Chapter 3:

Cuando Cambian los Sacerdocios

[Estudio adaptado del video «Cuando Cambian los Sacerdocios«, de la serie Las Fiestas del Primer Mes].

En este capítulo, quiero compartir contigo algunas cosas que he aprendido en los últimos 20 años de estudio de las Escrituras a tiempo completo. El padre me llamó al movimiento de Raíces Hebreas el 6 de junio de 1999. Algunos lo llamarían el movimiento efraimita, el movimiento de las dos casas, o el movimiento mesiánico, pero como quieras llamarlo, he sido muy bendecido al poder estudiar las Escrituras a tiempo completo desde entonces. Y estoy tratando de compartir con la gente las cosas que he aprendido.

Mucha gente no sabe cómo celebrar las fiestas o por qué celebrarlas. Y esto es un problema porque hay todas estas voces diferentes por ahí. Hay un montón de gente que enseña cosas que se transmiten a través de ciertas sectas del cristianismo o simplemente a través de malentendidos que tienen las personas sobre las fiestas. Y luego tienes otras cosas que se enseñan desde el aspecto rabínico. Hay mucha mala erudición y muchas voces confusas por ahí, y mucha gente que intenta beber de todas las fuentes. Y la gente no entiende que si vas a beber de aguas contaminadas, vas a enfermar.

Así que, aquí en Israel Nazareno, estamos tratando de explicar a la gente qué hacer con las fiestas. Estamos tratando de explicar cómo guardar la Torá, cómo complacer a Yahweh y cómo complacer a Yeshúa.

En este estudio, hemos estado hablando del Pésaj melquisedeciano, el Pésaj que se supone que debemos guardar cuando estamos en la dispersión, bajo el renovado orden melquisedeciano de Yeshúa. Eso es distinto de la fiesta de Pésaj que guardarías si estuvieras en Jerusalem subiendo a la fiesta tres veces al año bajo el orden levítico. Y también es distinto de lo que se hizo para el primer Pésaj en Egipto cuando no había ningún sacerdocio. Y vamos a ver que la razón por la que es diferente es que el sacerdocio cambió cada vez. Y siempre que el sacerdocio cambia las fiestas también cambian porque los sacerdocios son todos diferentes. Por lo tanto, queremos hablar de lo que sucede cuando los sacerdocios cambian, cómo eso afecta al Pésaj, y cómo tú, como creyente en el Mesías Yeshúa, debes celebrar el Pésaj bajo el renovado sacerdocio melquisedeciano de Yeshúa si quieres agradarle.

Como se ha mencionado, he estado con los movimientos mesiánicos, raíces hebreas-efraimita-dos casas desde 1999 y he tenido la bendición y el privilegio de poder trabajar a tiempo completo en el estudio y la propagación de la Palabra. Y no sólo compartir lo que dice la Palabra, sino ayudar a la gente a hacer lo que dice. Ese es nuestro objetivo aquí en Israel Nazareno. He visto cómo se desarrollan y crecen las cosas desde 1999 y he visto muchas cosas. Simplemente parece que la mayoría de la gente va por el camino equivocado y no logran entender qué es lo que se supone que debemos hacer o por qué hacemos estas cosas.

Hay muchos ciegos guiando a otros ciegos. Muchos predicadores y profesores consiguen una biblia, una cámara, y se lanzan a predicar sus propias interpretaciones de las Escrituras. Predican un camino amplio y fácil con una doctrina corrupta o predican algo rabínico. Y a la gente le gusta lo rabínico porque es un hecho conocido, y a la gente no le gusta pensar por sí misma. Queremos desafiarte a que pienses por ti mismo en este estudio. Porque vamos a hablar de algunas cosas que son realmente muy serias. Estas son cosas que desearía que alguien hubiera compartido conmigo hace 20 años, cuando fui llamado por primera vez al movimiento de Raíces Hebreas.

Una de las cosas es que la mayoría de la gente tiene un malentendido de lo que significa la palabra Torá, lo que es y cómo se aplica realmente. Vamos a hablar de muchas cosas. En particular, en este segundo capítulo de El Pésaj Melquisedeciano, vamos a hablar de lo que es la Torá y de cómo la Torá difiere de las concepciones de la mayoría de la gente.

Por eso, cuando sugerimos que el sacerdocio ha cambiado algunos se asustan. Te llaman hereje o todo tipo de nombres porque no entienden lo que es la Torá. Dicen: «Pues no. Espera un momento Norman. Recuerda Mateo 5, versículos 17 y 18.”

Matityahu (Mateo) 5:17-18
17 No penséis que he venido a destruir la Torá o los Profetas. No he venido a destruir, sino a cumplir [parte de las profecías en ellos].
18 Porque os aseguro que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde desaparecerá de la Torá hasta que todo se cumpla.

Yeshúa vino a cumplir algunas de las profecías contenidas en la Torá y en los profetas. Yeshúa dijo que nada en absoluto, ni siquiera la cosa más pequeña, puede caer de la Torá hasta que todo se haya cumplido. Y aún quedan muchas profecías por cumplir. Es decir, la Torá no puede ser eliminada todavía.

Entonces, algunas personas dicen: «Norman, ¿estás sugiriendo que el sacerdocio puede alejarse del orden levítico que estableció Yahweh? » Y lo que les digo es que no entienden lo que enseña la Torá, a menos que, el Padre no lo permita, neguemos el Pacto Renovado.

Echemos un vistazo a Hebreos 7. Esto es algo que el orden rabínico y también el movimiento mesiánico realmente necesitan tratar.

Ivrim (Hebreos) 7:11-12
11 Por lo tanto, si la perfección era a través del sacerdocio levítico (porque bajo él el pueblo recibió la Torá), ¿qué necesidad había de que se levantara otro sacerdote según el orden de Melquisedec, y no fuera llamado según el orden de Aarón?
12 Porque al ser cambiado el sacerdocio, necesariamente hay también un cambio de la Torá.

