Chapter 14:

Congregándose en los Últimos Tiempos

Este Post también está disponible en: English српски Serbian-Cyr

Recibo gran cantidad de buenas preguntas sobre cómo las personas pueden unirse a Israel nazareno y cómo pueden convertirse en nazarenos. También recibo buenas preguntas sobre cómo tener compañerismo en los últimos tiempos, cuando sabemos que la persecución está llegando y el plan de control del Nuevo Orden Mundial ya está aquí. Debido a que muchas personas hacen estas buenas preguntas, quiero responderlas en el contexto de este estudio. Las respuestas no son fáciles, ni simples, pero como veremos, entender este punto es esencial para cualquier persona que quiera ser hallada fiel en Yeshúa y, por esto, ser tomada como parte de Su novia.

La imagen de arriba se explica en “Apocalipsis y el Fin de los Tiempos”. Lo que necesitamos saber aquí es que, en el primer siglo, Yeshúa y sus primeros discípulos fueron criados como judíos rabínicos. Yeshúa enseñó a sus discípulos a rechazar la orden rabínica, no solo porque se había corrompido, sino también porque la orden melquisedeciana no necesita un templo físico, y por eso se adapta mejor a la construcción del Reino fuera de la tierra de Israel, en la dispersión. Debemos notar que solo había un cuerpo global, con un consejo apostólico, una doctrina y gran paciencia en la Asamblea del primer siglo.

A medida que la fe se movía fuera de la tierra de Israel, el estilo mesiánico de Marcos 9:38 y luego el cristianismo romano sin-ley creció más rápido que la original fe nazarena. Con el tiempo, el obispado de Roma creció en poder, hasta que dominó el cuerpo del Mesías. Esto fue para cumplir Daniel 7:25, donde se nos dice que los santos serían entregados en la mano de un cuerno pequeño (es decir, el papado) por un tiempo, tiempos y medio tiempo.

Daniel 7:25
25 “El [cuerno pequeño] pronunciará palabras contra el Altísimo, perseguirá a los santos del Altísimo, e intentará cambiar los tiempos [festivos] y la Torah. Entonces los santos serán entregados en su mano por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo”.

En “Apocalipsis y el Fin de los Tiempos” y en “Israel Nazareno”, vimos que el “tiempo, tiempos y la mitad de un tiempo” se refieren a los 1,260 años de dominación espiritual católica romana de la fe. Estos 1.260 años comenzaron cuando el obispado de Roma comenzó a oprimir a los santos, y duró hasta la Reforma Protestante, cuando los Efraimitas se liberaron de Roma. Sin embargo, hay algunos problemas aquí. Antes de la Reforma protestante era impensable que alguna vez hubiera más de un cuerpo del Mesías. Sin embargo, después del cisma católico, los protestantes llegaron a creer que no había necesidad de unidad, y que podría haber tantas denominaciones como la gente quisiera, y que no había problema con ello. Luego, los protestantes se fragmentaron en muchas denominaciones, y luego las iglesias se separaron, y se denominaron “iglesias hogareñas”, donde hasta hoy no existe una verdadera cohesión. La única cohesión real es la que proveen los gobiernos democráticos del Caballo Rojo. Sin embargo, todos estos se reportan al poder monetario Sábato-franquista y al Nuevo Orden Mundial, por lo que Efraim se ha vendido a sí mismo.

Ahora echemos nuevamente un vistazo al vuelo de la novia. Cuando surgió el Obispado en Roma, comenzó el sistema de la Iglesia romana. Entonces, si visualizamos al Obispo (Anciano/Papa) de Roma como la raíz de ese árbol, podemos ver que la Iglesia Romana Occidental es el tronco, mientras que las Iglesias Protestantes son las ramas grandes, y las iglesias independientes son las ramas pequeñas. Las “iglesias hogareñas” y las comunidades de Shabat hogareñas son como las hojas del árbol. La mayoría de los creyentes mesiánicos te dirán que no son parte de Roma, pero aún son parte de este árbol, que se remonta al Obispado de Roma. Creen que se han ido de Roma y, sin embargo, no lo han hecho, ya que todavía no están conectados con el único cuerpo global de Yeshúa, y no están contribuyendo a él. Los seres vivos tienen fluidos que deben circular de ida y vuelta entre los órganos y las extremidades. Si un organismo solo toma, y no da de vuelta, entonces es un parásito, o es un miembro adormecido que será echado fuera de la Vid y será quemado.

Yojanan (Juan) 15: 6
6 “Si alguno no permanece en Mí, será echado afuera como una rama, y se secará; y las recogen y las arrojan al fuego, y se queman”.

Para dejar el árbol romano-babilónico para siempre, debemos conectarnos con el árbol/cuerpo de Yeshúa. Debemos encontrar alguna forma de ser injertados en él y dar de vuelta, para que pueda haber un intercambio de fluidos saludable. Si no hay intercambio de fluidos, entonces la relación es parasitaria, y la extremidad se enfermará y deberá cortarse y quemarse (para que el resto del árbol no se enferme).

