Chapter 2:

¿Por qué los Mismos Días de Adoración?

Este Post también está disponible en: English Deutsch Indonesia Français Nederlands Português

El Calendario “Cristiano Romano” nos dice que el día comienza a la medianoche (es decir, a la “hora de las brujas”). La Escritura, sin embargo, nos dice que el día comienza al atardecer.

Bereshit (Génesis) 1:31b
31b Y fue la tarde y fue la mañana: día sexto.

Levítico 23:32 confirma que Yahweh (Jehová) define el día con una duración de tarde a tarde (es decir, a partir de la puesta del sol hasta el oscurecer), en vez de la medianoche hasta la medianoche.

Vayiqra (Levítico) 23:32b
32 …desde el atardecer hasta el atardecer, guardarás el Shabat.

El “Shabat” discutido en Levítico 23:32 (arriba) es el Día del Lamento (Yom Kippur), pero el Shabbat (sábado/reposo) semanal también dura de tarde a tarde. Lucas 4:16 nos dice que Yeshúa (Jesús) también mantuvo este día de reposo (sábado), y dura desde la puesta del sol hasta la siguiente puesta del sol.

Luqa (Lucas) 4:16
16 Entonces vino a Nazaret, donde se había criado. Y como era su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo y se levantó para leer.

El Apóstol Shaul (Pablo) también siguió entrando en las sinagogas en el día Shabat incluso muchos años después de la resurrección de Yeshúa.

Ma’asei (Hechos 13:14)
14 Y pasando de Perge, llegaron a Antioquía de Pisidia, y entrando en la sinagoga, el día de reposo, se sentaron.

En el capítulo anterior vimos cómo Yeshúa nos dijo que no pensáramos que la ley o los profetas habían sido abolidos. No hay nada impreciso acerca de esto.

Mattityahu (Mateo) 5:17-19
17 “No piensen que vine a destruir la Torah o los Profetas. No vine a destruir sino a cumplir.
18 Porque les aseguro que hasta que el cielo y la tierra pasen, de ninguna manera una jota o una tilde pasará de la Torah hasta que todo se cumpla.
19 Por tanto, el que viole uno de los mandamientos más pequeños y enseñe a los hombres, será llamado pequeño en el reino de los cielos; pero quien los haga y así enseñe, será llamado grande en el reino de los cielos».

Sin embargo, la Iglesia Cristiana nos dice que desde que Yeshúa cumplió la Ley, ya no debemos guardar el Shabat y las fiestas de Yahweh, sino que debemos guardar en su lugar el Domingo como el día de reposo, y las fiestas de Navidad y Pascua en vez de las fiestas de primavera y otoño. Esto es muy curioso teniendo en cuenta que el Domingo, Navidad y Pascua nunca fueron ordenadas en las Escrituras.

¿Cuándo se hizo el cambio de tarde a tarde del calendario hebreo al de media noche a media noche del calendario romano? Los eruditos cristianos utilizan a menudo Hechos 20:7-11 como “texto de prueba” de que los discípulos se reunieron en el domingo Romano (de medianoche a medianoche). Esto podría parecer a primera vista tener sentido, pero al final no lo tiene.

Ma’asei (Hechos) 20:7-11
7 Y aconteció que el primer día de la semana, cuando los discípulos se reunieron para partir el pan, Shaul, dispuesto a partir el día siguiente, les habló y continuó su mensaje hasta la medianoche.
8 Había muchas lámparas en el aposento alto, donde estaban reunidos.
9 Y en una ventana estaba sentado un joven llamado Eutico, que se hundía en un sueño profundo. Se quedó dormido; Y mientras Shaul seguía hablando, cayó de la tercera planta y fue levantado muerto.
10 Pero Shaul bajó y se postró sobre él, y abrazándole le dijo: No se preocupen, porque su vida está en él.
11 Luego él subió, y partido el pan comió, y hablando mucho tiempo, hasta el amanecer, y se fue.

Como en el primer siglo Judea estaba bajo el control Romano, podría tener sentido que los discípulos se reunieron el domingo por la mañana y escuchaban a Shaul durante casi veinticuatro horas. Sin embargo, algunas cosas en este relato no tienen mucho sentido. Entre ellas; ¿Por qué habría tantas lámparas en el aposento alto si los discípulos se reunieron en la mañana del Domingo? Y ¿por qué sólo comieron una comida en un período de veinticuatro horas? Además, teniendo en cuenta que Shaul enseñaba en una sinagoga judía, estas cosas no tienen mucho sentido.

