Chapter 5:

¿Por qué una inspiración hebrea o aramea?

Este Post también está disponible en: English Deutsch Français Nederlands

«Esto es una traducción automática. Si quieres ayudarnos a corregir esta traducción, puedes enviarnos un correo electrónico a contact@nazareneisrael.org 

En Israel nazareno y otros lugares mostramos cómo la fe que Yeshua vino a enseñar fue diseñada para reunir de nuevo a las tribus perdidas de Israel. Sin embargo, aunque era para las doce tribus, tenía un sabor decididamente judío, porque el estilo del servicio de adoración se le dio al hermano Judá para que lo mantuviera.

Romim (Romanos) 9:3-4
3 Porque desearía que yo mismo fuera maldito del Mesías por mis hermanos, mis compatriotas según la carne,
4 que son israelitas, a quienes pertenecen la adopción, la gloria, los pactos, la entrega de la ley, el servicio de Elohim [worship] y las promesas…

Lo sabemos también porque Yeshua era judío, y su costumbre era ir a la sinagoga en sábado.

Luqas (Lucas) 4:16
16 Y vino a Nazaret, donde había sido criado. Y como era Su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo, y se puso de pie para leer.

Esta era también la costumbre de Shaul, y debemos imitarlo como él imita a Yeshua (1 Corintios 11:1).

Ma’asei (Hechos) 17:1-2
1 Cuando pasaron por Anfípolis y Apolonia, llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos.
2 Entonces Shaúl, según su costumbre, entró en ellos, y durante tres sábados razonó con ellos a partir de las Escrituras…

A diferencia de la iglesia (que enseña en la lengua común del pueblo), la lengua principal de la sinagoga ha sido siempre el hebreo, mientras que el arameo se considera una lengua secundaria importante. Y de hecho, el Padre de la Iglesia Epifanio de Salamina nos dice que incluso en el siglo IV, los nazarenos eran «muy eruditos en la lengua hebrea.»

«Los nazarenos no difieren en nada esencial de ellos (refiriéndose a los judíos ortodoxos), ya que practican las costumbres y doctrinas prescritas por la ley judía; excepto que creen en Cristo. Creen en la resurrección de los muertos, y que el universo fue creado por Dios. Predican que Dios es Uno, y que Jesucristo es Su Hijo. Son muy cultos en el idioma hebreo. Leen la Ley (es decir, la Ley de Moisés)… Por lo tanto, se diferencian… de los verdaderos cristianos porque cumplen hasta ahora [such] ritos judíos como la circuncisión, el sábado y otros». [Epifanio, «Contra las herejías», Panarion 29, 7, pp. 41, 402]

También debemos notar bien cómo Epifanio nos dice que los nazarenos «no diferían en nada esencial» de los judíos ortodoxos, y que «leían la Ley». Se trata de un eufemismo para el servicio tradicional judío de la Torá. En conjunto, lo que significa es que incluso en el siglo IV, los nazarenos seguían caminando igual que Yeshua (como judíos melquisedekianos), adorando en las sinagogas en hebreo y arameo.

Yojanán Alef (1 Juan) 2:6
6 El que dice que permanece en Él también debe andar así como Él anduvo.

¿Por qué no una inspiración griega?

En Europa occidental, la Iglesia católica utilizaba tradicionalmente la Vulgata latina. Cuando Constantinopla cayó en manos del Imperio Islámico Otomano en 1543, los eruditos orientales de la Biblia huyeron a Occidente, trayendo consigo el Textus Receptus griego, o el llamado Texto Recibido, que decían era el original. Esta afirmación fue ampliamente aceptada en su momento, y este malentendido sigue siendo ampliamente aceptado en la actualidad. Sin embargo, por muchas razones que explicaremos aquí, parece claro que la Alianza Renovada fue inspirada en hebreo o arameo, y pronto fue traducida elocuentemente al griego.

Sabemos que en las sinagogas de la dispersión (fuera de la tierra de Israel) a veces se leían las Escrituras en griego, porque los rabinos ortodoxos hicieron traducir el Tanaj (Antigua Alianza) al griego unos 200-300 años antes de Yeshua. Esta traducción oficial se denomina Septuaginta. Sin embargo, debido a que los judíos devotos atesoran la lengua hebrea, la Septuaginta no fue leída ni aceptada por todos los judíos, y lo mismo ocurre hoy. Fuera de la tierra de Israel, algunas sinagogas realizan el servicio de la Torá en su lengua materna, mientras que otras (más devotas) lo hacen en hebreo. Aunque las epístolas griegas podrían haberse leído en las sinagogas menos devotas, no se habrían leído en las sinagogas más devotas a menos que estuvieran escritas en hebreo o arameo, y sabemos que el objetivo era llegar a los judíos más devotos, porque la Buena Nueva se dio primero a los judíos (devotos) y luego también a los griegos (es decir, a los judíos helenistas).

