Chapter 2:

¿Primeros Frutos? ¿O Falsos Frutos?

[Estudio adaptado del video «¿Primero Frutos?¿O Falsos Frutos?«, de la serie Estableciendo la Cabeza del Año].

«Padre Yahweh, gracias por todo. Padre, por favor muéstrame lo que quieres que le enseñe a tu pueblo hoy. Padre, ¿qué es lo más importante que podría decirle a tu pueblo hoy? Padre, por favor muéstrame, por favor dame tus palabras. Gracias, Padre. ¿Qué? ¿Quieres que les enseñe a contar hasta uno? ¿Y quieres que les enseñe la diferencia entre verde y marrón? ¿Y quieres que les enseñe que, para ser discípulos de Yeshúa, tienen que hacer realmente lo que Yeshúa dice? Padre, ¿estás seguro…? Sí Padre, Gracias, Padre. ¿Cómo voy a hacer eso…? Padre, por favor dame tus palabras para hablar. Gracias, Padre. En el nombre de Yeshúa, amén».

Hoy queremos hablar de lo que es ser lo primero.

Ahora bien, todos sabemos lo que es ser el primero en la fila. También sabemos lo que es llegar primero en una carrera. Sabemos lo que es ser el primogénito, o las primicias de nuestra familia. Pero, ¿qué pensarías si fueras el primero de la fila y cogieran a alguien de la mitad de la fila y lo pusieran como primero, delante de ti? ¿Cómo te sentirías? ¿Y cómo te sentirías si hubieras ganado una carrera, pero tomaran al corredor del medio de esa carrera y lo llamaran el primero en su lugar, y le dieran la medalla de oro? ¿Y qué pensarías si tomaran al hijo mediano y te sustituyeran por el primogénito, y fueran a darle la herencia? ¿Cómo te sentirías? ¿Te parecería correcto? ¿O te parecería un agravio, una injusticia?

¿O cómo te sentirías si realmente quisieras algo especial y pagaras mucho dinero para conseguir el primer artículo de producción limitada? Pagaste más por él, querías el primero y te dijeron que lo recibirías. Pero luego descubriste que no te dieron el primero. En su lugar, te dieron algo de la mitad de la producción. Y que le dieron el verdadero primer ejemplar a otra persona un mes antes. ¿Cómo te sentirías?

Ahora, imagina cómo te sentirías si fueras Yahweh y supieras que hay algunos observadores de la cebada que están enseñando al pueblo que no deben llevar las primicias de la cebada a Yahweh, para dar gracias por la cosecha. Sino que el pueblo debía tomar una muestra al azar de la mitad de la cosecha y fingir que eran las primicias. ¿Qué pasaría si hubiera algunos maestros que le dijeran al pueblo que trajera los frutos intermedios, o los falsos frutos, en lugar de las primicias? ¿Cómo te sentirías? Especialmente si le hubieran dicho a su pueblo (Israel) repetidamente, una y otra vez,

«Quiero que tengan cuidado de hacer lo que les digo. No quiero que añadáis cosas. No quiero que quiten un montón de cosas. Pero quiero que tengan cuidado de cumplir los mandamientos exactamente como les digo que lo hagan». Y hay razones para ello. Y si no guardas Mis mandamientos, estás guardando tus propios mandamientos».

¿Cómo te sentirías tú?

Bueno, vamos a hablar de todas estas cosas y de cómo encajan en el calendario del anti-Mesías en este estudio. Mantente atento. Esta es una información que te afecta a ti y a tu familia.

En muchos de nuestros estudios, incluyendo Antiguo Matrimonio Hebreo y El Calendario de la Torá, mostramos que las fiestas de Yahweh son efectivamente citas entre el Novio Yeshúa y Su novia, Israel Nazareno. Y cuando tienes una cita con el Hijo del Creador del universo, vale la pena estar allí para encontrarse con el Novio a tiempo, haciendo lo que Él dice que haga. No presentarse es básicamente como dejarlo plantado. No es una buena manera de indicar interés en la relación. Y presentarse sin hacer las cosas que Él dice que hay que hacer muestra una verdadera falta de respeto, así como una verdadera falta de interés en mantener las palabras de Su Padre.

Entonces, ¿cuáles son las palabras de Su Padre? ¿Qué quiere Su Padre que hagamos?

Como vimos en El Calendario de la Torá, Su Padre quiere que establezcamos Rosh HaShaná (la cabeza del año) cuando suceden dos cosas. El sacerdocio debe declarar Rosh HaShaná (el año nuevo Hebreo) cuando la primera astilla de la luna nueva se ve físicamente desde la tierra de Israel, y al mismo tiempo, cuando también sabemos que vamos a poder traerle la primera gavilla (los primeros frutos) de la cebada aviv en el día de Yom HaNafat HaOmer (la Ofrenda de la Gavilla Mecida). Yom HaNafat HaOmer debe venir 15 a 21 días después de la luna nueva, en el primer día de la semana, después de Pésaj.

