Convirtiéndose en Su Mejor Novia

En el estudio Israel Nazareno vimos que los Salmos definen la Toráh de Elohim como verdad.

Tehillim (Salmos) 119:142
142 Tu justicia es justicia eterna, Y tu Toráh es verdad.

Yeshúa dice que la hora viene, y ahora es, cuando los «verdaderos adoradores» deben adorar al Padre en Espíritu y en verdad (es decir, la Toráh).

Yochanan (Juan) 4:23-24
23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en Espíritu y en Verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.
24 Elohim es Espíritu; y los que le adoran, en Espíritu y en verdad es necesario que adoren.

Isaías dice que debemos tener tanto el testimonio (es decir, manifestar su Espíritu) y la Torah; y que si no hablamos de acuerdo con el Espíritu y la Torah, es porque no hay «ninguna luz» en nosotros.

Yeshayahu (Isaias) 8:20
20 !A la Torah y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, ¡es porque no les ha amanecido!

Satanás quiere que transgredamos la Toráh y dejemos de tener el testimonio de Yeshúa, ya que si él puede conseguir que hagamos cualquiera de estas dos cosas se demostrará que no hay «ninguna luz» en nosotros. Pero, ¿qué significa eso?

Mateo nos dice cómo Kepha (Pedro) fue capaz de caminar sobre el agua, siempre y cuando se mantuviera centrado en Yeshúa.

Mattityahu (Mateo) 14:28-31
28 Entonces le respondió Kepha (Pedro), y dijo: Adon, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.
29 Y él dijo: Ven. Y descendiendo Kepha de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Yeshúa.
30 Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: !!Adon, sálvame!
31 Al momento Yeshúa, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?

Esta es tanto una historia real como también una alegoría. Cuando Kepha mantuvo su enfoque en Yeshúa, él era capaz de hacer cosas milagrosas. Sin embargo, cuando se dejó distraer por las cosas del mundo material, ya no era capaz de hacer cosas milagrosas y comenzó a hundirse. Shaul también habla de la necesidad de mantener este mismo tipo de conexión perfecta con Elohim.

Philippim (Filipenses) 4:6-7
6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Elohim en toda oración y ruego, con acción de gracias.
7 Y la paz de Elohim, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Yeshúa Mesías.

Mientras estemos conectados con Yeshúa, Satanás puede atacarnos, pero él no puede ganar. Sin embargo, si permitimos que Satanás nos distraiga, él gana (y perdemos nuestra shalom).

Lo que Yeshúa quiere es una novia que cumpla perfectamente Su Toráh. Sin embargo, ella no puede hacer esto en su carne. Ella sólo puede cumplir Su Toráh perfectamente al permanecer centrada en Yeshúa y caminar en Su Espíritu. Si ella no camina en Su Espíritu 24 horas al día, su caminar luego es profano y Yeshúa no estará contento con ella. Además, como veremos más adelante, esto también la llevaría a aceptar una de las muchas doctrinas sustitutas de Satanás (falsos Toráh). De hecho, el Apocalipsis nos dice que el dragón (Satanás) vomita toda una inundación de aguas (falsas doctrinas) de su boca, tras la mujer (la novia), tratando de llevársela. Si ella deja de centrarse en Yeshúa y acepta cualquiera de estas falsas doctrinas, se profana a sí misma, y pierde su lugar como su novia.

Hitgalut (Apocalipsis) 12:13-17
13 Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón.
14 Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.
15 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río (doctrinas impuras), para que fuese arrastrada por el río.
16 Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca.

17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Elohim y tienen el testimonio de Yeshúa el Mesías.

Si Satanás logra que la novia cambié su foco de Yeshúa y acepte una falsa doctrina, entonces ella ya no tiene las pruebas de Su testimonio, lo cual significa que ella ya no guarda Sus mandamientos. Entonces ya no es limpia.

 

Ahora echemos un vistazo a esto de una manera diferente. Vamos a agrupar a todas las confesiones cristianas en una sola columna, y poner al Israel mesiánico en tres columnas. Además, imagine que el nivel de progreso de crecimiento espiritual, empieza de izquierda a la derecha.

