Chapter 5:

Acerca de la inspiración y las escrituras

¿Qué constituye la Escritura? ¿Y qué es lo que hace que la Escritura sea inspirada? La respuesta puede ser diferente de lo que pensamos.

El apóstol Kepha (Pedro) da a entender que los escritos de Shaul (Pablo) son Escritura, ya que compara los escritos de Shaul con el «resto de las Escrituras».

Kepha Bet (2 Pedro) 3:15-16
15 y considerad que el mucho sufrimiento de nuestro Adon es salvación, como también nuestro amado hermano Shaul, según la sabiduría que se le ha dado, os ha escrito,
16 como también en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas, en las que son algunas cosas difíciles de entender, que las personas no educadas e inestables se torcen a su propia destrucción, como también lo hacen el resto de las Escrituras.

En el estudio del Israel Nazareno mostramos que las personas que tergiversaron los escritos de Shaul en el primer siglo son las mismas personas que los tergiversan ahora-los cristianos de la teología del reemplazo. Sin embargo, nuestro punto aquí es que Kefa no podría haber dicho que los cristianos tuercen los escritos del Apóstol Shaul junto con el resto de las Escrituras a menos que los escritos de Shaul fueran Escritura.

¿Pero qué significa exactamente que los escritos de Shaul son Escrituras? ¿Significa esto que cada palabra que Shaul escribió fue inspirada e infalible? Muchos en la iglesia enseñan esto, basándose en 2 Timoteo 3:16-17. Aquí veremos la Nueva Versión King James.

Segunda Timoteo 3: 16-17, RVR
16 Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia,
17 a fin de que el hombre de Dios sea completo, enteramente preparado para toda buena obra.

De acuerdo con la Nueva Versión del Rey James (y la mayoría de las otras traducciones convencionales), deberíamos ser capaces de formar una doctrina infalible basada únicamente en los escritos del Apóstol Shaul, ya que

  1. Kepha nos dice que los escritos de Shaul son Escrituras
  2. toda la Escritura es inspirada

Pero espera, no tan rápido. La Versión Estándar Americana (ASV) nos da una lectura muy diferente. La lectura específica de la ASV implica que sólo las Escrituras inspiradas por Elohim son útiles para enseñar, reprender, corregir, etc.

Segunda Timoteo 3:16-17 RVR
16 Toda Escritura inspirada por Dios [is] también es útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en la justicia.
17 A fin de que el hombre de Dios sea completo, capacitado para toda buena obra.

Si pensamos en ello, hay una gran diferencia si todos los escritos de Shaul son inspirados (es decir, vienen directamente de Elohim), o si los escritos de Shaul son sólo las palabras de un hombre que estaba tratando de hacer lo mejor para servir a Elohim. Si este último es el caso, entonces ciertamente, aunque las palabras de Shaul tendrían un valor duradero, nunca podrían estar a la par de las palabras de Elohim.

Queremos llegar a la verdad aquí, así que vamos a indagar tanto en el arameo Peshitta como en el griego. La razón de incluir el griego es que, aunque creo en una inspiración semítica (hebrea o aramea) de la Alianza Renovada (Nuevo Testamento), la Peshitta no parece ser el original inspirado, ya que contiene un gran número de helenismos y otras corrupciones. En cambio, la Peshitta parece ser una traducción inversa de los primeros textos griegos, lo que hace que el griego más antiguo sea más valioso para el análisis textual.

El arameo Peshitta parece apoyar la interpretación de la ASV de este pasaje. No nos dice que «toda» la Escritura sea inspirada. Más bien, sólo nos dice que las cosas que fueron escritas por el Espíritu son útiles para asuntos de doctrina.

2 Timoteo 3:16
Toda la escritura que por el Espíritu fue escrita, es útil para la enseñanza, y para la reprensión, y para la corrección, y para la instrucción que tiene que ver con la rectitud….
PEH 2 Timoteo 3:16
כל כתב דברוחא אתכתב מותרנא הו ליולפנא ולכוונא ולתורצא ולמרדותא דבכאנותא׃

Esto plantea la pregunta: «¿Cómo sabemos lo que ha sido escrito por el Espíritu?». Lo que tiene sentido es que las palabras de Yahweh y Yeshua son inspiradas, y también las palabras que Yahweh habló a través de los profetas. En otras palabras, todo lo que dice Elohim es provechoso para la doctrina. Sin embargo, esto no justifica la conclusión de que todas las palabras de los apóstoles fueron inspiradas.

