Chapter 9:

El Día de las Trompetas (Yom Teruah)

Este Post también está disponible en: English Deutsch Indonesia

Vimos antes cómo debería declararse la Cabeza del Año cuando la primera astilla de la luna nueva es vista físicamente de la Tierra de Israel, después de que la cebada en la Tierra de Israel se haya convertido en Abib.

La declaración de la Cabeza del Año establece la fecha de todos los Festivales de Primavera, que incluyen Pesaj, la Fiesta de los Panes sin Levadura, la Gavilla Mecida (Primeros Frutos) e incluso Pentecostés (Shavuot). Todas las fechas de estas fiestas se pueden determinar tan pronto como se conozca cuando es la Cabeza del Año. Sin embargo, hasta que la primera astilla de la luna nueva del séptimo mes haya sido vista físicamente, las fechas del Festival de Otoño no se pueden determinar, porque Yahweh finalmente es el que tiene el control del clima.

Al día de la Luna Nueva del séptimo mes se le llama “Yom Teruah” (יוֹם תְּרוּעָה). Esto se traduce a menudo como el “Día de las Trompetas”, aunque en realidad se debería traducir más bien como “Día del Soplar” o el “Día de la Aclamación”. La Concordancia de Strong nos dice que la palabra “Teruah” (תְּרוּעָה) se refiere a una aclamación de alegría, especialmente de trompetas, y también como un grito de batalla, o una alarma.

H8643 Teruah de H7321; clamor, i.e. aclamación de alegría o grito de batalla; especialmente clarinada, toque de trompetas, como alarma: aclamar, alarma, algazara, clamar, clamor, estrépito, estruendo, grito de guerra, júbilo, pregón, son, sonar, tocar, vocerío.

Cuando buscamos la referencia a H7321, encontramos que la idea es “dividir los oídos” con sonido, particularmente con gritos de alegría o alarma.

H7321: ruá. raíz primaria; arruinar (especialmente por romper); figurativamente dividir los oídos (con sonido), i.e. gritar (por alarma o gozo): aclamar, alarma, alegre, alegría, alzar la voz, ansiedad, aullar, cantar, clamar, dar la alarma, gozo, gritar, grito, holgar, júbilo, quebrantar, regocijar, sonar, sonido, tocar

En esta luz, consideremos Números 10: 8-9, que nos dice que cada vez que Israel salía a la batalla, los sacerdotes tocaban las trompetas de plata (חֲצֹצְרוֹת), haciendo sonar una alarma para que Yahweh recuerde a Israel y la salve de sus enemigos.

Números 10: 8-9
8 “Los hijos de Aharon, los sacerdotes, tocarán las trompetas; y estas serán para ustedes por estatuto perpetuo a través de sus generaciones.
9 Cuando vayan a la guerra en su tierra contra el enemigo que los oprime, harán sonido de alarma con las trompetas, y serán recordados delante de Yahweh su Elohim, y serán salvados de sus enemigos”.
(8) וּבְנֵי אַהֲרֹן הַכֹּהֲנִים יִתְקְעוּ בַּחֲצֹצְרוֹת | וְהָיוּ לָכֶם לְחֻקַּת עוֹלָם לְדֹרֹתֵיכֶם:
(9) וְכִי תָבֹאוּ מִלְחָמָה בְּאַרְצְכֶם עַל הַצַּר הַצֹּרֵר אֶתְכֶם וַהֲרֵעֹתֶם בַּחֲצֹצְרוֹת | וֲנִזְכַּרְתֶּם לִפְנֵי יְהוָה אֱלֹהֵיכֶם וְנוֹשַׁעְתֶּם מֵאֹיְבֵיכֶם:

También se le ordenó a Israel tocar las trompetas de plata en sus fiestas designadas, en los comienzos de sus meses, sobre los sacrificios de sus ofrendas de paz y en su “día de alegría”. Los eruditos difieren en cuanto a si este “día de alegría” es una referencia al día Shabbat, o la Fiesta de los Tabernáculos, o algún otro día.

