Declaración de Fe (Halajá)

Este Post también está disponible en: English Deutsch Indonesia српски Français Nederlands Português

Declaración de Fe de Israel Nazareno (Halajá)
por Norman B. Willis, Apóstol, Nasi, Israel Nazareno
Versión 6.0, del 20-12-2019

Haga clic aquí para descargar el archivo .pdf.

Muchas veces las personas quieren leer un resumen de lo que cree una organización o ministerio, para saber si quieren pertenecer a ese ministerio u organización. Debido a que Israel nazareno busca restablecer la fe original del primer siglo, nuestro resumen es bastante largo (y puede ser un estudio en sí mismo). Siéntete libre de descargar el archivo .pdf, si eso te sirve mejor. Estamos comprometidos a restablecer la fe una vez entregada a los santos, sin compromiso (Judas 3).

** **

Shalom, hermanos.

Debido a que el amor es el corazón de la Torah, también es el corazón de nuestra declaración de fe. Solo que no puede funcionar tratar de “caminar en amor” sin obedecer las reglas del Creador (de Dios). (Intentar caminar en “amor sin ley” solo abre puertas para el Adversario).

Yeshúa dijo que está llegando el momento, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarían al Padre tanto en Espíritu (amor) como en verdad (es decir, Torah, instrucción, ley, reglas).

Yojanan (Juan) 4: 23-24
23 “Pero se acerca la hora, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque el Padre busca tal para adorarlo.
24 Elohim es Espíritu, y los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad “.

Claramente, aunque necesitamos caminar en amor, también debemos obedecer las reglas de las Escrituras. Explicamos nuestra posición sobre todas estas cosas en nuestros estudios. Sin embargo, algunas personas quieren un resumen de lo que creemos que son esas reglas, para que puedan decidir si se alinean con Israel nazareno. Este es ese documento.

Este documento está diseñado para aquellos que quieren luchar fervientemente por la fe que fue entregada de una vez por todas a los santos (Judas 3). No debe haber nada en este documento que entre en conflicto con las Escrituras de ninguna manera. Si crees que has encontrado algo que está en conflicto con las Escrituras, envíanos un correo electrónico en amor, servants@nazareneisrael.org.

Sección #1. Hechos 15 y los Requisitos de Ingreso para la Comunidad.

Tribus perdidas En Israel nazareno y otros estudios, mostramos cómo Yeshúa vino a traer de vuelta a las tribus perdidas de Israel (Mateo 15:24). En el Orden de Hechos 15 y otros estudios, mostramos cómo el llamado “Consejo de Jerusalem” de Hechos 15 buscó establecer los requisitos mínimos de entrada para los nuevos conversos, para que pudieran ingresar a las sinagogas judías. Sin embargo, después de que el templo fue destruido, los Nazarenos ya no podían entrar en las sinagogas Judías, porque los Judíos Ortodoxos comenzaron a pronunciar una maldición sobre los seguidores de Yeshúa (llamado Birkhat HaMinim, el cual es el artículo 12 de la Amidah semanal). Como los Nazarenos no querían pronunciar maldiciones sobre sí mismos, tuvieron que establecer sus propias asambleas. Sin embargo, los mismos estándares de las Escrituras para la entrada siguen siendo vinculantes.

Cambio de Sacerdocios. En el primer siglo, la orden Levítica (Rabínica) había dejado la Torah de Yahweh para establecer la suya. Por lo tanto, Yahweh envió a Su Hijo Yeshúa para establecer un orden renovado de Melquisedec, para tomar su lugar. Es por eso que Hebreos 7:12 nos dice que hubo un cambio en la Torah (Ley). La orden Rabínica (Levítica) fue desmantelada, y la orden Melquisedeciana de Yeshúa dio un paso adelante para tomar su lugar (Hebreos 7:12). (Explicamos esto en ” El cambio de los sacerdocios ” en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 4 ). Si bien los dos sacerdotes operan con los mismos preceptos de la Torah, buscan aplicar los mismos preceptos de manera diferente, porque los dos sacerdotes tienen diferentes misiones.

No hay pena de muerte en la dispersión. El propósito de la Torah Levítica es unificar a la nación de Israel alrededor de un templo físico o tabernáculo en la tierra de Israel. Cuando la nación de Israel tiene un gobierno obediente a la Torah, la tierra debe mantenerse pura mediante la aplicación selectiva de la pena de muerte. Esto ayuda a convertir la tierra en un buen lugar para vivir y criar niños. En contraste, el propósito de la Torah de Melquisedec es reunir a los que ya están perdidos en la dispersión (y en la tierra). Uno de los castigos por estar en la Dispersión es que debemos obedecer a los gobiernos gentiles que se nos imponen (Romanos 13: 1-8). Debido a que los gobiernos goy (gentiles) no permiten la pena de muerte por violar la Torah, solo buscamos poner a aquellos que no obedecen las reglas de Elohim fuera de nuestras asambleas (por ejemplo, 1 Corintios 5). Esto elimina el mal del medio y mantiene el ambiente del santuario para nuestras mujeres y niños.

Liderando y enseñando con el ejemplo. Debido a que nuestra misión es reunir a las tribus perdidas de Israel y ganar las de las naciones, el liderazgo debe dirigir con el ejemplo (1 Pedro 5: 3). Los sacerdotes, los ancianos y los diáconos tienen estándares más altos que el resto de los discípulos y congregantes. Si el liderazgo no dirige con el ejemplo, y busca modificar el ejemplo de Yeshúa, deben renunciar al liderazgo (porque ya no están calificados). No puede haber desviación de este principio.

Cuatro (o cinco) requisitos mínimos. No es necesario creer el 100% de todo lo que Israel Nazareno enseña para tener comunión con nosotros. Para unirse a la comunidad, solo necesita cumplir con los cuatro (o cinco) requisitos mínimos de Hechos 15, y luego aprender y progresar desde allí. Sin embargo, no nos reunimos simplemente para adorar a Yeshúa y para aprender acerca de Él. En cambio, nos reunimos para aprender a caminar como Yeshúa y ayudarnos mutuamente a imitar Su ejemplo perfecto.

Reglamento de Hechos 15. En Hechos 15, Yaakov (Jacobo) dictaminó que aquellos gentiles (es decir, las tribus perdidas) que estaban (re) regresando a Elohim de fuera de las naciones podrían venir a las asambleas para la comunión, si se abstuvieran de cuatro comportamientos que la Torah dice que nos separará de la nación.

Ma’asei (Hechos) 15: 19-21
19 “Por lo tanto, es mi juicio que no molestamos a los que están (re) regresando a Elohim de entre los gentiles,
20 sino que les escribimos que se abstengan de las cosas contaminadas por ídolos y por fornicación y por lo que es estrangulado y por la sangre.
21 “Porque Moshé de las generaciones antiguas tiene en cada ciudad a quienes lo predican, ya que se le lee en las sinagogas cada Shabat”.

Contexto. En contexto, Yaakov dice que aquellos que ya tienen el Espíritu de Yeshúa y quieren aprender a adorar como Él adoraba, pueden ingresar a las asambleas si se abstienen de cuatro abominaciones que Yahweh dice que nos aislarán de la nación. Luego pueden entrar y escuchar la lectura de la Torah en Shabat.

A. Idolatría (es decir, adulterio espiritual)
B. Inmoralidad sexual (incluido el divorcio ilícito)
C. Carnes estranguladas (o impuras) que no tienen drenaje de sangre
D. Sangre

Existe cierta discusión sobre qué significan exactamente estos puntos (es decir, cómo se deben aplicar). En Israel nazareno definimos estas cuatro cosas de manera más indulgente para los nuevos creyentes y más estrictamente para los líderes y maestros. Los líderes y los maestros están sujetos a estándares mucho más altos porque sirven como ejemplos.

1a. No idolatría. En “ Imágenes prohibidas ” (en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 1), mostramos cómo ciertas imágenes cristianas y judías comunes se adoptan del culto pagano y se asocian con espíritus inmundos. (Véase también Sal de ella, pueblo Mío, del Dr. CJ Koster, y Las dos Babilonias, de Alexander Hislop .) Por favor, no uses ni muestres cruces, hexagramas (“Estrellas de David”), pentagramas (la estrella de Satanás), el ” pez menorah “, el Ankh, etc., en la asamblea. (Le recomendamos que tampoco los tenga en casa, porque están asociados con ciertos espíritus inmundos).

Yahweh es Celoso. Yahweh nos dice que es un Elohim celoso (por ejemplo, Éxodo 34:14). Con esto quiere decir que está celoso de nuestras lealtades y nuestras atenciones internas. Él considera que es idolatría si quitamos nuestro enfoque interno de Él, para ponerlo en cualquier otro espíritu, persona, lugar o cosa (incluidos los íconos y las imágenes religiosas).

