Chapter 7:

La Gavilla Mecida y Pentecostés

Este Post también está disponible en: English Deutsch Indonesia

Si uno cuenta Pesaj y los Panes sin Levadura como un solo festival, entonces el segundo de los festivales de Israel es Pentecostés (Shavuot). La palabra Pentecostés significa “contar cincuenta”, pero ¿contar cincuenta qué? ¿Cuál es el punto de partida para este “contar hasta cincuenta? La respuesta está en la interacción entre Levítico 23 y Josué 5.

Levítico 23: 10-11
10 Habla a los hijos de Israel y diles: “Cuando entren en la tierra que os doy y la cosechen, traerán una gavilla de los primeros frutos de su cosecha al sacerdote.
11 El mecerá la gavilla delante de Yahweh, para que sean aceptados; el sacerdote lo agitará el día después del Shabbat.
(10) דַּבֵּר אֶל בְּנֵי יִשְׂרָאֵל וְאָמַרְתָּ אֲלֵהֶם כִּי תָבֹאוּ אֶל הָאָרֶץ אֲשֶׁר אֲנִי נֹתֵן לָכֶם וּקְצַרְתֶּם אֶת קְצִירָהּ | וַהֲבֵאתֶם אֶת עֹמֶר רֵאשִׁית קְצִירְכֶם אֶל הַכֹּהֵן: 
(11) וְהֵנִיף אֶת הָעֹמֶר לִפְנֵי יְהוָה לִרְצֹנְכֶם | מִמָּחֳרַת הַשַּׁבָּת יְנִיפֶנּוּ הַכֹּהֵן:

El versículo 10 nos dice que cuando los hijos de Israel habiten en la Tierra de Israel, deben traer una gavilla de los primeros frutos de su cosecha de cebada (llamada “Omer”, עֹמֶר) al sacerdote. El sacerdocio agita este Omer (mecer la Gavilla) ante Yahweh el día después del Sabbath semanal (מִמָּחֳרַת הַשַּׁבָּת).

Luego, el versículo 14 nos dice que no tenemos permitido comer ningún producto de la tierra (de la cosecha) hasta después de que hayamos llevado este Omer a Yahweh.

Levítico 23:14
14 “No comerán pan, ni grano tostado, ni grano fresco, hasta el día en que hayan traído la ofrenda para su Elohim; será un estatuto perpetuo en todas vuestras generaciones en todas tus moradas.
(14) וְלֶחֶם וְקָלִי וְכַרְמֶל לֹא תֹאכְלוּ עַד עֶצֶם הַיּוֹם הַזֶּה עַד הֲבִיאֲכֶם אֶת קָרְבַּן אֱלֹהֵיכֶם | חֻקַּת עוֹלָם לְדֹרֹתֵיכֶם בְּכֹל מֹשְׁבֹתֵיכֶם

Si pensamos en Levítico 23:14 por un momento, deberíamos ser capaces de ver por qué es tan importante declarar el Abib cuando las primeras espigas completas de la cebada (ya sean silvestres o domésticas) en la Tierra de Israel se vuelvan Abib. Israel tiene muchos microclimas diferentes, y la cebada madura en diferentes momentos en cada uno de ellos. Mientras que, en las regiones más cálidas, la cebada se considera una cosecha de primavera, la cebada no madura en los lugares más elevados hasta otoño. Si el Abib y la cabeza del Año no pudieran ser declarados hasta que toda la cebada en la Tierra de Israel fuera Abib, entonces Pesaj no podría celebrarse hasta el otoño. Del mismo modo, la Ofrenda de la Gavilla Mecida tampoco podría ofrecerse hasta otoño. Sin embargo, esto significaría que, si bien los agricultores podrían cosechar sus cultivos, no podrían comer ni vender ninguna parte de ellos hasta otoño. Esto daría lugar a dificultades severas para los agricultores. Debido a esto, solo tiene sentido declarar el Abib basado en cuando el primero de los primeros frutos está maduro.