Hemos hablado en otros videos de la diferencia entre los preceptos de Yahweh que nunca cambian, y los detalles de los mandamientos que pueden cambiar. Pero a la gente le cuesta mucho este pasaje. Conozco a algunas personas que han negado el libro de Hebreos o han negado al Apóstol Shaul, quien creemos que escribió Hebreos, por este pasaje. Porque dicen que Shaul está sugiriendo que la Torá puede ser eliminada.

Bueno, eso es un completo malentendido de lo que el apóstol Shaul está diciendo aquí. Vamos a ver que hay varios sacerdocios contenidos en la Torá de Moshé (los primeros cinco libros de la Escritura, algunos incluyen el libro de Josué). Predominantemente, tenemos la impresión de que se trata de la Torá levítica. Pero no es realmente una Torá levítica porque tiene más de un sacerdocio contenido dentro. Vamos a hablar de ello.

Lo que tenemos que saber es que los detalles del Pésaj y la forma en que celebramos el Pésaj han cambiado. Vamos a ver varios ejemplos. Desde los tiempos del primer Pésaj en Éxodo 12, cuando no tenían sacerdocio. Y también cuando Israel tenía un tabernáculo y un sacerdocio levítico. Cuando las tribus iban a donde estaba el altar levítico era una forma separada de guardar la Torá. También vamos a ver que la forma de celebrar el Pésaj cambió desde que se impuso el renovado orden melquisedeciano de Yeshúa, porque ya no tenemos templo ni ley de sacrificios. No se ha eliminado, sino que está inactivo. Vamos a ver que cuando el sacerdocio cambia, también lo hacen los detalles de cómo celebramos las fiestas. Cada sacerdocio tiene su propia Torá, cada sacerdocio tiene sus propias instrucciones, cada sacerdocio tiene su propia manera de cumplir con los mandamientos específicos. Esto es algo que no se enseña a menudo en el mundo mesiánico. Y creo que confunde a mucha gente porque lo que no entienden es lo que es la Torá. Si quieres saber qué es realmente la Torá, quédate hasta el final de este capítulo. Mientras tanto, vamos a sentar las bases para que la gente pueda entender por qué hay una diferencia.

Hay un viejo dicho que dice que si no sabes dónde estás y no sabes de dónde vienes, estás prácticamente perdido. Así pues, si realmente quiere saber dónde estamos ahora, de dónde venimos y hacia dónde vamos, te animo a que consigas un ejemplar del estudio El Gobierno de la Torá. Este libro te ayudará a ver las tendencias. Pero algunas de las cosas que vimos en El Gobierno de la Torá es que ha habido varios sacerdocios y varios cambios de sacerdocio contenidos en la Torá de Moshé. Hay muchas instrucciones para los levitas desde el Éxodo en adelante, específicamente desde Levítico, pero es más que eso porque también tenemos otros sacerdocios contenidos en la Torá.

Con respecto a Pésaj, vemos que hubo un tiempo en el que los patriarcas servían como sacerdotes de sus casas. Vamos a echar un vistazo a eso. Luego hay un tiempo de transición a lo que podríamos llamar el sacerdocio del Primogénito. Eso fue la imposición de un sacerdocio nacional que no duró. Si debía durar o no debía durar es una cuestión distinta. Pero fue la primera formación de un sacerdocio a nivel nacional. También echaremos un vistazo a eso. Después de eso fue la imposición del sacerdocio levítico, tras el pecado del becerro de oro. Es cuando a Israel se le dio la ley ceremonial, (tabernáculo, templo, leyes del altar). Se necesita un orden levítico, un altar purificado, y varias otras cosas purificadas para poner eso en efecto.

Hemos visto en varios lugares que los apóstoles continuaron ofreciendo sacrificios mientras el templo seguía en pie. Pero cuando el templo dejó de existir, la ley ceremonial entró en hibernación. Básicamente, queda en suspenso porque no se dan las condiciones adecuadas. Es como tener un permiso de conducir. El carnet de conducir no queda invalidado si no tienes coche o no tienes dónde ir. Simplemente no utilizas tu licencia porque no tienes las condiciones para utilizar una licencia.

Luego, como vimos en Hebreos, también hay un cambio a un renovado sacerdocio melquisedeciano. El renovado sacerdocio melquisedeciano de Yeshúa no tiene un altar y no lo necesita hasta que se fusione con el orden levítico. No hay ley ceremonial per se bajo el sacerdocio melquisedeciano. Es una especie de situación de «odres nuevos (botellas) para vino nuevo».

Echemos un vistazo a esto. Ya vimos en los primeros tiempos que los propios Qayin (Caín) y Hevel (Abel) ofrecían sacrificios. Y hay otros que se registran como ofreciendo sacrificios. Pero luego, en Génesis 8:20, vemos que Noaj (un patriarca) ofrecía efectivamente sacrificios por su casa, lo que podría verse como ofrecer sacrificios por la nación de Israel. Está en nuestro linaje. Pero notemos que no sirvió como sacerdote para ninguna otra casa, lo que significa que Noaj no sirvió como sacerdote para ninguna otra nación.

Bereshit (Génesis) 8:20
20 Entonces Noaj construyó un altar a Yahweh, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocaustos sobre el altar.

Luego llegamos a Génesis 12:7, donde conocemos a Abram, nuestro líder. Abram es un personaje fundamental. Notamos que algo empieza a cambiar ligeramente bajo Abram. Abram construyó un altar a Yahweh, pero no dice que quemara alguna ofrenda.

Bereshit (Génesis) 12:7-8
7 Entonces Yahweh se le apareció a Abram y le dijo: «A tus descendientes les daré esta tierra». Y allí construyó un altar a Yahweh, que se le había aparecido.
8 Se trasladó de allí al monte al este de Betel, y acampó con Betel al oeste y Hai al este; allí construyó un altar a Yahweh e invocó el nombre de Yahweh.

