Chapter 4:

El Pésaj Sin Sacerdocio

[Estudio adaptado del video «El Pésaj Sin Sacerdocio«, de la serie Las Fiestas del Primer Mes].

En este capítulo, queremos hablar de lo que llamamos el «Pésaj sin sacerdocio». Se trata del primer Pésaj (Pascua) en Éxodo 12, cuando Israel salía de Egipto repentinamente. El asunto es que no debemos tratar de recrear el Pésaj de Éxodo 12 (sin sacerdocio) hoy en día porque la situación no es la misma hoy que en Éxodo 12.

Hoy, Yeshúa espera que estemos bajo las reglas de un renovado orden melquisedeciano. Y como vimos antes, cada vez que el sacerdocio cambia, las reglas y las instrucciones de funcionamiento (la Torá sacerdotal) para ese sacerdocio cambian. Para ver eso vamos a profundizar en el «Pésaj Sin Sacerdocio». No solo vamos a ver los detalles que lo componen, sino que también vamos a ver qué detalles queremos mantener con nosotros y cuáles queremos dejar atrás. Necesitamos dejar algunas cosas atrás porque Yeshúa nos está llamando a celebrar Su Pésaj según el renovado orden melquisedeciano. Para saber qué elementos hay que conservar y qué elementos hay que dejar ir, acompáñanos en este estudio. Esta es la información que necesitas saber.

Como vimos en nuestro estudio sobre El Gobierno de la Torá y como vimos en el último capítulo sobre lo que sucede cuando el sacerdocio cambia en Israel, Israel ya ha pasado por una sucesión de cambios en el sacerdocio. Y cada vez que el sacerdocio cambia, las instrucciones de funcionamiento (la Torá sacerdotal) también tienen que cambiar. Y no hay ninguna contradicción en ello. Eso es algo que está escrito en la Torá. La mayoría de la gente necesita ampliar, revisar o actualizar su definición de lo que es realmente la Torá.

Génesis 8:20 nos muestra que aunque Noé era un patriarca y no un sacerdote, pudo cumplir la función sacerdotal para su casa. Pero no como un sacerdote para cualquier otra casa o cualquier otra nación.

Bereshit (Génesis) 8:20
20 Entonces Noaj construyó un altar a Yahweh, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocaustos sobre el altar.

Tengamos presente este pensamiento porque lo vamos a ver entrar en juego de nuevo un poco más adelante en este capítulo. Si deseas conocer más detalles al respecto, le animo a que consigas una copia del estudio sobre El Gobierno de la Torá. En ese estudio se analizan todo tipo de detalles.

Ahora vemos que se produce una transición en Génesis 12, a partir del versículo siete.

Bereshit (Génesis) 12:7-8
7 Entonces Yahweh se le apareció a Abram y le dijo: «A tus descendientes les daré esta tierra». Y allí construyó un altar a Yahweh, que se le había aparecido.
8 Se trasladó de allí al monte al este de Betel, y acampó con Betel al oeste y Hai al este; allí construyó un altar a Yahweh e invocó el nombre de Yahweh.

Observa que Abraham no ofreció sacrificios ni holocaustos en ese altar. Eso es un poco de transición.

Ahora vemos aún más transición en Génesis 14, versículo 20.

Bereshit (Génesis) 14:20
20 «Y bendito sea Elohim Altísimo, que ha entregado a tus enemigos en tu mano». Y él [Abram] le dio el diezmo de todo.

Vemos allí que Abraham dio un diezmo único de todo lo que tenía a un sacerdocio melquisedeciano externo, lo que significa que era alguien externo al linaje de Israel, estando Israel todavía efectivamente en los lomos de Abraham.

Vemos más transición en Génesis 28, a partir del versículo 20.

Bereshit (Génesis) 28:20-22
20 Entonces Yaakov hizo un voto, diciendo: «Si Elohim está conmigo y me guarda en este camino que estoy recorriendo, y me da pan para comer y ropa para vestir,
21 para que vuelva a la casa de mi padre en paz, entonces Yahweh será mi Elohim.
22 Y esta piedra que he puesto como pilar será la casa de Elohim, y de todo lo que me des te daré seguramente la décima parte«.

Aquí vemos que el nieto de Abraham, Yaakov, promete efectivamente el diezmo. No sabemos si es año a año pero es un diezmo continuo. Y, de nuevo, fue probablemente al mismo orden melquisedeciano externo al que su abuelo Abram había diezmado. Como los hebreos son un pueblo tan tradicional, tienden a hacer lo que sus padres han hecho antes que ellos.