A continuación, los versículos 15 y 16 nos dicen que contemos cincuenta días desde la Ofrenda de la Gavilla Mecida que se hizo el día después del Shabbat semanal durante la Fiesta de los Panes sin Levadura. (מִמָּחֳרַת הַשַּׁבָּת), y después de esto debemos traer una nueva ofrenda de grano a Yahweh. Esta nueva ofrenda de grano es el Pentecostés (también llamada “la Fiesta de las Semanas”).

Levítico 23: 15-16
15 “Y contarán desde el día después del Shabbat, desde el día en que ofrecieron la gavilla de la ofrenda mecida: siete Shabbat completos.
16 Cuenten cincuenta días, hasta el día después del séptimo Shabbat; entonces ofrecerán una nueva ofrenda de grano a Yahweh”.
(15) וּסְפַרְתֶּם לָכֶם מִמָּחֳרַת הַשַּׁבָּת מִיּוֹם הֲבִיאֲכֶם אֶת עֹמֶר הַתְּנוּפָה | שֶׁבַע שַׁבָּתוֹת תְּמִימֹת תִּהְיֶינָה: 
(16) עַד מִמָּחֳרַת הַשַּׁבָּת הַשְּׁבִיעִת תִּסְפְּרוּ חֲמִשִּׁים יוֹם | וְהִקְרַבְתֶּם מִנְחָה חֲדָשָׁה לַיהוָה

Estos dos versículos nos muestran que la Ofrenda de la Gavilla Mecida y Pentecostés siempre caen en el primer día de la semana.

Entonces podemos decir que:

1. Por definición, el Shabbat semanal (הַשַּׁבָּת) es siempre el séptimo día de la semana.
2. Por definición, el día después del Shabbat semanal es siempre el primer día de la semana.
3. Ya que la Ofrenda de la Gavilla Mecida se ofrece el día después del Shabbat semanal (הַשַּׁבָּת), la Ofrenda de la Gavilla Mecida siempre se ofrece el primer día de la semana.
4. El versículo 16 nos dice que Pentecostés llega cincuenta días (el día después del séptimo Shabbat semanal) después de la Ofrenda de la Gavilla Mecida, el primer día de la semana.
5. Por lo tanto, tanto la Ofrenda de la Gavilla Mecida como Pentecostés siempre caen en el primer día de la semana.

En promedio, Pesaj cae en el Shabbat semanal una vez cada siete años. Además, cuando esto sucede, el primer día de Panes sin Levadura también cae el primer día de la semana. Esto sucedió en Josué 5: 10-12.

Josué 5: 10-12
10 Y acamparon los hijos de Israel en Gilgal, y celebraron Pesaj a los catorce días del mes, al atardecer, en las llanuras de Jericó.
11 Y comieron del fruto de la tierra el día después de Pesaj, panes sin levadura y grano tostado, en el mismo día.
12 Entonces el maná cesó el día después de haber comido el producto de la tierra; y los hijos de Israel ya no tenían maná, sino comieron del fruto de la tierra de Canaán ese año.
(10) וַיַּחֲנוּ בְנֵי יִשְׂרָאֵל בַּגִּלְגָּל | וַיַּעֲשׂוּ אֶת הַפֶּסַח בְּאַרְבָּעָה עָשָׂר יוֹם לַחֹדֶשׁ בָּעֶרֶב בְּעַרְבוֹת יְרִיחוֹ: 
(11) וַיֹּאכְלוּ מֵעֲבוּר הָאָרֶץ מִמָּחֳרַת הַפֶּסַח מַצּוֹת וְקָלוּי | בְּעֶצֶם הַיּוֹם הַזֶּה: 
(12) וַיִּשְׁבֹּת הַמָּן מִמָּחֳרָת בְּאָכְלָם מֵעֲבוּר הָאָרֶץ וְלֹא הָיָה עוֹד לִבְנֵי יִשְׂרָאֵל מָן | וַיֹּאכְלוּ מִתְּבוּאַת אֶרֶץ כְּנַעַן בַּשָּׁנָה הַהִיא:

Dado que los hijos de Israel comieron el producto de la tierra el día después de Pesaj, a pesar de que Levítico 23:14 (arriba) nos dice que no podían comer el producto de la tierra hasta después de que trajeran la Ofrenda de la Gavilla Mecida, eso significa que debe haberse ofrecido la Gavilla mecida en el primer día de pan sin levadura.