Adoración y servicio. En “ Acerca del servicio ”, en El calendario de la Torah, mostramos que Yahweh lo considera servicio (o adoración) cuando consideramos que cualquier objeto, símbolo, pensamiento, concepto o cosa es digno de nuestro tiempo, esfuerzo, energía, adoración o atención. En otras palabras, donde sea que vayan nuestras energías y atenciones, eso es lo que servimos (o adoramos). Debido a que Él está celoso de nuestras atenciones, cuando prestamos nuestras atenciones internas a estas otras cosas, nos quita nuestro enfoque, lo que disminuye la conexión esencial que da vida. Por lo tanto, evitamos este tipo de imágenes que distraen.

No Negación de la Deidad . Además, consideramos idolatría enseñar contra el nacimiento virginal (por ejemplo, Lucas 1:27), o enseñar que Yeshúa no es Elohim (por ejemplo, Juan 3:18, Juan 10:30). Negar que Yeshúa es Elohim, o negar el nacimiento virginal es negar secciones enteras de la Escritura, lo que rompe la Escritura. Aquellos que aún no están convencidos de la deidad de Yeshúa pueden ingresar a las asambleas si desean sinceramente aprender, pero nunca se les permite enseñar bajo ninguna circunstancia.

Solo las Fiestas de Yahweh. Como explicamos en El calendario de la Torah, la idolatría incluye cualquier desviación de la adoración que Yahweh ordena. Debido a esto, evitamos Hanukkah y Purim, ya que estos no están ordenados en la Torah, sino que son adiciones hechas por el hombre que Yeshúa en realidad no guardó. (Para más detalles, vea ” Hanukkah Reconsiderada ” y ” Purim Reconsiderada ” en El Calendario de la Torah). Debido a que el liderazgo, por ejemplo, es la regla, los sacerdotes, los ancianos y los diáconos no deben guardar ni enseñar ninguna fiesta no ordenada (incluido el Día de Acción de Gracias). Tampoco guardamos cumpleaños, ya que los cumpleaños son el día más alto en el Calendario Satánico (Ver “ Acerca de los cumpleaños“, En El calendario de la Torah). Los discípulos y superiores no deben celebrar ningún día de fiesta que Yeshúa no haya guardado. Sin embargo, los visitantes que tienen curiosidad por aprender pueden asistir para aprender, incluso si sus vidas aún no se ajustan al ejemplo de Yeshúa, siempre y cuando no intenten enseñar.

Imágenes e iconos religiosos. Yahweh ordena ciertas imágenes religiosas en su templo o tabernáculo. Sin embargo, nunca se nos dice que hagamos copias de estas cosas para nosotros mismos. Yahweh es invisible (por ejemplo, Colosenses 1: 15-16), y nos prohíbe hacer objetos visibles de adoración para nosotros mismos (es decir, aparte de los que ordena).

Shemote (Éxodo) 20: 4-6
4 “No te harás una imagen tallada, ninguna semejanza de lo que está arriba en el cielo, o debajo de la tierra, o en el agua debajo de la tierra;
5 no te inclinarás ante ellos ni los servirás, porque yo, Yahweh tu Elohim, soy un Elohim celoso, que visito la iniquidad de los padres sobre los hijos a las generaciones tercera y cuarta de los que me odian,
6 pero que compadezco a miles, a los que me aman y guardan Mis mandamientos “.

El culto a las imágenes es una parte integral del Satanismo, el paganismo y la Wicca (brujería). Satanás quiere que alejemos nuestro enfoque del Creador y que adoremos los objetos creados. Objetos creados como la Cruz (el símbolo de Tamuz), la Estrella de David (el Hexagrama / Estrella de Remphan / Kiyyun), el “Pez Menorah” (Dagon / Kiyyun), la Mano Hamsa (Kabbalah, la mano que todo lo ve) y otros nos distraen de centrarnos en nuestro Elohim invisible.

Las imágenes no religiosas, como esquemas, diagramas de alambre, videos educativos, películas infantiles, etc., no son un problema, porque no invocan sentimientos de reverencia, alabanza, adoración o adoración. Simplemente transmiten información.

1b. No inmoralidad sexual. La segunda prohibición de Hechos 15 fue contra la inmoralidad sexual. Los asuntos de pureza sexual son extremadamente importantes para nosotros como Israelitas, cada vez que Israel es sexualmente inmoral, Israel cae (por ejemplo, Números 25: 1). Como explicamos en ” El corazón de Yahweh en el matrimonio “, en Relaciones de pacto , el matrimonio ideal es el de un hombre que toma una esposa de por vida (por ejemplo, Mateo 19: 8-12). Ambas partes deben amarse al menos tanto como se aman a sí mismas (si no más). El único lugar correcto para expresar la sexualidad es dentro de los límites de un matrimonio tan amoroso y dedicado, donde cualquier hijo se criará en amor y con buenos ejemplos. No debe haber relaciones sexuales fuera de un matrimonio amoroso y comprometido.

Puede parecer extraño a la gente de las culturas occidentales que pasemos tanto tiempo en lo que podría parecer asuntos esotéricos. La razón por la que lo hacemos es que cuando consideramos el alcance global de nuestra misión, necesitamos abordar los puntos para conversos en otras culturas, y muchas culturas tienen estos problemas.

Yahweh quiere matrimonios monógamos que duren toda la vida de ambos cónyuges. Esta es la regla general para la mayoría de los Israelitas. Sin embargo, hay algunas excepciones legítimas, que explicaremos brevemente a continuación (y para más detalles, vea Relaciones del Pacto ).

Yeshúa era célibe (como lo fueron Shaul y Bar Naba [Bernabé], 1 Corintios 9: 5-6). Por lo tanto, este es el ideal, pero solo para aquellos que verdadera y genuinamente se sienten llamados a este camino (Mateo 19: 8-12). Solo abogamos por el celibato para aquellos que realmente se sienten llamados a ello.

Si bien Israel tenía más de una esposa, Yahweh solo ordena la poliginia (poligamia) cuando los hermanos viven juntos, y uno de los hermanos muere sin tener un heredero (Deuteronomio 25: 5-10). En esa circunstancia, Yahweh le ordena al hombre que tome a la esposa de su hermano muerto y críe a un niño a su nombre, para que el nombre del hermano muerto pueda mantenerse vivo. En hebreo esto se llama yibbum (“yee-boom”), pero en inglés se llama matrimonio Levirato. Yibbum no es un ideal, y no lo practicamos en países que permiten una sola licencia de matrimonio a la vez. Esto se debe a que parte de la pena por estar en la dispersión es que debemos obedecer a los gobiernos sobre nosotros (Romanos 13: 1-8).

La poliginia (poligamia) no es el ideal. El tercer diezmo es el único programa de apoyo social dado en la Torah. Debido a que el tercer diezmo es difícil, históricamente la poliginia se usó como un mecanismo de apoyo social para las viudas. Si vives en un país donde se acepta la poliginia y tu esposa no lo prohibió en la ketubah, no está mal. Sin embargo, el ideal sigue siendo el de “una esposa para toda la vida”. Explicamos esto en el estudio, relaciones del pacto.

Los líderes de servicio de Yeshúa idealmente deberían tener una esposa original (1 Timoteo 3, Tito 1), a menos que se encuentren en una situación de yibbum (lo cual es raro). Los hermanos que toman una segunda esposa por razones que no sean el yibbum lícito y legal deben renunciar al liderazgo (ya que la desobediencia a la Escritura no es un buen ejemplo).

Ketubah. Una ketubah es un contrato de matrimonio escrito. Sirve como testigo de un matrimonio. Una ketubah no es el matrimonio en sí (sino que es solo un testigo escrito). Una ketubah puede seguir una fórmula estándar (y proporcionamos una en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 4), o puede hacerse a medida, pero los términos de la ketubah son importantes. Ambas partes deben revisarlos cuidadosamente. Aunque el ideal edénico es el de un hombre y una mujer juntos para toda la vida, a los hombres no se les prohíbe específicamente tener más de una esposa, a menos que esta exclusión se especifique en la ketubah (por ejemplo, Génesis 31:50). Sin embargo, si se especifica la monogamia (y la mayoría de las mujeres querrán esto), entonces la mujer tiene derecho a un matrimonio monógamo. (La única excepción es el yibbum, en países donde es legal). También debe entenderse que en la mayoría de los países con herencia cristiana, se supone la monogamia, y si se asumió la monogamia en el momento del matrimonio, se supone que forma parte del contrato de matrimonio existente (y los esposos nunca deberían jugar con esto). Una ketubah u otro certificado de boda debe exhibirse prominentemente en la sala de entrada de la casa, para que los hermanos visitantes puedan verlo fácilmente.

