Chapter 7:

El Pésaj Melquisedeciano

[Estudio adaptado del video «El Pésaj Melquisedeciano«, de la serie Las Fiestas del Primer Mes].

Hasta ahora, hemos estado hablando todo sobre el Pésaj melquisedeciano, el Pésaj que guardamos cuando estamos bajo el renovado orden melquisedeciano de Yeshúa. Y hasta ahora en este estudio, hemos visto que algunas partes de los rituales de Pésaj pueden cambiar dependiendo del sacerdocio que tenga la unción activa, y otras partes de los rituales de Pésaj pueden cambiar dependiendo de si estamos dentro o fuera de la tierra de Israel. Sin embargo, también hay ciertas ordenanzas, estatutos y decretos del Pésaj, que nunca cambian sin importar qué sacerdocio tenga la unción activa.

La cuestión es entonces la siguiente. ¿Cómo debemos celebrar el Pésaj hoy en día bajo el renovado orden melquisedeciano de Yeshúa?

Hemos cubierto mucho terreno hasta ahora en este capítulo. Ahora, nos gustaría hablar primero de las ordenanzas del Pésaj que nunca cambian, no importa qué sacerdocio tenga la unción activa. A continuación, vamos a revisar las razones por las que algunos de los detalles de los rituales pueden cambiar de un sacerdocio a otro. Y luego, finalmente, armados con esta información detallada, vamos a poder ver cuáles de los detalles se aplican al Pésaj melquisedeciano de Yeshúa y cuáles no.

Aprendimos mucho del ritual original en Éxodo12, donde Israel se prepara para salir de Egipto para convertirse en su propia nación independiente y soberana. Serán equipados con su propio sacerdocio interno y van a ir a la tierra de Israel como una nación organizada. Yahweh los llama «los ejércitos del Elohim viviente«. Es importante que entendamos que estamos siendo llamados como nación organizada. Y para los que leen la Parashá de la Torá, la Parashá Nitsavim cubre desde Deuteronomio 29:9 hasta el 30:20. Sin embargo, es importante entender que Israel no es llamada «una masa de individuos abigarrados«, sino una nación organizada.

En Shemot (Éxodo) 12, a partir del versículo 8, Yahweh dice algunas cosas que nunca van a cambiar. Veamos algunas de estas cosas.

Shemot (Éxodo) 12:8-9, 14
8 «Entonces comerán la carne en esa noche [día 14/15]; asada al fuego, con panes sin levadura y con hierbas amargas la comerán.
9 No lo comas crudo, ni hervido con agua, sino asado en el fuego…»
14 «Así, este día será para vosotros un memorial; y lo celebraréis como una fiesta para Yahweh a lo largo de vuestras generaciones. Lo celebraréis como una fiesta por ordenanza eterna».

Yahweh nos dice que cada vez que haya una generación de Israel, debemos celebrar esta fiesta. Dice que lo celebraremos «como una fiesta por ordenanza eterna«. Ese es un lenguaje bastante claro. Siempre queremos mantener el Pésaj. La única cuestión es cómo debemos celebrar el Pésaj.

Shemot (Éxodo) 12:15
15 «Durante siete días comeréis panes sin levadura. El primer día quitarán la levadura de sus casas. Porque cualquiera que coma pan con levadura [simbólico de pecado y falsa doctrina] desde el primer día hasta el séptimo, esa persona será cortada de Israel».

Para mí, este lenguaje es especialmente importante, porque sabemos que la levadura es símbolo del pecado y también de la falsa doctrina. Lo que esto significa es que cualquiera que participe del pecado y cualquiera que participe de la falsa doctrina va a ser cortado de la nación de Israel. Eso es bastante serio y bastante grave. Tenemos que prestar atención a eso, tenemos que tener miedo del Elohim viviente. Continuemos.

Shemot (Éxodo) 12:16
16 «El primer día habrá una reunión apartada [ensayo], y el séptimo día habrá una reunión apartada [ensayo] para vosotros. No se hará ninguna clase de trabajo en ellos; pero lo que cada uno debe comer, sólo puede ser preparado por ustedes».

Ahora, en el primer capítulo, hablamos de cómo el apóstol Shaul (Pablo) nos advierte en Colosenses 2:16-17 que tenemos que ser extremadamente cuidadosos de no dejar que ningún hombre aparte del cuerpo del Mesías nos diga lo que tenemos que hacer con respecto a las ofrendas rituales de comida (como el Pésaj), las ofrendas rituales de bebida (como el Pacto Renovado en la sangre de Yeshúa, o la copa), o con respecto a un día de fiesta, o de un día de luna nueva, o de los días de reposo. Porque todos estos son cuadros de sombra proféticos de cosas que aún están por venir.

Si habláramos de cosas descabelladas, ¿Cuántos mesiánicos hay que escuchan a los rabinos y a los caraítas (gente que no es el cuerpo de Yeshúa) para decirnos no sólo cuándo celebrar el Pésaj, sino también cómo celebrarlo? Eso es específicamente contra lo que el apóstol Shaul estaba escribiendo aquí. Porque se nos dice que nos cuidemos de la levadura de los fariseos y de los saduceos porque Yahweh va a cortar de Israel a cualquiera que participe de la falsa doctrina. Así que, ten cuidado. Algunas personas creen que está bien beber de todas las fuentes. Mucha gente cree que está bien escuchar a este maestro y a aquel otro, y a este grupo y a aquel otro, y a esta secta y a aquella otra. Y terminas con algunas personas que acaban haciendo cosas muy equivocadas. Es importante que no lo hagamos. Continuando en el verso diecisiete.

Shemot (Éxodo) 12:17
17 «Así pues, celebraréis la fiesta de los panes sin levadura, porque en este mismo día habré sacado a tus ejércitos de la tierra de Egipto. Por lo tanto, observarán este día a través de sus generaciones como una ordenanza eterna«.

Una vez más, siempre debemos guardar el Pésaj. Es sólo la forma en que guardamos el Pésaj que va a cambiar, dependiendo de qué sacerdocio tiene la unción activa, y si estamos dentro de la tierra de Israel o fuera de la tierra de Israel en la dispersión. Las ordenanzas del Pésaj nunca cambian.

Shemot (Éxodo) 12:18
18 «En el primer mes, el día catorce del mes por la tarde, comerás panes sin levadura, hasta el día veintiuno del mes por la tarde«.

De nuevo, esto es algo que nunca va a cambiar, no importa bajo qué sacerdocio estemos y no importa dónde vivamos.