1 día  2 día 3 día 4 día 5 día 6 día  Shabbat
Pesaj
1Omer 2 PsL 3 PsL 4 PsL 5 PsL 6 PsL 7 PsL
8 Om 9 Om 10 Om 11 Om 12 Om 13 Om 14 Om
15 Om 16 Om 17 Om 18 Om 19 Om 20 Om 21 Om
22 Om 23 Om 24 Om 25 Om 26 Om 27 Om 28 Om
29 Om 30 Om 31 Om 32 Om 33 Om 34 Om 35 Om
36 Om 37 Om 38 Om 39 Om 40 Om 41 Om 42 Om
43 Om 44 Om 45 Om 46 Om 47 Om 49 Om 49 Om
Pent.

Omer = Gavilla Mecida e inicio de la cuenta de 50 días.
2PsL = Segundo día de Pan sin Levadura.
Om = Abreviatura para el día del Conteo del Omer.
Pent. = Pentecostés (quincuagésimo día/Shavuot).

Cuando Pesaj cae en la tarde del Shabbat semanal, como lo hizo en Josué 5: 10-12, la ofrenda del Omer cae en el primer día de pan sin levadura. Cuando esto sucede, los primeros siete días del Omer coinciden con los siete días de Panes sin Levadura.

El versículo 12 nos dice que el maná dejó de caer el día después de que comieron el producto de la tierra, que fue el día después de la Ofrenda de la Gavilla Mecida, y el Segundo Día de Panes Sin Levadura. Puede ser que Yahweh haya decidido continuar proporcionando maná hasta el Segundo Día de Panes sin Levadura, para que nadie sienta la necesidad de cosechar nada hasta después de que el día de la ofrenda del Omer haya pasado.

Sin embargo, dado que Pesaj solo cae en el Shabbat una vez cada siete años (en promedio), Josué 5: 10-12 es un caso especial. Por esta razón, también necesitamos saber qué hacer cuando Pesaj no cae en el día de reposo semanal. Tomemos, por ejemplo, el año 2008 d.C, cuando Pesaj cayó en el segundo día de la semana.

1 día 2 día 3 día 4 día 5 día 6 día Shabbat
Pesaj 1 PsL 2 PsL 3 PsL 4 PsL 5 PsL
Omer 7 PsL 3 Om 4 Om 5 Om 6 Om 7 Om
8 Om 9 Om 10 Om 11 Om 12 Om 13 Om 14 Om
15 Om 16 Om 17 Om 18 Om 19 Om 20 Om 21 Om
22 Om 23 Om 24 Om 25 Om 26 Om 27 Om 28 Om
29 Om 30 Om 31 Om 32 Om 33 Om 34 Om 35 Om
36 Om 37 Om 38 Om 39 Om 40 Om 41 Om 42 Om
43 Om 44 Om 45 Om 46 Om 47 Om 48 Om 49 Om
Pent.

Omer = Ofrenda de la Gavilla Mecida y el inicio de la cuenta de 50 días.
2PsL = Segundo día de Pan sin Levadura.
Om = Abreviatura para el día del Conteo del Omer.
Pent. = Pentecostés (quincuagésimo día/Shavuot).

Debido a que en el año 2008 d.C Pesaj no cayó en el Shabbat semanal del calendario de la Torah, el primer día de Panes sin Levadura no cayó en el primer día de la semana (cuando el Omer debía ser agitado). Por lo tanto, los primeros siete días de la Ofrenda del Omer no coincidieron con los siete días de los Panes sin Levadura; sin embargo, la Gavilla Mecida aún debe ser ofrecía el primer día de la semana.