Antes de hablar de este requisito de 15 a 21 días, primero, debemos explicar sobre el Calendario Hillel II, o el Calendario Judío (Rabínico). Mucha gente ha aprendido con el Calendario Hillel II, el cual tiene errores. Por ejemplo, el Calendario Hillel II dice que Rosh HaShaná (el Año Nuevo Hebreo) se declara en el séptimo mes, al final de la temporada de crecimiento (o en el otoño). Esto es básicamente 180 grados fuera de sincronización con las Escrituras. Como mostramos en El Calendario de la Torá, en «Cebada Aviv Simplificada«, y en otros lugares, la palabra de Yahweh nos dice que Su calendario comienza al principio de la estación de crecimiento con la maduración de la cebada aviv. Así que, sólo por la duración de este estudio, dejemos de lado el calendario rabínico y centrémonos más en lo que dice la palabra de Yahweh.

Ahora, estamos tratando de averiguar qué es lo especial de los 15 a 21 días. En Rosh HaShaná, la primera astilla de la luna nueva es declarada físicamente desde la tierra de Israel al mismo tiempo que sabemos que estarán los primeros frutos de la cebada aviv 15 a 21 días después. Pésaj viene 14 días después de que se declare Rosh HaShaná. Y entonces los primeros frutos de la cebada aviv deben estar listos para ser presentados en el día del Yom HaNafat HaOmer, como la ofrenda de la gavilla mecida, 15 a 21 días después de que se declare Rosh HaShaná.

Como se muestra en el gráfico, Pésaj puede caer en cualquier día de la semana.

SEMANA DE PÉSAJ
Pésaj puede caer en cualquier día de esta semana
OMER 2do día 3er día| 4to día 5to día 6to día 7mo día

 

Pésaj puede caer en el primer día de la semana (Domingo en el calendario Gregoriano). Puede caer en el segundo, tercer, cuarto, quinto o sexto día. Puede caer en el séptimo día, Shabat. No importa. Pero sea cual sea el día en que caiga Pésaj durante esa semana, el omer (la ofrenda de la gavilla mecida) siempre será el primer día de la semana siguiente.

He aquí un ejemplo. Vemos que si Rosh HaShaná cae en el primer día de la semana (Domingo Gregoriano), entonces Israel va a celebrar Pésaj 14 días después, en el séptimo día Shabat. Y entonces la ofrenda del omer se ofrece 15 días después de Rosh HaShaná, en el primer día de la semana (el día después de Pésaj).

1
ROSH
2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
PÉSAJ
15
OMER

 

De nuevo, no importa en qué día de la semana caiga Pésaj. La ofrenda del omer se seguirá realizando el primer día de la semana siguiente. En este caso, 15 días después de Rosh HaShaná. Esa es la condición más corta que puede ocurrir.

Ahora, supongamos que Rosh HaShaná cayera en el segundo día de la semana (Lunes Gregoriano). Este sería un ejemplo de la condición más larga.

1
ROSH
2 3 4 5 6
7
.
8 9 10 11 12 13
14
PÉSAJ
15 16 17 18 19 20
21
OMER

Cuando contamos 14 días desde Rosh HaShaná, vemos que Pésaj va a tener lugar el primer día de la semana (Domingo Gregoriano). La ofrenda del omer (primeros frutos) siempre se va a ofrecer el primer día de la semana siguiente, sin importar en qué día de la semana caiga Pésaj. Así vemos que, en este caso, tendríamos 21 días entre Rosh HaShaná y la ofrenda del omer.

Por lo tanto, aquí tenemos tanto una condición de 15 días como una condición de 21 días.
Así que, cada vez que se ve la luna nueva de Rosh HaShaná, el sacerdocio debe decidir si la cebada va a ser aviv en 15 días o en 21 días. Y definiremos el término aviv un poco más adelante.

Ahora, es crítico tener el tiempo correcto en esto, porque si declaramos la cabeza del año correctamente, todo el resto de las fiestas se alinean y caen en su lugar. Pero si no calculamos el tiempo de la cabeza del año correctamente, todo el resto de las fiestas van a estar fuera de su tiempo. Por lo tanto, es muy importante que tengamos las definiciones correctas.