Shemot (Éxodo) 12:19-20
19 «Durante siete días no se encontrará levadura [pecado, falsa doctrina] en vuestras casas, ya que quien coma lo que está leudado [pecado, falsa doctrina], esa misma persona será cortada de la congregación de Israel, ya sea extranjero o nativo de la tierra.
20 No comerás nada con levadura [ningún pecado y ninguna falsa doctrina]; en todas tus moradas comerás pan sin levadura».

Lo que realmente estamos diciendo aquí es que tenemos que conformarnos con el ejemplo de Yeshúa. Tenemos que ser conformados a la imagen y semejanza de Yeshúa, o efectivamente, a Él no le gustará y seremos rechazados. Debemos conformarnos al caminar de Yeshúa o vamos a ser cortados de la nación de Israel.

De nuevo, vimos que la Última Cena fue en la conjunción nocturna del 13 y el 14. Esto es diferente a la comida de Pésaj (Pascua) que ocurre en la conjunción del 14 y el 15. El Pésaj se sacrifica en la tarde del día 14, y en realidad comemos la comida de Pésaj al comienzo del día 15. Y luego debemos comer panes sin levadura durante siete días, hasta la noche que comienza el día 22 del primer mes. Esas son las cosas que nunca cambian.

Ahora hablemos de algunos de los detalles que sí cambian y que son específicos de los diversos rituales del Pésaj no Sacerdotal. En Éxodo 12, con el Pésaj no sacerdotal, no había un sacerdocio interno israelita porque estaban habitando en Egipto bajo el reinado de Faraón y bajo el sacerdocio de los sacerdotes egipcios, (no un sacerdocio limpio). Por lo tanto, el propósito era ayudar a Israel a salir de Egipto, convertirse en una nación organizada e ir a la tierra de Israel.

En Éxodo 11, aprendimos que el éxodo sería un evento rápido. Israel debía prepararse para una rápida huida de Egipto.

Shemot (Éxodo) 11:1
1 Y Yahweh dijo a Moshé: «Voy a traer una plaga más sobre Faraón y sobre Egipto. Después de eso, te va a dejar ir de aquí. Cuando te deje ir, te echará de aquí del todo».

Luego, en Éxodo 12:3, vemos que Yahweh hizo que los jefes de cada casa tomaran un cordero para su hogar.

Shemot (Éxodo) 12:3
3 «Habla a toda la congregación de Israel, diciendo: «El diez de este mes cada uno tomará para sí un cordero, según la casa de su padre, un cordero por familia«.

Esto se debe a que Israel no tenía un sacerdocio en Egipto en ese momento. Por esa razón, los hombres de las casas (los patriarcas) eran responsables de las ofrendas para su propia casa y también de poner la sangre en los postes de las puertas (simbólica de la sangre de Yeshúa).

Shemot (Éxodo) 12:5-7
5 «Tu cordero será sin defecto [Yeshúa], un macho de un año. Puedes tomarlo de las ovejas o de las cabras [rebaño].
6 Lo guardarás hasta el día catorce del mismo mes. Entonces toda la asamblea de la congregación de Israel lo matará entre las tardes [בֵּין הָעַרְבָּיִם].
7 Tomarán un poco de la sangre y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas donde la coman [nuestros corazones].«

El día 14 es una ordenanza que nunca va a cambiar. Sin embargo, la aplicación de un poco de sangre en los dos postes de la puerta y en el dintel de las casas es la imagen de la sombra. Hoy, por supuesto, aplicamos la sangre de Yeshúa en nuestros corazones.

Shemot (Éxodo) 12:8-10
8 «Entonces comerán la carne en esa noche; asada al fuego, con panes sin levadura y con hierbas amargas la comerán [ordenanza].
9 No lo comas crudo, ni hervido en absoluto con agua, sino asado al fuego: su cabeza con sus patas y sus entrañas [ordenanza].
10 No dejarás que quede nada de él hasta la mañana, y lo que quede hasta la mañana lo quemarás con fuego».

Comer la carne esa noche, asada al fuego, con pan sin levadura y hierbas amargas es una ordenanza. El hecho de no dejar nada hasta la mañana y quemar con fuego lo que queda es específico del capítulo 12 de Éxodo, el primer Pésaj.

Shemot (Éxodo) 12:11
11 «Y así lo comeréis: con el cinturón en la cintura, los zapatos en los pies y el bastón en la mano. Y lo comerás deprisa. Es es Pésaj de Yahweh».

Este concepto de banquete apresurado mientras se está de pie también es específico de la situación que se vivía en Éxodo 12. Porque era un ensayo para huir de Egipto.

Ahora echemos un vistazo a los detalles del Pésaj levítico, específicos del orden levítico.

Shemot (Éxodo) 12:25
25 » Cuando lleguen a la tierra que Yahweh les dará, tal como lo prometió, deberán cumplir con este servicio

Una vez más, el hecho de que guardemos el Pésaj nunca cambiará. Lo único que va a cambiar es la forma de celebrar el Pésaj. Porque ahora, en lugar de no tener un sacerdocio, Israel va a tener un orden levítico. Esto es especialmente importante.

Devarim (Deuteronomio) 12: 1
1 «Estos son los estatutos y decretos que deberás observar en la tierra que Yahweh, el Elohim de tus padres, te da para que la poseas, todos los días que vivas en la tierra

De nuevo, estas son cosas que son específicas para cuando estamos viviendo en la tierra de Israel, que es típicamente donde se encuentra un sacerdocio levítico limpio. Y la razón por la que se encuentra un sacerdocio levítico limpio en la tierra de Israel es que cuando Israel viajaba junto en el desierto, no necesitaban reunirse tres veces al año alrededor del altar. Porque ya estaban juntos. Pero una vez que Israel había entrado en la tierra de Israel, y se habían extendido, era necesario unificar la nación tres veces al año alrededor de un altar de sacrificio.

El mismo monólogo continúa cuatro capítulos después en Deuteronomio 16:1. Esto es algo muy importante, esta parte es una ordenanza.

Devarim (Deuteronomio) 16:1-2
1″Observa el mes del aviv, y guarda el Pésaj a Yahweh tu Elohim, porque en el mes del Aviv Yahweh tu Elohim te sacó de Egipto de noche.
2 Por lo tanto, sacrificarás el Pésaj a Yahweh tu Elohim, del rebaño y de la manada, en el lugar donde Yahweh quiera poner Su nombre.

Para aquellos que son del lado judío de la casa, o que hablan hebreo, me gustaría que consideraran esto. No dice «observen el mes de aviv que tiene lugar en la primavera en el calendario judío Hillel 2«. Dice que hay que observar el mes del aviv. Es muy importante que observemos el mes del aviv de la manera correcta. Como vimos antes, Yahweh quiere que guardemos el Pésaj en su tiempo. Y si hacemos caso a los caraítas o a ciertos grupos mesiánicos, vamos a terminar celebrando el Pésaj en el mes equivocado, porque los caraítas y ciertos grupos mesiánicos suelen celebrar su fiesta alrededor de un mes después de lo que se supone que se debe observar. Hablaremos de ello cuando hablemos de los días de los Panes sin Levadura.