Echemos un vistazo a este gráfico para entender la razón de los cambios y lo que ocurrió en Éxodo 12.

Sabemos que hay tres oficios principales en la Escritura. El Rey, el Sacerdote y el Profeta. También existe el cargo de Juez, que es una combinación especial de dos o tres de estos cargos. Hablaremos de ello en otro lugar. Pero Abraham fue capaz de servir como rey y como sacerdote de su propia casa. Sólo tuvo un único heredero, que fue Itzjak (Isaac). Así que cuando Abram murió, pudo pasar fácilmente el manto de la realeza y las funciones del sacerdocio a su único heredero Itzjak. Debido a que no había otros hijos no tenía necesidad de un sacerdocio establecido en ese momento. Sólo había un único ancestro vivo en común.

Luego, lo mismo ocurrió con Yitzhak. Yitzhak también tenía un solo hijo que iba a recibir la herencia. Así que Itzjak también pudo pasar el reinado y las funciones del sacerdocio a su único heredero Yaakov (Jacob). No había otros niños en ese momento para tener en cuenta.

Sin embargo, Yaakov tuvo 12 hijos. Así que cuando Yaakov muriera, ya no habría un solo antepasado superviviente en común que los uniera o que sirviera como rey o sacerdote del clan. Y sin un reinado o un sacerdocio, los hijos de Israel se habrían ido cada uno por su lado, haciendo que se perdiera toda la unidad como nación.

Así que, claramente, Yahweh tuvo que hacer algo que podría parecernos una medida extrema. Podríamos preguntar: «¿Por qué permitiría Yahweh que Israel fuera enviado a Egipto durante cuatrocientos treinta años? «¿Por qué permitió Yahweh que sufrieran así? »

Bueno, la razón es que Yahweh es un Elohim de orden y de organización, pero también le gusta la unidad. Fue necesario tomar medidas extremas para lograr una realeza y un sacerdocio dentro de Israel, para evitar que esa unidad se perdiera cuando dejaran la cubierta de Egipto. Ahora es importante entender estas cosas. Hay una necesidad real de unidad y, por ello, hay una necesidad real de cobertura. Vamos a hablar de ello dentro de un momento.

En los días del Éxodo, cuatrocientos treinta años después de ser enviados a Egipto, el profeta Moshé (Moisés) pudo servir a las 12 tribus en el papel de juez. En este caso, Moshé sirvió a la vez como rey y como profeta, por lo que fue capaz de unificar a las tribus como rey o juez de Israel. Pero el problema es que el pueblo seguía necesitando que se llenara el tercer oficio, seguía necesitando el oficio del sacerdocio. Durante el Pésaj de Éxodo 12, todavía no había un sacerdocio interno en Israel. No podían acudir al sacerdocio egipcio en busca de ayuda. Estaban dejando atrás Egipto, por lo que el sacerdocio egipcio no iba a ayudarles. Y el sacerdocio de los primogénitos no se creó hasta después de Pésaj de Éxodo 12. El sacerdocio de los primogénitos no lo tuvimos hasta Éxodo 13. Esto es muy importante y necesitamos llegar a comprender esto en su totalidad.

Israel había estado en Egipto, en el horno de hierro, durante cuatrocientos treinta años. Tanto Faraón como el sacerdocio egipcio eran externos a la nación de Israel. Al igual que Melquisedec era externo en el buen sentido, Faraón y el sacerdocio egipcio eran externos a la nación de Israel en el mal sentido, pero con un buen fin. No es bueno tener un gobierno externo o un sacerdocio externo porque eso significa que, o bien son esclavos, son tomados cautivos, su nación está ocupada, o por la razón que sea, están bajo el dominio de otra persona y no son capaces de hacer las cosas que ustedes como pueblo querrían hacer normalmente. Es una situación muy difícil y drástica. Sin embargo, la razón por la que Elohim lo permitió es porque tienes que tener una cobertura común si vas a tener unidad.

