Chapter 11:

Resolución de Conflictos: Mateo 18

Este Post también está disponible en: English српски Serbian-Cyr Português

Debido a que la naturaleza humana es mala, los fuertes conquistan y oprimen a los débiles. Pero Yeshúa nos dice que no debe ser así entre nosotros. Más bien, los fuertes deben servir a los débiles, mientras que los débiles deben respetar y apoyar a sus pastores por amor a Yeshúa.

Mattityahu (Mateo) 20: 25-28
25 Pero Yeshúa los llamó y les dijo: “ustedes saben que los gobernantes de los gentiles se enseñorean de ellos, y ejercen gran potestad sobre ellos.
26 pero entre ustedes no será así, sino que el que quiera ser grande entre ustedes, debe servir a los demás.
27 Y el que quiera ser el primero entre ustedes, será su servidor.
28 así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”.

Debido a que buscamos imitar a Yeshúa, e incluso caminar como Él caminó, debemos practicar la forma melquisedeciana del judaísmo del primer siglo (que está abierto a las doce tribus). No debe haber rabinos, ni tradiciones rabínicas, porque el orden rabínico es una corrupción del orden Levítico (y nosotros somos del orden de Melquisedec). Cada sinagoga debe ser dirigida por una junta de ancianos de esa ciudad (como lo era antes del exilio a Babilonia), y todas las asambleas deben estar conectadas globalmente por el sacerdocio apartado (santo). Esta relación establece un reino para Yeshúa en todos los países. Aunque actualmente estamos en la dispersión bajo el gobierno babilónico, el reino que establecemos hoy para Yeshúa será el reino que gobierne y reine sobre las naciones una vez que comience el milenio, como dice Daniel 2:44.

Daniel 2:44
44 “Y en los días de estos reyes, el Elah [Elohim] del cielo establecerá un reino que nunca será destruido; y el reino no será dejado a otras personas. Romperá en pedazos y consumirá todos estos reinos, y él permanecerá para siempre”.

Cualquier reino necesita un código de leyes y tribunales. Nuestra ley es la Torah, y aunque la apliquemos por medio del Espíritu de Yeshúa, todavía necesitamos tribunales. En términos prácticos, los ancianos de una ciudad forman efectivamente un tribunal municipal, mientras que el consejo de Hechos 15 es un ejemplo de un tribunal supremo. También debemos tener en cuenta que existen reglas y procedimientos para los casos judiciales, los que Yeshúa explica en Mateo 18. Al comenzar el capítulo, los discípulos vinieron a Yeshúa para preguntarle quién es el más grande del reino. Yeshúa responde diciendo que a menos que se conviertan y lleguen a ser como niños pequeños, ni siquiera entrarán en él.

Mattityahu (Mateo) 18: 1-4
1 En ese momento, los discípulos se acercaron a Yeshúa diciendo: “¿Quién es el más grande en el reino de los cielos?”
2 Entonces Yeshúa llamó a un niño y lo puso en medio de ellos.
3 y dijo: “De cierto les digo, a menos que se conviertan y lleguen a ser como un niño, no entrarán en el reino de los cielos.
4 Por lo tanto, el que se humilla como este niño pequeño, es el más grande en el reino de los cielos.
5 El cualquiera que recibe a un niño como este en mi nombre, a mí me recibe”.

Cuando los discípulos preguntaron para saber quién era el mayor, ¿por qué Yeshúa habló sobre los requisitos de entrada? Quizás sea porque Él quiere que entendamos la meta.

Antes de la pubertad, los niños son generalmente más inocentes y más humildes. Por lo general, están interesados en aprender y compiten menos (tanto con adultos, como entre ellos mismos). Así es como debemos ser.

