Determinando las Fechas de Pésaj

En El Calendario de la Torá hablamos de cómo establecer el Día de la Luna Nueva (llamado Rosh Jodesh, o la Cabeza del Mes). También vimos que el primer día de luna nueva del año se llama Rosh HaShaná (o la Cabeza del Año). La Cabeza del Año es un día muy especial, porque todo el resto del año calendario depende de la correcta sincronización de la cabeza del año. Además, si Rosh HaShaná es programado correctamente, el resto de las cosechas se alinearán con el resto de las fiestas. A la inversa, si no programamos Rosh HaShaná correctamente, el resto de las cosechas no se alinearán con el resto de las fiestas (por lo que es fundamental programar esto correctamente).

Como también vimos en El Calendario de la Torá, una vez que es evidente para los observadores entrenados que la primera gavilla de cebada en la tierra de Israel estará en la etapa llamada aviv (o masa media) 15-21 días más tarde, entonces el sacerdocio declara Rosh HaShaná la próxima vez que la primera astilla de la luna nueva se vea desde la tierra de Israel.

Como también vimos en El Calendario de la Torá, 15-21 días después de Rosh HaShaná, el sacerdocio presenta el omer (o la gavilla mecida) a Yahweh en Yom HaNafat HaOmer (el Día de la Ofrenda de la Gavilla Mecida). Después de esto, todo Israel puede cosechar sus cultivos. Como vimos en El Calendario de la Torá y en otros lugares, la Torá nos prohíbe cosechar nuestros cultivos antes de presentar la Ofrenda de la Gavilla Mecida a Yahweh. Debido a que esta regla se rompe en el Talmud, también se rompe rutinariamente por los grupos que consideran el Talmud autoritativo (por ejemplo, los Fariseos/Ortodoxos y los Saduceos/Caraítas), pero esta prohibición nunca debe romperse, porque como hemos demostrado en muchos lugares, fue dada por Elohim mismo.

Como también vimos en El Calendario de la Torá, el omer debe ser de la primera cebada que madure en la tierra de Israel, porque si el omer se toma de la cebada que madura más tarde, entonces los agricultores con la cebada de maduración más temprana no podrán cosechar sus cultivos cuando lleguen a la madurez, y perderán sus cosechas. (Esta regla es violada rutinariamente por los ortodoxos y los Caraítas, y por aquellos Mesiánicos que tontamente los siguen).

Además de esto, el omer no sólo tiene que ser el primero de la cebada en madurar en la tierra de Israel, sino que también tiene que estar en uno de los dos estados especiales, llamados aviv y carmel. Definiremos estos términos más adelante en este capítulo.


No añadir a la Torá de Elohim

Como vimos en Estableciendo la Cabeza del Año, algunas personas quieren establecer la cabeza del año basándose en otros factores (además de la cebada aviv). Por ejemplo, algunos dicen que aunque la cebada esté madura para la cosecha, el nuevo año no puede comenzar hasta que haya pasado el Equinoccio de Primavera (o Equilux). Esto es una violación de la Torá de Yahweh en Deuteronomio 12:32 y otros versículos, que nos dicen que no debemos añadir a Sus mandatos.

Devarim (Deuteronomio) 12:32
32 «Todo lo que Yo te mande, ten cuidado de cumplirlo; no le añadirás ni le quitarás nada».
Debido a que el Equinoccio no existe en la Escritura, decir que el año nuevo no puede comenzar hasta después de que el Equinoccio (o Equilux) haya pasado es claramente añadir a la Escritura.

Otro ejemplo de un requisito que a veces se agrega es cómo algunos Caraítas y Mesiánicos requieren que tengamos «campos cosechables» de cebada antes de poder declarar el año nuevo, aunque esto requiere que las verdaderas primicias de la cebada caigan a la tierra. Explicamos por qué esto va en contra de las Escrituras en Estableciendo la Cabeza del Año.

Antes de comenzar, digamos también que el calendario Judío ortodoxo Hillel II hace que Rosh HaShaná comience en el otoño. Sin embargo, en marcado contraste, Yahweh lo coloca con la maduración de la cebada (cuando el invierno está terminando).


Sobre Rosh HaShaná y la Cebada

Para entender por qué la cabeza del año se coloca correctamente cuando el invierno está terminando, observemos que en Éxodo 9:31-32, Yahweh golpeó a Egipto con una plaga de granizo. El granizo destrozó el lino porque estaba brotando, mientras que la cebada estaba en la cabeza (que es una condición más avanzada). El término Hebreo para «en la cabeza» es aviv (אָבִיב).

Shemot (Éxodo) 9:31-32
31 Ahora bien, el lino y la cebada fueron destrozados, porque la cebada estaba en la cabeza [אָבִיב, aviv] y el lino estaba en caña.
32 Pero el trigo y el centeno no fueron destrozados, pues son cultivos tardíos.