Los Judíos religiosos son gente muy apegadas a la tradición. Por lo general, adoran en sus sinagogas (o en el templo) en Shabat; después del término del Shabat, se reúnen en la casa de algún amigo o un familiar para partir el pan y tener comunión unos con otros. Esto se hace para extender el día de adoración y reposo el mayor tiempo posible. Sin embargo, esto no es un nuevo día de adoración, esto es simplemente una normal extensión del Shabat. Si leemos Hechos capítulo 20, desde este punto de vista, podemos ver que el motivo por la cual había tantas lámparas en el aposento alto es porque inicialmente se reunían después de la puesta del sol, es decir, el “sábado en la noche” (y conversaban hasta el amanecer del día “domingo”).

Este mismo tipo de “comunión después de la adoración del sábado” es muy común en el Judaísmo, y también se encuentra en el Libro de Juan, donde se nos dice que el primer día de la semana era “el mismo día por la tarde (sábado).”

Yojanan (Juan) 20:19
19 Y aquel mismo día, al atardecer, siendo el primer día de la semana, estando cerradas las puertas de los discípulos en el lugar donde se reunían, por temor de los Judíos, Yeshúa se acercó y se paró en medio de ellos, y les dijo: “La paz sea con vosotros”

Yeshúa fue crucificado en Pesaj (Pascua), que es durante la primavera. Israel puede ser caluroso en esta época y, si hacía calor, entonces lo más sensato habría sido dejar las puertas abiertas en la noche. Sin embargo, como había persecución, los discípulos cerraron sus puertas. Por lo tanto, la única cosa inusual aquí es que Yeshúa apareció en medio de ellos. No necesitamos inventar que los judíos comenzaban a adorar a medianoche del calendario Romano (la hora en que inicia el día en este calendario [Romano]).

Así que, si el culto dominical no viene de la Escritura, entonces ¿de dónde viene? La primera referencia de adoración en “domingo” viene del apologista Cristiano Justino Mártir (cerca del 150 dC). Por ejemplo, se nos dice que todas las personas se reunieron para adorar en “el día llamado domingo” (llamado así en honor al sol [sunday]).

Y en el día llamado Domingo, todos los que viven en las ciudades o en los campos se reúnen en un solo lugar…. [Justino Martir, First Apology, Chapter 67 – Weekly Worship of the Christians, circa 150 CE, Biblesoft]

Justino Mártir está utilizando una práctica diferente de lo que se encuentra en las Escrituras, porque la Escritura nunca llamó a los días de la semana por nombres. Por lo contrario, las Escrituras numeran los días de la semana (primer día, el segundo día, tercer día, etc.), sólo el séptimo día tiene un nombre (Shabat). El término ‘Shabat’ significa “descanso” o “abstenerse de” (de no hacer nuestra propia voluntad).

En contraste a esto, Justino Mártir nos dice que la razón por la cual su asamblea adoraba en Domingo (en el calendario Romano) es porque este era el día en que Elohim (Dios) hizo el mundo, y que era el día en que Yeshúa apareció a sus discípulos.

Pero el Domingo es el día en que todos tenemos nuestra asamblea común, porque es el primer día en que Dios, después de haber efectuado un cambio en las tinieblas y la materia, hizo el mundo, y Jesucristo nuestro Salvador en el mismo día resucitó de entre los muertos. Porque Él fue crucificado en el día anterior al de Saturno (sábado), y el día después del de Saturno, que es el día del Sol, habiendo apareció a sus apóstoles y discípulos, les enseñó estas cosas, que hemos presentado a usted también para su consideración. [Justino Mártir, First Apology, Chapter 67 – Weekly Worship of the Christians, circa 150 CE, Biblesoft]

Las razones de Justino Mártir para adorar el Domingo pueden sonar bien, excepto en que, ni el Mesías, ni Sus apóstoles, se reunieron los días domingo. Además, esto no es lo que nuestro Creador nos dice que debemos hacer, entonces, cambiar el día de la reunión es lo mismo que cambiar los tiempos festivos designados por la ley. Sin embargo, adorar el domingo lentamente comenzó a extenderse.

