Chapter 11:

La Fiesta de los Tabernáculos (Sukkot)

En el capítulo sobre Jánuca discutiremos sobre por qué Yeshúa probablemente nació en el primer día de la Fiesta de otoño de los Tabernáculos, también conocida como la Fiesta de las Cabañas o Sucot.

Ahora, responderemos las preguntas: ¿por qué Yahweh nos ordena celebrar la fiesta de Sucot? ¿Cuál es el significado de Esta fiesta? Y ¿Qué debemos aprender de esta celebración?

En el pensamiento hebreo, un sukka es diferente a una tienda. En la antigüedad, las tiendas eran generalmente estructuras más grandes en las que las familias podían vivir, y que a menudo se trasladaban en carros con burros o camellos. Para comparar, la palabra hebrea para tienda es un “ojél” (אֹהֶל), mientras que la palabra para tabernáculo o cabaña es “sukka” (סֻכָּה). El plural de sukka es Sukkot (סֻּכֹּת).

Pero ¿qué es lo que representa Sukkot? En las Escrituras nos encontramos con Sukkot cada vez que el pueblo de Yahweh acaba de escapar de un gran e intenso peligro. Por ejemplo, después de que Esaú vino con cuatrocientos hombres a matar a Yaakov (Jacob), y Yahweh libró a Yaakov de esta crisis, Yaakov viajó a un lugar llamado Sukkot, donde construyó, entonces, Sukkot para su ganado.

B’reisheet (Génesis) 33:17
17 Y Yaakov viajó a Sukkot, se edificó una casa e hizo cabañas para su ganado. Por esto el nombre de aquel lugar se llama Sukkot.
(17) וְיַעֲקֹב נָסַע סֻכֹּתָה וַיִּבֶן לוֹ בָּיִת | וּלְמִקְנֵהוּ עָשָׂה סֻכֹּת עַל כֵּן קָרָא שֵׁם הַמָּקוֹם סֻכּוֹת

Sukkot es también un lugar de libertad. Por ejemplo, cuando finalmente Faraón permitió que los hijos de Israel se fueran de Egipto luego de su expulsión, tras muerte de los primogénitos, fueron a un lugar llamado Sukkot.

Shemote (Éxodo) 12: 36-38
36 Y Yahweh dio favor al pueblo a los ojos de los egipcios, y les concedieran lo que pedían. Así saquearon a los egipcios.
37 Entonces los hijos de Israel partieron de Ramsés a Sucot, como seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los niños.
38 Y también una gran multitud mixta subió con ellos, y rebaños y manadas, una gran cantidad de ganado.

Según la tradición judía, un sukka es una estructura más bien frágil. Esto pretende simbolizar la manera en que los hijos de Israel, cuando acababan de salir de Egipto, estaban básicamente desarmados, desprotegidos y vulnerables a los elementos. Donde, a pesar de que las frágiles estructuras que construyeron apenas daban protección contra los elementos, reconocen que la seguridad no proviene, en última instancia, de paredes gruesas, fortificaciones, ejércitos, oro, plata o bienes materiales, la seguridad no proviene de alianzas humanas, sino solo de la mano de Yahweh. Cuando Yahweh está con nosotros, incluso un débil refugio puede brindarnos suficiente protección contra el calor, el frío y los enemigos. Sin embargo, si Yahweh está en contra de nosotros, ningún refugio puede protegernos, no importa cuán robustamente se construya, o qué tan buena defensa tenga. Esta puede ser una razón por la cual Yahweh nos hace morar en Sukkot todos los años,
para que entonces, recordamos que nuestras vidas dependen de él, y de su voluntad.

En el pensamiento rabínico, Israel entra en peligro mortal cada año durante la temporada del Festival de Otoño. En el pensamiento rabínico, Yom Teruah simboliza el juicio divino, y Yom Kippur es también un tiempo de juicio. Después de estos tiempos peligrosos, Israel entonces viene a habitar en Sukkot, que son lugares de seguridad y libertad. En el pensamiento rabínico, esta es también la razón por la cual Yahweh nos dice que la Fiesta de Sukkot debe ser un momento de regocijo por las muchas bendiciones que Él nos ha dado.