El término aviv (אָבִיב) está en la Concordancia de Strong H24, y se refiere al grano tierno, verde y joven. Se trata de un grano que apenas ha madurado, y que aún no está duro.

H24 ‘abiyb; de una raíz no utilizada (que significa ser tierno); verde, es decir, una espiga joven; de ahí el nombre del mes Abib o Nisan:

Poco después de que la cebada estuviera aviv (masa media), Yahweh dijo a Moshé y a Aharón que éste sería el primer mes de su año.

Shemot (Éxodo) 12:2
2 «Este mes es la cabeza de los meses para ustedes; es el primer mes del año para ustedes».

Lo que esto nos dice es que cuando los primeros granos de cebada se vuelven tiernos, verdes y jóvenes, ese es el primer mes del año. Pero para entender qué hacer con esa información, veamos más de cerca cómo se desarrolla la cebada.


Cómo se Desarrolla la Cebada

La agricultura moderna utiliza un complejo método de análisis de los granos de cereal, denominado Escala de Zadoks. A veces, a algunas personas les gusta utilizar la Escala de Zadoks para determinar si la cebada es aviv, tal vez porque es científica, o tal vez porque la palabra Zadoks suena como tzaddik, que es la palabra Hebrea para un hombre justo. Sin embargo, la Escala de Zadoks no existía en la antigüedad, por lo que no la utilizamos (ya que sólo conduce a la confusión en todo este asunto).

Para nuestros propósitos, se puede pensar que la cebada y otros granos de cereal pasan por varias etapas de crecimiento. Estas etapas comienzan lentamente y se aceleran a medida que la cebada se acerca a la madurez. Puede ser útil visualizar una planta de cebada pasando por estas fases.

El gráfico de abajo es de la Universidad de Wisconsin (EE.UU.), extraído de su Guía de Crecimiento y Desarrollo de la Cebada de Primavera. Muestra el desarrollo de la cebada de primavera moderna media en Wisconsin, Estados Unidos. Es importante tener en cuenta que no sólo el clima de Israel es diferente al de Wisconsin, sino que estas cifras son sólo promedios. El proceso tarda más tiempo cuando el clima es frío, y tarda menos cuando el clima es cálido. También debemos recordar que en realidad no existe una cosecha «promedio», sino que cada año el clima es diferente, y que cada campo es diferente. Sin embargo, teniendo esto en cuenta, podemos ver algunas pautas importantes.

Lo más importante que debemos ver aquí es que en una primavera media de Wisconsin, la cabeza de la semilla emerge del tallo (o de lo que se llama la bota) unos 58 días después de la germinación (o algo menos de dos meses). A continuación, sólo 31 días después está lista para la cosecha con la cosechadora moderna. Esto significa que desde el momento en que la cabeza de la semilla florece y es polinizada, hay básicamente sólo un mes hasta que la planta está lista para ser cosechada por los métodos modernos de la cosechadora. Sin embargo, también hay que recordar que en la antigüedad había incluso menos tiempo. Esto se debe a que la cosecha con cosechadora moderna depende de que la planta esté completamente madura, hasta el punto de ser quebradiza, y este método no funciona con las hoces manuales (especialmente las antiguas).

Una cosechadora (combine en inglés) se llama cosechadora porque realiza una combinación de acciones. Golpea la cebada súper madura, ya frágil, con una pala, y lo hace caer todo en una gran bandeja. Como la cebada ya es frágil, la cabeza de la semilla se rompe y el grano se separa en gran medida de la paja. A continuación, la semilla se separa aún más de la paja.

En cambio, en la antigüedad, la cosecha tenía que hacerse a mano con hoces, y las hoces antiguas no estaban tan afiladas como las hoces de acero modernas. Las hoces antiguas solían estar hechas de sílex o de huesos de animales afilados montados en madera. Por ejemplo, esta es una antigua hoz de sílex encontrada en la tierra de Israel. No sería ni de lejos tan afilada como una hoz de mano de acero moderna.

He aquí una antigua hoz de mano hecha con huesos de animales, encontrada en Medio Oriente.

El problema es que cuando la cebada está completamente madura y dorada (como en la imagen de la cosechadora, arriba) ya es demasiado frágil para cosecharla con una hoz manual. Si se golpea la cebada dorada con una hoz manual, el grano se romperá y caerá al suelo, y la cosecha se perderá (y el agricultor estará arruinado). Para asegurarse de que esto no ocurra, el agricultor que utiliza hoces de mano debe cosechar la cebada cuando acaba de madurar y todavía está un poco tierna y verde, y si estamos dispuestos a aceptarlo, ésta es la definición misma de aviv.