Ahora solo para comentar, esta es la razón por la cual el movimiento del Israel Mesiánico, el movimiento Efraimita, y la gran mayoría del movimiento de las Dos Casas no tienen unidad. Ninguno de nosotros tiene un sacerdocio común en este momento porque estamos en la dispersión. Eso forma parte de los costes de estar en la dispersión. Pero podríamos tener un sacerdocio común, excepto que los vendedores de libros están enseñando a todos en contra de la idea de un sacerdocio común. Y como no hay un sacerdocio común no hay unidad. Por lo tanto, no hay organización y no hay orden. Y Yahweh es un Elohim de orden, le gusta el orden. Por eso le gusta la organización, por eso le gusta la unidad, por eso le gusta el sacerdocio común.

Yahweh permitió que Israel sufriera en el horno de hierro durante cuatrocientos treinta años porque quería que Israel desarrollara un sentido de identidad nacional y un sentido de unidad nacional. No quería que las doce tribus siguieran su propio camino después de la muerte de Israel. Tenía que haber alguna forma de forjarlos juntos. En efecto, fundirlos juntos en el horno de hierro para que ya no tuvieran la sensación de ser miembros de tribus independientes, sino que ahora se consideraran a sí mismos como la nación de Israel con un sentido común de identidad como israelitas. Así que, después de cuatrocientos treinta años, había una sensación de ser una nación unificada. Y ahora tenían un juez o un rey, el profeta Moshé, para servir en el papel de rey, pero todavía necesitaban un sacerdocio. Todavía no tenían un sacerdocio en común.

Ahora vamos a tomar las cosas en secuencia. Tengamos esto en cuenta, vamos a volver a ello dentro de un rato. Pero vamos a retomar la historia en Éxodo 11, a partir del versículo uno.

Shemot (Éxodo) 11:1
1 Y Yahweh dijo a Moshé: «Voy a traer una plaga más sobre Faraón y sobre Egipto. Después de eso te va a dejar ir de aquí. Cuando te deje ir, te expulsará [יְגָרֵשׁ גָּרֵשׁ] de aquí del todo».

Vamos a echar un vistazo a este término para expulsará en hebreo. Vamos a buscar aquí en la Concordancia Hebrea de Strong porque eso es lo que nos gusta hacer, buscar palabras. Veremos que es la duplicación de la forma verbal. Cada vez que quiere decir «seguramente harás» o «seguramente esto sucederá», Yahweh duplica el verbo.

La duplicación del verbo aquí nos garantiza que el Éxodo no fue un acontecimiento lento, sino que fue rápido. Volveremos a hablar de esto más adelante, pero quería incluirlo aquí, para mantener las cosas cronológicamente. Así que escuchen y tengan en cuenta que el Éxodo tuvo que ser un evento rápido porque así lo dijo Yahweh.

H1644 גָּרַשׁ gârash; raíz primitiva; expulsar de una posesión; especialmente expatriar o divorciar: – arrojar, echar, expulsar, repudiada, repudiar, saquear.

Eso es hablar de una acción muy rápida. Y el hecho de que se duplique nos garantiza que es rápido.

Shemot (Éxodo) 11:2-3
2 «Hablad ahora a la vista del pueblo, y que cada hombre pida a su prójimo y cada mujer a su prójimo, objetos de plata y objetos de oro».
3 Y Yahweh le dio al pueblo el favor a los ojos de los egipcios. Además, Moshé era muy grande en la tierra de Egipto, a la vista de los siervos del Faraón y del pueblo.

Creemos que lo que esto significa es que, primero, en el versículo 1, Yahweh dice que van a ser expulsados de aquí muy rápidamente. Así que ahora habla a la vista del pueblo diciendo que cada hombre pida ahora a su vecino y cada mujer pida ahora a su vecina objetos de plata y de oro. Entendemos que la petición y recepción de los artículos de plata y oro de los egipcios tenía que tener lugar antes del día de Pésaj porque iban a ser expulsados muy rápidamente. Así, Yahweh está diciendo «Vas a ser expulsado rápidamente, así que pide ahora los artículos de plata y oro«. Volveremos a hablar de ello más adelante, pero queremos tomar las cosas en orden.

Ahora llegamos a los mandamientos de Éxodo 12. Vamos a empezar en el versículo 3. Tanto Pésaj como la expulsión de Egipto tienen lugar en este mismo capítulo.

Shemot (Éxodo) 12:3
3 «Habla a toda la congregación de Israel, diciendo: «El diez de este mes todo hombre tomará para sí un cordero, según la casa de su padre, un cordero por familia«.