Siguiendo el mismo patrón, Pesaj comenzó a ceder año tras año a la fiesta pagana de la Pascua (Easter). Primero se cambiaron la fecha, del 14 de Nisán (o Aviv) en el calendario Hebreo, al primer domingo después del equinoccio vernal (que es un día importante en los calendarios paganos de adoración al sol). Finalmente, el nombre de la fiesta fue cambiado de Pesaj a Pascua (Easter en Inglés), en honor a la diosa madre babilónica Ishtar (o Astarte). Eventualmente, los ritos de fertilidad paganos (por ejemplo, los huevos untados en la sangre) y otras tradiciones de adoración al sol (como orar al sol del amanecer) fueron implementados en la adoración de esos días.

Uno de los Padres de la Iglesia, Eusebio, registra que una gran crisis llamada la “Controversia Cuartodecimana” estalló cuando el obispo Víctor de Roma comenzó a exigir que todas las asambleas debían celebrar el Pesaj el Domingo y no el 14 de Nisán (o Aviv, que puede caer en cualquier día de la semana). Los obispos de Asia insistieron observar Pesaj según el calendario Hebreo, como los apóstoles Felipe y Juan les habían enseñado.

Una cuestión de no poca importancia surgió en ese momento. Para las parroquias de toda Asia, como era una tradición más antigua, consideraban que el día catorce de la luna, en el día que se ordenaba a los judíos sacrificar el cordero, debía ser observado como la fiesta de Pesaj del Salvador … Pero no era la costumbre de las iglesias en el resto del mundo… Pero los obispos de Asia, encabezados por Polícrates, decidieron mantener la antigua costumbre que se les había dado. Él mismo, en una carta que dirigió a Víctor y la Iglesia de Roma, se establece en las siguientes palabras de la tradición que había llegado hasta él. [Eusebio, Historia de la Iglesia, Libro V, Capítulos 23, 25, cerca del 190-195 dC]

Eusebio también registra una carta que Polícrates, una figura importante en Asia, personalmente escribió al obispo Víctor de Roma, en protesta por la decisión de cambiar la fecha de Pesaj del 14 de Nisán (Aviv) para un domingo. Polícrates señala que la tradición de mantener Pesaj según el calendario hebreo, fue transmitido por los Apóstoles Felipe y Juan, y que la tradición se ha mantenido de generación en generación por un gran número de familias distinguidas y devotas. Insistió en que todos los creyentes deben hacer lo que nos dice la Escritura, en vez de aceptar las tradiciones hechas por el hombre en su lugar.

Nosotros observamos el día exacto, sin añadir, ni quitar. Porque en Asia algunas grandes luces también se han dormido, las que resucitarán en el día de la venida del Señor, cuando venga con gloria del cielo, y se reúnan todos los santos. Entre ellos se encuentran Felipe, uno de los doce apóstoles, que se quedó dormido en Hierápolis, y sus dos hijas vírgenes, y la otra hija, que vivía en el Espíritu Santo, y ahora descansan en Éfeso, y, por otra parte, Juan, que era un testigo y un maestro a la vez, que se reclinó sobre el pecho del Señor, y, al ser un sacerdote, llevaba la placa sacerdotal, se quedó dormido en Éfeso. Y Policarpo de Esmirna, quien fue un obispo y mártir, y Traseas, obispo y mártir de Eumenia, que se quedó dormido en Esmirna. ¿Por qué necesito mencionar el mártir Sagaris obispo que se quedó dormido en Laodicea, o a Papiro el bendito, o a Melito, el eunuco que vivió totalmente en el Espíritu Santo, y que está en Sardis, esperando el episcopado del cielo, cuando resuciten de los muertos? Todos ellos observaron Pesaj el día 14 según el Evangelio, nunca desviándose, siguiendo la regla de la fe. Y yo también, Polícrates, el menor de todos ustedes, me conformo a la tradición de mis parientes, algunos de los cuales he seguido de cerca. Siete de mis parientes fueron obispos, y yo soy el octavo. Y mis parientes siempre observaron el día en que la gente guardaba la levadura. Yo, por lo tanto, mis hermanos, he vivido sesenta y cinco años en el Señor, y me he reunido con los hermanos en todo el mundo, y he pasado por todas las Escrituras Sagradas, no estoy atemorizado por palabras aterradoras. Para los que son mayores que yo, he dicho que “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”. [Eusebius, Church History, Book V, Chapter 24. Translated by Arthur Cushman McGiffert. Excerpted from Nicene and Post-Nicene Fathers, Series Two, Volume 1.]