Números 10:10
10 “También en su día de alegría, y en sus fiestas solemnes y al comienzo de sus meses, tocarán las trompetas sobre sus holocaustos y sobre los sacrificios de sus ofrendas de paz; esto será un memorial de ustedes delante de su Elohim: Yo Yahweh su Elohim”.
(10) וּבְיוֹם שִׂמְחַתְכֶם וּבְמוֹעֲדֵיכֶם וּבְרָאשֵׁי חָדְשֵׁיכֶם וּתְקַעְתֶּם בַּחֲצֹצְרֹת עַל עֹלֹתֵיכֶם וְעַל זִבְחֵי שַׁלְמֵיכֶם | וְהָיוּ לָכֶם לְזִכָּרוֹן לִפְנֵי אֱלֹהֵיכֶם אֲנִי יְהוָה אֱלֹהֵיכֶם

Pero, si se nos ordena tocar las trompetas de plata al comienzo de cada uno de nuestros meses, entonces, ¿qué hace que Yom Teruah sea diferente de cualquier otro día de luna nueva? Una cosa que lo hace diferente es que es supuesto que Israel no trabaje en este día, ya que se nos ordena tener un día de descanso separado.

Números 29: 1
1 “En el séptimo mes, en el primer día del mes, tendrán una reunión apartada. No harán ningún trabajo habitual. Para ti es el día del soplar [Teruah].
(1) וּבַחֹדֶשׁ הַשְּׁבִיעִי בְּאֶחָד לַחֹדֶשׁ מִקְרָא קֹדֶשׁ יִהְיֶה לָכֶם כָּל מְלֶאכֶת עֲבֹדָה לֹא תַעֲשׂוּ | יוֹם תְּרוּעָה יִהְיֶה לָכֶם:

En los siguientes cinco versículos, Yahweh prescribe las ofrendas que debemos traer en este día.

Bemidbar (Números) 29: 2-6
2 Y ofrecerás un holocausto en olor fragante a Yahweh: un becerro, un carnero y siete corderos en su primer año, sin defecto.
3 Su ofrenda vegetal será de harina fina mezclada con aceite: tres décimas de un efa por el toro, dos décimas por el carnero,
4 y una décima por cada uno de los siete corderos;
5 también un cabrito de las cabras como ofrenda por el pecado, para hacer expiación por ustedes;
6 Además del holocausto de la Luna Nueva con su ofrenda de grano, del holocausto regular con su ofrenda de grano y sus libaciones, según su ordenanza, en olor grato, una ofrenda encendida a Yahweh.

Algunos comparan las ofrendas de Yahweh con una barbacoa al aire libre, y una barbacoa siempre huele bien a la nariz humana. Sin embargo, dado que Yahweh es Espíritu, ¿Podría ser que la razón por la cual nos dice que estas cosas son para Él un “olor grato” es que le agrada siempre cuando voluntariamente renunciemos a lo que deseamos hacer para seguir su palabra?

Levítico 23 confirma que debemos observar Yom Teruah como un memorial apartado del soplar (o aclamación), y ofrecerle una ofrenda encendida.

Levítico 23: 23-25
23 Entonces Yahweh habló a Moshé, diciendo:
24 “Habla a los hijos de Israel y diles: En el séptimo mes, el primer día del mes, tendrán un Shabbat de descanso [Shabatón], un memorial del soplar (las trompetas), una reunión apartada.
25 No harán ningún tipo de trabajo en él; y ofrecerán una ofrenda encendida a Yahweh”.
(23) וַיְדַבֵּר יְהוָה אֶל מֹשֶׁה לֵּאמֹר: 
(24) דַּבֵּר אֶל בְּנֵי יִשְׂרָאֵל לֵאמֹר | בַּחֹדֶשׁ הַשְּׁבִיעִי בְּאֶחָד לַחֹדֶשׁ יִהְיֶה לָכֶם שַׁבָּתוֹן זִכְרוֹן תְּרוּעָה מִקְרָא קֹדֶשׁ: 
(25) כָּל מְלֶאכֶת עֲבֹדָה לֹא תַעֲשׂוּ | וְהִקְרַבְתֶּם אִשֶּׁה לַיהוָה

Pero ¿cuál es el significado más profundo de Yom Teruah? A Yom Teruah a veces se le llama “la fiesta que nadie conoce el día o la hora” porque, tal cual, como la Cabeza del Año, no podemos saber con anticipación el día o la hora en que comenzará. Más bien, debemos esperar hasta que Yahweh nos muestre la primera astilla creciente de Su luna nueva.