El problema es que cada año tenemos algunos equipos de búsqueda de cebada Caraítas y Mesiánicos que aplican definiciones erróneas de la gavilla mecida. Definen incorrectamente lo que es la gavilla mecida (o lo que debería ser) de dos maneras diferentes. Mi objetivo es que te eduques en esto para que puedas ver los problemas que surgen este año que viene. Estos equipos de búsqueda van a hacer lo mismo que hacen siempre. Van a definir mal la gavilla mecida, lo que típicamente hace que se retrasen en la declaración de Rosh HaShaná por un mes o posiblemente incluso dos meses o más. Así que básicamente, no están declarando el Año Nuevo en el tiempo de Yahweh, ni están observando las fiestas de Yahweh de acuerdo con Su palabra.

Lo que sucede es que estos grupos de búsqueda en particular están efectivamente poniendo de pie al Novio Yeshúa, y enseñando a otros a hacer lo mismo. Una vez más, eso no es algo que deba hacer nadie que quiera ser tomado como la novia. Si queremos que Yeshúa nos tome como Su novia entonces necesitamos honrarle estando donde Él quiere que estemos cuando Él quiere que estemos allí, haciendo las cosas que Él dice que hagamos. Y no inventando nuestros propios mandamientos añadiendo y quitando cosas.

Hay algunas cosas que nos van a ayudar a estar donde Yeshúa quiere que estemos, haciendo lo que Yeshúa quiere que hagamos. Una de estas cosas es poder contar hasta uno. La otra cosa es ser capaz de distinguir la diferencia entre el verde y el marrón. Así que veamos la definición de esta gavilla mecida (omer) que se supone que debemos ofrecer en Yom HaNafat HaOmer, de 15 a 21 días después de Rosh HaShaná.

Desde dos semanas y un día (15 días) hasta tres semanas (21 días) después de que veamos físicamente la luna nueva desde la tierra de Israel, vamos a tener que presentar una ofrenda de cebada del primer fruto. Y hay algunas reglas para lo que presentamos a Yahweh. Entre ellas está que debe ser ofrecida entre 15 y 21 días después de Rosh HaShaná. Otra cosa es que debe ser nuestra primera y mejor cebada que demos a Yahweh. Porque esta gavilla de cebada mecida es un símbolo de Yeshúa. E incluso si eres Ortodoxo, o Caraíta, o alguna otra fe, deberías ser capaz de ver que la gavilla mecida es símbolo de algo. Pues bien, la gavilla ondulada simboliza al Mesías. Por lo tanto, es importante que presentemos la gavilla ondulada de la manera correcta. Si quieres leer más sobre esto, te animo a que leas nuestro estudio en El calendario de la Torá y en «Cebada Aviv Simplificada«.

Pero, ¿por qué la ofrenda de la gavilla mecida tiene que ser la primera de la cebada aviv? ¿Cuál es el gran problema de traerle realmente nuestros primeros frutos, y por qué algunas personas están en contra de que traigamos nuestros primeros frutos? Bueno, veamos lo que sucedió en Génesis 4, con Qayin (Caín) y Havel (Abel).

Bereshit (Génesis) 4:3-5
3 Y sucedió que Qayin [Caín] trajo una ofrenda del fruto de la tierra a Yahweh.
4 Hevel [Abel] trajo también de los primogénitos [bekorah] de su rebaño y de su grasa [lo más selecto]. Y Yahweh respetó a Hevel y su ofrenda
5 pero no respetó a Qayin y su ofrenda. Y Qayin se enojó mucho, y su semblante decayó.

[Hevel trajo de su primogénito (lo mejor de él)].

Vemos aquí que Qayin no trajo nada especial como ofrenda a Yahweh. Tal vez sólo trajo una cosecha, tomó algunas cosas de la mitad de la cosecha y se las llevó a Yahweh.

Tal vez Qayin pensó: «Aquí hay una décima parte«. Sí, Yahweh estaría contento con eso«. Pues bien, Yahweh no estaba contento con la ofrenda de Qayin.

Pero Havel, su hermano, trajo del bekorah (los primogénitos) de su rebaño y de su grasa, lo que significa que Havel trajo de la parte más selecta (la primera y mejor) a Yahweh. Y Yahweh respetó a Havel y su ofrenda, pero no respetó a Qayin y su ofrenda de «sólo tráele algo«. Y Qayin se enfadó mucho, su semblante decayó, y después mató a su hermano Havel. ¿Por qué? Porque Havel había traído de su primogénito y de lo mejor que tenía como ofrenda a Yahweh. Es una gran diferencia entre sólo traer algo y traer lo mejor.

No sé si alguna vez has tenido empleados, pero si los has tenido, ¿alguna vez has tenido un empleado que simplemente te ha ofrecido su trabajo de menor calidad y menor esfuerzo? Están allí, hacen una oferta, están poniendo sus horas, pero no hay realmente ningún cuidado en lo que te están dando. Contrario a alguien que realmente te ofrece lo mejor de sí mismo ¿Eres capaz de distinguir cuando alguien está realmente tratando de hacer lo mejor para ti? ¿Pensamos que tal vez Yahweh también pueda saberlo?

