Chapter 1:

Sobre Mashiach ben Yosef (Transcripción)

Ver: Sobre Mashiach ben Yosef

Bienvenidos a Israel Nazareno. Mi nombre es Norman Willis. En este capítulo, nos gustaría preguntarle si conoce la relación especial que ha existido entre los cristianos y los judíos desde, literalmente, los días de los patriarcas, incluso antes de que hubiera cristianos. ¿Y le gustaría saber quién es esa misteriosa figura en la sombra que aparece en el judaísmo ortodoxo de vez en cuando llamada Mashiach ben Yosef (o Mesías, Hijo de José)? ¿Y le gustaría saber cómo esta relación especial y antigua entre los cristianos y los judíos, junto con el deseo de nuestros hermanos judíos de ver la figura de su Mashiach ben-Yosef, afecta a los titulares del fin de los tiempos que vemos hoy? Acompáñenos en este estudio mientras hablamos del Mashiach ben Yosef, quién es, qué quiere y cómo protegerlo a usted y a su familia de perder sus coronas.

Antes de que podamos entender quién es Mashiach ben Yosef, cómo afecta a la relación especial entre los cristianos y los judíos, y cómo afecta a los acontecimientos del fin de los tiempos, primero tenemos que entender lo que se llama El Misterio de las Dos Casas. Escribimos sobre esto en el estudio sobre el Israel nazareno. Si no ha tenido tiempo de leer el estudio sobre el Israel nazareno, le animo a que lo lea, lo estudie y lo entienda. Si usted lee ese estudio, entenderá literalmente más de lo que entiende el 99 por ciento de los cristianos del mundo.

En el estudio sobre el Israel nazareno, explicamos que los cristianos y los judíos son esencialmente hermanos separados en el pacto de Abraham. También explicamos en un libro llamado Apocalipsis y el Fin de los Tiempos, así como en nuestra serie de videos en nuestro canal de YouTube llamada Apocalipsis Simplificado, que después del Armagedón nuestros hermanos judíos ortodoxos finalmente aceptarán a Yeshua como su Mesías. Al mismo tiempo, después del Armagedón, los cristianos también van a darse cuenta de que son los descendientes espirituales (si no también los literales) de las 10 tribus perdidas de Israel. Lo explicamos en el estudio sobre el Israel nazareno.

También vemos en estos estudios cómo los cristianos van a revertir y volver a la fe original judeo-cristiana del primer siglo que es el Israel de Nazaret, que es una forma de adoración judía (o israelita).

Bueno, en el versículo 3 de Judas dice,

Jehudah (Judas) 1:3
3 Amados, mientras que yo era muy diligente para escribiros acerca de nuestra común salvación, me pareció necesario escribiros exhortándoos a contender seriamente por la fe que una vez fue entregada a los santos.

Está diciendo que hay diferentes conjuntos de creencias, incluso en el primer siglo. Y no está diciendo que no se salven, sino que dice que contiendan fervientemente por la fe original. Así que hay una fe original. Y según entendemos, como explicamos en el estudio del Israel Nazareno, esa fe original es lo que muchos llaman la fe judeo-cristiana original del primer siglo. Pero, en realidad, es más correcto llamarla fe judeo-cristiana o fe judeo-cristiana porque en el primer siglo tenía un carácter judío e israelita, y eso es muy importante. De hecho, la fe original del primer siglo se llamaba Secta Israelita de los Nazarenos. Así como hay una Secta de los Saduceos y una Secta de los Fariseos, también había una Secta de los Nazarenos, pero sin embargo era parte de la nación de Israel. Eso es lo que llamamos el Israel nazareno de la fe. Es muy importante entenderlo.

Para entender mejor todas estas cosas, primero, hagamos un breve recuento de la historia de las Dos Casas para aquellos que no hayan leído el estudio del Israel Nazareno. Hay mucho más en ese estudio, te animo a que lo leas, te va a encantar.

Pero en su día, el patriarca Jacob (Yaakov), más tarde rebautizado como Israel, tuvo doce hijos. Cada uno de los doce hijos de Israel engendró una de las llamadas Las Doce Tribus de Israel. Pues bien, Moisés sacó a las doce tribus de Israel de Egipto, y luego Josué las condujo a la Tierra Prometida. Entonces las doce tribus se establecieron en la tierra de Israel, cada una en su territorio tribal específico.

Lo que muchos cristianos no saben es que muchos siglos después, tras los reinados de los reyes David y Salomón, la nación de Israel se dividió en dos partes. Diez tribus en el norte, y dos tribus en el sur. Ahora bien, las dos tribus del sur estaban dirigidas por la tribu de Judá, y por eso la Escritura se refiere a las dos o tres tribus del sur como la casa de Judá o la casa de Jacob. Lo que mucha gente no sabe es que sus descendientes son los judíos de hoy.