También dice que, mientras se viva en la tierra de Israel, se puede sacrificar el Pésaj del rebaño o de la manada. Si vives en la tierra de Israel, tu Pésaj puede ser de carne de vacuno. Si está fuera de la tierra de Israel, sólo puede ser de las ovejas o de las cabras. Y si estamos dentro de la tierra de Israel, entonces debemos celebrar el Pésaj en el lugar donde Yahweh elige colocar Su nombre, que ya vimos que es Jerusalén.

Ahora, una de las cosas que vimos es que a veces la transición de un sacerdocio a otro lleva tiempo. Puede ocurrir a lo largo de varios años. Podríamos decir mucho más sobre esto si tuviéramos tiempo y hablaremos más de esto al final de este capítulo. Pero, por ejemplo, en el primer mes del segundo año, después de que Israel saliera de Egipto, Yahweh dijo que se celebrara el servicio de Pésaj de la misma manera en el desierto. Irónicamente, aunque ahora Israel tenía un sacerdocio levítico, ellos no tenían postes o dinteles. Este es un tema para discutir en otro momento y lugar, porque en realidad no era posible celebrar el Pésaj exactamente igual, sino lo más parecido posible.

Bemidbar (Números) 9:1-2, 9-11
1 Yahweh habló a Moshé en el desierto del Sinaí, en el primer mes del segundo año después de que salieron de la tierra de Egipto, diciendo:
2 «Que los hijos de Israel celebren el Pésaj en su tiempo señalado.
9 Entonces Yahweh habló a Moshé, diciendo,
10 «Habla a los hijos de Israel, diciendo: ‘Si alguno de ustedes o de su posteridad está impuro a causa de un cadáver, o está lejos en un viaje, aún puede celebrar el Pésaj de Yahweh.
11 El decimocuarto día del segundo mes, al anochecer, podrán celebrarlo. Lo comerán con panes sin levadura y hierbas amargas.”

Básicamente, el cambio que vemos aquí es mantener el Pésaj un mes más tarde. Pero de nuevo, cuando estemos en la tierra de Israel, habrá ciertos estatutos y juicios que se aplicarán a nosotros mientras estemos en la tierra de Israel.

Devarim (Deuteronomio) 16:1
1 «Observa el mes del aviv, y guarda el Pésaj a Yahweh tu Elohim, porque en el mes del aviv Yahweh tu Elohim te sacó de Egipto de noche».

Si tienes acceso al hebreo y lees hebreo, te animo a que lo busques. Dice: «el mes del aviv». ¿Cuál es el mes del aviv? Bueno, hablaremos más de esto cuando hablemos de la Ofrenda de la Gavilla Mecida, pero el mes del aviv es el mes en el que la primera gavilla de primicias de cebada del aviv puede ser ofrecida a Yahweh en el Día de la Ofrenda de la Gavilla Mecida (Yom HaNafat HaOmer) 15 a 21 días después de ese Día de la Luna Nueva (Rosh HaShaná). Eso es lo que debemos hacer. Se supone que debemos llevarle la primera gavilla de primicias de cebada aviv. Los caraítas y ciertos grupos mesiánicos no lo hacen. Porque en lugar de basar su calendario en la primera gavilla de primicias, basan su calendario en la cosecha principal, que suele llegar un mes después.

De hecho, con los calendarios caraíta y mesiánico, la primera gavilla de primicias de cebada aviv suele estar ya completamente destrozada y caída en el suelo. Y cuando se considera el simbolismo de que esta primera gavilla de primicias de cebada aviv es simbólica de Yeshúa, los caraítas e incluso los mesiánicos están esperando hasta que esté destrozada y en el suelo. Si piensas en el simbolismo de eso, eso es algo muy impuro. Hablaremos más sobre esto cuando hablemos del Día de la Ofrenda de la Gavilla Mecida.

Devarim (Deuteronomio) 16:2
2 «Por lo tanto, sacrificarás el Pésaj a Yahweh tu Elohim, del rebaño y de la manada, en el lugar donde Yahweh quiera poner Su nombre.»

Continuando en el verso dos, vemos de nuevo que podemos tener el Pésaj de ganado o de carne de vacuno cuando estamos viviendo en la tierra de Israel y que Él es muy específico en cuanto a celebrar el ritual de Pésaj en el lugar donde Él elige poner Su nombre ya que lo enfatiza varias veces.

Devarim (Deuteronomio) 16:5
5 «No podrás sacrificar el Pésaj dentro de ninguna de tus puertas que te da Yahweh tu Elohim…»

En Éxodo 12, Israel no tenía un sacerdocio. Habían estado bajo el sacerdocio egipcio. Así, los patriarcas de cada casa sacrificaban el Pésaj dentro de sus puertas y luego colocaban la sangre en los postes de sus propias puertas. La razón por la que Yahweh no quiere eso en la tierra de Israel, como mencionamos antes, es porque Israel está disperso por toda la tierra de Israel. Y es necesario unificar la nación alrededor de un altar de sacrificio tres veces al año para mantener un sentido de cohesión y un sentido de ser una nación, unificando la nación alrededor de un altar levítico de sacrificio.

Devarim (Deuteronomio) 16:6-7
6 «pero en el lugar donde Yahweh, tu Elohim, decida hacer morar Su nombre, allí sacrificarás el Pésaj entre las tardes, al ponerse el sol, en el momento en que saliste de Egipto».
7 «Y lo asarás y lo comerás en el lugar que Yahweh tu Elohim elija; y por la mañana te volverás y te irás a tus tiendas.»

Por lo tanto, tenemos un gran número de testigos de que, cuando vivimos en la tierra de Israel, Yahweh quiere que vengamos al lugar donde está colocado Su altar de sacrificios para que la nación permanezca entonces unida. Y sabemos que esto es Jerusalén. Volveremos a ver una referencia a esto hacia el final de este capítulo. Pero tenemos testimonio de ello en Zacarías.

Zekariah (Zacarías) 1:17
17 «Vuelve a proclamar diciendo: «Así dice Yahweh de los ejércitos «Mis ciudades volverán a extenderse por la prosperidad; Yahweh volverá a consolar a Sion, y volverá a elegir a Jerusalem«.

Zekariah (Zacarías) 2:12
12 «Y Yahweh tomará posesión de Judá como Su herencia en la Tierra Apartada, y volverá a elegir a Jerusalem«.

