Chapter 9:

La Séptima Trompeta: El Punto Crucial

Este Post también está disponible en: English Indonesia

Lamentablemente, muchos de nosotros moriremos antes de llegar a la séptima trompeta. Sin embargo, si llegamos a estar vivos en ese momento, la séptima trompeta es punto crucial de la historia. Este es el tiempo cuando Babilonia cae y el gobierno de Yahweh se establece en la tierra. Aun cuando las copas del juicio y el Armagedón aún están por llegar, de aquí en adelante, el reino de Yahweh en la tierra crecerá.

En el último capítulo, vimos cómo los dos testigos de Yahweh intentaron hacer que los hombres se arrepintieran durante la segunda mitad de la tribulación (el tiempo de la angustia de Jacob). Sin embargo, en lugar de arrepentirse, la gente de la tierra mató a los dos testigos de Yahweh y organizó una gran celebración por ello.

Hitgalut (Apocalipsis) 11:10
10 Y los que moran en la tierra se regocijarán sobre ellos, se alegrarán y se enviarán regalos unos a otros, porque estos dos profetas atormentaron a los que moran en la tierra.

Yahweh no quiere que nadie perezca (2 Pedro 3: 9), pero cuando los hombres matan a Sus dos testigos, la paciencia y misericordia de Yahweh llegarán a su fin. Cuando toque la trompeta el séptimo ángel, Babilonia y su reino caerán, y el reino de Yahweh será establecido.

Hitgalut (Apocalipsis) 11:15-19
15 Entonces el séptimo ángel tocó la trompeta. Y hubo grandes voces en el cielo, que decían: ¡Los reinos de este mundo han venido a ser de Yahweh y de Su Mesías, y él reinará por los siglos de los siglos!
16 Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Elohim en sus tronos se postraron sobre sus rostros y adoraron a Elohim,
17 diciendo: “Te damos gracias, oh Yahweh Elohim Todopoderoso, el que Era y el que Es y el que ha de venir, Porque has tomado Tu gran poder y has reinado.
18 Las naciones se enojaron, y ha venido tu enojo, y el tiempo para que los muertos sean juzgados, y para que recompenses a tus siervos los profetas y los santos, y los que te temen a tu nombre, pequeños y grandes, y para destruir a los que destruyen la tierra”.
19 Entonces el templo de Elohim fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto fue vista en su templo. Y hubo relámpagos, ruidos, truenos, un terremoto y granizo.

El reino de Yahweh tiene dos partes. Un aspecto es espiritual, mientras que el otro es literal. Cuando aceptamos a Yeshúa y recibimos Su Espíritu, nos unimos a Su reino espiritual. Esto es a lo que Yochanan HaMatbil (Juan el Bautista) se refirió cuando dijo que el reino de Elohim estaba cerca (es decir, ofrecido).

Marqaus (Marcos) 1:14-15
14 Y después de que Yochanan fue encarcelado, Yeshúa vino a Galilea, predicando el evangelio del reino de Elohim,
15 y diciendo: “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Elohim está cerca. Arrepentíos, y creed en las buenas nuevas”.

Yeshúa nos dice que este aspecto espiritual de Su reino no viene con visiblemente (es decir, no se ve con los ojos); sino, más bien, su reino espiritual se encuentra dentro de nosotros.

Luqa (Lucas) 17:20-21
20 Cuando los fariseos le preguntaron cuándo vendría el reino de Elohim, él respondió y dijo: “El reino de Elohim no viene visiblemente;
21 ni dirán: “¡Mira aquí!” o “¡Ve allí!” Porque, de hecho, el reino de Elohim está dentro de ti”.

Sin embargo, también llegará un momento en que aquellos que pertenecen al reino espiritual de Yeshúa formarán nuevamente un reino literal (como en los días de los reyes David y Ezequías). Yeshúa nos dice que oremos por esto.

Matityahu (Mateo) 6:10
10 “Venga tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo”.

En Israel Nazareno vimos que hay dos sub-reinos dentro de Israel. El reino del sur llamado Judah, y el reino del norte llamado Efraim (o Israel). Los asirios conquistaron el reino del norte de Efraim alrededor del año 722 a.C, y dejó de ser un reino en ese momento. Los romanos dominaban el reino del sur de Judah. Los profetas nos dicen que las dos casas volverán a establecerse como un reino literal, y que gobernarán y reinarán. Es por eso que los apóstoles le preguntaron a Yeshúa si planeaba restaurar el reino de Israel (es decir, Judah y Efraim) en ese momento.