Algunos creyentes se oponen a la idea de que la Ofrenda de la Gavilla Mecida y Pentecostés puedan caer el primer día de la semana, tal vez es porque la Iglesia Cristiana siempre ha designado el primer día de la semana como su día principal de descanso. Tal vez por esta razón y quizás por otras, algunos creyentes prefieren usar la versión Rabínica (Hillel II) del Calendario del Conteo Omer, que nos dice que la referencia en Levítico 23: 15-16 (arriba) hasta el día después del Shabbat semanal (מִמָּחֳרַת הַשַּׁבָּת) es en realidad una referencia al día después de Pesaj (מִמָּחֳרַת הַפֶּסַח). Sin embargo, encontramos muchos problemas con esta sustitución, algunos de los cuales se enumeran a continuación.

1. Yahweh no nos dice que ofrezcamos el Omer el día después de la Pesaj (מִמָּחֳרַת הַפֶּסַח), pero si el día después del Shabbat semanal (מִמָּחֳרַת הַשַּׁבָּת).

2. Si Yahweh quería que se ofreciera el Omer el día después de Pesaj, sin importar cuándo cayera la Pascua, las instrucciones para ofrecer el Omer se incluirían en las instrucciones para el Primer Día de los Panes sin Levadura. Sin embargo, las instrucciones para la Gavilla mecida están nombradas separadamente.

3. Si sustituimos uniformemente la palabra “Pesaj” por la palabra “Shabbat” a lo largo de Levítico 23: 15-16, entonces nos encontraríamos con la instrucción de esperar siete Pesaj completos (es decir, siete años completos) antes de ofrecer la Ofrenda de Pentecostés.

Este es un ejemplo de la sustitución uniforme sin sentido de la palabra Shabbat por Pesaj:

Levítico 23: 15-16
15 “Y contarán desde el día después de Pesaj, desde el día en que ofrecieron la gavilla de la ofrenda mecida: siete Pesaj completos.
16 Cuenten cincuenta días, hasta el día después del séptimo Pesaj; entonces ofrecerán una nueva ofrenda de grano a Yahweh”.

4. Si tomamos en cuenta el versículo 16 (arriba), donde se sustituyó la palabra Shabbat por Pesaj, no es posible contar cincuenta días entre el primer y el séptimo Pesaj.

5. Finalmente, Yahweh da una fecha establecida para cada una de las otras Fiestas en las Escrituras (por ejemplo, Pesaj es el día 14 del primer mes). Sin embargo, Yahweh nunca da una fecha exacta para la Ofrenda de la Gavilla Mecida, o Pentecostés. Esto es porque, a pesar de que estos festivales siempre caen en el primer día de la semana, año tras año, las fechas del calendario, o sea los días de inicio de las Fiestas de Yahweh, son diferentes cada año.

Cuando llegamos al quincuagésimo día del Conteo de Omer (en el primer día de la semana), Números 28:26 nos dice que traigamos una ofrenda de grano nuevo a Yahweh. Esta es la “Fiesta de las Semanas” (Pentecostés) es un día de descanso, y no debemos hacer ningún trabajo habitual en ello.

Bemidbar (Números) 28:26
26 “Además, en el día de los Primeros Frutos, cuando traigan una ofrenda de grano nuevo a Yahweh en la Fiesta de Semanas, tendrás una reunión apartada. No harán ningún trabajo habitual.

Al igual que en Pesaj, cuando vivamos en la Tierra de Israel, debemos celebrar la fiesta de Pentecostés en el lugar en que Yahweh eligió poner su allí Su nombre.

Devarim (Deuteronomio) 16: 9-12
9 “Deberás contar siete semanas; Comenzarás a contar las siete semanas desde el momento en que comiencen a poner la hoz en la mies.
10 Entonces celebrarás la Fiesta de las Semanas [Shavuot] para Yahweh tu Elohim con una ofrenda voluntaria de tu mano, según la abundancia que te habrá dado Yahweh tu Elohim.
11 Te regocijarás delante de Yahweh tu Elohim, tú y tus hijos y tus hijas, tus siervos y tus siervas, el levita que está dentro de tus puertas, el extranjero y el huérfano y la viuda que estén entre ustedes, en el lugar donde Yahweh tu Elohim elija para poner allí Su nombre.
12 Y te acordarás de que fuiste esclavo en Egipto,
y tendrás cuidado de observar estos estatutos”.

