Chapter 8:

Las Dos Casas de Israel

¿Alguna vez te has preguntado por qué Estados Unidos tiene una relación tan especial con Gran Bretaña, y también con Israel? Esto se explica por la Teoría de las Dos Casas. Esta teoría es tan importante que volveremos a ella repetidamente a través del transcurso de este libro.

Génesis es un libro profético. Establece patrones que se repiten a través de la Escritura. Por ejemplo, cuando Adam y Java (Eva) desobedecieron a Yahweh, cayeron de Su favor (gracia) y ya no pudieron vivir en Su tierra. Este era un presagio profético.

Israel tuvo doce hijos, los cuales engendraron a las doce tribus de Israel. Pronto veremos cómo las diez tribus del norte desobedecieron la Torah de Yahweh, y por lo tanto cayeron de Su gracia, y tal como Adam y Java, tuvieron que abandonar Su tierra. Por lo tanto, Yahweh envió a los Asirios a tomar de Au tierra a las diez tribus del norte y dispersarlos en lo que hoy se llama Siria e Irak. Este fue un cumplimiento profético de la profecía.

Las dos tribus del sur (Judah y Benjamín) fueron más obedientes a la Torah, por lo que Yahweh los dejó en la tierra de Israel en el momento de las invasiones de Asiria. Con el tiempo, estas dos tribus restantes llegaron a ser llamadas simplemente como “Judíos”. En el primer siglo los Judíos cayeron del favor de Yahweh porque rechazaron a Yeshúa como el Mesías. Por eso Yahweh ya no les permitió vivir en la tierra de Israel, y los Romanos los exiliaron de la tierra. Este fue otro cumplimiento profético.

Las diez tribus exiliadas del norte, eventualmente, se olvidaron de Yahweh y la Torah, y se asimilaron en el pueblo Asirio. Cuando el Imperio Asirio cayó, fue conquistado por varias naciones de distintos lugares y direcciones de la tierra. Los conquistadores del norte y el oeste, del antiguo Imperio Asirio, sin embargo, mostraron comportamientos y características clásicas de Israelitas, y comenzaron a ser militarmente exitosas. También fueron más prósperos, y mostraron mayor innovación tecnológica. Esto sólo puede explicarse en términos espirituales. Veremos más adelante que estas son las bendiciones que Yahweh promete a Su pueblo.

A su vez, cuando los imperios que conquistaron Asiria se desmoronaron, el patrón se repitió. Los imperios hacia el norte y el oeste desarrollaron economías más fuertes, tuvieron mayores innovaciones tecnológicas y tuvieron más destreza militar. Las diez tribus del norte emigraron, por así decirlo, en un proceso espiritual y físico invisible.

Esta migración espiritual invisible continuó a través de los siglos, pero cuando llegó al noroeste de Europa, no quedaban más lugares a donde ir, por lo que las migraciones se detuvieron temporalmente. Siglos después, el noroeste de Europa sufrió la Reforma Protestante. Debido a que los Protestantes comenzaron a buscar el rostro de Yahweh directamente, y comenzaron ellos mismos a leer la palabra de Yahweh, Yahweh bendijo al pueblo protestante, haciéndolos más ricos y más exitosos tanto en lo militar como en tecnología, llegando a ser más avanzados que el resto de los pueblos de la tierra.

Incluso mientras Yahweh bendecía a los Protestantes europeos, hubo una división espiritual, ya que los separatistas Protestantes decidieron emigrar al Nuevo Mundo para escapar de la persecución de las iglesias estatales de Europa controladas por el gobierno. Ellos querían adorar a Yahweh de acuerdo con su entendimiento de la Escritura (en lugar de la forma en que sus iglesias estatales les ordenaban). Estados Unidos es una de las naciones donde los fieles de Yahweh fueron a buscar la libertad religiosa en Él, y eventualmente se convertiría en la nación más rica, militarmente exitosa y avanzada tecnológicamente de toda la tierra. Esta fue una bendición que vino de Yahweh.

Tengamos en cuenta que la Teoría de las Dos Casas no favorece a ninguna raza sobre la otra. Simplemente muestra cómo Yahweh usó históricamente a los pueblos europeos para difundir la Buena Noticia de Su Hijo alrededor del mundo. No sugiere ninguna superioridad genética. De hecho, hoy en día el mayor aumento del protestantismo se está produciendo en Asia y en el hemisferio sur. Con esto vemos que dondequiera que la gente se acerque a Yahweh y a Su Hijo, y busque seguir a Su Espíritu, Yahweh enviará Sus bendiciones (individual o corporativamente).