Devarim (Deuteronomio) 16: 13-17
13 “Celebrarás la fiesta de los tabernáculos por siete días, después que hayas recogido tu era y tu lagar.
(Primer diezmo)
14 Y te regocijarás en tu fiesta, tú, y tu hijo y tu hija, y tu siervo, y tu sierva, el levita, el extranjero, el huérfano y la viuda, que están dentro de tus ciudades.
(Tercer diezmo)
15 Siete días celebrarás una fiesta apartada para Yahweh tu Elohim en el lugar que Yahweh escoja, porque Yahweh tu Elohim te bendecirá en todas tus cosechas y en toda la obra de tus manos, para que ciertamente te regocijes.
(Segundo diezmo)
16 Tres veces al año se presentarán todos tus varones delante de Yahweh tu Elohim en el lugar que Él escoja: en la Fiesta de los Panes sin Levadura, en la Fiesta de las Semanas, y en la Fiesta de los Tabernáculos, ninguno se presentará ante Yahweh con las manos vacías.
17 Cada hombre dará lo que pueda, de acuerdo con la bendición que Yahweh su Elohim le haya dado.
(Gran Comisión. Condición del corazón)

A menudo se considera la Fiesta de Sukkot como una fiesta de ocho días. Sin embargo, en realidad es de siete días, que luego viene seguido de una fiesta de un día llamada “Shemini Atzeret”, que esencialmente significa, “La Asamblea del Octavo Día” o “El último gran día”.

Vayiqra (Levítico) 23: 33-44
33 Entonces Yahweh habló a Moshé, diciendo:
34 “Habla a los hijos de Israel, y diles: El día quince de este mes séptimo será la Fiesta de los Tabernáculos para Yahweh por siete días.
35 El primer día habrá una reunión apartada. No harán ningún tipo de trabajo en él.
36 Durante siete días ofrecerán ofrendas inmoladas a Yahweh. En el octavo día tendréis una reunión apartada, y ofrecerán ofrenda inmolada a Yahweh. Es una asamblea solemne, no harán ningún tipo de trabajo habitual en él.
37 Estas son las fiestas de Yahweh que proclamarán como reuniones apartadas, para traerán ofrendas inmoladas a Yahweh, holocausto y ofrendas de grano, sacrificios y libaciones, cada uno en su día,
38 aparte de los Shabbat de Yahweh, además de tus dones, y además de todos tus votos, y además de todas tus ofrendas voluntarias que des a Yahweh.

Luego, en los siguientes cinco versículos, Yahweh nuevamente nos dice cómo quiere que se celebre Su fiesta, usando otros términos.

39 También, en el día quince del séptimo mes, cuando hayan recogido el fruto de la tierra, celebrarán la fiesta a Yahweh por siete días; el primer día será de reposo [Shabatón] también el octavo día de reposo [Shabatón].

En el versículo 40, Yahweh nos dice que tomemos cuatro especies de plantas el primer día del festival.

40 Y tomarán para ustedes, en el primer día, frutos de hermosos árboles, ramas de palmeras, ramas de árboles frondosos y sauces del arroyo; y te regocijarás ante Yahweh tu Elohim por siete días. (40) וּלְקַחְתֶּם לָכֶם בַּיּוֹם הָרִאשׁוֹן פְּרִי עֵץ הָדָר כַּפֹּת תְּמָרִים וַעֲנַף עֵץ עָבֹת וְעַרְבֵי נָחַל | וּשְׂמַחְתֶּם לִפְנֵי יְהוָה אֱלֹהֵיכֶם שִׁבְעַת יָמִים

La interpretación rabínica nos dice que el fruto de los árboles hermosos, las ramas de palmeras, las ramas de árboles frondosos y los sauces del arroyo son el etrog (cidra, similar a un limón), el lulav (rama de palma), el mirto y el aravot (sauce), respectivamente. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la Torah no especifica detalladamente tomar cuatro especies.

41 Celebrarán la fiesta para Yahweh por siete días en al año. Será un estatuto perpetuo en tus generaciones. La celebrarán en el séptimo mes.
42 Habitarán en tabernáculos por siete días. Todo israelita nativo habitará en tabernáculos,
43 para que tus descendientes conozcan que yo hice habitar en tabernáculos a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo Yahweh vuestro Elohim”.
44 Entonces Moshé anunció a los hijos de Israel las fiestas de Yahweh.

Cuando los hijos de Israel retornaron del Exilio de Babilonia, ellos comenzaron a construir sus Sukkot con las especies.