Como vimos anteriormente, ese lugar es Jerusalem (por ejemplo, 1 Reyes 14:21, 2 Crónicas 12:13). También vimos que el Apóstol Shaul mientras estaba en sus viajes misioneros no subió a Jerusalem durante catorce años (por ejemplo, Gálatas 2: 1). Esto nos muestra que mientras vivamos en la dispersión, fuera de la Tierra de Israel, no estamos obligados a hacer las tres peregrinaciones anuales a Jerusalem. Sin embargo, incluso si no vivimos actualmente en la Tierra de Israel, aun así, es bueno ir a Jerusalem para las Fiestas, como los devotos también lo hicieron en el primer siglo.

Ma’asei (Hechos) 2: 1-2
1 Cuando el Día de Pentecostés llegó por completo [por la cuenta del Omer], todos estaban unánimes en un mismo lugar.
2 Y de repente vino un sonido del cielo, como de un viento impetuoso, y llenó toda la casa donde estaban sentados.

Sin embargo, esto plantea un punto interesante, aunque un tanto difícil. Yahweh cumple la profecía en Su Calendario, no en el del hombre. Para recibir el don del Espíritu, cuando se derramó en Jerusalem, los fieles tenían que estar en Jerusalem cuando la Torah decía que teníamos que estar allí.

Ya hemos visto que en Levítico 23: 15-16 (arriba) se nos dice que comencemos a contar el Omer el primer día de la semana que viene después de Pesaj. También hemos visto cómo Pentecostés debe tener lugar el primer día de la semana. Sin embargo, contrario a esto, tanto Josefo como Filón nos dicen que, en el primer siglo, la Gavilla Mecida se ofrecía el día después de Pesaj.

Aquí está el testimonio de Josefo:

La fiesta de los Panes sin levadura sucede a la de Pesaj y cae el día 15 del mes y continúa durante siete días, en donde se alimentan de panes sin levadura, en cada uno de los cuales se matan dos toros y un carnero y siete corderos. Ahora estos corderos son completamente quemados junto al cabrito de las cabras, que se agrega por todos los otros pecados, porque está destinado a ser una fiesta para el sacerdote en cada uno de estos días. Pero en el segundo día de panes sin levadura, que es el día 16 del mes, ellos participan por primera vez de los frutos de la tierra, porque antes de ese día (el 16 de Abib) no los tocan. Y mientras ellos suponen que es correcto honrar a Dios [sic], de donde obtienen esta provisión abundante en primer lugar, ellos ofrecen los primeros frutos de su cebada.
[Antigüedades de los Judíos, iii, 10: 5]

Aquí está el testimonio de Filón, el cual confirma que, en el primer siglo, la práctica rabínica era llevar la Gavilla Mecida al altar el día después de la Pesaj.

También hay una fiesta en el día de la fiesta de Pesaj, que sucede el primer día, y esta se llama la gavilla, la que ocurre en ella; porque la gavilla es llevada al altar como el primer fruto del país que la nación ha recibido para sí, y también de toda la tierra; para ser una ofrenda tanto por la nación apartada, como también una común, para toda la raza de la humanidad; y para que las personas por él adoren al Dios viviente [sic], tanto para ellos como para el resto de la humanidad, porque han recibido la tierra fértil por su herencia; porque en el país no hay suelo estéril, sino incluso todas aquellas partes que parecen pedregosas y accidentadas están rodeadas de venas blandas de gran profundidad que, en razón de su riqueza, son muy adecuadas para la producción de seres vivos.
[Filón: De Specialibus Legibus 2: 162]

La mayoría de los creyentes aceptan que Yeshúa fue muerto a la mitad de la semana, basado en parte en el Pacto Renovado (que examinaremos más adelante), y en parte en Daniel 9: 26-27 el cual nos dice que, a mediados de la semana, el Mesías sería muerto, trayendo un final (temporal) a los sacrificios.

