Chapter 5:

El Pésaj Levítico

[Estudio adaptado del video «El Pésaj Levítico«, de la serie Las Fiestas del Primer Mes].

En este libro, hemos estado hablando todo sobre el Pésaj melquisedeciano, el Pésaj que guardamos cuando estamos bajo el orden melquisedeciano renovado de Yeshúa.

En el último capítulo, hablamos del Pésaj sin sacerdocio. Lo que vimos es que Israel había estado en Egipto, en cautiverio, por 430 años y no había un sacerdocio permanente. Y vimos que en el primer Pésaj, en Éxodo 12, Yahweh hizo que Israel celebrara el Pésaj como preparación para salir de Egipto de repente y trasladarse a la tierra de Israel.

Ahora, algunas cosas van a ser específicas de la situación en los capítulos once y doce de Éxodo. Por ejemplo, en Éxodo 11:1, vemos que la situación específica en Éxodo 12 iba a ser diferente que en otras épocas de la historia de Israel.

Shemot (Éxodo) 11:1
1 Y Yahweh dijo a Moshé, «Voy a traer una plaga más sobre Faraón y sobre Egipto. Después de eso te va a dejar ir de aquí. Cuando te deje ir, te echará de aquí del todo».

Otro ejemplo de algo específico de la situación está en Éxodo 12:13.

Shemot (Éxodo) 12:13
13 «La sangre os servirá de señal en las casas donde estéis. Y cuando vea la sangre, pasaré por encima de ti; y la plaga no caerá sobre ti para destruirte cuando golpee la tierra de Egipto.
[Situación específica de Exodo 12].

La sangre que los jefes de familia debían aplicar y pintar en los postes de las puertas debía ser una señal para ellos en las casas donde estuvieran. Esto no se repite en otros escenarios. El versículo 13 es específico de la situación de Éxodo 12.

Pero Yahweh también da otras cosas que se mantienen para siempre. Veamos el siguiente versículo.

Shemot (Éxodo) 12:14
14 ‘Así que, este día será para ustedes un memorial; y lo celebrarán como una fiesta para Yahweh a través de sus generaciones. Lo celebrarán como una fiesta por ordenanza eterna«.
[Preceptos, principios, ordenanzas].

Así que, hemos visto que a veces hay situaciones específicas que afectan a la forma de celebrar la fiesta en ese momento concreto. Y luego hay otras cosas que cuentan como principios, preceptos y ordenanzas que nunca cambian. Esos son para siempre.

Pero, ¿qué se hace si ya se ha abandonado la tierra de Egipto? ¿o si ya estás en la tierra de Israel, y ya no estás bajo los tiempos del No-Sacerdocio? Por ejemplo, si estás bajo una orden levítica ¿cómo cambia eso la observancia del Pésaj por parte de Israel?

En este capítulo, vamos a ver que hay dos cosas principales que afectan a la forma de celebrar la fiesta. Una es bajo qué sacerdocio estamos y la segunda es cuáles son las características específicas de la situación con la que estamos tratando. Vamos a ver que los detalles pueden cambiar, pero hay otras cosas que siempre van a seguir igual. A veces esas cosas se llaman principios o preceptos. Aquí vamos a ver un nuevo término llamado ordenanzas . Y aunque los detalles pueden cambiar, las ordenanzas siempre van a ser las mismas.

Veamos algunos ejemplos de algunas cosas que nunca van a cambiar sobre el Pésaj.

Una cosa es que Yahweh quiere que quitemos toda la levadura de nuestras casas y de nuestras propiedades. La segunda cosa es que se supone que debemos comer sólo pan sin levadura durante siete días y que no se nos permite comer nada con levadura. También vamos a ver que se supone que debemos librarnos del trabajo el primer y el último día de la fiesta. El primer y el último día de la fiesta se llaman Días Altos, los demás días se llaman Días Intermedios. Se supone que nos reunimos en los días altos. De hecho, algunas personas creen que tenemos esos días libres en el trabajo para poder reunirnos.