Esto puede considerarse como un paso de transición. Construyó un altar, igual que Noaj, pero no ofreció holocaustos, no ofreció sacrificios. Y la razón es que Yahweh quiere un sacerdocio a nivel nacional que es lo que vemos aparecer en un sentido externo en Génesis 14:20.

Bereshit (Génesis) 14:20
20 «Y bendito sea Elohim el Altísimo, que ha entregado a tus enemigos en tu mano». [Hablando de Melquisedec] Y él [Abram] le dio el diezmo de todo.

Vemos ahora que Abraham estaba efectivamente diezmando a un orden melquisedeciano externo. Por lo tanto, hay una gran diferencia ya que él está diezmando a un sacerdocio que es externo a la nación de Israel. Pero toda la nación de Israel puede hacerlo efectivamente.

Llegamos a Génesis 28, a partir del versículo veinte y vemos que el nieto de Abraham, Yaakov (Jacob), hizo efectivamente lo mismo.

Bereshit (Génesis) 28:20-22
20 Entonces Yaakov hizo un voto, diciendo: «Si Elohim está conmigo y me guarda en este camino que estoy recorriendo, y me da pan para comer y ropa para vestir,
21 para que vuelva a la casa de mi padre en paz, entonces Yahweh será mi Elohim.
22 Y esta piedra que he puesto como pilar será la casa de Elohim, y de todo lo que me des te daré seguramente la décima parte«.

¿Cómo dio la décima parte a Yahweh? Bueno, viendo que los hebreos (israelitas) son gente tradicional, probablemente dio la décima al mismo orden externo melquisedeciano que su abuelo. Así que, de nuevo, hay un diezmo de Israel a un orden melquisedeciano externo.

Podríamos hablar de esto con gran profundidad y detalle, pero fíjate en que ocurre algo muy importante cuando llegamos a Éxodo 12. Israel ha estado en Egipto durante cuatrocientos trece años, la mayor parte de los cuales estuvo bajo la esclavitud egipcia. Básicamente, han sido cubiertos por el sacerdocio egipcio (corrupto, pagano) durante la mayor parte de ese período.

Shemot (Éxodo) 12:5
5 «Tu cordero será sin defecto, un macho de un año. Podrás tomarlo de las ovejas o de las cabras«.

Muchas veces la gente quiere replicar el Pésaj de Éxodo 12. Pero fíjate que no había sacerdocio en la época del Pésaj de Éxodo 12. Así que, de nuevo, al igual que los patriarcas, cada hombre servía como sacerdote de su propia casa, y celebraban el Pésaj por casas. Aunque había toda una nación de ellos, todavía no eran verdaderamente una nación. Aún no estaban limpios porque todavía no habían pasado por el Mar Rojo. Observa también que debían tomar el sacrificio de Pésaj del rebaño (ovejas o cabras) en comparación con tomar un animal de la manada (ganado).

Ahora llegamos a Éxodo 12, a partir del versículo 13. Vamos a ver algunos detalles del mandamiento y vamos a ver algunos principios y preceptos del mandamiento. Y esto es algo que tanto el orden rabínico como los mesiánicos efraimitas de las dos casas deben sentarse y prestar atención. Esto es un gran problema y un gran asunto. Recuerda que los detalles del mandamiento pueden cambiar. Israel no tiene un sacerdocio en este momento. Debido a que todavía no tienen un sacerdocio nacional, vemos algunos detalles en los que el hombre de cada casa va a servir como sacerdote de su casa.

Veremos la cobertura de las casas, que no es lo que te imaginas. Si lees El Gobierno de la Torá, entenderás qué es lo que pretendemos. Intentaremos hablar de ello un poco más adelante en este capítulo. Pero lo que quieres es un sacerdocio a nivel nacional. Eso es lo que quiere Yahweh. Hoy vemos a toda esta gente intentando separarse y hacer las cosas de forma independiente y por su propia casa, es como establecer una anarquía total. Es igual que la forma en que se unen los anarquistas. Básicamente, tienes a toda esta gente hablando de lo que ellos y su casa van a hacer y luego no asumen la responsabilidad de establecer el tipo de reino global que Yeshúa quiere. Ya hablaremos de ello en otros lugares.

Pero fíjate que en el verso 13 tenemos lo específico del mandamiento y en el verso 14 vamos a ver los principios y los preceptos. Y de nuevo, los detalles cambian dependiendo del sacerdocio, pero los principios y los preceptos no cambian. Estos siempre son los mismos.

Shemot (Éxodo) 12:13-14
13 «La sangre os servirá de señal en las casas donde estéis. Y cuando vea la sangre, pasaré por encima de ti; y la plaga no caerá sobre ti para destruirte cuando golpee la tierra de Egipto.
14 ‘Este día os servirá de recuerdo, y lo celebraréis como una fiesta para Yahweh a lo largo de vuestras generaciones. Lo celebrarás como una fiesta por ordenanza eterna.”

Ahora mismo no tenemos una situación así. Tenemos el renovado orden melquisedeciano de Yeshúa como leemos en Hebreos 7. Tenemos un cambio en el sacerdocio. No tenemos una disolución del sacerdocio. No tenemos desorganización del sacerdocio. Yahweh es un Elohim de orden y no de desorden como en todas las asambleas de los santos. Por lo tanto, los miembros del movimiento mesiánico efraimita de las dos casas realmente necesitan mirarse a sí mismos y preguntarse ¿Nos estamos organizando? ¿Estamos desorganizados? ¿Es Yahweh un Elohim del orden o un Elohim del desorden? La gente necesita realmente integrar las cosas que están aprendiendo. Tienes que mirarte a ti mismo y preguntarte si lo estás haciendo. Necesitamos examinar nuestras vidas y estudiar para mostrarnos aprobados, para asegurarnos de que estamos en la fe original. Porque ese es el que busca Yeshúa a Su regreso. No el orden rabínico, no el mesiánismo. Nada. Busca la fe original que Él entregó una vez por todas a los santos. Eso es lo que Él quiere. Ese es el tipo de persona que Él viene a buscar, tal como la novia de Proverbios 31.