Los no alcanzados aún no han nacido de nuevo. Estas son las personas que más necesitan nuestra ayuda. Yeshúa quiere que nos acerquemos a ellos con amor, y les ayudemos a que lo acepten como Su soberano. Sin embargo, para poder hacer esto, debemos ser espiritualmente maduros para hablar con ellos en amor y en Su Espíritu. Si no entregamos el mensaje en amor y en Su Espíritu, entonces la victoria viene de nosotros, en lugar de realmente venir de Elohim. Elohim no tiene ninguna razón real para bendecir esto.

Para continuar la analogía, los cristianos son un poco más maduros que los no alcanzados. Aceptan a Yeshúa como su rey, pero no siempre entienden que no pueden escoger y elegir cuales de las leyes de nuestro Rey seguir, y en lugar de ello, predican que sólo tenemos que rendirnos a nuestro Rey, y obedecerlo en amor. Sin embargo, la única forma en que los cristianos pueden escuchar el mensaje de la Toráh es si permitimos que Su Espíritu los guie a ellos en Su amor, esperando que la victoria venga de Su Espíritu, sino no, no cumplen Su labor verdaderamente.

En nuestra nueva tabla, existen tres tipos de Mesiánicos. El primer tipo de mesiánico es similar a los cristianos, porque ellos todavía son en parte cristianos. Ellos hablan de la Toráh, pero no son devotos al respecto. Ellos son como jóvenes adolescentes que quieren ser tratados como adultos, pero que todavía no entienden que hay reglas que seguir en la vida adulta. Ellos puede mezclar los nombres divinos, llamando al «Señor» como Yahweh, llamando a «Dios» como Elohim, y llamando a “Jesús” como Yeshúa. Ellos no pueden darse cuenta de que todos ellos son diferentes deidades. También pueden adorar el domingo, además del sábado, no dándose cuenta de que los días de culto no son intercambiables. Ellos pueden disfrutar de experiencias espirituales, pero no son capaces de discernir entre los espíritus puros e impuros. A veces, pueden participar de los ritos impuros, o lo que la Escritura se refiere como «fuego profano.»

Vayiqra (Levítico) 10:1-2
1 Nadab y Abihú, hijos de Aharón, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de YHWH fuego extraño, que él nunca les mandó.
2 Y salió fuego de delante de YHWH y los quemó, y murieron delante de YHWH.

El segundo tipo de mesiánico ha aprendido que YHWH quiere que nosotros obedezcamos sus reglas, pero no siempre entienden la necesidad de ser amable con los demás. Cuando se encuentra con otra persona que no ha alcanzado el mismo nivel de conocimiento que ellos tienen, pueden mirarlos hacia abajo por «no ser tan bueno como él». Pueden terminar condenando y enjuiciando, sin darse cuenta de que este es una de las maneras más rápidas para traer condenación y juicio hacia nosotros mismos.

Luqa (Lucas) 18:10-14
10 Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano.
11 El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Elohim, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano;
12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.
13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Elohim, sé propicio a mí, pecador.
14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

Hay momentos en que los líderes deben establecer un orden. Pero no se trata de esto. Lo que estamos hablando aquí es; de la forma en que los creyentes legalistas menos maduros derraman juicio y condenación sobre los demás (y por lo tanto sobre sí mismos), por menospreciar a los demás.

No sólo es importante estar bien informado y ser obediente a lo que sabemos: también es importante tener misericordia, esto da testimonio de que tenemos su Espíritu. La única manera en que podemos hacerlo es entregar el control de nuestras vidas a Elohim y dejar que Él nos guíe en cada momento. Esto tiene varios nombres. Se llama: «Manteniendo nuestros ojos en Yeshúa», «Permaneciendo en Yeshúa», «Escuchando la voz de YHWH», «Oyendo (y obedeciendo) Su voz apacible y delicada», «arrepentirse» y «permanecer en Él». Todos ellos hablan de la forma en que debemos entregar voluntariamente el control de nuestras vidas a Él, y confiar en Él para ser dirigidos y guiados por Su Espíritu.

Los cristianos, a veces, tienen más facilidad de entregar sus vidas al Espíritu que los Mesiánicos, porque las doctrinas cristianas enfatizan en la dirección del Espíritu. Los mesiánicos, por otro lado, están muy enfocados en el conocimiento y «los mandamientos de la Torah». Debido a que están tan centrados en el conocimiento (y cuestiones legales) pueden tener un tiempo mucho más difícil escuchando la voz de Su Espíritu. De hecho, he conocido a muchos Mesiánicos que no se dan cuenta de que el Espíritu de YHWH incluso tiene una voz, y que tenemos la obligación de escuchar y obedecer continuamente. Esto puede ser debido a que no entienden realmente la inmersión.