Necesitamos saber que la Escritura llama a las diez tribus perdidas como “la casa de Israel”, o “la casa de Efraim”. Si entendemos que estos términos son intercambiables, podemos ver algunas cosas sorprendentes acerca del ministerio del Mesías.

Mattityahu (Mateo) 15:24
24 Pero Él respondió y dijo: “Yo no fui enviado [en este tiempo] sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel [las diez tribus perdidas]”.

La razón por la cual la mayoría de los Judíos no aceptaron a Yeshúa en su primera venida, fue simplemente porque Él no fue enviado a ellos en ese momento. Más bien, fue enviado a comenzar un largo proceso de reunificación, de varias fases, de las diez tribus perdidas del norte de la casa de Israel.

Yeshúa estableció la Fe Nazarena. Sin embargo, como vimos antes, la contraparte Cristiana sin-ley también estaba activa en los días de Yeshúa, así como en el tiempo de los apóstoles. Esta variación Cristiana de la fe sin-ley adoptó los festivales del culto al sol, y luego el Emperador Romano Constantino mezcló ritos y rituales mitraicos con el Cristianismo para formar la fe Católica (universal). Puesto que la fe Católica exalta a los emperadores y Papas Romanos por sobre sus hermanos, los emperadores y Papas tenían interés en difundir su versión sustituta de las Buenas Nuevas alrededor del mundo. Sin embargo, Yahweh utilizó esto para el bien supremo.

Ya vimos que para la fe Nazarena es difícil extenderse fuera de la tierra de Israel, porque la gente no estaba familiarizada con la idea de que la Torah fuera un pacto matrimonial. Era mucho más fácil para los gentiles aceptar la versión Cristiana de las Buenas Nuevas sin-ley, que aceptar la fe Nazarena obediente a la Torah. La variación Cristiana fue por lo tanto capaz de difundir las Buenas Nuevas de un Mesías Judío en todo el mundo mucho más rápido de lo que la fe Nazarena hubiera sido capaz de hacer, si es que hubiera sido capaz de lograrlo.

Pero, una vez cumplidos los 1,260 años de opresión del papado, tuvo lugar la Reforma Protestante, donde la gente comenzó a prestar más atención a la Escritura, en lugar del Papa. Además, algunos de ellos comenzaron a buscar una relación personal con el Espíritu. Irónicamente, todo este estudio hizo que el cuerpo del Mesías se fragmentara; Pero como mostraremos más tarde, Yahweh está llamando a un remanente de Su pueblo para que regrese a la fe Israelita Nazarena original, los cuales son guiados por Su Espíritu.

Yeshúa nos dijo que, aunque muchos son llamados, pocos son escogidos.

Mattityahu (Mateo) 22:14
14 Porque muchos son llamados, pero pocos son escogidos.

Las Escrituras nos dicen que, aunque los hijos de la casa de Israel sean como la arena del mar (que no puede ser numerada ni contada), sólo un remanente regresará.

Yeshayahu (Isaías) 10: 22
22 Pues, aunque tu pueblo, Oh Israel, sea como la arena del mar, un remanente de ellos volverá; la destrucción decretada rebosará de justicia.

Si profundizamos más, vemos las raíces de las dos casas en el libro de Génesis. El undécimo hijo de Israel fue llamado Yosef (José), y Yosef tuvo dos hijos (Manasés y Efraim). El padre de Yosef, Israel, dijo que Manasés y Efraim serían considerados como dos tribus separadas (indicando que Yosef tendría una doble porción de herencia).

Bereshit (Génesis) 48: 5
5 Y ahora tus dos hijos, Efraim y Manasés, que te nacieron en la tierra de Egipto antes de que yo viniera a ustedes en Egipto, son míos; Como Rubén y Simeón, ellos serán míos”.

Aunque el nombre de la tribu de Yosef fue quitada de las 12, Manasés y Efraim fueron agregados en su lugar, así que, en lugar de haber doce tribus en Israel, ahora había trece. Sin embargo, Leví no es normalmente numerado entre las tribus, porque fue dispersado más tarde entre las tribus, para ministrar a ellos, de modo que reduce el número a doce nuevamente.