En cambio, las diez tribus del norte estaban dirigidas por la tribu de Efraín (Ef-rai-eem). La Escritura llama a estas diez tribus la casa de Efraín y también las llama la casa de Israel o la casa de José (como veremos que Efraín es hijo de José). Es muy importante entender la diferencia entre estas dos casas.

Ahora, en el capítulo 15 de Mateo, Yeshua nos dice que Él no vino sino por las ovejas perdidas de la casa de Israel. Esto se debe a que la casa norteña de Israel ya se había perdido en ese momento.

Mattityahu (Mateo) 15:24
24 Pero Él respondió y dijo: «No he sido enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel«.
[La casa de Efraín, o la casa de José (Yosef)].

Y esta es la razón por la que los judíos de la casa sureña de Judá no creyeron en Yeshua cuando vino la primera vez. Como no había sido enviado para la casa de Judá, sólo fue enviado para las 10 tribus perdidas de la casa norteña de Israel (Efraín, o la casa de Yosef).

Ahora los nombres en la Escritura son muy importantes. Echemos un vistazo al capítulo 30 del Génesis.

B’reisheet (Génesis) 30:24
24 Así que [Rachel] llamó a su nombre Yosef, y dijo: «Yahvé me añadirá otro hijo«.

Es fascinante porque los nombres en las Escrituras son siempre proféticos. Los nombres siempre tienen un significado extremo. Así que echemos un vistazo al nombre de Yosef.

Concordancia hebrea de Strong
H:3130 (יוֹסֵף) yôsêph (yo-safe’)
Futuro de H3254; que añada (o quizás simplemente participio activo de añadir); José, el nombre de siete israelitas: – José.
Comparar H3084

Bien, ahora comparamos con Hebreos 3084

Concordancia hebrea de Strong
H:3084 (יְהוֹסֵף) yehôsêph, yeh-ho-safe’
Una forma más completa de H3130; Jehoseph (es decir, José), un hijo de Jacob: – José.

Nótese que es una forma más completa del hebreo 3130. Observe también que el nombre de Yahvé está contenido en él. Tiene la yodh, he, waw. Así que no es sólo Yosef, la forma completa es Yehoseph, al igual que podría haber alguien con el nombre de Rich cuyo nombre completo es Richard, o usted podría tener John que es una forma corta de Jonathan. Josef es la forma corta, Yehoseph es la forma completa. Pero lo que realmente dice aquí es que Yahvé añadirá, que es exactamente lo que Raquel llamó a su hijo mayor.

Por lo tanto, estamos buscando nombres. Ahora veamos el capítulo 41 del Génesis, primero el versículo 45 y luego los versículos 51-52.

B’reisheet (Génesis) 41:45, 51-52
45 Y el Faraón… le dio como esposa a Asenat, hija de Poti-Pherah sacerdote de On…
51 Yosef llamó el nombre del primogénito Manesseh: «Porque Elohim me ha hecho olvidar todo mi trabajo y toda la casa de mi padre».
52 Y al segundo lo llamó Efraín: «Porque Elohim me ha hecho fructificar en la tierra de mi aflicción».

Así vemos que mientras Yosef fue vendido como esclavo en Egipto, el Faraón le dio como esposa a Asenath, la hija de un sacerdote egipcio. Muy importante.

En el estudio del Israel nazareno, vemos que hay una correspondencia entre la tribu de Manasés y el Reino Unido (Inglaterra), que es donde nació la revolución industrial. Y la revolución industrial ha ayudado a la gente a olvidar todo su trabajo. Pero fíjate que en el Reino Unido (o en Inglaterra) también hay mucha fricción con los judíos y la tierra de Israel porque esencialmente, se han olvidado de la casa de su Padre en la tierra de Israel. También vamos a ver aquí una relación especial entre el término Efraín y fructífero.

Concordancia hebrea de Strong
H:669 (אֶפְרַיִם) ‘Ephrayim, ef-rah’-yim
Dual de una forma masculina de H672; fruto doble; Efraín, un hijo de José; también la tribu que desciende de él, y su territorio:- Efraín Efraimitas [house of Ephraim]

Entonces buscamos la referencia del hebreo 672 de Strong y vemos algo muy interesante.

Concordancia hebrea de Strong
H:672 (אֶפְרָ֔ת( )אֶפְרָתָה) ‘ephrâth, ‘ephrâthâh, ef-rawth’, ef-raw’-thaw
De H6509; fecundidad; Ephrath, otro nombre de Belén; una vez usado en Psa_132:6 quizás para Efraín; también de una mujer israelita: – Ephrath, Ephratah.