H24 ‘abiyb; de una raíz no utilizada (que significa ser tierno); verde, es decir, una espiga joven; de ahí el nombre del mes Abib o Nisan:


Etapas del Crecimiento de la Cebada

Si volvemos a mirar el gráfico de la Universidad de Wisconsin, podemos ver que la cebada pasa por varias etapas de crecimiento. La primera etapa se llama etapa de crecimiento vegetativo. Durante el crecimiento vegetativo, la planta de cebada es blanda y flexible. Puede ser golpeada por el granizo y se recupera enseguida. Esta es la razón por la que el trigo y el centeno no fueron destruidos por el granizo en Éxodo 9:32, es que todavía estaban en la etapa de crecimiento vegetativo, y por lo tanto todavía eran suaves y flexibles (y por lo tanto fueron capaces de soportar el impacto del granizo sin sufrir ningún daño).

Después de la etapa de crecimiento vegetativo, la cabeza emerge de la bota (es decir, el tallo), y la planta entonces brota y florece. Esto se denomina fase de brotación y floración. Durante esta etapa, los tallos de la planta comienzan a volverse rígidos (ya que se están preparando para soportar el peso de la cabeza del grano en alto). Además, con el desarrollo de la cabeza del grano, también se vuelven más pesados. Si los cereales son golpeados por el granizo o incluso por una lluvia fuerte durante esta etapa, el impacto del granizo o el peso de las cabezas de los granos húmedos pueden hacer que las plantas se vuelquen y que los tallos se doblen, provocando que la cosecha se dañe o se pierda. La razón por la que el lino y la cebada fueron destruidos en Éxodo 9:31 es que el lino estaba floreciendo, y la cebada estaba aviv (que veremos que es masa media). Es decir, que las plantas estaban ahora en flor, y sus tallos ya no eran flexibles. Por lo tanto, el peso del granizo y el peso de cualquier humedad tiraron de las plantas, y fueron «destrozadas».

Shemot (Éxodo) 9:31-32
31 Ahora bien, el lino y la cebada fueron destrozados, porque la cebada estaba en la cabeza [אָבִיב, aviv] y el lino estaba en caña.
32 Pero el trigo y el centeno no fueron destrozados, porque son cultivos tardíos.


El error de los «Campos Cosechables»

Como mostramos en Estableciendo la Cabeza del Año, algunas personas enseñan incorrectamente que antes de que la cebada pueda ser dañada por el granizo tiene que estar ya completamente madura, de tal manera que esté seca, quebradiza y dorada (como en la imagen de la cosechadora de arriba). Sin embargo, esto es completamente incorrecto, ya que el lino en Éxodo 9 también fue dañado por el granizo, a pesar de que sólo estaba en caña. Esto nos muestra que los granos de cereal pueden ser dañados por el granizo incluso cuando sólo están en capullo. No es necesario que estén totalmente maduros.

Para reiterar, lo que hace que los granos sean susceptibles al granizo es que están entrando en las etapas de brotación y floración, lo que hace que el tallo sea frágil y la planta sea pesada.


Desarrollo de la Cebada

Después de que la planta florezca y sea polinizada, forma una vaina de semillas cerrada. Sin embargo, al principio no hay nada en la vaina. Si la vaina de semillas se abre en los primeros días, la flor cerrada tendrá el aspecto del algodón. A esto se le llama fase de algodón. Después de esto, la planta comenzará a bombear líquido en la vaina de semillas. Si se rompe, tendrá un líquido de aspecto acuoso. Esto se llama la etapa de agua.

Después de que la planta haya bombeado agua a la cabeza, empieza a bombear almidón a la cabeza. Al principio, el líquido dentro de la cabeza tiene un aspecto lechoso. Esto se denomina fase de leche. Dependiendo de una serie de factores, esta fase se alcanza aproximadamente 8 días después de la floración y la fecundación.

Aproximadamente 10-11 días después de la fecundación, la planta ha bombeado suficiente almidón dentro de la cabeza de la semilla y las semillas empiezan a ser sustanciales. A menudo se denomina fase de gusano.

A medida que la planta sigue bombeando almidón a las vainas de las semillas, éstas se vuelven más llenas y duras. Aproximadamente 14 días después de la fecundación, si se abren las vainas de las semillas, éstas se asemejan a una masa de pan blanda en su interior. Esto se denomina fase de masa blanda. Esta «masa blanda» se corta fácilmente con la uña (pero no debe haber líquido lechoso).

Aproximadamente a los 17-18 días de la fecundación, las semillas deben estar llenas de almidón. Después de esto, las semillas no ganarán más masa. Más bien, empiezan a secarse, a endurecerse y a perder humedad. También empiezan a cambiar de color, de verde a amarillo, lo que indica que la planta empieza a secarse y a morir. Esto se llama la etapa de masa media, y como veremos, esto es lo que califica como cebada aviv, porque la planta es básicamente completamente madura, y sin embargo todavía tierna, y ligeramente verde.