«Todo hombre » es una pista. Todo hombre tomará para sí un cordero según la casa de su padre, un cordero por familia. Es un lenguaje especial. Significa que cada hombre tendría que llevar a cabo el sacrificio para su propia casa porque todavía no había un sacerdocio en común. Este es el capítulo 12 de Éxodo e Israel no recibiría el sacerdocio de los primogénitos hasta el siguiente capítulo, en el capítulo 13 de Éxodo, después de que Israel ya había sido expulsado de Egipto. No podían pedir ayuda al sacerdocio egipcio porque iban a dejar atrás Egipto. Tenía que haber algún medio de tener un sacerdocio porque este era efectivamente un «Pésaj sin sacerdocio». Así que, en esta circunstancia particular, cada hombre tenía que servir como sacerdote de su propia casa, efectivamente un retroceso a los días de Noé.

Continuamos en el versículo 5 con algunos detalles.

Shemot (Éxodo) 12:5-7
5 «Tu cordero será sin defecto [simbólico de Yeshúa], un macho de un año. Puedes tomarlo de las ovejas o de las cabras.
6 Lo guardarás hasta el día catorce del mismo mes. Entonces toda la asamblea de la congregación de Israel lo matará al anochecer [בֵּין הָעַרְבָּיִם].
7 Tomarán un poco de la sangre y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas donde la coman».

Una vez más, como vimos en «Cuando Cambian los Sacerdocios«, aquí se nos permite tomar el Pésaj del rebaño y luego veremos que Yahweh más tarde amplía esto bajo el orden levítico para incluir también el ganado (o la manada). Y dice que tomarán un poco de la sangre y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas donde la coman, básicamente para marcar la casa como obediencia a Yahweh.

Ahora, como nos encanta buscar palabras, llegamos a la Concordancia Hebrea 996 de Strong.

H996 בֵּין bêyn; (A veces en el plural masculino o femenino); propiamente la forma constructiva contraída de un sustantivo que de otro modo no se usaría, procedente de H995; una distinción; pero se usa sólo como preposición, entre (repetida antes de cada sustantivo, a menudo con otras partículas); también como conjugación, este … o:- en medio de, en, entre.

Beyn significa básicamente entre. «Entre las tardes».

Entonces llegamos aquí al hebreo 6153 de Strong.

H6153 עֶרֶב ‛ereb; de H6150; crepúsculo:-anochecer, caer la noche, caer la tarde, caída la tarde, hora de la tarde, nocturno.

Y la palabra ereb (singular) significa crepúsculo o atardecer o marea vespertina. Así que Beyn HaErevim significa entre las tardes. Algunas traducciones y algunas personas nos dicen que esto significa al atardecer. El problema es que, efectivamente, se tarda dos o tres horas en preparar y cocinar un cordero, dependiendo de lo experto que seas en ello. Estoy seguro de que algunas personas pueden hacerlo más rápido que eso, pero es una buena apuesta que la mayoría de la gente va a necesitar dos o tres horas para preparar y luego cocinar un cordero. Y si esperamos hasta la puesta de sol, no hay tiempo suficiente para hacerlo. Así, en el pensamiento hebreo, hay dos tardes. Una es al mediodía, que es cuando el sol está empezando a volver a la tierra, y otra es también al atardecer, que es cuando el sol está de nuevo en la tierra. Y hay un punto entre esos dos periodos de tiempo a eso de las 2:30 de la tarde más o menos donde está entre los dos atardeceres, o media tarde cuando el sol acaba de empezar a bajar pero todavía no se ha puesto. Eso es lo que significa el término Beyn HaErevim.

Vemos un segundo testimonio similar en Deuteronomio 16:6.

Devarim (Deuteronomio) 16:6
6 «Pero en el lugar donde Yahweh, tu Elohim, elija hacer morar Su nombre, allí sacrificarás el Pésaj al atardecer, a la puesta del sol [כְּבוֹא הַשֶּׁמֶשׁ cuando vuelve a la tierra], en el momento en que saliste de Egipto.»

Este es un mandamiento para el orden levítico, no estamos tratando de incorporar esto en el Pésaj sin sacerdocio. Pero en hebreo el término allí es k’voe HaShémesh, que significa a la puesta del sol. Si te lo imaginas, tienes el sol saliendo y luego el sol está arriba, en su punto máximo, durante la mitad del día. Y entonces, sobre las 14:30 hrs, el sol empieza a bajar a la tierra. Esto armoniza con la definición de Éxodo.

Volvamos a Éxodo 12.

