo el año que viene, porque hay cosas muy importantes ahí.

Pero mi oración para todos nosotros hoy es que seamos reales con nosotros mismos y seamos reales con Yahweh y nos sentemos y contemos el costo. Y ojalá podamos ver algún paralelismo entre nuestros antepasados, cuando salieron de Egipto y hoy. Porque si somos capaces de arrepentirnos de nuestros pecados, somos capaces de ver lo que estamos haciendo mal, entonces somos capaces de entender que si no nos reformamos entonces estamos comenzando un tiempo en el que van a ser 40 años de huesos cayendo en el desierto por desobediencia (si le desobedecemos). Y la gente (creo), tiende a tomarse esto no tan en serio porque ha habido generación tras generación tras generación en la que se ha salido adelante. Pero ahora estamos llegando a un cierto punto de la historia en el que tenemos el zarandeo en marcha.

Tenemos que creer que la palabra para tribulación está relacionada con la palabra para cuando se tamiza el trigo y la paja es soplada. Así que, estamos entrando en una parte de nuestra historia que se parece mucho a cuando nuestros antepasados salieron de Egipto. No eran una nación, ahora tienen que aprender a convertirse en una nación. Tienen que aprender algunas reglas básicas aunque no quieran hacerlo.

Bueno, estamos en una situación muy similar. Estamos en el mundo (una especie de Egipto espiritual), Yahweh nos llama ahora a unirnos y a empezar a formar una nación. Eso es lo que se supone que estamos haciendo todo el tiempo, con la gran comisión en el ministerio quíntuple donde todo ayuda a construir una única nación, como si se tejiera un tapiz (por así decirlo).

Eso es lo que realmente hacemos cuando le servimos a Él. Estamos tejiendo cosas juntas. Estamos creando una red mundial. Y si el Padre quiere, algún día tendremos tiempo para explicar cómo se integrará eso con el gobierno en la tierra de Israel (en el milenio). Si lo piensas (probablemente te lo puedes imaginar pero), necesitamos aprender las lecciones de la historia de nuestros antepasados. Comenzamos a hacer las cosas bien nosotros mismos cuando comienzas a ayudar a Su Hijo a construir Su reino global unificado, que es un ministerio global unificado.

Y que Él nos ayude a hacerlo con algún tipo de celo como el de Moshé, como el de Josué, como el de Caleb, para que le sirvamos de verdad; con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con todas nuestras fuerzas. No pensando en nosotros mismos (buscando lo que podemos sacar de las cosas o lo mucho que podemos conseguir por poco), tratando el ministerio de Yahweh como una cosa del mundo.

Es repugnante la forma en que la mayoría de la gente trata a Yahweh. Dicen «Es un gran Rey«, acuden a Él con sus necesidades, cuando llega el momento de ayudarle a conseguir lo que quiere (que es un reino para su Hijo quien murió por nosotros), dicen: Oh, no, no, lo siento, no tengo dinero ni tiempo.

Pues bien, ya es hora de que la gente se siente y cuente los gastos y se dé cuenta de los tiempos y las épocas en las que nos encontramos.

Brevemente sobre la Haftará: También hay muchas cosas que podríamos decir aquí, (si el Padre lo desea) esperamos poder cubrirlo el próximo año, pero no tenemos tiempo este año porque necesitamos hablar de algunas cosas que son aún mucho más básicas.

No estoy muy seguro de por qué los rabinos eligieron este pasaje, salvo que, de nuevo, es Yahweh quien lo entrega. Pero si quieres saber sobre la profetisa Devorah, la tratamos ampliamente en dos estudios. El primero se llama «Roles de género en el Reino» y se encuentra en la colección de Relaciones de Pacto y también está nuestro estudio llamado “Junia: Mujer apóstol o mensajera?» y se encuentra en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Tres.

Pero brevemente, y espero que podamos tratar este tema con suficiente respeto. Las hermanas no siempre reciben mucho crédito por lo que hacen, pero las hermanas desempeñan un papel de apoyo muy importante. Y sin que las hermanas desempeñen ese papel de apoyo, no habrá una nueva generación de Israel. Y muchas otras cosas no ocurrirían.