Creemos que Yahweh volvió a elegir Jerusalem en 1948, cuando la nación de Israel nació en un día.

Ahora veamos qué cosas son específicas de la Última Cena. Recordemos que en la época de Yeshúa, que fue en el primer siglo, en el período del segundo templo, Israel ya vivía en la tierra de Israel. No necesitaron ensayar la huida y la marcha a la tierra de Israel a toda prisa. Así, en el período del segundo templo, nuestros hermanos judíos ya habían desarrollado la tradición de comer el Pésaj sentados. Tenían una mesa baja, normalmente a 20 o 30 centímetros del suelo, y ponían mantas y almohadas y este tipo de cosas. Y se inclinaban, se reclinaban o se sentaban. Pero, en general, se ponían cómodos.

Ahora, de nuevo, trataré de decir esto con todo el amor que pueda. Si hablas con los rabinos (incluso con los rabinos mesiánicos que conozco) sobre por qué el ritual tiene este aspecto para el Seder de Pésaj, te dirán que en el antiguo Oriente Medio los esclavos solían esperar de pie a sus amos mientras comían. Y el pensamiento rabínico es que, puesto que los judíos ya no son esclavos, deben inclinarse o reclinarse en la mesa de Pésaj para celebrar la liberación de Israel de la esclavitud. El problema es que eso no tiene ninguna relación ni vínculo con las Escrituras. Esa no es la razón por la que Israel se puso de pie en Éxodo 12. Esto es típico de las cosas que hacen los rabinos. Te dan un montón de razones que suenan bien, pero realmente no se sostienen en el escrutinio. En realidad no «aguantan», por así decirlo, una investigación superficial, porque básicamente inventan cosas.

Pero lo que vemos es que el Seder de Pésaj es una comida muy guionizada y estilizada. Tienen literalmente un guión para cada cosa. Y consiste en tomar cuatro copas de vino y comer de varios cuencos de salsa o sal. Los seders modernos señalan un hueso de la pierna de un animal, a veces tienen un huevo en el plato, cosas que no tienen relación o vínculo con Éxodo 12 de ninguna manera o forma. Y también hacen hincapié en sentarse o quizás, en la antigüedad, en tumbarse y, en general, en estar en una posición reclinada o tumbada hacia atrás.

Parece que la Última Cena tiende a seguir lo que más tarde se convirtió en el ritual del Seder de Pésaj. Por ejemplo, en Mateo, vemos que Yeshúa se sentó con Sus discípulos y que ellos también remojaron (trozos de pan) en su comida.

Matityahu (Mateo) 26:20, 23
20 Cuando llegó la noche, se sentó con los doce.
23 Él Respondió y dijo: «El que remojó su mano conmigo en el plato, me entregará».

Ahora, esto es lo que se llama la antigua ceremonia de boda hebrea . Hablaremos de esto mucho más cuando tengamos tiempo, pero en la antigua ceremonia de boda hebrea, tenías tres fases de la boda. La primera fase fue lo que se llama Shiduk (Shidukin en plural). Los padres de los novios habían hecho el enlace, el novio y la novia habían dado su consentimiento, y luego se confirmaba la boda celebrando una comida juntos. Eso ratificaba efectivamente el matrimonio y luego celebrarían la ceremonia pública. Y lo que hemos visto en nuestros estudios hasta ahora es que el emparejamiento se anuncia públicamente más tarde en Shavuot (Pentecostés), o al menos ese es el simbolismo de Shavuot. Es la fase llamada Erusin. Hablaremos más de ello en otro lugar. Lo que tenemos que ver aquí es que la Última Cena no fue el Pésaj porque la Última Cena se celebró la noche anterior al Pésaj, en la conjunción del día 13 y 14. Por lo tanto, no tiene nada que decir acerca de los ritos o rituales del Pésaj en la conjunción del 14 y el 15. Más bien, la Última Cena fue una comida nupcial de alianza que confirmaba el emparejamiento (Shiduk).

Matityahu (Mateo) 26:26-28
26 Mientras comían, Yeshúa tomó el pan, lo bendijo y lo partió, y se lo dio a los discípulos diciendo: «Tomad, comed; esto es Mi cuerpo.»
27 Luego tomó la copa, dio gracias y se la entregó, diciendo: «Bebed todos de ella.
28 Porque ésta es Mi sangre del pacto [de boda] renovado, que se derrama por muchos para la remisión de los pecados«. [Shidukin].

Simbólicamente, vamos a comer Su carne y beber Su sangre. Y cuando comemos algo, se incorpora a nuestro cuerpo. Así es como nos convertimos en una sola carne. Comemos Su carne y se incorpora a nosotros. Lo mismo con la copa. Yeshúa nos da la copa para participar de Su sangre. Y tal vez podemos imaginar que, cuando bebemos Su sangre, ésta se aplica al dintel y a las jambas de nuestro corazón. Ese es el simbolismo. Pero todo el asunto es una renovación del voto matrimonial Shidukin. Y más tarde, en Shavuot, se haría público. Ya hablaremos de ello.

Vemos en todo esto el alcance del gran amor de Elohim por nosotros. Porque Yeshúa vino a redimir a Su novia Efraim de la misma manera que Oseas fue a redimir a su pecadora y descarriada novia Gomer. Gomer se había vendido como esclava sexual y Oseas fue literalmente a pagar por ella y a comprarla de nuevo. De la misma manera, Yeshúa vino a pagar por los pecados de Efraim y también por los pecados de Judá que residen con Efraim con Su sangre. Eso es amor.

Pero es importante entender que la gente hace todo tipo de cosas extrañas y locas con la Última Cena. Piénsalo. Yeshúa nunca dijo: «Tomemos la oblea eucarística en una copa de vino de comunión ritual y hagamos un ritual anual de lavado de pies en «una noche que debe ser muy observada».»

Yeshúa no estaba diciendo eso. Decía que recordáramos nuestros votos matrimoniales. Eso es lo que Él estaba diciendo. Y eso es lo que hace que sea una locura cuando la gente permite que los rabinos y los caraítas les digan no sólo cuándo es Pésaj, sino también cómo observarlo. ¿Te imaginas estar en un negocio y hablar con tu competencia para pedirles consejo sobre cómo llevar tu negocio? ¿O qué tal salir a la batalla y encontrarse con una guerra? Judá es nuestro hermano, pero se opone a nosotros. A Judá se le ha dado un papel de oposición. ¿Consultas a tu enemigo para preguntarle cómo debes dirigir las cosas? No lo entiendo. A mí me desconcierta. No puedo entender por qué un mesiánico haría tal cosa. Especialmente cuando tanto Yeshúa nuestro Mesías como Su siervo, el apóstol Shaul, nos advierten claramente que no debemos escuchar a los que están fuera del cuerpo del Mesías. No tiene ningún sentido.