Shemot (Éxodo) 12:8-12
8 «Entonces comerán la carne en esa noche; asada al fuego, con panes sin levadura y con hierbas amargas la comerán.
9 No lo comas crudo, ni hervido en absoluto con agua, sino asado al fuego: su cabeza con sus patas y sus entrañas.
10 No dejarás que quede nada de él hasta la mañana, y lo que quede hasta la mañana lo quemarás con fuego».
11 «Y así lo comerás con un cinturón en tu cintura, tus zapatos (נַעֲלֵיכֶם) en tus pies, y tu bastón en la mano. Y lo comerás a toda prisa (בְּחִפָּזוֹן). Es el Pésaj de Yahweh.
12 «Porque esa noche pasaré por la tierra de Egipto y heriré a todos los primogénitos de la tierra de Egipto, tanto a los hombres como a los animales; y contra todos los dioses de Egipto haré juicio: Yo soy Yahweh».
[na’aleijem (נַעֲלֵיכֶם) “sobre lo que caminas”].

Recordemos que, justo un capítulo antes, se le dijo a Israel que iba a ser expulsado de la tierra de Egipto a toda prisa y el verbo se duplicó. Así que significa que tendrían que irse muy rápido.

Hemos visto que Él está diciendo que se irán de prisa. Lo veremos dentro de un momento. Pero hablemos del término na’aleijem (נַעֲלֵיכֶם), referido a tus zapatos. Algunas versiones lo traducen como sandalias. No, no hay un mandamiento de llevar sandalias literalmente. El verbo en hebreo significa sobre lo que caminas. Así que, básicamente, pueden ser sandalias, zapatos, botas, a tu elección. Sea lo que sea que uses para andar.

Ahora bien, sobre este término de forma apresurada.

H2649 חִפָּזוֹן chippâzôn; de H2648; huida precipitada:prisa.

H2648 chaphaz; raíz primitiva; propiamente, arrancar de repente, es decir, (por implicación) apresurarse, temer:

De muchas maneras, Yahweh nos está diciendo que el Éxodo iba a ser un evento muy apresurado y que iban a tener que salir de repente. Así que, de nuevo, por eso tuvo que ser el despojo de Egipto. La petición de artículos de plata y oro debía realizarse antes del día del Pésaj propiamente dicho.

Ahora bien, lo que hemos visto antes es que las fiestas de Yahweh son efectivamente imágenes proféticas de sombra (ensayos) de cosas venideras. Él nos está mostrando las cosas que planea hacer en el futuro y quiere que ensayemos lo que debemos hacer. Usando una analogía militar, esta es la razón por la que se hacen ejercicios de batalla en el ejército porque cuando entras en un conflicto y en un combate, luchas como te han entrenado. Lo que haces en el entrenamiento es lo que vas a hacer en la batalla. Porque cuando el miedo entra en acción, el cerebro se apaga y el cuerpo sólo responde por instinto, o por su entrenamiento. Por lo tanto, hay que realizar los ejercicios y los ensayos adecuados. La diferencia estriba en qué es lo que ensayamos para hacer, porque lo que ensayamos va a determinar cómo nos comportamos. Eso va a determinar cómo responderemos cuando lleguemos a ese tipo de situación de escape tan difícil.

Si echamos un vistazo, los israelitas comían el Pésaj sin sacerdocio de pie y vestidos con los zapatos en los pies y ceñidos para la huida porque se preparaban para huir repentinamente de Egipto. Entonces, si queremos salir de Egipto o del sistema mundial, ¿no deberíamos también comer el Pésaj de pie y vestidos con los zapatos puestos y ceñidos para la huida, como si nos preparáramos para volver a casa de repente? Vamos a hablar de esto en breve y luego lo haremos más en el próximo capítulo.

Por el contrario, nuestros hermanos rabinos no se ponen de pie para Pésaj. Podrían estar viviendo en la tierra de Israel, podrían estar en algún otro lugar de la dispersión fuera de la tierra de Israel, no importa. Se van a sentar a la mesa y van a realizar lo que ellos llaman un servicio de Seder de Pésaj, la palabra seder significa orden. También hablaremos de esto con más detalle en el próximo capítulo. Veremos que Yeshúa pudo haber comido la Última Cena como una forma de servicio de seder de Pésaj. Y la razón es porque no estaban ensayando salir de Egipto para volver a la tierra de Israel, ya estaban en la tierra de Israel. Así que estaban ensayando la permanencia en la tierra de Israel. Bueno, eso está bien si vives en la tierra de Israel y las cosas son estables. En otras palabras, no estás viviendo bajo un gobierno babilónico profanado, no estás viviendo bajo la democracia, y la Abominación Desoladora no llegará a establecerse.