Echemos un vistazo en la Concordancia Strong al significado del término primogénito (bekorah) que se utiliza aquí en el Génesis.

H1062 bekorah ְּבְּכֹרָה בְּכוֹרָה, Femenino de H1060; el primogénito del hombre o de la bestia; abstractamente primogenitura: – primer nacido, primogénito.

Bien, vemos que el primogénito tiene que ver con nacer primero o tener la primogenitura. Entonces, ¿cuál es el primero? ¿Cuál es el primogénito? ¿Cuál es el primer nacido? Es el número uno, ¿verdad? Bien, no es un gran secreto. No es muy difícil de averiguar. Entonces, ¿por qué tanta gente tiene problemas para entenderlo?

H1060 bekor בְּכוֹר de H1069; primogénito; de ahí jefe: – mayor (hijo), primer nacido.

Buscamos la referencia del H1060 porque nos gusta hacerlo. Viene del H1069. Y una vez más, significa el primogénito, es decir, el jefe, el líder o el hijo mayor. Así que, de nuevo, ¿de qué posición se trata? ¿Es el segundo hijo? ¿O el tercer hijo? ¿Es el cuarto hijo o el quinto? Oh, no. Es el primer hijo.

Buscamos esta referencia a H1069, que es bakar, una raíz primitiva que significa reventar el vientre.

H1069 bakar בָּכַר una raíz primitiva; propiamente reventar el vientre, es decir, (causativamente) dar o hacer fruto temprano (de mujer o árbol); también (como denominativamente de H1061) dar la primogenitura: – hacer primogénito, ser primerizo, dar a luz el primer hijo (fruto nuevo).

Ahora, veamos. ¿Cuál es el niño que revienta el vientre? ¿Es el segundo hijo o el hijo mediano? Es el primer hijo. Cuenta hasta uno. El primer hijo. ¿Cómo es que los Caraítas y (especialmente) los Mesiánicos no pueden entender esto? Para calificar como los primeros frutos, debes ser el fruto que revienta el vientre. Ya sea el fruto temprano de una mujer, árbol o de una planta de cebada, primogénito siempre significa el primer fruto. Nunca significa otra cosa en las Escrituras.

Estamos hablando de tener la primogenitura. ¿Por qué? Porque es la primera marca, el primogénito, el primerizo. Es decir, dar a luz al primer hijo. ¿Cómo es que los Caraítas no pueden entender esto? ¿Cómo es que los grupos Mesiánicos no pueden entender esto? No es un concepto complicado.

Bueno, recuerdo que cuando vivía en Israel, mi amigo Israelí dijo una vez: «Bueno, ya sabes. Yo no sé hacer matemáticas. Pero pon un signo de dólar delante y normalmente puedo resolverlo».

Bueno, por muy bonito que sea, lo que realmente está diciendo es que «si hay algo en ello para mí y si tengo un interés personal en resolverlo, entonces probablemente pueda resolverlo».

Pero, ¿y si sólo es en beneficio de Yahweh? ¿Podemos todavía entender lo que significa primero? ¿O empezaremos a tomar las cosas de la mitad de la línea y a llamarlas primero? ¿Ya no podemos descifrarlo, porque no es para nosotros, sino para Yahweh?

H1061 bicur בִּכּוּר de H1069; los primeros frutos de la cosecha: – primera fruta (-madura [en sentido figurado), fruta apresurada.

(Veremos la palabra bicur de nuevo cuando Yahweh nos diga que la ofrenda de las primicias del omer deben ser los bicurim [plural]).

Veamos ahora en H1061, bicur. De nuevo, significa ser el primer fruto o la primera fruta madura. En sentido figurado, el fruto apresurado, o los que fueron más rápidos en llegar a la meta. Los primeros. No es un concepto difícil. ¿Cómo no van a entenderlo?

Pues bien, volvemos a ver esta palabra bicur cuando Yahweh habla de la definición de las primicias del omer.

Vayiqra (Levítico) 2:14-15
14 «Si ofreces una ofrenda de grano de tus primicias [bicurim] a Yahweh, ofrecerás por la ofrenda de grano de tus primicias [bicurim] cabezas verdes de grano tostadas al fuego [aviv kalui], [o] grano batido de cabezas llenas [geres carmel].
15 Le pondrás aceite y le pondrás incienso. Es una ofrenda de grano».