El verso 14 nos dice entonces el principio. Porque no importa el sacerdocio que tengamos. Podemos tener una situación sin sacerdocio, una situación de orden levítico, o una situación de orden melquisedeciano renovado de Yeshúa. Voy a dejar fuera a los rabinos porque no entienden, se perdieron Hechos 15. Pero sea cual sea la situación y el orden en el que nos encontremos, Yahweh dice: «Lo guardarás como una fiesta por ordenanza eterna«.

Esa es nuestra pista de que este es el principio, y este es el precepto. Los detalles pueden cambiar.

Vamos a ver los cambios específicos aquí de nuevo en Éxodo 13, comenzando en el versículo uno después de que Israel acaba de salir de Egipto. Ahora Yahweh va a establecer un sacerdocio nacional primogénito.

Shemot (Éxodo) 13:1-2
1 Entonces Yahweh habló a Moshé, diciendo,
2 «Apartadme a todos los primogénitos, todo lo que abra el vientre entre los hijos de Israel, tanto de los hombres como de los animales; es Mío«.

Yahweh está diciendo «Bien, todos ustedes hicieron su Pésaj por casas y eso es bueno porque no tenían un sacerdocio. Pero aquí vamos a conseguirte un sacerdocio. Envía a todos tus primogénitos”.

Por supuesto, normalmente tenemos un fracaso antes de tener una victoria. Así, el sacerdocio primogénito se contaminó con el incidente del becerro de oro en Éxodo 32 y entonces fueron reemplazados por un orden levítico organizado (un sacerdocio organizado).

Ahora llegamos a Números 9, comenzando en el versículo 10 donde vamos a ver que Yahweh da nuevas instrucciones al orden levítico que las que dio al sacerdocio primogénito. El sacerdocio del primogénito, el orden levítico, y luego el orden melquisedeciano van a tener diferentes especificidades de cómo mantener el principio de celebrar el sacrificio de Pésaj a través de nuestras generaciones.

Bemidbar (Números) 9:10-11a
10 «Habla a los hijos de Israel, diciendo: Si alguno de ustedes o de sus descendientes es impuro a causa de un cadáver, o está lejos por un viaje, puede celebrar el Pésaj de Yahweh.
11a El decimocuarto día del segundo mes, al anochecer, podrán celebrarlo‘…»

Lo que ocurre básicamente es que no sabemos cuándo vamos a ver cebada aviv. Podemos tener un indicio, pero no lo sabemos a ciencia cierta. Por lo tanto, si alguien está de viaje o lejos, no puede saberlo. No se tiene cebada aviv hasta que llega su momento justo. Eso es todo. En general se puede saber mirando hacia adelante, pero en la antigüedad la comunicación no era tan buena. Es como ver el primer rayo de luna nueva. Sólo hay que esperar hasta que se vea, entonces se va a la certeza en lugar de planificar en la contingencia.

Hay un principio espiritual importante en ese esperar hasta que se vea algo. Pero si te has ido de viaje, ¿cómo puedes saber el estado de la cebada? ¿Cómo se podían obtener informes de la tierra de Israel en la antigüedad? Debido a que no existía la posibilidad de avisar con suficiente antelación, era posible que no se supiera cuándo celebrar el Pésaj. Así que, Yahweh está diciendo que está bien si son tiempos antiguos y estás viajando, y honestamente no puedes saber cuándo guardar el Pésaj. Puedes guardarlo el mes siguiente. En ese momento, el estado de la cebada será conocido y se transmitirá a todo el mundo antiguo el avistamiento de cebada aviv, y no habrá problemas con tener dudas al respecto.

Sin embargo, no permite un segundo Sucot porque ya sabes que será en el séptimo mes del calendario hebreo. Hace seis meses que sabes cuándo será en el calendario, así que no necesitas un segundo Sucot. Sólo se necesita un segundo Pésaj porque el Pésaj ocurre básicamente por sorpresa para la mayoría de la gente, de 15 a 21 días después de que se vea la luna nueva de Rosh HaShaná (la Cabeza del Año).

Por lo tanto, el orden levítico estaba encargado de preparar un segundo Pésaj para aquellos que se perdieran legítimamente el primer Pésaj. Y he visto a gente abusar de esto, así que, no abusen de ello. Yahweh está mirando. Todas nuestras acciones quedan registradas en un libro. Pero, de nuevo, no había una ordenanza como esta en el primer Pésaj sin sacerdocio. Esta es otra indicación que nos muestra que los detalles del mandamiento pueden cambiar aunque los principios y los preceptos nunca cambien.

Ahora, en Deuteronomio 16, comenzando en el versículo 1, tenemos las instrucciones para cuando estamos bajo el orden levítico. Para los que preguntan «¿Dónde está el mandamiento de celebrar la cebada?» O «¿Existe un mandamiento para celebrar la cebada?» Veremos que Yahweh ordena el mes de Aviv para celebrar Pésaj. De seguro has visto estos sitios web tontos en Facebook y otros lugares que dicen cosas como «No se necesita cebada para celebrar la Cabeza del Año Nuevo«. ¿De verdad? Entonces, ¿cómo se mantiene el mes del Aviv? No lo sé. Algunas de estas personas consiguen una biblia, una cámara y un sitio web y automáticamente están en el ministerio.

Devarim (Deuteronomio) 16:1-2
1 «Observa el mes de Aviv y celebra el Pésaj a Yahweh tu Elohim, porque en el mes de Aviv Yahweh tu Elohim te sacó de Egipto de noche.
2 Por lo tanto, sacrificarás el Pésaj a Yahweh tu Elohim, del rebaño y de la manada, en el lugar donde Yahweh quiera poner Su nombre

De nuevo, vemos que se menciona el rebaño, el cual se compone de ovejas y cabras. Pero ahora también vemos la manada, es decir, el ganado. ¿Cómo podemos añadir el ganado a la mezcla? Los principios y preceptos son siempre los mismos, pero los detalles pueden cambiar dependiendo del orden sacerdotal que tenga la unción en ese momento. En este caso, el orden levítico tiene la unción, así que aquí están las instrucciones levíticas.