Bien, antiguamente la p y el sonido f estaban relacionados. Uno es un sonido ‘pa’ y el otro es un sonido ‘ph’ (fa) suave. Si se pronuncia «E-phra» el sonido se relaciona con el sonido «fa» de «fruit». Así que los sonidos p y f están relacionados, la fecundidad está relacionada con Ephrath que es otro nombre de Belén, de donde vino el Mesías, y el Mesías básicamente nos ayuda a dar buenos frutos. Así que vemos todas estas relaciones en los nombres hebreos.

Ahora buscamos la siguiente referencia en el hebreo 6509 de Strong.

Concordancia hebrea de Strong
H:6509 (פָּרָה) pârâh, paw-raw’
Raíz primitiva; dar fruto (literalmente o en sentido figurado): – dar, dar (fruto), (ser, hacer ser, hacer) fructífero, crecer, aumentar.

Vemos que significa «dar fruto«, ya sea literalmente o podríamos decir espiritualmente, pero hay una relación entre Efraín y dar buen fruto.

Ahora sabemos que Efraín es la novia, hablaremos de ello dentro de poco. Pero en el capítulo 48 del Génesis tenemos el famoso pasaje en el que Israel bendice a los dos hijos de José, Manasés y Efraín. E Israel (Jacob) cruzó sus manos dando la mayor bendición al hijo menor.

B’reisheet (Génesis) 48:5
5 «Y ahora tus dos hijos, Efraín y Manasés, que te nacieron en la tierra de Egipto antes de que yo viniera a ti en Egipto, son míos; como Rubén y Simón, serán míos«.

Así que, efectivamente, podríamos decir que Israel adoptó a los dos hijos de Yosef, a pesar de haber nacido de madre egipcia. Recordando que el nombre de Yosef significa «Yahvé añadirá«, lo que vemos es que cuando Israel adoptó a Efraín y Manasés, Yosef estaba efectivamente añadiendo hijos de madre egipcia a la nación de Israel. Y esto es igualmente lo que hacen efectivamente sus descendientes (los cristianos que siguen a Yeshua) porque Yeshua sólo vino para la casa de Israel.

B’reisheet (Génesis) 48:14
14 Entonces Israel extendió su mano derecha y la puso sobre la cabeza de Efraín, que era el menor, y su mano izquierda sobre la cabeza de Manasés, guiando sus manos a sabiendas, pues Manasés era el primogénito.
B’reisheet (Génesis) 48:22
22 «Además, te he dado a ti [Yosef (by extension to his two sons)] una porción por encima de tus hermanos, que tomé de la mano del amorreo con mi espada y mi arco».

Lo que vemos en nuestros otros estudios y en el estudio del Israel nazareno es que, efectivamente, Manasés corresponde al Reino Unido y Efraín a los Estados Unidos. Y a estos se les ha dado una porción por encima de sus hermanos.

Ahora, las diez tribus del norte de la casa de Efraín fueron favorecidas porque eran hijos de Yosef. Pero todavía había un problema aquí porque no obedecieron la Torá del Padre, en cambio, cayeron en la adoración de ídolos. Por ello, Yahvé envió varios profetas para advertirles, pero no obedecieron a los profetas. Así, más tarde fueron llevados al cautiverio en Asiria, y desde allí se dispersaron por las naciones y se perdieron en la historia. Curiosamente, veremos que nuestros hermanos judíos siempre sabían dónde estaban.

Pero en el estudio del Israel Nazareno, mostramos como el plan siempre fue que las 10 tribus perdidas de la casa de Israel (la casa de Efraín) fueran esparcidas por el mundo como semilla. Y cómo varias profecías como Ezequiel 4, Oseas 6 (y otros lugares) nos dicen que un día las diez tribus perdidas serían reunidas y devueltas a la tierra de Israel debido a su fe en el Mesías Yeshua. En otras palabras, un día darían buen fruto, siendo de Efraín (E-phrat, fruto). Por eso también vemos tantas referencias a la semilla y al fruto en la Escritura.

Luqa (Lucas) 3:8
8 «Por tanto, dad frutos dignos de arrepentimiento, y no empecéis a deciros a vosotros mismos: ‘Tenemos a Avraham como padre‘. Porque os digo que Elohim es capaz de levantar hijos a Avraham de estas piedras».

Los hijos de Israel, tanto Judá como Efraín, serían de la descendencia de Avraham. Pero eso no es suficiente. La cuestión es que tenemos que dar buenos frutos.

Mattityahu (Mateo) 13:23
23 «Pero el que recibió la semilla en la buena tierra es el que oye la palabra y la entiende, que en efecto da fruto y produce: unos el ciento, otros el sesenta, otros el treinta.»