Ma’asei (Hechos) 1:6-8
6 Por eso, cuando se juntaron, le preguntaron, diciendo: “Adon, ¿restaurarás el reino a Israel en
este tiempo?”
7 Y les dijo: “No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones que el Padre puso en su propia autoridad.
8 Pero recibiréis poder cuando el Espíritu santo haya venido sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalem, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”.

Yeshúa les dijo a sus apóstoles que no se preocupen por el momento de la restauración del reino físico, sino que simplemente den testimonio de él. Ese es un buen consejo para nosotros también. Apocalipsis declara que el reino de Yeshúa se establecerá en la séptima trompeta.

Hitgalut (Apocalipsis) 11:15
15 Entonces el séptimo ángel tocó la trompeta. Y hubo grandes voces en el cielo, que decían: ¡Los reinos del mundo han venido a ser de Yahweh y de Su Mesías, y él reinará por los siglos de los siglos!

Habrá una gran y masiva agitación social durante este tiempo, ya que caerán todas las instituciones y gobiernos babilónicos y serán reemplazados por las instituciones de Yahweh. Este es el terremoto mencionado en Apocalipsis 11:19.

Hitgalut (Apocalipsis) 11:19
19 Entonces el templo de Elohim fue abierto en el cielo, y el arca del pacto fue vista en su templo. Y hubo relámpagos, ruidos, truenos, un terremoto y granizo.

Esto es también cuando la corte celestial de Daniel 7:26 se establecerá, quitándole el dominio de Satanás y dándolo a los santos del Altísimo.

Daniel 7:24-27
24 “Los diez cuernos son diez reyes que se levantarán de este reino. Y otro se levantará después de ellos; Él será diferente de los primeros y someterá a tres reyes.
25 Él hablará palabras pomposas contra el Altísimo, perseguirá a los santos del Altísimo, y tendrá la intención de cambiar los tiempos y la ley. Entonces los santos serán entregados en su mano por un tiempo, tiempos y medio tiempo.
26 Mas el tribunal se sentará, y le quitará su dominio, para aniquilarlo y destruirlo para siempre.
27 Entonces el reino y el dominio, y la grandeza de los reinos debajo de todo el cielo, se darán al pueblo de los santos del Altísimo. Su reino es un reino eterno, y todos los dominios le servirán y le obedecerán”.

Este momento también es cuando se cumplirá Daniel 2:44-45.

Daniel 2:44-45
44 “Y en los días de estos reyes, el Elohim del cielo establecerá un reino que nunca será destruido; y el reino no se dejará a otras personas; Romperá en pedazos y consumirá todos estos reinos, y permanecerá para siempre.
45 Así como viste que la piedra fue cortada del monte sin manos, y que partió en pedazos el hierro, el bronce, la arcilla, la plata y el oro, el gran Elohim dio a conocer al rey lo que ha de suceder después de esto. El sueño es cierto y su interpretación es verdadera”.

Este momento es también cuando los santos de Yeshúa comienzan a gobernar y reinar sobre la tierra con la misma vara de hierro que Yeshúa recibió de Su Padre (en el Salmo 2).

Hitgalut (Apocalipsis) 2:26-27
26 “Y el que vence y guarda mis obras hasta el fin, a él daré poder sobre las naciones,
27 Él las regirá con vara de hierro; Serán destrozados como los vasos del alfarero, como también he recibido de Mi Padre …”.

Así como el séptimo sello introdujo las siete trompetas, la séptima trompeta introduce las copas del juicio (la ira) sobre Babilonia. Estos serán vertidos en rápida sucesión (y tal vez un periodo corto, como 30 días). La destrucción en la tierra de Israel durante este tiempo es casi total. Aunque los hombres pensarán que se salvarán de la ira de Yahweh matando a Sus dos testigos, se ganarán una destrucción repentina sobre sí mismos, y no escaparán.

Thessaloniqim Aleph (1 Tesalonicenses) 5:1-3
1 Pero con respecto a los tiempos y las estaciones, hermanos, no tienen necesidad de que yo les escriba.
2 Porque ustedes saben perfectamente que el día de Yahweh viene como ladrón en la noche.
3 Porque cuando digan: «¡Paz y seguridad!» entonces la destrucción repentina viene sobre ellos, como dolores de parto a una mujer embarazada. Y ellos no escaparán.

If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give