Chapter 17:

Sal de Ella, Pueblo Mio

Este Post también está disponible en: English Indonesia

Apocalipsis 18:2 nos dice que Babilonia la grande ha caído. Como hemos aprendido, esto tiene lugar en los cielos en la séptima trompeta. Sin embargo, llevará algo de tiempo para que esto se desarrolle en la tierra. El gobierno de Babilonia caerá lentamente a medida se derramen las copas de la ira y caerá completamente después de la Batalla de Armagedón. Es entonces cuando el reinado de Elohim se establecerá aquí en la tierra.

Hitgalut (Apocalipsis) 18:1-3
1 Después de estas cosas, vi a otro mensajero que bajaba del cielo, teniendo gran autoridad, y la tierra estaba iluminada con su gloria.
2 Y clamó con fuerza a gran voz, diciendo: ¡Babilonia, la grande, ha caído, ha caído y se ha hecho habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo y una jaula para toda ave inmunda y aborrecible!
3 Porque todas las naciones han bebido del vino de la ira de su fornicación, los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido con la abundancia de sus lujos.

El versículo 3 dice que todas las naciones han bebido el vino del furor de su fornicación. El versículo 4 nos ordena que salgamos de Babilonia, para que no seamos cómplices de sus pecados y recibamos de sus plagas. Estudiemos este mandato y veamos por qué significa que debemos dejar atrás el espíritu Babilónico.

Hitgalut (Apocalipsis) 18:4-5
4 Y oí otra voz del cielo que decía: “Salid de ella, pueblo mío, no sea que participéis de sus pecados, y para que no recibáis de sus plagas.
5 Porque sus pecados han llegado al cielo, y Elohim ha recordado sus iniquidades”.

El término Elohim (אלהים) normalmente se refiere a Yahweh. Sin embargo, el término técnicamente significa gobernantes, y en ocasiones también se refiere a jueces o a hombres poderosos (es decir, gobernantes terrenales).

OT: 430 Elohim (el-o-him’); plural de OT: 433; dioses en el sentido ordinario; pero específicamente usado (en plural así, especialmente con el artículo) del Dios supremo; aplicado de vez en cuando a modo de deferencia a los magistrados; y a veces como un superlativo:
KJV – ángeles, exaltado, Dios (dioses), diosa, grande, ídolo, juez, rey, poderosos[hombres].

Un lugar donde el término elohim probablemente se refiere a gobernantes terrenales, está en Génesis 6:1-4. Recuerde que Yahweh originalmente nos creó para escuchar y obedecer Su voz, lo cual incluye esperar que Él nos traiga una esposa de su elección. Sin embargo, en Génesis 6, los gobernantes de los hombres se habían corrompido. Comenzaron a usar el poder y la posición para tomar esposas por si mismos de todas las mujeres que ellos quisieron. Esto significa que en lugar de esperar a que Yahweh les traiga una esposa de su elección, comenzaron a casarse con quien quisieron (tal como lo hacen los ricos y los poderosos de hoy en día). Su espíritu era esencialmente el Babilónico.

B’reisheet (Génesis) 6:1-4
1 Y sucedió que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,
2 viendo los hijos de los gobernantes [elohim] a las hijas de los hombres, que eran hermosas; se tomaron esposas de todas las que escogieron.
3 Y dijo Yahweh: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque él es carne, más serán sus días ciento veinte años.
4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de los gobernantes [elohim] entraron en las hijas de los hombres y les dieron a luz hijos. Esos eran los hombres poderosos de la antigüedad, eran hombres de renombre.

[Algunas personas piensan que este pasaje habla de seres espirituales que se aparean con mujeres humanas, que tenían bebés de 18 kilos que alcanzaron los 6 metros de altura. Sin embargo, estas teorías no tienen sentido. Ninguna mujer humana podría sobrevivir a la gestación de un bebé de 18 kilos (y mucho menos a dar a luz). Además, lo que es del Espíritu, espíritu es, y lo que es de la carne, carne es, y los dos no se pueden mezclar. Además, el versículo 4 claramente especifica que estos elohim eran hombres poderosos de la antigüedad, hombres de renombre, no espíritus].