Daniel 9: 26-27
26 «Y después de las sesenta y dos semanas, el Mesías será muerto, pero no por Sí; y el pueblo del príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario. El final será con inundación
y hasta el final de la guerra están determinadas las desolaciones.
27 Entonces él confirmará un pacto con muchos por una semana; pero a la mitad de la semana traerá fin a los sacrificios y las ofrendas. Y sobre alas de abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación que está determinada se derrama sobre el desolador”.
(26) וְאַחֲרֵי הַשָּׁבֻעִים שִׁשִּׁים וּשְׁנַיִם יִכָּרֵת מָשִׁיחַ וְאֵין לוֹ | וְהָעִיר וְהַקֹּדֶשׁ יַשְׁחִית עַם נָגִיד הַבָּא וְקִצּוֹ בַשֶּׁטֶף וְעַד קֵץ מִלְחָמָה נֶחֱרֶצֶת שֹׁמֵמוֹת: 
(27) וְהִגְבִּיר בְּרִית לָרַבִּים שָׁבוּעַ אֶחָד | וַחֲצִי הַשָּׁבוּעַ יַשְׁבִּית זֶבַח וּמִנְחָה וְעַל כְּנַף שִׁקּוּצִים מְשֹׁמֵם וְעַד כָּלָה וְנֶחֱרָצָה תִּתַּךְ עַל שֹׁמֵם:

Mateo 12:40 nos dice que Yeshúa estaría en la tumba por tres días y tres noches.

Mattityahu (Mateo) 12:40
40 Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.

Sabemos que Yeshúa fue resucitado, ya sea en Shabbat o al comienzo del primer día de la semana (cuando el Shabbat estaba terminando y comenzando el primer día de la semana). De cualquier forma, Él fue resucitado el primer día de la semana (cuando se ofrecía la Gavilla Mecida).

Yojanan (Juan) 20: 1
1 El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro temprano, cuando todavía estaba oscuro, y vio que la piedra había sido quitada de la tumba.

Diecisiete versículos después, Yeshúa le dice a Miriam que no lo toque, ya que aún tenía que ascender a Su Padre. Esto fue en cumplimiento profético de la Ofenda de la Gavilla Mecida ante Yahweh en el primer día de la semana.

Yojanan (Juan) 20:17
17 Yeshúa le dijo: “No me toques, porque aún no he subido a Mi Padre, sino ve a Mis hermanos y diles que Yo voy a Mi Padre y a vuestro Padre, y a Mi Elohim y a vuestro Elohim”.

Todo esto encaja perfectamente con el Calendario de la Torah, que exige que el Mesías sea muerto a la mitad de la semana y resucitado tres días y tres noches más tarde (ya sea en Shabbat o al final del Shabbat, cuando comienza el primer día de la semana), y luego ascender a Su padre en el primer día de la semana como cumplimiento profético de la Fiesta de los Primeros Frutos de la Cebada (el Omer).

1 día 2 día 3 día 4 día 5 día 6 día Shabbat
Pesaj 1 PsL 2 PsL 3 PsL
Omer 5 PsL 6 PsL 7 PsL 5 Om 6 Om 7 Om
8 Om 9 Om 10 Om 11 Om 12 Om 13 Om 14 Om
15 Om 16 Om 17 Om 18 Om 19 Om 20 Om 21 Om
22 Om 23 Om 24 Om 25 Om 26 Om 27 Om 28 Om
29 Om 30 Om 31 Om 32 Om 33 Om 34 Om 35 Om
36 Om 37 Om 38 Om 39 Om 40 Om 41 Om 42 Om
43 Om 44 Om 45 Om 46 Om 47 Om 48 Om 49 Om
Pent.

3PsL = Yeshúa resucita al tercer día (o al final).
Omer = Yeshúa asciende como la Gavilla Mecida.
Pent. = Pentecostés (siempre el primer día de la semana).

Podemos ver que Yeshúa no solo resucitó “al tercer día”, sino que además resucitó el tercer día de la Fiesta de los Panes sin Levadura.