Como veremos en los siguientes capítulos, Yeshúa probablemente fue concebido durante el Festival de Jánuca, y probablemente nació el primer día de la Fiesta de Tabernáculos en otoño. Ya hemos visto que fue ejecutado en cumplimiento de Pesaj, y que también cumplió los Días de Panes sin Levadura, la ofrenda del Omer (Primeros Frutos) y Pentecostés. De la misma manera, muchos eruditos creen que Yeshúa regresará en cumplimiento del Día de las Trompetas porque, al igual que nadie sabe el día o la hora del Día de las Trompetas antes de que se vea “físicamente” la primera franja de la nueva luna creciente, Yeshúa nos dice que ningún hombre sabe el día o la hora en que Él regresará físicamente.

Mattityahu (Mateo) 24: 29-32
29 “Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo y los poderes de los cielos serán conmovidos.
30 Entonces, aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo, y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria.
31 Y enviará a sus mensajeros con un gran sonido de trompeta, y juntarán a sus escogidos de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”.
32 “Pero, aprendan esta parábola de la higuera: cuando su rama ya se vuelve tierna y brotan sus hojas, saben que el verano está cerca”.

En la Parábola de la Higuera, pareciera que Yeshúa nos dice que podemos conocer la temporada general de Su regreso por adelantado, sin embargo, no podemos saber la hora exacta. Esto es similar a la manera en que podemos saber cuándo se acerca la temporada de las Fiestas de Otoño, pero sabemos que aún tenemos que esperar a que Yahweh nos muestre la primera astilla de la luna nueva creciente para declarar el día y la hora de las fiestas.

Mattityahu (Mateo) 24: 36-44
36 “Pero acerca de ese día y hora, nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, sino solo mi Padre.
37 Pero como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.
38 Porque como en los días antes del diluvio, estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca,
39 y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.
40 Entonces dos hombres estarán en el campo: uno será tomado y el otro será dejado.
41 Dos mujeres estarán moliendo en el molino: una será tomada y la otra será dejada.
42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora viene vuestro Adon.
43 Pero sabed esto, que si el dueño de la casa supiera a qué hora habría de venir el ladrón, velaría y no dejaría que robaran su casa.
44 Por lo tanto, ustedes también estén listos, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

Nosotros podemos saber el tiempo aproximado en que aparecerá el Hijo del Hombre, pero no podemos saber la hora exacta de Su aparición hasta que realmente Él llegue. Por lo tanto, debemos estar alertas, esperar y observar.

Mattityahu (Mateo) 25: 1-13
1 «Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomaron sus lámparas y salieron a recibir al novio.
2 Ahora bien, cinco de ellas eran sabias, y cinco insensatas.
3 Las insensatas tomaron sus lámparas y no tomaron aceite con ellas,
4 más las sabias tomaron aceite en vasijas con sus lámparas.
5 Pero, mientras el esposo se demoraba, todas cabecearon y se durmieron.
6 Y a medianoche se oyó un clamor: ¡He aquí, viene el esposo, salgan a recibirle!
7 Entonces todas esas vírgenes se levantaron y prepararon sus lámparas.
8 Y las insensatas dijeron a las sabias: “Denos algo de su aceite, porque nuestras lámparas están apagándose”.
9 Pero las sabias respondieron, diciendo: “No, no sea que no haya suficiente para nosotras y para ustedes; vayan más bien a los que venden, y compra para ustedes”.
10 Y mientras ellas iban a comprar, vino el esposo, y las que estaban listas entraron con él a la boda; Y la puerta fue cerrada.
11 “Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: “¡Maestro, Maestro! ¡Ábrenos!”
12 Pero él respondió y dijo: “En verdad les digo que no las conozco”.
13 “Velad pues, porque no sabéis el día ni la hora en que vendrá el Hijo del Hombre”.