De nuevo, sabemos que Efraín es la novia, y ¿cuál es el trabajo de una novia sino dar buenos frutos? Así que vemos todas estas referencias a la fruta, y la casa de Efraín, y la novia.

Bueno, recuerdo cuando me llamaron por primera vez al arrepentimiento, allá por 1999. Yahvé me condujo de inmediato a lo que en ese momento llamábamos el Movimiento Israelita Mesiánico o el Movimiento de las Dos Casas, y tiene algunos otros nombres también. El Movimiento Efraín, todo tipo de nombres diferentes, como sea que lo llamen esta semana. Nos centramos principalmente en el Israel nazareno. Pero en aquella época, en 1999, era el gran foco de atención, tendíamos a creer que simplemente teníamos que revelarnos a nuestros hermanos de Judá. Al igual que el patriarca José se reveló a sus hermanos.

B’reisheet (Génesis) 45:1
1 Entonces Yosef no pudo contenerse ante todos los que estaban junto a él, y gritó: «¡Que todos salgan de mí!». Así que nadie se quedó con él mientras Yosef se daba a conocer a sus hermanos.

Así que pensamos que eso era todo lo que teníamos que hacer, sólo teníamos que declararnos a Judá.

Podríamos decir: «Somos tus hermanos, somos Efraín, por extensión somos Yosef. ¡Volvemos gracias al Mesías Yeshua! Así que si somos sus hermanos y estamos volviendo a nuestra herencia en el pacto a causa del Mesías Yeshua, entonces ¿cómo no es Él el Mesías?

Pensamos que era una gran estrategia, pero, por supuesto, no funcionó. Y la razón por la que no funcionó es que los rabinos ya saben quiénes somos. (¡No es una sorpresa para ellos!) Pero aquí está la cosa, los rabinos quieren que Yosef y Efraín añadan hijos a la nación de Israel, pero no quieren que añada hijos a la nación de Israel debido a o a través de su fe en Yeshua Mesías. Y eso es porque, efectivamente, odian a Yeshua. Ellos ven a Yeshua como un ídolo porque han sido cegados a Yeshua por un tiempo, y por un propósito, y por una temporada. Y todo se va a resolver después del Armagedón.

Pero los rabinos saben que Efraín fue llevado al cautiverio en Asiria y luego se perdió para la historia (aunque no se perdió para ellos) debido a la adoración del becerro de oro de Efraín. Lo leemos en lugares como los capítulos 11 y 12 de Primera de Reyes. Así que, efectivamente, ven a Yeshua como otra manifestación de la adoración de ídolos efraimitas. Desde el punto de vista rabínico, lo que ven es que Efraín salió por la puerta del norte a causa de su culto a los ídolos y esperan que Efraín abandone su culto a los ídolos antes de volver a entrar por la misma puerta. Nos ven como si todavía adoráramos a un becerro de oro, por así decirlo, a Yeshua. Y lo que no entienden es que Yeshua no es un becerro de oro, porque tienen un concepto diferente de quién y qué es el Mesías. Hablaremos de ello en la segunda parte de este capítulo.

Vemos cómo Efraín (nuestros antepasados) cometió idolatría en Segundo Reyes.

Melachim Bet (2 Reyes) 17:15
15 Y ellos rechazaron Sus estatutos y Su pacto que había hecho con sus padres, y Sus testimonios que había testificado contra ellos; siguieron a los ídolos, se convirtieron en idólatras y siguieron a las naciones que estaban a su alrededor, respecto a las cuales Yahvé les había ordenado que no hicieran como ellas.
16 Así que [Ephraim] dejaron todos los mandamientos de Yahvé su Elohim, se hicieron una imagen moldeada y dos becerros, hicieron una imagen de madera y adoraron a todo el ejército del cielo, y sirvieron a Baal [the Lord].

Como vemos en el estudio del Israel nazareno y en otros estudios, el término Baal se traduce como ‘el Señor’. Y a quién adoran los cristianos sino a «el Señor», o efectivamente a «Baal » porque no es el nombre de Yahvé.

Así que, de nuevo, es lo mismo. Nosotros, los efraimitas, intentamos decir a los rabinos: ‘¡Somos los efraimitas, queremos volver a casa por Yeshua!‘ Y entonces todo lo que nuestros hermanos rabinos pueden imaginar es que todavía estamos adorando los becerros de oro de Jeroboam. Ellos creen que necesitamos separarnos de nuestra adoración de ídolos y aquí es donde entra Mashiach ben Yosef. Porque tienen un plan secreto para separarnos de lo que consideran nuestra adoración de ídolos.

