Chapter 15:

Lo que Dicen las Profecías y las Tendencias

Este Post también está disponible en: English

Yeshúa quiere que cumplamos la Gran Comisión por Él. Esto no será fácil, ya que hay muchos factores que trabajan en contra nuestra.

Como vimos anteriormente, las tres religiones babilónicas (Judaísmo, Cristianismo y el Islam) colaboran secretamente con el fin de establecer un gobierno mundial y una única religión mundial. Y un día aquellos que no acepten esta nueva religión no podrán comprar ni vender.

Hitgalut (Apocalipsis) 13: 16-18
16 Y hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les ponga una marca en la mano derecha o en la frente;
17 y que nadie puede comprar o vender, excepto el que tenga la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.
18 Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, calcule el número de la bestia, porque es el número de un hombre: y su número es 666.

Algunos maestros dicen que “quieren estar en la tierra de Israel durante la tribulación”; sin embargo, Yeshúa nos dice que cuando veamos la abominación desoladora establecerse en el lugar Apartado [Santo] (a mitad de la tribulación), los que estén en la tierra de Israel deberían huir de ella.

Mattityahu (Mateo) 24: 15-16
15 “Por tanto, cuando vean la “abominación desoladora”, de la que habló el profeta Daniel, de pie en el lugar apartado” (el que lee, entienda),
16 “entonces, los que están en Judea, huyan a los montes”.

Aunque algunos de nosotros podrían ser llamados a regresar a la tierra de Israel antes de que termine el Armagedón, la mayoría de nosotros, en el cuerpo, debemos enfocarnos en la Gran Comisión, haciendo discípulos en todas las naciones. También debemos formar un cuerpo unificado en todo el mundo.

La sierva de Satanás, Babilonia, busca evitar que cumplamos la comisión de Yeshúa. Su plan habitual es atacar a los líderes y pastores, para así poder alejar fácilmente a los jóvenes del Mesías.

Zekaryah (Zacarías) 13: 7
7 “Despierta, oh espada, contra Mi Pastor, contra el Hombre que es Mi Compañero”, dice Yahweh de los ejércitos. “Hiere al Pastor, y las ovejas se dispersarán, entonces volveré Mi mano contra los pequeños”.

En “Apocalipsis y el Fin de los Tiempos” vimos que habrá un “gran terremoto” en el sexto sello (que estará marcado por un conflicto nuclear en el Medio Oriente).

Hitgalut (Apocalipsis) 6: 12-17
12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí, hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió como sangre.
13 Y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento.
14 Entonces el cielo retrocedió como un pergamino cuando se enrolla, y cada montaña e isla se removió de su lugar.
15 Y los reyes de la tierra, los grandes, los ricos, los comandantes, los poderosos, todo esclavo y todo hombre libre se escondieron en las cuevas y en las rocas de las montañas,
16 y decían a las montañas y a las rocas: “¡Caigan sobre nosotros y escóndannos del rostro de Aquel que está sentado en el trono y de la ira del Cordero!
17 Porque el gran día de su ira ha venido, y ¿quién podrá sostenerse?

Si bien puede haber terremotos literales, probablemente el gran terremoto en el versículo 12 se refiere a una gran sacudida social que ocurrirá cuando las naciones existentes se quiebren para luego formar el Nuevo Orden Mundial Sionista (NOMS).

Además del terremoto en el sexto sello, también hay sacudidas en el séptimo sello, el asesinato de los dos testigos, la séptima trompeta y la séptima copa. Es más probable que el gran terremoto en la séptima copa (justo antes del Armagedón) sea lo mismo que el temblor (o zarandeo) de Ezequiel 37: 7.

Yehezqel (Ezequiel) 37: 7
7 Entonces profeticé como me fue mandado; y cuando profeticé, hubo un ruido, y de repente un temblor [zarandeo, terremoto]; y los huesos se unieron, cada hueso con su hueso.

La palabra temblor es la palabra hebrea ráash (רַעַשׁ). Esta es la misma palabra que se usa en el hebreo moderno para la actividad sísmica o un terremoto. La Concordancia Strong da esta definición:

H7494 ráash, de H7493; vibración, rugido, clamor: alboroto, estruendo, fragor, ímpetu, temblor, terremoto.

La palabra raíz en OT: 7493 también se refiere a un terremoto.

H7493 raásh. raíz primaria; ondular (como la tierra, el cielo, etc.; también un campo de grano), partic. mediante temor; especialmente saltar (como langosta): conmover, estremecer, intimidar, hacer temblar, trastornar.

El mayor contexto general de Ezequiel 37 nos dice que la nación Efraimita será restaurada después de una gran sacudida (traducida en el versículo 7 como zarandeo).