Sólo quiero hablar un momento con los del lado judío de la casa. Porque no creo que haya nada malo en ser leal a tu casa. No envidio a ningún efraimita que sea leal a la casa de Efraim, no envidio a ningún judío que sea leal a la casa de Judá. Pero seamos realistas. Primero y más importante, necesitamos ser leales y fieles a Elohim y a Yeshúa, y a lo que Yeshúa ha dicho que hagamos que es la Gran Comisión. Ya se nos ha dicho que cuando la Abominación Desoladora se instale en el lugar señalado, básicamente en el monte del templo, entonces que el que esté en la tierra de Israel huya a las montañas.

Así que, ya sabemos que los que estamos en la dispersión vamos a querer volver a casa y los que están en la tierra de Israel van a tener que huir. ¿Qué sentido tiene hacer un seder sentado en este momento? ¿No deberíamos ensayar la huida aunque seas del lado judío de la casa y aunque ya estés viviendo en la tierra de Israel? ¿No tiene más sentido ensayar la huida porque es lo que vas a tener que hacer? Esto es algo que Yahweh me reveló allá por el 2017. La misión actual no es que nosotros en la dispersión volvamos a casa, a la tierra de Israel.

No sé cuántos años pasé en el movimiento de las dos casas tratando de encontrar una manera de que Efraim volviera a casa, a la tierra de Israel. Finalmente me di cuenta de que eso no es lo que Yahweh quiere que Efraim haga en este momento. Yahweh quiere que Efraim esté cumpliendo la gran comisión de Su Hijo, por medio de la Gran Comisión y el Ministerio Quíntuple.

Matityahu (Mateo) 28:18-20
18 Y Yeshúa vino y les habló, diciendo: «Toda autoridad Me ha sido dada en los cielos y en la tierra.
19 «Id, pues, y haced discípulos en todas las naciones, sumergiéndolos en Mi nombre*,
20 «enseñándoles a observar [guardar, obedecer] todas las cosas que os he mandado; y he aquí que Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo». Amén.

Como hemos hablado en muchos lugares antes, efectivamente, Él nos ordena es establecer una red de congregaciones en el gobierno global melquisedeciano que va a ser utilizado para gobernar y reinar sobre las naciones, después de Armagedón, durante el Milenio. Y si alguien quiere saber por qué nos sumergimos sólo en el nombre de Yeshúa, ese estudio está en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Tres, en el capítulo “La Inmersión Solo en el Nombre de Yeshúa”.

Pero eso es efectivamente lo que se supone que estamos haciendo ahora. No se nos ha ordenado habitar en la tierra de Israel, ese no es nuestro propósito en este momento. Ese no es nuestro punto. No hay nada malo en ser un testigo de Yeshúa en la tierra de Israel si así es como Yahweh te está guiando en este momento. Sólo estamos hablando de si hay una lógica detrás de ensayar un seder de Pésaj sentado y permanecer en la tierra de Israel en este momento. Porque sabemos que la Abominación Desoladora viene cuando vamos a tener que huir de la tierra de Israel. ¿No tiene más sentido, como creyente en Yeshúa, practicar un Pésaj de pie? Hablaremos de ello tanto en el próximo capítulo como cuando lleguemos a la sección sobre el Pésaj melquisedeciano.

Tenemos un ensayo general ahora mismo para el segundo Éxodo. Así que, tanto si estamos dentro de la tierra de Israel como si estamos fuera de la tierra de Israel, eso es lo que estamos ensayando. No estamos ensayando el sentarse para permanecer en la dispersión. El hermano Judá en la dispersión está sentado y ensaya sentarse fuera de la tierra de Israel. Bueno, el hermano Judá admitiría que hay un significado profético en todo lo que sucede, es decir, en todo lo que hacemos. Entonces, ¿no es más bien nuestro objetivo volver a la tierra de Israel después del Armagedón? Básicamente, ahora mismo, todos deberíamos estar ensayando para dejar Egipto y volver a casa.

Volvamos a Éxodo 12. Esta es una situación específica de la salida de Egipto, durante el Pésaj sin sacerdocio.