Matrimonio. Como se explica en ” El corazón de Yahweh en el matrimonio ” (en, Relaciones de Pacto), la sociedad cristiana occidental ha adoptado sin darse cuenta la comprensión fariseica del matrimonio y el divorcio. Debido a esto, las reglas de Yahweh para el matrimonio y el divorcio no se comprenden bien hoy. El matrimonio no es una relación bidireccional entre un hombre y su esposa, sino una relación de pacto tripartita entre Yahweh, un hombre y una mujer. Dado que es un pacto de tres vías, los hombres y las mujeres no tienen la autoridad para terminarlo sin el permiso de Yahweh (y Él nunca da este permiso). Más bien, se dijo verdaderamente, lo que Elohim ha unido, el hombre no debe separar (Mateo 19: 6).

Derecho contractual. Un pacto es un tipo de contrato muy especial, y de acuerdo con las reglas del derecho contractual, existe un matrimonio bíblico cuando ambas partes acuerdan casarse y luego consuman el matrimonio por una unión física (incluso una vez). No importa si se producen niños, lo principal es si hay un voto y una consumación (es decir, un “intercambio de consideración”). Si no hubo voto no hay matrimonio; sin embargo, si hubo un voto y consumación, hay un matrimonio legal, incluso si no hay hijos, e incluso si nunca hubo una ketubah (un contrato escrito / hoja de papel).

Divorcio y nuevo matrimonio. Como se explica en ” El corazón de Yahweh en el matrimonio“(En, Relaciones de Pacto), el término “divorcio” en las Escrituras no significa nada como el divorcio de hoy. Más bien, el término “divorcio” en las Escrituras corresponde más a la separación legal de hoy. Cuando una mujer se vuelve a casar, se rompe irrevocablemente sus contratos matrimoniales anteriores. Una vez que se ha vuelto a casar, puede que nunca se vuelva a casar con el mismo hombre. Solo puede volver a casarse con el mismo hombre si no se ha casado con nadie más desde su divorcio. En Israel Nazareno consideramos que existe un matrimonio cuando ambas partes hacen un voto de matrimonio a Yahweh, y luego consuman el matrimonio mediante una unión física (incluso una vez), ya sea que resulten hijos o no. Si no hubo voto, no hay matrimonio; sin embargo, si hubo un voto, hay un matrimonio, incluso si nunca hubo ningún pedazo de papel.

Aspectos globales de la poliginia. Dado que Israel nazareno es un movimiento global, debemos tener conciencia de las diferentes culturas que no provienen de una herencia judeocristiana. Si un hombre se convierte a Israel nazareno en un país donde la poliginia es legal (por ejemplo, un país musulmán o animista) y ya tiene varias esposas, y se siente llamado a servir, es la creencia de Israel nazareno de que puede servir en una posición de liderazgo sin despedir a sus otras esposas, siempre y cuando no defienda la poliginia para otros en el liderazgo, ni defienda la poliginia como un ideal. (“Que cada uno permanezca en el llamado en el que se le llama”).

Realidad global de la poliginia. Yahweh requiere que los hombres cumplan con sus palabras y asuman toda la responsabilidad de sus acciones. Sin embargo, la poliginia es un tema difícil en las sociedades occidentales debido a fuertes prejuicios culturales e hipocresía. Considera, por ejemplo, que en muchos países occidentales un hombre puede tener hijos de varias mujeres diferentes sin casarse con ninguna de ellas, y no existen sanciones legales. Sin embargo, si el mismo hombre se arrepiente y se casa con estas mismas mujeres, puede ir a prisión (aunque esto no contradiga las Escrituras). Además, en la sociedad occidental, un hombre puede tener una serie de matrimonios y divorcios monógamos (y tener hijos con cada esposa) y no irá a prisión, a pesar de que las Escrituras consideran que esto es sexualmente inmoral. Entonces, necesitamos sabiduría y un buen sentido de perspectiva. Por ejemplo, si Yaakov (Israel) o el Rey David aparecieran hoy, y nos sentimos llamados a servir en el liderazgo, no los pondríamos fuera del campamento por tener más de una esposa. Tampoco les diríamos que despidan a sus otras esposas e hijos. Sin embargo, debido a que estamos en la dispersión, tampoco podemos abogar por romper las leyes de las tierras en las que vivimos (Romanos 13), incluso cuando son contrarias a las Escrituras. En la práctica, lo que esto significa es que si un hombre se arrepiente, y de repente se encuentra en una situación en la que tiene múltiples responsabilidades matrimoniales, a pesar de que solo puede estar legalmente casado con una de estas mujeres, debe comportarse legalmente con las otras mujeres, y considerar que ellas también son sus esposas. (Para una discusión más detallada, vea ” Tampoco les diríamos que enviaran a sus otras esposas e hijos. Sin embargo, debido a que estamos en la dispersión, tampoco podemos abogar por romper las leyes de las tierras en las que vivimos (Romanos 13), incluso cuando son contrarias a las Escrituras. En la práctica, lo que esto significa es que si un hombre se arrepiente, y de repente se encuentra en una situación en la que tiene múltiples responsabilidades matrimoniales, a pesar de que solo puede estar legalmente casado con una de estas mujeres, debe comportarse legalmente con las otras mujeres, y considerar que ellas también son sus esposas. (Para una discusión más detallada, vea “Poliginia, concubinas y reinado “, y” Abstinencia, celibato y nazareos “, ambos incluidos en la colección de Relaciones del Pacto).

Esposas completas, prenupciales y concubinas. El ideal de Yahweh sigue siendo “una esposa para toda la vida”, pero las Escrituras asumen diferencias en el estatus legal entre las primeras esposas, y luego las esposas y concubinas posteriores. Una primera esposa es una esposa con plenos derechos legales y matrimoniales, de modo que el hombre y su esposa realmente se consideran una sola carne. Este es absolutamente el ideal bíblico. Si el hombre toma más esposas, la primera esposa (o “la esposa de su juventud”) nunca debe ser descuidada de ninguna manera (ya sea financieramente o con respecto a la intimidad). En contraste, una concubina es una esposa con derechos legales limitados, según lo acordado en el momento del matrimonio (y según lo registrado en la ketubah). El acuerdo prenupcial moderno da un ejemplo perfecto de esto. Una esposa con un matrimonio prenupcial tiene derechos legales limitados, pero por lo demás se considera una esposa “real”. Ninguna esposa puede ser “lanzada” a un papel de concubina, y no se debe alejar (divorciar) a ninguna concubina (esposa prenupcial) a menos que sea sexualmente inmoral (es decir, cometa adulterio). Es ilegal tomar “esposas temporales”, ya que el matrimonio es para toda la vida.

Divorcio. Como se explica en “ El corazón de Yahweh en el matrimonio ”, el término “divorcio” en las Escrituras se parece más a la separación legal hoy en día. Yahweh considera que el divorcio es una condición disciplinaria temporal, que se aplica solo a las mujeres que son sexualmente inmorales. Además, se supone que el divorcio (separación legal) solo durará mientras sea sexualmente inmoral. Tan pronto como deja de comportarse inmoralmente, el ejemplo de Yahweh es recuperarla. Esto se ve en el ejemplo de cómo Yahweh trata a Efraim, y cómo Yahweh le dijo a Hoshea (Oseas) que persiguiera a su esposa ramera, Gomer. El único momento en que el matrimonio se rompe es si la esposa se vuelve a casar. Si se vuelve a casar con el ex esposo después de casarse con otro hombre, entonces la tierra se contamina (Deuteronomio 24: 1-4).

Divorcio Injusto Como se explica en ” El corazón en el matrimonio de Yahweh“, si un hombre aleja a su esposa cuando ella no está cometiendo adulterio activamente, eso es inmoralidad sexual. No puede ingresar a ninguna asamblea Israel Nazarena hasta que se arrepienta y comience a tratar a su esposa de manera correcta nuevamente. (Lo mismo se aplica a las concubinas).

Matrimonio Tradicional. Las Escrituras solo aprueban las uniones entre un hombre y una mujer (e idealmente, solo un hombre y una sola mujer). Debido a que creemos en las Escrituras, no podemos reconocer ni realizar ningún otro tipo de matrimonio. Por favor, no tome esto como una excusa para perseguirnos.

Compañerismo. Nadie que esté maltratando a su esposa puede ingresar a una comunidad Israel Nazarena. No tiene sentido fingir que hay shalom cuando los hermanos maltratan a sus esposas.

1c. No carnes estranguladas. La tercera prohibición de Hechos 15 es contra las carnes estranguladas (incluidas las carnes inmundas). En Israel Nazareno tomamos esto en su valor nominal, pero con el entendimiento adicional de que las carnes inmundas también están prohibidas (ya que las carnes inmundas no se consideran alimentos en el pensamiento hebraico).