Cuando los hermanos de Yosef se enfadaron por los sueños de este, Judah sugirió que lo vendieran como esclavo a Egipto.

Bereshit (Génesis) 37: 26-27
26 Entonces Judah dijo a sus hermanos: ¿Qué beneficio hay si matamos a nuestro hermano y escondemos su sangre?
27 Vamos y vendámoslo a los Ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él, porque él es nuestro hermano y nuestra carne. Y sus hermanos obedecieron.

Cuando Yosef estaba en Egipto, fue encarcelado por un adulterio que no cometió. Esto prefiguraba a cómo nuestros hermanos Judíos acusarían a los Nazarenos de idolatría (es decir, adulterio espiritual) por creer en Yeshúa. Los Nazarenos fueron obligados a salir al mundo (que es un tipo de Egipto espiritual). Luego llevaron las Buenas Nuevas a “la casa de Israel” (que también es llamada como “la casa de Yosef”).

Después de pasar un tiempo en la cárcel, Yosef fue llevado ante Faraón por su habilidad para interpretar los sueños. Debido a que interpretó correctamente los sueños de Faraón y dio sabios consejos, Yosef fue visto como un sabio. Luego fue nombrado gobernador sobre toda la tierra de Egipto, estando solamente bajo el mismo faraón. Entonces Yosef usó su poder para ayudar a faraón a consolidar su dominio sobre Egipto, y le fue dada Asenat, la hija del sumo sacerdote egipcio Poti-ferah, por esposa. Le dio a luz dos hijos: Manasés y Efraim.

Génesis 1 nos dice que todos los seres vivos se reproducen según su propia clase. Como esto también se aplica a los seres humanos, podríamos esperar que los hijos de Yosef sean en parte buenos Hebreos (por causa de Yosef), y en parte paganos espirituales (debido al padre de Asenat, Poti-ferah). Esto es de hecho lo que vemos. En general, los Cristianos Protestantes se comportan como si fueran en parte Hebreos y en parte paganos, mezclando numerosos ritos paganos de adoración al sol, como rituales y días festivos de adoración.

El nombre de Manasés significa que él olvidará su trabajo y la casa de su padre. Este es un cuadro profético de Inglaterra, donde comenzó la Revolución Industrial. La Revolución Industrial ayudó al pueblo Británico (y a sus colonias) a olvidar su trabajo. Tristemente, también olvidaron la casa de su Padre (el templo).

Aunque ambos hijos de Yosef iban a ser grandes, el hijo menor de Yosef, Efraim, se convertiría en el más grande de los dos.

Bereshit (Génesis) 48: 12-16
12 Y Yosef los sacó de junto a sus rodillas, y se postró con su rostro sobre la tierra.
13 Entonces Yosef tomó a ambos, Efraim, en su diestra hacia la mano izquierda de Israel, y Manasés en su mano izquierda hacia la diestra de Israel, y los acercó a él.
14 Entonces Israel extendió su mano derecha y la puso sobre la cabeza de Efraim, que era el más joven, y su mano izquierda sobre la cabeza de Manasés, guiando sus manos sabiamente, porque Manasés era el primogénito.
15 Y bendijo a Yosef, y dijo:
“Elohim, delante de quien caminaron mis padres Abraham e Isaac, el Elohim que me ha alimentado toda mi vida hasta este día,
16 El Ángel que me ha redimido de todo mal, bendiga a los jóvenes. Que mi nombre sea nombrado sobre ellos, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac; Y crezcan en multitud en medio de la tierra”.

A veces los traductores cometen errores. En el versículo 16, la frase “crezcan en multitud en medio de la tierra” quedaría mejor traducida como; “que se multipliquen como una multitud de peces en medio de la tierra”.

