Chapter 20:

Sigue Buscando el Rostro de Yeshúa

Escuchar Audio-libro Aquí

Apocalipsis 12: 13-17 nos dicen que cuando el dragón (Satanás) vio que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer (el verdadero Israel) que dio a luz al niño varón (Yeshúa). A la mujer se le dieron las dos alas de una gran águila, para que pudiera volar al desierto, a su lugar. Allí sería sustentada por un tiempo, tiempos y medio tiempo, lejos de la presencia de la serpiente. En Apocalipsis y el Fin de los Tiempos, mostramos que esto simboliza la verdadera huida de Israel de las falsas doctrinas de la Iglesia Cristiana Católica, que intentaron “arrastrar” a los verdaderos creyentes con un torrente de falsas doctrinas.

Hitgalut (Apocalipsis) 12: 13-17
13 Cuando el dragón vio que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al Niño varón.
14 Pero a la mujer se le dieron dos alas de una gran águila, para que volara al desierto, a su lugar, donde es alimentada por un tiempo, tiempos y medio tiempo, de la presencia de la serpiente.
15 Entonces la serpiente arrojó aguas [doctrinas inmundas] de su boca como un río detrás de la mujer, para que fuera arrastrada por el río.
16 Pero la tierra ayudó a la mujer, y la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había arrojado de su boca.
17 Y el dragón se enfureció con la mujer, y él fue a hacer guerra contra el resto de su descendencia, los que guardan los mandamientos de Elohim y tienen el testimonio de Yeshúa el Mesías.

La mujer sobrevivió, y ahora quiere regresar a la fe apostólica original. Es la misma historia del hijo pródigo, el cual quiere regresar a la casa de su padre, solo que en una parábola diferente.

Luqa (Lucas) 15: 17-19
17 Pero cuando volvió en sí, dijo: ¡Cuántos de los jornaleros de mi padre tienen pan suficiente y de sobra, y yo me muero de hambre!
18 Me levantaré, e iré a mi padre, y le diré: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti,
19 ya no soy digno de ser llamado tu hijo. Hazme como uno de tus jornaleros”.

Como vimos antes, Efraim se cansó de alimentar a los cerdos (simbólico de los ídolos en la Iglesia Católica). Volviendo en sí mismo, decidió humillarse y regresar a su hogar en la casa de su padre, sin importar el costo. Sin embargo, a Efraim no le gusto la parte de caminar de regreso a casa. Se detuvo antes de regresar a la fe original, y descansó en las falsas doctrinas (aguas) de la teología del reemplazo, es como si hubiera sido arrastrado por la inundación de Satanás.

En las visiones, el agua representa el Espíritu y la doctrina. Sin embargo, el agua del dragón representa espíritus falsos y doctrinas contaminadas. Satanás espera que la mujer esté satisfecha con los falsos espíritus y las doctrinas contaminadas, para que deje de luchar para volver a la fe original.

Yehudah (Judas) 3
3 Amados, aunque fui muy diligente en escribirles acerca de nuestra común salvación, me pareció necesario escribirles, exhortándoles a contender [luchar] fervientemente por la fe que una vez fue entregada a los santos.

La palabra española “contender” es el griego epagonizomai, que significa «luchar por«.

G1864 epagonízomai de G1909 y G75; luchar por: contender ardientemente.

En la Peshitta Aramea, la palabra contender es d’agunah (דאגונא), y también significa “luchar”, pero en un sentido militar. Por lo tanto, debemos hacer más que solo creer en Yeshúa. Nosotros, como Su ejército espiritual, debemos luchar para promover Su fe en todo el mundo. Si bien, cualquiera puede decir que ama a Yeshúa, solo aquellos que realmente lo aman estarán dispuestos a luchar y hacer sacrificios personales para restablecer la fe original y hacerla crecer en todo el mundo, de la manera en que la orden de Melquisedec siempre fue llamada a hacer. Este es el camino estrecho y lleno de tribulaciones al que todos estamos llamados a caminar.