Mattityahu (Mateo) 18: 6-9
6 “Quienquiera que incite a pecar a uno de estos pequeños que creen en Mí, sería mejor para él que se colgara una piedra de molino en el cuello y se ahogue en las profundidades del mar.
7 ¡Ay del mundo por las tentaciones! Porque es inevitable que hallan tentaciones, pero ¡ay del hombre por quien viene la tentación!
8 Si tu mano o pie te hacen pecar, córtalo y échalo de ti. Es mejor para ti entrar en la vida cojo o mutilado, que teniendo dos manos o dos pies ser arrojado al fuego eterno.
9 Y si tu ojo te hace pecar, sácalo y échalo de ti. Es mejor para ti entrar en la vida con un ojo, que teniendo dos ojos ser arrojado al fuego del infierno”.

No solo debemos ser tan inocentes como los niños pequeños (a fin de no causar ofensas), sino que también debemos ayudar a salvar (y rescatar) lo que estaba perdido. Esto significa que debemos establecer un lugar donde los perdidos y dispersos de Israel puedan ser atendidos y alimentados, y luego llegar a nuestras comunidades para atraer a los perdidos y dispersos.

Mattityahu (Mateo) 18: 10-14
10 “tengan cuidado de no menospreciar a uno de estos pequeños, porque les digo que en el cielo sus mensajeros siempre ven el rostro de Mi Padre que está en el cielo.
11 Porque el Hijo del Hombre ha venido a salvar lo que se había perdido.
12 ¿Qué les parece? Si un hombre tiene cien ovejas, y una de ellas se extravía, ¿no dejará a las noventa y nueve en las montañas e irá a buscar la que se perdió?
13 Y si la encuentra, de cierto les digo que se regocija más por esa oveja que por las noventa y nueve que no se perdieron.
14 De este modo, no es la voluntad de su Padre que está en los cielos que uno de estos pequeños perezca”.

Yeshúa dijo después “Además”, y comienza a describir el procedimiento legal que debemos utilizar para resolver las disputas dentro del cuerpo.

Mattityahu (Mateo) 18:15-17
15 “Además, si tu hermano peca contra ti, ve y dile su falta, a solas con él. Si él te oye, has ganado a tu hermano.
16 Pero si no te escucha, toma contigo uno o dos más, para que por la boca de “dos o tres testigos” cada palabra pueda confirmarse”.
17 Y si él se rehúsa a oírlos, dilo a la asamblea. Y si él se rehúsa a oír la asamblea, tenle como un pagano y un recaudador de impuestos.

Yeshúa está diciendo: si sabes que tu hermano ha pecado, ve a hablarle humildemente, en privado. Si él te oye, entonces puede haber restauración sin necesidad de rumores o conversaciones negativas. El objetivo es resolver la situación sin que la reputación de nadie se vea empañada.

Sin embargo, si tu hermano no se humilla o no te oye, toma uno o dos más. Idealmente, estos pueden ser diáconos o ancianos en la asamblea, quienes pueden explicar lo que dicen las Escrituras. El objetivo es lograr una resolución sin que todos en la asamblea se enteren del pecado.

Si el perpetrador del pecado aún no escucha la palabra de Yahweh, entonces el asunto debe hacerse público ante la congregación, y esta debe rechazar a la persona que trae el pecado a la congregación. Si el liderazgo no estuvo involucrado en el paso 2, deben participar en el paso 3, ya que los ancianos son los únicos con la autoridad para poner al pecador fuera del campamento (congregación).

Si la infracción es cometida por un niño, entonces el asunto debe ser llevado a la presencia de los padres. Si es una esposa quien está cometiendo la infracción, y su esposo es parte de la congregación, se le debe presentar el asunto a él.

También debemos tener en cuenta que no todos los pecados exigen que el pecador salga del campamento. Como vimos anteriormente, hay cuatro cosas de las que los nuevos creyentes deben abstenerse antes de poder ingresar y unirse en compañerismo. Estos son la idolatría (que es el adulterio espiritual), la inmoralidad sexual, las carnes estranguladas y la sangre. Estas cuatro cosas corresponden a cuatro clases de delitos con pena de muerte en la Torah.