Shemot (Éxodo) 12:15-16
15 «Siete días comerás panes sin levadura. El primer día quitaréis la levadura de vuestras casas. Porque cualquiera que coma pan con levadura desde el primer día hasta el séptimo, esa persona será cortada de Israel.
[Principio inmutable (ordenanza)].
16 El primer día habrá una convocación apartada, y el séptimo día habrá una convocación apartada para vosotros. No se hará ninguna clase de trabajo en ellos; pero lo que cada uno debe comer, sólo puede ser preparado por ustedes».
[Principio inmutable (ordenanza)].

Ahora veamos el siguiente versículo.

Shemot (Éxodo) 12:24
24 «Y observarás esto como una ordenanza para ti y para tus hijos para siempre».

El hecho de que celebremos la fiesta es una ordenanza inmutable, pero la forma de celebrarla puede cambiar de un sacerdocio a otro. También puede verse afectado por los aspectos específicos a los que nos enfrentamos. En otras palabras, podríamos celebrar la fiesta de manera diferente dependiendo de si no hay sacerdocio en Israel, un sacerdocio levítico en Israel, o un sacerdocio melquisedeciano en Israel. Por lo tanto, tenemos que aprender cuáles son los principios para poder aplicarlos a nuestras situaciones específicas.

Shemot (Éxodo) 12:25
25 «Y sucederá que cuando lleguen a la tierra que Yahweh les dará, tal como lo ha prometido, deberán cumplir con este servicio

En Éxodo 12:25, vemos que la situación cambia. Una vez más, la forma en la que mantendremos este servicio va a depender del sacerdocio al que estemos sometidos y de los detalles de la situación. También vamos a ver que la transición de cómo guardamos Pésaj bajo un sacerdocio al siguiente sacerdocio a veces toma tiempo. Algo muy importante a tener en cuenta. Volveremos a ver esto en un par de capítulos a partir de ahora cuando hablemos de «El Pésaj Melquisedeciano«. Este es un concepto difícil de entender para algunas personas, pero en realidad no es difícil. Sólo hay que saber que a veces la transición de una forma de hacer las cosas a la siguiente lleva un poco de tiempo.

Por ejemplo, vamos a ver que dos años después de que Israel saliera de Egipto, Yahweh dijo que se celebrara el servicio de Pésaj de la misma manera en el desierto, aunque ahora tenían una orden levítica. Echemos un vistazo.

Bemidbar (Números) 9:1-3
1 Yahweh habló a Moshé en el desierto del Sinaí, en el primer mes del segundo año después de que salieron de la tierra de Egipto, diciendo
2 «Que los hijos de Israel celebren el Pésaj en su tiempo señalado.
3 «El decimocuarto día de este mes, al anochecer, lo celebraréis en su tiempo señalado. Conforme a todos sus ritos y ceremonias lo celebrarás».

En el versículo 3, Yahweh nos dice que el Pésaj debía guardarse según todos sus ritos y ceremonias. Esto provoca un gran debate entre los comentaristas porque la situación cambió. Ahora, ya no estamos en la tierra de Egipto, y ya no tenemos lo que llamaríamos un sacerdocio patriarcal (sin sacerdocio). Aquí teníamos un sacerdocio levítico. Y ya no tenemos postes ni dinteles porque aquí Israel vive en tiendas de campaña. Por lo tanto, hay mucha discusión entre los comentaristas sobre cómo se supone que debemos celebrar Pésaj según todos sus ritos y ceremonias.

Mi comentario aquí es que tenemos que ser conscientes del concepto de fases de transición. Y esto lo veremos de nuevo en dos capítulos a partir de ahora, en «El Pésaj Melquisedeciano«.

Continuemos con el pasaje.