Colosenses 2:16-17 (Reordenado)

  1. Que nadie [excepto] el cuerpo del Mesías
  2. [entonces] te juzgue en la comida, o en la bebida, o en lo que respecta a un día señalado, o a la luna nueva, o al día de reposo:
  3. Que son una sombra de lo que está por venir.

Ahora queremos tomar todo este detalle que se nos ha dado y ver los elementos específicos del Pésaj melquisedeciano. Vamos a ver qué se aplica a nosotros hoy y qué no.

Lo primero que debemos hacer es comprender nuestro propósito. Yeshúa vino por una novia de Proverbios 31 que le va a ayudar a construir Su reino. En eso consiste la Gran Comisión.

Matityahu (Mateo) 28:18-20
18 Y Yeshúa vino y les habló, diciendo: «Toda autoridad Me ha sido dada en los cielos y en la tierra.
19 «Id, pues, y haced discípulos en todas las naciones, sumergiéndolos en Mi nombre*,
20 «enseñándoles a observar [guardar, obedecer] todas las cosas que os he mandado; y he aquí que Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo». Amén.

Si quieres saber por qué nos sumergimos solo en el nombre de Yeshúa, te animo a que vayas a Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Tres]. Hay un estudio llamado «La Inmersión solo en el nombre de Yeshúa» y allí puedes ver por qué no usamos la fórmula trinitaria.

Pero un discípulo es alguien que hace todo lo que Yeshúa dice que haga. Alguien que desea ansiosamente ser conformado a la imagen, semejanza y ejemplo de Yeshúa. Ese es nuestro propósito. Se supone que debemos ir a todas las naciones para sumergir a los discípulos en Su nombre.

Pues bien, la tierra de Israel es una de esas naciones. Ahora mismo no es una nación limpia; actualmente es una nación babilónica-democrática. Las Escrituras nunca abogan por la democracia, hablamos de ello en El Orden de Hechos 15 y también en El Gobierno de la Torá. Pero la Escritura nunca aboga por la democracia.

Lo fundamental es que nos demos cuenta de que nuestro trabajo no es estar en la tierra de Israel en este momento. Recuerdo que cuando llegué por primera vez al movimiento mesiánico y me llamaron a servir, pasé mucho tiempo y mucho esfuerzo buscando maneras de que pudiéramos volver a la tierra de Israel. Hay muchos efraimitas y mucha gente de las Dos Casas que se preocupan por volver pronto a la tierra de Israel. No se supone que hagamos eso, Yeshúa nunca dijo que hiciéramos eso. Yeshúa dice que hay que ir a todas las naciones y sumergir a los discípulos en Su nombre, los que van a hacer literalmente todo lo que Él dijo que hicieran.

En el momento de escribir este artículo, estamos entrando en el final de los tiempos. Vamos a ver la caída de los gobiernos del mundo cuando el sistema babilónico caiga en la séptima trompeta. Hablamos de todo esto en Apocalipsis y el Fin de los Tiempos, también puedes ver la serie de videos Apocalipsis Simplificado en el canal de YouTube de Israel Nazareno. Pero cuando los gobiernos del mundo caigan, cuando el sistema babilónico caiga y se hunda fuertemente, para nunca más levantarse, va a tener que haber un sistema de reemplazo del mundo, un gobierno espiritual. Algo que es beneficioso para los pueblos del mundo. A eso nos llama Yeshúa.

Esa es la alta vocación que Él quiere de nosotros. Y la única manera de hacerlo es hacer literalmente todo lo que Él nos llama a hacer. Por eso nos pide que simplemente sumerjamos a los discípulos en todas las naciones y les enseñemos a hacer todo lo que Él dice que hagan. Porque Él nos va a dar Su vara de hierro para gobernar y reinar sobre las naciones durante el milenio, con Él como nuestra cabeza en los cielos, comunicándonos con Él por Su Espíritu. Vamos a ser Su cuerpo con Su vara de hierro, vamos a ser Sus manos y Sus pies destrozando a las naciones. La única manera de hacerlo con integridad es someterse completamente al Espíritu y escuchar al Espíritu las 24 horas del día. Nunca debe haber un momento en el que no estemos escuchando a Su Espíritu para que nos diga qué hacer y cómo hacerlo. Porque esa es la vocación, eso es lo que se supone que debemos hacer.

La tierra de Israel es una de esas naciones a las que debemos ir y hacer discípulos. El ministerio es primero para el judío y luego también para los efraimitas gentiles que regresan. Pero una de las cosas que debemos recordar es que nuestra misión no es estar en la tierra de Israel en este momento. Y si alguien te dice que lo es, no sabe de qué está hablando. Si resulta que eres judío y has nacido en la tierra de Israel, o sientes el llamado a ir a la tierra de Israel, está muy bien. Necesitas obedecer todo lo que el Espíritu de Yahweh te está diciendo que hagas. Pero ten en cuenta que trasladarse a la tierra de Israel no es nuestra misión en este momento. Eso es forzar la puerta para abrirla, no es lo que debemos hacer. Y si vivimos en la tierra, vamos a tener que huir de la tierra de Israel cuando la Abominación Desoladora se establezca durante la segunda mitad de la tribulación. Hablamos de ello en Apocalipsis y el Fin de los Tiempos, y también en nuestra serie de videos Apocalipsis Simplificado en el canal de YouTube de Israel Nazareno.

Mattityahu (Mateo) 24:15-16
15 «Por tanto, cuando veáis la ‘Abominación Desoladora‘, de la que habló el profeta Daniel, de pie en el lugar señalado» (el que lea, que entienda),
16 «entonces que los que están en Judea Huyan a los montes…»

En lugar de salir en un momento de coacción, para mí, lo que tiene sentido es no ir a la tierra de Israel ahora mismo. Hay mucha gente de las Dos Casas y de Efraim que juegan a ese juego de intentar encontrar un camino de vuelta a la tierra. No lo hagas, es un mal juego. Eso no es lo que debemos hacer. Nuestro trabajo ahora mismo es establecer el reino espiritual global sumergiendo a los discípulos en todas las naciones. Ese es nuestro principal trabajo.