Yahweh dice que el omer debe ser bicurim (forma plural). Pues bien, este es exactamente todo el problema. Algunos Caraítas y algunos grupos Mesiánicos están enseñando a no usar los bicurim, pero más bien están hablando de tomar otra cosa y llamarla los bicurim, cuando no es realmente los bicurim (no es realmente lo primero).

Hablaremos de algunas de las razones por las que los Caraítas y los Mesiánicos se equivocan en todas estas cosas más adelante en esta serie, en «El Error de los Campos Cosechables«. Hay varios estudios donde discutimos estas cosas, hay todo un lío de cosas en las que se equivocan. Es sorprendente la cantidad de cosas. Y hemos intentado escribirles bonitas cartas, en privado, para comunicarnos con ellos, pero no quieren oír hablar de ello. Es realmente una pena porque dicen que no debemos llevar las primicias.

Más bien, estos grupos Caraítas y Mesiánicos quieren que las primicias caigan literalmente al suelo. Y luego dicen que debemos traer la cosecha principal y que debemos tomar una gavilla de esa cosecha principal, generalmente un mes después de los primeros frutos. Y entonces debemos llamar a esa gavilla aleatoria las primicias cuando es sólo una gavilla aleatoria de la cosecha. Y cuando se hacen las cosas de esa manera se acaba retrasando el calendario normalmente un mes, a veces más dependiendo del año. Están esperando a que la cosecha principal esté madura cuando la Escritura no dice nada sobre hacer eso. Tratamos con más detalles eso en otros estudios.

Entonces, el primer problema es que estos grupos Caraítas y Mesiánicos no pueden definir correctamente lo que son las primicias. (Primicia significa lo primero).

Bien, su segundo problema es que no saben lo que es el color verde. Su cebada aviv es marrón y no verde, lo cual viola las Escrituras. Veamos de nuevo lo que dice Levítico 2 sobre la cebada aviv.

Vayiqra (Levítico) 2:14-15
14 «Si ofreces una ofrenda de grano de tus primicias [bicurim] a Yahweh, ofrecerás por la ofrenda de grano de tus primicias [bicurim] cabezas verdes de grano tostadas al fuego [aviv kalui], [o] grano batido de cabezas llenas [geres carmel].
15 Le pondrás aceite y le pondrás incienso. Es una ofrenda de grano».

Estamos hablando de una ofrenda de grano. Eso es exactamente lo que es una ofrenda de gavilla mecida (el omer). Es una ofrenda de grano de tus primeros frutos. Está diciendo que ofrezcas tus bicurim, que ofrezcas lo que ha reventado el vientre, que ofrezcas los primogénitos, que ofrezcas los primeros frutos. No sólo dice Yahweh que el omer debe ser de los primeros frutos, sino que también quiere que sean cabezas verdes de grano, para que puedan ser tostadas al fuego (aviv kalui), o grano batido de cabezas llenas (geres carmel). Y luego dice que le pondrás aceite y le pondrás incienso, es una ofrenda de grano.

Bien, hablamos sobre geres carmel en «Cebada Aviv Simplificada«, así que si quieres saber más sobre geres carmel, por favor revisa ese estudio. Pero estas son las calificaciones que estos grupos de cebada Caraítas y Mesiánicos pasan por alto.

Estamos hablando aquí de cebada verde. Cuando la cebada crece y llega a la madurez pero aún no se ha secado, todavía está blanda. Está llena, está completa, puedes absolutamente hacer comida con ella. Pero primero hay que quitarle la humedad para poder molerla y hacer tortillas con ella. Y luego, puedes ponerle aceite y luego incienso, que también está incluido como parte del mandamiento.

Vayiqra (Levítico) 2:14-15
14 «Si ofreces una ofrenda de grano de tus primicias [bicurim] a Yahweh, ofrecerás por la ofrenda de grano de tus primicias [bicurim] cabezas verdes de grano tostadas al fuego [aviv kalui], [o] grano batido de cabezas llenas [geres carmel].
15 Le pondrás aceite y le pondrás incienso. Es una ofrenda de grano».

La imagen de arriba (de la hermana Mesiánica Becca Biderman) muestra una cabeza de grano verde en la etapa de masa media. Esto es lo que llamamos cebada aviv. Tiene un contenido completo de almidón, y la cabeza está llena. Acaba de terminar de madurar, pero en este punto todavía está húmeda. Por lo tanto, para convertirla en tortillas, tendrá que expulsar esa humedad, asándola (o tostándola en el fuego). Y una vez que la hayas asado, puedes molerla en harina, hornearla en tortillas y luego ponerle aceite e incienso.

