Chapter 5:

Reflexiones sobre la persecución que se avecina

En El Apocalipsis y el fin de los tiempos mostramos cómo el cristianismo sin torah, el judaísmo rabínico y el islam son fes babilónicas. La razón por la que son babilónicos es que en lugar de ser fieles a toda la Torá (y a la fe original) se centran en un aspecto de la Torá (y de la fe original). Trabajando juntos crean un espectro de sustitutos de la Torá, como si fueran racimos de flechas que no dan en el blanco en una u otra dirección.

En El Apocalipsis y el fin de los tiempos vimos cómo la iglesia es la Babilonia Misteriosa. Ella es la Babilonia Misteriosa porque exteriormente se parece a la fe en Yeshua, pero no lo es. Su trabajo es atraer a tantos seguidores de Yeshua a una falsa religión mundial como pueda.

El cristianismo, el judaísmo y el islamismo luchan entre sí, y sin embargo, secretamente, todos se confabulan para establecer un gobierno mundial, con una religión mundial (que no se basará en la Torá). Apocalipsis 13 habla de la religión mundial que viene como la primera bestia que sale del mar. La Iniciativa de Religiones Unidas (URI) está en sus inicios. Apocalipsis 13 también habla de una segunda bestia que sale de la tierra. Esto se refiere al próximo gobierno mundial único, que está en sus inicios como las Naciones Unidas (ONU). (Para más detalles, véase Apocalipsis y el fin de los tiempos).

Hitgalut (Apocalipsis) 13:11-18
11 Entonces vi otra bestia que subía de la tierra, y tenía dos cuernos como los de un cordero [UN and URI] y hablaba como un dragón [Satan].
12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia [Rome/Islam] en su presencia, y hace que la tierra y los que la habitan adoren a la primera bestia [Rome/Islam], cuya herida mortal fue curada.
13 Realiza grandes señales, de modo que incluso hace bajar fuego del cielo a la tierra a la vista de los hombres.
14 Y engaña a los que habitan en la tierra con las señales que se le concedió hacer a la vista de la bestia, diciendo a los que habitan en la tierra que hagan una imagen a la bestia [URI] que fue herida por la espada y vivió [Catholic and Ottoman empires].
15 Se le concedió el poder de dar aliento a la imagen de la bestia [possibly URI], para que la imagen de la bestia hable y haga morir a todos los que no adoren la imagen de la bestia.
16 Hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, reciban una marca en la mano derecha o en la frente,
17 y que nadie puede comprar o vender sino el que tiene la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.
18 Aquí está la sabiduría. El que tenga entendimiento que calcule el número de la bestia, porque es el número de un hombre: Su número es 666 [chi xi stigma].

Independientemente de la lengua en la que se escribió el Apocalipsis, los patrones de pensamiento son hebraicos. En hebreo, pues, la palabra para tierra es aretz(ארץ). Dependiendo del contexto, aretz puede referirse a la tierra de Israel, a Oriente Medio (es decir, al antiguo mundo conocido) o a la tierra (es decir, al globo). Por lo tanto, no sabemos si la ONU gobernará sólo sobre la tierra de Israel o sobre todo Oriente Medio. Sin embargo, como mostramos en el Apocalipsis y el Fin de los Tiempos, la ONU no puede gobernar sobre el globo, porque habrá una guerra entre las naciones en la trompeta 6.

Hitgalut (Apocalipsis) 9:14-16
14 diciendo al sexto mensajero (ángel) que tenía la trompeta: «Libera a los cuatro mensajeros que están atados en el gran río Éufrates».
15 Así que los cuatro mensajeros, que habían sido preparados para la hora, el día, el mes y el año, fueron liberados para matar a un tercio de la humanidad.
16 El número del ejército de jinetes era de doscientos millones; he oído el número de ellos.

Lógicamente, si la ONU adquiere todo el poder y gobierna todo el mundo, las naciones no podrán luchar entre sí. Sin embargo, ya que se nos dice que las naciones lucharán en la trompeta 6, la ONU sólo puede ser llevada a algo menos que el poder completo. Esto junto con el hecho de que históricamente, la manera de sobrevivir a la persecución babilónica era mantenerse alejado de los principales centros de poder (por ejemplo, Roma, etc.), entonces lógicamente no queremos estar en la tierra de Israel durante la tribulación, a menos que Yahvé nos diga específicamente que vayamos.

Sin embargo, el principio no es pensar nuestro camino a través de la vida, o seguir la lógica, sino orar, y escuchar la voz de Yahvé.

Yeshayahu (Isaías) 30:21
21 «Tus oídos escucharán una palabra detrás de ti, diciendo: «Este es el camino, camina por él», cada vez que te gires a la derecha o cada vez que te gires a la izquierda».

Tampoco debemos temer lo que el hombre pueda hacernos. Más bien, sólo debemos temer a Yahvé, sabiendo que Él está perfectamente a cargo, y que el hombre no puede hacernos nada a menos que Yahvé lo permita (por Sus razones).