H24 ‘abiyb; de una raíz no utilizada (que significa ser tierno); verde, es decir, una espiga joven; de ahí el nombre del mes Abib o Nisan:

La cebada de masa media debe tener la consistencia de una masa de pan de dureza media. Debe poder cortarse con la uña, pero no debe estar aguada por dentro (en absoluto). Debe adquirir un color dorado, pero todavía tiene un ligero tinte verdoso, porque apenas ha terminado de madurar. Sin embargo, debe ser viable como semilla, porque está completamente formada y ha terminado de madurar.

Fíjate en que los granos de la foto están empezando a ponerse amarillos, pero aún tienen un ligero tinte verdoso. Observa también la textura del interior. Aunque el grano se puede cortar con la uña, no es nada acuoso. Esta es la fase ideal para cosechar con una hoz manual, porque los granos tienen ahora toda la masa que jamás tendrán, pero la probabilidad de romper la cabeza cuando se golpea el tallo con la hoz no es todavía muy grande. Es decir, si un agricultor cosecha su cebada en la fase de masa media (aviv), puede tener que secar los granos antes de la trilla, pero no es probable que pierda gran parte de su cosecha por el «golpe de la hoz». Sólo que esta condición ideal de cosecha no dura mucho tiempo.

Este es un campo en el que las plantas de cebada acaban de empezar a ponerse amarillas, pero todavía tienen un tinte verdoso. Esto indica que la semilla ya está completamente madura, y que las plantas están empezando a morir, y se están preparando para soltar su semilla (es decir, reproducirse). Este amarillamiento es un buen indicador de que ha llegado el momento de inspeccionar la masa media (aviv).

En un momento explicaremos por qué la cebada de masa media es aviv, pero primero terminemos de hablar de las etapas de desarrollo de la cebada.

A los 21 días (tres semanas) de la fecundación, los granos han perdido parte de su humedad, y ahora el grano de cebada tiene la consistencia de una masa de pan dura. Todavía se puede cortar con una uña, pero toma más esfuerzo. Tiene una consistencia correosa. Esta etapa se denomina masa dura, y es más o menos lo último que un agricultor quiere cosechar en sus cultivos con una hoz manual, para que las cabezas no se rompan y dejen caer sus semillas durante el proceso de cosecha. Recordando que esta etapa viene sólo unos días después de la etapa de masa media, ahora podemos entender por qué Yeshúa nos dice que el agricultor sabio pone inmediatamente su hoz tan pronto como el grano ha madurado, porque la cosecha ha llegado.

Marqaus (Marcos) 4:28-29
28 «Porque la tierra da cosechas por sí misma: primero la hoja, luego la cabeza, después el grano completo en la cabeza.
29 Pero cuando el grano madura, enseguida se mete la hoz, porque ha llegado la cosecha.»

A medida que la cebada sigue endureciéndose y perdiendo humedad, entra en lo que se llama la fase de masa muy dura. En esta fase todavía es posible abollar el grano con una uña, pero no es posible cortarlo con la uña. La masa muy dura es ya demasiado frágil para la cosecha con hoz antigua. Si se intenta cosechar con una hoz manual antigua en la fase de masa muy dura, muchas cabezas se romperán, y la cosecha de cebada se perderá (y el agricultor estará arruinado).

Por último, aproximadamente a los 31 días (es decir, un mes completo) después de la polinización de la cebada, la planta de cebada está madura para ser cosechada con una cosechadora moderna. Como ya hemos dicho, está demasiado madura para ser cosechada con una hoz, ya que, si se intenta cosechar con una hoz manual antigua en este momento, se perderá un porcentaje muy grande (si no la mayor parte) de la cosecha.

Por último, hay que destacar de nuevo que todo el proceso de maduración se produce muy rápidamente. La cebada alcanza el estado de masa media (aviv) aproximadamente 17-18 días después de la fertilización de la cebada, y es entonces cuando los agricultores deben empezar a cosechar sus cultivos, porque tienen menos de una semana para hacerlo antes de que las cabezas de cebada empiecen a romperse cuando se golpean con una hoz manual antigua.

Aproximadamente a los 31 días después de la polinización (unos 13-14 días después de que la cebada se convierta en masa media / aviv), las plantas de cebada estarán en la etapa que llamamos «maduración de la cosechadora moderna». En esta fase tardía, las cabezas de cebada son ya demasiado frágiles para cosecharlas con una hoz manual, porque las cabezas se destrozarán absolutamente (y es este destrozo del que depende la cosecha de la cosechadora moderna). Sin embargo, irónicamente, algunos grupos de búsqueda de cebada llaman erróneamente a esta etapa «aviv».


Trayendo las Primicias de Aviv o Carmel

Con estos antecedentes del desarrollo de la cebada, podemos ver que es imperativo que traigamos la primera gavilla de cebada aviv o carmel a Yahweh, para despejar el camino para el resto de la cosecha. Para ver esto, primero analicemos Levíticos 2:14, que nos dice que debemos traer una ofrenda de las primicias (בִּכּוּרִים) de nuestra cebada a Yahweh.