A pesar de que los Apóstoles Felipe y Juan habían enseñado personalmente a los de Asia, para que mantengan Pesaj el 14 de Nisán (en el calendario hebreo), el obispo Romano Víctor expulsó a las asambleas que no guardaban Pesaj el domingo (en el calendario Romano). Aun cuando muchos de los obispos se disgustaron (sabían que lo que Polícrates había dicho era verdad), el obispado Romano ganó la discusión. Aunque la unidad se conservó en la Iglesia, no fue conservada la lealtad a la Escritura, sino que al obispado Romano. Los que mantuvieron Pesaj el 14 de Nisán (en el calendario hebreo) fueron finalmente expulsados. El conflicto de la Cuartodecimana nos muestra cómo la Iglesia Romana intentó cambiar los tiempos festivos designados y las Leyes de Moisés (tal como fue profetizado sobre el “cuerno pequeño” en Daniel 9:25).

Como explicamos en Israel Nazareno, el poder comenzó a ser centralizado en el obispado Romano, inmediatamente después de la destrucción de Jerusalem y la muerte de los apóstoles. El obispado Romano comenzó a decretar que los símbolos paganos y días festivos paganos eran legítimos, a pesar de que esto era una violación directa a las leyes de Moisés (que nos dicen que debemos evitar todas las imágenes, y todos los días festivos no mandados).

Devarim (Deuteronomio) 4:19
19 No vaya a ser que levantes los ojos al cielo y, al ver el sol y la luna y las estrellas, y todas las huestes celestiales, sientas el impulso de inclinarte ante ellos y adorarlos. Todos ellos los ha concedido Yahweh tú Elohim a todos los pueblos debajo de los cielos.

A pesar de la advertencia de Yahweh, el calendario festivo Cristiano-Romano siguió adoptando días basado en el movimiento del sol, la luna y las estrellas. Aunque la redacción exacta no se conserva, en el Concilio de Nicea (cerca del 325 al 326 d.C.) la Iglesia de Roma decidió que la Pascua se iba a celebrar en todo el mundo el domingo que sigue después del día 14 de la “luna pascual.” Sin embargo, la luna se considera “pascual” sólo si el día 14 cae después del equinoccio de primavera. Como el equinoccio nunca se menciona en las Escrituras, esto era sólo otro ejemplo de cómo los cristianos dieron la espalda a los mandamientos de Yahweh, decidiendo en su lugar implementar sus propios días de culto basado en los movimientos del sol, la luna y las estrellas.

Algunos cristianos preguntarán ¿qué hay de malo en implementar nuestros propios días para honrar a Yahweh? Para responder esto, veamos el pecado del becerro de oro.

Shemote (Éxodo) 32:4-5
4 Éste los recibió de sus manos, y con un buril les dio forma, hasta hacer de ellos un becerro de oro fundido. Y ellos dijeron entonces: Israel, ¡éste es tu dios que te sacó de Egipto!
5 Cuando Aarón vio esto, levantó un altar delante del becerro y proclamó: ¡Mañana celebraremos una fiesta en honor a Yahweh!

A pesar de que Aarón declaró que la fiesta era en honor a Yahweh, Yahweh no se sentía honrado. Al contrario, Él se enfureció de que Su pueblo quería mantener días de fiesta que Él no ordenó.

La única razón por la que la palabra “Easter (Pascua)” aparece en la versión King James es que fue una mala traducción de la palabra Griega “Pascha”, que significa Pesaj (Passover) [en las versiones en español no ocurre esto, llamar a Pesaj como Easter o Ishtar]. Este error se ha corregido en casi todas las otras traducciones desde la versión King James, sin embargo, irónicamente, la gente todavía celebra Pascua. ¿Por qué hacen esto? Los apóstoles nunca utilizaron la palabra Pascua, si no Pesaj.