Ahora la trama se complica, y el problema es que Yeshua es la pieza que falta en el rompecabezas que nuestros hermanos de Judá aún no tienen. ¿Alguna vez ha intentado armar un rompecabezas y sabe que hay ciertas piezas del rompecabezas que no tiene? ¿Cómo se pueden juntar las piezas del puzzle de forma correcta cuando no se tienen todas las piezas del puzzle? Bueno, es algo así y es realmente difícil de ver. He pasado algún tiempo con nuestros hermanos ortodoxos. He visto cómo intentan interpretar las noticias y he visto cómo intentan interpretar las Escrituras. Cuando se está cegado a ciertos pasajes clave, realmente no hay manera de dar un sentido adecuado a las profecías, porque no se tiene toda la información necesaria y no se tienen todas las piezas necesarias. Y no tendrán la mayoría de ellos hasta después del Armagedón.

Así, tenemos el concepto rabínico de dos Mesías humanos. Ahora, nosotros en Efraín (en el Israel nazareno) entendemos el concepto de un Mesías divino. El Hermano Judah no entiende eso, su concepto es el de un mesías humano, y tienen diferentes opiniones al respecto. Al igual que en el cristianismo hay todo tipo de interpretaciones diferentes de las Escrituras, en el judaísmo ocurre algo parecido. Pero muchos de ellos, especialmente los de Jabad, ven dos mesías humanos. Al primero lo llaman Mashiach ben Yosef(Mesías hijo de José) y al segundo lo llaman Mashiach ben David(Mesías hijo de David). Es simplemente increíble escuchar eso; si tan sólo pudieran escuchar lo que están diciendo, ¿verdad? Pero no pueden escuchar lo que dicen porque han sido cegados a quien es Yeshua.

Sabemos que el Mesías hijo de José era Yeshua porque se nos dice en el capítulo 1 de Mateo.

Mattityahu (Mateo) 1:16
16 Y Yaakov engendró a Yosef, esposo de Miriam, de quien nació Yeshua, que es llamado Mesías.

Es muy simple; es muy sencillo para nosotros. Pero no lo entienden porque han sido cegados para ello.
Si buscamos en Wikipedia, vemos la entrada bajo Mesías ben José.

Mashiach ben Joseph (Wikipedia)
En la escatología judía [Jewish end time interpretation of prophecy] Mashiach ben Yoseph o Mesías ben Joseph (hebreo: משיח בן-יוסף Mašīaḥ ben Yōsēf), también conocido como Mashiach bar/ben Ephraim
(Aram./Heb.: משיח בר/בן אפרים),(es un mesías judío de la tribu de Efraín y descendiente de José. [1] Los orígenes de la figura son muy discutidos. Algunos lo consideran una invención rabínica, pero otros defienden que su origen está en la Torá. [2]

Por lo tanto, dice ‘Efraín’, y Efraín desciende de José. Y luego dice que es ‘un mesías judío de la tribu de Efraín‘. Bueno, está bien. Esas dos cosas no van juntas, porque todos los judíos son israelitas pero no todos los israelitas son judíos. También hay israelitas que son de la casa norteña de Efraín. Pero así, eso es parte de la teología judía es que ellos llaman a todo judío. Todas las tribus de Israel son judías según ellos, por lo que dicen que es ‘un mesías judío de la tribu de Efraín y descendiente de José‘.

Ahora bien, Judá y José son dos patriarcas diferentes. No se puede descender de José y ser descendiente de Judá, eso no funciona. Pero no lo entienden. Si el Padre quiere, puede que entremos en más detalles sobre esto en otro capítulo, habrá que ver.

Así que lo que o quién es realmente el Mashiaj ben Yosef, y quién esperan que sea el Mashiaj ben Yosef, es que esperan que sea un hijo de José (Efraín). En otras palabras, esperan que sea un cristiano que se convierta al judaísmo ortodoxo y convenza a todos los demás cristianos de que también se conviertan al judaísmo ortodoxo. Padre no lo permita, pero eso es lo que creen.

Y sabemos que se lo creen. ¡Porque en 2016 fui contactado por el Sanedrín judío ortodoxo porque creían que yo era su personaje Mashiach ben Yosef! ¡Padre no lo quiera! Es un honor dudoso, es como si hubiera hecho algo malo. ¡Ay! Fui allí para hablar con ellos e intentar explicarles que no puedo convencer a los cristianos de que se conviertan en judíos ortodoxos. Lo que puedo hacer es intentar convencer a los cristianos de que se conviertan en judíos nazarenos. Y por supuesto, lo odiaron porque no les gustan los judíos nazarenos. De hecho, ¡nos odian más a los israelitas nazarenos que a los cristianos! Porque me han dicho que «almenos con los cristianos el judío medio puede decir que el cristianismo está mal» [porque el domingo, la Navidad y la Pascua no aparecen en ninguna parte de la Torá]. El hecho de eliminar la Torah es que se está eliminando el pacto nupcial. Así que es muy fácil para un judío darse cuenta de que el cristianismo no es lo correcto. Pero un israelita nazareno sí obedece la Torá. Un israelita nazareno sí guarda las fiestas apropiadas. Así que es mucho, mucho más difícil y por eso nos tienen más miedo. Y así nos odian más efectivamente.