Eso es la Torá. Ahora tomemos un interesante giro lateral aquí en 2 Samuel donde tenemos un personaje muy interesante, el Rey David. El rey David sirvió como sacerdote melquisedeciano porque no podía servir como sacerdote levítico. No era de la tribu de Leví; era de la tribu de Judá. Y por supuesto, sabemos que Yeshúa es hijo de David (linaje). Pero fíjate, David ofrecía ofrendas y llevaba un efod de lino. Esas son funciones sacerdotales tradicionalmente levíticas, pero aquí el rey David tiene una unción melquisedeciana.

Shemuel Bet (2 Samuel) 6:13-14
13 Y así fue, cuando los que llevaban el arca de Yahweh habían recorrido seis pasos, él [David] sacrificó un buey y un carnero engordado.
14 Entonces David danzó ante Yahweh con todas sus fuerzas, y David llevaba un efod de lino.

¿Acusamos al rey David de ser un hereje? ¿Estamos acusando al rey David de hacer algo en contra de la Torá? No. Porque no era del orden levítico, era del orden melquisedeciano. Tenemos una miniserie de cuatro partes en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Cuatro, que nos encantaría ampliar algún día. Hay mucho más que podríamos decir sobre el sacerdocio de Melquisedec y el orden de Melquisedec. Pero incluso cuando se tenía un orden levítico que estaba aprobado y operando, al mismo tiempo también se tenía un orden melquisedeciano. Es un estudio muy interesante; podríamos hacer mucho más al respecto.

Aquí vemos que el rey David profetizó en el Espíritu sobre Yeshúa.

Tehilim (Salmos) 110:4
4 Yahweh ha jurado y no cederá,
«Eres un sacerdote para siempre
Según el orden de Melquisedec».

Esto es lo mismo que se cita en Hebreos 7. A la gente le cuesta mucho esto y dicen: «¿Pero cómo puede cambiar el sacerdocio?». Es porque ya se ven cambios en el sacerdocio en la Torá de Moshé. Si son cinco libros o si son seis no importa, se ven cambios en el sacerdocio dependiendo de la situación. Dentro de un rato hablaremos de por qué es así. Pero sigamos porque vamos a ver aún más.

Aquí hay otro cambio en el sacerdocio para alguien que ni siquiera vemos en la Torá de Moshé. Pero no importa. Lo que estamos viendo es que el sacerdocio puede cambiar, y las instrucciones sacerdotales pueden cambiar dependiendo del sacerdocio que esté a cargo. Así que aquí llegamos a Ezequiel 45, comenzando en el versículo veintiuno.

Yehezqel (Ezequiel) 45:21-23
21 «En el primer mes, a los catorce días del mes, celebraréis el Pésaj, una fiesta de siete días; se comerá pan sin levadura.
22 Ese día el príncipe [hebreo: nasí] preparará para sí mismo y para todo el pueblo de la tierra un toro como ofrenda por el pecado.
23 En los siete días de la fiesta preparará una ofrenda quemada a Yahweh, siete toros y siete carneros sin mancha, todos los días durante siete días, y un cabrito diariamente para una ofrenda por el pecado.

Este es un templo que aún no ha sido construido. Este no es el templo del anti-Mesías. El templo del anti-Mesías viene y estará aquí antes que el templo de Ezequiel. Este es el templo que vendrá después de la tribulación, del Armagedón y de la Cosecha que algún día construiremos. Estoy seguro de que no en mi vida, pero volveremos a construir un templo. Y habrá un personaje diferente que ni siquiera aparece en la Torá de Moshé. Y esa persona se llama el Nasí (el Príncipe o Presidente). Es básicamente un Príncipe constitucional. Será un monarca constitucional con funciones limitadas mientras obedezca la Torá. Pero fíjate de nuevo, los detalles de la Torá pueden cambiar dependiendo de la situación. Hablamos de esto en El Gobierno de la Torá.

¿Dónde está Israel en el cumplimiento de la misión de establecer un reino global para Yeshúa? Esa es la cuestión.

Si todavía esperas que Yeshúa sea este Príncipe, entonces por favor lee el estudio de Apocalipsis y el Fin de los Tiempos. También puedes ver Apocalipsis Simplificado. Pero hazte una pregunta. Sabemos que Yeshúa es el Príncipe de Paz, sabemos que Yeshúa es el Zar Shalom. Pero Zar es una palabra diferente a Nasí. Este es un tipo diferente de príncipe. Yeshúa es el Zar Shalom, y este es el Nasí. Y el Nasí preparará para sí mismo y para todo el pueblo de la tierra un toro para la ofrenda por el pecado. Entonces, él no puede ser Yeshúa porque Yeshúa era este cordero sin pecado. No necesita preparar una ofrenda por el pecado para Sí mismo. Así que sabemos que este no es Yeshúa. Si necesitas más información al respecto, por favor lee Apocalipsis y el Fin de los Tiempos o mira Apocalipsis Simplificado en nuestro canal de YouTube. Es la misma información, en su mayoría, pero cada una es un poco distinta.

Hay muchas cosas que cambian en Ezequiel. Vemos cambios en los cortes de pelo de los sacerdotes. Hay cambios en las asignaciones de tierras. Hay cambios en quien oficia en el altar. Hay muchos cambios que entran en juego en Ezequiel que no se mencionan en la Torá de Moshé. Hay una diferencia entre ambos. ¿Pero qué vamos a hacer? ¿Vamos a deshacernos de Ezequiel? ¿Vamos a echar a los profetas? No se puede hacer eso.