Por lo tanto, si eres llamado a la tierra de Israel, para estar allí y dar testimonio a tus otros hermanos y hermanas judíos, ve y que Yahweh esté contigo. Que Yahweh te dé Sus palabras para hablar y que te dé todo el favor. Pero no dejes que ese sea tu foco de atención, sólo deja que esa sea una de las muchas tierras a las que estamos llamados a ir para dar testimonio y sumergir a los discípulos. Y si vas allí o si estás allí ahora, en algún momento, vas a tener que huir. Y luego te vas a reunir con el resto de los de Efraim que regresan, los que están siendo sumergidos en todas las demás naciones. Y también vamos a tener que salir, pero no huir. Así que, para poner esto en contexto, los que están viviendo en la tierra de Israel van a tener que huir en el punto medio de la Tribulación. Y luego, después de la Tribulación y el Armagedón, va a venir lo que se llama la Cosecha (el segundo éxodo).

Yeshayahu (Isaías) 52:12
12 «Porque no saldrás con prisa, ni irás en fuga; porque Yahweh irá delante de ti, y el Elohim de Israel será tu retaguardia.»

Esto es cuando Efraim redimido va a regresar de todas las naciones junto con los de Judá que están peregrinando con Efraim. Tendremos que salir de Egipto, por así decirlo. Pero no huiremos de Egipto ni saldremos deprisa. Esa es la diferencia. Si estás en la tierra de Israel en este momento, sí, tendrás que huir a toda prisa cuando la Abominación Desoladora se establezca. Pero luego, una vez que todo esto haya desaparecido, volvemos a la tierra de Israel. Abandonaremos Egipto y el sistema mundial, pero no con prisa ni huyendo. Porque Yahweh nos tiene cubiertos.

Así que, quiero enfatizar que tenemos que recordar siempre lo que estamos ensayando. Si estás en la tierra, estás ensayando «huir de la tierra de Israel» cuando la Abominación Desoladora se instale en el lugar señalado. Si vives en la tierra de Israel, debes ensayar la huida para el Pésaj. Además, estamos renovando y confirmando efectivamente la fase Shidukin del matrimonio (nuestros votos matrimoniales). Y luego, para el resto de los que estamos fuera de la tierra, se van a unir a nosotros, y todos vamos a ensayar la vuelta a casa, a la tierra de Israel, en el segundo éxodo (la cosecha). Y vamos a ensayar la salida, pero no la huida, esto es una distinción importante. Hablaremos de esto más adelante. Pero de nuevo, también estamos confirmando nuestros votos matrimoniales.

Luqa (Lucas) 22:19
19 Tomó el pan, dio gracias, lo partió y se lo dio, diciendo: «Esto es Mi cuerpo que se entrega por vosotros; haced esto en memoria Mía

Estamos recordando y confirmando nuestros votos matrimoniales, la cual corresponde a la fase Shidukin.

Ahora vamos a hablar de cómo se relacionan todas estas cosas. Los siguientes gráficos van a plantear tres preguntas aclaratorias.

  1. ¿A qué sacerdocio nos sometemos?
  2. ¿Estamos dentro de la tierra de Israel o fuera de la tierra de Israel?
  3. ¿Qué estamos ensayando? (¿Qué estamos tratando de hacer? ¿Cómo estamos tratando de construir el reino de Yeshúa?)

Veamos este gráfico.

¿Qué sacerdocio? ¿Cuál es el
Propósito del Pésaj?
Patriarcado
Sin sacerdocio (Ex. 12)
Shiduk, además de huir de Egipto
como nación organizada
Levítico Recordar nuestros votos
matrimoniales (Shiduk Ex. 12)
La Última Cena Establecer el Pacto
Renovado (Votos matrimoniales)
Melquisedeciano Recordar el Pacto
Renovado (Votos matrimoniales)

Bajo el sacerdocio no sacerdotal (patriarcal), el propósito del Pésaj original era el Shidukin de la antigua ceremonia de boda hebrea. Hablaremos más de esto en el futuro. Pero el propósito era «hacer el emparejamiento». Había un acuerdo entre Yahweh e Israel, y esta es la comida privada del pacto que se hará pública en el momento de Shavuot (Pentecostés). Hablaremos más de ello cuando presentemos el estudio sobre Shavuot. Un propósito secundario era preparar a Israel para huir de Egipto como nación organizada. De nuevo, echa un vistazo a la Parashá Nitsavim. Israel fue llamado al servicio de Yahweh como una nación organizada.En la parte izquierda, hay una lista de los diferentes sacerdocios. Primero, tenemos el Patriarcado sin sacerdocio (o el sacerdocio patriarcal) de Éxodo 12. Luego tenemos el sacerdocio levítico. A continuación, echamos un vistazo a una instantánea de la Última Cena, que está bajo el sacerdocio levítico. Luego echamos un vistazo al renovado orden melquisedeciano de Yeshúa que tiene la unción activa hoy en día. Y luego, en cada una de esas cuatro categorías, vamos a echar un vistazo al propósito del Pésaj. ¿Qué intentamos hacer? ¿Qué estamos ensayando? ¿Qué sentido tiene?

Luego llegamos al sacerdocio levítico. ¿Cuál es el propósito del Pésaj bajo el sacerdocio levítico? Es para recordar nuestros votos matrimoniales; es para renovar el voto del Shiduk tomado originalmente en Éxodo 12.

Es lo mismo que con la Última Cena, excepto que la Última Cena también fue para establecer un Pacto Renovado. En otras palabras, renovar los votos matrimoniales a través del cuerpo y la sangre de Yeshúa el Mesías. Y ese es también el propósito hoy, recordar estos votos matrimoniales renovados y recordar el pacto matrimonial renovado. Ese es el propósito del Pésaj de hoy.

Ahora bien, una boda a la vista de Yahweh tiene un aspecto muy diferente al que tiene en la tierra. Como hablamos en el estudio sobre Apocalipsis y el Fin de los Tiempos, el Armagedón es el banquete de bodas. Por lo tanto, es una fiesta de bodas con botas de combate. Eso es otra cosa.

Ahora veamos si hay un sacerdocio permanente en cada escenario.

¿Qué sacerdocio? ¿Existen un sacerdocio permanente?
Patriarcado sin sacerdocio (Ex. 12) No
Levítico Sí (levítico)
La Última Cena Sí (Levítico/Rabínico)
Transición al melquisedeciano
Melquisedeciano Sí (original/cristiano/ y ahora, la restauración)

En el Patriarcado sin sacerdocio no había sacerdocio, así que no había sacerdocio permanente. Ellos estaban de pie durante el ritual de Éxodo 12, pero no había un sacerdocio permanente como se podría decir bajo el orden levítico.

En el orden levítico, obviamente, hay un sacerdocio permanente. Y en la Última Cena, sí, sigue existiendo ese orden levítico. Se podría decir que se había corrompido en lo que hoy llamamos el orden rabínico. Pero al menos había un sacerdocio permanente. Pero también ocurrió algo más. Anteriormente en esta serie, hablamos de las transiciones y de cómo a veces la transición de un sacerdocio a otro puede llevar tiempo. Así, empezamos a ver la transición hacia el orden melquisedeciano. Yeshúa estaba renovando los votos matrimoniales con Su novia de Proverbios 31. Y más tarde, en el libro de los Hechos (Ma’asei), comenzamos a ver cómo se establecía el sacerdocio de Yeshúa.