Si buscas caminar como Yeshúa caminó, y hacer las cosas que hizo Yeshúa, entonces ya sigues al Nazareno, por lo que eres un creyente nazareno. Sin embargo, la meta no es solo ser un creyente, sino un verdadero discípulo. Para ser discípulos debemos hacer todas las cosas que Yeshúa les enseñó a hacer a sus discípulos, incluyendo hacer buen uso de nuestras minas para edificar su reino.

Luqa (Lucas) 19: 17
17 “Y él le dijo: Bien, buen siervo; porque fuiste fiel en lo muy poco, tendrás autoridad sobre diez ciudades”.

Si decimos que somos discípulos nazarenos, pero no usamos nuestras minas para el reino de Yeshúa como Él lo hizo, entonces somos mentirosos, y la verdad no está en nosotros.

Yojanan Alef (1 Juan) 2: 3-6
3 Ahora, por esto sabemos que lo conocemos, si guardamos Sus mandamientos.
4 El que dice: “Lo conozco”, y no guarda Sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él.
5 Pero el que guarda su palabra, en este verdaderamente el amor de Elohim ha sido perfeccionado. Por esto sabemos que estamos en Él.
6 El que dice que permanece en Él, también debe andar como Él anduvo.

Anteriormente vimos que en el primer siglo había muchas veces más creyentes que discípulos. También sabemos que había otras sectas en el tiempo de Yeshúa que creían en Él y, sin embargo, no caminaban como Él caminaba.

Marqaus (Marcos) 9:38
38 Yojanan (Juan) le respondió: “Maestro, vimos a alguien que no nos sigue echando demonios en Tu nombre, y se lo prohibimos, porque no nos sigue”.

Ya sea que llamemos a los creyentes de Marcos 9:38 como helenistas, o mesiánicos o cristianos, probablemente ellos pensaban que eran discípulos nazarenos, aunque claramente no estaban caminando como Yeshúa caminaba. Si bien, Yeshúa dijo que no se lo impidieran, también dijo que aquellos que no hacen lo que Él dice caerán en la tormenta que se avecina, y la ruina de sus casas será grande.

Luqa (Lucas) 6: 46-49
46 “Más bien, ¿por qué me llaman ¡Adon, Adon! cuando no hacen las cosas que yo digo?
47 Cualquiera que venga a Mí, y oye Mis palabras y las hace, les mostraré a quién es semejante:
48 Él es como un hombre que, al construir una casa, cavó profundamente y colocó los cimientos sobre la roca. Y cuando vino una inundación, la corriente golpeó con fuerza contra aquella casa, pero no pudo sacudirla, porque estaba fundada sobre la roca.
49 Pero el que oyó pero no obedeció, es como un hombre que sin fundamentos construyó una casa sobre la tierra, contra la cual la corriente golpeó con fuerza, y enseguida cayó. Y la ruina de esa casa fue grande”.

Necesitamos ver esto desde la perspectiva de Yeshúa. Si queremos que Él nos tome como Su novia, o si queremos ser parte de Su cuerpo, ¿no es necesario que nuestros corazones estén ansiosos por edificar Su reino tanto como Él lo está? ¿No deberíamos emocionarnos con la idea de construirle un reino, especialmente si vemos que nosotros y nuestros descendientes lo gobernaremos por Él, una vez que comience el milenio?

Yeshayahu (Isaías) 9: 7
7 “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrá fin sobre el trono de David y sobre su reino, ordenarlo y estableciéndolo con juicio y justicia. Desde entonces y para siempre. El celo de Yahweh de los ejércitos hará esto”.

No tiene sentido que Yeshúa tomara una ayuda idónea cuando ella no hace lo que Él le pide, y no quiere ayudarlo a construir Su reino (incluso cuando ella y sus hijos tengan la posibilidad de gobernar).

Como explico en el estudio “Israel Nazareno”, los efraimitas son propensos a la rebelión. Hemos sido rebeldes desde los días del rey Salomón. Se podría decir que está en nuestra sangre. La Iglesia Romana Occidental está más fragmentada que cualquier otra iglesia porque hay muchos Efraimitas rebeldes y fraccionarios. Esta es una espada de doble filo. La fragmentación de la Iglesia y su autoridad hizo posible la restauración de la fe original, pero también significa que debemos tener cuidado de no rebelarnos contra el Espíritu de Yeshúa, porque Elohim odia la rebelión y la considera como brujería.

Shamuel Alef (1 Samuel) 15: 22-23
22 Entonces Samuel dijo: ¿Acaso se deleita Yahweh tanto en los holocaustos y en los sacrificios como en la obediencia a la voz de Yahweh? Más bien, la obediencia es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grasa de los carneros.
23 Porque la rebelión es como el pecado de brujería, Y la obstinación es como la iniquidad y la idolatría. Debido a que has rechazado la palabra de Yahweh, Él también te ha rechazado como rey”.