Ahora bien, para los que no saben mucho sobre la cebada, he aquí algunas cosas que hay que tener en cuenta. A diferencia de un árbol, la cebada tiene una estrategia de reproducción diferente. Generalmente, un árbol tiene una semilla dura dentro de un fruto. En realidad, quiere que los animales se coman el fruto para que la semilla se lleve más lejos y se esparza. Y entonces, el animal depositará la semilla (con un manojo de abono) en otro lugar. Una planta de cebada es diferente porque no quiere que se coman su semilla. La cebada sigue verde mientras sigue creciendo y madurando su semilla. La cebada quiere brotar y dar semilla. Y luego, en cuanto termina de madurar su semilla, la planta quiere morir rápidamente, para que su semilla pueda caer en la tierra (antes de que se la coman). Porque una semilla de cebada es una semilla blanda. Si se come, se destruye. Por lo tanto, la planta de cebada quiere dar frutos rápidamente y luego morir, para que la semilla caiga al suelo. En cuanto la cebada empieza a morir, su semilla ya está madura, y la planta quiere dejar caer su semilla.

Como se puede ver en este campo (imagen de la hermana Mesiánica Becca Biderman) la mayor parte de la cebada está verde, pero se puede observar un sector que está empezando a ponerse amarillo. A partir de este punto la planta de cebada está empezando a morir. La semilla solo seguirá endureciéndose, y la planta se va a convertir rápidamente en color amarillo. Y dentro de una o dos semanas, a lo sumo, esa semilla va a empezar a caer al suelo.

La planta de cebada comienza a morir en esta etapa. Y básicamente, si estamos dispuestos a aceptarlo, esto representa a Yeshúa en su plenitud (unos 33 años de edad) antes de ser cortado. Podemos ver la referencia allí.

Echemos otro vistazo a la Concordancia de Strong para la definición de aviv (o abib).

H24 aviv אָבִיב de una raíz no utilizada (que significa ser tierno); verde, es decir, una espiga joven de grano; de ahí el nombre del mes Abib o Nisan: – Abib, espiga, espigas verdes.

Por lo tanto, necesitamos una planta de cebada que apenas haya madurado. Que esté tierna, verde y totalmente madura.

Como podemos ver en la imagen, el grano está completamente maduro; simplemente no está endurecido todavía. Es un grano joven, es tierno, está maduro y aún está húmedo. Se puede asar en el fuego y luego se puede moler hasta convertirlo en harina para hacer tortillas, y luego ponerle aceite e incienso. Eso es lo que dice también la definición de Strong.

Bien, ¿cómo vamos a ayudar a la gente a entender esto? Bueno, la siguiente es una imagen de la cebada encontrada en Internet, por un artista desconocido. Pero esta es una imagen de cebada que recién se está convirtiendo en aviv.

Vemos cómo los tallos aún están verdes, pero las cabezas recién comienzan a adquirir un color dorado. La semilla de cebada está llena, ahora la planta puede morir. Y quiere morir rápidamente para dejar caer la semilla al suelo. Entonces, el color verde es bueno para la cebada aviv.

Bueno, si el verde es bueno para la cebada aviv, ¿qué pasa con el marrón? El marrón es malo para la cebada aviv. Cuando la cebada ya es marrón, ya no es tierna, joven y verde. Siento decirlo así. Sé que es muy difícil de entender para algunos. Pero lo verde es bueno y lo marrón es malo.

Cuando la cebada es marrón ya no es verde. Cuando la cebada está dura ya no es tierna, como en esta imagen de Bryan Convery de la búsqueda de cebada de Abib of God.

El verde es bueno. El marrón es malo.

De nuevo, abajo hay una imagen de cebada aviv buena.

Y a continuación, otra imagen de internet (de un artista desconocido) de lo que no es cebada aviv. Fíjate en el color marrón.

Si tu cebada es así de marrón, ya no es tierna, joven y verde.

Lo que sucede es que muchos de los Caraítas y los Mesiánicos están definiendo incorrectamente la cebada aviv como una cebada que es casi una maduración para las cosechadoras modernas. Es demasiado dura, demasiado quebradiza y demasiado frágil para cosechar con una hoz manual antigua. Hablamos de ello en nuestros otros estudios. Por lo tanto, no sólo están recogiendo cebada que no es el primer fruto, sino que también están recogiendo cebada que ya no es tierna, verde y joven.

Hemos visto que, según Levítico 2, versículos 14 y 15, y la Concordancia de Strong, la definición de cebada aviv es estar llena, pero tierna, verde y joven. (Y no marrón). La cebada aviv todavía debe estar húmeda porque hay que sacarle la humedad asándola. Si ya está dorada, no es necesario sacarle la humedad. Por lo tanto, la cebada dura y marrón no es apta.

De nuevo, la concordancia Hebrea de Strong, bikkûr, significa las primicias de la cosecha. Es el primer fruto. No el de la mitad de la gavilla, ni el segundo, ni el tercero. Es el que revienta el vientre.