No Kosher Rabínico. Hay un argumento de que Hechos 15 prohíbe las carnes kosher no Rabínicas. Esto se basa en el Talmud Tractate Chullin 18a, que nos dice que si los animales no son drenados de sangre de acuerdo con los procedimientos de matanza Rabínica kosher, entonces “es como si (la carne) hubiera sido estrangulada”. Israel nazareno rechaza esta opinión, ya que es legal en la Torah comer caza, siempre y cuando uno desangre al animal primero (por ejemplo, Génesis 25:28, 27: 3, etc.). Parece poco probable que los apóstoles hayan establecido un estándar diferente al que Yahweh dio en la Torah, ya que eso establecería “otra Torah” (lo que no habrían hecho). (Sin embargo, incluso si los apóstoles hipotéticamente establecieran “otra Torah” [Elohim no lo quiera], no sería legalmente vinculante, porque las palabras de los hombres no tienen ninguna autoridad para reemplazar o contradecir la Torah de Yahweh.

Prácticas paganas prohibidas. Algunos plantean la hipótesis de que comer carne de animales que habían sido estrangulados era un ritual pagano en el primer siglo (como hervir a un cabrito en la leche de su madre).

Carnes limpias y Levíticos 11. En cualquier reglamento dietético, las leyes de carne limpia e inmunda de Levítico 11 también se aplicarían (porque están en la Torah de Yahweh).

Otras carnes prohibidas. Las Escrituras también prohíben los animales que ya han muerto, ya sea por causas naturales, enfermedades, cáncer o animales que han sido desgarrados por bestias (por ejemplo, Éxodo 22:31). También se prohíben los animales muertos en las carreteras y los alimentos en base a sangre (morcillas y prietas).

No OGM, preferencia por lo natural y lo orgánico. En Israel Nazareno creemos que los alimentos orgánicos y naturales son más verdaderos para los tipos de “alimentos limpios” con los que Yahweh quiere que llenemos nuestros templos espirituales. Deben evitarse los OGM y otros alimentos con ADN modificado.

1d. No sangre. La cuarta prohibición de Hechos 15 fue contra la sangre. Creemos que esto es una prohibición de comer o beber sangre, y / o productos hechos con sangre (como la morcilla o las prietas).

Niddah Hay un buen argumento de que cuando Hechos 15 menciona abstenerse de sangre como un requisito para ingresar a las asambleas (Hechos 15:20), estaban defendiendo lo que se llama las Leyes de Niddah (las Leyes de la pureza familiar), que se encuentran en Levítico 15. Este es un buen argumento en el sentido de que Yahweh quiere que los discípulos cumplan con estas leyes, pero es un mal argumento en el sentido de que no puede ser un requisito para ingresar a las asambleas, porque los adoradores tienen que ingresar a las asambleas para aprender sobre las leyes de Niddah.

Levíticos 15 y segregación de los géneros. Entre los requisitos de Hechos 15 está que los hombres y las mujeres no duerman en la misma cama cuando la esposa está en su tiempo de limpieza mensual. Además, en la sociedad hebrea, los hombres generalmente se tocan y se asocian con otros hombres, mientras que las mujeres generalmente se tocan y se asocian con otras mujeres. Los apretones de manos, abrazos y “abrazos laterales” que son comunes entre los géneros en la sociedad cristiana no se hacen en la sociedad hebrea. Los requisitos para la pureza ritual son menos urgentes en la dispersión que en la tierra, porque el propósito de Levíticos 15 es que Israel no muera en su inmundicia por contaminar Su tabernáculo, pero los preceptos son los mismos y deben ser respetados.

Vayiqra (Levítico) 15:31
31 “Así separarás a los hijos de Israel de su inmundicia, para que no mueran en su inmundicia cuando contaminen Mi tabernáculo que está entre ellos”.

Separación de los géneros en la Asamblea. Los machos y las hembras son opuestos, y los opuestos se atraen. Es una buena idea mantener una buena separación y segregación entre los géneros siempre que sea práctico hacerlo. Tradicionalmente, en la asamblea, los hombres se sientan en una sección, y las mujeres y los niños se sientan en otra, para que el enfoque pueda permanecer en Elohim. Nuevamente, esto no es tan urgente en la dispersión, pero los principios siguen siendo correctos, y deben enseñarse y obedecerse. (Para obtener más información, consulte ” Acerca de la limpieza ritual ” en el Estudio 1 de los Estudios Escriturales Nazarenos).

1e. Apoyando el liderazgo. En contexto, Hechos 15 también dice que aquellos que se abstienen de las cuatro abominaciones de Hechos 15 pueden ingresar a las sinagogas y escuchar a los que predican la Torah de Moshé. Esto se refiere al Servicio de la Torah, que es un evento formal organizado por los ancianos de cada ciudad. Esto implica apoyar a los ancianos de la asamblea, para que puedan promover la Gran Comisión en su ciudad.

Ma’asei (Hechos) 15: 19-21
19 “Por lo tanto, es mi juicio que no molestamos a los que están (re) regresando a Elohim de entre los gentiles,
20 sino que les escribimos que se abstengan de las cosas contaminadas por ídolos y por fornicación y por lo que es estrangulado y por la sangre.
21 “Porque Moshé de las generaciones antiguas tiene en cada ciudad a quienes lo predican, ya que se le lee en las sinagogas cada Shabat”.

Discipulado Es normal que los recién llegados deseen verificar las cosas por un tiempo antes de decidirse a comprometerse. Tradicionalmente, el período normal es de tres meses. Después de tres meses, los recién llegados deberían tener una idea si desean contribuir al trabajo de Yeshúa o no.

Sección 2. Más allá de Hechos 15: Definiciones teológicas adicionales

Es demasiado fácil pensar que solo necesitamos acordar las cuatro definiciones de Hechos 15, pero en realidad, tenemos la misión de establecer un gobierno espiritual global de acuerdo con una única doctrina limpia, y el liderazgo debe trabajar a partir de definiciones comunes para sea consistente. Como se dice, “Lo único que no quieres hacer es predicar la confusión desde el púlpito” (o en nuestro caso, la bimah). Es por eso que, además de aclarar los significados de los cuatro requisitos de entrada de Hechos 15, también necesitamos definir el significado de los Diez Mandamientos (las “Diez cosas”) y algunos otros puntos de la halajá donde ha habido preguntas en el pasado. El propósito es eliminar la confusión y crear una doctrina limpia y única.

2a. Los diez mandamientos (las “diez cosas”).

1. Adora solo a Yahweh.

Shemote (Éxodo) 20: 1-3
1 Entonces Elohim pronunció todas estas palabras, diciendo:
2 “Yo soy Yahweh tu Elohim, que te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de la esclavitud.
3 No tendrás otros Elohim delante de mí.

La primera orden es no adorar a ningún otro elohim (poderosos, dioses). Esto significa evitar otras religiones, y cualquier día de fiesta que Yahweh no ordene en Su Torah. (Para más detalles, consulte ” Acerca del servicio ” en El calendario de la Torah).

2. No adoración de ídolos.

Shemote (Éxodo) 20: 4-6
4 “No te harás un ídolo, ni ninguna semejanza de lo que está arriba en el cielo o debajo de la tierra o en el agua debajo de la tierra.
5 No los adorarás ni los servirás, porque yo, Yahweh tu Elohim, soy un Elohim celoso, que visito la iniquidad de los padres sobre los niños, sobre la tercera y la cuarta generación de los que me odian,
6 pero que muestro misericordia a miles, a los que me aman y guarda Mis mandamientos “.

Como explicamos en ” Acerca del servicio “, en El calendario de la Torah, el servicio y la adoración es cuando prestamos atención a cualquier persona o cosa. Cada vez que hacemos algo, tenemos una razón para hacerlo, y ese razonamiento cae en la categoría de “servicio”. Y, como Yahweh es un Elohim celoso, está celoso de todas nuestras atenciones y energías. Quiere ser la única razón por la que hacemos algo. Por lo tanto, cada vez que hacemos algo que Él no nos ha ordenado, considera que estamos adorando o sirviendo a otros elohim (poderoso, falso dios). Esto puede parecer poco importante para nosotros como humanos, pero Yahweh se da cuenta. Él quiere que Su novia le preste atención espiritual solo a Él.

3. No tomar Su nombre en vano (incluyendo, no usar mal Su nombre).

Shemote (Éxodo) 20: 7
7 “No tomarás el nombre de Yahweh tu Elohim en vano, porque Yahweh no lo dejará impune al que toma Su nombre en vano”.

Vano. En hebreo, la palabra “vano” es Strong’s Hebrew H723, shav. Esta palabra se refiere no solo al mal uso del nombre de Yahweh, sino también a dejarlo caer en desuso. Yahweh quiere que glorifiquemos Su nombre, y esto significa tanto cómo lo vocalizamos así como también, cómo lo utilizamos.

Definición y concepto. El concepto hebreo de un nombre se refiere no solo a la pronunciación, sino que también se refiere a la reputación y el renombre (por ejemplo, Proverbios 22: 1 Se debe elegir un buen nombre en lugar de grandes riquezas …). Si bien podemos discutir cómo pronunciar el nombre de Yahweh, es importante no discutir sobre ello (porque discutir sobre Su nombre no le da gloria a Su nombre).