Génesis 48:16
16 “El Ángel que me ha redimido de todo mal, bendiga a los jóvenes. Que mi nombre sea nombrado sobre ellos, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac; Y se multipliquen como una multitud de peces en medio de la tierra”.
(16) הַמַּלְאָךְ הַגֹּאֵל אֹתִי מִכָּל רָע יְבָרֵךְ אֶת הַנְּעָרִים וְיִקָּרֵא בָהֶם שְׁמִי וְשֵׁם אֲבֹתַי אַבְרָהָם וְיִצְחָק | וְיִדְגּוּ לָרֹב בְּקֶרֶב הָאָרֶץ

En Hebreo, este tipo de sugerencia se llama remez (רמז) y nos da una pista de algún significado oculto. Entonces, ¿Cuál es el pueblo que ha aumentado hasta hacerse una multitud en medio de la tierra, y que han adoptado el pez como su símbolo? Este es el pueblo cristiano, por supuesto.

Bereshit (Génesis) 48: 17-19
17 Cuando Yosef vio que su padre [Israel] ponía su mano derecha sobre la cabeza de Efraim, le disgustó; Así que tomó la mano de su padre para quitarla de la cabeza de Efraim a la cabeza de Manasés.
18 Y dijo Yosef a su padre: No, padre mío, porque éste es el primogénito, pon tu diestra sobre su cabeza.
19 Pero su padre [Israel] se negó y dijo: “Lo sé, hijo mío [Yosef], sé que él [Manasés] también será un pueblo, y él también será grande, pero en verdad, su hermano menor [Efraim] será mayor que él, y sus descendientes se convertirán en una multitud de naciones”.

En el versículo 19, la frase “multitud de naciones” es “melo ha-goyim” (מְלֹא הַגּוֹיִם). Esto también puede traducirse como “plenitud” o “llenura” de las naciones.

Los eruditos tienen diferentes interpretaciones sobre lo que es la plenitud/llenura de las naciones, pero en su contexto, parece sugerir que el pueblo Efraimita se convertiría, finalmente, en una multitud de naciones (Israelitas) las cuales son más grandes que su hermano mayor (es decir, son más numerosas y más prósperos).

Norteamérica, originalmente colonizada por refugiados Cristianos Protestantes y Separatistas, se volvió más rica y más poblada que Inglaterra. Es una “multitud de naciones” en que se estableció por primera vez como una unión de estados independientes. Además, Estados Unidos está compuesto de gente de, virtualmente, cada tribu y lengua y nación, por lo tanto, sirve como una plenitud o integridad de las naciones.

En la Escritura, los nombres son siempre proféticos. El nombre de Efraim significa doblemente fructífero y prodigioso. Cuando buscamos una nación Cristiana protestante, que es mayor que su hermano mayor (Inglaterra), que es una multitud de naciones, y que es doblemente fructífera y prodigiosamente bendecida; el único candidato lógico es la Norteamérica Cristiana Protestante. Es por eso que a menudo nos referiremos a Norteamérica como la tribu profética de Efraim.

Sin embargo, Efraim también puede ser traducido como el polvo, lo que significa extremadamente numeroso (en todas partes). Esto se refiere al creciente cuerpo de Cristianos en todo el mundo que están regresando a su herencia Israelita. De hecho, veremos que Yahweh siempre planeó que la salvación (Yeshúa) sea ofrecida a cada tribu, cada familia, cada nación y cada clan, para que muchos puedan ser salvos, tanto en oriente como en occidente.

Mattityahu (Mateo) 8:11
11 Y les digo que vendrán muchos de oriente y occidente, y se sentarán con Abraham, Isaac y Yaakov (Jacob) en el Reino de los Cielos.

A veces grupos como los Israelitas Británicos y los Israelitas Hebreos (Negros) tratan de decir que la Teoría de las Dos Casas en un asunto racial. “Esto es un error”. Yahweh no se preocupa de la raza o el color que tenemos, porque Yahweh no se gloría en nuestra carne. De hecho, Él no se preocupa por nuestra apariencia física en absoluto, sino más bien, Él sólo mira nuestros corazones.

Shamuel Alef (1 Samuel) 16: 7
7 Y Yahweh le dijo a Samuel: “No mires su aspecto [físico] ni su estatura física, porque la he desestimado, porque Yahweh no mira lo que el hombre mira, porque el hombre mira la apariencia, pero Yahweh mira el corazón”.

La relación especial que existe entre los Estados Unidos e Inglaterra es el resultado del sentimiento fraternal que existe entre los dos hijos de Yosef, Manasés y Efraim. De la misma manera, la relación que existe entre los Estados Unidos e Israel es el reflejo de la hermandad entre la casa de Yosef (Efraim) y la casa de Judah.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give