H1061 בִּכּוּר bikkûr De H1069; Los primeros frutos de la cosecha: – primer fruto (-maduro [figurativamente), fruto apresurado.

Esto simboliza a Yeshúa, el primero.

Qorintim Alef (1 Corintios) 15:20-23
20 Pero ahora el Mesías ha resucitado de entre los muertos, y se ha convertido en las primicias de los que han dormido.
21 Porque puesto que por el hombre vino la muerte, por el hombre vino también la resurrección de los muertos.
22 Porque así como en Adán todos mueren, así en el Mesías todos serán vivificados.
23 Pero cada uno en su orden: [primero] el Mesías las primicias, [y luego] los que son del Mesías en Su venida.

No puedo entender por qué los Mesiánicos se pierden esto.

Vamos a ver un patrón aquí. Vamos a ver que esto es muy importante. Primero, traes la ofrenda del omer, entonces puedes traer la cosecha. Porque primero, traes el omer a Yahweh para que Yahweh bendiga y separe tu cosecha. Y una vez que Yahweh haya bendecido y apartado tu cosecha, entonces podrás cosecharla. No al revés. No se recoge la cosecha y luego se lleva a Yahweh cualquier ofrenda antigua (como Qayin). No es así como se hace, no es lo que Él quiere.

No sé si alguna vez has cultivado un huerto. Pero piensa en que vas a cultivar tus propios tomates. Labras la tierra, plantas la semilla, la abonas y la riegas. La desmalezas y la mantienes alejada de las babosas. Y así cuidas tu planta, y la ves crecer cada día. Y está creciendo, y está obteniendo todos estos deliciosos y buenos frutos rojos. Realmente querrás comerte esos tomates, pero son de Yahweh.

Ahora, especialmente en un año de hambruna, ¿no muestra eso confianza en Yahweh? ¿No muestra eso a Yahweh que confiamos en Él? Aun así, en un año de hambruna, queremos traer la primera cebada y no esperar un mes. Porque si vas a esperar un mes más en un año de hambruna para llegar a la mitad de la cosecha, entonces alguien no va a poder comer durante un mes. Hablamos de esos errores en muchos otros capítulos de esta serie.

Entonces, el verdadero patrón es que primero traemos a Yahweh el omer para que Él pueda bendecir la cosecha y apartarla. Luego podemos traer la cosecha. El historiador del primer siglo, Josefo, es un testigo de que así es como se hacía en el primer siglo. Hablamos más de su testimonio en «Josefo, el Talmud y el Omer», más adelante en este libro. Pero sabemos que este es el patrón porque, primero Yeshúa fue levantado de los muertos, y luego vino la resurrección de Yeshúa, y luego otros pueden ser resucitados de los muertos. Ese es el verdadero patrón.

¿Cuál es el patrón falso? Los ortodoxos y los Caraítas tienen lo que podría llamarse un patrón anti-Yeshúa. Y no entiendo por qué tantos Mesiánicos siguen este patrón.

El patrón del anti-Mesías es que primero traes la cosecha y luego traes una gavilla de esa cosecha. Vamos a ver que es simbólico del anti-Mesías. Porque, primero, nuestro hermano Judá regresó a la tierra de Israel en 1948, símbolo de la cosecha. Ahora Judá está esperando a su anti-Mesías (la gavilla de la cosecha). Porque la gavilla mecida es símbolo del Mesías. Entonces, ¿es simbólico de Yeshúa porque estamos trayendo la gavilla mecida primero? ¿O es un símbolo del anti-Mesías porque estamos trayendo la cosecha primero?

Independiente de que seas Mesiánico, Efraimita, un creyente de las raíces Hebreas, o si crees en las dos casas, o tal vez incluso si te consideras un Nazareno, pon atención a esto. Primero, traemos la ofrenda, luego recibimos Su bendición, luego traemos la cosecha. Esa es la forma en que lo hacemos. Entiendo que los Caraítas no entienden eso porque están encerrados en el modelo anti-Yeshúa. Los Caraítas no aceptaron a Yeshúa en el primer siglo. No aceptan a Yeshúa hoy en día. Pero por qué los Mesiánicos no entienden este modelo, no lo entiendo.

Es realmente el momento de orar. Si eres un Mesiánico, Efraimita, creyente de las raíces Hebreas, o como quieras llamarte, necesitamos hacer las cosas como se hacían en el primer siglo. No de la manera en que los rabinos las hacen hoy. No de la forma en que los Caraítas dicen que se hacen hoy en día. Tenemos que tener cuidado de hacer las cosas como se hacían en el primer siglo. Como mostramos en nuestros otros estudios, primero se trae el omer, luego se trae la cosecha.