Pero creo que es muy importante que todos los creyentes de las Raíces Hebreas deben entender de qué se trata esta falsa profecía sobre Mashiach ben Yosef. Porque sabemos por experiencia que los rabinos ortodoxos están buscando a este personaje y esperan encontrarlo dentro del movimiento de las raíces hebreas. Están muy animados por el movimiento de las Raíces Hebreas. Porque ellos creen que ven a ciertos cristianos regresar a la nación de Israel por su fe en Yeshua, pero esperan que dejemos a Yeshua como un ídolo antes de volver a entrar por la puerta. Están buscando a esta persona. Están buscando a alguien que sea un falso mesías para llevar al pueblo por el mal camino y básicamente para que pierdan sus coronas.

Bueno, hay otros conceptos. De nuevo, nosotros entendemos el concepto de un Mesías divino, pero nuestros hermanos de la Judea ortodoxa no entienden el concepto de un Mesías divino y buscan un Mesías humano. Y si tenemos más tiempo, si el Padre quiere, si hacemos otra sección podemos hablar de por qué es así. Quiero decir esto respetuosamente porque son nuestros hermanos, pero básicamente, nuestros hermanos judíos ortodoxos tienden a pensar que son ligeramente divinos. Porque, para empezar, tienden a considerarse más elevados que los gentiles. En el Talmud, hay ciertos pasajes que nos equiparan con el ganado, efectivamente. Hay ciertos pasajes que indican que sólo los judíos tienen alma, sólo los judíos, etc.

En cualquier caso, los judíos de Jabad creían que el rabino Menachem Schneerson era el Mesías. Por supuesto, murió y ahora duerme. Pero si bien la doctrina del Mashiaj ben Yosef no está extendida en el judaísmo en su conjunto, sí lo está en el seno de los jasidim y, especialmente, en la Jabad. El Jabad representa alrededor del 13% del judaísmo ortodoxo en general.

Así, una vez conocí a una rebbetzin (esposa de un rabino o mujer rabina) en Estados Unidos que me dijo directamente lo siguiente.

«Es de conocimiento común en el judaísmo que los efraimitas están perdidos dentro del cristianismo. Todo el mundo lo sabe!» [Rebbetzin].

Dije: «¿Lo hacen?»

Se refería al mundo de Jabad , pero el mundo de Jabad es alrededor del 13% de la comunidad ortodoxa, y también son desproporcionadamente influyentes. Así que lo que está diciendo efectivamente es que todos los que conoce en el mundo de Jabad entienden que las 10 tribus perdidas están perdidas (ocultas) dentro del cristianismo. Eso es parte del conocimiento de Jabad que se considera de conocimiento común entre los Jabad, se sorprenden de que no todos lo sepan.

Luego hubo otro rabino de Jabad que se podría decir que es una persona muy anti misionera de mis conocidos. El rabino Avraham Feld da su testimonio personal, y dice que habló con el rabino Lubavitcher y con el rabino Schneerson antes de que? pasó.

«Era la convicción personal de Avraham y su comprensión, a partir de la Biblia y los escritos de los sabios judíos [es decir, el Talmud], de que muchos gentiles [es decir, los cristianos] eran de ascendencia israelita y que estos ‘israelitas perdidos’ regresarían un día a su herencia y a la Tierra de Israel. La respuesta del Rebe a la petición de Avraham fue: ‘Por supuesto que sí‘». [Rabbi Avraham Feld’s testimony] .

Así que está diciendo ‘Por supuesto, por supuesto, por supuesto, las tribus perdidas están escondidas dentro de la cristiandad, tal como me dijo la rebbetzin‘.

Ahora bien, fíjate en que son desproporcionadamente poderosos; hablaremos de ello quizá en otra sección. Pero tanto el Jabad como los jasidim estuvieron involucrados en la obtención de las leyes noájidas. Si conoce esos datos, participó en su promulgación bajo el mandato del presidente estadounidense George Bush. Además, el presidente Jimmy Carter fue quien intentó convertir a los rabinos Lubavitcher en una fiesta nacional, y no fue hasta algo más tarde que se firmó para que fuera un día nacional de reconocimiento como «Día Nacional del Aprendizaje«(Día de Compartir la Educación). Pero estos son nuestros hermanos, y tienen un poder desproporcionado en la política.