Bereshit (Génesis) 2:18
18 Y Yahweh Elohim dijo: «No es bueno que el hombre esté solo; le haré un ayudante idónea a él.»

Las hermanas tienen un trabajo muy importante y forman parte de un sistema patriarcal. Así pues, Yahweh creó al hombre para dirigir, y creó a la hermana (su esposa) para ayudar. La creó para un papel y eso es bueno.

Por lo tanto, no sé cómo ha sido que la gente ha denigrado el papel de ayudante. Nadie debería sentirse menospreciado sólo porque tiene un papel de ayudante. Realmente necesitas a alguien muy capaz en el papel de ayudante y, de hecho, cuanto más capaz sea tu ayudante, mejor.

Por eso, una de las cosas que es digna de elogio de Devorah es que, aunque fue creada como ayudante, cuando ninguno de los hombres hacía el trabajo, dio un paso adelante para desempeñar un papel principal. Pero la cosa es (y esto es lo que muchas hermanas olvidan) que sólo lo hizo cuando no había hombres que pudieran y quisieran hacer el trabajo. Por lo tanto, hay que elogiarla mucho, pero el problema es que su ejemplo se malinterpreta porque también podemos ver en el texto, que ella no quería liderar a Israel.

Shofetim (Jueces) 4:6-9
6 Entonces mandó llamar a Barac, hijo de Abinoam, de Cedes en Neftalí, y le dijo: «¿No ha ordenado Yahweh Elohim de Israel: ‘Ve y despliega tropas en el monte Tabor; lleva contigo diez mil hombres de los hijos de Neftalí y de los hijos de Zabulón;
7 y contra ti desplegaré a Sísara, el comandante del ejército de Jabín, con sus carros y su multitud en el río Cisón; y lo entregaré en tu mano'».
8 Y Barac le dijo: «Si vas conmigo, iré; pero si no vas conmigo, no iré».
9 Entonces ella dijo: «Ciertamente iré contigo; sin embargo, no habrá gloria para ti en el viaje que emprendes, pues Yahweh venderá a Sísara en manos de una mujer.» Entonces Deborah se levantó y se fue con Barac a Kedesh.

Y así, de los versos seis al nueve ella trató de que Barac ocupara el papel del hombre; trató de que Barac hiciera el trabajo del hombre diciendo: «Iré contigo si realmente lo quieres pero no va a haber ninguna gloria en ello porque ese es tu trabajo así que una Mujer va a ir contigo. Me doy cuenta de que soy una profetisa, pero aún así eso es un asunto militar que es tu trabajo

Por lo tanto, ella señaló esto allí mismo en el texto por lo que hace toda la diferencia. Hay gran cantidad de mujeres modernas del caballo rojo en el liderazgo, puedes leer todo sobre el caballo rojo en el Estudio de Apocalipsis. El caballo rojo es mortal; no te metas con el caballo rojo. Hay un lugar apropiado para el caballo rojo y es el sacerdocio de Yahweh. Hay una estructura organizativa del caballo rojo, pero es el único lugar.

Ahora, las mujeres en el liderazgo y las mujeres apóstoles de las multitudes, quieren usar el hecho de que Devorah se ofreció a hacer el trabajo (cuando ningún hombre estaba dispuesto a hacer el trabajo) como un ejemplo de por qué las mujeres siempre deben ser autorizadas a servir como sacerdotes, y apóstoles, y ancianos, ministros (etc.). Y eso no está bien. Eso no se deduce del texto, no tiene sentido.

Y ahora mirando a través de las Escrituras tenemos ejemplos de mujeres en la realeza. También tenemos mujeres que profetizaron; las profetisas, pero nunca vemos ningún ejemplo en ninguna parte de mujeres sacerdotes (no ocurrió).

Ahora hay algunos ejemplos en el Pacto Renovado de mujeres que ayudaron a sus hombres en el ministerio, pero no estaban sirviendo en el sacerdocio. Y según la ley de la primera mención, en el Pacto Renovado se pueden modificar ligeramente las reglas, pero no en las funciones de liderazgo.