Dado que la Peshitta es probablemente una traducción del griego más antiguo, echemos un vistazo al griego. También se leerá más cerca de la ASV, siempre y cuando tengamos cuidado de traducir correctamente. He puesto en negrita la palabra griega καὶ para llamar tu atención.

2 Timoteo 3:16
16 Toda la Escritura dada por inspiración de Elohim, [is also] útil para la doctrina, para la reprensión, para la corrección, para la instrucción en la justicia….
BGT 2 Timoteo 3:16

πᾶσα γραφὴ θεόπνευστος καὶ ὠφέλιμος πρὸς διδασκαλίαν, πρὸς ἐλεγμόν, πρὸς ἐπανόρθωσιν, πρὸς παιδείαν τὴν ἐν δικαιοσύνῃ,

Los traductores de la New King James optaron por traducir la palabra καὶ como un simple «y». Sin embargo, aunque esta palabra significa «y», probablemente no significa un simple «y». Más bien, en este contexto probablemente se traduce más como «y por lo tanto» o «entonces».

NT:2532 kai (kahee); aparentemente, una partícula primaria, que tiene una fuerza copulativa y a veces también acumulativa; y, también, incluso, entonces, también, etc.; a menudo se usa en conexión (o composición) con otras partículas o palabras pequeñas:
KJV – y, también, ambos, pero, incluso, para, si, o, así, que, entonces, por lo tanto, cuando, todavía.

La traducción de la ASV, «es también» es mucho más precisa. No eleva a Shaul al estatus de semidiós. Más bien, nos permite concluir que aunque las palabras de Shaúl son en verdad Escrituras apartadas, y aunque han sido preservadas para nuestra instrucción, no son (de hecho) iguales (o mayores) que las palabras de Yahweh o Yeshúa.

Si esta conclusión es correcta, nos ayudaría a dar sentido a los pasajes en los que Shaul primero nos dice lo que dice Yahweh, y luego también nos dice su opinión (e identifica las dos como diferentes entre sí).

Qorintim Aleph (1 Corintios) 7:10-12
10 Ahora bien, a los casados les mando, pero no yo, sino Yahweh: La mujer no debe apartarse de su marido.
11 Pero aunque se aparte, que se quede soltera o se reconcilie con su marido. Y el marido no debe divorciarse de su mujer.
12 Pero a los demás les digo yo, no Yahweh: Si algún hermano tiene una esposa que no cree, y ella está dispuesta a vivir con él, que no se divorcie de ella.

Esta distinción nos permite resolver también muchas otras cuestiones. Por ejemplo, si literalmente cada una de las palabras de los apóstoles fue inspirada, ¿entonces cómo explicamos que Kefa negara a Yeshua?

Marqaus (Marcos) 14:29-30
29 Kefa le dijo: «Aunque todos se hagan tropezar, yo no lo haré».
30 Yeshúa le dijo: «Te aseguro que hoy, incluso esta noche, antes de que el gallo cante dos veces, me negarás tres veces.»

Se puede explicar el error de Kefa sobre la base de que el Espíritu aún no había sido derramado. Sin embargo, si todo lo que habló Kefa después del Día de Pentecostés fue inspirado, entonces ¿cómo se explica que Shaul pudiera reprender a Kefa en su cara cuando llegó a Antioquía, porque debía ser culpado?

Gálatas 2:11-13
11 Cuando Kefa llegó a Antioquía, me opuse a él en su cara, porque iba a ser
culpables;
12 pues antes de que vinieran ciertos hombres de Ya’akov, comía con los gentiles; pero cuando vinieron, se retiró y se separó, temiendo a los de la circuncisión.
13 Y los demás judíos también se hicieron los hipócritas con él, de modo que hasta Bar Naba se dejó llevar por su hipocresía.

Si entendemos que sólo las palabras de Elohim son inspiradas por el Espíritu, entonces es mucho más fácil entender cómo hombres elegidos como Kepha y Bar Naba (Bernabé), pudieron ser llevados a la hipocresía. También facilitaría la comprensión de cómo fue que Ya’akov (Santiago) pudo pedirle cuentas a Shaul por la extendida mala interpretación de sus epístolas.

