Chapter 2:

Pésaj en el Pacto Renovado.

En el último capítulo vimos cómo el original Pésaj ayudó a preparar a los hijos de Israel a abandonar Egipto (es decir, el mundo) e ir a la tierra de Israel. También vimos cómo Shaul nos dice que las fiestas son todavía imágenes proféticas de los eventos venideros. Debido a estas cosas, todavía vemos Pésaj como un ensayo para dejar el mundo y regresar a casa o a la tierra de Israel.

Pero no todos están de acuerdo. Algunos sugieren que Yeshúa celebró la Última Cena usando la forma del seder rabínico, y por lo tanto, dicen que también debemos seguir Su ejemplo, y celebrar Pésaj como un seder rabínico. Si bien hay un argumento para decir esto, veremos que este argumento no es concluyente (y también es problemático).

Finalmente, también veremos que Yeshúa no alteró la Torá, y tampoco instituyó ninguna práctica nueva, como el lavado de pies. Esto se debe a que la Última Cena se celebró la noche anterior a Pésaj, y, por lo tanto, no tiene relación con Pésaj en sí.

El servicio del seder (“orden”) de Pésaj es una comida con un guion muy estilizado, que consiste en tomar cuatro copas de vino y también comer en varios tazones de salsa (o sopa). También hay que mantenerse reclinado. Esto se debe a que, en el Medio Oriente, los esclavos solían esperar a sus amos mientras comían. Sin embargo, los rabinos enseñan que debido a que los Judíos ya no están en esclavitud, deben inclinarse o reclinarse en la mesa del seder, para celebrar la libertad de Israel. Algunos señalan el paralelo a la Última Cena, en la que Yeshúa y Sus discípulos se reclinaron alrededor de la mesa.

Mattityahu (Mateo) 26:20
20 Cuando llegó la noche, Yeshúa estaba reclinado en la mesa con los doce discípulos.

Además, en el servicio del seder, uno también sumerge el pan en un tazón (o plato).

Mattityahu (Mateo) 26:23
23 Respondió y dijo: “El que moja su mano conmigo en el plato, Me traicionará”

El guion llama a bendecir a Yahweh, partiendo el pan, tomando cuatro copas de vino (cada una en momentos específicos) y dando gracias.

Mattityahu (Mateo) 26: 26-28
26 Y mientras comían, Yeshúa tomó el pan, lo bendijo y lo partió, y se lo dio a los discípulos y dijo: “Tomen, coman; este es Mi cuerpo”.
27 Luego tomó la copa y dio gracias, y se la dio a ellos, diciendo: “Beban de ella, todos ustedes,
28 porque esta es Mi sangre del nuevo pacto (renovado), que es derramado por muchos para la remisión de los pecados”.

El seder generalmente concluye con el canto de uno o más salmos (o himnos) en alabanza.

Mattityahu (Mateo) 26:30
30 Y habiendo cantado un himno, salieron al Monte de los Olivos.

La Peshitta Aramea dice que Yeshúa y Sus discípulos cantaron alabanzas (es decir, Salmos), lo que forma parte del guion del seder.

Mattityahu (Mateo) 26:30 (Murdock Peshitta)
30 Y cantaron alabanzas y salieron al Monte de los Olivos.

Se dice que, en la antigüedad, los rabinos celebrarían un banquete de graduación la noche anterior a Pésaj, como ceremonia de graduación para sus discípulos. Sin embargo, incluso si Yeshúa celebró la Última Cena como un seder de graduación, debemos darnos cuenta de que las instrucciones para el interior de la tierra son diferentes que las instrucciones para fuera de la tierra de Israel. Como vimos en el último capítulo, fuera de la tierra de Israel, Yahweh quería que los hijos de Israel se prepararan para salir de Egipto y volver a casa. Sin embargo, en Deuteronomio 12, Yahweh comienza un largo monólogo acerca de cómo Pésaj debía ser diferente cuando uno vive en la tierra de Israel.

Devarim (Deuteronomio) 12: 1
1 “Estos son los estatutos y decretos que cuidarán de poner por obra en la tierra que Yahweh, el Elohim de tus padres, les ha dado para que la posean, todos los días en que vivan sobre la tierra”.

En contraste, cuando vivimos en la tierra de Israel, debemos ir a Jerusalem para las tres festividades anuales de peregrinación.

Devarim (Deuteronomio) 16: 5-6
5 “No puedes sacrificar el Pésaj dentro de ninguna de tus puertas que Yahweh tu Elohim te da;
6 sino en el lugar donde Yahweh tu Elohim elige hacer morar Su nombre, allí sacrificarás el Pésaj al atardecer, cuando el sol caiga, cuando saliste de Egipto.”

Sin embargo, Pésaj aún se celebraba al atardecer del día 14, con una cena que se come al comienzo del atardecer del día 15. Esto no cambió.

Shemot (Éxodo) 12: 6
6 “Y lo guardarás hasta el decimocuarto día del mismo mes. Entonces toda la asamblea de la congregación de Israel lo inmolará entre las tardes”.