Uno de los cambios que vemos es que tenemos un Nasí (príncipe constitucional y jerárquico) oficiando en el altar, aunque no se menciona ningún Nasí en la Torá. Lo que la gente olvida en todo este asunto es qué es la Torá y esto no se enseña en el movimiento mesiánico. Porque la mayoría de estos líderes y maestros independientes son, básicamente, vendedores de libros o están vendiendo sus propios ministerios, no construyendo un reino unificado para Yeshúa, que es lo que Él siempre ha querido; pero la gente no logra entenderlo.

¿Qué es realmente la Torá? ¿Qué sentido tiene? ¿Está para que hagamos carne asada tres veces al año y ya está? ¿Cuál es el verdadero asunto aquí? El verdadero asunto es que Yahweh está buscando una novia de Proverbios 31 que lo ame lo suficiente como para ayudar a Su hijo a construir Su reino. Aquellas personas que ayuden a Su hijo a construir Su reino serán Su novia. No los que no lo hacen. Así que, esto es realmente una llamada de atención para todos en las comunidades mesiánicas efraimitas de las dos casas o el lado rabínico de la casa, definitivamente. Yeshúa quiere un reino melquisedeciano unificado, y todos vamos a estar en el juicio un día. ¿Vamos a ser encontrados haciendo las cosas que Él dice que quiere que hagamos? ¿Vamos a ser encontrados sumergiendo a los discípulos en todas las naciones y enseñándoles a hacer todo lo que Él dijo para construir Su reino? ¿O es que no nos van a encontrar así? Esta es la diferencia, y tenemos que ser conscientes de ella y trabajar para conseguirla. Eso es la Torá, realmente.

Otras personas tratan de convertir la Torá en un concepto legalista. ¡Traigan sus ofrendas del diezmo tres veces al año! Eso está muy bien y tenemos que hacerlo, pero esa no es la perspectiva general. Tenemos que mostrar justicia, amor y misericordia, pero eso es parte de la formación del reino general más grande. Por lo tanto, no importa que cambien los detalles, el principio y el precepto siempre serán los mismos. Israel está en alguna fase del gran esfuerzo de guerra espiritual general para ayudar a establecer el reino de Yeshúa. Ese es el hilo que une todo.

Lo cierto es que Yahweh es un hombre de guerra. Lo dijo justo después del primer Pésaj, justo después del éxodo de Egipto.

Shemot (Éxodo) 15:3
3 Yahweh es un hombre de guerra; Yahweh es Su nombre.

Nos rebelamos contra Él en el jardín del Edén. Él eligió a Israel y ahora eligió a la semilla de Jacob, Yeshúa, básicamente para llevar la tierra a la sujeción espiritual a Él. Y entonces estará en completa y total sujeción a su Padre para que todo sea uno en todo, para que todo funcione. Pero tenemos que hacer lo que Él dice que hagamos, no hay opción para eso.

Bueno, está bien, eso es genial. ¿Pero por qué hay tantos cambios en el sacerdocio, Norman? ¿Por qué habría de haber cambios? ¿Por qué se tienen cosas que ni siquiera están escritas en la Torá? ¿Por qué tendría un sacerdocio diferente? ¿Por qué se tiene al Nasí y a los levitas en Ezequiel cuando no se ve un Nasí en la Torá de Moshé? ¿Qué sentido tiene?

Sin entrar demasiado en esto, permítanme explicarlo. Supongamos que, por ejemplo, hay un esfuerzo bélico. Se pasa por diferentes fases de la campaña. Primero hay que reunir los suministros, luego hay que hacer la invasión, y después hay que hacer otras operaciones para llevar todo a cabo hasta el final.

Yahweh ha utilizado eficazmente a Israel como Sus manos y Sus pies de muchas maneras diferentes para lograr este sometimiento a Su Hijo. Y Su Hijo, por supuesto, estará sometido a Él porque es un buen hijo. Así que ha habido momentos en los que ha sido beneficioso tener un sacerdocio por casas. Ha habido más ocasiones en las que ha sido beneficioso unificarse en torno a un altar de sangre en la tierra de Israel. Y en este momento estamos en una fase en la que la verdad necesita ser llevada hasta los confines de la tierra mientras algunas otras cosas están sucediendo en la tierra. Y entonces vendrá de nuevo un tiempo en el que Él nos llame de entre todas las naciones y el orden melquisedeciano se fusionará con lo poco que queda del orden levítico. Luego, a partir de eso, surgirá el Nasí y el sacerdocio en Ezequiel. Se trata de una operación de varias fases con diversos pasos. Y un ejército no sigue exactamente las mismas instrucciones en todas estas partes de la campaña. Un ejército tiene que hacer diferentes cosas en diferentes fases de una campaña. En eso consisten los cambios en el sacerdocio. Por eso no es un gran problema, solo tenemos que saber quiénes somos. Tenemos que saber de dónde venimos, dónde estamos ahora y hacia dónde vamos. Esa es una de las diferencias con Israel Nazareno.

La misión del sacerdocio del primogénito era ayudar a Israel a salir de Egipto. Llevaban cuatrocientos treinta años en Egipto. No sabemos durante cuánto tiempo estuvieron bajo la cobertura del sacerdocio egipcio. Siempre tiene que haber una cobertura de sacerdocio de algún tipo, aunque sea un orden melquisedeciano externo. Ahora mismo Yahweh nos tiene bajo Su renovado orden melquisedeciano.

En el sacerdocio del primogénito, los hombres del hogar oficiaban como sacerdotes del hogar. El punto era que estaban haciendo la transición a un sacerdocio interno dentro de la nación. El sacerdocio del primogénito se contaminó con el becerro de oro. Así que pasó al sacerdocio levítico.

La misión del sacerdocio levítico era unificar a la nación de Israel en torno a un altar de sangre tres veces al año. Idealmente dentro de la tierra de Israel, también podrían estar fuera de la tierra de Israel, pero tiene que ser un sacerdocio levítico purificado con un altar purificado. Además, debían organizarse de una manera determinada para gestionar la gran afluencia de peregrinos, ya que la población de Jerusalem aumentaba enormemente durante las fiestas. Esto requería unas instrucciones de funcionamiento diferentes, o una Torá sacerdotal diferente, porque la palabra torá se traduce mejor en español como instrucciones . La gente la traduce como ley y funciona como ley, pero se traduce mejor como instrucciones .