El ex presidente Trump también se reunió con la Chabad y con los haredim y su yerno Jared Kushner también es de la Chabad. Y se comunican eficazmente entre los dirigentes de los Estados-nación democráticos y también de los no democráticos, son desproporcionadamente poderosos debido a sus posiciones.

Fíjense, aquí está el presidente ruso Vladimir Putin básicamente recibiendo instrucciones del rabino principal de Rusia, Berel Lazar, que una vez más es Jabad y de nuevo, cree en esta profecía de Mashiach ben Yosef.

Aquí está de nuevo el presidente ruso Vladimir Putin en el Muro Occidental en 2012, diciendo a la gente que vino a rezar para que el templo sea reconstruido.

Ahora bien, ¿por qué un hombre ostensiblemente cristiano reza para que se construya el templo del antimesías judío ortodoxo, excepto si en realidad es un agente? Tenga en cuenta este pensamiento.

Este es el problema. Intentas hablar con nuestros hermanos ortodoxos sobre esto y no pueden escuchar lo que dices. Traté de hablar con varios de ellos, traté de explicarles cómo están buscando que venga este personaje del mesías que, según las Escrituras, es imposible. Porque la Escritura dice que el Mesías ya ha venido. Damos otros ejemplos de esto en el estudio del Israel Nazareno, el capítulo 9 de Daniel es una prueba. Echemos un vistazo.

Daniel 9:25
25 «Sabed, pues, y entended que desde la salida de la orden de restaurar y edificar Jerusalén hasta el Mesías Príncipe,
Habrá siete semanas y sesenta y dos semanas(69 semanas);
La calle se volverá a construir, y el muro, incluso en tiempos difíciles».

Bueno, hacemos los números y las cuentas. La historia nos dice que la orden de restaurar y reconstruir Jerusalén fue dada por el rey Artajerjes en el año 457 a.C. Ahora es sencillo, sólo hay que hacer las cuentas. Sumamos las «siete semanas de años» y las «62 semanas de años» y obtenemos «69 semanas de años». Así que «69 semanas de años» (69 veces siete años) son 483 años. Y desde la fecha de inicio del 457 a.C., cuando el rey Artajerjes dio la orden, añadimos 483 años, y obtenemos alrededor del 26 d.C. Fue entonces cuando comenzó el ministerio de Yeshua. Ellos calcularon que Yeshua nació alrededor del 4 a.C., 4 a.C. más 30 años de edad es cuando el Mesías comenzó su ministerio alrededor del 26 d.C.

Por lo que veo, Yeshua es la única persona histórica que podría cumplir esta profecía. Esta profecía no puede ser cumplida por nadie en el futuro o en la actualidad porque ya es un hecho pasado. Este acontecimiento tiene 2.000 años de antigüedad.

También sabemos por el capítulo 1 de Juan que los rabinos de ese día también sabían que el Mesías estaba por llegar porque podían hacer las cuentas, los rabinos son muy buenos con las matemáticas y son personas muy inteligentes. Así que también sabían que era el momento de la llegada del Mesías.

Yochanan (Juan) 1:19-20
19 Este es el testimonio de Yochanan, cuando los judíos enviaron sacerdotes y levitas desde Jerusalén para preguntarle: «¿Quién eres tú?»
20 Él [John the immerser] confesó y no negó, sino que confesó: «Yo no soy el Mesías«.

La razón por la que confesó que no era el Mesías fue que le preguntaban: ‘Sabemos que el Mesías tiene que venir por estas fechas, así que ¿quién eres tú?

Ahora bien, si los rabinos entendían que el Mesías debía venir en el año 26 de la era cristiana en aquel entonces, ¿por qué los rabinos siguen buscando que venga un futuro Mesías? Excepto que ellos han sido cegados a Yeshua y por lo tanto no pueden recibirlo como su Mesías todavía y no podrán recibirlo hasta después del Armagedón.

Bueno, a veces la gente se pregunta por qué tenemos estos hermanos tremendamente listos, estas personas tremendamente inteligentes, y sin embargo no pueden entender quién es Yeshua. ¿Cómo pueden leer las profecías todo el tiempo y no captar que éste es quien es Yeshua? Lo triste es que se debe básicamente al orgullo y que han sido presa de la mentira más antigua del mundo, del Tentador, Satanás.

B’reisheet (Génesis) 3:5
5 «Porque Elohim sabe que el día que comáis de ella se os abrirán los ojos y seréis como Elohim, conociendo el bien y el mal».