Hechos 12:4
4 Y habiéndolo detenido, lo puso en prisión, y lo entregó a cuatro escuadrones de soldados para que lo vigilaran; Con la intención de llevarlo a la gente después de Pesaj.
Hechos 12:4 BGT
(4) ον και πιασας εθετο εις φυλακην παραδους τεσσαρσιν τετραδιοις στρατιωτων φυλασσειν αυτον βουλομενος μετα το πασχα αναγαγειν αυτον τω λαω.

Además, Shaul nunca dijo que debemos guardar la Pascua, sino celebrar la Fiesta de los Panes sin Levadura (que es una continuación de Pesaj).

Qorintim Alef (1 Corintios) 5:8
8 Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.

Hechos 20:6 nos muestra que los discípulos siguieron guardando los Días de Panes sin Levadura (y no la Pascua) durante muchos años después de la resurrección de Yeshúa.

Ma’asei (Hechos) 20:6
6 Y nosotros, pasados los días de los panes sin levadura, navegamos de Filipos…

En Hechos 27:9 los discípulos guardaron el Día del Lamento (Yom Kippur), llamado “el ayuno”, porque se guardaba ayunando. (La razón por la cual el viaje fue “peligroso” era porque el Día del Lamento se guarda en el otoño, y los Viajes en barco por el Mediterráneo puede ser tormentosos después de este tiempo.)

Ma’asei (Hechos) 27:9-10
9 Ahora, habiendo pasado mucho tiempo y siendo ya la navegación muy peligrosa porque el ayuno ya había terminado, Shaul les aconsejó:
10 diciendo: «Hombres, percibo que este viaje terminará con un desastre y mucha pérdida, no solo de la carga y el barco, sino también de nuestras vidas».

El Apóstol Shaul continuó guardando el Pentecostés en el Calendario original de Yahweh.

Qorintim Alef (1 Corintios) 16:8
8 Pero me quedaré en Éfeso hasta Pentecostés;

Sabemos que Shaul guardaba Pentecostés según el calendario Hebreo (y no el Cristiano-Romano) porque él fue a Jerusalem (en vez de Roma).

Ma’asei (Hechos) 20:16
16 Porque Shaul había decidido pasar de largo a Éfeso, para no detenerse en Asia, pues se apresuraba para estar, si le era posible, en Jerusalem el día de Pentecostés.

Si para los apóstoles era correcto guardar estas fiestas, ¿por qué querríamos hacer otra cosa? Los apóstoles, incluso, recibieron el don del Espíritu por guardar las festividades de Yahweh tal como Él lo mandó.

Ma’asei (Hechos) 2:1-2
1 Y llegado el Día de Pentecostés, ellos estaban todos con una sola mente, en un solo lugar.
2 Y de repente vino un sonido del cielo, como de un viento impetuoso, y llenó toda la casa donde estaban sentados.

En Colosenses 2:16-17, el Apóstol Shaul nos dice que el Shabat, las fiestas y los días de Luna Nueva, son todas imágenes de sombras proféticas de cosas “por venir.” Esto significa que al igual como Yahweh dio Sus bendiciones sobre aquellos que mantuvieron Sus fiestas en el pasado, Él volverá a dar Sus bendiciones sobre los aquellos que guarden Sus días festivos en el futuro. Sin embargo, el verdadero significado de estas palabras del Apóstol Shaul se pierde en la mayoría de las versiones principales, ya que cambia el sentido del pasaje por dos palabras agregadas por los traductores, las cuales son: “días” y “es”.

Colosenses 2:16-17, KJV
16 No permitan, pues, que nadie los juzgue por lo que comen o beben, o en relación con los días de fiesta, la luna nueva o días de reposo.
17 Todo esto no es más que una sombra de lo que está por venir; sino el cuerpo es de Cristo
Colosenses 2:16-17
(16) μη ουν τις υμας κρινετω εν βρωσει η εν ποσει η εν μερει εορτης η νουμηνιας η σαββατων
(17) α εστιν σκια των μελλοντων το δε σωμα του χριστου

Debido a estas dos palabras agregadas (“días” y “es”) la versión King James (KJV) o la versión Reina Valera, llevan al lector a la conclusión de que no debemos dejar que nadie nos diga qué comer, qué beber, o qué días de adoración mantener. Si aceptamos estas palabras añadidas a su valor nominal, fácilmente podemos concluir que no hay diferencia si mantenemos el sábado y los días festivos, o si adoramos el domingo, en la navidad, en la pascua, en el año nuevo chino, en el Ramadán, o incluso si no celebramos las festividades en ningún momento. Otras traducciones hacen alteraciones similares en el texto, y estas alteraciones generalmente ayudan a promover la idea de que Yeshúa realmente ha venido a abolir la Ley y a los profetas, a pesar de que, en sus propias palabras, Él dice lo contrario en Mateo 5:17-19.