El registro encaja tan perfectamente con el Calendario de la Torah que podríamos seguir adelante sin más comentarios, excepto por el hecho de que Josefo, Filón y el Talmud nos informan que durante el primer siglo los rabinos no seguían el método del calendario de la Torah ni para la Gavilla Mecida, ni para Pentecostés. Por el contrario, usaron el método rabínico para determinar el recuento de Omer, que pone la ofrenda de la Gavilla Mecida el día después de Pesaj, que pondría el día de Pentecostés el quinto día de la semana. Así es como estos eventos habrían caído en el Calendario Rabínico:

1 día 2 día 3 día 4 día 5 día 6 día Shabbat
Pesaj 1 Omer 2 PsL 3 PsL
4 PsL 5 PsL 6 PsL 7 PsL 8 Om 9 Om 10 Om
11 Om 12 Om 13 Om 14 Om 15 Om 16 Om 17 Om
18 Om 19 Om 20 Om 21 Om 22 Om 23 Om 24 Om
25 Om 26 Om 27 Om 28 Om 29 Om 30 Om 31 Om
32 Om 33 Om 34 Om 35 Om 36 Om 37 Om 38 Om
39 Om 40 Om 41 Om 42 Om 43 Om 44 Om 45 Om
46 Om 47 Om 48 Om 49 Om Pent. R. Shabbat

1 Omer = Ofrenda de la Gavilla Mecida Rabínica
3PsL = Yeshúa resucita en el tercer día (o al final)
4PsL = Yeshúa se presenta ante Yahweh
Pent. R. = Pentecostés Rabínico

Observe cómo, de esta manera, la resurrección y la presentación de Yeshúa ante el Padre no equivalen a nada en el calendario profético Rabínico.

Nuestro propósito no es establecer exactamente lo que pudo o no pudo haber sucedido en el primer siglo, sino más bien establecer lo que la Torah nos dice que hagamos hoy. Sin embargo, parece más razonable que en lugar de derramar el Espíritu en el día del Pentecostés Rabínico/Fariseo, Yahweh lo derramara en el verdadero día de Pentecostés, en el primer día de la semana. Este escenario tiene más sentido cuando uno considera que había un día adicional entre el Pentecostés rabínico y el siguiente Shabbat, y que en vez de volver a sus casas, justo después de que terminara el Pentecostés rabínico (y luego que tuvieran que viajar un día completo, para luego descansar el día de reposo en sus hogares), tendría más sentido que los peregrinos permanecieran en Jerusalem hasta después del día Shabbat, y luego fueran a los servicios matutinos en el Templo, antes de dirigirse a sus hogares, en el primer día de la semana. Este momento es más probable que haya sido cuando Yahweh derramó Su Espíritu. Sin embargo, esto se registra en las escrituras simplemente como el día en que el Pentecostés llegó por “completo”, quizás fue así porque los discípulos no pensaban en el Pentecostés Rabínico como el verdadero Pentecostés. Este escenario también tiene sentido cuando se considera que los saduceos fueron una secta importante en el siglo primero, y que Caifás, el Sumo Sacerdote, también era un Saduceo (con un gran número de seguidores).

Ma’asei (Hechos) 5:17
17 Entonces se levantó el sumo sacerdote, y todos los que estaban con él (que es la secta de los saduceos), y se llenaron de indignación …

Mientras que Caifás tenía que mantener el Calendario Rabínico como Sumo Sacerdote, los saduceos creían que la Ofrenda de la Gavilla Mecida y el Pentecostés solo se observaban correctamente el primer día de la semana. Por lo tanto, puede ser que muchos saduceos estuvieran allí en el Templo, en ese particular primer día de la semana en la mañana, ya que era su Pentecostés.

Además de los muchos saduceos en el primer siglo, también habría habido un gran número de fariseos devotos habitando en Jerusalem, provenientes de toda Judea y de todas las naciones de la tierra. Es probable que también hayan estado en el Templo para el servicio matutino regular del primer día de la semana, posterior al Pentecostés Rabínico/Fariseo.