Este es el problema. Cuando tratamos de servir a Elohim con nuestro pensamiento en lugar de servirle a través de nuestro oído, las cosas se desvían. Porque lo que ocurre es que Elohim quiere que «Escucha y obedece, oh Israel«. Quiere que muramos a nuestra propia carne, que muramos a nuestro propio yo, y que caigamos sobre su Hijo. Caer en la piedra y ser quebrados, para que una vez que seamos quebrados podamos entonces permanecer en Yeshua. Y Él en nosotros y nosotros en Él, y Él en el Padre y el Padre en Él. Así se restablece la conexión que se perdió en el Jardín del Edén. Tantas cosas en la vida tienen remedio si simplemente morimos a nosotros mismos, y somos enterrados en Su inmersión, y somos resucitados en Su muerte. Y entonces dejaremos que su Espíritu nos conduzca y guíe en todas las cosas.

Pero no quieren hacerlo porque todavía no tienen esa comprensión. Así que todavía están tratando de hacer las cosas a través de su intelecto en lugar de tratar de hacer las cosas a través de su oído y escuchar en sus corazones. Y eso es triste, pero en eso estamos. Por eso el apóstol Shaul (Pablo) dice lo siguiente.

Romim (Romanos) 10:1-3
Hermanos, el deseo de mi corazón y mi oración a Elohim por Israel es que se salven.
2 Porque doy testimonio de que tienen celo por Elohim, pero no según el conocimiento.
3 Porque ignorando la justicia de Elohim, y tratando de establecer su propia justicia, no se han sometido a la justicia de Elohim.

Esta es la parte difícil y triste. Si el Padre quiere, esperamos hacer una segunda parte de este estudio. Es sorprendente la cantidad de paralelismos que existen. Porque su teología les dice que deben establecer un reino para su figura antimesiánica venidera. Al igual que nosotros debemos usar nuestras minas para construir un reino para Yeshua, ellos están intentando usar sus minas (por así decirlo) para construir el reino del antimesías, aunque todavía no saben quién es el mesías. Es asombrosa su dedicación; es asombrosa la inteligencia que emplean en estas cosas. Pero como se guían por su pensamiento en vez de por su oído espiritual, no pueden acertar, lo hacen todo mal.

Se convierte en algo peligroso para nosotros porque echamos un vistazo a los acontecimientos de las noticias y a la situación mundial actual. Ahora bien, la mayoría de los judíos son muy buenas personas, muy agradables. Pero mucha gente cree que hay una cierta secta de la Chabad y también de los judíos franciscanos sabateanos que están causando muchos problemas en las noticias, por así decirlo. Vemos que nuestros hermanos ortodoxos quieren recuperarnos. Y muchas de las cosas que están sucediendo ahora son porque están tratando de separarnos de Yeshua. Saben quiénes somos, han sabido quiénes somos durante miles de años. Ellos saben quiénes somos desde que nos fuimos porque estas cosas están registradas en el Talmud. Y eso es lo que ven.

Ellos ven que Efraín salió por la puerta del norte, por así decirlo, con sus becerros de oro, y ahora esperan que nosotros dejemos caer a Yeshua como si fuera un becerro de oro antes de poder volver de la misma manera. Lo que no entienden es que ahora es un trato totalmente diferente. No entienden lo que está pasando. Y las cosas se van a poner difíciles para nosotros, pero es una bendición disfrazada. Porque lo que nos hace es obligarnos a unirnos y ser la clase de personas que Yeshua quiere que seamos. Aquellos de nosotros que nos preocupamos por usar nuestras minas de manera efectiva para construir el Reino de Yeshua, y no el reino del anti-Mesías que vemos que se está estableciendo en las noticias hoy en día, pues sabemos que vienen tiempos difíciles.

Mattityahu (Mateo) 24:23
23 [Yeshua says] «Entonces, si alguien os dice: «¡Mira, aquí está el Mesías!» o «¡Allí!», no lo creáis».

No escribiría sobre estas cosas si no fuera porque sabemos que estos días se acercan.

Mattityahu (Mateo) 24:24-25
24 «Porque se levantarán falsos mesías y falsos profetas que harán grandes señales y prodigios para engañar, si es posible, incluso a los elegidos.
25 Mira, te lo he dicho de antemano».

¡Tú y tu familia sois un objetivo!

Mattityahu (Mateo) 24:26
26 «Por eso, si os dicen: «¡Mira, está en el desierto!», no salgáis; o «¡Mira, está en las habitaciones interiores!», no lo creáis«.

Quieren a este personaje Mashiach ben Yosef o cualquier personaje mesías que puedan encontrar.

Mattityahu (Mateo) 24:27-28
27 Porque como el relámpago que sale del oriente y resplandece hacia el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.
28 Porque donde esté el cadáver, allí se reunirán las águilas [vultures] «.

Así que sabemos que se avecinan tiempos difíciles. Sabemos que los engaños están llegando. Y lo que tenemos que hacer es ser conscientes de quién es el Mashiaj ben Yosef y no caer presa de los mitos rabínicos que le rodean. Espero que este estudio sea útil para alguien.

Shalom.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give