Así que, vemos a Priscila y Aquila, vemos a Junia y su esposo; así que, mucha gente, tiene preguntas sobre eso. Por lo que, si tienes preguntas al respecto, te animo a que por favor revises nuestro estudio sobre «Los Espíritus de Ajab y Jezabel» que está en Estudios Escriturales Nazarenos Volumen Cinco. Y en ese estudio, vemos cómo la asamblea de Tiatira permite a la mujer Jezabel predicar (o enseñar).

En realidad es una profetisa, esa mujer Jezabel que se llama a sí misma profetisa y toda la asamblea de Tiatira muere porque no se arrepiente de ello.

Bien, hermanos y hermanas, estamos entrando en el Fin de los Tiempos; estamos a punto de tener nuestros 40 años de desgaste antes del repentino segundo éxodo y la reunión con el Armagedón viniendo primero.

Y con esos 40 años de desgaste, los que no obedezcan verdaderamente la Palabra de Yahweh morirán fuera de la tierra.

Y si quieres saber más, podríamos señalar que Tiatira es una de las siete asambleas que aparecen en el libro del Apocalipsis. Entonces, ¿significa eso que quizás un hermano y una hermana de cada siete van a creer que está bien que las mujeres prediquen y enseñen y dirijan? ¿Que uno de cada siete hermanos va a creer que está bien? Tal vez no tengan un espíritu de Jezabel o de Ahab o tal vez sí, pero por la razón que sea les parece bien, si Jezabel enseña les parece bien. Si Jezabel se llama a sí misma profetisa, está bien para ellos, si Jezabel pretende ser una persona muy espiritual, pero de alguna manera sus palabras no siempre se alinean con lo que dice la Escritura, no tendrán problema.

Así que, no sé pero he estado en esta caminata desde el 6 de junio de 1999 y eso coincide con mi experiencia de alrededor de uno de cada siete, tanto hombres como mujeres. Parece que uno de cada siete está de acuerdo con la idea de mujeres apóstoles, mujeres sacerdotes, mujeres ancianas (y ese tipo de cosas). Y si tú eres uno de ellos, realmente te recomiendo que lea ese estudio y luego ora seriamente, y luego arrepiéntete del espíritu de Jezabel porque es muy común. Muchas personas tienen un espíritu de Jezabel, una de cada siete (aproximadamente) según mi experiencia. Y eso es lo que dice Apocalipsis, hay siete asambleas y esa es una de ellas.

Así, el versículo 22 dice que los que cometen adulterio espiritual con ella, van a una gran tribulación (a menos que se arrepientan de sus actos).

Hitgalut (Apocalipsis) 2:22
22 En efecto, la arrojaré a una cama enferma, y a los que cometen adulterio con ella en una gran tribulación, a menos que se arrepientan de sus actos.

No sé pero… ¿estamos hablando de la gran tribulación? Porque ahora mismo estamos entrando en esa temporada. Se nos acabó el tiempo. Yahweh nos llama a todos a arrepentirnos. Yahweh hace un guiño a los tiempos de ignorancia pasados, pero ahora llama a todos los hombres en todas partes a arrepentirse.

Por lo tanto, estamos fuera de tiempo. Yahweh nos llama a cerrar esta sesión. Te pido por favor, si amas a Yeshúa y quieres escuchar la verdad hablada, por favor únete a nosotros la próxima semana para una Parashá muy importante, «Parashá Yitro». Allí vamos a hablar de todo tipo de cosas buenas que pertenecen a cualquiera que quiera sobrevivir a la gran tribulación y al período de desgaste que viene en estos tiempos.

Así que ¡ Shabat Shalom!

Espero verte la próxima vez y que Yahweh esté contigo y tu familia, y que Él guíe y dirija a todos y les ayude a desarrollar un corazón para construir Su reino unificado; para que puedan obtener su recompensa, para que sus hijos puedan continuar en la tierra

Shabat Shalom.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give