Shemot (Éxodo) 12:13-14
13 «La sangre os servirá de señal en las casas donde estéis. Y cuando vea la sangre, pasaré por encima de ti; y la plaga no caerá sobre ti para destruirte cuando golpee la tierra de Egipto. [Situación específica].
14 «Este día os servirá de memoria, y lo celebraréis como una fiesta para Yahweh a lo largo de vuestras generaciones. Lo celebrarán como una fiesta por ordenanza eterna«. [Precepto].

El verso 13 es específico de esa situación, veremos que la situación va a cambiar bajo el orden levítico y luego cambiará de nuevo bajo el orden melquisedeciano. Luego, el verso 14 es un precepto y un principio, este verso no cambia. Cuando veas las palabras a lo largo de tus generaciones o por ordenanza eterna, debes pensar: «Ah, esto es un precepto, esto es un principio, esto no cambia«.

Shemot (Éxodo) 12:15-16
15 «Siete días comerás panes sin levadura. El primer día quitaréis la levadura de vuestras casas. Porque cualquiera que coma pan con levadura desde el primer día hasta el séptimo, esa persona será cortada de Israel. [Precepto].
16 El primer día habrá una asamblea apartada, y el séptimo día habrá una asamblea apartada para ustedes. No se hará ninguna clase de trabajo en ellos; sino lo que cada uno deba comer, eso solo podrá ser preparado por ustedes». [Precepto].

De nuevo, vemos que los versos quince y dieciséis son ambos preceptos. Estos detalles nunca cambian.

Shemot (Éxodo) 12:17-18
17 «Así, pues, observarás la fiesta de los panes sin levadura, porque en este mismo día habré sacado a tus ejércitos de la tierra de Egipto. Por lo tanto, observaréis este día a lo largo de vuestras generaciones como una ordenanza eterna [Precepto].
18 En el primer mes, el día catorce del mes por la tarde, comerás panes sin levadura, hasta el día veintiuno del mes por la tarde«. [Precepto].

De nuevo, todo eso son preceptos. Y hay una razón por la que utilizó el término ejércitos. No sé si Judá tiene el mismo problema, pero es sorprendente la cantidad de personas del lado efraimita de la casa que no parecen entender este concepto. Yahweh es un Elohim de orden. El orden requiere organización. Si no tienes un sacerdocio, no tienes organización. Y el Pacto Renovado ordena el orden melquisedeciano. Lo hemos tratado en muchos lugares diferentes. Así, Yahweh nos llama a salir de Egipto como Sus ejércitos. ¿Hay algo que no requiera orden y organización? Es sólo una pregunta.

Shemot (Éxodo) 12:19-20
19 «Durante siete días no se encontrará levadura en vuestras casas, ya que quien coma lo que está leudado, esa misma persona será cortada de la congregación de Israel, sea extranjero o nativo del país. [Precepto].
20 No comerás nada con levadura; en todas tus viviendas comerás panes sin levadura». [Precepto].

Una vez más, también son preceptos.

Lo que vemos básicamente es que Yahweh quiere que comamos panes sin levadura a partir de la noche que termina el día 14, es decir, la conjunción del día 14 y el día 15. El Pésaj se sacrifica (o es inmolado) en la tarde del día 14 y luego se come la comida al comienzo del día 15 por la noche. Y luego seguimos comiendo hasta el final del día 21 (o el comienzo del día 22). Y se supone que no debemos tener ninguna levadura en nuestras casas o en nuestra propiedad durante ese tiempo.

(UC= Última Cena; P= Pésaj).

Ahora, como estamos siguiendo cronológicamente, vamos a volver al concepto de salir de prisa.

Shemot (Éxodo) 12:33-36
33 Y los egipcios apremiaron al pueblo para que los expulsaran de la tierra a toda prisa. Porque decían: «Todos seremos muertos».
34 Así que el pueblo tomó su masa antes de que fuera leudada, teniendo sus amasaderas atadas en sus ropas sobre los hombros.
35 Ahora bien, los hijos de Israel habían hecho conforme a la palabra de Moshé, y habían [ya] pedido a los egipcios artículos de plata, artículos de oro y ropa.
36 Y Yahweh había dado al pueblo el favor a los ojos de los egipcios, de modo que les concedieron lo que pedían. Así saquearon a los egipcios.