Tanto el texto Arameo como el Griego sugieren que la última cena no pudo haberse celebrado la noche de Aviv 14/15, porque el pan que se comió durante la última cena fue fermentado (y todo el pan con levadura se elimina el día 14 Aviv). Por ejemplo, en los textos Griegos la palabra es “ártos” (ἄρτος), se refiere a un pan levantado (es decir, con levadura).

G740 ártos de G142; pan (como leudado) u hogaza: pan.

Mateo 26:26
26 Y mientras comían, Yeshúa tomó pan (ἄρτος), lo bendijo y lo partió, y se lo dio a los discípulos y dijo: “Tomen, coman; este es Mi cuerpo”.

En el Peshitta Arameo la palabra pan es lejemah (לחמא). Esta es la contraparte Aramea de la palabra Hebrea lejem (לחם, que significa pan regular [fermentado]).

Mateo 26:26, Murdock Peshitta
26 Y mientras comían, Yeshúa tomó pan (לחמא), y lo bendijo, y lo partió; y dio a sus discípulos, y dijo: “Tomen, coman; este es mi cuerpo”.

Este argumento es crítico, porque si la Última Cena fue la cena de Pésaj, significa que Yeshúa rompió la Torá al comer pan con levadura. También significa que Él no cumplió la fiesta de Pésaj, en el sentido de que Él no fue nuestro Cordero de Pésaj, porque esto contradeciría las Escrituras.

Qorintim Alef (1 Corintios) 5: 7
7 Porque ciertamente el Mesías, nuestro Pésaj, fue sacrificado por nosotros.

Los que dicen que la última cena si fue Pésaj, dependen de pasajes como Marcos 14:12 y Mateo 26:17. En inglés y español (versión Reina Valera), Mateo parece decir que los discípulos querían prepararse para comer Pésaj el primer día de los Panes sin Levadura (es decir, el 15 de Aviv).

Mattityahu (Mateo) 26:17 NKJV
17 Y en el primer (πρώτῃ) día de la Fiesta de los Panes sin Levadura, los discípulos vinieron a Yeshúa y le dijeron: “¿Dónde quieres que nos preparemos para que comas el Pésaj?”

El problema aquí es que no podemos tomar la traducción al inglés (o español) en su valor nominal, porque se supone que Pésaj tiene lugar el 14 de Aviv, no el 15 de Aviv. La solución es que la palabra “primero” es la palabra Griega protos (πρώτῃ). Si bien esta palabra puede significar primero, también puede significar “delante de”, “antes” o “antes de”. Aquí está la raíz:

G4253 pro – preposición primaria; ante, i.e. en frente, antes de (figurativamente superior) a: antes de, delante de, ante (todo). En composición retiene los mismos significados.

En contexto, entonces, lo que realmente dice Mateo 26:17 es que la última cena tuvo lugar antes del primer día de la fiesta de los Panes sin Levadura.

Mattityahu (Mateo) 26:17
17 Y [protos: antes] el primer día de la fiesta de los Panes sin Levadura, los discípulos vinieron a Yeshúa y le dijeron: “¿Dónde quieres que nos preparemos para que comas Pésaj?”

Yojanán (Juan) usa una palabra relacionada, “pro” (Πρὸ). Pro se relaciona con los protos, pero se traduce como “antes” de la fiesta de Pésaj (lo que tiene total sentido).

Yojanán (Juan) 13: 1
1 Y antes (Πρὸ) de la fiesta de Pésaj, cuando Yeshúa sabía que había llegado Su hora, de que debía partir de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el final.

Aquellos que dicen que la Última Cena fue Pésaj, en sí aceptan la lectura de Mateo e ignoran la de Juan, a pesar de que requiere alterar la Torá.

Lucas usa una fraseología diferente, diciendo: “Luego vino el día de los Panes sin Levadura, cuando el cordero de Pésaj debía ser sacrificado”.

Luqa (Lucas) 22: 7-8
7 Luego vino el día de los Panes sin Levadura, cuando el cordero de Pésaj debía ser sacrificado.
8 Y envió a Kefa (Pedro) y a Yojanán, diciendo: “Ve y prepara el Pésaj para nosotros, para que comamos”.

El problema aquí es que si tomamos la frase “Luego vino el Día de los Panes sin Levadura” al Hebreo, obtenemos algo como, ובו היום המצות, (u’bo ha-yom ha-matzot). Esto también podría traducirse como: “Luego se acercó el Día de los Panes sin Levadura”. Esto podría referirse fácilmente al 13 de Aviv como al 14 de Aviv, que coloca correctamente la Última Cena en la tarde del 13/14 de Aviv (lo que no requiere violar la Torá).

Damos más detalles en El Calendario de la Torá, pero si simplemente nos damos cuenta de que la palabra protos significa “antes”, todos los relatos sinópticos se reconcilian con Juan, y no tenemos que imaginar a Yeshúa cambiando la Torá.