Esto es distinto de la misión del sacerdocio melquisedeciano que es ir a todas las naciones y sumergir a los discípulos en el nombre de Yeshúa. Y más que eso, enseñarles a hacer todo lo que Yeshúa dijo para construirle un reino global unificado. Para esta fase particular de la operación no necesitamos un altar de sangre porque no hay necesidad de sacrificios de animales en este momento. Ya vimos que más adelante llegará el momento de hacerlo. Isaías 66 habla de cuando el orden melquisedeciano será traído de vuelta y fusionado con lo que queda del orden levítico. En ese momento habrá de nuevo un altar de sangre como el que hay en Ezequiel. Pero en este punto particular en el tiempo el objetivo es ir a través de todo el mundo para encontrar a los verdaderos candidatos discípulos (la novia de Proverbios 31) que quieren ayudar a Yeshúa a construir Su reino, y luego proporcionar una red en la que todos puedan trabajar juntos para establecer el reino de Yeshúa en todo el mundo. Todos debemos encontrar alguna forma de ayudar a construir el reino de Yeshúa, tanto con nuestro tiempo como con nuestros fondos. Así es como es.

En virtud del hecho de que no nos reunimos tres veces al año en torno a un altar de sangre, y de que estamos llamados a ir a todas las naciones, se requiere una organización y un estándar de procedimientos operativos diferentes. En otras palabras, tenemos una Torá sacerdotal diferente. De eso se habla en el capítulo 7 de Hebreos, que debido a que el sacerdocio cambió, hubo necesariamente una necesidad de diferentes procedimientos operativos, o un cambio en la Torá, o un cambio en la ley.

Ivrim (Hebreos) 7:11-12
11 Por lo tanto, si la perfección era a través del sacerdocio levítico (porque bajo él el pueblo recibió la Torá), ¿qué necesidad había de que se levantara otro sacerdote según el orden de Melquisedec, y no fuera llamado según el orden de Aharón?
12 Porque al ser cambiado el sacerdocio, necesariamente hay también un cambio de la Torá.

Hay una forma diferente de funcionamiento para el sacerdocio. Van a seguir diferentes estándar de procedimientos operativos porque se entiende que cuando se llega a una fase diferente de la operación, se necesitan instrucciones diferentes. O bien, podemos buscar una analogía diferente. Si juegas al fútbol, necesitas un conjunto de reglas que no necesitas cuando juegas al tenis. Y si vas a hacer senderismo, necesitarás una serie de reglas diferentes a las de cuando haces un pastel. Se necesita un conjunto diferente de normas para las distintas fases de una operación. Esta es la razón del cambio de sacerdocio. Por necesidad, hay que cambiar las reglas. Así es como es.

Ivrim (Hebreos) 7:13-14
13 Porque Aquel de quien se habla [Yeshúa] pertenece a otra tribu [Judá], de la cual ningún hombre ha oficiado en el altar [levítico].
14 Pues es evidente que nuestro Adón surgió de Judá, de cuya tribu Moshé no habló nada sobre el sacerdocio.
15 Y es aún más evidente si, a semejanza de Melquisedec, surge otro sacerdote
16 que ha venido, no según la torá de un mandamiento carnal, sino según el poder de una vida sin fin.
17 Porque Él testifica: «Eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec«.

Vamos a echar un vistazo a las palabras específicas aquí, sólo para aquellos que todavía tienen preguntas.

Ivrim (Hebreos) 7:12
12 Porque al ser cambiado [metatithēmi] el sacerdocio, necesariamente hay también un cambio [metátesis] de la Torá.

La primera palabra que queremos ver, si puedes pronunciarla bien, es metatithemi. No tengo ninguna fluidez en griego. Pero la primera vez que se utiliza la palabra ‘cambiado’ es el término griego metatithemi. Así que busquemos estos términos en Strong’s. Porque, como sabes, nos gusta hacerlo.

G3346 μετατίθημι metatithēmi; de G3326 y G5087; transferir, es decir, (literalmente) transportar, (implícitamente) intercambiar, (reflexivamente) cambiar de bando o (figuradamente) pervertir: – llevar a cabo, cambiar, quitar, traducir, girar.

Vemos que se refiere a que el sacerdocio cambia de bando o de lugar, o a la transposición en los sacerdocios.

El orden levítico tenía la unción sacerdotal, pero se contaminó. Entonces, hubo un cambio en el interior. Hubo una transposición en los sacerdocios. El orden melquisedeciano había estado activo antes, se volvió inactivo durante el sacerdocio del primogénito y luego durante el sacerdocio levítico, y ahora hay un cambio de bando y el orden melquisedeciano está volviendo a surgir. Así es como ha funcionado hasta ahora.

Así que, como dijimos, el orden rabínico se contaminó y el orden rabínico rechazó a Yeshúa, por lo que, Yahweh le quitó la unción activa al orden levítico y se la dio al orden melquisedeciano. La unción activa cambió de bando. De eso habla Hebreos 7:12. De nuevo, tanto el orden levítico como el melquisedeciano están contenidos en la Torá de Moshé. Por eso es posible que haya transposición en los sacerdotes sin cambiar la Torá de Moshé. No tiene que caer ni una jota ni una tilde de la Torá de Moshé para que haya transposición en los sacerdocios. Es un concepto ya comprendido e incorporado en la Torá de Moshé, tanto si se trata de cinco como de seis libros. Si quieres saber más sobre esto, consulta el estudio sobre El Gobierno de la Torá. Recomendaría ese libro si quieres saber a dónde vamos y qué hacemos.

Ahora veamos la segunda vez que se utiliza esta palabra.

G3331 μετάθεσις metátesis; de G3346; transposición, es decir, transferencia (al cielo), desestructuración (de una ley): – cambio, remover, trasladar.