Mattityahu (Mateo) 5:17-19
17 No piensen que vine a destruir la Torah o los Profetas. No vine a destruir sino a cumplir.
18 Porque les aseguro que hasta que el cielo y la tierra pasen, de ninguna manera una jota o una tilde pasará de la Torah hasta que todo se cumpla.
19 Por tanto, el que viole uno de los mandamientos más pequeños y enseñe a los hombres, será llamado pequeño en el reino de los cielos; pero quien los haga y así enseñe, será llamado grande en el reino de los cielos.

La Escritura es muy clara en que no debemos añadir nada a las Escrituras, ni quitar nada (por ejemplo, Deuteronomio 4:2, Proverbios 30:6, etcétera). Por lo tanto, una vez que nos damos cuenta de que las palabras agregadas “día” y “es” no aparecen en los textos originales, hay que quitarlas de las traducciones en Español. Aquí está el pasaje exacto de la Biblia King James, pero con las palabras “días” y “es” eliminadas:

No permitan, pues, que nadie los juzgue por lo que comen o beben, o en relación con los días de fiesta, la luna nueva o del sábado (Shabat). Todo esto no es más que una sombra de lo que está por venir; sino el cuerpo de Cristo.

Hay tres ideas principales aquí (1-2-3):

  1. No permitan, pues, que nadie los juzgue por lo que comen o beben, o en relación con los días de fiesta, la luna nueva o del sábado (Shabat).
  2. Las cuales son una sombra (profética) de lo que (aun) está por venir.
  3. Sino el Cuerpo de (el Mesías).

Parafraseando, el Apóstol Shaul nos está diciendo (1-2-3):

  1. No dejen que nadie los juzgue en lo que respecta a la carne que comen, lo que beben, o qué días festivos religiosos mantienen;
  2. Porque estos alimentos, líquidos y los días festivos son todas las sombras proféticas de cosas aun por venir;
  3. Por lo tanto, deja que ¡sólo el Cuerpo del Mesías te diga qué puedes comer, qué puedes beber y qué días festivos puedes mantener!

Los que no estaban guardando las leyes de Moisés estaban juzgando a los Nazarenos, y Shaul les dijo que no los escucharan (ya que ellos no eran realmente del Cuerpo del Mesías). Esto se hace evidente si reorganizamos las cláusulas para que lea mejor en Español (3-1-2). Shaul nos dice que no debemos dejar que nadie más que el cuerpo del Mesías nos juzgue en lo que comemos, en lo que bebemos, y qué días de fiesta mantenemos, porque todas estas cosas no son más que imágenes de sombras proféticas de bendiciones por venir.

Colosenses 2:16-17, (reordenado 3-1-2)
Que ningún hombre (sino el Cuerpo de Mesías) los juzgue por lo que comen o beben, o en relación con los días de fiesta, de luna nueva o del sábado (Shabat). Todo esto no es más que una sombra (profética) de lo que está (aun) por venir.

El verdadero significado de Shaul no se refleja en la NVI en absoluto. Más bien, la NVI hace parecer que podemos hacer lo que queramos (ya que supuestamente el Mesías vino a acabar con la ley y los profetas).

(Colosenses 2:16-17, NVI)
16 Así que nadie los juzgue a ustedes por lo que comen o beben, o con respecto a días de fiesta religiosa, de luna nueva o de reposo.
17 Todo esto es una sombra de las cosas que están por venir; la realidad se halla en Cristo.

En las Biblias versión King James, NVI, y la mayoría de las versiones Cristianas tradicionales, sugieren que mientras tu tengas en cuenta que Yeshúa es el Mesías, no importa qué día de adoración mantengas, ya que las festividades no son más que sombras de las cosas que “están” por venir. Sin embargo, esto es lo contrario de lo que Shaul dijo.