Vayiqra (Levíticos) 2:14-15
14 «También cuando traigáis una ofrenda de primicias [בִּכּוּרִים] a Yahweh, traeréis espigas verdes [אָבִיב קָלוּי] secadas al fuego, [y/o] carmel triturado [גֶּרֶשׂ כַּרְמֶל] que ofrecerás como ofrenda de primicias.
15 Le pondrás aceite y le pondrás incienso. Es una ofrenda de grano».

El término primicias (בִּכּוּרִים) en la Concordancia Strong es H1061, que significa el primero de los frutos. No podría ser más sencillo, pero algunos Caraítas y Mesiánicos a menudo pasan por alto (o ignoran) este requisito tan básico, aunque se refiere claramente a los primeros frutos.

H1061 bikkuwr; del H1069; los primeros frutos de la cosecha:
KJV – primer fruto (-maduro [figurativamente]), fruto apresurado.

Cuando buscamos la palabra raíz en H1069, vemos que se refiere a la fruta que es verdaderamente primera (como si «reventara el vientre») ¿Por qué estos otros grupos no pueden entender que esto significa el primero de los frutos de la cebada?

H1069 bakar; una raíz primitiva; propiamente, reventar el vientre, es decir, (causalmente) dar o hacer fruto temprano (de mujer o árbol); también (como denominativo del H1061) dar la primogenitura:
KJV – hacer primogénito, ser primogénito, dar el primer hijo (fruto nuevo).

Y no sólo nos dice Levíticos 2:14 que debe ser el primerísimo fruto de la cebada, sino que también debe estar en un estado especial, ya sea aviv (אָבִיב), o carmel (כַּרְמֶל).

Vayiqra (Levíticos) 2:14-15
14 «También cuando traigáis una ofrenda de primicias [בִּכּוּרִים] a Yahweh, traeréis espigas verdes [אָבִיב קָלוּי] secadas al fuego, [y/o] carmel triturado [גֶּרֶשׂ כַּרְמֶל] que ofrecerás como ofrenda de primicias.
15 Le pondrás aceite y le pondrás incienso. Es una ofrenda de grano».

Yahweh sólo acepta una gavilla mecida de primicias de cebada que sean aviv o carmel. Pero, ¿qué significan estos dos términos?


Aviv: Masa Media

Como ya vimos, la Concordancia de Strong define aviv como grano tierno, verde y joven.

H24 ‘abiyb; de una raíz no utilizada (que significa ser tierno); verde, es decir, una espiga joven; de ahí el nombre del mes Abib o Nisan:

El término kalui (קָלוּי) significa asado, por lo que aviv kalui se refiere a espigas jóvenes asadas. La masa media satisface perfectamente este requisito porque, aunque el grano aún está húmedo, ya tiene un contenido completo de almidón. Por lo tanto, cuando se tuesta en el fuego, se expulsa la humedad, y los granos tostados se pueden moler para hacer harina. La molienda en harina significa que podemos hacer tortillas con ella, lo que cumple el requisito de Levítico 2:15 de poner aceite e incienso sobre la ofrenda de las primicias (es decir, haciendo tortillas con ella).


15-21 Días desde el Año Nuevo hasta el Omer de Aviv

Ahora veamos el requisito de ofrecer el omer en Levíticos 23:10-11, y el versículo 14. Esto nos dice que el sacerdocio debe ofrecer el omer (la ofrenda de la gavilla mecida) el día después del Shabat de la semana en la que cae Pésaj. También dice que no podemos comer ninguna parte de nuestras nuevas cosechas hasta que hayamos traído nuestra ofrenda de primicias (omer).

Vayiqra (Levíticos) 23:10-11, 14
10 «Habla a los hijos de Israel y diles Cuando entren en la tierra que Yo les doy y recojan su cosecha, traerán al sacerdote una gavilla de las primicias de su cosecha.
11 Él mecerá la gavilla ante Yahweh, para que sea aceptada en vuestro nombre; al día siguiente del Shabat [semanal] el sacerdote la mecerá…»
14 «No comeréis pan, ni grano tostado, ni grano fresco, hasta el mismo día en que hayáis traído una ofrenda a vuestro Elohim; será un estatuto para siempre a lo largo de vuestras generaciones en todas vuestras moradas.»

Por ejemplo, en el 2021, la luna nueva de Rosh HaShaná cayó en el primer día de la semana. Catorce días más tarde, Pésaj se celebró en Shabat, y luego Yom HaNafat HaOmer fue el día siguiente. Esto significa que no se podía comer nada de la cosecha de ese año hasta el día siguiente a Pésaj. (Por cierto, este era también el caso en Josué 5:10-11). Por lo tanto, había 15 días entre Rosh HaShaná y Yom HaNafat HaOmer.