Otros pasajes nos muestran que Pésaj y la Última Cena se llevaron a cabo en días distintos. Por ejemplo, en 1 de Corintios 5: 7-8, cuando Shaul escribe sobre Pésaj, usa la palabra Griega para el pan sin levadura, que es “azumois” (ἄζυμος).

Qorintim Alef (1 Corintios) 5: 7-8
7 Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestro Pésaj, que es el Mesías, ya fue sacrificado por nosotros.
8 Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura (ἄζυμος), de sinceridad y de verdad.

Esto contrasta con el capítulo 11, donde Shaul escribe sobre la Última Cena, en la que usa la palabra ártos (ἄρτος), en referencia al pan leudado (es decir, con levadura).

Qorintim Alef (1 Corintios) 11: 23-26
23 Porque recibí del Maestro lo que también les entregué: que el Maestro Yeshúa, en la misma noche en que fue traicionado, tomó pan (ἄρτος),
24 y cuando dio las gracias, lo rompió y dijo: “Tomen, coman; Este es Mi cuerpo que es partido por ustedes. Hagan esto en Mí memoria”.
25 De la misma manera, Él también tomó la copa después de la cena, y dijo: “Esta copa es el nuevo pacto en Mi sangre. Hagan esto, siempre que lo beban, en Mí memoria”.
26 Porque cada vez que comas este pan (ἄρτος), y bebas esta copa, proclamas la muerte del Maestro hasta que Él venga.

Todo esto nos muestra que la Última Cena no fue Pésaj, y, por lo tanto, la Última Cena no tiene nada que decir acerca de cómo debemos guardar Pésaj.

También nos damos cuenta de que Yeshúa no estaba estableciendo una nueva ceremonia en el atardecer del día 13/14 de Aviv, porque al hacerlo habría sido lo mismo que agregar un día adicional de adoración al calendario, lo que habría sido una violación directa a Deuteronomio 4: 2, Deuteronomio 12:32 y muchos otros pasajes. Más bien, todo lo que Yeshúa estaba diciendo era que lo recordemos a Él cada vez que comamos pan y bebamos vino. Ya que nuestros hermanos Judíos, tradicionalmente, toman pan y vino en todos los Shabat y festividades. Todo lo que Yeshúa está diciendo es que; debemos recordarlo durante todos los Shabat y todas las festividades.

Algunos creen que Yeshúa también instituyó un nuevo ritual de “lavarse los pies” la noche antes de Pésaj, basado en Juan 13: 14-15. Sin embargo, si leemos este pasaje atentamente, no habla de que se instituya un nuevo día festivo, y tampoco nos da una orden literal de lavarnos los pies unos a otros la noche anterior a Pésaj. Más bien, Él nos da un ejemplo de cómo debemos amarnos y servirnos los unos a los otros, tanto que nos cuidemos con entusiasmo.

Yojanán (Juan) 13: 14-15
14 “Si Yo, Su Adon y Maestro, les lavé los pies, también deben lavarse los pies los unos a los otros.
15 Porque les he dado un ejemplo, para que ustedes hagan como les he hecho a ustedes”.

¿Qué diremos, entonces? El primer Pésaj preparó al pueblo para dejar el mundo e ir a la tierra de Israel. Debido a que Yeshúa y Sus discípulos ya estaban en Israel, no necesitaban prepararse para dejar el mundo. Por el contrario, terminaron regresando al mundo para llevar la Buena Nueva a todas las naciones y levantar un sacerdocio de discípulos.

Mattityahu (Mateo) 28: 19-20 (RV1960)
18 Y Yeshúa se acercó y les habló diciendo: Toda potestad Me es dada en el cielo y en la tierra.
19 “Vayan, pues, y hagan discípulos en todas las naciones, sumergiéndolos en Mi Nombre*,
20 enséñenles a guardar todas las cosas que les he mandado; y he aquí, Yo estoy con ustedes siempre, y hasta el fin de los tiempos”. Amén.

[*Para saber por qué nos sumergimos solo en el nombre de Yeshúa, vea «La Inmersión solo en el nombre de Yeshúa«, en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Tres].

En “Acerca de los Sacrificios” (en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Uno) explicamos que no debemos ofrecer sacrificios de animales en la dispersión; sin embargo, aparte de eso, ahora que estamos de vuelta en el mundo, debemos celebrar Pésaj como lo dice Éxodo 12. Deberíamos empacar nuestras maletas y comer apresuradamente, tratándolo como un ensayo general para regresar a la tierra. Esto no solo es lo que ordena Yahweh, sino que también les enseñará a nuestros hijos el verdadero significado de Pésaj en un nivel mucho más profundo que cualquier otro seder rabínico.

Shemot (Éxodo) 12: 26-27
26 Y sucederá cuando tus hijos te digan: ¿Qué es este servicio nuestro?
27 ustedes responderán: “Es el sacrificio de Pésaj de Yahweh, quien pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto cuando hirió a los Egipcios y libró nuestros hogares…”

En los siguientes capítulos ofrecemos un breve resumen de las recomendaciones, así como también de recetas de panes sin levadura.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give