Ma’asei (Hechos) 21:18-24
18 Al día siguiente, Shaúl entró con nosotros a Ya’akov, y todos los ancianos estaban presentes.
19 Cuando los hubo saludado, contó en detalle las cosas que Elohim había hecho entre los gentiles por medio de su ministerio.
20 Y cuando lo oyeron, glorificaron a Yahweh. Y le dijeron: «Ya ves, hermano, cuántas miríadas de judíos hay que han creído, y todos son celosos de la Torá;
21 pero han sido informados acerca de ti de que enseñas a todos los judíos que están entre los gentiles a abandonar [the Torah of] Moshé, diciendo que no debían circuncidar a sus hijos ni andar según las costumbres.
22 ¿Y entonces qué? La asamblea debe reunirse ciertamente, pues oirán que has venido.
23 Por tanto, haced lo que os decimos: Tenemos cuatro hombres que han[also] hecho un[Nazirite] voto.
24 Tómalos y purifícate con ellos, y paga sus gastos para que se afeiten la cabeza [to end their vows], y para que todos sepan que esas cosas de las que fueron informados respecto a ti no son nada, sino que tú mismo también caminas ordenadamente y guardas la Torá.»

Aunque dejemos de lado por el momento las cuestiones relativas a la Alianza Renovada (Nuevo Testamento), ayuda a comprender que la mujer de Iyov (Job) no hablaba según el Espíritu cuando dijo que Iyov debía limitarse a maldecir a Elohim y morir.

Iyov (Job) 2:9
9 Entonces su mujer le dijo: «¿Aún te aferras a tu integridad? Maldice a Elohim y muere».

Las palabras de la esposa de Iyov son innegables. Sin embargo, como sus palabras no fueron inspiradas por el Espíritu, no son útiles para la doctrina.

Las palabras de Coré y sus hombres también son Escritura, pero no son útiles para la doctrina.

Bemidbar (Números) 16:3
3 Se juntaron contra Moshé y Aharón y les dijeron: «Os tomáis demasiado a pecho, porque toda la congregación está apartada, cada uno de ellos, y Yahweh está en medio de ellos. ¿Por qué, pues, os enaltecéis por encima de la asamblea de Yahweh?»

¿Qué diremos entonces? Cuando Yahweh o Yeshua hablan, es provechoso para la doctrina. Asimismo, cuando Yahweh habla a través de sus siervos los profetas, también es provechoso para la doctrina. Sin embargo, otras veces tenemos que entender que estamos leyendo las palabras de los hombres. Aunque sus palabras forman parte de la Escritura, y aunque sus palabras son ciertamente valiosas, no siempre podemos basar la doctrina en ellas.

Por ejemplo, considere las cuatro especies con las que Yahweh dice que debemos celebrar la Fiesta de los Tabernáculos (Sucot).

Vayiqra (Levítico) 23:40
40 «Y tomaréis por vosotros el primer día el fruto de hermosos árboles, ramas de palmeras, ramas de árboles frondosos y sauces del arroyo; y te regocijarás ante Yahweh tu Elohim durante siete días.»

En los días de Esdras y Nehemías le dijeron al pueblo que cumpliera el mandamiento, pero se equivocaron en algunos detalles. Nombraron cinco especies en lugar de cuatro (y sólo dos de ellas eran iguales).

Nehemías 8:14-15
14 Y encontraron escrito en la Torá, que Yahweh había ordenado por medio de Moshé, que los hijos de Israel debían habitar en cabañas durante la fiesta del séptimo mes,
15 y que anunciaran y proclamaran en todas sus ciudades y en Jerusalén, diciendo: «Salgan a la montaña, y traigan ramas de olivo, ramas de árboles de aceite, ramas de mirtos, ramas de palmeras y ramas de árboles frondosos, para hacer las cabinas, como está escrito.»

¿Son estas palabras Escritura? Indudablemente, sí. Sin embargo, ¿son rentables para la doctrina? No, no lo son, porque Yahweh no estaba hablando activamente a través de Nehemías cuando lo estaba escribiendo (al menos no como habla a través de uno de Sus profetas). Es en este contexto en el que debemos plantear la cuestión del Talmud y la llamada Torá Oral.

La Escritura nos dice que cuando la Torá fue entregada en el Monte Sinaí, «Moshé escribió todas las palabras de Yahweh». Todas las palabras que recibió Moshe, las escribió.

Shemot (Éxodo) 24:4
4 Y Moshé escribió todas las palabras de Yahweh. Y levantándose de mañana, edificó un altar al pie del monte y doce columnas según las doce tribus de Israel.