Antes del Diluvio había gobernantes locales. Después del Diluvio comenzaron a existir imperios al estilo babilónico, que fueron dirigidos por emperadores. Ellos cazaron y mataron a otros emperadores. Luego Génesis 10:8-9 nos dice que Nimrod comenzó a ser un poderoso cazador delante de Yahweh. Esto significa que era un poderoso emperador que cazaba cada vez más poder y control. (Probablemente eligió a sus propias esposas, en lugar de esperar que Yahweh le traiga una esposa). Él fue el padre de Babilonia, estableciendo el patrón de mal uso del poder que todos los reyes e imperios del estilo babilónico han seguido desde entonces.

B’reisheet (Génesis) 10:8-12
8 Cus engendró a Nimrod; el cual comenzó a ser poderoso en la tierra.
9 Era un poderoso cazador delante de Yahweh; por lo tanto, se dice: “Como Nimrod, poderoso cazador delante de Yahweh”.
10 Y el principio de su reino fue Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar.
11 De aquella tierra fue a Asiria y edificó a Nínive, Rehobot Ir, Cala,
12 y Resen entre Nínive y Cala (que es la ciudad principal).

El Imperio Babilónico ha tomado muchas formas distintas. Primero vimos a Babilonia, luego Media-Persia, luego Grecia, luego Roma, y ahora el mundo Cristiano con el Islámico se unen para establecer el control del mundo.

Daniel 7:7
7 “Después de esto, vi en las visiones nocturnas, y he aquí, una cuarta bestia, temible y terrible, extremadamente fuerte. Tenía enormes dientes de hierro [Romanos], estaba devorando, rompiendo en pedazos y pisoteando el residuo con sus pies. Era diferente de todas las bestias que estaban antes [en que era una bestia espiritual], y tenía diez cuernos”.

La razón por la cual los Cristianos y los Musulmanes luchan juntos para apoderarse del mundo entero es porque ambos descienden de Yaakov (Jacob) y Esaú, quienes luchaban ya, incluso en el vientre de su madre Rivkah (Rebeca).

B’reisheet (Génesis) 25:22-23
22 Pero los niños lucharon entre ellos dentro de ella; y ella [Rebeca] dijo: “Si es así, ¿para qué vivo?” Entonces ella fue a consultar a Yahweh.
23 Y Yahweh le dijo: «Dos naciones hay en tu seno, dos pueblos serán divididos de tu vientre: un pueblo será más fuerte que el otro, y el mayor servirá al menor”.

Abordando esto con comprensión espiritual, consideremos que son los hijos de Ya’akov (el hombre de carne) los que están nuevamente luchando contra los hijos de Israel (los rectos de Elohim), incluidos los Nazarenos. Entonces, vemos que la ramera Babilónica y sus hijas (las iglesias Protestantes) buscan destruir a la novia.

Anteriormente vimos que la marca de la bestia Babilónica es la lealtad a Babilonia, mientras que la marca de Yahweh es la lealtad a Yahweh. Salir de Babilonia, entonces, no es tanto huir de un lugar físico, sino que es someterse a Elohim, y darle nuestra lealtad total y completa a Él.

El Cristianismo papal, el Islam y el Judaísmo Sionista (político) son cuerpos espirituales Babilónicos. También son los caballos blancos, verdes y rojos. No debemos ser leales a ninguno de estos caballos Babilónicos, ni a la democracia Babilónica (que es el caballo rojo).