Para resumir, hay tres errores principales en los calendarios Caraítas y Mesiánicos. El primero es que, en promedio, declaran Rosh HaShaná un poco más de un mes tarde. Y eso es porque no traen las verdaderas primicias, sino que traen lo que podríamos llamar frutos intermedios o falsos (antifrutos).

La segunda cosa es que su definición de cebada aviv es cebada que ya está marrón y dura, en lugar de verde y tierna. Y esto retrasa su estimación de cuándo es la fecha en más o menos una semana.

Arriba hay una imagen de Devorah’s Date Tree de su inspección de cebada del 2021. Fue el año en que incluso se jactaron de decir que la forma en que sabían que era el momento de traer la cosecha era cuando los verdaderos primeros frutos ya habían caído al suelo. Si tú está siguiendo el modelo Caraíta o Mesiánico, entonces está siguiendo el modelo anti-Mesiánico. Porque primero traes la cosecha sin la bendición. Estás trayendo primero la cosecha antes de que haya sido apartada. Ese es el modelo anti-Mesiánico.

No entiendo por qué los Mesiánicos no pueden comprender eso. Yeshúa nos advierte específicamente en Mateo 16, versículo 6 sobre la doctrina de los Fariseos (ortodoxos) y de los Saduceos (Caraítas).

Mattityahu (Mateo) 16:6
6 Entonces Yeshúa les dijo: «Mirad y guardaos de la levadura de los Fariseos [rabinos] y de los Saduceos [Caraítas]«.

Yeshúa también dijo lo siguiente en Lucas 6, versículo 46.

Luqa (Lucas) 6:46
46 «Pero, ¿por qué me llamáis ‘Adón, Adón’
y no hacéis las cosas que Yo digo?

Si queremos estar allí en el banquete de bodas, y si queremos que Él nos tome como la novia, ¿no necesitamos presentarnos a las citas a la hora que Él fije? ¿Y no necesitamos traer las ofrendas correctas de cebada verde y no marrón, de la manera que Él dice que lo hagamos? ¿Y no necesitamos traerle primero la ofrenda del omer para que podamos recibir el permiso para comenzar la cosecha?

Yeshúa advierte además en Mateo 16, versículos 11 y 12.

Mattityahu (Mateo) 16:11-12
11 «¿Cómo es que no entendéis que no os he hablado de pan, sino que os guardéis de la levadura [falsa doctrina] de los Fariseos [rabinos] y de los Saduceos [Caraítas]?».
12 Entonces comprendieron que no les había dicho que se guardaran de la levadura del pan, sino de la [falsa] doctrina de los Fariseos [rabinos] y de los Saduceos [Caraítas].

Bueno, creo que mucha gente tiene este hábito de lo que llamamos beber de todas las fuentes o espigar de todas las fuentes. Y la idea es que tienen el Espíritu y por eso van a escuchar un montón de fuentes diferentes. Van a escuchar a este maestro, a aquel maestro, al siguiente maestro, y luego a algún otro maestro. Pero el problema es que, obviamente, no todos escuchan en el Espíritu, o tal vez están apagando el Espíritu o cualquiera que sea la realidad. Pero el simple hecho es que hay muchas personas que no están cuidando las lecciones que están tomando.

Si comemos cualquier tipo de comida y tomamos veneno en nuestros cuerpos, ya sea que lo comamos o lo bebamos, vamos a tener mala salud. Y hay mucha gente que piensa que puede distinguir entre la comida espiritual saludable y la no saludable, y no pueden. Piensan que tienen cuidado con el alimento espiritual que consumen, pero no lo hacen. Como resultado, tienen una mala salud espiritual.

El problema es este, hermanos y hermanas. Realmente puedes perderte el banquete de bodas por no hacer lo que Yeshúa dice que hagas. No estoy diciendo que la gente esté haciendo algo malo intencionalmente. No estoy diciendo que la gente sea consciente de intentar hacer lo incorrecto. Lo que estoy diciendo es que algunas personas no están prestando atención al Espíritu y algunas personas no están teniendo cuidado con los calendarios que mantienen. Y cuando te encuentras con una persona así, es alguien a quien no debes escuchar.

Yeshúa dijo que tuvieran cuidado y se cuidaran de la levadura. Eso es un consumible. Ten cuidado y vigila lo que consumes, porque eres lo que comes. Y si consumes veneno te vas a enfermar.

Estas son las cosas en las que debemos pensar cuando determinamos qué ofrenda de primicias vamos a traer. ¿Vamos a traer a Yahweh los verdaderos primeros frutos que Él pide? ¿Vamos a traerle los frutos falsos que se ajustan al calendario del anti-Mesías?

El que tenga oídos, que oiga.

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give