Entonces, ¿hay un sacerdocio permanente hoy en día? ¡Sí! Exactamente. Eso es lo que es ahora Israel Nazareno. Ha habido una gran caída y ahora mismo se está produciendo una restauración de esa gran caída. Vemos la evidencia del sacerdocio original en el libro de los Hechos. Y luego hay una caída en el cristianismo, y luego más en el catolicismo. Y luego hay una restauración parcial en el protestantismo, un poco más de restauración en el movimiento mesiánico, y ahora estamos empezando a ver la restauración completa de la secta original del primer siglo de los nazarenos. Hablamos de esto en el estudio Israel Nazareno.

¿Qué sacerdocio? (¿Ensayar la huida a toda PRISA?)
Patriarcado sin sacerdocio (Ex. 12)
Levítico No (ensayaron la morada en la tierra)
La Última Cena No (eventualmente dejarían Israel, pero sin prisa)
Melquisedeciano En la tierra:
En la dispersión: No

A continuación, debemos preguntarnos si es necesario ensayar la huida a toda prisa. Bueno, en el Pésaj de Éxodo 12, sí, había claramente una necesidad de ensayar (preparar) para huir a toda prisa. Sin embargo, en el sacerdocio levítico, ya habitaban en la tierra de Israel. Así que, efectivamente, estaban ensayando la morada en la tierra. En el momento de la Última Cena, también estaban ensayando efectivamente el habitar en la tierra. Eventualmente dejarían Israel para ir a todas las naciones para hacer discípulos en todas las naciones y sumergirlos en el nombre de Yeshúa, pero no lo harían con prisa.

Acabamos de ver en el orden de Melquisedec, si estás viviendo en la tierra de Israel, entonces sí, hay una necesidad de ensayar la huida de la tierra de Israel a toda prisa. Porque la Abominación Desoladora se va a establecer. Pero si estás en la dispersión, si bien hay necesidad de salir de Egipto (el sistema mundial), no hay necesidad de huir apresuradamente. Así que, en ambas circunstancias, nos vamos. Pero en la tierra, es con prisa mientras que en la dispersión no es con prisa.

¿Qué sacerdocio? (¿Sangre en los postes de las puertas?)
Patriarcado sin sacerdocio (Ex. 12) Sí (Físicamente)
Levítico No (solo sangre en el altar para unificar a la nación)
La Última Cena La sangre de Yeshúa en los postes de nuestros corazones
Melquisedeciano La sangre de Yeshúa en los postes de nuestros corazones

¿Qué hay de la sangre en los postes de las puertas? Obviamente, en el servicio de Éxodo 12, colocaron físicamente la sangre en el poste de la puerta porque esa era una imagen de sombra profética de Yeshúa.

Pero en el orden levítico, no colocaban la sangre en los postes de las puertas. Porque, por un lado, saldrías de tu casa y subirías a Jerusalem, y entonces ofrecerías tus sacrificios en el altar. Porque uno de los propósitos era unificar la nación. Pero, por lo general, es demasiado lejos para llevar la sangre a tu casa y aplicarla al poste de la puerta. No funciona así.

Y luego, en los días de la Última Cena, se hizo lo mismo en el templo. El sacrificio físico del cordero iba a ser ofrecido en el altar. Pero efectivamente pondríamos la sangre de Yeshúa en los postes de nuestros corazones. Y eso es lo mismo que hoy, en el orden melquisedeciano. Estamos colocando y confirmando la sangre de Yeshúa en los postes de nuestros corazones, por así decirlo.

Ahora, recibimos algunas preguntas frecuentes muy buenas. Mucha gente los descarta, pero hay mucho en esto.

Algunas personas se preguntan por qué no volvemos automáticamente al servicio de Éxodo 12 si no vivimos en la tierra de Israel. Esa es una muy buena pregunta. Pero la respuesta a eso es que no estamos bajo una situación sin sacerdocio. Este no es un Pésaj sin sacerdocio. Ahora tenemos un orden melquisedeciano permanente. Y aunque el orden de Melquisedec puede operar con un altar de sangre, no necesita un altar de sangre para operar. Y esto es un factor clave importante porque Yahweh ha vuelto a elegir Jerusalem en 1948 cuando la nación de Israel nació en un día. Y como Yahweh ha vuelto a elegir Jerusalén, creemos que es allí donde quiere que se ofrezcan sacrificios de sangre. Ahora, es especialmente importante entender que no estamos ofreciendo sacrificios de sangre hoy. Vamos a hablar de ello dentro de un momento.

¿Qué sacerdocio? (¿Dónde celebramos el RITUAL de Pésaj?)
Patriarcado sin sacerdocio (Ex. 12) En nuestras puertas (casas)
Levítico Altar levítico
La Última Cena Altar levítico (día 13) (Yeshúa en el madero el día 14)
Melquisedeciano En la tierra: Jerusalem
En la dispersión: Casas*

Ahora la pregunta es ¿dónde celebramos el ritual de Pésaj? Estamos eligiendo esa palabra con mucho cuidado. De nuevo, en Éxodo 12, se celebró dentro de nuestras propias puertas. En otras palabras, fue realizado por casas individuales.

En el sacerdocio levítico, se realizaba en el altar levítico. Porque parte del propósito era unificar a la nación en torno al altar de Yahwehtres veces al año.

En el momento de la Última Cena, el cordero se ofrecía en el altar levítico en la conjunción de los días 13 y 14. Pero Yeshúa mismo fue ofrecido en el madero (cruz; árbol) el día 14.

Pero, ¿qué hacemos en el orden melquisedeciano? Eso es lo que intentamos averiguar, eso es lo que queremos saber. Bien, esto es complicado, así que prestemos mucha atención. No quiero decir algo equivocado. En la tierra de Israel, si vives en la tierra de Israel y tienes la bendición de poder subir a Jerusalem, es decir, no estás postrado en una cama ni nada por el estilo, claramente debes ir a Jerusalem para Pésaj. Sin embargo, en la dispersión, con la mayor parte de Efraim y gran parte de Judá que está residiendo con Efraim, nuestra creencia es que debemos hacerlo de nuevo en las casas. Y la razón por la que creemos esto es que el ritual original de Pésaj se hacía dentro de nuestras puertas (o en nuestra propiedad). El ritual original de Pésaj se hacía por casas individuales. Luego hay una reunión pública apartada (mikra kodesh) el primer día y el séptimo día de los panes sin levadura.