Yehezqel (Ezequiel) 37: 1-14
1 La mano de Yahweh vino sobre mí y me sacó en el Espíritu de Yahweh, y me hizo descender en medio del valle que estaba lleno de huesos.
2 Entonces me hizo pasar alrededor de todos ellos, y he aquí, había muchos en la superficie del valle; y de hecho estaban muy secos.
3 Y me dijo: “Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos?” Entonces respondí: “Oh, Adonai Yahweh, tú sabes”.
4 Entonces me dijo: “Profetiza sobre estos huesos, y diles: ¡Oh huesos secos, oíd la palabra de Yahweh!
5 Así dice Yahweh Elohim a estos huesos: Ciertamente haré entrar aliento en ustedes, y vivirán.
6 Pondré tendones sobre ustedes, y haré crecer carne sobre ustedes, los cubriré de piel y les pondré aliento; y vivirán. Entonces sabrán que yo soy Yahweh”.
7 Entonces profeticé como me fue mandado; y cuando profeticé, hubo un ruido, y de repente un zarandeo [terremoto]; y los huesos se juntaron, cada hueso con su hueso.
8 De hecho, cuando miré, y subía sobre ellos tendones y carne, y la piel los cubrió; pero no había aliento en ellos.
9 También me dijo: “Profetiza al aliento, profetiza, hijo de hombre, y di al aliento: Así dice Yahweh Elohim: Aliento, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, para que puedan vivir”.
10 Entonces profeticé como Él me había mandado, y el aliento entró en ellos, y vivieron, y se pusieron de pie, un ejército sumamente grande.
11 Entonces me dijo: “Hijo de hombre, estos huesos son toda la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: “Nuestros huesos están secos, nuestra esperanza está perdida, y nosotros mismos hemos sido destruidos”.
12 Por lo tanto, profetiza y diles: Así dice Yahweh Elohim: Miren, pueblo mío, abriré sus sepulcros y haré que suban de sus sepulcros y los llevaré a la tierra de Israel.
13 Entonces sabrán que yo soy Yahweh, cuando abra sus sepulcros, oh pueblo mío, y los saqué de sus sepulcros.
14 Pondré mi Espíritu en ustedes, y vivirán, y los pondré en su tierra. Entonces sabrán que yo, Yahweh, lo he hablado y lo he realizado, dice Yahweh”.

Si Ezequiel 37 está vinculado a la séptima copa, eso significa que el reino será entregado a los Nazarenos de Israel después de la séptima copa (al final de la tribulación, justo antes del Armagedón). Sin embargo, a veces las visiones tienen más de un cumplimiento profético. Si eso sucede, también podría haber cumplimientos menores en el sexto sello, en el séptimo sello, en el asesinato de los dos testigos y en la séptima trompeta. Si es así, entonces es sensato esperar que más personas lleguen a la verdad durante esas crisis.

Los líderes deben estar unidos, porque las ovejas siguen a los pastores. Actualmente, los pastores menores en el movimiento mesiánico no están unidos, por lo que nuestra gente está dividida, de esto Shaul nos suplicó que no lo estemos, para que el sacrificio del Mesías no se haga “inefectivo”.

Qorintim Alef (1 Corintios) 1: 10-17
10 Ahora les ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Adon Yeshúa el Mesías, que todos ustedes hablen una misma cosa, y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo propósito.
11 Porque me han informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay contiendas entre vosotros.
12 Ahora digo esto, que cada uno de ustedes dice: “Yo soy de Shaul”, otro “Yo soy de Apolos”, otro “Yo soy de Kepha” y otro “Yo soy del Mesías”.
13 ¿Está el Mesías dividido? ¿Fue crucificado Shaul por ustedes? ¿O se han sumergidos en el nombre de Shaúl?
14 Doy gracias a Elohim de que no he sumergido a ninguno de ustedes, excepto Crispo y Gayo,
15 para que nadie diga que ha sido sumergido en mi propio nombre.
16 Sí, también he sumergido la casa de Estéfanas. De los demás, no sé si sumergí a algún otro.
17 Porque el Mesías no me envió a sumergir, sino a predicar las Buenas Nuevas, no con sabiduría de palabras, para que la cruz del Mesías no se hiciera inefectiva.

Cuando los líderes y los maestros no se someten al Espíritu de Verdad, ellos terminan enseñando cosas distintas. Es decir, literalmente enseñan diferentes religiones. Por lo tanto, no pueden caminar con Elohim, porque no están de acuerdo con Él.

Amos 3: 3
3 “¿Podrán caminar dos juntos, sin estar de acuerdo?”

Si los líderes y los maestros en el cuerpo del Mesías se someten al Espíritu de Verdad, llegarán a un acuerdo con Elohim (como en Hechos 15). Pero debe haber una entrega total (porque Yahweh solo aceptará la entrega incondicional).

A medida que progresan los tiempos finales, podemos esperar ver un número creciente de creyentes que tienen el Espíritu de Verdad.

Yojanan (Juan) 16:13
13 “Y cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, Él los guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia autoridad, sino que hablará todo lo que oiga; y Él les dirá las cosas que vendrán”.

Que Yahweh nos ayude a prepararnos para recibir a estos creyentes, para que todo se haga decentemente, y en orden, para que nuestro Esposo esté complacido.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give