Mattityahu (Mateo) 10:28-31
28 Y no temas a los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma. Sino más bien temer a Aquel que es capaz de destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno.
29 ¿No se venden dos gorriones por una moneda de cobre? Y ni uno solo de ellos cae al suelo fuera de la voluntad de tu Padre.
30 Pero los cabellos de tu cabeza están todos contados.
31 No temáis, pues, porque sois más valiosos que muchos gorriones».

Yahvé llamará a los Dos Testigos a Jerusalén durante la Tribulación. Allí morirán y resucitarán. Los 144.000 también morirán durante la tribulación, y serán recompensados como primicias.

Hitgalut (Apocalipsis) 14:3-5
3 Cantaron como un cántico nuevo delante del trono, de los cuatro seres vivos y de los ancianos; y nadie pudo aprender ese cántico sino los ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de la tierra.
4 Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero dondequiera que vaya. Estos fueron redimidos de entre los hombres, siendo primicias para Elohim y para el Cordero.
5 Y en su boca no se halló engaño, pues son irreprochables ante el trono de Elohim.

En cuanto al resto de nosotros, la persecución está aumentando, y seguirá aumentando. Como mostramos en
El Apocalipsis y el fin de los tiempos
el rey Nabucodonosor soñó con una estatua, símbolo de un imperio babilónico perdurable. Los dedos de la estatua estaban hechos de hierro (cristianismo romano) mezclado con arcilla (islam).

Daniel 2:37-45
37 «Tú, oh rey, eres un rey de reyes. Porque el Elohim del cielo te ha dado un reino, poder, fuerza y gloria;
38 y dondequiera que habiten los hijos de los hombres, o las bestias del campo y las aves del cielo, los ha entregado en tu mano, y te ha hecho gobernar sobre todos ellos: tú eres esta cabeza de oro.
39 Pero después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo [Medea-Persia]; luego otro, un tercer reino de bronce [Greece], que dominará toda la tierra [land].
40 Y el cuarto reino [Rome] será tan fuerte como el hierro, ya que el hierro se rompe en pedazos y lo destroza todo; y como el hierro que aplasta, ese reino se romperá en pedazos y aplastará a todos los demás.
41 Mientras que viste los pies y los dedos de los pies, en parte de arcilla de alfarero y en parte de hierro, el reino estará dividido; sin embargo, la fuerza del hierro estará en él, así como viste el hierro [Rome] mezclado con arcilla de cerámica [Islam].
42 Y como los dedos de los pies eran en parte de hierro [Roman Christianity] y en parte de arcilla [Islam], así el reino será en parte fuerte y en parte frágil.
43 Como has visto el hierro mezclado con la arcilla de la cerámica, se mezclarán con la semilla de los hombres; pero no se adherirán entre sí, como el hierro [Rome] no se mezcla con la arcilla [Islam].
44 Y en los días de estos reyes, el Elohim del cielo establecerá un reino que nunca será destruido; y el reino no será dejado a otra gente; romperá en pedazos y consumirá todos estos reinos, y permanecerá para siempre.
45 Ya que viste que la piedra fue cortada de la montaña sin manos, y que rompió en pedazos el hierro, el bronce, la arcilla, la plata y el oro – el gran Elohim ha dado a conocer al rey lo que sucederá después de esto. El sueño es cierto, y su interpretación es segura».

La razón por la que los gobiernos masónicos occidentales permiten la inmigración musulmana en sus fronteras es que conduce a un aumento de los conflictos violentos dentro de sus países, lo que lleva a la necesidad de más gobierno, y más policía. En otras palabras, conduce al surgimiento de la segunda bestia. En Estados Unidos incluso están gastando fondos de los contribuyentes para traer a los musulmanes y plantarlos en zonas conservadoras, con el fin de debilitar los enclaves conservadores.

Los países católicos y ortodoxos son históricamente menos tolerantes con las creencias divergentes, lo que explica que América Latina y Europa del Este tengan menores porcentajes de musulmanes que la mayoría de las naciones protestantes. (Otras naciones que han llevado a cabo una limpieza ideológica, como Vietnam y Camboya, también tienen porcentajes más bajos de musulmanes. Japón también tiene porcentajes más bajos de musulmanes, ya que la sociedad tradicional japonesa es fuertemente pro-étnica).

¿Y qué hacemos? Todo el mundo tiene ideas diferentes. Algunos ya están huyendo a Sudamérica y Centroamérica, para alejarse de lo que consideran el aumento de la tiranía en Estados Unidos. A eso sólo puedo decir: reza y escucha. Si estamos escuchando y obedeciendo Su voz (en lugar de la nuestra), Yahvé nos cuidará y nos bendecirá. Como decían nuestros antepasados, el mejor lugar para estar es en Su voluntad.

No recomiendo la rebelión contra el gobierno. Hay algunos momentos para la desobediencia civil, que cubrimos en «Obediencia al Gobierno» (en Estudios Bíblicos Nazarenos, Volumen 1). Sin embargo, en general debemos obedecer a los gobiernos designados sobre nosotros, y hacer todo lo posible por ser ciudadanos buenos, ejemplares y respetuosos de la ley, y dar un buen testimonio.