Sé que todo el mundo quiere hacer una gran reunión pública el día del Pésaj. Pero la primera vez que vemos el Pésaj en las Escrituras, el Pésaj mismo se celebra en el hogar y luego Israel se reúne el primer día y el séptimo día de los panes sin levadura. Me doy cuenta de que es diferente a como lo hace el resto del mundo y diferente a como lo hacen los rabinos. Pero no nos preocupa realmente lo que hacen los rabinos. En realidad no nos preocupa lo que nadie, sino Yahweh, quiere que hagamos.

Ahora, quiero ser claro sobre esto. Hay algunas personas a las que les gusta ir a la tierra de Israel para celebrar el Pésaj. Recomendamos encarecidamente que no se celebre el Pésaj en el próximo templo anti-Yeshúa. Hay un tercer templo en camino, y no será un templo limpio. Nuestros hermanos y hermanas de la Judá ortodoxa se están preparando para construir este tercer templo. Ahora mismo podemos ver a los líderes mundiales conspirando para ello. No será un templo limpio, no será un sacerdocio limpio, no será un altar limpio. Hay que esperar a que se construya el cuarto templo, que será el de Ezequiel. Y sabremos que es el templo de Ezequiel porque será construido según las especificaciones que se encuentran en los capítulos 40 al 46 de Ezequiel. Si alguien está interesado en saber más sobre esto, le remito al estudio sobre el Apocalipsis y el Fin de los tiempos y también a la serie de videos Apocalipsis Simplificado.

¿Qué sacerdocio? (¿Comer de pie?)
Patriarcado sin sacerdocio (Ex. 12) Si
Levítico Tradición: No
La Última Cena Tradición: No, porque NO era el Pésaj
Melquisedeciano En la tierra:
En la dispersión:

La gente quiere saber qué debemos hacer hoy. ¿Debemos comer de pie? En el Pésaj del Éxodo original, sí, comerían de pie porque salían de Egipto.

En el orden levítico, la tradición era que no había que comer de pie porque no íbamos a ninguna parte. La tradición es que estamos ensayando la morada en la tierra.

En el momento de la Última Cena, la tradición volvió a aplicarse. Vimos que Yeshúa comió la Última Cena sentado, de forma similar, si no idéntica, a la manera de un Séder de Pésaj. Pero realmente no importa porque la Última Cena no era el Pésaj, y la Última Cena no afecta las reglas del Pésaj de ninguna manera.

Entonces, ¿qué se supone que debemos hacer bajo el orden melquisedeciano? Si estamos en la tierra de Israel, sí, debemos comer de pie. Porque vamos a huir de la tierra de Israel cuando se instale la Abominación Desoladora. Y si estamos en la dispersión, sí, creo que debemos seguir comiendo de pie. Pero no porque vayamos a huir deprisa y corriendo, sino porque vamos a dejar el sistema mundial, vamos a dejar la dispersión, no obstante. Así que tiene sentido. De nuevo, estamos intentando ensayar la salida de Egipto. Intentamos ensayar la salida del sistema mundial y el regreso a casa, a la tierra de Israel. Así es como debemos ensayar. La diferencia es que si estamos en la tierra entonces comemos de pie y con prisa, pero si estamos en la dispersión seguimos comiendo de pie, sólo que no con prisa.

La siguiente cuestión es cómo debemos vestirnos.

¿Qué sacerdocio? (¿Cómo debemos vestir?)
Patriarcado sin sacerdocio (Ex. 12) Cinturón en la cintura, calzado en los pies, básculo en mano
Levítico Tradición: Reclinado porque se ensaya la morada en la tierra
La Última Cena Tradición: Reclinado porque se ensaya la morada en la tierra
Melquisedeciano Cinturón en la cintura, calzado en los pies, básculo en mano

En el Pésaj original de Éxodo 12, comían el Pésaj con el cinturón en la cintura, los zapatos en los pies y los bastones en las manos. Las maletas preparadas, listas para salir. Porque Yahweh les dijo que iban a ser expulsados a toda prisa y de manera inesperada.

En el orden levítico, la tradición era que ya eran libres, y no tenían que ir a ninguna parte. Así que comían reclinados o tumbados. Porque estaban ensayando la morada en la tierra.

Lo mismo ocurre con el momento de la Última Cena. La tradición era reclinarse porque ensayaban quedarse y habitar en la tierra. Saldrían de Israel más tarde, pero eso es una cuestión aparte.

¿Qué debemos hacer en el orden melquisedeciano? Bueno, tenemos el cinturón en la cintura, los zapatos en los pies y el bastón en las manos, por así decirlo. Porque nos vamos de Egipto. La única diferencia es que cuando estamos en la tierra debemos comer deprisa porque nos estamos preparando para huir cuando se instale la Abominación Desoladora. En la dispersión, seguimos preparándonos para salir de Egipto y del sistema del mundo, pero no huimos. Por lo tanto, no comemos con prisas. Esa es la única diferencia. Nos vestimos igual en ambas circunstancias, pero dentro de la tierra, la prisa tiene más sentido.

¿Qué sacerdocio? (¿Ensayo para salir de Egipto?)
Patriarcado sin sacerdocio (Ex. 12)
Levítico Tradición: No
La Última Cena Tradición: No
Melquisedeciano En la tierra:
En la dispersión:

¿Lo tratamos como un ensayo para salir de Egipto? En el orden levítico, la tradición era no. Y lo mismo ocurrió en la época de la Última Cena. Ya habían entrado y habitado la tierra.

Pero bajo el orden melquisedeciano, si vives en la tierra, te estás preparando para salir de Egipto. Porque efectivamente, el mundo entero ahora mismo está bajo el sistema babilónico y la actual tierra de Israel no es diferente. La democracia babilónica es del mundo, el mundo equivale a Egipto. Nos estamos preparando y ensayando para salir de Egipto.

¿Qué sacerdocio? (¿Confirmación del pacto matrimonial?)
Patriarcado sin sacerdocio (Ex. 12)
Levítico
La Última Cena
Melquisedeciano En la tierra:
En la dispersión:

¿Es el Pésaj una confirmación de la alianza matrimonial? ¿Es el Pésaj como una confirmación de Shidukin? Por supuesto. Sí. Y una de las cosas principales que debemos hacer en el Pésaj melquisedeciano es recordar nuestros votos matrimoniales, el gran sacrificio que Él hizo, y confirmar que, sí, vamos a ser discípulos de Él. Sí, queremos ser Sus novias de Proverbios 31 haciendo todas las cosas que Él dijo que hicieran, que es ayudar a establecer Su ministerio global melquisedeciano.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give