La Ley de Moisés se llama “Torah” en Hebreo. Como explicamos en el estudio Israel Nazareno, la Torah es un conjunto de instrucciones que la novia de Yeshúa debe seguir para purificarse, y también sirve como el pacto nupcial de Israel. Según la tradición Judía, la Torah fue entregada primero a Israel en el Monte Sinaí en Shavuot (Pentecostés). Miles de años después, el mismo Espíritu fue derramado sobre aquellos que estaban en el lugar correcto en el momento indicado. Entonces, ya se han producido al menos dos cumplimientos de la Fiesta de Pentecostés (y Colosenses 2:16-17 nos dice que hay otra más por venir).

El pensamiento Occidental Greco-Romano es bastante lineal, y puede ser “orientado como una lista de verificación.” Las mentes occidentales piensan a menudo que las profecías solo se cumplen una sola vez. Sin embargo, el pensamiento Hebraico es cíclico, y en el pensamiento Hebraico las profecías pueden tener muchos cumplimientos. Un buen ejemplo de esto es cómo la Escritura nos enseña que habrá muchos cumplimientos de la Fiesta de los Tabernáculos.

Muchos Cristianos creen que Yeshúa nació el 25 de diciembre. Sin embargo, Yeshúa no podría haber nacido en ese momento, porque Lucas 2:8 nos muestra que había pastores vigilando sus rebaños.

Luqa (Lucas) 2:7-8
7 y allí tuvo a su hijo primogénito; y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue.
8 En esa misma región había pastores que pasaban la noche en el campo cuidando a sus rebaños.

Los ganados normalmente no se dejaban salir a los pastos durante el invierno. Por lo tanto, este evento tuvo que ocurrir en algún momento antes de que los rebaños fueran encerrados. En Israel, esto efectivamente descarta el mes de diciembre.

Desde un punto de vista profético tiene más sentido que Yeshúa naciera el primer día de la Fiesta de los Tabernáculos, eso cumpliría el primer día de la fiesta y [al ser circuncidado al Octavo día, también cumpliría el Octavo día de la Gran Fiesta]. Este es probablemente la razón por lo cual Yojanán (Juan) nos dice que la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros.

Yojanan (Juan) 1:14
14 Y la Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros…

La palabra “habitó” es la palabra Griega “skenoo”, Strong’s G4637, que significa “tabernaculizó”.

G4637 Skenoo, de G4636; acampar, i.e. (figurativamente) ocupar (como una mansión) o (específicamente) residir (como Dios lo hizo en el tabernáculo de la antigüedad, símbolo de protección y comunión): extender su tabernáculo, habitar, morar.

¿Lo que Yojanán (Juan) realmente dijo, entonces, era que Yeshúa se hizo carne y habitó (Tabernaculizó) entre nosotros?

Yojanan (Juan) 1:14 (Interpretado)
14 y la Palabra se hizo carne y Tabernaculizó entre nosotros…

Esto adquiere mucho sentido ya que en Levítico 23 se indica a todos los Israelitas nativos que viven en la tierra de Israel, que suban a Jerusalem tres veces al año. Una de estas tres peregrinaciones anuales es la Fiesta de los Tabernáculos. Durante esta festividad todo Israel debe habitar en Tabernáculos (viviendas temporales) durante siete días. En Hebreo, estas viviendas temporales se llaman Sukkot. En Español se les suele llamar cabañas.

Vayiqra (Levítico) 23:42
42 Durante siete días habitarás en tabernáculos. Todos los que son israelitas nativos habitarán en tabernáculos.

Debido a que los Judíos son personas que les gustan guardar sus tradiciones, el reglamento de los rabinos del primer siglo probablemente fue el mismo reglamento que los rabinos actualmente guardan; por razones de salud y seguridad, cualquier persona que está enfermo, sea anciano, o este embarazada, en realidad no tiene que vivir en un tabernáculo, puede alquilar una habitación en una hostería. Sin embargo, a pesar de que Miriam (María) estaba embarazada, no había lugar en la hostería, y, por lo tanto, José y Miriam tuvieron que permanecer en una vivienda temporal (en este caso una cabaña o un pesebre), cumpliendo así Levítico 23.

Podría haber parecido como una prueba para Miriam permanecer en una vivienda temporal cuando ella ya estaba lista para dar luz, sin embargo, esto sucedió para que Yeshúa pueda nacer en una vivienda temporal, en cumplimiento de la fiesta. Sin embargo, a pesar de que Yeshúa ya cumplió los aspectos proféticos de la Fiesta de los Tabernáculos, Zacarías 14 nos dice que habrá otro cumplimiento.