Nehemías 8: 13-18
13 En el segundo día, los jefes de las casas paternas de todo el pueblo, con los sacerdotes y los levitas, se reunieron con Ezra (Esdras) el escriba para estudiar las palabras de la Torah.
14 Y encontraron escrito en la Torah, que Yahweh había ordenado por Moshé, que los hijos de Israel habitarían en Sukkot durante la fiesta del séptimo mes,
15 y que anunciaran y proclamaran en todas sus ciudades y en Jerusalem, diciendo: “Salgan a los montes, y traigan ramas de olivo, ramas de árboles de aceite, ramas de mirto, ramas de palmeras y ramas de árboles frondosos, para hacer tabernáculos, como está escrito”.
16 Entonces el pueblo salió y los trajo y se hicieron tabernáculos, cada uno en el terrado de su casa, en sus patios o en los atrios de la casa de Elohim, y en la plaza de la Puerta del Agua y en la plaza de la Puerta de Efraim.
17 Y toda la congregación de los que volvieron del cautiverio hizo sus tabernáculos, y habitaron en tabernáculos; porque desde los días de Yeshúa hijo de Nun hasta aquel día, los hijos de Israel no habían hecho así. Y hubo alegría muy grande.
18 Y día tras día, desde el primer día hasta el último día, él leyó del Libro de la Torah de Elohim. Y ellos guardaron la fiesta por siete días; y en el octavo día hubo una asamblea solemne, de acuerdo con el precepto.

El versículo 18 nos dice que Ezra leyó todo el Libro de la Torah a la gente durante la Fiesta de Sukkot, en conformidad con el mandamiento en Deuteronomio 31.

Devarim (Deuteronomio) 31: 10-13
10 Y Moshé les ordenó, diciendo: “Al final de cada siete años, en el año del tiempo señalado de la remisión, en la Fiesta de los Tabernáculos,
11 cuando todo Israel se presente ante Yahweh Elohim en el lugar que él escoja, leerás esta ley delante de todo Israel a oídos de ellos.
12 Reúnan al pueblo, hombres y mujeres y niños, y al extranjero que está dentro de sus ciudades, para que oigan y aprendan a temer a Yahweh su Elohim y cumplan cuidadosamente todas las palabras de esta Torah,
13 y sus hijos, que no la conocen, puedan oírla y aprendan a temer a Yahweh su Elohim mientras vivan en la tierra, la cual cruzan el Jordán para poseer”.

El hecho de que Ezra haya leído la Torah durante la Fiesta de Tabernáculos puede indicar que ese fue un año sabático, o también puede haber sido porque los hijos de Israel no habían leído la Torah durante muchos años (y, de hecho, puede que no sabían cuándo era el año sabático), y cumplieron el mandamiento del año sabático, para estar seguros.

Durante la fiesta se realiza la ceremonia tradicional de libación del agua llamada “Nisuch HaMayim” (המים נסוך), o del “vertido del agua”. Yeshúa nos dice que este festival fue simbólico de él.

Yojanan (Juan) 7: 37-41
37 En el último día, el gran día de la fiesta, Yeshúa se levantó y gritó, diciendo: “Si alguien tiene sed, que venga a Mí y beba.
38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su corazón fluirán ríos de agua viva”.
39 Pero esto hablaba acerca del Espíritu que iban recibir aquellos que creyeran en Él; porque el Espíritu apartado aún no había sido dado, porque Yeshúa aún no había sido glorificado.
40 Entonces, muchos de la multitud, cuando oyeron este dicho, dijeron: “Verdaderamente este es el Profeta”.
41 Otros dijeron: “Este es el Mesías”.

Zacarías 14 nos dice que, en el futuro, las naciones del mundo deberán subir a Jerusalem para la Fiesta de los Tabernáculos, o de lo contrario no lloverá sobre su nación.

Zacarías 14: 16-21
16 Y acontecerá que todos los que queden de todas las naciones que subieron contra Jerusalem subirán de año en año para adorar al Rey, Yahweh de los ejércitos, y para celebrar la Fiesta de los Tabernáculos.
17 Y sucederá que cualquiera de las familias de la tierra que no suba a Jerusalem a adorar al Rey, Yahweh de los ejércitos, no vendrá lluvia sobre ellos.
18 Y si la familia de Egipto no sube ni viene, no tendrán lluvia; ellos recibirán la plaga con la cual Yahweh golpeará a las naciones que no suban a celebrar la Fiesta de los Tabernáculos.
19 Este será el castigo del pecado de Egipto y del pecado de todas las naciones que no suban para celebrar la Fiesta de los Tabernáculos.

Además, Ezequiel 45 nos dice que, en el futuro, el Príncipe de Israel ofrecerá holocaustos durante esta fiesta.