En contraste con esto, el judaísmo enseña que Moshé sólo escribió algunas de las palabras que habló Yahweh; pero que por alguna razón, el resto fue transmitido oralmente.

Pirkei Avot (Versos de nuestros padres) 1:1
Moshé recibió la Torá del Sinaí y la transmitió a Josué; Josué a los Ancianos; los Ancianos a los Profetas; y los Profetas a los Hombres de la Gran Asamblea. Ellos [the men of the Great Assembly] dijeron tres cosas: Sé deliberado en el juicio; desarrolla muchos discípulos; y haz un cerco para la Torah.

La frase «hacer una valla» para la Torá significa añadir a la Torá, para asegurarse de que nadie la transgreda. Sin embargo, esta doctrina viola la Torá de Yahweh en sí misma porque Yahweh nos dice que no debemos añadir nada, ni quitar nada.

Devarim (Deuteronomio) 4:2
2 «No añadirás a la palabra que te mando, ni tomarás de ella, para que guardes los mandamientos de Yahweh tu Elohim, que yo te mando.»

Por la forma en que Yahweh dice las cosas, parece dar a entender que si queremos cumplir Sus mandamientos, tenemos que tener cuidado de no alterarlos de ninguna manera. Esto tiene sentido, pues es evidente que un siervo obedece a su amo. Sea quien sea el siervo que cree que es su amo, el siervo tratará de cumplir sus mandatos.

Si realmente creemos que somos siervos de Yahweh, entonces buscaremos cumplir sus deseos. Sin embargo, si realmente creemos que los rabinos son nuestros maestros, entonces trataremos de cumplir sus mandamientos (es decir, el Talmud). En este sentido, observemos que los rabinos nos dicen que debemos tener más cuidado en obedecer el Talmud que la Torá. (Nota: los números en el pasaje de abajo son para las notas a pie de página).

Talmud – Mas. Eruvin 21b
Hijo mío, ten más cuidado 14 en [the observance of] las palabras de los escribas que en las palabras de la Torá, pues en las leyes de la Torá hay preceptos positivos y negativos; 15 pero, en cuanto a las leyes de los escribas, quien transgreda cualquiera de las disposiciones de los escribas incurre en la pena de muerte.

Los rabinos enseñan que es más importante obedecer al Talmud que a la Torá porque creen que cuando Yahweh dio la Torá a Israel, también otorgó pleno poder para cambiar la Torá de la forma que consideren necesaria. Consideran que su autoridad es tan completa que ya no necesitan escuchar al cielo (Yahweh).

Talmud – Mas. Baba Metzia 59b
Dijo R. Jeremías: [Because] la Torá ya había sido entregada en el Monte Sinaí; no hacemos caso a una Voz Celestial, porque hace tiempo que escribiste en la Torá en el Monte Sinaí, Tras la mayoría hay que inclinarse. 5

Los rabinos se creen con autoridad para establecer una nueva «ley de la Torá» en cada generación. Por esta razón, en lugar de mirar a la Torá de Yahweh, creen que la opinión mayoritaria de los rabinos es la «ley de la Torá» literal para su generación. Sin embargo, esto es exactamente lo contrario de lo que dice Yahweh en Éxodo 23:2, donde nos dice que no sigamos a la mayoría «para hacer el mal».

Shemote (Éxodo) 23:2
2 No seguirás a una multitud para hacer el mal; ni testificarás en una disputa para desviarte tras muchos para pervertir la justicia.

Alterar la Torá (o incluso inventar la propia Torá) es lo contrario de lo que Yahweh dice que hay que hacer.

Devarim (Deuteronomio) 12:32
32 «Todo lo que os mande, tened cuidado de cumplirlo; no le añadiréis ni le quitaréis nada».

Aunque la Torá Oral no se recopiló formalmente hasta el año 220 de la era cristiana, muchas de las mismas tradiciones ya existían en la época de Yeshua. Yeshua nunca había dicho nada bueno sobre estas tradiciones. En cambio, reprendió a los escribas (caraítas) y a los fariseos (ortodoxos) por pretender adorar a Yahweh, mientras inventaban sus propios mandamientos.