Romim (Romanos) 1:16
16 Porque no me avergüenzo de la Buena Nueva del Mesías, pues es poder de Elohim para la salvación de todo el que cree, para el judío [devout] primero, y también para el griego [es decir, los judíos helenistas].

Testimonio de los Padres de la Iglesia

Ahora consideremos que varios de los padres de la iglesia, incluyendo a Epifanio, Papías, Ireneo, Orígenes, Jerónimo y Eusebio, nos dicen que el Apóstol Mateo primero escribió su epístola en hebreo; y que luego fue traducida a otros idiomas. Por ejemplo, Eusebio afirma:

Mateo compuso las palabras en el dialecto hebreo, y cada uno tradujo como pudo. Papías, 150-170 d.C., citado por Eusebio, Eccl. Hist. 3:39].

Ireneo nos dice:

Mateo también publicó un evangelio escrito entre los hebreos en su propio dialecto.
[Ireneo, 170 CE, Contra las herejías 3:1]

Orígenes dice:

El primer [Gospel] está escrito según Mateo, el mismo que una vez fue un recaudador de impuestos, pero después un emisario de Yeshua el Mesías, que habiéndolo publicado para los creyentes judíos, lo escribió en hebreo.
Orígenes, hacia el año 210 de la era cristiana, citado por Eusebio, Eccl. Hist. 6:25].

Antes de que los griegos y los romanos conquistaran la tierra de Israel, ésta fue conquistada por los asirios (sirios, también conocidos como arameos). En esa época, el arameo se convirtió en la lengua común (lingua franca) del país. Por eso Yeshua y los discípulos habrían hablado arameo en la región de Galilea. Sin embargo, la lengua del templo y de la sinagoga siempre fue el hebreo, por lo que en Jerusalén se seguía hablando hebreo (ya que era incluso más respetado que el arameo). Por lo tanto, debemos señalar que los padres de la iglesia Eusebio, Jerónimo y Clemente de Alejandría nos dicen que Shaul escribió su epístola a los hebreos en hebreo. Por ejemplo:

Afirma que la epístola a los hebreos fue escrita por Pablo, a los hebreos, en lengua hebrea; pero que fue cuidadosamente traducida por Lucas, y publicada entre los griegos.
Clemente de Alejandría, Hypotyposes, referido por Eusebio en Eccl. Hist. 6:14:2]

Y:

Él [Shaul] siendo un hebreo escribió en hebreo, es decir, en su propia lengua y con la mayor fluidez; mientras que las cosas que fueron escritas elocuentemente en hebreo fueron convertidas más elocuentemente en griego.
[Jerónimo, 382 CE, ‘Vidas de Hombres Ilustres’, Libro V]

Sin duda, Shaul hablaba griego porque se crió en Tarso de Cilicia (en la actual Turquía), donde el griego era la lengua franca.

Ma’asei (Hechos) 21:39
39 Pero Shaúl dijo: «Yo soy un judío de Tarso, en Cilicia, ciudadano de una ciudad nada despreciable, y te ruego que me permitas hablar al pueblo.»

Sin embargo, como Shaul era un fariseo de los fariseos, habría preferido el hebreo a cualquier otra lengua. También habría escrito sus epístolas en hebreo, para que fueran aceptadas en las sinagogas más devotas.

Josephus

Josefo hablaba griego porque había sido criado como aristócrata. Era mucho más culto que la mayoría de los judíos y, aunque al final escribió la mayoría de sus obras en griego, era uno de los pocos judíos que sabía leer o escribir en griego. Incluso después de esforzarse por aprenderlo, nos dice que no pudo hablarlo con fluidez. También dice que a los hebreos no les gustaba aprender lenguas extranjeras.

