Chapter 12:

La Asamblea del Octavo Día

Este Post también está disponible en: English Deutsch Indonesia српски Français Nederlands Português

Cuando Yahweh nos dio el Calendario de la Torah, Él no eligió días al azar para las Fiestas. Más bien, Él incorporó días específicos en Su calendario para darnos sombras proféticas de cosas que Él propuso que pasaran.

En el último capítulo sobre Sukkot, hablamos brevemente sobre el Último Gran Día de la Fiesta. Este Último Gran Día también es llamado “Shemini Atzeret”, que significa, esencialmente, “La Asamblea del Octavo (Día)”.

Si bien a menudo se piensa que la Asamblea del Octavo es simplemente el último día de la Fiesta de Sucot, en realidad es un festival aparte. Esto es más o menos lo mismo que pasa con Pesaj que es seguida por los Siete Días de Panes sin Levadura. Sin embargo, en este caso, los siete días de Sucot son seguidos por un día, la Asamblea del Octavo (Shemini Atzeret).

En hebreo, la palabra “Atzeret” (עֲצֶרֶת) significa no solo «una asamblea», sino también un tipo muy especial de asamblea. Indica que el anfitrión no permite que uno se vaya a casa. Además, el anfitrión nos está “deteniendo” durante un período prolongado de tiempo. Concordancia de Strong define la palabra atzeret (עצרת) de esta manera:

H6116 Atsará ó atséret; de H6113; asamblea, especialmente en un festival o fiesta: asamblea (solemne), fiesta, congregación, solemnidad.

Cuando buscamos la raíz en Strong’s de H:6113, obtenemos:

H:6113 atsár: raíz primaria; encerrar, cercar; por anal. contener; también mantener, gobernar, congregar: atajar, capaz, cerrar, cesar, detener, encerrar, estéril, gobernar, impedir, meter, prevalecer, retener, tener, ser capaz.

Shemini Atzeret, entonces, nos muestra que Yahweh tiene la intención de retenernos, detenernos o “encerrarnos”, de alguna manera, hasta el octavo día. ¿Pero de qué manera Yahweh tratará de “detenernos” o “retenernos”?

El apóstol Kefa (Pedro) nos dice que un día profético puede simbolizar mil años terrestres.

Kepha Bet (2º Pedro) 3: 8
8 Pero amados, no ignoren esto: que para Yahweh un día es como mil años, y mil años es como un día.

Observe, además, que las Escrituras nos dicen que la Semana de la Creación fue de siete días.

B’reisheet (Génesis) 2: 2
2 Y en el séptimo día, Elohim terminó Su obra que había hecho, y descansó en el séptimo día de toda Su obra que había hecho.

Si la Semana de la Creación duró siete días, y si un día profético puede representar mil años terrestres, entonces la Semana de la Creación simboliza un plan de siete mil años para la tierra y sus habitantes.
Pero, si la tierra durará solo siete mil años, ¿por qué la Fiesta de Sukkot tiene un octavo día? ¿Y cuál es el simbolismo de este octavo día?

En verdad, la Fiesta de Sukkot solo dura siete días. Sabemos esto porque es solo por siete días que los hijos de Israel deben habitar en tabernáculos.

Vayiqra (Levítico) 23: 41-43
41 “Y observarán una fiesta para Yahweh por siete días en el año. Será un estatuto perpetuo por sus generaciones. Lo celebrarán en el séptimo mes.
42 Habitarán en tabernáculos por siete días. Todos los israelitas nativos habitarán en cabañas,
43 para que sepan vuestros descendientes que hice morar a los hijos de Israel en tabernáculos cuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo, Yahweh vuestro Elohim”

El octavo día de Sukkot, entonces, es realmente una fiesta separada. Levítico 23:36 nos dice que debemos celebrar una asamblea (עֲצֶרֶת) en este octavo día para presentar un holocausto. Tampoco debemos hacer ningún tipo de trabajo regular o fatigoso.

Vayiqra (Levítico) 23:36
36 Durante siete días ofrecerás un holocausto a Yahweh. En el octavo día tendréis una convocación apartada (santa), y ofreceréis un holocausto a Yahweh. Es una asamblea solemne, no harás ningún trabajo habitual en él.

El versículo 39 nos dice que guardemos el primer y el octavo día del festival como días de reposo apartados.

Vayiqra (Levítico) 23:39
39 “También en el día quince del séptimo mes, cuando hayas recogido el fruto de la tierra, observarás la fiesta de Yahweh por siete días; el primer día habrá un reposo completo [Shabatón] y en el octavo día un descanso completo [Shabatón].

Es probable que el primer día de la fiesta simbolice el primer día de la Semana de la Creación, cuando Yahweh Elohim creó los cielos y la tierra.

B’reisheet (Génesis) 1: 1-2
1 En el principio Elohim creó los cielos y la tierra.
2 Y la tierra estaba sin forma y vacía; y la oscuridad estaba sobre la faz del abismo.

En “Apocalipsis y el Fin de los Tiempos”, explicamos cómo la Tierra será “incinerada” por un tiempo, después de la segunda guerra de Gog y Magog (después de que el milenio haya terminado). Esto no será por un total de mil años, sino solo una parte de ese tiempo, similar a cuando levantamos el campamento y volvemos a casa en el octavo día de la fiesta.

Hay un simbolismo interesante alrededor del número ocho en la Torah. Durante los primeros siete días, una oveja o una cabra no es aceptable para Yahweh. Sin embargo, en el octavo día es aceptable. Esto puede simbolizar cómo nosotros no somos aceptables para presentarnos ante Yahweh durante los primeros 7000 años de la tierra, pero después de eso, lo seremos.

Vayiqra (Levítico) 22: 26-27
26 Y Yahweh habló a Moshé, diciendo:
27 Cuando nazca un toro, o una oveja o un macho cabrío, pasará siete días con su madre, y desde el octavo día en adelante será aceptado como ofrenda encendida a Yahweh.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give