Bemidbar (Números) 9:4-13
4 Y Moshé habló a los hijos de Israel para que celebraran el Pésaj.
5 Y celebraron el Pésaj el decimocuarto día del primer mes, al atardecer, en el desierto de Sinaí; conforme a todo lo que Yahweh ordenó a Moshé, así lo hicieron los hijos de Israel.
6 Hubo algunos hombres que se contaminaron con el cadáver de un hombre, de modo que no pudieron celebrar el Pésaj en ese día; y se presentaron ante Moshé y ante Aharón en ese día:
7 Y aquellos hombres le dijeron:«Nos hemos contaminado con un cadáver humano. ¿Por qué se nos impide presentar la ofrenda de Yahweh en su tiempo señalado entre los hijos de Israel?»
8 Y Moshé les dijo: «Quedaos quietos, y oiré lo que Yahweh mande sobre vosotros».
9 Y Yahweh habló a Moshé, diciendo,
10 «Hablad a los hijos de Israel, diciendo: Si alguno de vosotros o de vuestros descendientes fuere impuro por causa de un cadáver, o estuviere de viaje lejos, sin embargo celebrará el Pésaj a Yahweh.
11 El día catorce del segundo mes, al anochecer, lo celebrarán y lo comerán con panes sin levadura y hierbas amargas.
12 No dejarán nada de él hasta la mañana, ni romperán uno de sus huesos. De acuerdo con todas las ordenanzas del Pésaj lo guardarán.
13 Pero el hombre que esté limpio y no esté de viaje, y deje de celebrar el Pésaj, esa misma persona será cortada de entre su pueblo, por no haber traído la ofrenda de Yahweh en su tiempo señalado; ese hombre cargará con su pecado.»

De acuerdo. La gente se pregunta: «¿De qué estamos hablando?»

Supongamos que un miembro de la familia muere, o que entras en contacto con un cadáver, y hay que enterrarlo. Sí, esto te hace ritualmente impuro. Sin embargo, no es tu culpa que tengas que perderte el Pésaj, por lo que puede guardar un segundo Pésaj. Hablaremos de esto con más detalle en el capítulo sobre “El Pésaj Melquisedeciano”.

Además, supongamos que estás de viaje y quizás en un viaje de negocios. Y la cebada madura mucho antes de lo esperado. En otras palabras, no has planeado un viaje para que tenga lugar en el mismo momento en que la cebada se convierte en aviv, sino que la cebada se convierte de repente en aviv. Esto ocurrió justo el año pasado (2021). La cebada maduró mucho antes de lo que se esperaba. Tienes otra oportunidad en esa circunstancia porque fue una sorpresa, no es realmente tu culpa.

Sin embargo, para responder a otra pregunta común, esta excepción no se aplica a las fiestas del séptimo mes. Porque una vez conocidas las fiestas del primer mes, sabemos que las fiestas del séptimo mes vienen seis meses después. Y sabemos esas fechas dentro de un día más o menos. Por lo tanto, sólo se refiere a cuando hay una sorpresa.

Otra pregunta común es si esto tiene que ver con los tiempos de la limpieza mensual regular de la mujer. La respuesta es no. Porque la profanación ritual mediante el contacto con los muertos invalida el Pésaj, pero los tiempos de limpieza mensual de una mujer no invalidan el Pésaj. Y si lo pensamos bien, no serviría de nada retrasar las cosas un mes. Porque si la mujer está en su tiempo de impureza en este momento de este mes, probablemente va a estar en su tiempo de impureza en momentos similares en el mes siguiente. Así que añadir un mes realmente no cambiaría nada.

Ahora bien, Yahweh modifica los mandamientos cuando vivimos en la tierra de Israel. Nos da algunas modificaciones muy específicas de la situación en torno a la vida en la tierra de Israel y tenemos que obedecerlas. Y estos son detalles que debemos recordar porque van a entrar en juego de nuevo en el capítulo sobre el Pésaj melquisedeciano.

Devarim (Deuteronomio) 12:1
1 «Estos son los estatutos y decretos que deberás observar en la tierra que Yahweh Elohim de tus padres te está dando para que la poseas, todos los días que vivas en la tierra

En Deuteronomio 12:1, Yahweh nos dice algo especialmente importante sobre cuando vivimos en la tierra de Israel. Esto es particularmente aplicable a cualquiera que esté viviendo en la tierra de Israel en este momento. Si la tierra de Israel es tu hogar, esto te pertenece.

Devarim (Deuteronomio) 16:1-2
1 «Observa el mes de Aviv y celebra el Pésaj a Yahweh tu Elohim, porque en el mes de Aviv Yahweh tu Elohim te sacó de Egipto de noche.
2 Por lo tanto, sacrificarás el Pésaj a Yahweh tu Elohim, del rebaño y de la manada, en el lugar que Yahweh elija para poner allí Su nombre

Yahweh dice que hay que observar el mes del Aviv, es decir, la cebada aviv. No está diciendo que se mantenga el sistema de calendario rabínico o el calendario de Hillel 2. Está diciendo que observen el mes de la cebada aviv y que guarden el Pésaj a Yahweh su Elohim. Porque en el mes de la cebada Aviv tu Elohim te sacó de Egipto de noche.