De nuevo, es una transferencia de la ley. Es decir, se trata de un desestablecimiento de la ley levítica porque el orden rabínico se ha contaminado. El templo levítico va a ser destruido por lo que hay un desestablecimiento de la ley levítica y un cambio hacia el orden melquisedeciano. Se necesitan odres nuevos para el vino nuevo. Eso es básicamente lo que se dice aquí.

Ahora bien, como hablamos en muchos sitios, el cambio lleva su tiempo. La transición entre los sacerdocios puede llevar tiempo. Una de las formas en que sabemos esto es porque los apóstoles, que eran sacerdotes melquisedecianos, continuaron ofreciendo sacrificios de animales en el segundo templo mientras éste seguía en pie. Lo demostramos en varios lugares diferentes. Si tienes preguntas al respecto, por favor lee el capítulo «Acerca de los Sacrificios de Animales por los Pecado» en el libro Israel Nazareno. Además, si no has leído este libro, te lo recomiendo encarecidamente. Te dará una buena base y una buena comprensión de lo que se supone que debemos hacer.

Pero aquí vemos que los detalles de los mandamientos pueden cambiar. Lo hemos demostrado varias veces. Pero los principios y los preceptos son siempre los mismos. Por eso el rey David, profetizando en el Espíritu, dijo lo siguiente en el Salmo 119.

Tehillim (Salmos) 119:45
45 Y caminaré en libertad, Porque busco Tus preceptos.

La razón por la que podía caminar en libertad en los mandamientos es que estaba escuchando y obedeciendo la voz de Yahweh. Por eso el apóstol Shaul nos dice que debemos buscar los dones espirituales, pero sobre todo que podamos profetizar, que es oír y hablar según el Espíritu. Porque cuando somos capaces de escuchar según el Espíritu y obedecer, hace que muchas más cosas sean posibles. Por lo tanto, si no eres una persona que tiene claro que está oyendo en el Espíritu, entonces no es una buena idea andar en libertad en los preceptos todavía. Eso es algo para personas que están maduras en su oído espiritual. Entonces podrán saber cuándo están violando un principio o precepto, o cuándo tiene que haber una flexibilización de los detalles porque ya no estamos bajo ese sacerdocio o este tipo de cosas.

Ahora tenemos que hablar de cuál es la definición de la Torá. Ya hemos hablado un poco de esto, ahora vamos a profundizar en los detalles.

H8451 תֹּרָה  תּוֹרָה torah o torá; de H3384; un precepto o estatuto especialmente el Decálogo o Pentateuco: – ley.

La Torá se refiere a un precepto o estatuto, especialmente el decálogo (los Diez Mandamientos) o el Pentateuco (a menudo traducido como ley). Así que miramos la referencia a H3384, yarah. Bien, esto es muy importante.

H3384 יָרָא יָרָה yârâh o yârâ’; raíz primitiva; propiamente fluir como el agua (es decir, llover); transitivamente poner o lanzar (especialmente una flecha, es decir, disparar); figuradamente señalar (como apuntando con el dedo), enseñar: – arquero, lanzar, dirigir, informar, instruir, poner, mostrar, disparar, enseñar

Yarah es una raíz primaria de fluir como el agua o como la lluvia. Hablamos de la profecía como de la lluvia. En otras palabras, deberías ser capaz de profetizar o seguir la enseñanza del Espíritu tan simple y natural como la lluvia. Transitivamente, poner en capas o lanzar, especialmente como una flecha. Está señalando e indicando el camino a seguir. Estás educando a los niños en el camino que deben seguir para que, cuando sean mayores, no se aparten de él.

Por eso Yahweh nos da Su instrucción. Yahweh nos está dando Su Torá; está tratando de educarnos como Sus hijos espirituales en el camino que debemos seguir para que, cuando seamos mayores, no nos apartemos de él. Eso es lo que realmente es la Torá. Y lo que Yahweh quiere de la Torá es una novia de Proverbios 31 que ayude a Su hijo a conseguir el reino que Él quiere. Y la forma en que lo hacemos es cumplir la Gran Comisión yendo a todas las naciones y sumergiendo a los discípulos en el nombre de Yeshúa (es decir, en Su carácter), ayudando a la gente a ser como Yeshúa. Y luego debemos enseñarles a hacer todo lo que Él dijo, lo que efectivamente es la Gran Comisión según el ministerio quíntuple. Eso es lo que realmente significa. Esa es la verdad. Eso es la Torá.

El propósito de la Torá es que Yahweh nos señale el camino en diferentes coyunturas de la historia de Israel. Cuando llegamos a diferentes coyunturas, a veces necesitamos un sacerdocio diferente. Porque una de las funciones del sacerdocio es enseñar a la gente la diferencia entre los apartados y los profanos, pero también es enseñar a la gente la importancia de convertirse en la novia de Yeshúa de Proverbios 31 y cómo hacerlo.

Lo que hemos intentado hacer hasta ahora en este estudio es mostrar cómo han cambiado las fiestas a lo largo del tiempo. Desde el tiempo en que Israel no tenía sacerdocio, luego a través del sacerdocio del primogénito, luego Israel viniendo bajo un orden levítico organizado, y luego hasta ahora bajo un orden melquisedeciano organizado. Así que, en el próximo capítulo, vamos a profundizar en los detalles de cómo se celebró el Pésaj en Éxodo 12. Y para ello, queremos mostrar los detalles de cómo se celebraba Pésaj en los tiempos levíticos, específicamente en lo que respecta al sacrificio de Yeshúa en el primer siglo. Entonces, después de eso, estaremos finalmente listos para hablar de cómo Yahweh quiere que guardemos el Pésaj hoy bajo el renovado orden melquisedeciano de Yeshúa. Así que, si quieres saber cómo guardar el Pésaj hoy bajo el renovado orden melquisedeciano de Yeshúa, para complacer a Yahweh, entonces querrás seguir leyendo los próximos capítulos.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give