Pronunciación. Hay mucha controversia sobre cómo pronunciar el nombre de Yahweh. Esto se debe al menos en parte a que las vocales hebreas no se escribieron hasta la Edad Media (como lo demuestra el hecho de que los Rollos del Mar Muerto no tienen puntos vocales). Debido a esto, nadie puede probar exactamente cómo se debe pronunciar Su nombre. Además, no hay mandamiento para condenar a nadie por pronunciar mal Su nombre. Por lo tanto, creemos que todos deben pronunciar la forma hebraica del nombre de Yahweh cuando se sientan convemcidos, ya sea Yahweh, Yahuweh, Yehovah, Yahuwah, etc., o ya sea Yeshúa, Yahshua, Yahushua, etc. Sin embargo, rechazamos las formas anglicadas “Jehová” y “Jesús”, ya que nunca ha habido ningún sonido “J” en hebreo. Además, como mostramos en ” Los Nombres Apartados “, en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 1 ), los nombres helenizados (por ejemplo, Dios, Señor, Jesús, etc.) derivan de los nombres de dioses paganos, o casi seguramente están contaminados por los nombres de dioses paganos, y se nos ordena no invocar los nombres de dioses falsos (Deuteronomio 12: 3-4). Sin embargo, debido a que muchos creyentes se han salvado y se han relacionado con Elohim (Dios) al invocar estos nombres helenizados, permitimos que los recién llegados usen estas formas helenizadas, pero también los alentamos a usar las formas hebraicas de las que se sientan mejor convencidos. Sin embargo, dado que el liderazgo da el ejemplo, nunca deben usar las formas paganas (Dios, Señor, Jesús, etc.).

No sustitución del Nombre. En Israel nazareno rechazamos la tradición Rabínica de sustituir títulos como “Adonai” y “HaShem” por Su nombre. En la antigüedad, el pueblo de Yahweh usaba Su nombre en saludos y bendiciones cotidianas (por ejemplo, Números 6:24, Rut 2: 4), y se nos dice que Su nombre será un memorial para todas las generaciones (por ejemplo, Éxodo 3:15 ) Los patriarcas invocaron el nombre de Yahweh, y Yahweh nos dice que quiere que glorifiquemos Su nombre a las naciones. Los sustitutos no hacen esto.

4. Establecer el Shabat apartado.

Shemote (Éxodo) 20: 8-11
8 “Acuérdate del día de reposo, para mantenerlo apartado.
9 Seis días trabajarás y harás todo tu trabajo,
10 pero el séptimo día es un día de reposo de Yahweh tu Elohim; en él no harás ningún trabajo, tú o tu hijo o tu hija, tu sirviente o tu sirvienta o tu ganado o tu peregrino que se quede contigo.
11 Porque en seis días Yahweh hizo los cielos y la tierra, el mar y todo lo que está en ellos, y descansó el séptimo día; por lo tanto, Yahweh bendijo el día de reposo y lo apartó “.

En Israel Nazareno enseñamos el Shabat del séptimo día, que dura desde la tarde del sexto día de la semana (viernes por la noche) hasta la tarde del séptimo día (sábado por la noche). Como se explica en ” El error del sábado lunar ” y ” El error del equinoccio ” (en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Dos ), rechazamos por completo los llamados calendarios “Sábado lunar” y Equinoccio, y no podemos acomodar estos calendarios, ya que contienen días festivos que Yahweh no estableció.

Levítico 23: 3 llama al Shabat una “convocación apartada”, lo que se refiere a la reunión. En hebreo, la palabra es miqra (מִקְרָא). La raíz de la palabra es kara (קרא), que significa “llamar”, refiriéndose nuevamente a una reunión pública. El prefijo mem (מ) indica “concentración”, dando una imagen de la nación reuniéndose públicamente para la adoración.

No todos tienen una comunidad local de Israel Nazareno disponible, pero si hay una comunidad local de Israel Nazareno, es mejor reunirse y practicar amistad y compañerismo. La amistad y el compañerismo nunca son fáciles, pero la facilidad de adoración no es el punto. Más bien, el mandamiento es amarse, y esto requiere práctica y trabajo. (Además, en hebreo no hay diferencia entre las palabras gustar y amor: son exactamente la misma palabra: ahava).

Yahweh quiere que nos reunamos y lo adoremos, y que aprendamos a relacionarnos y amar a los demás que Él ha elegido. Esto es extremadamente importante, ya que es una forma de refinamiento. Le agrada cuando nos refinamos de esta manera.

El reino de Yeshúa es una colección de muchas relaciones individuales. Estas relaciones requieren trabajo, y deben ser tan buenas y amorosas como sea posible. Esto requiere práctica. El objetivo final es organizar reuniones públicas, evangelizar y servir a nuestras comunidades. Esta es también la razón por la cual el resto del cuerpo tiene el deber de apoyar al liderazgo lo mejor que puedan. El liderazgo representa a Yahweh y Yeshúa ante el mundo.

5. Honra a tu padre y a tu madre.

Shemote (Éxodo) 20: 1-13
12 “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se prolonguen en la tierra que Yahweh tu Elohim te da”.

Algunos de nosotros somos bendecidos con padres que se comportan honorablemente, y otros no. De cualquier manera, este es uno de los mandamientos que está “escrito en piedra”. Incluso si nuestros padres no se comportan honorablemente, debemos honrarlos lo mejor que podamos. Sin embargo, hay muchas maneras de hacer esto, y debemos aplicar la sabiduría al interpretar esta regla. Por ejemplo, Jonatan honró a su padre, el Rey Shaul, e incluso murió mientras le era leal (1 Samuel 31). No obstante, Jonatan se puso del lado de David cuando supo que su padre estaba equivocado (por ejemplo, 1 Samuel 19-20). Michal también le mintió a su padre para salvar la vida de David, cuando sabía que David era inocente (1 Samuel 19:17). Del mismo modo, Yeshúa honró a su padre y a su madre, pero también sabía que si su familia biológica no se involucraba en el trabajo de Yahweh, entonces su mayor lealtad necesitaba ir a sus hermanos espirituales, quienes buscaban hacer el trabajo de Yahweh (por ejemplo, Lucas 18: 19-21). Esto nos muestra que si bien debemos honrar a nuestro padre y a nuestra madre, si nuestra familia biológica no es parte de la familia espiritual de Yahweh, entonces nuestra prioridad debe ir a nuestra familia espiritual.

6. No asesinato.

Shemote (Éxodo) 20:13
13 “No matarás”.

Hay muchas veces que se le ordena a Israel matar, pero la Escritura prohíbe matar sin causa (es decir, asesinato). Si un congregante comete un asesinato (Yahweh no lo quiera) y no se arrepiente sinceramente, debe ser “puesto fuera del campamento”. Sin embargo, si se arrepiente sinceramente (lo que implica hacer una restitución lo más que pueda), debe ser restaurado. Sin embargo, no debe volver a servir en el liderazgo a menos que se presencie un arrepentimiento profundo; e incluso entonces, solo después de muchos años (quizás 5) que hayan transcurrido desde el punto de arrepentimiento.

7. No adulterio.

Shemote (Éxodo) 20:14
14 “No cometerás adulterio”.

Este mandamiento ilustra la importancia de las promesas y votos. La fornicación es sexo fuera del matrimonio mientras uno no está casado. Si bien esto está condenado, técnicamente no conlleva la pena de muerte. En contraste, el adulterio se define como el sexo fuera del matrimonio mientras uno está casado. Esto conlleva la pena de muerte en la Torah, porque implica romper un voto del pacto (o una promesa). Yahweh considera que los votos del pacto son muy sagrados.

Cualquier adulterio o fornicación debe ser abordado por el liderazgo, siguiendo meticulosamente el proceso de Mateo 18, como se explica en ” El Proceso de Mateo 18 ” y ” Adulterio y Mateo 18 “, en el estudio de Relaciones del Pacto . Cualquier líder atrapado en adulterio o en fornicación debe renunciar inmediatamente al liderazgo y puede asistir después de un arrepentimiento completo, pero no debe servir en el liderazgo nuevamente a menos que se presencie un arrepentimiento profundo; e incluso entonces, solo después de muchos años (quizás 5) que hayan transcurrido desde el punto de arrepentimiento.

8. No robar.

Shemote (Éxodo) 20:15
15 “No robarás”.

Los que roban deben ser puestos fuera de la congregación. Esto incluye incluso infracciones “menores”, porque indica un espíritu equivocado, y los espíritus equivocados deben ser puestos fuera del ambiente del santuario. Esto también incluye el robo del gobierno, a través de la evasión fiscal o el fraude fiscal. Si alguien roba y se arrepiente sinceramente, debe regresar a la congregación. Sin embargo, no debe volver a desempeñar un papel de liderazgo a menos que se haya presenciado un profundo arrepentimiento, e incluso entonces, después de muchos años (quizás 5) que hayan transcurrido desde el punto de arrepentimiento.