Rosh 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 Pésaj
Omer            

Alternativamente, si la luna nueva se ve en el segundo día de la semana, esto retrasa Pésaj al primer día de la semana, y entonces Yom HaNafat HaOmer no se celebra hasta el primer día de la semana siguiente. En esta condición hay 21 días desde Rosh HaShaná hasta Yom HaNafat HaOmer.

  Rosh 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
Pésaj 15 16 17 18 19 20
Omer            

Esto nos muestra que puede haber entre 15 y 21 días entre Rosh HaShaná y Yom HaNafat HaOmer. Por eso, justo antes de la luna nueva, inspeccionamos la cebada para ver si las primicias de la nueva cosecha de cebada estarán listas para presentarlas a Yahweh 15-21 días después, en Yom HaNafat HaOmer.


Las primicias de Aviv son lo Primero que se Corta

También es esencial darse cuenta de que no podemos recoger ninguna parte de la nueva cosecha antes de presentar el omer. Esto se puede ver en un análisis de Deuteronomio 16:9, que nos dice que necesitamos comenzar una cuenta de 50 días del Omer hasta Pentecostés (Shavuot) en el día que comenzamos a cortar el grano en pie (es decir, la nueva cosecha).

Devarim (Deuteronomio) 16:9-10
9 «Contarás siete semanas para ti; comienza a contar las siete semanas desde el momento en que empieces a poner la hoz al grano [en pie].
10 Entonces celebrarás la Fiesta de las Semanas a Yahweh tu Elohim con el tributo de una ofrenda voluntaria de tu mano, que darás como Yahweh tu Elohim te bendiga.»

En otras palabras, Deuteronomio 16:9 nos dice que comencemos a contar los 50 días del omer cuando comencemos a cortar las primicias de la nueva cosecha. En otras palabras, cuando cortamos las primicias de la nueva cosecha (es decir, la gavilla mecida), es cuando comenzamos la cuenta de los 50 días del omer hasta Shavuot (Pentecostés). Podemos recordar esto con una simple mnemotecnia: «Cuando empezamos a cortar, es cuando empezamos a contar. Cuando empezamos a contar, es cuando empezamos a cortar».

Es esencial darse cuenta de que Deuteronomio 16:9 nos prohíbe recoger cualquier parte de nuestra cosecha antes de presentar la gavilla mecida, porque afecta al momento de Rosh HaShaná (la Cabeza del Año). Sin embargo, algunos grupos que buscan la cebada (notablemente los Saduceos / Caraítas, y algunos Mesiánicos) malinterpretan o ignoran Deuteronomio 16:9, quizás porque no se dan cuenta de que la gavilla mecida es un símbolo de Yeshúa.


Las primicias del Omer Aviv Simbolizan a Yeshúa

Sabemos que todo en el Tanaj apunta a Yeshúa. Por ejemplo, Yeshúa fue ofrecido como la primera de las primicias entre aquellos que serán resucitados de entre los muertos.

Qorintim Alef (1 Corintios) 15:20-23
20 Pero ahora el Mesías ha resucitado de entre los muertos
y se ha convertido en las primicias de los que han dormido.
21 Porque ya que por el hombre vino la muerte, por el hombre vino también la resurrección de los muertos.
22 Porque así como en Adán todos mueren, así en el Mesías todos serán vivificados.
23 Pero cada uno en su orden: [primero] el Mesías las primicias, [y luego] los que son del Mesías en Su venida.

El patrón básico aquí es que después de presentar la primera de nuestras primicias a Elohim en la ofrenda del omer, entonces podemos cosechar nuestros cultivos. El historiador Judío Josefo nos dice que esta era también la forma en que se hacía en el primer siglo. Hablando de la ofrenda de la gavilla mecida, dice:

…ellos ofrecen las primicias de su cebada, y eso de la siguiente manera: Toman un puñado de espigas y las secan, luego las golpean un poco, y separan la cebada del salvado; luego llevan una décima parte al altar, a Dios [sic]; y, echando un puñado de ella al fuego, dejan el resto para el uso del sacerdote. Y después de esto es que pueden cosechar su cosecha pública o privadamente.
[Josefo: Antigüedades de los Judíos, Libro 3, Capítulo 10, Versículo 5].

Debemos notar varias cosas sobre este pasaje. Cuando Josefo nos dice que tomaron sólo un puñado de las espigas, eso significa que era una gavilla pequeña. Esto significa que no era necesario que campos enteros de cebada estuvieran maduros para poder ofrecer la ofrenda de la gavilla mecida; podían tener tan solo una gavilla.