Ma’asei (Hechos) 2: 5-6
5 Y moraban Judíos en Jerusalem, hombres piadosos, de todas las naciones bajo del cielo.
6 Y cuando se produjo este estruendo, la multitud se juntó y se confundieron, porque cada uno los oía hablar en su propia lengua.

Nuevamente, el propósito de este estudio no es determinar exhaustivamente con detalles exactos lo que sucedía en el primer siglo, sino solo mostrar lo que ordena la Torah, para que podamos mantener el Calendario de la Torah correctamente en el presente, sin importar cómo nuestros antepasados (ya sean Judíos o Efraimitas) pueden haberlo guardado.

Consideremos algunos de los muchos paralelismos entre el Pentecostés que tuvo lugar en el desierto de Sinaí, y el Pentecostés en Hechos Capítulo 2. De acuerdo con la tradición, cincuenta días después de que Israel cruzó el Mar Rojo Yahweh le dio a Israel la Torah. Paralelo a eso, cincuenta días después de la resurrección de Yeshúa, Yahweh derramó el don del Espíritu Apartado.

En el Pentecostés del Sinaí, los Diez Mandamientos fueron escritos en dos tablas de piedra. En el día de Pentecostés en el capítulo dos del libro de Hechos, Yahweh escribió su Torah en las tablas de nuestro corazón, por medio de Su Espíritu.

Cuando se dieron los Diez Mandamientos en el Monte Sinaí, tres mil hombres fueron asesinados (Éxodo 32:28). Cuando el Espíritu fue derramado en el capítulo dos de Hechos, alrededor de tres mil hombres recibieron la salvación.

Ma’asei (Hechos) 2:41
41 Entonces aquellos que gustosamente recibieron su palabra fueron sumergidos [bautizados]; y ese día se agregaron alrededor de tres mil almas a ellos.

Mientras Pesaj simboliza nuestra redención de la esclavitud física en Egipto, Pentecostés simboliza nuestra redención y renovación espiritual en Yeshúa.

Hay muchos versículos que nos dicen que Yeshúa fue el Primer Fruto. Primera de Corintios 15:20 nos dice que Yeshúa es el Primer Fruto de todos los que han muerto.

Qorintim Alef (1ra. Corintios) 15:20
20 Pero ahora el Mesías ha resucitado de los muertos, y se ha convertido en las primicias de los que durmieron.

Yeshúa fue el primogénito de Miriam (María).

Mattityahu (Mateo) 1: 24-25
24 Entonces Yosef, despertado del sueño, hizo como el mensajero de Yahweh le ordenó, y tomó a su esposa,
25 y no la conoció hasta que dio a luz a su Hijo primogénito. Y le puso por nombre Yeshúa.

Yeshúa también es el primogénito de Yahweh, el Padre.

Ivrim (Hebreos) 1: 6
6 Pero otra vez, cuando introduce al primogénito al mundo, dice: “Adórenle todos los mensajeros de Elohim”

Yeshúa también fue el primero en resucitar de entre los muertos.

Hitgalut (Apocalipsis) 1: 5
5 Y de Yeshúa el Mesías, el testigo fiel, el primogénito de entre los muertos, y el gobernante sobre los reyes de la tierra.

Y así como el primer resucitado de los muertos, Yeshúa también es el primogénito de muchos hermanos.

Romim (Romanos) 8:29
29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que Él sea el primogénito entre muchos hermanos.

La Escritura también nos dice que Yeshúa es el primer fruto de aquellos que resucitarán a la vida eterna.

Qorintim Alef (1 Corintios) 15: 20-23
20 Pero ahora el Mesías ha resucitado de los muertos, y se ha convertido en el primer fruto de los que durmieron.
21 Porque por un hombre vino la muerte, por un hombre también vino la resurrección de los muertos.
22 Porque, así como en Adán todos mueren, así también en el Mesías todos serán vivificados.
23 Pero cada uno en su propio orden: El Mesías, los Primeros Frutos; luego aquellos que son del Mesías en Su venida.

Ciertamente Yeshúa fue el primer fruto de todas estas cosas en el calendario de la Torah de Su Padre.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give