La inmersión (bautismo) es un proceso de dos partes, y hasta que tengamos las dos partes, nuestra inmersión no es completa. La primera parte es una inmersión simbólica en agua. La segunda parte es la inmersión en Su Espíritu. Ambos tuvieron lugar en la inmersión de Yeshúa (aunque muy juntos).

Mattityahu (Mateo) 3:16
16 Y Yeshúa, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Elohim que descendía como paloma, y venía sobre él.

Los Judíos religiosos se sumergen al menos una vez al mes, y en el tiempo de Yeshúa, la inmersión no era un evento de una sola vez. La inmersión simboliza la muerte y sepultura del viejo hombre. Cuando uno sale del agua, representa un nuevo hombre, guiado por Su espíritu, que nace de nuevo. Sin embargo, el derramamiento del Espíritu es un evento separado. En el caso de Yeshúa ambas cosas sucedieron uno tras otro, pero aun así fue separado.

Yo había recibido un bautismo cristiano ritual como un niño, pero yo no estaba llamado al arrepentimiento hasta 06/06/1999. Sin embargo, no recibí la inmersión del Espíritu hasta septiembre del 1999. Fue un evento separado. Se sentía como un cubo gigante de agua espiritual que fue derramado sobre mí. Me sentí lleno de energía y transformado de una forma que no puedo describir, pero también sentí como si alguien hubiera volteando un interruptor eléctrico espiritual. Aprendí acerca de la inmersión ritual hebraica en diciembre de 1999, y yo mismo me re-sumergí (en una bañera, en realidad, pidiendo al cielo y  a la tierra como testigos, porque yo no tenía a nadie más que pudiera llamar como testigo en ese momento). Sin embargo, mientras que la inmersión en agua fue buena, la inmersión del Espíritu es lo que realmente importa. Sin embargo, incluso después de Elohim derramó su Espíritu sobre mí, apenas había empezado un proceso de aprendizaje de por vida y crecimiento. Serían muchos años más tarde que entendería lo que significaba «permanecer en Yeshúa», y fue unos años después que me di cuenta de que, esto es algo que tenemos que hacer todo el tiempo.

Yochanan (Juan) 15:4-6
4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.
5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.
6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.

Irónicamente, mientras habíamos dicho antes que, este segundo tipo de mesiánico es espiritualmente «más maduro»; en un sentido en realidad puede ser menos maduro espiritualmente, porque él no entiende el papel que desempeña el Espíritu. Él es como un niño que obedece instrucciones escritas de su padre, pero no se da cuenta de que su padre tiene una voz, a pesar de que su padre está de pie allí mismo, en la misma habitación, hablando con él todo el tiempo.
Otros versículos confirman que la inmersión en agua y la inmersión del Espíritu son dos eventos separados.

Marqaus (Marcos) 1:8
8 Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Separado.

Apolos (que más tarde se convirtió en el apóstol Apolos) fue un predicador poderoso y ferviente en su espíritu, a pesar de que todavía no tenía el Espíritu de YHWH.

Ma’asei (Hechos) 18:24-28
24 Llegó entonces a Éfeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras.
25 Este había sido instruido en el camino de YHWH; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente a YHWH, aunque solamente conocía el bautismo de Yochanan.
26 Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Elohim.
27 Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído;
28 porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Yeshúa era el Mesías.

El versículo 25 nos dice que Apolos sólo conocía la inmersión de Yojanán (inmersión en agua), y, sin embargo, todavía era un hombre ferviente y elocuente que era poderoso en las Escrituras. Él fue capaz de hacer mucho por Elohim, a pesar de que sólo estaba trabajando en su propio poder y fuerza, y, sin embargo, cuando comenzó a permitir que El Espíritu operara través de él se convirtió en un predicador aún más poderoso, porque entonces ya no sólo lo era en los términos de acuerdo con la verdad de la Torah, sino que entonces también manifestó el testimonio del Espíritu de Yeshúa.

Mientras que todos podemos servir a Yeshúa en nuestro propio poder y fuerza, la única manera de tener su radiante testimonio en nosotros (y caminar en Su verdadera Toráh) es renunciar a nuestra voluntad. Para hacer esto tenemos que entregar el control de nuestras vidas a Él, y no apoyarnos en nuestro propio entendimiento.