Romim (Romanos) 13: 1-7
1 Que toda alma esté sujeta a las autoridades gobernantes. Porque no hay autoridad excepto de Elohim, y las autoridades que existen son nombradas por Elohim.
2 Por tanto, el que se resiste a la autoridad se resiste a la ordenanza de Elohim, y los que resistan traerán juicio sobre sí mismos.
3 Porque los gobernantes no son terror para las buenas obras, sino para el mal. ¿Quieres no tenerle miedo a la autoridad? Haz lo bueno y recibirás elogios de lo mismo.
4 Porque él es ministro de Elohim para bien. Pero si haces el mal, ten miedo; porque no lleva la espada en vano; porque es ministro de Elohim, vengador para ejecutar ira sobre el que practica el mal.
5 Por lo tanto, debes estar sujeto, no sólo por la ira, sino también por la conciencia.
6 Porque a causa de esto también pagas impuestos, porque son los ministros de Elohim que asisten continuamente a esto mismo.
7 Rendid, por tanto, a todos los de los que les corresponde: impuestos a los que se le deben impuestos, costumbres a las que se les incentivan, temen a quién temer, honor a quien honra.

Cuando Babilonia caiga (después de la trompeta 7, al final de la tribulación) será diferente-pero por el momento generalmente debemos estar en sujeción a los gobiernos que Yahvé ha puesto sobre nosotros.

Algunos patriotas cristianos nos animan a resistir a Babilonia. Eso no es bíblico. En «Ladefinición de la creenciade Yeshúa» (en Gobierno de la Torá v2), mostramos que los zelotes de Juan 6 eran un grupo de israelitas que querían hacer a Yeshúa su rey, para que pudiera dirigir una revuelta militar contra los romanos.

Yochanan (Juan) 6:14-15
14 Entonces aquellos hombres, al ver la señal que hacía Yeshua, dijeron: «Este es verdaderamente el Profeta que ha de venir al mundo.»
15 Por lo tanto, cuando Yeshua percibió que estaban a punto de venir y tomarlo por la fuerza para hacerlo rey, se fue de nuevo a la montaña solo.

Yeshua entonces viajó a través del Mar de Galilea, y los zelotes lo siguieron. Cuando le alcanzaron de nuevo, Yeshua les dijo que aunque pretendían hacerle su rey (para que pudiera echar a los romanos por la fuerza), no creían.

Yochanan (Juan) 6:36
36 «Pero os he dicho que me habéis visto y no creéis».

Como mostramos en ese artículo, la razón por la que Yeshua dijo que no creían de verdad era que querían usarlo como un apoyo para hacer su voluntad, en lugar de entregar sus vidas para hacer la suya. Entregar la vida es una prueba transformadora de nuestra fe. No importa dónde vivamos, lo principal es que escuchemos y obedezcamos la voz de Yahvé, y hagamos lo que Yeshua dijo, que es establecer un cuerpo unificado de verdaderos adoradores en todo el mundo.

En Israel nazareno y en Gobierno de la Torá vimos cómo Yeshua quiere que ofrezcamos nuestro tiempo, talentos y diezmos para construirle un reino unificado en todo el mundo. También vimos que esto implica apoyar a los líderes de las congregaciones locales y ayudarles a evangelizar sus comunidades. También vimos cómo los líderes de las congregaciones están llamados a apoyar el sacerdocio apartado, que une a todas las congregaciones de apoyo en todo el mundo.

La gente me pregunta por mis planes. Si Yahvé quiere, pienso quedarme donde fui plantado, a menos que o hasta que ya no sea capaz de hacer el trabajo. Si eso ocurre (y puede ocurrir), entonces me moveré, y seré feliz. Pero sobre todo pienso rezar, y escuchar lo que Él quiere que haga.

Sabemos que se avecinan grandes cambios, pero no sabemos exactamente cuáles son. Sólo tenemos que esperar, ver, y tocar las cosas de oído. La mayoría de las personas que conozco no están preocupadas por ellas mismas, sino por sus familias. A veces me piden consejo, y el mejor consejo que puedo darles es que si rezamos, y escuchamos, y hacemos lo que Yahvé nos dice que hagamos, y vivimos donde Él nos dice que vivamos, entonces de una manera u otra, estaremos a su favor. Y ese es siempre el mejor lugar para estar.

Yirmeyahu (Jeremías) 29:11-14
11 Porque yo sé los pensamientos que tengo para ustedes, dice Yahvé, pensamientos de paz y no de mal, para darles un futuro y una esperanza.
12 Entonces me invocaréis e iréis a orar a mí, y yo os escucharé.
13 Me buscarás y me encontrarás, cuando me busques de todo corazón.
14 Seré hallado por vosotros, dice Yahvé, y os haré volver de vuestro cautiverio; os reuniré de todas las naciones y de todos los lugares a los que os he expulsado, dice Yahvé, y os llevaré al lugar del que os hice cautivos.»

Que Yahvé nos bendiga y provea a todos.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give