Porque los de mi propia nación reconocen libremente que los supero con creces en el aprendizaje perteneciente a los judíos; también me he esforzado mucho por obtener el aprendizaje de los griegos, y entender los elementos de la lengua griega, aunque me he acostumbrado tanto a hablar nuestra propia lengua, que no puedo pronunciar el griego con suficiente exactitud; Porque nuestra propia nación no alienta a los que aprenden las lenguas de muchas naciones, y así adornan sus discursos con la suavidad de sus períodos; porque consideran este tipo de logros como comunes….
[Flavio Josefo, Antigüedades Judías, Libro 20, Capítulo 11, párrafo 2]

Si incluso el erudito Josefo tenía dificultades para pronunciar el griego con suficiente exactitud (aunque se había tomado «muchas molestias» para aprenderlo), entonces ¿por qué iban a aprenderlo los pescadores incultos que luego se convirtieron en los apóstoles? ¿Y por qué iban a escribir sus epístolas en griego, cuando los hebreos desdeñaban las lenguas de otras naciones? ¿No tiene más sentido suponer que, como esperaban que otros judíos devotos leyeran sus cartas en las sinagogas, escribieran sus cartas en las lenguas de la sinagoga, es decir, en hebreo o arameo?

Los Rollos del Mar Muerto

Los Rollos del Mar Muerto también datan de alrededor del siglo I, y fueron escritos en hebreo y arameo. Sólo algunos de los Rollos del Mar Muerto están escritos en griego, lo que (además de las cartas de Josefo) nos indica que el griego no era una lengua común entre los judíos de aquella época.

Sobre los originales hebreos o arameos perdidos

Conozco tres manuscritos hebreos de Mateo (el Shem Tov, el DuTillet y el Munster). También conozco un Apocalipsis de Crawford en hebreo. Sin embargo, el consenso de los estudiosos es que ninguna de estas obras es el texto originalmente inspirado, al menos en parte porque todas contienen ciertos helenismos (o influencia de la lengua griega).

Si los originales en hebreo y arameo aún existen, pueden estar ocultos en los archivos del Vaticano. Se dice que el Vaticano está digitalizando sus archivos y planea ponerlos poco a poco en línea. De ser cierto, y si los originales aún existen, es posible que algún día los veamos publicados por el Vaticano. Sin embargo, parece más probable suponer que habrían sido destruidos, como parte de los esfuerzos propagandísticos del Vaticano para demostrar que el hebreo ya no era importante (después de Yeshua).

Sobre la Peshitta aramea

También existen dos versiones de la Alianza Renovada (Nuevo Testamento) escritas en arameo sirio. Se denominan peshitta oriental y peshitto occidental. La Iglesia de Oriente afirma que la Peshitta oriental es el manuscrito original inspirado. Se podría desear un original arameo, ya que tanto Yeshua como la mayoría de los apóstoles se criaron en la región de Galilea, donde se hablaba diariamente el arameo galileo. Por eso el acento de Kefa lo delató en Jerusalén (porque en Jerusalén se hablaba hebreo).

Marqaus (Marcos) 14:70
70 Un poco más tarde, los que estaban cerca volvieron a decir a Kefa: «Seguramente eres uno de ellos, pues eres galileo, y tu discurso lo demuestra.»

Sin embargo, aunque no hay ninguna dificultad teológica con los originales arameos, en la práctica hay algunos problemas con la Peshitta. En primer lugar, la Peshitta está escrita en el dialecto equivocado. Yeshua y sus discípulos hablaban el arameo galileo del siglo I de nuestra era, mientras que la Peshitta oriental está escrita en arameo siríaco, que no empezó a utilizarse hasta el siglo IV aproximadamente.

Algunos teorizan que la Peshitta desciende de los manuscritos originales, y que luego fue transcrita del arameo galileo al arameo siríaco. Hay algunas pruebas de ello, ya que la Peshitta contiene estructuras poéticas semíticas, que serían difíciles (aunque no imposibles) de reproducir, si se tradujera al revés del griego. Sin embargo, esto supondría un reto al menos con los libros de Mateo y Hebreos, ambos escritos por primera vez en hebreo.

Otro problema importante es que a la Peshitta le faltaban originalmente el Apocalipsis, Judas, 2 Pedro y 2 y 3 Juan. Si bien es cierto que se añadieron posteriormente a partir de las traducciones, hay otras cuestiones, como la existencia de muchos helenismos. Por ejemplo, el apóstol Shaul no es Shaul, sino el griego Paulos (פולוס). Se llama Paulos incluso cuando sube a Jerusalén (donde se habría llamado Shaul).