De vez en cuando se oye hablar de esta teoría del calendario alternativo, a veces llamada la teoría del Cuartodecimanismo y a veces llamada la teoría de la Conjunción del Decimotercero y el Decimocuarto día. Una de las razones por las que esa teoría es errónea es porque requiere que los israelitas saqueen a los egipcios durante el tiempo del éxodo precipitado, durante el tiempo en que eran expulsados (y empujados a irse). Pero eso no funciona porque no había tiempo. Yahweh enfatiza una y otra vez que iba a ser un éxodo rápido y precipitado. Da todo tipo de pistas al respecto. Ni siquiera tuvieron tiempo de cocinar su comida. Si deseas conocer más detalles al respecto, consulta el estudio El Calendario de la Torá sobre “Pésaj y Panes sin Levadura”.

Shemot (Éxodo) 12:39
39 Y hornearon tortillas sin levadura de la masa que habían traído de Egipto, pues no estaba leudada, porque fueron expulsados de Egipto y no pudieron esperar, ni habían preparado provisiones para ellos.

Por eso, las teorías del Cuartodecimanismo, o La Conjunción del Decimotercero y el Decimocuarto día no funcionan. Simplemente no hay tiempo para ello. Hay demasiados testigos de esto. Así que, de nuevo, si tienes preguntas al respecto, consulta el estudio El Calendario de la Torá.

Shemot (Éxodo) 12:51
51 Ese mismo día, Yahweh sacó a los hijos de Israel de la tierra de Egipto según sus ejércitos.

De nuevo, tenemos que tener organización para poder cumplir con el Pésaj.

Ahora hablemos de los principios que hemos visto. Porque estamos echando un vistazo al Pésaj sin sacerdocio y estamos tratando de entender cuáles son los cambios que hubieron entre el Pésaj sin sacerdocio de Éxodo 12, luego el Pésaj levítico, luego el Pésaj en el primer siglo, y luego, finalmente, en el Pésaj melquisedeciano. Por lo tanto, tenemos que echar un vistazo a los cambios que han sucedido entre estos Pésajim para que podamos entender qué es lo que debemos hacer en el Pésaj melquisedeciano y por qué. Así pues, echemos un vistazo y extraigamos algunos principios y preceptos y veamos qué cosas debemos conservar y qué cosas debemos dejar atrás.

Uno de los principios que hemos visto es que el Pésaj de Yahweh es efectivamente una preparación para salir de Egipto (o del sistema mundial). Puede ser una preparación para salir de la tierra física de Egipto, como en Éxodo 12, o puede ser una preparación para salir del Egipto espiritual, ya sea que estemos en la dispersión, en el exilio judío o en lo que todavía estemos. También incluye a los que viven en el sistema babilónico en la tierra de Israel bajo la democracia.

Ahora echemos un vistazo a las cosas que se avecinan para preparar la salida de Egipto. Yahweh dice que debemos estar preparados para salir. Debemos estar vestidos y de pie, tener el cinturón puesto, tener los zapatos en los pies y el bastón en la mano, y estar listos para viajar, listos para la acción. Estar preparados para proteger a nuestras familias, venga lo que venga. Y así, para ensayar, nos vestimos de esta manera y también comemos el Pésaj con prisa, como si estuviéramos listos para ser expulsados en cualquier momento.

Hemos visto otros principios de los que también se habla en el estudio El Calendario de la Torá y en el estudio de Apocalipsis y el Fin de los Tiempos. El primer Pésaj tuvo un éxodo repentino seguido de 40 años de peregrinación por el desierto, de manera que hubo un cambio de generación. Por el contrario, en el segundo éxodo, esperamos básicamente 40 años de creciente persecución seguidos de un segundo éxodo repentino y apresurado. Cuando pensamos en eso con relación a las noticias se aclaran muchas cosas.

Ahora mantengamos estos principios y preceptos en mente mientras avanzamos en esta serie de estudios. En esta sección, hemos estado hablando de cómo celebramos el Pésaj cuando no hay sacerdocio. En el próximo capítulo, vamos a ver cómo Elohim quiere que guardemos el Pésaj bajo un orden levítico limpio. A continuación, vamos a echar un vistazo a la forma en que se celebraba el Pésaj en la época de Yeshúa, en el primer siglo. Y finalmente, una vez que extrapolemos las lecciones de todas ellas, podremos entender cómo espera Elohim que guardemos el Pésaj hoy, bajo el renovado orden melquisedeciano de Yeshúa. Esta es una información importante que cualquiera que quiera celebrar la fiesta de la manera correcta bajo el renovado orden melquisedeciano de Yeshúa necesita saber.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give