Mishle (Proverbios) 3:5-7
5 Fíate en YHWH de todo tu corazón,
Y no te apoyes en tu propia prudencia.
6 Reconócelo en todos tus caminos,
Y él enderezará tus veredas.
7 No seas sabio en tu propia opinión;
Teme a YHWH, y apártate del mal;

Si usted ha tomado la inmersión en agua de Yochanan pero todavía no ha recibido la llenura del Espíritu por separado, a continuación, pídale, busque y llámelo con su todo su corazón y cuando Él derrame Su Espíritu sobre usted, deje que el Espíritu de Santidad lo guíe continuamente después de eso (nunca apagando el Espíritu).

Mattityahu (Mateo) 7:7-8
7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Este es el Espíritu de la Verdad (La Toráh), el cual Yeshúa nos dice que nos guiará a toda Verdad (La Toráh). Si no nos sometemos a este Espíritu de Verdad, no hay manera de que podamos caminar en Su verdadera Toráh.

Yochanan (Juan) 16:13
13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

Cuando mantenemos los ojos y oídos en Yeshúa, y escuchamos y obedecemos a Su Espíritu, entonces podemos manifestar los frutos de Su Espíritu (en lugar de la manifestación de los frutos de la carne). Esta es la única manera de poder caminar en Su verdadera Toráh y de poderlo complacer.

Sometiéndonos al Espíritu de la Verdad de Yeshúa también nos llevará a la unidad, porque nos guiará a unirnos y servir a Su cuerpo. Esto nunca se puede lograr en nuestro propio poder y fuerza. Sólo se puede lograr como resultado de la transformación espiritual. Por conveniencia, vamos a volver a insertar el gráfico anterior aquí.

En el Cumplimiento de la Gran Comisión, se muestra que el orden de Levi cambió en el momento del sacrificio de Yeshúa, mientras que el orden de Melquisedec se acercó para tomar su lugar. Esto sucedió porque la adoración de Yeshúa paso a estar situada en todo el mundo, sin embargo, el cuerpo del Mesías también tiene que permanecer unido, en consonancia con el hecho de que la Toráh requiere una nación organizada y unificada.

Desierto  Nazarenos  Israel Mesiánica
Levítico Melquisedec Vendedores Comerciantes
Organizado Organizado Desorganizado
Patriarcal Patriarcal Círculos Matriarcales
Liderazgo Liderazgo “Lo Que Sea”
Responsabilidad Responsabilidad Anarquía
Naciones Unidas Naciones Unidas Ninguna Nación
Llevado Pastor Llevado Pastor Llevado por Ovejas
Enfoque Misión Enfoque Misión Enfoque en el Compañerismo

En el Cumplimiento de la Gran Comisión, se muestra que la Iglesia Católica se modeló después de la fe original de los Nazarenos. Se llegó a construir un sacerdocio de Melquisedec en todo el mundo, como Yeshúa mandó. Aunque su doctrina es muy corrupta, tienen esencialmente la estructura correcta.

Irónicamente, cuando los Mesiánicos Efraimitas quisieron salir de la iglesia, no entendieron lo que es escuchar la voz de Yeshúa, y no fueron capaces de manifestar el testimonio de Yeshúa. Además, como no se dan cuenta del requisito de mantener su enfoque en Yeshúa, no siempre son diligentes en obedecer todo lo que Yeshúa ha mandado. Por lo tanto, al igual que Kepha, después de haber apartado sus ojos de Yeshúa, se hundió en el agua. La inundación del dragón los llevó lejos, porque no son testigos que tienen el testimonio del Espíritu de Yeshúa, ni están manteniendo todos sus mandamientos.

Hitgalut (Apocalipsis) 12:17
17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Elohim y tienen el testimonio de Yeshúa Mesías.

La única esperanza de Efraín es caer perdidamente enamorado de Yeshúa. Cuando amas a alguien, piensas en esa persona todo el tiempo. El amor por ellos brilla a través de ti. Ya no es una carga hacer cosas por ellos, aún cuan duro pueda parecerle esto. Y cuando la persona amada habla, es como música para sus oídos. Esto es lo que este tipo de amor haría por Efraín. Mantendría sus ojos en Yeshúa. Esto lo salvará de la perdición, y de ser arrastrados por la inundación.

Leave a Reply
If these works have been a help to you and your walk with our Messiah, Yeshua, please consider donating. Give