Yehezqel (Ezequiel) 45:25
25 “En el mes séptimo, a los quince días del mes, en la fiesta, él [el príncipe] hará lo mismo por siete días, conforme a la ofrenda por el pecado, el holocausto, la ofrenda de grano y de aceite”.

El Libro de los Hechos nos da un ejemplo de cómo Yahweh protege a Su pueblo con tabernáculos.

Ma’aseh (Hechos) 15: 12-17
12 Entonces toda la multitud guardó silencio y escucharon a Bernabé y a Shaul, mientras contaban cuántos milagros y prodigios había hecho Elohim entre los gentiles.
13 Y cuando se hubieron callado, Yaakov (Jacobo) respondió, diciendo: Varones y hermanos, óiganme.
14 Shimón ha contado cómo Elohim al principio visitó a los gentiles para tomar de ellos un pueblo para Su nombre.
15 Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito:
16 Después de esto volveré, y reedificaré el tabernáculo caído de David. Reconstruiré sus ruinas, Yo la restauraré;
17 Para que el resto de la humanidad busque a Yahweh, y todas las naciones sobre las cuales es invocado Mi nombre, dice Yahweh, que hace todas estas cosas”.

Yaakov (Jacobo) citó Amós 9:11, mostrando que el tabernáculo (sukka) de Yahweh es una protección para nosotros. Este mismo tema de Yahweh que nos protege en Su sukka se repite en Isaías Capítulo Cuatro.

Yeshayahu (Isaías) 4
1 Y en aquel día, siete mujeres echarán mano de un hombre, y le dirán: “Nosotras comeremos nuestro propio pan y vestiremos nuestras propias ropas; solamente permítenos llevar tu nombre, quita nuestro oprobio”.
2 En aquel día, el Renuevo de Yahweh será hermoso y glorioso, y el fruto de la tierra será excelente y glorioso para el remanente de Israel.
3 Y acontecerá que el que quede en Sión, el remanente de Jerusalem será llamado apartado (santo), todos los que están inscritos entre los vivientes en Jerusalem.
4 Cuando Yahweh haya lavado la inmundicia de las hijas de Sión, y purgado la sangre de en medio de Jerusalem, por el espíritu del juicio y por el espíritu de fuego,
5 entonces Yahweh creará sobre toda morada del Monte Sion, y sobre sus asambleas, una nube y humo de día y resplandor de un fuego llameante de noche. Porque por encima de toda la gloria habrá una cobertura.
6 Y habrá un tabernáculo para dar sombra durante el día para el calor, y por lugar de refugio, y escondedero contra la tormenta y la lluvia.

Según el Talmud Tractate Sukah, el sacerdocio encendía cuatro enormes candelabros de oro en el patio de las Mujeres dentro del Templo, durante la Ceremonia de Libación de Agua (נסוך המים). Las mechas estaban hechas de las viejas vestiduras sacerdotales, y según el Talmud, la luz era tan brillante que no había un patio en toda Jerusalén que no estuviera iluminado con su luz durante el festival. Si este registro es cierto, ¿podría ser que Yeshúa dijera que este festival se trataba concretamente de Él?

Yojanan (Juan) 8:12
12 Entonces Yeshúa les habló nuevamente, diciendo: “Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”.

Vamos a explicar más acerca de cómo Yeshúa probablemente nació en la Fiesta de los Tabernáculos en el capítulo sobre Jánuca. Pero ahora echaremos un vistazo a los siguientes pasajes de las Escrituras, que nos recordarán que el tema principal de la Fiesta de Sukkot es la alegría.

Luqa (Lucas) 2: 6-11
6 Así fue, que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.
7 Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada.
8 Y había pastores en la misma región, que acampaban en el campo vigilando sus rebaños de noche.
9 Y he aquí, un mensajero de Yahweh se presentó ante ellos, y la gloria de Yahweh los rodeó de resplandor, y tuvieron mucho temor.
10 Entonces el mensajero les dijo: “No tengan temor, porque he aquí, les traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todos los pueblos”.
11 Porque hoy ha nacido, en la ciudad de David, un Salvador, que es el Mesías Supremo.

Y:

Mattityahu (Mateo) 2: 7-12
7 Entonces Herodes, secretamente llamó a los sabios, indagando de ellos el tiempo en que apareció la estrella.
8 Y los envió a Belén, y les dijo: Vallan, y busquen con diligencia al niño; y cuando lo hallen, háganmelo saber, para que yo también vaya a postrarme.
9 Cuando oyeron al rey, partieron; y he aquí la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo dónde estaba el niño.
10 Cuando vieron la estrella, se regocijaron con grande gozo.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give