9. No falsos testigos contra tu prójimo.

Shemote (Éxodo) 20:16
16 “No darás falso testimonio contra tu prójimo”.

El mandamiento de no dar falso testimonio contra nuestros vecinos es más que un simple “no mentir”, y se necesita sabiduría para comprender este mandamiento. En general, Yahweh odia la lengua mentirosa (Proverbios 6:17), y en general, odia la mentira. Sin embargo, existen ejemplos de “mentiras justas” en las Escrituras. Por ejemplo, David fingió locura para salvar su propia vida (1 Samuel 21:14). Michal le mintió a su padre, el Rey Shaul, para salvar la vida de David cuando ella sabía que David no tenía la culpa (1 Samuel 19:17). Ya’akov (Israel) engañó a su padre Isaac a pedido de su madre Rebecca (Génesis 27:13). Las parteras mintieron en Egipto, para salvar a los niños varones de nacer. Esto demuestra que es correcto decir una mentira para salvar vidas o miembros, o para evitar dañar el reino de Yeshúa. Sin embargo, tal mentira es en gran medida la excepción, más que la regla.

La lealtad de la familia biológica nunca es una excusa para cometer una injusticia ante Yahweh. Nunca se debe hacer una declaración falsa si obstaculiza u obstruye el reino de Yeshúa. Decir incluso pequeñas mentiras para beneficio personal es un gran pecado, porque hacer cualquier cosa por razones egoístas indica un espíritu egoísta (en lugar de desinteresado). Ese tipo de espíritu es de Satanás y necesita ser puesto fuera del campamento. No tiene lugar en el entorno del santuario.

Si alguien es sorprendido mintiendo y se arrepiente sinceramente, se le debe permitir regresar a la congregación. Sin embargo, no debe tener un papel de liderazgo a menos que se presencie un arrepentimiento profundo; e incluso entonces, hasta transcurrido muchos años (quizás 5) desde el punto de arrepentimiento.

Técnicamente, lo que Yahweh prohíbe en el noveno mandamiento es dar falso testimonio contra su prójimo (es decir, contra otros Israelitas) en un tribunal de justicia, como el coordinado por la Reina Jezabel contra Nabot en 1 Reyes 21:10, o contra Yeshúa en Mateo 26 : 60-61.

Si bien este mandamiento técnicamente no impide dar un falso testimonio contra los enemigos de Israel en un tribunal de justicia, es mejor ser honesto. Este mandamiento generalmente se malinterpreta como el mandamiento de ser honesto, y dado que la honestidad es generalmente algo bueno (y Yahweh lo favorece), esta interpretación errónea se ha mantenido. En general, estamos de acuerdo con la idea de que la honestidad es la mejor política (aunque técnicamente hay excepciones). (Por ejemplo, si los nazis llaman a tu puerta y te preguntan si estás escondiendo a algún judío, es mejor mentir, para proteger la vida de los Israelitas, aunque el hermano Judah intenta convertirnos o matarnos).

10. No codiciar.

Shemote (Éxodo) 20:17
17 “No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás a la esposa de su prójimo ni a su sirviente ni a su sirvienta ni a su buey ni a su burro ni a nada que pertenezca a tu vecino”.

No codiciar requiere que recordemos que Elohim está completamente a cargo de todas las cosas, y que siempre nos da todo lo que quiere que tengamos. Si queremos algo, solo necesitamos pedir en oración, manteniendo nuestro enfoque en Él. Sin embargo, cuando codiciamos, apartamos nuestro enfoque del Creador y lo ponemos en parte de la Creación (y generalmente es algo que Yahweh le ha dado a nuestro hermano). Esta es una “bofetada en la cara” para Yahweh, porque indica que queremos algo más de lo que Él quiere para nosotros. También indica que no confiamos en Él. También niega efectivamente el alcance del poder de Yahweh. Todos estos son una “bofetada en la cara” para Yahweh, e indican un espíritu inmundo.

2b. Otros asuntos.

Más allá de los cuatro requisitos de entrada de Hechos 15 y los Diez Mandamientos, hay varios otros problemas que deben definirse, de modo que se pueda formar un cuerpo sobre una doctrina limpia. A menos que se indique lo contrario, estos son puntos de doctrina para Israel nazareno, y los líderes que no estén de acuerdo con estos puntos de vista deberían renunciar inmediatamente al liderazgo, porque no es aceptable que los líderes prediquen contradicciones desde la bimah (púlpito).

No debe haber nada en esta declaración que no esté de acuerdo con las Escrituras. (El propósito es resumir claramente lo que dice la Escritura). Si crees que existe alguna discrepancia entre este documento y la Escritura, envíe un correo electrónico a servants@nazareneisrael.org.

1. Canon. Nuestro canon consiste en los 42 libros del hebreo Tanach (“Antiguo Testamento”) y los 24 libros del Pacto Renovado (el “Nuevo” Testamento). No aceptamos el Talmud, Kabala, los Apócrifos o los Evangelios Gnósticos. Encontramos el Libro de Jasher y el Libro de Enoc interesantes (como se mencionan en la Escritura), pero no los vemos como Escritura, y no deben usarse para la doctrina. Creemos que el Texto Masorético ha sido alterado (ver las Enmiendas de los Soferim) pero es generalmente confiable, con algunas pequeñas excepciones. Creemos que los textos griegos son generalmente confiables, cuando se entienden en un contexto semítico (hebreo o arameo).

2. La inspiración En Nazareno Israel creemos que el Brit Chadasha (Pacto Renovado) se inspiró originalmente en hebreo o arameo, con una traducción temprana al griego. No creemos que la Peshita oriental sea el texto original, por razones explicadas en ” Acerca de la Peshita ” (en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 3 ). En Israel Nazareno también rechazamos la doctrina católica de que toda la Escritura está “igualmente inspirada”. Más bien, en ” Acerca de la inspiración y las Escrituras ” (en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 2) explicamos que solo las palabras de Elohim (Yahweh, Yeshúa y las palabras de los profetas cuando profetizaban) son las inspiradas. El resto de la Escritura es muy importante, pero las palabras de los hombres nunca pueden reemplazar o competir con las palabras de Elohim. En otro idioma, las palabras de los apóstoles nunca son “iguales” a las palabras de Yahweh, y por lo tanto, las palabras de los apóstoles nunca pueden usarse para “explicar” las palabras de Elohim. Las palabras de Elohim son siempre la máxima autoridad, y las palabras de los hombres solo ayudan a explicar o aclarar las palabras de Elohim. Esta es una distinción importante, porque si entendemos esto, no intentaremos usar las palabras del Apóstol Shaul (Pablo) para derrocar las palabras de Yahweh o Yeshúa (es decir, Elohim).

3. Yahweh. Creemos que Yahweh Elohim es el Creador del cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos. Él es eternamente preexistente. Es nuestro deber y privilegio alabarlo, servirlo y purificarnos obedeciendo Sus instrucciones y Sus preceptos (sin alteración). Yahweh nos dice que lo adoremos a Él y solo a Él (Éxodo 20: 1-2). También dice que no lo adoren de la misma manera que otros dioses falsos son adorados (Deuteronomio 12: 3-4). Estos son “problemas de salvación”, porque Él dice que planea destruir a aquellos que no lo obedecen en esto. Los líderes que no están totalmente de acuerdo con esto deben renunciar de inmediato al liderazgo (para evitar la molestia de eliminarlos).

4. Yeshúa. Creemos que Yeshúa es el Hijo del Elohim viviente, nacido de la virgen Miriam (María) y el Ruach HaQodesh (el Espíritu Apartado). Paradójicamente, es tanto hombre como divino. Él también es manifestación de Yahweh Elohim. Se pueden encontrar más detalles en el estudio ” Yeshúa: Manifestación de Yahweh “, en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Uno . Los creyentes pueden ingresar a nuestras asambleas si están seriamente interesados ​​en aprender más sobre cómo Yeshúa es Elohim. Sin embargo, si no está de acuerdo después de tres meses, no deben quedarse. Los líderes que no están totalmente de acuerdo en que Yeshúa es Divino, y que nació de una virgen, deben renunciar de inmediato al liderazgo, porque el trabajo de un líder de servicio es dar un ejemplo correcto.

5. Predestinación y Predeterminación. La Escritura es clara en que nuestras vidas y nuestra salvación están predestinadas (o predeterminadas). Sin embargo, esto no significa que no necesitemos ser celosos. Por el contrario, significa que debemos ser tan celosos como podamos, porque este tipo de celo le agrada. (Para más detalles, consulta ” Acerca de la predestinación ” en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Uno ).