Ma’asei (Hechos) 15: 19-21
19 “Por lo tanto, juzgo que no molestemos a los gentiles que están retornando a Elohim
20 sino que les escribamos que se abstengan de las cosas contaminadas por los ídolos, de la inmoralidad sexual, de lo estrangulado y de la sangre.
21 Porque Moshé ha tenido desde tiempos antiguos quien lo predique en cada ciudad, siendo leído en las sinagogas todos los Shabbat”.

Debido a que un hombre en Corinto estaba siendo sexualmente inmoral con la esposa de su padre, Shaul dijo que se lo expulsaran de la congregación. Este es el equivalente del Pacto Renovado de la lapidación. El pecador se pone fuera del campamento a menos, y hasta, que se arrepienta (el arrepentimiento es la meta).

Qorintim Alef (1 Corintios) 5: 1-5
1 De cierto se oye que hay entre ustedes inmoralidad sexual y tal inmoralidad sexual que ni siquiera se menciona entre los gentiles, ¡que un hombre tiene a la esposa de su padre!
2 Y ustedes están envanecidos. ¿no deberían más bien angustiarse, a fin de que el que hizo este acto sea quitado de entre vosotros?
3 Porque ciertamente, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya he juzgado (como si estuviera presente) al que tal cosa ha hecho.
4 En el nombre de nuestro Adon Yeshúa el Mesías, cuando ustedes se reúnan, junto con mi espíritu, con el poder de nuestro Adon Yeshúa Mesías,
5 entreguen al tal a Satanás para destrucción de la carne, para que su espíritu pueda ser salvado en el día del Adon Yeshúa.

Sin embargo, debido a que amamos a Yeshúa, no queremos hacer lo mínimo, por el contrario, queremos hacer lo máximo para Él. De ninguna manera queremos transgredir la Torah, porque transgredir la Torah, incluso en un punto, significa que hemos errado el tiro y somos culpables de todo. Sin embargo, más allá de los cuatro requisitos de entrada para las congregaciones, nuestro enfoque no debe estar en juzgar a los demás, sino en dar nuestro mejor ejemplo mientras que, al mismo tiempo, extendemos misericordia a todos aquellos que intentan guardar la Torah.

Yaakov (Santiago) 2: 10-13
10 Porque el que guarda toda la Torah y tropieza en un punto, es culpable de todos.
11 Porque el que dijo: “No cometas adulterio”, también dijo: “No asesines”. Ahora, si no cometes adulterio, pero matas, te has convertido en un transgresor de la Torah.
12 Así hablen y así hagan, como aquellos que serán juzgados por la Torah de la libertad [Salmos 119: 44-45].
13 Porque el juicio es sin misericordia para el que no ha sido misericordioso. La misericordia triunfa sobre el juicio.

El objetivo, entonces, es que aquellos que son fuertes en la fe establezcan el ejemplo para aquellos que son débiles, y los ayuden a hacer lo mejor. Sin embargo, si alguien transgrede cualquiera de las leyes que tienen pena de muerte en la Torah, debe ser puesto fuera del campamento hasta que se arrepienta y se convierta. Entonces será bienvenido nuevamente a la asamblea y será consolado.

Qorintim Bet (2 Corintios) 2: 6-8
6 Es suficiente tal castigo a este que el que fue hecho por la mayoría,
7 así que, por el contrario, ustedes deben perdonarlo y consolarlo, para que no sea consumido de demasiada tristeza.
8 Por eso les insto a reafirmar su amor por él.

Debemos darnos cuenta de que Mateo 18 solo se aplica a aquellos que han tomado la decisión de quedar bajo la cobertura de los ancianos de la congregación. Esto significa que se someten a su dirección. Algunas veces los efraimitas tratan de hacer que Mateo 18 se aplique a situaciones de internet y otras situaciones donde no hay una cadena de cobertura o autoridad. Sin embargo, en contexto, este tipo de resolución de conflictos solo se aplica cuando todas las partes están bajo la cobertura y autoridad del orden de Melquisedec [Yeshúa], ya que de esta manera podemos volver a estar en una relación correcta con el cuerpo.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give