Hechos 21:18 Peshitta
18 Al día siguiente, Paulos entró con nosotros a Santiago, y todos los ancianos estaban presentes.
PEH Hechos 21:18
וליומאאחרנא עלן עם פולוס לות יעקוב כד אית הוא לותה כלהון קשׁישׁא׃

Para otro ejemplo, considere que la palabra aramea para pan es lechema (לחמא). Es un pariente cercano de la palabra hebrea para pan, que es lechem (לחם). La Peshitta tiene a Yeshua partiendo lechema (לחמא) durante la Última Cena.

Lucas 22:19
19 Y tomó pan, dio gracias y lo rompió, y se lo dio, diciendo: «Este es mi cuerpo que se da por ti; hacer esto en memoria de Mí.

PEH Lucas 22:19

ונסבלחמא ואודי וקצא ויהב להון ואמר הנו פגרי דעל אפיכון מתיהב הדא הויתון עבדין לדוכרני׃

Curiosamente, en Hechos 2:42, la Peshitta tiene a los discípulos partiendo la Eucharistia (דאוכרסטיא), o la Eucaristía (que es una invención católica).

Hechos 2:42 Peshitta
42 Y continuaron firmemente en la doctrina y la comunión de los apóstoles, en la ruptura de la Eucaristía y en las oraciones.

PEH Hechos 2:42

ואמיניןהוו ביולפנא דשׁליחא ומשׁתותפין הוו בצלותא ובקציא דאוכרסטיא׃

Dado que los apóstoles siguieron practicando el mismo culto que Yeshua, no habrían utilizado el término Eucaristía (o Eucharistia). El hecho de que la Peshitta utilice este término significa que, en el mejor de los casos, la Peshitta fue alterada para utilizar este término después de que se inventara la doctrina de la Eucaristía.

Otra alternativa probable es que la Peshitta sea una traducción inversa de alta calidad del griego al arameo (similar a la traducción inversa Salkinson-Ginsburg de la versión King James al hebreo a finales del siglo XIX).

Marcos 15:34 apoya la idea de que la Peshitta fue una traducción inversa del griego al arameo. Esto se debe a que la Peshitta cita a Yeshua (que hablaba arameo), y traduce su arameo al arameo. Sin embargo, esto no tiene sentido.

Marcos 15:34 Peshitta
34 Y a la novena hora Yeshua gritó con voz fuerte, diciendo: «Eloi, Eloi, lamna sabachthani?», que se traduce: «¿Elohi, Elohi, lamna sabachthani?»

Si Marcos escribiera hipotéticamente el discurso arameo de Yeshua en un pergamino arameo que luego se incorporaría directamente a la Peshitta, no habría dicho las palabras «que se traduce». Más bien, se habría limitado a registrar lo que dijo Yeshua (sin comentarios adicionales). La única manera de que esas palabras hayan llegado ahí es si se tradujo al revés (probablemente del griego).

¿Qué diremos entonces? Los Padres de la Iglesia atestiguan claramente que los manuscritos originales de Mateo y Hebreos fueron escritos en hebreo, y que el resto fueron inspirados originalmente en hebreo, y luego fueron traducidos elocuentemente al griego. Según esto, la Peshitta desciende de los documentos originales con varios helenismos evidentes, o bien fue una traducción inversa de muy alta calidad (como la Salkinson-Ginsburg). Ambas cosas son posibles. Es posible que sepamos más cuando el Vaticano siga digitalizando sus archivos.

Restaurar una lengua pura

A veces la gente me pregunta por qué no he escrito la mayor parte de mis escritos en hebreo. La respuesta es que la restauración es un proceso. En el momento de redactar este artículo, nuestro principal objetivo sigue siendo el de seguir llevando la verdadera Buena Nueva a las naciones, para restaurar el Tabernáculo de David que se ha caído (Amós 9:11, Hechos 15:16). Este debe ser nuestro enfoque principal hasta después del Armagedón. Entonces, después del Armagedón, Yahweh nos llevará a casa, y entonces nos devolverá una lengua pura a nosotros y a nuestros hijos.

Sofonías 3:9
9 «Porque entonces devolveré a los pueblos una lengua pura, para que todos invoquen el nombre de Yahweh y le sirvan de común acuerdo.»

Es bueno prepararse para la restauración, y es bueno aprender las lenguas que utilizó nuestro Ejemplo, siempre y cuando recordemos que nuestro principal objetivo en este momento es llevar la Buena Nueva hacia afuera, para restaurar el Tabernáculo de David.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give