En hebreo, la palabra para Babilonia es babel (בבל), deletreado beit, beit, lamed. La letra beit es una imagen de una casa, mientras que lamed es una imagen de un bastón (símbolo de autoridad). La imagen verbal es la de la autoridad compartida por más de una casa. Esta es una imagen de la democracia, donde el poder se comparte entre las casas. Sin embargo, las democracias cambian con el tiempo, porque la mayoría generalmente solo está de acuerdo con esas medidas que aumentarán el poder y el dinero. Por lo tanto, eligen a los gobiernos que efectivamente aumentan su riqueza a través del imperialismo económico y militar. (Esta es una imagen perfecta de América y de todos los demás imperios Greco-Romano-Babilónicos a lo largo de la historia).

Yeshúa nos dice que cualquier reino o casa que esté dividida contra sí misma no puede soportar; esta es la razón por la cual las democracias (y las repúblicas democráticas) siempre caen.

Marqaus (Marcos) 3:24-25
24 “Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede mantenerse.
25 Y si una casa está dividida contra sí misma, esa casa no puede mantenerse”.

El punto es que a veces las personas dicen que, para huir de Babilonia, debemos emigrar de esta o aquella nación. Eso no es correcto. Más bien, Babilonia es un espíritu, y los espíritus típicamente se manifiestan en más de un lugar (y en más de una forma) a la vez. Si huimos de Estados Unidos y nos vamos a Israel, pero todavía idealizamos la democracia, entonces todavía estamos en Babilonia, porque aún idealizamos las instituciones Babilónicas.

Apocalipsis 18, sin embargo, habla de una ciudad física llamada Babilonia. ¿Dónde está esta ciudad?

Hitgalut (Apocalipsis) 18:6-19
6 «Dadle a ella lo mismo que ella ha dado, y
páguenle el doble según sus obras; en la copa que ella ha mezclado, mezclen el doble para ella.
7 En la medida en que ella se glorificó así misma y vivió lujosamente, en la misma medida denle tormento y tristeza; porque ella dice en su corazón: “Me siento como reina, y no soy viuda, y no veré tristeza”.
8 Por eso vendrán sus plagas en un día: muerte, llanto y hambre. Y ella será completamente quemada con fuego, porque fuerte es Yahweh Elohim que la juzga.
9 Los reyes de la tierra que cometieron fornicación y vivieron lujosamente con ella llorarán y lamentarán por ella, cuando vean el humo de su fuego,
10 de pie a una distancia por temor a su tormento, diciendo: “¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, esa ciudad poderosa! Porque en una hora tu juicio ha llegado”.
11 Y los mercaderes de la tierra llorarán y lamentarán por ella, porque nadie comprará más sus mercaderías:
12 mercaderías de oro y plata, piedras preciosas y perlas, lino fino y púrpura, seda y escarlata, toda clase de madera de cedro, todo tipo de objetos de marfil, todo tipo de objetos de maderas preciosas, bronce, hierro y mármol;
13 y canela e incienso, aceite aromático e incienso, vino y aceite, harina fina y trigo, ganado vacuno y ovejas, caballos y carros, y cuerpos y almas de hombres.
14 El fruto que anhelaba tu alma se ha apartado de ti, y todas las cosas suntuosas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás.
15 Los mercaderes de estas cosas, que se hicieron ricos por ella, se mantendrán a distancia por temor a su tormento, llorando y lamentando,
16 diciendo: “¡Ay, ay, de la gran ciudad que estaba vestida de lino fino, púrpura y escarlata, y adornada con oro, piedras preciosas y perlas!
17 Porque en una hora tales grandes riquezas se desvanecieron”. Y todo capitán de barco, todos los que viajan en barco, marineros, y todos los que comercian en el mar, se mantuvieron a distancia.
18 y clamaron cuando vieron el humo de su fuego, diciendo: “¿Qué es semejante a esta gran ciudad?”
19 Y echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, llorando y lamentando, y diciendo: “¡Ay, ay de aquella gran ciudad en que todos aquellos que tenían naves en el mar se enriquecieron con sus riquezas! Porque en una hora queda desolada”.

Esta es probablemente Roma, ya que ya vimos que Roma se dividirá en tres partes en la séptima Copa.