Mattityahu (Mateo) 7: 13-14
13 “Entren por la puerta angosta, porque ancha es la puerta y espacioso es el camino que conduce a la destrucción, y hay muchos que entran por ella.
14 Pero estrecha es la puerta y tribulación es el camino que lleva a la vida, y hay pocos que la encuentran”.

Históricamente, la novia (que es llamada a salir del paganismo) comenzó a viajar por camino el angosto y afligido de regreso a su esposo Judío (Yeshúa). Sin embargo, la mayoría de los peregrinos se detuvieron en su viaje en el Catolicismo. El Catolicismo estableció una parada de descanso en el camino, donde muchos peregrinos se sintieron cómodos, por así decirlo. Desde allí, una minoría de los peregrinos siguió su camino, pero la mayoría de ellos se detuvo dentro del Protestantismo. Una minoría de los peregrinos se trasladó a la Cristiandad independiente, y ahora algunos están migrando a las iglesias hogareñas y a los movimientos Mesiánicos.

Aquellos en el movimiento de las iglesias hogareñas nos dicen que no necesitamos un sacerdocio apartado (santo), porque todos podemos leer las Escrituras por nosotros mismos. Esto es algo así como el argumento que Coré y sus hombres usaron cuando le dijeron a Moshé que, debido a que toda la asamblea era santa, no había necesidad de que ellos sean los líderes.

Bemidbar (Números) 16: 1-3
1 Entonces Coré, hijo de Izhar, hijo de Coat, hijo de Leví, con Datán, Abiram hijo de Eliab, y el hijo de Pelete, hijos de Rubén, tomaron hombres;
2 y se levantaron en contra de Moshé con algunos de los hijos de Israel, doscientos cincuenta jefes de la congregación, representantes de la congregación, hombres de renombre.
3 Se juntaron contra Moshé y Aharon, y les dijeron: “ya basta de ustedes, porque toda la congregación es apartada (santa), cada uno de ellos, y Yahweh está entre ellos. ¿Por qué, pues, ustedes se exaltan a sí mismos por encima de la asamblea de Yahweh?”

El argumento que usan las iglesias hogareñas es como si dijeran que, como todos podemos leer, nuestro ejército no necesita ningún liderazgo. Este argumento es ilógico y no tiene sentido. No obstante, las iglesias hogareñas son las que llevan el mayor crecimiento en las iglesias Cristianas en la actualidad.

La versión del Shabat en el movimiento de las iglesias hogareñas se llama “Israel Mesiánico”, y tiene los mismos defectos que el movimiento de las iglesias hogareñas. De hecho, al comparar y contrastar los grupos en el cuadro del vuelo de la novia, veremos algunos patrones interesantes. (Hemos colocado el mismo cuadro a continuación).

Hay muchas diferencias entre Católicos, Protestantes, Cristianos independientes y aquellos en el movimiento de las iglesias hogareñas. Sin embargo, todos están unidos porque todos practican un sustituto de la fe Nazarena original. Y a medida que los observamos más de cerca, veremos algunas tendencias fascinantes.

Los Católicos practican una especie de organización quíntuple, pero se les enseña a no estudiar la Escritura por sí mismos. No se les enseña lo que significa tener una relación personal y duradera con Yeshúa, ni se les enseña a escuchar y obedecer Su voz. Sin embargo, aunque su nivel de conocimiento es bajo y su relación con el Espíritu, a menudo se atrofia, el nivel de obediencia a la Gran Comisión y el orden quíntuple en la Iglesia Católica es muy alto.

En el extremo opuesto del espectro, los que están en las iglesias hogareñas estudian las Escrituras, y muchos de ellos tienen una relación personal con el Mesías; pero típicamente rechazan el orden quíntuple, e ignoran la Gran Comisión. Para ellos, la adoración se trata de aprender y vivir en compañerismo. La mayoría de ellos no tienen idea de que estamos llamados a formar un ejército espiritual unificado y expandir el reino de nuestro Marido. A diferencia del Catolicismo, el nivel de conocimiento en las iglesias domésticas es alto, pero su nivel de obediencia al ministerio quíntuple y la Gran Comisión es casi inexistente.

A veces, los Mesiánicos son confundidos con los Nazarenos. Sin embargo, en verdad, los Mesiánicos e Israel Nazareno son dos religiones completamente diferentes (que están dirigidas por dos espíritus distintos).