Dice que sacrificarás el Pésaj a Yahweh tu Elohim del rebaño y de la manada. Si recuerdas lo que aprendimos antes, eso es un cambio. Volvamos a Éxodo 12:5, al Pésaj sin sacerdocio, a cuando los jefes de las casas realizaban las ofrendas de sacrificio y pintaban la sangre sobre los postes de las puertas.

Shemot (Éxodo) 12:5
5 «Tu cordero será sin defecto, un macho de un año; lo sacarás de las ovejas o de las cabras…»

Tanto las ovejas como las cabras se consideran rebaño. Así, en Éxodo, Yahweh sólo permite sacrificios del rebaño (es decir, ovejas y cabras). Pero aquí, en la tierra de Israel, en Deuteronomio 16:2, Yahweh dice que el sacrificio puede ser del rebaño (ovejas y cabras) y de la manada (que incluye el ganado).

Y Yahweh dice varias veces: en el lugar que Yahweh elija para colocar Su nombre.

Bien, continuemos.

Devarim (Deuteronomio) 16:3-5
3 «No comerás pan con levadura con él; Durante siete días comerás con ella panes sin levadura, es decir, el pan de la aflicción (porque salisteis de la tierra de Egipto deprisa), para que te acuerdes del día en que saliste de la tierra de Egipto todos los días de tu vida.
4 Y no se verá levadura entre vosotros en todo vuestro territorio durante siete días, ni nada de la carne que sacrifiquéis el primer día al anochecer permanecerá hasta la mañana.
5 No podrás sacrificar el Pésaj dentro de ninguna de tus puertas que Yahweh tu Elohim te da…»

En el versículo 5, Yahweh vuelve a repetir que no debían sacrificar el Pésaj dentro de ninguna de las puertas que Yahweh les dio. Esto es importante porque en el primer Pésaj, tuvo que ser sacrificado dentro de nuestras puertas porque los varones de las casas pintaban la sangre en los postes de las puertas. Yahweh dice que esto es un cambio cuando vivimos en la tierra de Israel. Ya no se nos permite hacer sacrificios en nuestras puertas, sino en el lugar donde Él eligió hacer morar Su nombre.

Devarim (Deuteronomio) 16:6
6 «pero en el lugar donde Yahweh, tu Elohim, quiera hacer morar Su nombre, allí sacrificarás el Pésaj en el crepúsculo, al ponerse el sol, en el momento en que saliste de Egipto».

Esto es especialmente importante. Esto es algo que debemos entender porque parte del propósito del orden levítico es unificar la nación alrededor de un altar de sangre. Por eso Yahweh hace que el pueblo suba al lugar donde mora Su nombre (actualmente Jerusalem) tres veces al año. Porque ayuda a unificar la nación en torno a un altar de sangre tres veces al año. Enfatiza varias veces que el sacrificio debe hacerse en el lugar que Él elija.

Devarim (Deuteronomio) 16:7
7 «Y lo asarás y lo comerás en el lugar que Yahweh, tu Elohim, elija; y te volverás por la mañana y te irás a tus tiendas.»

Una vez más, el propósito es reunir a toda la nación tres veces al año cuando vivimos en la tierra de Israel para que la nación se unifique. Esa es una de las funciones de un orden levítico.

Ahora bien, sabemos que actualmente Yahweh ha elegido a Jerusalem. En tiempos pasados, ha sido en Shiloh y en otros lugares. Pero en 1 Reyes 14:21 se nos dice que Jerusalem es la ciudad que Yahweh eligió de entre todas las tribus de Israel para poner allí Su nombre.

Melajim Alef (1 Reyes) 14:21
21 Y reinó Roboam, hijo de Salomón, en Judá. Roboam tenía cuarenta y un años cuando comenzó a reinar, y reinó diecisiete años en Jerusalén, la ciudad que Yahweh eligió de entre todas las tribus de Israel para poner allí Su nombre…

En el libro de Zacarías vemos otro testimonio de que Yahweh eligió a Jerusalem.