Zachariah (Zacarías) 14:16-17
16 Y será que todos los que queden de todas las naciones que subieron contra Jerusalem, subirán de año en año para adorar al Rey, Yahweh de los ejércitos; Y para celebrar la Fiesta de los Tabernáculos.
17 Y será que cualquiera de las familias de la tierra que no suba para adorar al Rey, Yahweh de los ejércitos, no habrá lluvia sobre ellos.

Y si esto no fuera prueba suficiente de que las festividades son imágenes o sombras proféticas de las cosas por venir, hay todavía otro cumplimiento profético de la Fiesta de los Tabernáculos en el libro de Apocalipsis.

Hitgalut (Apocalipsis) 21:3-4
3 Entonces oí que desde el trono salía una potente voz, la cual decía: “Aquí está el tabernáculo de Elohim con los hombres. Él vivirá con ellos, y ellos serán Su pueblo, y Elohim mismo estará con ellos y será Su Elohim.
4 Yahweh enjugará las lágrimas de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, ni más llanto, ni lamento ni dolor; porque las primeras cosas habrán dejado de existir.”

Shaul nos dijo que no dejáramos que nadie más, sino el cuerpo del Mesías nos diga qué días de adoración debemos mantener, porque él quería que fuésemos capaces de recibir las bendiciones por mantener los días de Yahweh como Él había mandado.

A pesar de todo esto, alrededor del año 311 d.C, un general Romano llamado Constantino, que supuestamente llegó a ser “salvo”, combatió muchas guerras civiles, y eventualmente se convirtió en el emperador de Roma. A continuación, dio a conocer su famoso Edicto de Milán, en el cual proclamó oficialmente un grado de tolerancia religiosa en todo el Imperio Romano. Sin embargo, esta tolerancia religiosa se extendió a todos los cristianos que, como él, no guardaban la Ley (de Moisés), al mismo tiempo se negó a los de la fe original Israelita Nazarena. Por el 336 d.C, el emperador Constantino proclamó un edicto declarando que los cristianos no deben “judaizar” descansando el sábado, sino que deben descansar en el “día del Señor” (es decir, el Domingo) en su lugar.

“Los cristianos no deben” judaizar” al descansar en sábado, sino trabajarán ese día, honrando el día del Señor (día ‘Domingo”, día del Sol) descansando, si es posible, como Cristianos. Sin embargo, si algún (Nazareno) se encuentra ‘judaizando’, que sean excluidos de Cristo.” (Otras traducciones dice: “Que sean anatema a Cristo”). [Concilio de Laodicea bajo el Emperador Constantino; Canon 29, circa 336 d.C]

Trescientos años después de Yeshúa, la Iglesia de Roma prohibió oficialmente la fe que fue una vez dada a los santos.

Pero ¿por qué se le permitió al emperador Constantino destruir la fe original (y cambiar el calendario)? La Escritura no lo dice, pero puede ser que Yahweh sabía que la variación sin-Ley de la fe cristiana se extendería por todo el mundo mucho más rápidamente que la fe en los mandamientos de la Torah (y, por lo tanto, aunque no era tan cierta y correcta como la fe original Israelita Nazareno, esta sí contribuyó a promover y difundir la creencia en la salvación por medio del Mesías de Israel.

Ahora llegamos al punto de inflexión. Mientras que el Padre permitió esto en tiempos de ignorancia en el pasado, ahora Él quiere que todos los hombres, en todo el mundo, se arrepientan y comiencen a guardar las instrucciones dadas a través de Moisés, las cuales fueron dadas para nuestro propio bien.

Devarim (Deuteronomio) 10:12-13
12 Y ahora, Israel, ¿qué pide Yahweh tu Elohim?, sino que temas a Yahweh tu Elohim, andes en todos Sus caminos y lo ames, y que sirvas a Yahweh tu Elohim con todo tu corazón, y con toda tu alma;
13 para guardar los mandamientos de Yahweh, y Sus estatutos, que yo te mando hoy para tu bien.

Si Yahweh nos dio estas instrucciones para nuestro propio bien, entonces ¿por qué no las recibimos con alegría y entusiasmo y las abrazamos como la bendición divina que son?

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give