Al igual que el movimiento de las iglesias hogareñas, los Mesiánicos dicen que no necesitamos liderazgo, porque podemos leer las Escrituras por nosotros mismos. Por lo general, no existe un compromiso real para cumplir la Gran Comisión (como ordenó el Mesías). En lugar de eso, se estudia, se guarda el Shabat y se vive en compañerismo.

Los Mesiánicos saben que nuestro Sumo Sacerdote pertenece a la orden de Melquisedec, pero se enfocan en aprender la Torah Levítica. De hecho, muchos de ellos rechazan la Gran Comisión, basada en el hecho de que no está ordenada explícitamente en la Torah de Moshé.

Irónicamente, mientras los Mesiánicos afirman “guardar la Torah”, en la práctica lo que hacen es descansar en el Shabat y las fiestas. Por lo general, rechazan todas las formas de organización, liderazgo, responsabilidad y misión. Y, mientras se consideran a sí mismos como Israelitas, difícilmente se parecen al Israel del desierto, o a los Nazarenos en el primer siglo.

Desierto  Nazarenos Israel Mesiánicos
Levítica Melquisedec Comerciantes y vendedores
Organizados Organizados Desorganizados
Patriarcal Patriarcal Círculos Matriarcales
Liderazgo Liderazgo “Lo que sea”
Responsabilidad Responsabilidad Anarquía
Nación unida Nación Unida Sin nación
Pastor Líder Pastor Líder Ovejas Líderes
Enfoque en la Misión Enfoque en la Misión Enfoque en el Compañerismo

Desde el punto de vista del conocimiento, el Mesianismo es mejor que el Catolicismo. El Mesianismo enseña una identidad Israelita y el calendario correcto. También evita la adoración al Papa. Sin embargo, en términos de obediencia, el Mesianismo es inferior tanto al Catolicismo como al Protestantismo, ya que los Mesiánicos saben muy bien que la Torah de Moshé ordena el orden, la disciplina y la responsabilidad, y sin embargo se niegan a hacerlo. También se niegan a obedecer la Gran Comisión, como Yeshúa lo ordena, y sin embargo esperan ser tomados como Su novia.

¿Son los Mesiánicos mejores que los Cristianos por saber que tanto la Torah como Yeshúa requieren organización y liderazgo, y sin embargo se niegan a hacer eso? ¿No es eso más bien un pecado?

Yaakov (Santiago) 4:17
17 Por lo tanto, para el que sabe hacer el bien y no lo hace, para él es pecado.

Si los Católicos, son quizás como una novia ignorante, al menos ella es trabajadora y fiel a lo que se le ha enseñado. Por el contrario, si los Mesiánicos son una novia bien educada, es floja y perezosa. Ella solo quiere leer sobre Su Esposo, pero no quiere ayudarlo. Ella solo quiere descansar en Sus días festivos, comer Su comida espiritual y hablar, pero ayudarlo con la Gran Comisión es lo más alejado de su mente.

Podríamos subdividir aún más el movimiento Mesiánico en Mesiánicos espiritualistas, Mesiánicos legalistas y Mesiánicos que escuchan. La última de estas clases es la mejor.

No alcanzados
(No nacidos de nuevo)
Cristianos
(Todos los tipos)
Judaísmo Mesiánico / Israel Mesiánico
Espiritualistas, Centrados en los espíritus Legalistas, Centrados en puntos de la Ley Escuchan la voz de Yahweh
Sin nacer de nuevo Bebés espirituales Adolescentes espirituales Adolescentes espirituales Adultos espirituales
Necesitan al Mesías Aceptan el «Jesús» Griego sin Ley Aceptan ambos nombres: Jesús-Yeshúa Versión rígida del Yeshúa Hebreo Permanecen en Yeshúa 24×7
Sin Torah Torah falsa sin Ley Nombres mixtos, fechas mixtas, Torah mixta Condenan a los que tienen menos conocimientos Humildemente aman y alientan a otros en la Torah
Abiertos a los espíritus demoníacos Aceptan el espíritu Cristiano sin Ley Aceptan espíritus mixtos/espiritismo (Fuego profano) Espíritu fuerte condenación,
espíritu legalista
Humildemente buscan amar y animar a todos
Ritos y rituales demoníacos Orden Modificado de Melquisedec Orden Levítico modificado (erróneo) Orden Levítico modificado (erróneo) Se unen al orden de Melquisedec