Zekariah (Zacarías) 1:17
17 «Vuelve a proclamar diciendo: «Así dice Yahweh de los ejércitos «Mis ciudades volverán a extenderse por la prosperidad; Yahweh volverá a consolar a Sion, y volverá a elegir a Jerusalem«.

Zekariah (Zacarías) 2:12
12 «Y Yahweh tomará posesión de Judá como Su herencia en la Tierra Apartada, y volverá a elegir a Jerusalem«.

Creemos que lo hizo en 1948, cuando la nación de Israel nació en un día.

Finalmente, leamos Deuteronomio 16, versículo 8.

Devarim (Deuteronomio) 16:8
8 «Seis días comerás panes sin levadura, y en el séptimo día habrá una asamblea apartada para Yahweh tu Elohim. No harás ningún trabajo en él». [Inmutable].

De nuevo, Él está repitiendo las ordenanzas (las cosas que permanecen inmutables).

Entonces, ¿cuáles son algunos de los cambios que hemos visto tener lugar entre el Pésaj sin sacerdocio de Éxodo 12 y el Pésaj levítico? (Teniendo en cuenta que la tierra de Israel es típicamente donde se va a encontrar un orden levítica limpio, al menos después de los últimos treinta y ocho años del tiempo en el desierto).

Un cambio es que Yahweh añadió un segundo Pésaj para aquellos que son legítimamente impuros por medio de un cadáver, o para aquellos que están legítimamente de viaje y no pudieron guardar el Pésaj en el primer mes. Tal vez la cebada maduró antes de tiempo, y fueron tomados por sorpresa y no fueron capaces de mantener el Pésaj. O alguien falleció en la familia, y no pudieron legítimamente guardar el Pésaj en su tiempo señalado. Así, Yahweh añadió un segundo Pésaj un mes después. Eso es algo que no se podía hacer en Egipto porque todo Israel tenía que salir de Egipto al mismo tiempo. Tuvieron que irse de repente.

Otro cambio en la tierra de Israel es que también podemos tomar el Pésaj de la manada (ganado) además de tomarlo del rebaño (corderos o cabras). Sin embargo, no vamos a poder ofrecer el Pésaj dentro de nuestras puertas. Lo que significa que ya no ofrecemos el Pésaj en nuestros hogares cuando estamos bajo una situación de orden levítico limpio. Ya no aplicamos la sangre a los postes de nuestras puertas. Eso era específico de Éxodo 12. Ahora vamos a asar y comer el Pésaj en el lugar donde Yahweh elige colocar Su nombre. En tiempos pasados, eso ha sido Shiloh. Hoy en día, es Jerusalem. Sabemos que Yahweh volvió a elegir Jerusalem en 1948, cuando la nación de Israel nació en un día. Por lo tanto, al menos cuando estamos viviendo en la tierra de Israel bajo un orden levítico limpio, debemos comer el Pésaj en Jerusalem.

Y esto es algo importante que debemos entender. Una de las razones por las que Yahweh hace eso es porque cuando la nación de Israel estaba viajando en el desierto, todos viajaban juntos. La nación ya estaba junta y unificada. Pero ahora, una vez que Israel va a entrar en la tierra de Israel, se van a dispersar y van a estar en varios lugares. Así que hacer que el pueblo se acerque a un altar de sangre tres veces al año va a ayudar a unificar a la nación alrededor de ese altar de sangre, o alrededor del lugar de adoración de Yahweh. Y uno de los principales propósitos del orden levítico es ayudar a reunir a la nación tres veces al año alrededor de un altar de sangre.

Pero hagamos ahora esta pregunta. ¿Y si ya vivimos en la tierra de Israel? Digamos que es el primer siglo y que ya tenemos un orden levítico o al menos una modificación en el orden levítico (o lo que podría llamarse el Orden Rabínico). Si ya estamos en la tierra de Israel y no necesitamos huir de la tierra de Egipto, ¿realmente necesitamos ensayar la huida de Egipto? Vamos a hablar de todo eso en el siguiente capítulo cuando hablemos de la Última Cena.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give