Mattityahu (Mateo) 15:1-9
1 Entonces los escribas y fariseos que eran de Jerusalén vinieron a Yeshua, diciendo:
2 «¿Por qué tus discípulos transgreden la tradición de los ancianos [es decir, las tradiciones orales y el Talmud]? Porque no se lavan las manos cuando comen pan».
3 Respondió y les dijo: «¿Por qué también transgredéis el mandamiento de Elohim a causa de tu tradición?
4 Porque Elohim mandó: ‘Honra a tu padre y a tu madre’; y, ‘El que maldice a padre o madre, que lo acosten’.
5 Pero tú dices: ‘Quien le diga a su padre o a su madre: «Cualquier beneficio que hayas recibido de mí es un regalo para Elohim»—
6 entonces no tiene que honrar a su padre o a su madre». Así que has hecho que el mandamiento de Elohim no tenga efecto por tu tradición.
7 Hipócritas! Bueno, Isaías profetizó sobre ti, diciendo:
8 «Esta gente se acerca a mí con su boca y me honra con sus labios, pero su corazón está lejos de mí.
9 Y en vano me adoran, enseñando como doctrinas los mandamientos de los hombres».

Además de los ejemplos que ya hemos visto, hay muchas «reglas correctas» verdaderamente enfermizas en el Talmud, que van en contra de todo lo que es decente y bueno. Por ejemplo, el Talmud nos dice que una mujer puede tener sexo con bestias y aun así casarse con un sumo sacerdote (Yevamot 59b). El Talmud también nos dice que si un hombre tiene relaciones sexuales con un niño de nueve años o menos, no se considera pecado (Sanedrín 54b). Además, nos enseña que «cuando un hombre adulto tiene relaciones sexuales con una niña, no es nada» (Ketuvot 11b).

Aunque amamos a nuestros hermanos judíos y sólo queremos lo mejor para ellos, también debemos reconocer que hubo una razón por la que Yeshua llamó a los que enseñan el Talmud «hijos del infierno» que aparecen como «tumbas blanqueadas» ante los hombres. Enseñar que las instrucciones de Yahweh deben quedar en segundo plano frente a los mandamientos de los hombres es malo.

Mattityahu (Mateo) 23:15-28
15 «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque viajáis por tierra y mar para ganar un prosélito, y cuando lo ganáis, lo hacéis doblemente hijo del infierno que vosotros.
16 «Ay de vosotros, guías ciegos, que decís: ‘Quien jura por el templo, no es nada; pero quien jura por el oro del templo, está obligado a cumplirlo’.
17 ¡Tontos y ciegos! Porque, ¿qué es más grande, el oro o el templo que santifica el oro?
18 Y, ‘Quien jura por el altar, no es nada; pero quien jura por el regalo que está sobre él, está obligado a cumplirlo.’
19 ¡Tontos y ciegos! Porque, ¿qué es más grande, el don o el altar que santifica el don?
20 Por tanto, el que jura por el altar, jura por él y por todo lo que hay en él.
21 El que jura por el templo, jura por él y por el que habita en él.
22 El que jura por el cielo, jura por el trono de Elohim y por el que está sentado en él.
23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque pagáis el diezmo de la menta, del anís y del comino, y habéis descuidado los asuntos más importantes de la Torá: la justicia, la misericordia y la fe. Estos deberías haberlos hecho, sin dejar los otros sin hacer.
24 ¡Guías ciegos, que cuelan un mosquito y se tragan un camello!
25 «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque limpias el exterior de la copa y el plato, pero por dentro están llenos de extorsión y autocomplacencia.
26 Fariseo ciego, limpia primero el interior del vaso y del plato, para que también quede limpio el exterior.
27 «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque sois como sepulcros blanqueados, que por fuera parecen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.
28 Así también ustedes aparentan ser justos ante los hombres, pero por dentro están llenos de hipocresía e iniquidad.»

Debería ser obvio que cualquier cosa que contradiga las palabras de Yahweh no viene de Yahweh. (No sólo no es inspirado, sino que no es Escritura).

¿Y qué hemos dicho? Hay Escritura, y luego hay Escritura inspirada. Para que se considere inspirado, el pasaje tiene que registrar a Yahweh o a Yeshua hablando, ya sea directamente o a través de la boca de un profeta.

Aunque toda la Escritura que no es inspirada sigue teniendo valor, las palabras de los hombres deben ocupar siempre un lugar secundario frente a las palabras de Yahweh y Su Hijo. Si nos acercamos a la Escritura con esto en mente, entonces podemos entender cómo reconciliar pasajes difíciles, donde las palabras de los hombres no parecen alinearse con las palabras de Elohim.

If these works have blessed you in your walk with our Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give