Muchos creyentes perecerán en la tribulación porque no amaron la verdad, sino que se complacieron en alguno de los sustitutos del Misterio babilónico de Israel Nazareno, que no requieren obediencia a las palabras de Yeshúa. Todos los que no tienen Torah serán castigados.

Tesalónica Bet (2 Tesalonicenses) 2: 7-12
7 Porque el misterio de la iniquidad (estar sin Torah) ya está en acción; solo el que ahora restringe, lo hará hasta que sea sacado del camino.
8 Y entonces será revelado el que inicuo (el sin-Torah), a quien Yahweh consumirá con el aliento de su boca y destruirá con el resplandor de su venida.
9 La venida del inicuo (el sin Torah) es según la obra de Satanás, con todo poder y señales, y augurios mentirosos,
10 y con todo tipo maldades sutiles para los que se pierden, porque no quisieron recibir el amor de la verdad, para ser salvos.
11 Y por esta razón, Elohim les enviará un gran engaño, para que crean la mentira,
12 para que todos puedan ser condenados por no creer a la verdad, más bien se gozaron en la injusticia.

A menudo, algunos muy buenos creyentes quieren ocupar parte de mi tiempo. O quieren hacerme preguntas, o quieren ser amigos, o quieren hablar, o quieren que los sumerja (bautice), pero ellos no están ayudando a construir el reino de Yeshua de ninguna manera real. Siempre me duele tener que explicarles que, si bien los amo y que me encantaría pasar tiempo con ellos, ahora formo parte de una orden militar espiritual y mi tiempo no es el mío. Yahweh dirige mi tiempo, y Él quiere que yo pase mi tiempo sirviendo a aquellos que ya están ayudando a construir Su Reino. La parte difícil es que, incluso trabajando tan duro como puedo (85-90 horas a la semana), nunca hay suficiente tiempo para servir a aquellos que ya están ayudando a construir el Reino de Yeshua. Debido a esto, no es posible pasar tiempo con aquellos que no están contribuyendo al reino. No importa lo buenos que sean, o lo mucho que los ame, debo dedicar mi tiempo a aquellos que Elohim dirige. Eso significa que mi tiempo debe ir a aquellos que ya están ayudando a edificar Su Reino. El problema es que simplemente no tengo el tiempo suficiente.

Efesios (Efesios) 5: 15-16
15 Por tanto, vean que caminen con prudencia, no como tontos, sino como sabios,
16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.

Para caminar como Yeshúa caminó, debemos hacer las obras de nuestro Padre que está en los cielos, porque la noche se acerca, cuando nadie podrá trabajar. Eso significa que tenemos que hacer lo que podamos antes de que nos empujen a la clandestinidad.

Mattityahu (Mateo) 10: 27-28
27 “Todo lo que les digo en la oscuridad, háblenlo en la luz; Y lo que escuchen al oído, predíquenlo en los techos de las casas.
28 Y no teman a los que matan el cuerpo porque no pueden matar el alma. Más bien teman a quien puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno”.

A medida que predicamos la verdad en todas las naciones, Yahweh nos dará la capacidad de aumentar en número y construir el compañerismo localmente. Y cuando finalmente nos lleven a la clandestinidad, habrá redes físicas de creyentes en cada ciudad. Históricamente, las redes de compañerismo siempre han ayudado a aquellos que están bajo persecución.

Para los pocos que quieren ser discípulos verdaderos de Israel Nazareno, y que están ansiosos por dar de vuelta a la obra de Yeshúa; tengan por seguro que ustedes “ya son discípulos del Nazareno”. Mientras haya un intercambio de fluidos saludable, hay conexión y salud. Y eso es lo que queremos, son ramas sanas injertadas en la Raíz (Yeshúa) y partes del cuerpo sano del Mesías, que se edifica a sí mismo en amor, según el protocolo que Yeshúa mismo dio, como se registra en Efesios 4.

Efesios (Efesios) 4: 11-16
11 Y Él mismo [Yeshúa] constituyo algunos como apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, y a otros pastores y maestros,
12 para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo del Mesías,
13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Elohim, a un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud del Mesías;
14 para que ya no seamos niños, arrojados de un lado a otro y llevados por cada viento de doctrina, por hombres fraudulentos, en astutas trampas engañosas,
15 sino que, hablando la verdad en amor, podamos crecer en todo, en Aquel que es la cabeza, el Mesías,
16 de quien todo el cuerpo, bien ajustado y unido por lo que proporciona cada articulación, de acuerdo con el trabajo adecuado, por el cual cada parte hace su parte, causa el crecimiento del cuerpo para la edificación de sí mismo en amor.

Si estudiamos el protocolo que nos dio Yeshúa, y lo vivimos, Elohim nos reunirá a todos en Su amor y en Su orden, y Él nos llevará a casa.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give