Además, el hecho de que Josefo nos diga que tenían que secar las espigas antes de golpearlas un poco nos indica que las espigas estaban maduras, pero no completamente secas. Es decir, no se cosechaban secas, como lo que llamaríamos «la maduración de la cosechadora moderna». Más bien, se cosechaban cuando aún eran jóvenes, tiernas y verdes, lo que significa que eran aviv (o de masa media).

H24 ‘abiy; de una raíz no utilizada (que significa ser tierno); verde, es decir, una espiga joven; de ahí el nombre del mes Abib o Nisan:

Si estamos dispuestos a recibirlo, esto es tal como Yeshúa comenzó Su ministerio cuando tenía alrededor de 30 años de edad, que es el tiempo de la vida cuando la carne está madura, y llena (no vieja o seca).

Luqa (Lucas) 3:23
23 Y Yeshúa mismo comenzó Su ministerio como a los treinta años de edad, siendo (como se suponía) hijo de Yosef, hijo de Heli…

Además, como la cebada de masa media está completamente madura, es viable como semilla. Esto habla del simbolismo en Yojanán (Juan) 12:24, donde Yeshúa nos dice que cuando un grano de trigo (o cebada) cae en la tierra y muere, produce mucho grano (es decir, se reproduce).

Yojanán (Juan) 12:24
24 «De cierto os digo que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, produce mucho grano».

Ahora consideremos que cuando Yeshúa «cayó en la tierra y murió», muchos de los santos fueron resucitados.

Mattityahu (Mateo) 27:52-53
52 y se abrieron los sepulcros, y resucitaron muchos cuerpos de los santos que habían dormido
53 y saliendo de los sepulcros, después de su resurrección, entraron en la ciudad apartada y se aparecieron a muchos.


¿Pero qué es la Cebada Carmel Geres?

Ahora que sabemos lo que es la cebada aviv, ¿qué quiere decir Yahweh en Levíticos 2 14, cuando dice que cuando le traigamos una ofrenda de nuestras primicias, debemos traerle grano aviv tostado en el fuego [y/o] carmel geres (גֶּרֶשׂ כַּרְמֶל)? La Nueva Versión King James lo traduce como «carmel triturado», y esa es una posibilidad, pero nosotros sugeriríamos otra.

Vayiqra (Levíticos) 2:14-15
14 «También cuando traigas una ofrenda de primicias [בִּכּוּרִים] a Yahweh, traerás cabezas verdes de grano [aviv] secadas al fuego [y/o] carmel triturado [גֶּרֶשׂ כַּרְמֶל] ofrecerás para tu ofrenda de primicias.
15 Le pondrás aceite y le pondrás incienso. Es una ofrenda de grano».

Si la cebada aviv es cebada de masa media, entonces se podría sospechar que la cebada carmel sería de masa dura, porque la masa dura se puede romper o machacar en un mortero. La Concordancia de Strong nos dice que la palabra triturado es H1643, geres (גֶּרֶשׂ). Se refiere al grano que necesita ser descascarillado (es decir, el grano al que hay que quitarle la cáscara manualmente.

H1643 geres; de una raíz no utilizada que significa descascarar; un grano (colectivamente), es decir, grano:
KJV – maíz batido.

Está relacionado con H1644 garash, que se refiere a sacar algo (como cuando se saca el grano de la cáscara).

H1644 garash; una raíz primitiva; expulsar de una posesión; especialmente expatriar o divorciar:
KJV – echar (fuera), divorciar (a la mujer), expulsar (fuera, fuera), expulsar, seguramente apartar, solucionar, expulsar.

Como dijimos antes, la cebada que está completamente seca (como en la maduración de la cosechadora moderna) se separa fácilmente de la paja. Sin embargo, cuando la cebada está menos madura que eso, la cáscara debe ser removida manualmente (como con un mortero y una maja). Esto también concuerda con la descripción de Josefo.

…ellos ofrecen las primicias de su cebada, y lo hacen de la siguiente manera: Toman un puñado de espigas y las secan, luego las golpean y separan la cebada del salvado; luego llevan una décima parte al altar, a Dios [sic]; y, echando un puñado al fuego, dejan el resto para el uso del sacerdote. Y después de esto es que pueden cosechar su cosecha pública o privadamente.
[Josefo: Antigüedades de los Judíos, Libro 3, Capítulo 10, Versículo 5].

Sin embargo, hay una teoría alternativa con respecto a la cebada carmel que también parece funcionar, y es muy intrigante. Sin embargo, para entenderla, primero tenemos que hablar más sobre el proceso de maduración de la cebada, y también mirar la historia del caso de la cebada Aviv del 2021 d.C.


La historia de la Cebada Aviv del 2021 d.C.

Hubo mucho clima extremo en Israel a finales del 2020 y principios del 2021. A finales del 2020 hubo mucha lluvia en Israel, y luego en Diciembre del 2020 y Enero del 2021 hubo seis semanas de clima inusualmente cálido. Debido a este clima cálido, la cebada comenzó a madurar y parte de ella floreció. Cuando la cebada florece y es polinizada, alcanza una especie de «punto de no retorno», y sigue adelante hacia la creación de granos, incluso si el tiempo vuelve a ser frío, que es precisamente lo que ocurrió.