6. La salvación es por medio del favor (gracia) a través de la fe, no de las obras, pero las buenas obras son evidencia de la verdadera salvación. Somos salvados por el favor inmerecido de Yahweh (gracia). Él nos eligió primero (cuando aún éramos pecadores), para que nadie se jactara (Romanos 5: 8, Efesios 2: 8-9). Debido a que Él nos eligió primero, incluso nuestra fe no proviene de nosotros mismos. Más bien, lo ha puesto en nosotros. Sin embargo, todavía realizamos buenas obras para complacerlo y ser aprobados. Esto es como cualquier padre ama a sus hijos, ya sea que lo obedezcan o no, pero él solo los aprueba (y podría darles una herencia) si lo obedecen con entusiasmo y lo honran.

7. Preceptos y Torah. Yahweh busca establecer el Reino de Elohim aquí en la tierra. Está llevando a cabo una campaña militar espiritual para someter a la tierra. Hay muchas fases diferentes para esta operación, y las instrucciones específicas (Torah) cambian en cada fase. Sin embargo, los preceptos (es decir, establecer el reino de Yeshúa según la justicia de Elohim) permanecen para siempre iguales. Es por eso que hubo un cambio en la Torah cuando los sacerdotes fueron transpuestos (Hebreos 7:12). Cuando la unción pasó del orden Levítico al orden de Melquisedec, los puntos de la Torah también cambiaron, pero los preceptos siguieron siendo los mismos. Para más detalles, vea ” El cambio en los sacerdocios “, en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 4 .

8. Ministerio Quíntuple. Como explicamos en el Gobierno de la Torah y el Orden de Hechos 15 , Yeshúa mismo mandó una organización diferente para Su orden de Melquisedec. Hay sacerdotes separados (que no poseen nada, Lucas 14:33), y hay sacerdotes no separados (o laicos), que incluyen ancianos, diáconos y discípulos. Todos estos son una nación de reyes y sacerdotes, pero debido a que Yahweh es un Elohim de orden, debe haber orden entre ellos. En el orden Levítico, la gente diezmaría a los Levitas, y los Levitas diezmarían a los sacerdotes, y los sacerdotes diezmarían al sumo sacerdote. En la orden Melquisedeciana, los discípulos diezman a los diáconos, los diáconos entregan el diezmo a los ancianos, y los ancianos diezman al sacerdocio separado. (Para más detalles, vea El Orden de Hechos 15 y el Gobierno de la Torah).

9. Un cuerpo (No sectarismo). Como explicamos en el Gobierno de la Torah y el Orden de Hechos 15 , solo hay un cuerpo del Mesías (1 Corintios 12), así como solo había una nación de Israel en el desierto. Se supone que debemos estar organizados y altamente coordinados, bajo la dirección y el liderazgo del sacerdocio separado. Esto está probado en muchos lugares de las Escrituras (especialmente en Hechos 2, 4, 6, 15 y 21).

10. No comercialización. Yeshúa nos dice que la casa de Yahweh no se convertirá en una casa de mercancías (Juan 2:16). Elohim dice que Su palabra debe ser dada gratuitamente, sin costo (Isaías 55: 1, Mateo 10: 8, etc.). Él quiere que todos sus ministros trabajen juntos en Su ministerio (según el modelo del ministerio quíntuple), en lugar de trabajar en sus propios ministerios personales. Cuando los ministros compran y venden sus ideas, y se quedan con el dinero para ellos, esto fragmenta el liderazgo y, por lo tanto, fragmenta el cuerpo. También lleva a las personas a concluir erróneamente que no hay necesidad de dar al trabajo de Yeshúa, porque creen que pueden comprar los libros y videos que quieran. Pero eso está mal.

11. Los líderes de servicio lideran con el ejemplo. Yeshúa es nuestro ejemplo, y se humilló para convertirse en un siervo. Debemos imitarlo. Por lo tanto, el liderazgo debe dar el ejemplo. Debido a esto, si algún líder da un mal ejemplo y no cumple con los estándares establecidos en las Escrituras, debe renunciar a su posición de liderazgo de servicio. Nunca puede haber “tenencia” en Israel nazareno, o “tenencia” en el liderazgo. Los puestos de liderazgo deben ganarse a través del servicio y dar el ejemplo correcto cada día.

12. La ordenación. Los requisitos de ordenación están cubiertos en el documento, Ordenación y liderazgo de servicio.

13. La circuncisión. Como explicamos en el Estudio Israelita Nazareno de Pesaj, la circuncisión es uno de al menos tres signos eternos del Pacto (otros dos son el Shabat y Pesaj). Aquellos que no están circuncidados físicamente pueden asistir a la asamblea, pero no pueden celebrar Pesaj hasta que todos los varones de su casa estén circuncidados físicamente (Éxodo 12:48). La circuncisión se realiza idealmente en el octavo día de la vida de un niño varón, cuando el sistema inmune está en su apogeo. Sin embargo, si no se hizo entonces, se puede hacer en cualquier otro momento. Además, como explicamos en el capítulo sobre “Circuncisión antigua” en el Estudio Israelita Nazareno de Pesaj, no es necesario quitar todo el prepucio. Más bien, todo lo que se requiere es un corte “en el prepucio”. Más allá de esto, rechazamos el requisito rabínico de “re-circuncisión” para los conversos, ya que eso es agregarle a la Torah.

14. Inmersión (bautismo). La inmersión (bautismo) no es necesaria para la salvación, pero es apropiado cumplir con toda justicia (Mateo 3:15). Nos sumergimos solo en el nombre de Yeshúa, por razones explicadas en el estudio, ” Inmersión solo en el nombre de Yeshúa“, contenido en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 3 .

15. Calendario. En Israel nazareno seguimos el calendario de la Torah (es decir, el calendario de la cebada de Aviv y la luna creciente), ya que este es el calendario que se usó en los días de Moshé (Moisés) y en la época de Yeshúa (en el primer siglo). No usamos el calendario Rabínico “judío”, ya que incluso los rabinos están de acuerdo en que no es el calendario que ordena la Escritura. Tampoco usamos el llamado calendario de “Sábado Lunar”, o el calendario Equinox, ya que se reúnen en días diferentes. Además, parece haber diferentes espíritus detrás del uso de estos calendarios alternativos. Para más detalles, vea ” El error del sábado lunar ” y ” El error del equinoccio ” (en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen Dos ).

16. Títulos. En Mateo 23: 8, Yeshúa nos dice que no se nos llame “rabino” o “padre”, por lo que no usamos esos títulos. Además, usamos los títulos de los ministerios como descripciones, no como nombres. Yaakov (Jacobo) era el nasi (presidente, primer ministro, príncipe) del consejo apostólico (el Beit Din Gadol), pero cuando se dirigió a él, lo llamaron Yaakov, no “Apóstol Yaakov”). (Si a las personas les resulta útil ir por títulos, no lo detenemos, pero tampoco lo alentamos).

17. Roles de género. Hay tres oficios clásicos en las Escrituras: el rey, el sacerdote y el profeta (y el juez es una combinación especial de dos o tres). Las Escrituras nos dan ejemplos de juezas (por ejemplo, Deborah, Jueces 4), y había mujeres reyes (reinas), pero no hay ejemplos bíblicos de mujeres sacerdotes. Como mostramos en “ Junia: ¿Mensajera o mujer apóstol? ”(En Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 4 ), no había mujeres apóstoles. Tenemos algunos ejemplos de mujeres maestras (por ejemplo, Priscilla, Hechos 18:26), pero cuando las mujeres sirven como maestras, siempre deben estar bajo la dirección y la responsabilidad de su esposo (quien sirve como su cobertura). Para más detalles, ver ” Roles de género en el Reino “, en el estudio Relaciones del Pacto.

18. Diezmos, regalos y ofrendas. Como explicamos en el Gobierno de la Torah , hay tres diezmos bajo el orden Levítico. El primer diezmo es para el sacerdocio, el segundo diezmo es para las fiestas y el tercer diezmo (dos años en siete) es para los pobres. Sin embargo, ahora estamos bajo el orden Melquisedeciano, y aunque creemos que los tres diezmos todavía se aplican, no podemos probar que todavía se apliquen tres diezmos. Más bien, solo podemos probar que todavía se aplica un diezmo (para el sacerdocio) (Génesis 14:20, 28:22). Sin embargo, también parece claro que, en lugar de mirar porcentajes específicos, Yahweh está buscando ver cuánto queremos hacer por Su Hijo, y si todo lo que hacemos es consumir, y no devolver, esto no le agrada a Yahweh, porque Yahweh ama al dador alegre a la causa de su Hijo (2 Corintios 9: 7).