El judaísmo enseña que los diez días que comienzan desde Yom Teruah y terminan en Yom Kippur (el Día de la Expiación) se llaman los “Diez Días del Terror”. El último servicio en Yom Kippur se llama “Neilah”, que significa, literalmente, “cerrado”, el concepto a tomar en cuenta aquí es que Yahweh cerrará las puertas del cielo para nosotros en ese momento, si es que no nos hemos arrepentido y entrado en su reino entes de este suceso.

Qorintim Alef (1 ° Corintios) 15: 50-52
50 Ahora bien, esto digo hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Elohim; ni la corrupción hereda la incorrupción.
51 He aquí, te digo un misterio: no todos dormiremos, pero todos seremos transformados.
52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, en la última trompeta. Porque la trompeta sonará, y los muertos serán levantados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

Muchos eruditos creen que este pasaje en 1 Corintios implica que Yeshúa regresará en Yom Teruah, ya que seremos transformados en Su venida, la que ocurrirá en la trompeta final.

Las trompetas [shofar] también son mencionadas en muchos otros lugares de las Escrituras, y las trompetas generalmente se asocian con el juicio y la redención final. Esto, además, en general concuerda con el sentido de las Fiestas de Otoño.

Si bien hay muchas tradiciones rabínicas asociadas con Yom Teruah, muchas de ellas contradicen las Escrituras. No es nuestro propósito detallar estas tradiciones rabínicas aquí, pero una de estas costumbres rabínicas se ha registrado en las Escrituras, y por lo tanto tenemos que discutirlo.

Otro término para la Cabeza de los Meses es la Cabeza del Año, y el término hebreo para la Cabeza del Año es “Rosh Hashana”. Como vimos anteriormente, Yahweh nos dice que Rosh Hashana comienza el primer día del primer mes.

Shemote (Éxodo) 12: 2
2 “Este mes será la cabeza de los meses para ustedes, es el primer mes del año para ustedes”.

Los rabinos, sin embargo, han desarrollado la regla de que Rosh Hashana debe celebrarse no el primer día del primer mes, sino los primeros dos días del séptimo mes. El desarrollo de esta tradición es complejo, y no es nuestro propósito detallarlo aquí, pero parece que esta costumbre rabínica puede haber estado ya en vigencia para el final del exilio babilónico, como lo demuestra el hecho de que Ezra (Esdras) celebró una asamblea apartada en los primeros dos días del séptimo mes.

Nehemías 8: 2-3 nos muestra cómo Ezra reunió a la gente el primer día del séptimo mes.

Nehemías 8: 2-3
2 Entonces el sacerdote Ezra trajo la Torah ante la asamblea de hombres y mujeres y de todos los que podían oír con entendimiento, el primer día del séptimo mes.
3 Luego leyó en la plaza abierta que estaba frente a la Puerta del Agua desde la mañana hasta el mediodía, delante de los hombres, las mujeres y los que podían entender; y los oídos de todas las personas estaban atentos al Libro de la Torah.

Luego, Nehemías 8:13 nos muestra cómo Ezra llevó a cabo un segundo día de asamblea apartada en el segundo día del séptimo mes.

Nehemías 8:13
13 En el segundo día, las cabezas de las casas paternas de todo el pueblo, con los sacerdotes y los levitas, se reunieron con Ezra el escriba, para entender las palabras de la Torah.

Los rabinos celebran hoy Rosh Hashana en los primeros dos días del séptimo mes, idénticos a cómo el sacerdote Ezra lo hizo.

Hay muchas otras costumbres rabínicas que rodean a Yom Teruah, que no intentaremos explorar aquí.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give