Tras las seis semanas de clima inusualmente cálido, volvió a hacer frío en Israel. La cebada que aún no había florecido se retrajo, mientras que la cebada que ya había sido polinizada avanzó para producir semillas. Esto dio lugar a lo que podría llamarse dos brotes de cebada. Hubo un brote de cebada temprana que se polinizó durante las seis semanas de clima inusualmente cálido, y un segundo brote de cebada que se no polinizó hasta más tarde.

El 06 de Febrero del 2021, una hermana en Yeshúa llamada Becca Biderman encontró cebada aviv (de masa media) en la tierra de Israel. Esto fue una semana antes de la luna nueva del 13 de Febrero. Por lo tanto, la luna nueva del 13 de Febrero fue también Rosh HaShaná (porque la cebada estaba aviv), y Pésaj fue en Shabat, el 27 de Febrero, con Yom HaNafat HaOmer el 28 de Febrero.

            13/02
Luna
14/02 15/02 16/02 17/02 18/02 19/02 20/02
21/02 22/02 23/02 24/02 25/02 26/02 27/02
Pésaj
28/02
1PSL
Gavilla
01/03 02/03 03/03 04/03 05/03 06/03

Los Caraítas y algunos grupos Mesiánicos de cebada dijeron que la cebada no podía ser aviv antes de la primavera (es decir, antes del equinoccio de primavera), aunque la cebada suele ser aviv antes del equinoccio de primavera (y de hecho la cebada fue aviv antes del equinoccio de primavera del 2020 también). Sin embargo, lo que fue notable en el 2021 fue que algunos de los primeros brotes de cebada parecían ser de color púrpura rayado.

Cuando la cebada se expone a un estrés climático extremo, puede cambiar de color. El cambio de color se debe a que la cebada genera antocianinas. (Cian significa azul). Las antocianinas son metabolitos vegetales secundarios que ayudan a las plantas a adaptarse a entornos extremos. Es decir, ayudan a las plantas a adaptarse. Las investigaciones actuales indican que las antocianinas son potencialmente beneficiosas para la salud humana. ¿Podemos imaginar los paralelos con Yeshúa?

La hermana Biderman sugirió que esta cebada púrpura era lo que en Levíticos 2:14 se denomina cebada carmel, porque la palabra Hebrea para viña es kerem (כרם), que parece tener la misma raíz que carmel (כַּרְמֶל). Kerem se asocia con el vino y los colores del vino, y estas antocianinas aparecen cuando la cebada está expuesta a tensiones extremas (al igual que Yeshúa estuvo expuesta a tensiones extremas). Si esta interpretación es correcta, entonces los siguientes versículos parecen hablar de Yeshúa como simbolizado por la cebada rayada y de color vino también.

Bereshit (Génesis) 49:10-11
10 El cetro no se apartará de Judá, Ni el legislador de entre sus pies, Hasta que venga Silo [el Mesías]; Y a Él se le rendirá obediencia del pueblo.
11 Atando su asno a la viña, Y el pollino de su asna a la cepa escogida, Lavó sus vestidos en el vino, Y sus ropas en la sangre de las uvas.

Y:

Yeshayahu (Isaías) 53:4-5
4 Ciertamente Él llevó nuestras penas y cargó con nuestros dolores; pero nosotros le tuvimos por azotado, herido por Elohim y afligido.
5 Pero Él fue herido por nuestras transgresiones, magullado por nuestras iniquidades; El castigo por nuestra paz fue sobre Él, Y por Sus heridas fuimos sanados.

Y:

Luqa (Lucas) 22:20
20 Asimismo tomó la copa después de la cena, diciendo: «Esta copa es el nuevo pacto en Mi sangre, que se derrama por vosotros.»

Podría ser que cuando Levíticos 2:14 nos dice que la cebada tiene que ser aviv o carmel, lo que realmente está diciendo es que aunque tengamos un año con clima extremo, debemos presentarle la primera gavilla de cebada que esté disponible, ya que el hecho de haberle presentado la primera de las cebadas es lo que despeja el camino para el resto de la cosecha.

En otras palabras, no importa si carmel significa cebada de masa dura o cebada de color vino, debemos traerle la primera gavilla de nuestros primeros frutos de cebada cuando son aviv o carmel, 15-21 días después de Rosh HaShaná. Esto es lo que despeja el camino para el resto de la cosecha. Y esto también habla de Yeshúa, que fue la primera de las primicias, despejando el camino para el resto de la cosecha de la humanidad.

 

If these works have been a help to you in your walk with Messiah Yeshua, please pray about partnering with His kingdom work. Thank you. Give