Podría decirse que los Mesiánicos espiritualistas aún tienen un pie en la iglesia Cristiana. Pueden guardar el Shabat y las fiestas, pero no son muy devotos. Mezclan los nombres Hebreos y Helénicos, llaman a Yeshúa “Jesús” y equiparan el nombre de Yahweh con “el Señor” (Baal), etc. También podrían seguir a medias las leyes de la alimentación. Desde cierto punto de vista, podemos verlos como “nuevos reclutas” del ejército espiritual de Yeshúa, que necesitan entrenamiento continuo y aliento (y debemos tener cuidado de no desalentarlos en ninguna manera).

También hay Mesiánicos legalistas (no rabínicos). Se puede pensar que estos tienen ambos pies en Israel (lo cual es bueno). El único problema es que tienen actitudes duras y críticas (es decir, espíritus). La actitud es una palabra Española que significa casi lo mismo que la concepción Hebraica de un espíritu, excepto que un espíritu es algo viviente. Los Mesiánicos legalistas saben intelectualmente que el amor es el corazón de la Torah, pero su actitud (espíritu) no refleja eso. Incluso si no tienen inclinaciones rabínicas en absoluto, se parecen mucho a los Fariseos en la parábola del recaudador de impuestos.

Luqa (Lucas) 18: 10-14
10 “Dos hombres subieron al templo a orar, uno era Fariseo y el otro a recaudador de impuestos.
11 El Fariseo se puso de pie y oró así consigo mismo: “Elohim, te agradezco que no soy como los demás hombres: ladrones, injustos, adúlteros o incluso como ese recaudador de impuestos.
12 Ayuno dos veces a la semana; doy los diezmos de todo lo que poseo.
13 Y el recaudador de impuestos, estando lejos, ni siquiera alzaba los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: “¡Elohim, sé propicio a mí, pecador!”
14 Les digo que este hombre bajó a su casa justificado más que el otro; porque cualquiera que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido “.

El último grupo es el más optimista. Un Mesiánico que escucha (o se arrepiente) se da cuenta de que no tenemos justicia de la cual hablar. Se dan cuenta de que estamos llamados a vaciarnos a nosotros mismos en total humildad y quebrantamiento, entregando el control de nuestras vidas a Su Espíritu, y permitiéndole que Él nos mueva 24×7. Ya sea que los Mesiánicos de escucha entiendan o no perfectamente las Escrituras, el hecho de que escuchan a Su Espíritu es una muy buena señal. Estos son los más propensos a convertirse a Israel Nazareno (aunque los conversos vienen de todas partes).

En el transcurso de los siglos, el Espíritu de Yeshúa ha continuado llamando a Su novia para que salga de las naciones; sin embargo, las posibles novias responden en diversos grados. Muchos de los que respondieron a Su llamado entraron al Catolicismo, mientras que menos entraron al Protestantismo. Menos aún entraron al movimiento de las iglesias hogareñas, ya que buscaban más conocimiento e intimidad con Su Esposo. Entonces, una minoría de la iglesia hogareña ha entrado en los movimientos Israel Mesiánicos, al darse cuenta de la importancia del Shabat, las fiestas, los nombres establecidos y sus identidades Israelitas. Ahora, algunos de los Mesiánicos comienzan a darse cuenta de que también necesitan encontrar el siguiente nivel, porque para cumplir la Gran Comisión (como lo dice nuestro Marido), debemos actuar de acuerdo con lo que sabemos.

El trabajo de Satanás es evitar que regresemos a la fe original (y a nuestro Esposo) al sumergirnos en un torrente de mentiras. Si aceptamos alguna de sus mentiras o no actuamos según lo que sabemos, entonces nunca volveremos a la fe original, y nuestro Esposo no se deleitará en nosotros.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give