19. Pro-semitas pero antisionistas. Como se explica en el estudio Israel Nazareno, somos una mezcla de Efraimitas y Judíos. Como tal, somos hijos de Israel. Por lo tanto, el antisemitismo no tiene sentido. Sin embargo, no somos sionistas, ya que el sionismo es un esquema político diseñado para restaurar al pueblo judío a la tierra de Israel sin someterse primero a Yeshúa. Para obtener más detalles, consulte ” El sionismo político reconsiderado “, en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 3. (A pesar de que buscan exterminarnos, amamos a nuestros hermanos y hermanas Judíos ortodoxos, y oramos por ellos).

20. Respeto al gobierno. Se nos dice que obedezcamos a los gobiernos establecidos sobre nosotros (Romanos 13: 1-8, 1 Pedro 2: 13-17, Tito 3: 1-8), en la medida en que no conduzcan a la muerte de otros Israelitas o nos impidan testificar de nuestra fe en Yeshúa. Solo cuando los gobiernos de los hombres nos piden que permanezcamos mientras otros Israelitas mueren, y cuando nos dicen que no testifiquemos nuestra fe en Yeshúa, debemos desobedecerlos (Hechos 4: 19-20, Daniel 3:12, etc. ) (Para más detalles, vea “ Obediencia al gobierno, v2.0 ” en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 1 ). Israel Nazareno no apoya ni aprueba la evasión de impuestos, ni las actividades antigubernamentales de ninguna forma (Romanos 13: 1-8, 1 Pedro 2: 13-17, Tito 3: 1-8).

21. Tzitzit. La Escritura nos ordena que usemos borlas (tzitzit, tzitziyot en plural) en las cuatro esquinas de las prendas con las que nos cubrimos, para que podamos mirarlas y recordar cumplir con todos los mandamientos de Elohim (Deuteronomio 22:12, Números 15: 38) Según la Torah, estas borlas deben tener un hilo azul. Si bien los arqueólogos han encontrado el tinte azul de caracol marino, Murex Trunculus, en el Monte del Templo, no creemos que Israel haya podido encontrar tinte de caracol marino en cantidades suficientes en el desierto, ya que era demasiado raro (y no se encuentran caracoles marinos en el desierto). En cambio, los estudios de palabras indican que puede haber sido un tinte índigo natural, y el tinte índigo natural se comercializaba comúnmente en esa área, en ese momento. (Para más detalles, consulte ” Acerca de las borlas (Tzitzit) ” en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 2). Debido a que no hay pruebas concluyentes, aceptamos cualquier tinte azul. También seguimos la tradición sefardí de exigir tzitzit solo en el talit (y no en toda la ropa), ya que los profetas solían ir desnudos (por ejemplo, 1 Samuel 19:24, Isaías 20: 2-3), y no estaban rompiendo la Torah cuando lo hicieron.

22. Mezcla de fibras. Levítico 19:19 y Deuteronomio 22: 9-11 nos dicen que no mezclemos fibras en la ropa. Si bien estos pasajes se traducen al inglés de varias maneras, parece claro que a Yahweh no le gusta mezclar. Israel Nazareno recomienda (pero no requiere) que las personas usen fibras puras (es decir, 100% lino, 100% algodón, 100% lana, etc.). Sin embargo, esto no es obligatorio, solo se recomienda y alienta firmemente, pero se requiere para el sacerdocio.

23. Cubiertas para la cabeza para hombres. Las cubiertas para la cabeza de los hombres no son bien entendidos, debido a las traducciones incorrectas de 1 Corintios 11: 4. La iglesia enseña que 1 Corintios 11: 4 dice que los hombres no deben cubrirse la cabeza mientras oran o profetizan, pero esto es contrario a la Torah y al contexto hebraico. Cuando analizamos el griego, lo que realmente dice es que los hombres no deben decorar su cabello (como hacen las mujeres). Además, Éxodo 39 nos dice que los sacerdotes Levitas debían usar un uniforme cuando estaban de servicio, y este uniforme incluía dos cubiertas para la cabeza (Éxodo 39:28). A muchos hombres no les gusta esta idea, porque las cubiertas de cabeza no son cómodas y no siempre están de moda. Sin embargo, debe quedar claro que servir a Yahweh no se trata de nuestra comodidad. También debemos darnos cuenta de que al sacerdocio se le ordenó dejar sus vestiduras sacerdotales (incluidas las cubiertas de la cabeza) dentro del Templo físico cuando estaban fuera de servicio (Levítico 16:23). Sin embargo, aunque no hay una orden escrita para que la orden Melquisedeciana cubra la cabeza, parece probable que Yeshúa cubriera su cabeza, porque era un Oriental del Oriente, y un Hebreo, y un Judío, y un Sacerdote. También parece que en el futuro, cuando se fusionen las órdenes Levíticas y Melquisedecianas y se reconstruya el templo, es probable que el sacerdocio renovado también use dos cubiertas para la cabeza. (Para más detalles, consulta “Coberturas de Cabeza en las Escrituras, v2.0 ”en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 1). En Israel Nazareno creemos que el sacerdocio debe cubrirse la cabeza mientras está de servicio (y los sacerdotes siempre están de servicio). Sin embargo, no existe un requisito escrito para que los ancianos, los diáconos y los discípulos se cubran la cabeza (solo el sacerdocio).

24. Cubiertas para la cabeza para mujeres. Si bien es cierto que no existe una orden de “así dice Yahweh” para que las mujeres se cubran la cabeza, Israel es un pueblo muy tradicional, y la tradición de Oriente Medio y Hebraica es que las mujeres casadas se cubran la cabeza cada vez que salen de casa (para ocultar su belleza de todos menos de sus maridos). Esto no solo indica que están casadas, sino que también ayuda a los hombres a mantenerse enfocados en Yahweh (y no ser distraídos por su belleza). Las mujeres solteras (que están disponibles para el matrimonio) pueden dejar su cabello descubierto cuando salen, para anunciar su estado civil. Sin embargo, todas las mujeres (ya sea casadas o no) deben cubrirse la cabeza en la asamblea, para no distraer a los hombres (y especialmente a los ministros [a menudo traducidos como mensajeros, ángeles, 1 Corintios 11:10]). A algunas mujeres no les gusta cubrirse la cabeza, porque no es cómodo, pero de nuevo, el servicio a Yahweh no se trata de nuestra comodidad, sino de justicia. Es cierto que el único comando “así dice Yahweh” para que las mujeres se cubran la cabeza se encuentra en la Torah del Marido Celoso (Números 5), donde la cabeza de la esposa de un hombre celoso se descubre como parte del ritual. Claramente, si su cabeza está descubierta, entonces debe estar cubierta antes de que pueda ser descubierta. Por lo tanto, como mínimo, las mujeres deben cubrirse la cabeza en un ambiente de adoración, y Shaul nos dice que las mujeres deben cubrirse la cabeza cuando oran o profetizan (1 Corintios 11: 5). Esto no siempre es popular, pero la verdad es que ayuda a los hombres a mantenerse enfocados en Yahweh cuando las mujeres ocultan su belleza de una manera modesta. (Para más detalles, consulta “Cubiertas de Cabeza en las Escrituras v2.0, “en Estudios Escriturales Nazarenos, Volumen 1).

25. Etnobotánica.
En Israel nazareno creemos en obedecer las leyes de las tierras donde vivimos (Romanos 13: 1-8). También creemos en comportarnos sabiamente. Sin embargo, dicho eso, Yahweh nos permite consumir todas las plantas que tienen semillas (Génesis 1:29). Además, como explicamos en ” Cannabis y la Biblia ” (en Salud espiritual y curación), cuando leemos en hebreo, uno de los ingredientes del aceite de la unción sacerdotal era kaneh bosem (cannabis, Éxodo 30:23). Kaneh bosem también se comerciaba libremente en el antiguo Israel (Isaías 43:24, Jeremías 6:20, Ezequiel 27:19). Además, cuando leemos el hebreo para el aceite de la unción sacerdotal, casi todos los ingredientes son psicoactivos, y las sustancias vegetales psicoactivas se mencionan muchas veces en las Escrituras (incienso, mirra, nardo, cálamo, canela, casia, etc.). La medicina moderna también está descubriendo que estas sustancias tienen beneficios médicos y pueden curar diversas enfermedades. Si estas sustancias vegetales naturales son legales (de acuerdo con la ley del hombre), entonces son legales de usar (de acuerdo con la ley de Yahweh), pero solo si se usan sabiamente y con discreción. Lo principal es escuchar al Espíritu y obedecer lo que dice. (Para detalles, Cannabis y la Biblia“, en Salud espiritual y curación).

26. La Palabra de Yahweh es la Autoridad Final. Es deber de todo Israel leer y estudiar la palabra de Yahweh por sí mismos. Este es un documento vivo. Si en algún momento nos convencemos de que un punto doctrinal debe actualizarse para hacerlo más bíblico, lo haremos. La Palabra de Yahweh es siempre más importante que la del hombre.

Que Yahweh nos guíe a caminar en Su verdad, de acuerdo con el Espíritu de Su Hijo.

Norman B. Willis
Nasi, Israel Nazareno