Hitgalut (Apocalipsis) 16:19-20
19 Ahora la gran ciudad quedó dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones caían. Y la gran Babilonia fue recordada delante de Elohim, para darle el cáliz del vino del furor de su ira.
20 Entonces cada isla [frontera nacional] huyó, y las montañas [gobiernos] no se encontraron.

Sin embargo, dado que Babilonia es un espíritu que puede manifestarse de muchas maneras y en muchos lugares al mismo tiempo, la gran ciudad que arde con fuego también podría ser Nueva York (que es la sede del Wall Street). El versículo 13 nos dice que Babilonia intercambia los cuerpos y las almas de los hombres. Muchos autores han documentado cómo las vidas humanas se compran y se venden esencialmente en la Bolsa de Nueva York, cómo los gobiernos de varios países se clasifican “literalmente” como corporaciones para el comercio de acciones, y cómo todo es propiedad de la Corona de Londres (que no es la familia real de Inglaterra, sino un cártel de banca privada propiedad de las familias Rothschild y Warburg, entre otros). Su tráfico de vidas humanas ha sido la responsable de la muerte de incontables millones de seres humanos.

[Aquellos que deseen saber más acerca de cómo los seres humanos son comprados y vendidos en la Bolsa de Valores de Nueva York pueden leer varias obras como: The Empire of the City, Creature from Jekyll Island, A Second Look at the Federal Reserve, Wall Street and the Rise of Hitler, and They Own It All (¡Including You!) by Means of Toxic Currency. Estos y otros libros muestran cómo Wall Street es propiedad de las familias de los banqueros de Londres (caballo negro)].

Los estadounidenses y otros ciudadanos de Babilonia a menudo son leales al sistema, ya que proporciona para ellos abundancia de riquezas materiales (que es básicamente el botín de la guerra económica). Mientras los ciudadanos continúen sintiendo que tienen derecho a voto, la mayoría continuará siendo leal al sistema. Pero, en última instancia, las élites de los caballos negros planean absorber toda la riqueza del sistema y despoblar la tierra (a fin de dejar más recursos de la tierra para ellos y sus hijos). Eventualmente, el hombre promedio ya no podrá ser leal al sistema y Babilonia caerá. Esto sucederá entre la séptima trompeta y la séptima copa. Cuando esto suceda, los que están a cargo del sistema serán castigados, y los apóstoles y profetas apartados de Yahweh se regocijarán.

Hitgalut (Apocalipsis) 18:20
20 “Alégrate sobre ella, oh cielo, apóstoles santos y profetas, porque Elohim te ha vengado en ella”.

Debido a que este es un evento futuro, los dones de apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros de los ministerios quíntuples están claramente presentes el día de hoy. Explicamos esto con más detalle en Israel Nazareno (versión 4 y posteriores).

Hitgalut (Apocalipsis) 18:21-24
21 Entonces un ángel poderoso tomó una piedra como una gran piedra de molino y la arrojó al mar, diciendo: “Con este mismo ímpetu la gran ciudad de Babilonia será derribada, y no se encontrará nunca más.
22 Sonido de arpistas, músicos, flautistas y trompeteros ya no se escuchará en ti. Ya no se encontrará ningún artesano de ningún oficio en ti, ni el sonido de una piedra de molino ya no se oirá en ti.
23 Luz de la lámpara no alumbrará más en ti, y la voz del novio y de la novia ya no se oirá más en ti. Porque tus mercaderes fueron los grandes de la tierra, porque por tu hechicería fueron engañadas todas las naciones.
24 Y en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que fueron muertos en la tierra”.

Una vez que Babilonia y sus gobiernos demoníacos asociados se derrumben, habrá una batalla final, el Armagedón, en la cual Satanás hace un último esfuerzo para impedir que el pueblo de Yeshúa establezca el reino milenario. En el siguiente capítulo mostraremos cómo fracasará el esfuerzo de Satanás, y entonces será el momento de volver a casa.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give